P. 1
Técnica de pintura en seda

Técnica de pintura en seda

|Views: 5.306|Likes:
Publicado porMmayua
Curso de pintura en seda
Curso de pintura en seda

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Mmayua on Mar 01, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/15/2014

pdf

text

original

TÉCNICA DE ACUARELA EN SEDA

La técnica de la acuarela es otra de las posibilidades que presenta la pintura sobre seda.

Por ejemplo, para sombrear un pétalo se pone agua en uno de los extremos y se empieza a pintar por el otro extremo con el color deseado. El agua y el color fluyen por la seda y cuando se juntan el agua y el color de cada extremo, se pasa por encima un algodón o pincel seco y se espera al secado total de la seda. La técnica de la acuarela también, se puede adaptar a una superficie grande como fondo de un pañuelo. Después de colocar la seda sobre el bastidor, se moja con agua toda la superficie del tejido por igual y, sobre ésta, se aplican los colores tal y como vienen o diluidos en agua.
Las pinceladas que, en un principio quedan

marcadas, irán desapareciendo con el secado. Para realizar un sombreado, primero, se da el color más claro, solapando cada brochazo de pintura. Se van aplicando las distintas tonalidades de un mismo color de lado a lado y en sentido descendente, hasta acabar con el tono más oscuro. En cada cambio de color, se mezclan las pinturas, pasando un pincel o brocha seca sobre la línea donde las sombras se solapan. Esto nos dará un resultado de una perfecta mezcla gradual. Otra posibilidad de esta técnica es el empleo del anti difusor con el que conseguiremos dibujar con precisión cualquier grafismo o detalle decorativo en un fondo ya preparado, sobre el cual, aplicaremos el anti difusor.

Se empleará un pincel blando y grueso o una brocha de las mismas características. Para proceder a decorar la seda, se debe esperar a que el anti difusor este completamente seque.

Heliografía o técnica del sol
Procedimiento particularmente simple pero de sorprendentes resultados producidos por el efecto del sol. La pintura reacciona al secarse en exposición al sol. Primero, debemos humedecer la seda con la esponja y aplicar la pintura, sobre la que depositamos las plantillas realizadas en cartón o acetato con las formas deseadas que luego aparecerán en la seda. También, podemos salpicar la seda húmeda con sal gorda para obtener degradaciones y
efectos de color.

A continuación, dejamos secar la seda al sol o bajo una lámpara de infrarrojos. Una vez seca, retiramos la sal y las plantillas para comprobar el efecto

La seda: como elegir
La seda es un tejido fino, suave y lustroso de gran resistencia, elasticidad y duración formado por hebras muy flexibles con las que construyen sus capullos diferentes larvas de insectos. Para pintar seda, emplearemos seda refinada, importada de China
Los diferentes tipos de seda refinada: Ponga:

Twill:

Tejido liso, ligero y poco brillante. Para pintar es el tipo de seda más común, su gramaje oscila entre los 20 a 30 gr/m2, numeradas del 5 al 9.

Seda muy suave, tejida en diagonal
Crepe: Satín:

Tejido ligeramente granuloso

Seda muy brillante, tanto del revés como del derecho
Bourrette:

Muselina o gasa:

Tipo de seda de mayor gramaje, resistente y granulosa.

Se caracteriza por su trasparencia es muy ligera y de gran suavidad A la hora de elegir el tipo de seda a decorar, debemos tener en cuenta que con cada una tendremos un resultado distinto, el color será más o menos intenso dependiendo de la absorción de la pintura en el tejido. Encontraremos la seda en rollo y se adquiere por metros aunque, también, se comercializan prendas confeccionadas, listas para ser decoradas: como pañuelos de diferentes proporciones, cojines, corbatas, y otros accesorios, como los que encontrarás en nuestra tienda.

Preparación de la seda:

Si adquirimos la seda en rollos sin confeccionar, será necesario cortarla con las medidas adecuadas. Primero, con las tijeras hacemos una incisión con un margen de dos centímetros más el tamaño elegido y, a continuación, partiendo de esta incisión, rasgamos el tejido con un movimiento rápido

La seda ya confeccionada, está preparada para ser pintada y no lleva apresto, tan sólo será necesario plancharla antes de colocarla en el bastidor. Si la seda lleva algún tipo de apresto, es necesario eliminarlo con un baño de agua y jabón ya que el apresto puede dificultar la expansión de la pintura en la seda.

Seda: Aplicación de la guta
Para delimitar áreas de color sin que se mezclen los tonos por la expansión de la pintura sobre la seda, trazamos los contornos del diseño con guta. Se puede hacer con guta a la esencia o guta al agua; guta trasparente, de colores y tonos nacarados y metalizados Trabajamos normalmente con un aplicador especial con boquillas metálicas de distintos grosores según el perfil deseado para las líneas de guta en la seda. Es necesario que la guta penetre adecuadamente en las fibras del tejido y que los contornos estén perfectamente cerrados antes de aplicar el color. Esto se puede verificar a contraluz. Una vez seca la guta, aplicamos los colores. También emplearemos guta, para reservar ciertas zonas de

la decoración.

En este caso, utilizamos guta a la esencia que aplicamos con un pincel de cerda, creando diferentes efectos según el trazo de la guta y el color de ésta. Para ciertos detalles en las composiciones, utilizamos gutas en tonalidades nacaradas, sin efecto de reserva, tan solo para simular reflejos o un matiz
Para estampar motivos sobre la seda, se utiliza

especial.

la guta directamente sobre un papel o acetato. Primero, dibujamos el motivo con la guta en un acetato Colocamos la seda sobre la mesa fijándola con cinta adhesiva y estampamos el motivo realizado con guta en el acetato. El motivo se estampa con la guta húmeda. Antes de que la guta esté seca, despegamos el acetato delicadamente y retocamos los perfiles con un palillo de madera

Aplicar el color
Una vez perfilados los contornos del motivo con la guta (ver lección aplicación de la guta), dejamos secar la guta, y coloreamos el motivo con pinturas especiales para seda termofijables. La pintura se aplica con pinceles de pelo natural de marta especiales para pintar seda. Cargamos el pincel con pintura y damos color a la seda comenzando por el centro del motivo Colocamos la punta del pincel sobre la seda y, poco a poco, apoyamos el resto de los pelos para descargar la pintura. Trabajamos de colores claros a oscuros Podemos aplicar los colores planos sin mezclar ni matizar unos tonos con otros o superponer las tonalidades en una misma pincelada, trabajando con dos o tres colores en el pincel para crear matices de luces y sombras. Para trabajar con dos o tres colores en una misma pincelada, debemos tomar cada color con la punta del pincel y, entre cada toma de color, volver el pincel hacia arriba para hacer bajar la pintura hasta la viola. Según se toma de cada color y su posición en el pincel las mezclas sobre la seda serán diferentes. También, podemos emplear un diluyente para sustituir un color, aclarar los colores y dar un efecto de luz.

Seda: técnica del batik
Técnica original de la isla de Java, en Indonesia.

Consiste en teñir o pintar la tela, generalmente seda o algodón, mediante reservas de cera de modo que el color no penetre en las zonas preservadas con cera. La cera, especial para este uso no es válida cualquier tipo de cara, se calienta al baño maría y se aplica con una brocha o pincel de cerda natural, trazando el motivo que no deseamos manchar de color. Se puede trabajar de forma simple con una sola sesión de reserva. Aplicando una sola reserva de cera y coloreando el tejido. También se pueden hacer varias reservas de cera en varias sesiones para crear distintos efectos de coloración

Aplicamos cera, coloreamos y dejamos secar la seda antes de aplicar la nueva reserva de cera y el color. Es recomendable comenzar por los colores más claros La cera una vez aplicada y antes de dar color, se puede arrugar para obtener un efecto craquelado y aquí al dar el color, este penetra por las grietas. Para ello, retiramos la seda del bastidor, la arrugamos y la colocamos de nuevo en el bastidor para dar color. Finalizada la decoración, retiramos la cera con ayuda de la plancha, colocando entre el tejido y la plancha, hojas de periódico o papel secante

Cuando la cera se ha eliminado por completo, se desengrasa el tejido con un baño de esencia de trementina o en la tintorería.

Seda: decoración con batik
Pañuelo decorado con la técnica de batik Materiales y herramientas

- Pañuelo de seda - Bastidor y chinchetas - Cera especial para batik - Pinturas especiales para seda color frambuesa, azul, verde y turquesa. - Pinceles de esponja - Pinceles planos de cerda - Papel absorbente de cocina - Papel secante y plancha

amarillo,

1- Comenzamos colocando la seda sobre el bastidor y calentamos la cera al

baño maría 2- A continuación realizamos la primera reserva de cera, trazando con un pincel de cerda tres motivos de caracola grandes en los ángulos del pañuelo. 3- Seguidamente, aplicamos, con el pincel de esponja, pintura color amarillo y frambuesa, sin mezclar los tonos y difuminando los colores con papel de cocina absorbente. En esta técnica es conveniente trabajar primero con los tonos claros y, después, con los oscuros. 4- Una vez la pintura está seca, retiramos el pañuelo del bastidor y lo arrugamos para agrietar la cera. Con ello, conseguiremos que al aplicar otro color sobre la seda, la pintura penetre en las grietas obteniendo un efecto craquelado de dichos motivos. 5- Continuamos, realizando la segunda reserva de cera, colocando de nuevo la tela sobre el bastidor y trazando, con los pinceles de cerda impregnados en cera, los motivos que aparecen en amarillo y frambuesa. 6- Una vez preservados los motivos, damos color

verde y turquesa con el pincel de esponja, realizando líneas paralelas siguiendo la diagonal del cuadro y difuminando con papel absorbente la zona de unión entre un color y otro 7- Seca la pintura, realizamos la tercera reserva de cera, mediante círculos y espirales más pequeñas y aplicamos a todo el pañuelo color azul marino, retirando el exceso de color y difuminado el tono con papel de cocina. 8- Para terminar, dejamos secar la pintura, retiramos el bastidor y eliminamos la cera, con la plancha. Colocando, entre el pañuelo de seda y la plancha, hojas de papel secante o de periódico, cambiando de papel tantas veces como sea necesario hasta retirar la totalidad de la cera. 9- Por último, desengrasamos la seda con un baño de esencia de trementina y fijamos los colores con la plancha.

Pañuelo de seda

Materiales y herramientas

Pañuelo de seda Bastidor y chinchetas Papel calco, lápiz, cartulina y tijeras -lápiz fantasma Guta nacarada color blanco Guta metalizada color plata - pintura para seda colores: amarillo, amarillo dorado, verde, azul marino, rojo y naranja. - pinceles para seda

Comenzamos haciendo la plantilla del pez con el que decoraremos el pañuelo de seda. (Ver esquema al final del ejercicio) Lo dibujamos en papel vegetal y, después, lo reportamos a una cartulina, recortando la silueta que nos servirá de plantilla para dibujar sobre la seda. Una vez que tenemos la plantilla, colocamos la seda en el bastidor, con el lápiz fantasma, trazamos los peces que decoran la seda, superponiendo unos peces sobre otros. A continuación, trazamos con la guta los contornos de los peces, combinando tonos metalizados en plata para unos peces y nacarados en blanco para otros, dejando secar la guta de un color antes de aplicar otro. Verificamos que los contornos estén todos cerrados con la guta antes de comenzar a aplicar le color. El color se aplica con un pincel especial para seda, combinando los diferentes tonos En las superficies coloreadas de verde y azul, antes de que se sequen, se matizan con unas gotas de agua que aplicamos con la
punta del pincel para crear un efecto tex turado.

Es importante dar las gotas de agua e con el inmediatamente secarlas secador de pelo para que el agua no se expanda demasiado Una vez finalizado el trabajo, fijamos los
colores con la plancha

Seda: cuadro modernista
Cuadro de estilo modernista decorado en tonos rosas con pinturas para seda, delimitando las áreas de color con guta en color negro.

Materiales y herramientas

Seda - bastidor - chinchetas - pinturas para seda - guta negra - pinceles - diseño 1. Comenzamos, colocando la seda en el bastidor y seleccionamos el diseño que deseamos realizar, en este caso, unas flores modernistas. 2. Reportamos el dibujo a la seda con la ayuda de un papel de calco y un lapicero de mina dura. 3. A continuación, perfilamos los contornos con la guta en color negro para controlar la distribución de la pintura, delineando las distintas áreas de color. 4. Coloreamos las flores en distintos tonos, soplando bien las pinceladas para evitar arrugas y rayas, controlando la expansión de la pintura. 5. Seguidamente, aplicamos con rapidez el color de fondo, un poco diluido en agua 6. Por último, se fija la pintura con ayuda de una plancha y retiramos la guta con agua fría.

La seda y My Silky Way
El primer encuentro con una pintura en seda es siempre sorprendente. Sorprendente por la especial conjunción de propiedades de sus dos componentes: por un lado, los colores (los tintes) son intensos y vivos, vibrantes; por otro lado, la seda tiene

un brillo, una caída y una suavidad excepcionales de los que carecen otros soportes de pintura, como el lienzo, el papel, u otro tipo de tejidos naturales como el algodón o la lana. Estas singulares características hacen de la seda un versátil e inmejorable medio de expresión artística, ya que puede utilizarse tanto para la confección de prendas de vestir como para decoración (por ejemplo, en forma de cuadros brillantes, coloridos y originales). En My Silky Way se intentan reunir las especiales propiedades de los colores y de la seda, potenciando mutuamente el brillo y la alegría de éstos. Esto se consigue mediante diseños coloridos, divertidos, y un poco naíf, que dan vida a la seda convirtiéndola en algo original, único e irrepetible. Cada una de las piezas (ya sean cuadros o prendas) pintadas en seda se realiza a mano, en un proceso totalmente artesanal, que hace que ninguna de ellas sea exacta a cualquier otra. La forma en que los colores se funden entre sí es siempre distinta, siempre nueva, y es una de las razones por las que este arte es tan especial. La pintura en seda de My Silky Way define un modo personal de entender este "arte en seda", buscando siempre gamas de colores, degradados y contrastes en cada una de las piezas artesanales, con una preferencia marcada por los colores puros, brillantes, vivos, que se mezclan y funden entre sí para atrapar la luz sobre la seda y devolverla a nuestros ojos multiplicada, gracias a las especiales características de este tejido. Asimismo, los detalles nacarados en forma de hilos dorados, plateados y cobres, hacen que se potencie aún más este efecto. My Silky Way" es un juego de palabras que viene de "The Milky Way", que significa "la Vía Láctea". En inglés, "silk" es seda; de este modo, "My Silky Way" vendría a expresar un camino propio y particular de entender la seda: en My Silky Way, la pintura en seda pretende plasmar la creatividad del arte en una obra llena de alegría, optimismo, y que aporte, por qué no, felicidad, ya que en muchas ocasiones acabamos siendo aquello de lo que nos rodeamos...

El contenido de esta web será actualizado periódicamente con nuevas creaciones u ofertas, por lo que se aconseja visitarla regularmente para poder beneficiarte a la hora de realizar tus compras de seda. Aquí encontrarás, por ahora, cuadros y pañuelos pintados a mano sobre seda. Pero también puedes encontrar... ¡todo aquello que se te ocurra! Porque todo aquello que imagines y que no encuentres aquí, puede ser creado gracias a tus ideas. Si buscas un regalo original, único y con estilo... aquí lo encontrarás. Si encuentras algo que quieres pero en un color diferente, puede hacerse en tu color. Si quieres algo totalmente distinto a lo que hay... ¡también puede hacerse! todo es personalizable y todo por el mismo precio. Todas las propuestas serán bien recibidas, lo cual incluye sugerencias tanto acerca de los productos My Silky Way como acerca de la Web en sí o de los servicios que ésta proporciona, así que... ¡sé libre de comentar todo aquello que te apetezca! Nunca lo que se pretende mostrar es lo que se encuentra realmente. Esto es aún más cierto en el caso de la pintura en seda, dado que, aunque cualquier imagen valga más que mil palabras, mil imágenes son incapaces de sustituir el hecho de tener una seda entre las manos, apreciar su caída, su suavidad al tacto y su brillo No obstante, se intentará, a lo largo de estas páginas, intentar paliar la experiencia real mediante imágenes de detalles en los que se aprecien las características de la pintura en seda. Para ello, la gran mayoría de las fotos de la Web pueden ampliarse, de modo que se pueda apreciar gran parte del brillo de la seda una vez pintada. Además, se intentará acercar este mundo a todos aquellos que lo desconozcan, mediante la breve descripción de los orígenes de la seda, su historia, y un pequeño acercamiento al arte y la técnica de la pintura en seda, gracias a un manual para principiantes en el que se apreciará el trabajo que encierra este tipo de arte o artesanía.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->