P. 1
Condensado fermiónico

Condensado fermiónico

3.0

|Views: 28.688|Likes:
Publicado porusuarioich

More info:

Published by: usuarioich on Mar 01, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/30/2013

pdf

text

original

CONDENSADO FERMIÓNICO (SEXTO ESTADO DE LA MATERIA

)
El condensado de Fermi es un estado de agregación de la materia en el que la materia adquiere superfluidez. Se produce a temperaturas muy bajas cercanas al cero absoluto. Fue creado en la universidad de Colorado por primera vez en 1999. El primer condensado de Fermi formado por átomos fue creado en 2003. La naturaleza del condensado implica que todas las partículas que lo conforman se encuentran en el mismo estado cuántico, lo cual es sólo posible si dichas partículas son bosones (componentes del estado Bose-Einstein). Ahora bien, el Principio de exclusión de Pauli impide que cualquier pareja de Fermiones (componentes de este estado) ocupe el mismo estado cuántico al mismo tiempo. Por lo tanto un condensado fermiónico no debería existir. Sin embargo, en el año 2004, el grupo del Deborah Jin logró la condensación de pares de átomos fermionicos. El principio de exclusión de Pauli establece que es imposible que dos fermiones ocupen el mismo lugar. Deborah Jin, Markus Greiner y Cindy Regal han dado un paso más y también, gracias a la ultra congelación de partículas, han encontrado un nuevo estado de la materia, el sexto: EL GAS FERMIÓNICO. Como aseguran estos físicos, el hielo cuántico (estado Bose-Einstein) está compuesto de bosones, una clase de partículas que inherentemente son gregarias (tendencia a agruparse) y sus leyes estadísticas tienden a favorecer la ocupación múltiple de un mismo estado cuántico. Sin embargo, el gas fermiónico está completamente integrado por fermiones. Éstos, a diferencia de los bosones, son poco sociables y por definición nunca dos de ellos pueden ocupar el mismo estado de movimiento. Un par de fermiones idénticos no pueden ocupar el mismo estado cuántico. A altas temperaturas, las conductas de estas partículas elementales son casi imperceptibles. Sin embargo, cuando se enfrían tienden a buscar los estados de más baja energía y es en este instante cuando se acentúa el carácter antagónico de bosones y fermiones. ¿Pero cómo se comportan los fermiones ultra congelados? Para resolver el enigma, los físicos de Boulder usaron rayos láser para atrapar una pequeña nube de 500.000 átomos de potasio. Limitando su movimiento natural, enfriaron los átomos a 50.000 millonésimas de grados por encima del cero absoluto (-273,15°C). Por su carácter arisco o antisocial, los fermiones de esos átomos deberían repelerse, pero no fue así. Al aplicar un campo magnético a los átomos superfríos, éstos se juntaron brevemente en parejas y crearon un maravilloso condensado. Según los padres del nuevo estado, este hallazgo podría dar pie a una amplia gama de aplicaciones prácticas. Por ejemplo, el gas fermiónico ofrece una nueva línea de investigación en el campo de la superconductividad, el fenómeno por el que la electricidad discurre sin resistencia alguna. Jin sospecha que el sutil emparejamiento de un condensado fermiónico es el mismo fenómeno de emparejamiento que se ve en el helio-3 líquido, un superfluido. Los súperfluidos fluyen sin viscosidad, así que los condensados fermiónicos deberían hacer lo mismo. Un fenómeno relacionado cercanamente es la superconductividad. En un superconductor, los pares de electrones (los electrones son fermiones) pueden fluir con cero resistencia. Existe un enorme interés comercial en los superconductores porque podrían ser utilizados para producir electricidad en forma más barata y más limpia, y para crear maravillas de alta tecnología como trenes levitantes y computadoras ultra-rápidas. Desdichadamente, los superconductores son difíciles de manejar y de estudiar.

Los condensados fermiónicos podrían ser de ayuda. El mayor problema hoy en día con los superconductores es que la temperatura más cálida en la que pueden operar es de apenas – 135° C. El nitrógeno líquido o cualquier otro criogénico necesario para enfriar los alambres hace que los aparatos que utilizan superconductores sean caros y abultados. Los ingenieros preferirían trabajar con superconductores a temperatura ambiente. “La fuerza de unión en nuestro condensado fermiónico, ajustada para masa y densidad, podría corresponder a un superconductor de temperatura ambiente”, hace notar Jin. “Esto hace que sea optimista acerca de que la física fundamental que aprendamos a través de los condensados fermiónicos ayude a otros a diseñar materiales superconductores más prácticos”. La NASA tiene muchos usos para los superconductores. Por ejemplo, los giróscopos que mantienen orientados a los satélites podrían utilizar rulemanes (elemento mecánico que reduce la fricción entre un eje y las piezas conectadas a éste, que le sirve de apoyo y facilita su desplazamiento) hechos de imanes superconductores, mejorando su precisión. También, ya que los superconductores pueden trasladar la misma cantidad de corriente que el cobre en un alambre mucho más fino, los Los pares de fermiones motores eléctricos superconductivos a bordo de las naves pueden unirse y actuar como espaciales podrían ser de 4 a 6 veces más pequeños que los bosones. En este diagrama, motores ordinarios, ahorrando un volumen y un peso preciosos. los espines de las partículas emparejadas están alineados. Otros especulan que los superconductores podrían jugar un En el trabajo de Jin, son papel importante en una base permanente en la Luna. Los superconductores serían una elección natural para una opuestos. generación y trasmisión ultra-eficiente de energía, ya que las temperaturas ambientes bajan hasta los –173° C durante la larga noche lunar.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->