Está en la página 1de 40

III ENCUENTRODE PEQUEÑOS PRODUCTORES MINEROS Y

PRODUCTORES MINEROS ARTESANALES DE LA PROVINCIA

DE QUISPICANCHIS

Riesgos del Uso de Mercurio


en la Pequeña Minería y
Minería Artesanal
Mag. Ing. PEDRO CAMERO
HERMOZA
Docente UNSAAC
Cusco, agosto 2009
MINISTRO DEL AMBIENTE AFIRMA QUE SERÁN SUSPENDIDOS LOS

DERECHOS MINEROS


• Minería artesanal arroja 26 mil kilos de mercurio a ríos



• Zonas de la cuenca de ríos Tambopata y Madre de Dios están

afectadas

• Minería informal causa daños irreparables al ecosistema, sostiene


que Mediante un decreto supremo se declarará en suspensión
total todos los derechos mineros en las cuencas de los ríos
Tambopata y Madre de Dios hasta la frontera con Bolivia, para
contener la continua contaminación y depredación de las áreas
naturales protegidas, anunció ayer el ministro del Ambiente,
Antonio Brack. (24-3-09)


• - Dijo que la minería informal estaba causando daños enormes al
ecosistema, a los ríos y a las áreas protegidas en la Región
Madre de Dios, contaminando ríos y bosques con sustancias
MERCURIO Y LA SALUD DEL
HOMBRE

• El mercurio puede originar diversos


cuadros de intoxicación.
• Si ingresa al organismo puede
permanecer por mucho tiempo en el
cerebro y riñones, y en casos
extremos puede causar la muerte.
• El mercurio puede ingresar al
organismo por inhalación de sus
vapores, por contacto frecuente con
la piel o por el uso y consumo de
aguas contaminadas con este
• Los efectos son más graves en los
tejidos en formación y se manifiestan
en los recién nacidos en
contaminación pre y postparto, en un
tamaño del cerebro inferior al normal
o problemas motores graves que se
manifiestan después del nacimiento,
tal como se manifestó en Minamata y
Niigata en Japon en los ’50 o en el
Iraq a principios de los ’70.
• Según la OMS un 5% de una población
adulta con una concentración de
mercurio total en sangre de 0.2-0.5
mg/l que corresponden a 50-
125mg/kg en cabello o a un aporte
diario y continuo de 3 a 7µg/kg. de
Absorción del mercurio

• La inhalación de vapores mercuriales es


la principal vía de entrada del
mercurio metálico en el organismo.
Alrededor de un 80% de los vapores
de mercurio inhalado se absorbe a
nivel alveolar. La absorción de
mercurio metálico a través del
aparato digestivo es despreciable
(menos de 0.01 % de la dosis
administrada). Asimismo, es posible la
penetración subcutánea de mercurio
metálico
• Las principales vías de entrada de
compuestos inorgánicos de mercurio
(sales mercuriales) son los pulmones
(atomización de las sales de
• El mercurio tiene un gran número de efectos
sobre los humanos, que pueden ser todos
simplificados en las siguientes
principalmente:
• Daño al sistema nervioso
• Daño a las funciones del cerebro
• Daño al ADN y cromosomas
• Reacciones alérgicas, irritación de la piel,
cansancio, y dolor de cabeza
• Efectos negativos en la reproducción, daño en
el esperma, defectos de nacimientos y
abortos
• El daño a las funciones del cerebro puede
causar la degradación de la habilidad para
aprender, cambios en la personalidad,
temblores, cambios en la visión, sordera,
incoordinación de músculos y pérdida de
la memoria. Daño en el cromosoma y es
conocido que causa mongolismo.
¿Cómo se manifiesta el efecto
tóxico del mercurio ?

• Se manifiesta con diferentes


síntomas de envenenamiento,
como:
Ø inflamación de la boca y encías,
Ø irritación de los ojos y la piel,
Ø pérdida del apetito,
Ø pérdida de la memoria,
Ø temblores, irritabilidad, depresión,
dificultad para respirar, vómitos y
gastroenteritis.
La exposición repetida a altos niveles de

vapor de mercurio (Extracción de oro)


produce:
• Salivación excesiva.
• Dificultad para respirar y fatiga.
• Bronquitis.
• Temblores e Irritabilidad.
• Cambios en la personalidad.
• Sensación de dientes que flotan y dolor
en los mismos.
• Daño renal y respiratorio que puede
conducir a la muerte

Transporte, distribución y excreción

• Tras penetrar en el organismo, el mercurio metálico continua como tal


durante un corto espacio de tiempo, lo que explica que pueda traspasar
la barrera hemato - encefálica.
• En la sangre y en los tejidos, el mercurio metálico se oxida rápidamente
para formar iones mercurios Hg- que se fijan a las proteínas. En la
sangre, el mercurio inorgánico también se distribuye entre el plasma y
las células.
• Tras la exposición a vapores de mercurio metálico, este se deposita
en los riñones y el encéfalo, y cuando la exposición es a sales
inorgánicas, dicha fijación se realiza en los riñones.
• El mercurio inorgánico se excreta primordialmente a través del colon y de
los riñones. Asimismo la eliminación también puede realizarse, de forma
parcial a través de la saliva, la piel y la transpiración. También puede
detactarse mercurio en el aire respirado durante algunas horas después
de la exposición a vapores de este metal. Cuando se exuda mucho, la
cantidad de mercurio que se elimina junto con el sudor puede que sea
importante.
• La vida biológica media del mercurio metálico en el organismo es
de alrededor de 60 días. Un individuo que no tenga ninguna
exposición de carácter profesional al mercurio, suele eliminar por orina,
por termino medio, menos de 10 microgramos diarios. En cuanto al
mercurio orgánico, podemos decir que el metil mercurio se une a las
células rojas de la sangre (mayor a 95%) y sólo una pequeña parte de
este compuesto se une a las proteínas del plasma. El metil mercurio se
concentra en el sistema nervioso central, sobre todo, en la sustancia
gris. La concentración más elevada se ha encontrado en la corteza
occipital y en el cerebelo. Aproximadamente un 10 % de la tasa total de
mercurio del organismo se encuentra en el cerebro. En las mujeres
gestantes, el metil mercurio traspasa la barrera placentaria y llega al
feto, en cuyo cerebro se acumula.
Tipos de Intoxicación
• La intoxicación aguda producida por la inhalación de vapores de mercurio puede que
ocurra por contaminación accidental de zonas escasamente ventiladas durante la
extracción de mercurio a partir del mineral, o el calentamiento de aleaciones a base
de mercurio. Los síntomas son: irritación pulmonar (neumonía química), que puede
conducir a un edema agudo del pulmón. También es posible que afecte la función
renal.
• La introducción subcutánea de mercurio metálico puede que solo produzca una
inflamación local o, también, es posible que provoque, secundariamente, algunos
signos ligeros de intoxicación mercurial (insuficiencia renal pasajera, alteraciones
moderadas del aparato digestivo, con sabor metálico en la boca, alteraciones neuro-
psiquicas, anemias) o, en otros casos, pueden llegar a presentarse complicaciones
de carácter grave debido a embolización del mercurio en los tejidos.
• El mercurio metálico también puede causar eczema alérgico de contacto y, sus sales,
son irritantes de la piel.
• Si la exposición excesiva no se corrige, las manifestaciones neuro-vegetativas (temblor,
sudoración, dermografismo) se tornan más evidentes, asosiandose con
modificaciones del carácter y de la personalidad y, quizás, alteraciones del aparato
digestivo (estomatitis, diarrea) y un deterioro del estado general del paciente
( anorexia, perdida de peso). Una vez alcanzado este estado, es posible que ya no
se logre una recuperación total.
• El mejor índice de riesgo de intoxicación clínica es la concentración hemática de metil
mercurio. Los valores hemáticos comprendido entre 200 y 500 microgramos por litro
están relacionados con un riesgo apreciable de intoxicación ligera, mientras que los
valores comprendidos entre 1000 y 2000 microgramos por litro lo están con graves
lesiones cerebrales. El momento de la vía más sensible a la intoxicación por metil
mercurio es la fase intrauterina. El feto es entre 2 y 5 veces más sensible que el
hombre adulto. La exposición en la fase intrauterina se traduce en parálisis cerebral.
• En la intoxicación mercurial crónica predominan
los síntomas digestivos y nerviosos, y aunque
aquellos se presentan antes, estos son más
manifiesto y dolorosos; pueden presentarse otros
síntomas más significativos, pero menos intensos.
La duración del período de absorción del mercurio,
que precede a la aparición de síntomas clínicos
depende del nivel de absorción de factores
individuales. Los principales signos son: leves
alteraciones digestivas, en particular, anorexia;
temblor intermitente, a veces en grupos musculares
específicos y desordenes neuróticos, cuya
intensidad varía en función del nivel cultural y
mental del paciente.
• El curso de la intoxicación puede variar
considerablemente según los casos. Si la exposición
termina inmediatamente a continuación de la
aparición de los primeros síntomas, se produce el
restablecimiento. Sin embargo, si no se termina la
exposición y la intoxicación se establece de una
manera firme, no puede esperarse en la mayoría de
Medidas de seguridad

• Medidas Técnicas
• Debe hacerse todo lo posible por sustituir el mercurio por otras
sustancias que entrañen menos riesgos, de lo contrario se
deben tomar todas las medidas de seguridad.
• En las minas, se aplicarán técnicas de picado en húmedo. La
ventilación será la principal medida de seguridad y, si fuera
inadecuada, los trabajadores deberán estar dotados de equipos
de protección respiratoria.
• En la industria, siempre que sea posible, el mercurio se
manipulara en sistemas herméticamente cerrados, y en los
puestos de trabajo se deben exigir reglas estrictas de higiene.
Cuando se produzcan derrames de mercurio, es muy fácil que
este se infiltre en grietas. Debido a su presión de vapor,
pueden producir concentraciones atmosféricas elevadas,
incluso cuando haya contaminación aparentemente
despreciable. Por esta causa, es importante que las superficies
de trabajo sean lisas y estén construidas de materiales no
absorbentes y tengan un ligero declive hacia un colector.
• Cuando exista riesgo de que el mercurio pueda volatilizarse, habrá
que instalar sistemas de ventilación por extracción.
• Medidas Médicas
• Las personas que pueden estar expuestas al mercurio habrán de someterse a
un reconocimiento médico previo. La exposición al mercurio deberá evitarse
en el caso de personas que padezcan dermopatías (eczemas), lesiones
inflamatorias en la boca y procesos neurológicos o renales.
• Se debe educar a los trabajadores nuevos acerca de los riesgos potenciales del
mercurio, las medidas de salud y seguridad que deben observar y la
importancia de que mantengan una adecuada higiene personal.
• Los trabajadores pasarán reconocimientos médicos periódicos a intervalos
diversos que dependerán de la magnitud del riesgo y que estarán dirigidos a
la detección precoz de una posible exposición excesiva al mercurio y al
descubrimiento de signos precoces de intoxicación por este mal.
Periódicamente se realizarán determinaciones analíticas de mercurio en
orina, prestando atención no solo a los niveles individuales sino, también, a
la tendencia de la distribución en los grupos de trabajadores sometidos a un
mismo tipo de exposición.
• A nivel individual se ha propuesto una concentración máxima
admisible o limite de tolerancia biológico (L.T.B.) de 50
microgramos/litro en orina, de acuerdo al Decreto Supremo Nº 745
c articulo 101. (Colombia)
• Ciertos autores también han recomendado las determinaciones de
mercurio en sangre, que no deberán exceder de una concentración
de 3 microgramos/100 ml.
• A nivel atmosférico el limite permisible ponderado (L.P.P.) de acuerdo al decreto
Supremo Nº 745 c del servicio de Salud Pública, articulo Nº 24 establece que
para el mercurio (metálico - vapores) la concentración máxima permisible
en el ambiente de trabajo es de 0.040 mg/m3, de 0.080 mg/m3 para el
mercurio (compuestos arílicos e inorgánicos) y de 0.008 mg/m3 para el
mercurio (compuestos alquílicos) para un tiempo promedio de exposición de
un trabajador de 8 horas durante el día.
• Ante los primeros signos de afección neurológica o renal se someterá al
Tratamiento para intoxicaciones con mercurio

• En el caso de una intoxicación aguda, el tratamiento sintomático


se suplementará con la administración de BAL (2,3 -
dimercaptopropanol) por vía intramuscular.
• Para una intoxicación crónica no existen antídotos específicos, lo
cual hace que tenga aún mayor importancia la detección
precoz de las lesiones incipientes toda vez que, dependiendo
de la gravedad de los signos clínicos, es posible que no se logre
una recuperación completa del paciente una vez interrumpida
la exposición. Se han sugerido diversos tratamientos del
mercurio como por ejemplo: sesiones de transpiración y
administración de agentes queladores.

Conclusiones

• El mercurio posee una gran variedad de estados físicos y químicos


(elemental / inorgánico / orgánico). Con propiedades tóxicas
intrínsecas a cada uno de ellos. Toxicologicamente hablando, el
mercurio orgánico y fundamentalmente el metil mercurio
poseen una toxicidad mucho más elevada que el mercurio
elemental y los compuestos inorgánicos.
• El aporte de mercurio a la población no expuesta
ocupacionalmente se hace fundamentalmente a través de las
amalgamas dentales y los alimentos (pescado). Los niveles
MERCURIO Y AMBIENTE
¿Cómo se puede contaminar con
mercurio el entorno de una Labor
Minera ?
• Después de la amalgamación, parte del mercurio
puede quedar en la cola o relave del proceso y
contaminar suelos y aguas.
• Con el uso continuo en la amalgamación, el
mercurio se
 “ensucia” o “agota”, perdiendo la capacidad de
formar aleación con el oro y la plata. De esta
manera se convierte en un residuo que puede
contaminar suelos y aguas si se maneja de manera
inadecuada.
• Cuando se realiza el plateado o limpieza de
planchas amalgamadoras, el mercurio emite
vapores en forma natural en contacto con el aire.
• Durante la quema de amalgamas se evapora todo
el mercurio de la aleación, contaminando la
atmósfera si la operación se realiza al aire libre.
En el medio ambiente…..
• El metal es tóxico para microorganismos (5ppb) y el orgánico, 0.5 ppb, de
ahí las aplicaciones del mercurio como fungicida.
• Las plantas acuáticas son afectadas por el mercurio inorgánico a
concentraciones de 1mg/l pero a mucho más bajas concentraciones por
el orgánico y más en estado larval. La toxicidad es afectada por la
temperatura, salinidad, oxigeno disuelto y contenido de sales
• La concentración en los organismos marinos depende de la edad del
espécimen y de su posición en la cadena alimenticia. Se suele encontrar
en las branquias y aparatos digestivos aunque posteriormente se
metaboliza y se acumula en el hígado y finalmente en las partes
musculares. En la Cuenca del Mediterráneo se ha encontrado
preferentemente en el salmonete de fango, mejillon y gamba de altura,
(es decir los organismos mas cercanos a los sedimentos marinos), y en
el atún y pez espada (con posibilidad de acumulación por vida y peso).
• La contaminación con mercurio produjo la gran mortandad de
peces y de pájaros comedores de peces en Japón.
• Respecto a los organismos terrestres, las plantas son generalmente
insensibles a los efectos tóxicos de los compuestos de mercurio.
• Los pájaros muestran una reducción en la alimentación y por tanto un bajo
crecimiento. De todas maneras los efectos son similares a los producidos
en el cuerpo humano; el empleo de fungicidas con derivados de
metilmercurio condujo a la muerte de pájaros granivoros y de sus
depredadores y probablemente haya contribuido al declive de población
¿Se puede evitar o minimizar la
contaminación de aguas y suelos?


• Amalgamando sólo en planchas, canaletas o
instalaciones similares, evitando agregar mercurio
en el molino o taza del trapiche. Con esta práctica
se evita la “atomización” y pérdida de mercurio en
las colas o relaves.
• Colocando “trampas” en las canaletas de descarga de
las colas o relaves para recuperar mercurio y
amalgama.
• Construyendo y operando de manera apropiada los
tranques donde se disponen las colas de
amalgamación o relaves de flotación después de
amalgamación
• Limpiando y reactivando el mercurio cuando se
ensucia y agota.
¿En qué consisten las trampas
de mercurio ?

• Se puede construir cajones tipo laberinto


que se colocan en la descarga de las
colas, de manera que el mercurio queda
en el fondo por ser más pesado que el
mineral.
• Se puede utilizar trampas hidráulicas con un
flujo de agua en contracorriente con el
flujo de las colas. El mercurio queda
depositado en el fondo del equipo.
• Se puede pasar las colas por canaletas
revestidas en telas como cotelé (pana,
corduroy), arpillera o gomas rugosas. El
¿Cómo se puede limpiar y
reactivar el mercurio?

• Entre otros métodos de limpieza, el
mercurio se puede pasar a través
de una tela, lavar con detergente
común, cal o ácido clorhídrico
diluido, o destilar en una retorta
para eliminar contaminantes no
volátiles.


¿Qué precaución se debe tener
durante las operaciones de
amalgamación y quema de
amalgamas?
• Se debe evitar el contacto y la
inhalación de mercurio, utilizando
guantes adecuados y mascara de
respiración.
• Se debe utilizar retortas que eviten la
emisión de mercurio a la atmósfera
durante la quema de amalgamas.
• Se debe trabajar en ambientes
ventilados.
¿ En qué consiste una
retorta ?
• Es un recipiente metálico, con una tapa en la parte
superior que permite cerrarlo herméticamente.
• La tapa tiene una salida que conecta con un tubo que
sirve de condensador para el mercurio evaporado
cuando se aplica calor.
• La superficie del tubo condensador debe estar fría,
manteniéndola en contacto con un flujo de agua o
sumergido en un volumen suficiente de agua.
• El extremo del tubo, donde descarga el mercurio
líquido, debe estar sumergido en un recipiente con
agua.
• El diseño y fabricación debe asegurar que no habrá
escape de vapor de mercurio.
• La construcción con acero inoxidable permite que el
mercurio recuperado no se contamine y pueda ser
reutilizado.
¿Qué beneficios trae un buen
manejo del mercurio ?
• Se protege la salud de los operadores
y de las personas que viven en el
entorno.
• Permite mejorar el resultado
económico de la actividad,
disminuyendo las pérdidas de
mercurio a través de su
recuperación, limpieza y
reutilización.
• Minimiza la contaminación del
¿Qué precauciones adicionales
se debe tener al utilizar
mercurio ?

• El mercurio debe manejarse en envases


irrompibles y herméticos, lejos de
campamentos o lugares donde se
manipule alimentos.
• El mercurio derramado debe ser
recuperado. Para esto, se puede usar
jeringas o se recoge junto con la tierra
para incorporarlo a la operación.
• Cuando la “quema” de amalgamas las
realice un tercero, se debe preferir a
quienes cuenten con equipamiento
adecuado para evitar emisiones a la