Está en la página 1de 1

LA TERCERA Domingo 28 de febrero de 2010 83

Nacional
Terremoto y tsunami en Chile


Saqué como pude a mi vecino, Absoluta


que vive frente mío y estaba mala
claramente en problemas. El suerte. Tomé el
hombre estaba debajo de un último bus de La
televisor y un gran mueble. Cuando íbamos Serena para viajar en
saliendo, comenzó a gritar ‘mi hijo, mi hijo’. la madrugada a eso
Volvimos a entrar, pero ya era tarde: una pared le de las 12. Venía con
había caído encima. El hijo tenía retraso mental y mi polola durmiendo,
era muy conocido, porque solía recorrer las calles”. no sé a que altura y
Alejandra Toledo, Curicó.
veíamos por la
ventana como se
caían las pasarelas
para peatones y otras
Llegamos ayer (viernes) a estructuras se


Concepción a las seis de la tarde , curvaban.
vi el Festival de Viña y me quedé Lo peor, más
dormida. De repente empieza algo desesperante y
tan terrible, era espantoso, un ruido grande, mi complicado es no
departamento se mecía como cuna. No me puedo poder comunicarte
comunicar con nadie. Al lado de mi casa hay un con tus seres
edificio nuevo, que lo entregaron recién y se vino al queridos. Terrible”.
suelo. Hay muertos. Concepción está en el suelo”.
Alexis Ruiz, en viaje de La
Elena Luengo, Concepción. Serena a Santiago.

“ “ “
Estaba Este es un edificio antiguo, pero muy sólido. A la hora del Esto era un Estábamos


bailando en terremoto, nuestros parroquianos salieron huyendo como tsunami. En en la
una discotheque en una estampida. Se cayeron agunas copas, vasos y botellas. realidad fueron tres: cordillera, más arriba
Llo-Lleo, cuando se No sé cómo, pero pese a sus 114 años, el edificio se uno a las tres y media, de Radal. Nos
apagó la música y la mantuvo en pie”. otro a las diez y media despertamos con el
luz. La gente empezó a Pablo Varas, administrador de Bar Cinzano (Valparaíso). y otro a las once. El ruido. Salimos en
pifiar y 10 segundos mar se recogió y yo pijama, en
después comenzó el arranqué con lo calzoncillos, a pie
terremoto. Con mis Mi marido estaba conectado al respirador que usa. Nos puesto. Hay gente pelado a correr por el


amigos intentamos quedamos en la cama esperando que pasara el temblor, pero muerta, desaparecidos, potrero. Estaba oscuro,
protegernos la cabeza y nada. Se cayó todo. De repente se cortó la luz y empezó a vehículos en el mar. En pero al menos la luna
la gente corría en todas sonar la alarma del respirador, porque no funciona sin cosa de cinco minutos iluminaba. La tierra y
direcciones, como en electricidad. Ahí me paré y abrí el tanque de oxígeno portátil”. la gente estaba arriba las rocas saltaban por
la película Titanic. Silvia Muñoz, Rancagua. de las colinas. Se las laderas de la
Intentamos salir ylas sentía claramente montaña. En el
rejas estaban cómo se camino nos
cerradas: las echaron Estábamos en un casino de Coquimbo, jugando Black Jack. resquebrajaban todos encontramos con


abajo. Había gente Comenzó el terremoto, pero el croupier siguió repartiendo los edificios . Ahora rodados, grietas y
tirada en el suelo y cartas y nos pidió mantener la calma. Luego se puso pálido y quiero ver si puedo desprendimientos de
sangrando”. se bloqueó. La gente corría y en eso apareció desesperado el llegar a Chillán”. los cerros en el río”.
‘Yogurt de Mora’ (Exequiel Carvajal, parte del equipo chileno de Copa Davis)”.
Juan Pablo Giordano, Jaime Pino, vecino de Wanda Fernández,
Llo-Lleo. Manuel Llanos, Coquimbo. Dichato (a Chilevisión). Cordillera (VII Región).

“ “ “
Fue Coliumo Estaba
horrible, está toda durmiendo
tremendo. Sentía que destruida, las casas, con mi nieta. Pensé
este edificio se venía paredes, todo se lo que se venía la casa
abajo entero. Más llevó el mar, está abajo. Se caían las
encima yo estaba todo tirado, todo fotos, las copas, todo.
sola, porque además inservible. Las Salimos como pudimos
mi hija había tenido a embarcaciones se las para buscar ayuda. No
su bebé antes de llevó el mar, lanchas, nos pasó nada, pero
tiempo y está en el botes, gente que no adentro se rompió
hospital en este quedó con nada. No todo. Cayó el muro de
momento. Fue un lo puedo creer, es los vecinos y dos casas
gran infierno. No catastrófico, de la cuadra se
podía creer que no se apocalíptico, vinieron abajo. Pese a
acabara nunca, como de fin de mi edad, jamás había
nunca. Interminable”. mundo”. vivido algo así”.
AP

Eliette López, Pueblos costeros de la Séptima y Octava Región sufrieron serios embates. “Al pueblo de Alejandro Casanueva, Norma Jelves,
dueña de bar (Valparaíso). Coliumo se lo llevó el mar”, dijo un vecino. Coliumo (VIII Región),. mujer de 78 años (Chillán).

Intereses relacionados