Está en la página 1de 2

Pollo al horno con manzana

• Nº personas:6
• Tiempo: 1 hora y 30 minutos
• Dificultad:Fácil

INGREDIENTES

• 1 pollo entero eviscerado y sin cuello de unos 1300 g


• 1 patata grande
• 3 cebollas
• 2 manzanas
• 1 naranja
• 2 cucharadas de aceite
• pimienta molida
• tomillo

Elaboración

Puedes preparar un delicioso pollo al horno con poco esfuerzo y muy buen resultado.
Empieza encendiendo el horno y situando el termostato a 200-230°C.

Toma un pollo pequeño, limpio, sin cuello, patas, ni vísceras, pero con piel. Echa
pimienta molida en el vientre y sobre la piel. Colócale en el vientre una ramita de
tomillo, romero o cualquier otra hierba aromática de tu gusto y luego llénalo con una
naranja bastamente troceada. Dobla las alitas hacia atrás de manera que queden
"plegadas" y une los muslos con un cordón de algodón. Coloca el pollo en el centro de
la bandeja de horno cubierta con papel vegetal (de horno).

Pela y trocea 1 patata grande a lonchas de 1 cm de grosor. Colócalas alrededor del


pollo. Pela y trocea 3 cebollas medianas y 2 manzanas a trozos grandes. Colócalas sobre
las patatas. Rocíalo con un poco de aceite, para que empiece a cocinarse sin quemarse.

Mételo en el horno y no lo abras en ½ hora. Pasado ese tiempo dale la vuelta al pollo y
menea también las patatas, cebollas y manzanas. Puedes rociar el pollo con sidra o vino.
Vuélvelo a dejar y cada 20 minutos le das la vuelta de nuevo al pollo y al
acompañamiento. En 1 hora y ¼ tendrás el pollo listo.
Puedes añadir otros ingredientes como alcachofas troceadas o setas a media cocción.

Los termómetros que se pinchan en la carne son ideales para el horno. Así, las piezas
grandes no quedan crudas pero sí jugosas. En el caso de las aves, éstas deben llegar a
87°C (190°F) en el centro.