Está en la página 1de 1

La Plaza de Arica era el ltimo bastin de resistencia en el Sur, despus de la derrota

del Alto de la Alianza.


Bolognesi, al mando de un puado de valientes, decidi defenderla a pesar de que el General
Chileno Baquedano, por intermedio de su parlamentario Mayor de la Cruz Salvo, le exigi la
rendicin incondicional, entrega del armamento y la evaluacin de Arica.
Hasta ahora resuenan las inmortales
palabras pronunciadas por ese gigante del
herosmo: TENGO DEBERES SAGRADOS
QUE CUMPLIR Y LOS CUMPLIRE HASTA
QUEMAR EL ULTIMO CARTUCHO. Precisas
y hermosas frases que quedaron impresas
para siempre en las pginas de la Gloria.
Luego vendra el desigual combate el 7 de
Junio de 1880 en el que se inmolaron en
heroico sacrificio oficiales y soldados
peruanos.
All estn los testimonios publicados
en aquella poca por los diferentes peridicos
del mundo: El Zar Nicols II de Rusia dijo: Con Bolognesi de defensor de Puerto Arturo
jams se habra perdido.
El Kaiser Guillermo de Alemania expreso: Bolognesi es la expresin y alta gloria
militar de los pueblos civilizados.
Le Temp de Pars, public: La resistencia de ese puado de leones, vale ms que
la de Belfort o la de Stranburg.
Hermoso legado que dej el patrono del Ejrcito Peruano a las futuras generaciones.