P. 1
Teatro CRAV Penco-Chile

Teatro CRAV Penco-Chile

|Views: 1.361|Likes:
Publicado porpaulaignacia
Seminario de Arquitectura cuyo tema es el estudio del Teatro C.R.A.V. de Penco. Partiendo por hacer una breve investigación histórica del acontecer que rodeó la vida del teatro en esta comuna; hasta llegar a un análisis espacial , constructivo y estructural del edificio en si.
Seminario de Arquitectura cuyo tema es el estudio del Teatro C.R.A.V. de Penco. Partiendo por hacer una breve investigación histórica del acontecer que rodeó la vida del teatro en esta comuna; hasta llegar a un análisis espacial , constructivo y estructural del edificio en si.

More info:

Published by: paulaignacia on Feb 26, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/03/2013

pdf

text

original

(Fines del s.XIX e inicios del s.XX)

Página
14

Nacimiento de la industria en penco

Impulsados por la creciente era de la industria en el mundo, es que los
ojos de inversionistas ponen su mira en Penco, en ese entonces una
pequeña villa, donde a fines del s. XIX comienza la explotación del
carbón bajo las playas de Lirquén y Cerro Verde (la Cía. Carbonífera
de Lirquén 1843, El Mineral del Carbón de Cerro Verde Bajo 1848); junto a
la condición de bordemar , la abundancia de madera y la cercanía a
la ciudad de Concepción se crean las condiciones óptimas para que
crezcan industrias que marcaron profundamente la vida del pueblo.

Panorámica de Penco a principios del s.XX, extraída de http://penco-bicentenario.blogspot.com
En sus costas se aprecia el muelle y junto a él el galpón, hecho de albañilería simple y vanos de
arco de medio punto, utilizado por la Fábrica refinera para la descarga y almacenaje de materia
prima, sacos de azúcar en crudo. Hoy en día ambos inexistentes.

Página
15

En 1886 nace La Refinería Sudamericana de Azúcar que posteriormente
adquiere el nombre de CRAV al fusionarse con la Compañía Refinera de
Viña del Mar en 1924. En 1898 se crea La Fábrica de Nacional de Loza
de Penco S.A. FANALOZA. En el S.XX aparecen Vidrios Planos Lirquén
VIPLA (1933) y La compañía Sudamericana de Fosfato COSAF(1955).

Esquema de ubicación de las industrias, hecho por Paula Ignacia Ulloa

CRAV

1886

FANALOZA

1898

COSAF

1955

CIA. CARBONÍFERAS

LIRQUÉN 1843
CERRO VERDE 1848

VIPLA

1933

Página
16

Interior de la Fábrica Refinería, foto extraída de http://penco-chile.blogspot.com

Panorámica Fábrica Refinería Penco, 1904
Imagen extraída de http://gatieducacion.tripod.com/fotografias_de_penco/

Página
17

Las industrias trajeron consigo avances en transporte: en 1891 se
construye la de la vía ferroviaria Concepción-Penco y un muelle en 1982
haciendo de penco un enclave para el transporte de mercancía.
Desde 1955, las descargas se hace en Lirquén luego de que el muelle se
extendiera 240 metros mar adentro para permitir el atraque de buques
comerciales y por tanto una puerta abierta al mundo.

Estación de ferrocarriles del estado (EFE)y muelle, Penco1954.

Foto extraída de: www.biblioredes.cl/.../penco+antiguo.htm

Página
18

La fábrica en la sociedad pencona.

En un pueblo con olor a mar, de pescadores, recolectores y playa, la
industria vino a cambiar y acelerar la vida de los lugareños, penco se
repuebla por la inmigración de campesinos desde Florida, Rafael y
Tomé, que vinieron por mejores oportunidades de vida y laborales.
Con la industria llegan aires de modernidad al pueblo, el paseo en tren y
el hermoso paisaje natural del valle atrae turismo para la clase
acomodada del país que llega a disfrutas de las playas y se aloja en el

famoso y gran “Hotel Coddou” que cuenta con baños de mar de agua

fría y caliente y un muelle de paseo.

Playa Penco, 1922. Foto extraída de http://www.biblioredes.cl

Página
19

Playa de penco y muelle paseo del “Hotel Coddou”. Foto extraída de http://penco.es.tl

Calle O‟higgins mirando desde calle Talcahuano, 1950. Foto extraída desde

http://www.biblioredes.cl

Página
20

Dentro de este contexto son FANALOZA y CRAV las industrias que
marcan la vida que lleva el pueblo en “Penco centro” durante el
transcurso del siglo XX y las que más empleos dan en la comuna.
En 1953 la producción de FANALOZA alcanza las 6.200 piezas
entregadas, en 1959 llega a contar con más de 2.000 trabajadores, entre
las fábricas de Penco y Carrascal (con mayor número en Penco). Y en
1982 ya dan trabajo a cerca de 3.000 pobladores entre aserraderos,
maestranza y producción de cerámica en si.

Por su lado CRAV, en sus mejores últimos años tuvo un personal de 335
operarios y 120 empleados y una capacidad de producción de 5.000
toneladas mensuales de azúcar. En 1947 se contaban con 2.919
trabajadores solo en Penco, y con automatización de las industrias, esa
suma se redujo a 614 trabajadores para el cierre de la fábrica en 1976.

…(Esto comenzo a funcionar en plenitud desde 1970 y los trabajadores
poseían casi el 50% de las acciones de la empresa, pero por motivos
políticos en esos tiempos en el país la fabrica fue cerrada no pudiendo
alcanzar mas del 51% de las acciones como se pretendía para poder ser
la primera "empresa de trabajadores".)…

Cada fábrica se encargó de dar identidad propia a sus trabajadores al
punto de dividir a pencones en refineros y loceros, incluso separados
geográficamente por el estero Penco, hasta el punto de ser mal visto
que un refinero cruce al otro lado del estero.

Página
21

Esquema explicativo hecho por Paula Ignacia Ulloa A.

La aparente rivalidad de las familias refieneras y locera se ve marcada
más que nada por un factor socio-económico.

A mediados de S.XX CRAV prospera: los sueldos, regalías y beneficios de
sus trabajadores son superiores y de mejor calidad, sus casas son de
mejores materiales y más grandes, el alimento es racionado para cada
familia para que nada falte. Trabajar en la CRAV era pertenecer a una

“clase refinera”

Pero los loceros superaban en número a los refineros y por tanto,
también en pobreza. Un ejemplo: si en navidad un niño locero recibía un
trencito de madera de parte de la empresa, el niño refinero recibiría un
trencito eléctrico.

Página
22

Pero a pesar de las diferencias monetarias, ambas fabricas,
preocupadas del bienestar del trabajador, facilitaban techo, deporte,
cultura y ocio a sus empleados y obreros.

FANALOZA construye casas a sus empleados y obreros más necesitados
creando barrios loceros. Cuentan con sindicato, casino frente a la plaza
y un gimnasio a un costado del estero Penco donde se practica baby -
fútbol, básquetbol, y boxeo; así como también se organizan las fiestas,
cantatas, bingos, etc.

Sindicato nº 2 de FANALOZA y gimnasio FANALOZA. Foto extraída de
http://penco-chile.blogspot.com

Página
23

Primer equipo de fútbol locero. Foto extraída de http://penco-chile.blogspot.com

Casa de empleados loceros, fotos: Paula Ignacia Ulloa. , Penco 2009

Página
24

CRAV por su parte, desde los inicios comienza con proveer de casa a sus
empleados, se construyen residencias en 1990, 1927, 1937,luego de la
catástrofe del terremoto de 1939 se inicia la construcción de nuevas
casas para los trabajadores damnificados de la empresa entre los años

1939 y l940; en 1941se comienza a construir la capilla “Divino Redentor”,

la pulpería, los chalet de los empleados, la casa de administración , la
escuela básica y el acceso del barrio custodiado por dos garitas , todo
en estilo moderno y la mayoría de las obras bajo el diseño de A. y J.
Velasco U. Arquitectos, y construidos por Pablo Müller, constructor.

Sigue creciendo el barrio con viviendas los años 1942, 1963,
1968(población Desiderio Guzmán) y 1975 (población Los Radales) antes
del cierre de la fábrica el 1976.

Cuentan con un complejo de equipamiento deportivo-recreativo-
cultural, que posee una cacha profesional de fútbol, un gimnasio, salas
de billar y póquer, sala de palitroques, biblioteca , sala de lectura y un
teatro para proyección de películas y actividades varias.

Además de contar con una clínica de excelencia ubicada en la esquina
de calles Membrillas con Freire.

Página
25

Barrio refinero, foto de 1936, foto extraída de http://penco-chile.blogspot.com

Casa de refinero, foto de 1937, foto extraída de http://penco-chile.blogspot.com

Página
26

Letrero al acceso a la fábrica. Foto de propiedad de don José Márquez.

La fábrica en Penco era una sociedad anónima con un directorio
común en Viña del Mar, pero con organización autónoma,
independiente de la casa central. Existía un Superintendente, 2º
Superintendente, Jefe de Personal y Contaduría como áreas
administrativas de la empresa en Penco. La producción de azúcar se
organizaba en tres zonas a cargo de su correspondiente jefe de obras:
elaboración, maestranza, y construcción y fuerza eléctrica (calderas y
termoeléctrica).

Existía un Jefe de relaciones humanas y un jefe de seguridad industrial.
Además el barrio contaba con un sistema de guardia particular a cargo
de los llamados “celadores”. Los que cuidaban el acceso y la
tranquilidad del barrio refinero.

Página
27

El proceso de refinación se realizaba en 4 pasos: la recepción de azúcar
cruda que llegaba por mar desde Cuba, Jamaica, México, Brasil y
Venezuela; en tachos procesaban el crudo; luego pasa a refinación y
finalmente a empaque. El producto de este trabajo eran tres tipos de
azucares: el “Pan a pan” o azúcar en cubitos para uso doméstico, la
“Refinada Molida” , ahora llamada azúcar flor; y la “Rosemilia Blanca”,
una azúcar semielaborada destinada a ciertas industrias que
posteriormente terminaban de refinar como industrias de producción de
caramelos, fábricas de conserva por ejemplo. La distribución del
refinado era por vía terrestre.

Los trabajadores se organizaban en sindicatos (agrupación de más de
25 trabajadores), tres sindicatos organizados forman una federación de
trabajadores y tres federaciones forman una confederación, la cual
agrupaba a varias fábricas. Don José Marques (trabajador refinero)
llega a ser presidente de la confederación.

El sindicato refinero es fundado el 26 de septiembre de 1929.

La Compañía trabajaba por “H.H.” (Hora Hombre: unidad de medida

establecida en función del trabajo realizado por un hombre normal durante una hora),

aún así el trato hacia empleados y obreros era horizontal para todos y los
sueldos dependían del esfuerzo de cada trabajador, incluso a veces un
obrero podía llegar a sacar mayores ganancias que un empleado
(administrativo).

Página
28

A mediados de 1960 Don José Márquez, como presidente de la
confederación y movimientos sindicales de la compañía refinera, viaja
a Yugoslavia en busca de nuevas formas de organización de empresas.
Es así como después de su gira por Europa que además tuvo como
destinos a Alemania y Francia, trajo consigo un cambio en la
organización de la Compañía Refinera.
El sistema consistía en una “Empresa Participativa” donde existían dos
tipos de acciones unas de tipo “A” para accionistas particulares y otras
de tipo “B” exclusivas para trabajadores. Cada trabajador alcanzo a
tener 27.170 acciones las cuales eran igualitarias para todos, desde el
gerente general hasta el último obrero contratado. De esta forma cada
trabajador era dueño de parte de la empresa, y por tanto el rendimiento
de la producción fue mayor: si antes para producir 900.000 toneladas de
refinado, se perdían 300.000 en el camino; ahora para producir esas
900.000, las pérdidas bajan a solo 50.000 toneladas, porque el obrero
ahora era conciente que mientras más utilidades obtenía la empresa,
más subían sus acciones. En un eventual despido del trabajador, las
acciones debían ser entregadas a la confederación; no podían ser
vendidas a particulares, el personal que se iba debía vender sus
acciones a la confederación y quien entraba, debía comprarlas.

En este sistema, la compañía fue “Conejillo de Indias” al ser pioneros de
las Empresas Participativas. Después de ellos “VIPLA” y “ENAP” siguieron
el mismo ejemplo, pero nunca de forma tan perfecta como la
Organización de la Confederación de la Refinería, la cual se destacaba
en el país por su participación y acción social en sus trabajadores.

Quienes eran contratados podían acceder a viviendas después de una
selección que hacían entre el Sindicato y la Compañía evaluando
comportamiento y rendimiento del postulante. Sin hacer distingo entre
empleado y obrero. Es así como se va formando el Barrio Refinero.

Página
29

La fábrica. Foto de propiedad de don José Márquez

Inauguración de plaza refinera, foto de propiedad de don José Márquez.
Al fondo se aprecia la capilla refinera.

Página
30

La familia refinera.

Inauguración “Población Desiderio Guzmán”, foto de propiedad de don José Márquez.

Inauguración “Población Desiderio Guzmán”, foto de propiedad de don José Márquez.

Página
31

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->