TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
PROCEDENCIA

:

COMISIÓN  DE  PROTECCIÓN  AL  CONSUMIDOR  – 
SEDE LIMA SUR N° 2 
PROCEDIMIENTO : 
DE PARTE 
DENUNCIANTE
:
SUCESIÓN  INTESTADA  DEL  SEÑOR  MANUEL 
ARAUJO PALACIOS 
DENUNCIADA 
:
ADMINISTRADORA CLÍNICA RICARDO PALMA S.A. 
MATERIAS
:
IDONEIDAD DEL SERVICIO 
ATENCIÓN DE RECLAMOS 
ACTIVIDAD 
:
ACTIVIDADES DE HOSPITALES 
  
SUMILLA:  Se  declara  la  nulidad  parcial  de  la  Resolución  2 y de la resolución 
venida  en  grado,  en  el  extremo  que  omitieron  imputar  y  pronunciarse, 
respectivamente,  respecto  de  la  presunta  responsabilidad  de 
Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  por  haber  internado  al  señor 
Manuel  Araujo  Palacios  junto  a  una  persona  que  presentaba  infección 
estomacal.  En  consecuencia,  la  Comisión  de  Protección  al  Consumidor  – 
Sede  Lima  Sur  Nº  2  deberá  emitir  el  pronunciamiento  correspondiente 
respecto a dicho hecho denunciado.  
 

Por otro lado, se confirma la resolución venida en grado que declaró fundada 
la  denuncia  contra  Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  por:  (i)  el 
inadecuado  tratamiento  para  prevenir  el  tromboembolismo  pulmonar  que 
presentó  el  paciente;  (ii)  la  falta  de  cuidados  paliativos;  y,  (iii)  la  falta  de 
atención al reclamo presentado. 
 

Asimismo,  se  confirma  la  resolución  venida  en  grado  que  declaró infundada 
la  denuncia  contra  Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  por  la 
aplicación  del  medicamento  Arixtra  al  paciente  y  la  solicitud  de  muestras de 
sangre efectuada el 21 de mayo de 2009. 
 

Finalmente,  se  revoca  la  resolución  venida  en  grado  que  declaró  infundada 
la  denuncia  contra  Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  en  el  extremo 
referido  al  indebido  tratamiento  de  quimioterapia  brindado  al  paciente  el  14 
de mayo de 2009 y, reformándola, se declara fundada la misma.  
 

SANCIONES: 
 

­ 30 UIT por el indebido tratamiento de quimioterapia.  
­  50  UIT  por  el  inadecuado  tratamiento  para  prevenir  el  tromboembolismo 
pulmonar. 
­ 25 UIT por la falta de cuidados paliativos. 
­ 1 UIT: por la falta de atención al reclamo presentado.  
 

Lima, 18 de febrero de 2015 
1/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
 

ANTECEDENTES 
 

1.

Los  días  31  de  julio,  14  de  agosto  y  15  de  setiembre  de  2009,  la  Sucesión 
Intestada  del  señor  Manuel  Araujo  Palacios  (en  adelante,  la  Sucesión), 
denunció  a  Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.1  (en  adelante,  la 
Clínica)  por  infracciones  al  Decreto  Legislativo  716,  Ley  de  Protección  al 
Consumidor. 

 

2.
 

En su denuncia, la Sucesión señaló lo siguiente: 
(i)

(ii)
(iii)
(iv)
(v)

(vi)

(vii)

1

 

 

2

 

El  señor  Manuel  Araujo  Palacios  (en  adelante,  el  señor  Araujo)  sufría 
de  cáncer  a  la  vejiga  en  estadio  IV,  por  lo  cual  desde  inicios  del  año 
2009  recibió  un  tratamiento  de  quimioterapia  y  posteriormente 
radioterapia en la Clínica; 
el  14  de  mayo  de  2009,  el  señor  Araujo  acudió  a  una  consulta 
programada  en  la  Clínica,  donde  luego  de  realizarse  un  análisis  de 
sangre, se verificó que tenía un conteo reducido de plaquetas: 49,000; 
pese  a  dicha  situación,  ese  mismo  día  y  al  siguiente  se  le  aplicó  un 
tratamiento  de quimioterapia con el medicamento Docetaxel (Taxotere) 
y radioterapia; 
el  17  de  mayo  de  2009  el  paciente  fue  internado  de  emergencia  en  la 
Clínica dado que presentaba fuertes dolores en la cadera; 
en  la  mañana  del 20 de mayo de 2009, el señor Araujo fue visitado por 
su  médico  oncólogo,  quien  le  indicó  que  debía  practicársele 
urgentemente  una  gammagrafía  pulmonar2  a  fin  de  descartar  un 
tromboembolismo pulmonar, prueba que se efectuó en la tarde; 
después  de  realizado  dicho  examen, el técnico encargado informó que 
el  señor  Araujo  padecía  de  tromboembolia  pulmonar;  sin  embargo, 
debía  esperar  que  las imágenes fueran procesadas a fin de elaborar el 
respectivo informe; 
debido  a  que  el  referido  informe  no  llegaba,  el  paciente  tuvo  que  ser 
sometido a una tomografía pulmonar a fin de confirmar el diagnóstico; 

RUC: 20100121809. Domicilio: Av. Javier Prado Este 1066, San Isidro, Lima. 
La  gammagrafía  de  ventilación  se  utiliza  para  ver   qué  tan  bien  se  desplaza  el  flujo  de  aire  y   sangre  a 
través de los pulmones. La gammagrafía de perfusión mide el riego sanguíneo a través de los pulmones. 
Una  gammagrafía  de  ventilación  y   perfusión  se  realiza  con  mayor   frecuencia  para  detectar   un  ​
émbolo 
pulmonar​
 (coágulo de sangre en los pulmones).  
En:  ​
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003828.htm​
.  ​
Un  servicio  de  la  Biblioteca 
Nacional de Medicina de EE.UU. 

 
2/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
(viii) en  la  noche  del  20  de  mayo  de  2009  la  salud  del  señor  Araujo 
empeoró,  pues  empezó  a  orinar  sangre  y  tenía  los  brazos  y  piernas 
helados, por lo que fue necesario suministrarle oxígeno; 
(ix) a  partir  de  ese  momento  el  paciente  permaneció  la  mayor  parte  del 
tiempo  dormido  y  despertando  solo  para  quejarse  del  dolor que sentía 
y solicitar calmantes; 
(x) el  21  de  mayo  de  2009  llegó  el  hematólogo,  señor  José  Caravedo 
Baigorria,  y  aplicó  en  el  estómago  del  paciente  una  inyección  del 
medicamento  Arixtra, así como ordenó la toma de muestras de sangre, 
lo cual no fue permitido por los familiares; 
(xi) ese  mismo día la función cardiaca del señor Araujo cesó, falleciendo  a 
las 07:10 pm;   
(xii) la atención del señor Araujo no fue brindada por personal capacitado; 
(xiii) el  señor  Araujo  fue  internado  en  la  misma  habitación  de  un  paciente 
que sufría infección estomacal, lo cual pudo haber afectado su salud; 
(xiv) pese  a  que  el  señor  Araujo  se  encontraba  en  un  estado  grave  e 
irreversible  no  se  le  brindó  un  tratamiento  adecuado,  además,  se  le 
aplicaron  medicamentos  y  fue  sometido  a  exámenes  innecesarios, 
cuando  lo  único  que  necesitaba  el  paciente  era  ser sedado a fin de no 
sufrir física ni emocionalmente;  
(xv) el  examen  de  gammagrafía  pulmonar,  la  tomografía,  la  aplicación  del 
medicamento  Arixtra  y  la  solicitud  de  muestras  de  sangre  el  21  de 
mayo de 2009 no debieron ser realizadas; 
(xvi) si  bien  el 5 de mayo de 2009 se había realizado una ecografía doppler 
al  señor  Araujo  detectándose  que  padecía  de  trombosis  venosa 
profunda,  la  Clínica  no  realizó  acciones  para  prevenir  con anticipación 
el cuadro de tromboembolia pulmonar que posteriormente presentó; y, 
(xvii) el  28  de  mayo  de  2009  remitió  una  carta  al  director  de  la  Clínica 
solicitando  un  pronunciamiento  respecto  de  varios  cuestionamientos 
sobre  el  servicio  médico  brindado;  sin  embargo,  la  respuesta  que  se 
remitió  solo  contenía  condolencias  por  el  fallecimiento  del  señor 
Araujo. 
 
3.

En sus descargos, la Clínica manifestó lo siguiente: 
 
(i)

(ii)

El  paciente  adolecía  de  un  cáncer  de  vejiga  en  la  etapa  IV,  el  cual  de 
acuerdo  a  la  literatura  médica  no  tenía  cura,  por  tal  motivo  el 
tratamiento  se  concentró  en  retrasar  el  crecimiento  y  propagación  de 
dicha  enfermedad,  alargar  la  vida  del  paciente  y  hacer  que  se  sienta 
mejor; 
para  el  cáncer  de  vejiga  la  American  Cancer  Society  recomendaba 
radioterapia externa y quimioterapia sistémica; 
3/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
(iii)

las  complicaciones  que  pudiera  acarrear  la  enfermedad  se  trataban  a 
medida  que  iban  surgiendo,  por  tanto,  al  existir  sospechas  de 
tromboembolismo  pulmonar,  el  20  de  mayo  de  2009  se  realizó  una 
gammagrafía  de  ventilación  y una angiotomografía espiral multicorte al 
paciente; 
(iv) la  indicación  del  medicamento  Arixtra  estaba  sustentado  para  el 
cuadro de tromboembolismo pulmonar;  
(v) la  transmisión  de  patógenos  de  origen  digestivo  era  fecal,  por  ende  el 
paciente  que  acompañaba  al  señor  Araujo  tendría  que  haber 
manipulado  los  alimentos  de  este  último  a  fin  de  que  se  le  generara 
alguna complicación; y, 
(vi) la  atención  del  paciente  fue  brindada  de  acuerdo  a  los  protocolos 
médicos  correspondientes;  sin  embargo,  las  complicaciones  surgidas 
no pudieron ser revertidas. 
 

4.

 
5.

 
6.
 
7.

8.

Mediante  Resolución  2  del  13  de  octubre de 2009, la Secretaría Técnica de 
la  Comisión  de  Protección  al  Consumidor  admitió  a  trámite  la  denuncia 
presentada  por  la  Sucesión  imputando  a  la  Clínica  las  siguientes 
infracciones  al  artículo  8º  de  la  Ley  de  Protección  al  Consumidor:  (i)  no 
haber  brindado  un  tratamiento  médico  adecuado  al  señor  Araujo,  de 
acuerdo  al  estado  de  salud  que  presentaba;  y,  (ii)  haber  ordenado  la 
realización  de  exámenes  y  aplicado  medicamentos  que  no  correspondían 
debido  al  delicado  estado  de  salud  del  señor  Araujo.  Asimismo,  imputó 
como  presunta  infracción  al  artículo  13º  del  Decreto  Legislativo  1045,  Ley 
Complementaria  del  Sistema  de  Protección  al  Consumidor,  la  falta  de 
respuesta al reclamo presentado el 28 de mayo de 2009. 
Mediante  Resolución  5 del 12 de enero de 2010, la Secretaría Técnica de la 
Comisión de Protección al Consumidor informó a las partes de la realización 
de  una  pericia  de  oficio  a  fin de emitir un pronunciamiento sobre los hechos 
en controversia. 
El  18  de  noviembre  de  2010,  los  peritos  designados  de  oficio  remitieron  el 
informe técnico correspondiente. 
El  20  de  diciembre  de  2010,  la  Sucesión  indicó  que  el  peritaje  no  se 
pronunció  sobre  la  totalidad  de  los  hechos  denunciados.  Asimismo,  señaló 
que  durante  los  meses  de  enero  a  marzo  de  2009  se  había  aplicado  dosis 
excesivas  de  los  medicamentos  Cisplatino  y  Gemzar  al  paciente  para  las 
sesiones  de  quimioterapia,  los  cuales  no  eran  convenientes  dada  su 
toxicidad. 
El  3 de octubre de 2011,  se llevó a cabo una audiencia de informe oral ante 
la Comisión de Protección al Consumidor. 
4/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
 
9.

 
10.

 
11.

El  4  y  21  de  octubre  de  2011,  la  Sucesión  manifestó  que  la  posología  del 
fármaco Docetaxel (Taxotere) indicaba que debía aplicarse cada 3 semanas 
y  no  debía  ser  utilizado  en  pacientes  con  menos  de  100,000  plaquetas, 
siendo  que  en  el  caso  del  señor  Araujo  se  programó  una  dosis  de 
Carboplatino  con  Docetaxel  el  7  de  mayo  de  2009  y  nuevamente  se  aplicó 
Docetaxel  el  14  de  mayo  de  dicho  año,  es  decir,  en  un  periodo  de  7  días, 
además,  en  dicha  oportunidad  el  paciente  únicamente  contaba  con  49,000 
plaquetas.  Agregó  que debió brindarse un tratamiento anticoagulante desde 
que  se  detectó  la  trombosis  venosa  profunda  al  señor  Araujo.  Finalmente, 
señaló  que  el  medicamento  Arixtra  debía  aplicarse  con  precaución  en 
pacientes con un número de plaquetas menor a 50,000. 
El  11  de  enero  de  2012,  la  Clínica  indicó  que  el  señor  Araujo  recibió  ciclos 
de  quimioterapia  y  radioterapia  en  la dosis ajustada según sus condiciones, 
además  señaló  que  el  recuento  de  plaquetas  disminuido  y  la  toxicidad  de 
los  agentes  antineoplásicos  era  de  carácter  esperado  y  transitorio.  Agregó 
que  durante  la  hospitalización  del  señor  Araujo  se  evidenció  que  sufría  de 
plaquetopenia,  por  tanto  no  se  le  podía  indicar  anticoagulación,  sino  se 
prescribió  transfusión  de  paquete  globular  y  concentrado  de  plaquetas. 
Finalmente,  alegó  que  la  angiotomografía  y  la  gammagrafía  pulmonar  eran 
necesarias  como  exámenes  de  ayuda  diagnóstica  de  un  tromboembolismo 
pulmonar. 
El  8  de  enero  de  2013,  la  Sucesión  presentó  un  informe  elaborado  por  la 
Sociedad  Peruana  de  Auditoría  Médica  en  la  cual  se  analizó  la  atención 
brindada al señor Araujo en la Clínica. 
 

12.

 
13.

 
14.

Mediante  Resolución  23  del  10  de  enero  de  2013  la  Secretaría  Técnica  de 
la  Comisión  de  Protección  al  Consumidor  ­  Sede  Lima  Sur  Nº  1  trasladó  a 
las  partes  del  procedimiento,  el  pliego  de  preguntas  que  resolverían  los 
peritos  designados  para  emitir  un  nuevo  informe  sobre  los  hechos  materia 
de controversia. 
A  través  de  la  Resolución  26  del  26  de  febrero  de  2013  se  comunicó  a  las 
partes  que  los  médicos  propuestos  para  emitir  el  informe  técnico  eran  los 
señores  Marco  Alegre  Romero,  médico  auditor,  y  Mario  Gamarra  Paredes, 
médico especialista en urología y oncología. 
El  11  de  marzo  de 2013 la Clínica formuló oposición a la designación de los 
peritos,  indicando  entre  otros,  que  el señor Mario Gamarra Paredes tenía la 
especialidad  en  cirugía  general  y  oncológica,  siendo  que  el  cuadro  del 
paciente  no  era  quirúrgico.  Dicha  oposición  fue  declarada  infundada  por  la 
5/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
Comisión  de  Protección  al  Consumidor  ­ Sede Lima Sur Nº 1, a través de la 
Resolución 194­2013/CC1 del 3 de abril de 2013. 
 
15.

El  16  de  diciembre  de  2013,  los  peritos  presentaron  el  informe realizado, el 
mismo  que  fue  trasladado  a  las  partes  mediante  Resolución  29  del  18  de 
diciembre de 2013. 

 

16.

 
17.
 
18.
 
19.

Mediante  Resolución  1341­2013/CC1  del  27  de  diciembre  de  2013,  la 
Comisión  de  Protección  al  Consumidor  ­  Sede  Lima  Sur  Nº  1  declaró  la 
nulidad  de  la  Resolución  194­2013/CC1  y  de  todo  lo  actuado  a  partir  de 
dicho  acto  administrativo  y  declinó  su  competencia  en  favor  de la Comisión 
de  Protección  al  Consumidor  ­  Sede  Lima  Sur  Nº  2  (en  adelante,  la 
Comisión)  para  que  continúe  con  el  trámite  del  expediente.  Ello,  en tanto si 
bien  la  materia  del  caso  estaba  relacionada  a  un  servicio  médico,  la 
Resolución  27­2013­INDECOPI/COD  que  dividió  competencias  entre  la 
Comisión de Protección al Consumidor ­ Sede Lima Sur Nº 1 y Nº 2 permitía 
la  derivación  de  expedientes,  siempre  que  no  haya  existido  un  informe  oral 
previo, diligencia que fue llevada a cabo el 3 de octubre de 2011. 
Mediante  Resolución  325­2014/CC2  del 13 de febrero de 2014, la Comisión 
declaró  infundada  la  oposición  de  la  Clínica  a  los  peritos  designados  y 
corrió traslado del informe elaborado a las partes. 
El  25  de  marzo  de  2014  se  llevó  a  cabo  un  nuevo  informe  oral  ante  la 
Comisión con la presencia de ambas partes. 
Mediante  Resolución  1707­2014/CC2  del  15  de  julio  de  2014,  la  Comisión 
emitió el siguiente pronunciamiento: 

 

(i)

(ii)

(iii)

Declaró  fundada  la  denuncia  contra  la  Clínica  por  infracción  del 
artículo  8º  de  la  Ley  de  Protección  al  Consumidor,  en  los  extremos 
referidos  a:  (a)  el  tratamiento  inadecuado  para  prevenir  la 
tromboembolia  pulmonar;  y,  (b)  la  falta  de  cuidados  paliativos  al 
paciente; 
declaró  infundada  la  denuncia  contra  la  Clínica  por  infracción  del 
artículo  8º  de  la  Ley  de  Protección  al  Consumidor,  en  los  extremos 
referidos  a:  (a)  el  tratamiento  de  quimioterapia  del  14  de  mayo  de 
2009;  y,  (b)  la  falta  de  personal  capacitado  para  atender  a  pacientes 
como el señor Araujo; 
indicó  que  carecía  de  objeto  pronunciarse  sobre  los  cuestionamientos 
de  la  Sucesión  respecto  a  las  dosis  de  los  medicamentos  Cisplatino  y 
Gemzar  y  sobre  los  cuidados  del  personal  de  la  Clínica  para  evitar 
6/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 

20.

enfermedades  infectocontagiosas al señor Araujo, pues no habían sido 
expresados en su escrito de denuncia; 
(iv) declaró  infundada  la  denuncia  contra  la  Clínica  por  infracción  del 
artículo  8º  de  la  Ley  de  Protección  al  Consumidor,  en  el  extremo 
referido  a  los  exámenes  y  medicamentos  prescritos,  esto  es,  la 
gammagrafía  y  tomografía  pulmonar,  la  aplicación  de  Arixtra  y  la 
solicitud  de  muestras  de  sangre,  en  tanto  no  se  acreditó  que  estos 
hayan sido contraproducentes para el estado de salud del paciente; 
(v) declaró  fundada  la denuncia contra la Clínica por infracción del artículo 
13º  del  Decreto  Legislativo  1045,  puesto  que quedó acreditado que no 
atendió el reclamo presentado por la Sucesión; 
(vi) sancionó  a  la  Clínica  con  las  siguientes  multas:  (a)  50  UIT  por  la  falta 
de  idoneidad  en  el  tratamiento  para  prevenir  la  tromboembolia 
pulmonar;  (b) 50 UIT por la falta de cuidados paliativos; y, (c) 5 UIT por 
la falta de atención del reclamo presentado; y, 
(vii) condenó a la Clínica al pago de las costas y costos del procedimiento. 
 
El  11  de  agosto  del  2014,  la  Sucesión apeló la Resolución 1707­2014/CC2, 
señalando lo siguiente: 

 

(i)

No  se  permitió  que  el  señor  Araujo  tuviera  una  muerte  digna,  por  el 
contrario  se le aplicó tratamientos que lo único que lograron fue reducir 
su calidad de vida; 
(ii) el  informe  pericial  indicaba  que  según  la  literatura  médica,  la  dosis  de 
gemcitabina  que  se  administraba  en  monoterapia  o  en  combinación 
con  cisplatino  para  el  cáncer  de  vejiga,  debía  realizarse  cuando  el 
recuento  de  plaquetas  se  encontrara  entre  50,000  y  100,000;  sin 
embargo,  se  cometió  un  error  al  señalar  ello  pues  el  paciente  no 
recibió  gemcitabina  sino  el  medicamento  denominado  Docetaxel 
(Taxotere), que tiene contraindicaciones distintas; 
(iii) en  el  caso  del  Taxotere,  la  literatura  especializada  no  dejaba a criterio 
del  médico  su  aplicación,  sino  indicaba  que  los  pacientes  no  debían 
ser  tratados  de  nuevo  con  ciclos  de  tal  medicamento  hasta  que  los 
neutrófilos  se  recuperen  a  un  nivel  mayor  de  1.500  células/mm3  y  las 
plaquetas se recuperen a un nivel mayor de 100,000 células/mm3; 
(iv) los  peritos  de  la  Sociedad  Peruana  de  Auditoría Médica afirmaron que 
no  existía  evidencia  clínica  que  avale  que  se  haya  aplicado 
radioterapia convencional con quimioterapia; 
(v) en  los  informes  orales  llevados  a  cabo  se  explicó  que  la  gemcitabina 
también  ocasionaba  daños  si  se  aplicaba  conjuntamente  con 
radioterapia; 

7/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
(vi) el medicamento Docetaxel o Taxotere se aplicó en dosis mayores a las 
establecidas  por  la  literatura  científica  y  con  una  frecuencia  de  7  días, 
cuando se indicaba que debía ser aplicada cada 21 días; 
(vii) la  Comisión  señaló  que  había  cuestionado  la  aplicación  de  una  dosis 
excesiva  de  cisplatino  y  gemzar de forma extemporánea; sin embargo, 
en  la  carta  que  envió  a  la  Clínica  y  que  adjuntó  a  su  denuncia  sí 
describió  tal  hecho,  además,  siempre  cuestionó  que  se  haya  aplicado 
quimioterapia al paciente cuando solo tenía 49,000 plaquetas; 
(viii) en  la  carta  remitida  a  la  Clínica  y  que  adjuntó  a  la  denuncia,  expresó 
su  malestar  por  haber  internado  al  señor  Araujo  junto  a  un  paciente 
con  enfermedades  contagiosas,  por  no  haber  restringido  el  ingreso de 
las  visitas  y  por  haber  efectuado  traslados  por  pasillos  y  ascensores 
sin  la  protección  adecuada,  por  lo  que  no  podía  afirmarse  que  tales 
hechos eran una ampliación de la denuncia; y, 
(ix) respecto  a  la  aplicación  del  medicamento  Arixtra  y  la  solicitud  de 
muestras  de  sangre,  existían  pruebas  en  el  expediente  que 
acreditaban  que  eran  contraproducentes  para  la  salud  del  paciente, 
siendo  que  no  era  posible  aplicar  medicinas  y  tomar  muestras  para 
curar a una persona con enfermedad terminal y en agonía. 
 

21.

Por  su  parte,  15  de  agosto  del  2014,  la  Clínica  apeló  la  Resolución 
1707­2014/CC2, señalando que: 

 

(i)

El  informe  pericial  sobre  el  cual  la  Comisión  basó  su  decisión  fue 
realizado  por  un médico auditor y un médico urólogo oncólogo, mas no 
por  un  hematólogo,  especialista  idóneo  para  emitir  una  opinión  sobre 
el tratamiento de prevención de una tromboembolia; 
(ii) según  el  referido  informe,  su  representada  sí  brindó  tratamiento 
anticoagulante  al  paciente;  sin  embargo,  este  no  fue  dado  con  la 
debida regularidad; 
(iii) al  momento  de  su  hospitalización,  el  paciente  presentaba 
plaquetopenia  severa  y  hematuria,  condiciones  ante  las  cuales  se 
encontraba  contraindicada  la  anticoagulación,  por  lo  que  la  aplicación 
del  tratamiento  antitrombótico  debía realizarse de manera intermitente, 
para  sustentar  lo  afirmado  adjuntaba  la  pericia  realizada por el médico 
cirujano  Jaime  Moya  Grande  y  el  médico  hematólogo  José  Caravedo 
Baigorria; 
(iv) los  tratamientos  paliativos  se  referían  a  los  cuidados  de  alivio  que  se 
brindan  a  un  paciente  con  una  enfermedad  grave  o  mortal,  los  cuales 
sí se prestaron en el caso del señor Araujo; 
(v) la  Historia  Clínica  del  paciente  reflejaba  que  se  le  administró  el 
medicamento  Petidina  durante  los  cinco  días  que  estuvo  internado  a 
fin de aliviar el dolor que presentaba; 
8/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 

22.

(vi) la  Comisión  pretendía  sancionarla  indicando  que  no  brindaba  los 
cuidados  paliativos conforme a lo indicado en el portal web del Instituto 
de  Oncología  y  Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo  Palma;  sin 
embargo,  dicho  instituto  y  la  Clínica  eran  dos  personas  jurídicas 
distintas; 
(vii) tal  como  se  mencionó  en  el  portal  web,  el  Instituto  de  Oncología  y 
Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo  Palma  inició  sus  actividades  en  el 
año 2004 con el respaldo de su representada, teniendo un convenio de 
cooperación, mas no constituían una sola empresa; 
(viii) dentro  de  los  servicios  con  los  que  contaba,  se  encontraba  el  de 
psiquiatría,  por  tanto  si  un  paciente  necesitaba  tal  prestación  debía 
acudir  a  la  Clínica  y  no  al  Instituto  de  Oncología  y  Radioterapia  de  la 
Clínica Ricardo Palma; 
(ix) la  Comisión  indicó  que  el  servicio  de  psiquiatría  formaba  parte  del 
cuidado  paliativo,  lo cual no era cierto, ya que dentro de tales cuidados 
se  tenía  el  apoyo  de  un  psicólogo  y  un  asistente  social,  la  psiquiatría 
por  el contrario, era una atención especializada ante un problema en la 
salud mental; 
(x) la  prestación  de  cuidados  paliativos  estaba  supeditaba  a  la  decisión 
del  paciente  de  tomarlos  o  no,  pues  los  mismos  podían  involucrar  un 
costo  adicional  al  tratamiento  médico  brindado,  siendo  que  en  el  caso 
del  señor Araujo, su cónyuge solicitó que se le alivie el dolor, lo cual se 
hizo; 
(xi) si  bien  se  le  sancionó  por  la  falta de atención al reclamo presentado el 
28  de  mayo  de  2009,  la  Comisión  reconoció  que sí remitió una carta a 
la  Sucesión  el  12  de  junio  de  2009,  es  decir  dentro  de  los  30  días  de 
plazo  legal,  siendo  que  esta no se encontró conforme a lo manifestado 
en  la  referida  misiva,  lo  cual  no  configuraba  una  infracción  a  las 
normas de protección al consumidor; 
(xii) la  multa  de  5  UIT  impuesta  por  la  falta  de  atención  al  reclamo 
resultaba  excesiva  y  vulneraba  los  principios  de  razonabilidad  y 
proporcionalidad,  siendo  que  además  en  casos  similares  se  sancionó 
dicha conducta con una amonestación; y, 
(xiii) el  Instituto  de  Oncología  y  Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo  Palma 
era  una  persona  jurídica  distinta  a  su  representada,  siendo  la  primera 
la  encargada  de  brindar  tratamientos  oncológicos,  por  tanto  debía 
declararse  la  nulidad  del  pronunciamiento  de  Comisión  e  incluirse 
como denunciada a dicha empresa. 
 
Dado  que  los  extremos  de  la  Resolución  1707­2014/CC2  que  declararon 
infundada  la  denuncia  contra  la  Clínica  por:  (i)  la  realización  indebida  de  la 
gammagrafía  y  tomografía  pulmonar  al  señor  Araujo;  y,  (ii)  la  falta  de 
personal  capacitado,  no  han  sido  cuestionados  por  las  partes,  los  mismos 
9/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
han  quedado  consentidos  y  no  serán  materia  de  análisis  en  la  presente 
Resolución.  
 

ANÁLISIS  
 

Cuestiones previas 
 

­

Sobre la calidad de proveedor de la Clínica en el caso de autos 

 

23.

24.

 
25.

 
26.

3

En  su  escrito  de  apelación,  la  Clínica  indicó  que  el  Instituto  de  Oncología y 
Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo  Palma  era  la  encargada  de  brindar  los 
tratamientos  oncológicos  al  señor  Araujo.  Por  tanto,  debía  declararse  la 
nulidad de todo lo actuado e incluirse como denunciada a dicha empresa. 
 
Sobre  el  particular,  si bien obra en el expediente un informe médico suscrito 
por  el  Instituto  de  Oncología  y  Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo Palma en 
donde relata la evaluación oncológica a la que fue sometido el señor Araujo3 
y  un  presupuesto  de  las  medicinas  que  le  debían  ser  aplicadas  en  las 
sesiones  de  quimioterapia4,  de  la  revisión  de  los  actuados  se  observa  que 
todos  los  procedimientos  médicos  realizados  al  señor  Araujo  desde  que  se 
le  diagnosticó  con  cáncer  a  la  vejiga  el  6  de  enero  de  2009,  y  que  fueron 
cuestionados por la Sucesión, fueron prestados por la Clínica. 
En  efecto,  la  Historia  Clínica  del  paciente  contiene  el  logo  de  “Clínica 
Ricardo  Palma”,  documento  en  el  cual  constan  las  consultas  que  tuvo  el 
señor  Araujo  en la especialidad de oncología de marzo a mayo de 2009, las 
sesiones  de  quimioterapia  y  radioterapia  a  las  cuales  fue  sometido,  la 
hospitalización  del  paciente  el  17  de  mayo  de  2009,  los  exámenes  de 
hematología,  laboratorio,  gammagrafía  pulmonar,  tomografía,  ecografía 
doppler, transfusiones de plaquetas, entre otros5. 
Asimismo,  en  la  Historia  Clínica  del  paciente  se  observa  que  fue  el  señor 
Wuilbert  Rodríguez  Pantigoso  y  el  señor  José  Caravedo  Baigorria,  quienes 
lo  atendieron  durante  las  interconsultas  de  oncología  y  hematología, 
respectivamente,  siendo  estos  médicos de la Clínica, conforme consta en el 
portal web de la denunciada6. 

 

Ver foja 1053 del expediente. 

 

Ver fojas 270­271 del expediente. 

 

Ver fojas 1054 ­ 1194 del expediente. 

6

Ver: 
http://www.crp.com.pe/website/busquedaMedico.aspx?sMedico=&CodEspecialidad=34&iSede=1&tipobusq
ueda=1 

 

4

 

5

 

 

 
10/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
 
27.

Por  otro  lado,  obra  en  autos,  la  carta  de  garantía  emitida  por  el  Fondo  de 
Empleados  del  Banco  de  la  Nación  (FEBAN),  a  favor  de  la  Clínica,  a fin de 
cubrir  los  gastos  de  hospitalización  del  señor  Araujo,  así  como  los 
exámenes de diagnóstico a los cuales fue sometido7. 

 

28.

 
29.

 
30.
 
­

En  tal  sentido,  contrariamente  a  lo  señalado  por  la  Clínica,  en  el  presente 
caso  se  puede  observar  que  todos  los  actos  médicos  cuestionados  por  la 
Sucesión  fueron  llevados  a  cabo  por  dicha  empresa,  además,  durante  el 
presente  procedimiento  esta  ha  reconocido  en  diversos  escritos  haber 
prestado  tratamientos  y  procedimientos  oncológicos al señor Araujo, siendo 
que  recién  con  su  recurso  de  apelación  modificó  su  defensa  atribuyendo  al 
Instituto  de  Oncología  y  Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo  Palma  la 
responsabilidad  por  los  hechos  denunciados,  afirmación  que  no  encuentra 
sustento del análisis de los medios probatorios aportados en el expediente. 
A  mayor  abundamiento,  se  observa  que  FEBAN  garantizó  el  pago  de  los 
gastos  médicos  del señor Araujo ante la Clínica, lo cual ratifica una vez mas 
que  fue  dicha  empresa  la  encargada  de  brindar  tratamiento  oncológico  al 
paciente. 
Por  tanto,  corresponde  desestimar  el  presente  alegato  efectuado  por  la 
Clínica en su recurso de apelación. 
Sobre la validez de la Resolución 1707­2014/CC2 

 

31.

El  artículo  10º  de  la  Ley  27444,  Ley  del  Procedimiento  Administrativo 
General,  contempla  entre  las  causales  de  nulidad  del  acto  administrativo  el 
defecto  o  la  omisión  de  alguno  de  sus  requisitos  de  validez8,  uno  de  los 
cuales  es  el  objeto  o  contenido,  que  puede  definirse  como  aquello  que 
decide, declara o certifica la autoridad9​
.  

7

 

Ver fojas 16 ­ 18 del expediente. 

 

LEY  27444.  LEY  DEL  PROCEDIMIENTO   ADMINISTRATIVO   GENERAL.  Artículo  10º.­   Causales  de 
nulidad. ​
Son vicios del acto administrativo, que causan su nulidad de pleno derecho, los siguientes: 
1. La contravención a la Constitución, a las leyes o a las normas reglamentarias. 
2. El  defecto  o  la  omisión  de  alguno  de  sus   requisitos   de  validez,  salvo  que  se  presente  alguno  de  los  
supuestos de conservación del acto a que se refiere el Artículo 14. (…) 

 

LEY  27444.  LEY  DEL  PROCEDIMIENTO   ADMINISTRATIVO   GENERAL.  Artículo  5º.­   Objeto  o contenido 
del acto administrativo.­  
5.1.  El objeto o contenido del acto administrativo es aquello que decide, declara o certifica la autoridad. 
5.2.  En  ningún  caso  será  admisible  un  objeto  o  contenido  prohibido  por   el  orden  normativo,  ni 
incompatible con la situación de hecho prevista en las  normas; ni impreciso, obscuro o imposible de 
realizar. 

 

8

 

9

11/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
 
32.

Un  objeto  o  contenido  irregular  será  aquel  que  es  incongruente  con  las 
cuestiones  planteadas  por  los  administrados.  De  esto  último  se  deriva  la 
exigencia  del  deber  de  congruencia  entre  lo  alegado  por  las  partes  y  lo 
resuelto por el juzgador10. 
El  principio  de  congruencia  se  sustenta  en  el  deber  de  la administración de 
emitir  pronunciamiento  respecto  de  los  planteamientos  formulados  por  los 
administrados,  sea  para  acogerlos  o  desestimarlos,  de  modo  tal  que 
mediante  la  resolución  que  decida  sobre  dicha  pretensión  la administración 
emita íntegramente opinión sobre la petición de los administrados11. 

33.

 
34.

Por  otro  lado,  el  Código  Procesal  Civil,  norma  de  aplicación  supletoria  al 
ordenamiento  administrativo12,  también  regula  el  principio  de  congruencia 
procesal13.  Según  dicho  principio  el  juzgador  tiene  la  obligación  de  fallar 
según  lo  alegado  y  probado  por  las  partes,  por  lo  que  debe  pronunciarse 
únicamente  sobre  las  pretensiones  propuestas  por  las  mismas  y  no  puede 
resolver  más  allá  de  lo  demandado,  ni  sobre  punto  o  pretensión  no 
planteada, y tampoco omitir lo expresamente pretendido. 
5.3 
5.4 

10

No  podrá  contravenir   en  el  caso  concreto  disposiciones   constitucionales,  legales,  mandatos  
judiciales   firmes;  ni  podrá  infringir   normas   administrativas   de  carácter   general  provenientes   de 
autoridad de igual, inferior o superior jerarquía, e incluso de la misma autoridad que dicte el acto. 
El  contenido  debe  comprender   todas   las   cuestiones   de  hecho  y   derecho  planteadas   por   los  
administrados,  pudiendo  involucrar   otras   no  propuestas   por   éstos   que  hayan  sido  apreciadas   de 
oficio,  siempre  que  otorgue  posibilidad  de  exponer   su  posición  al  administrado  y,  en  su  caso, 
aporten las pruebas a su favor. 

 
 

LEY  27444.  LEY  DEL  PROCEDIMIENTO   ADMINISTRATIVO   GENERAL.  Artículo  187º.­   Contenido  de  la 
resolución.­  ​
( …)  
187.2 En  los   procedimientos   iniciados   a  petición  del  interesado,  la  resolución  será  congruente  con  las  
peticiones   formuladas   por   éste,  sin  que  en  ningún  caso  pueda  agravar   su  situación  inicial  y   sin 
perjuicio  de  la  potestad  de  la  administración  de  iniciar   de  oficio  un  nuevo  procedimiento,  si 
procede. 

 

MORÓN  URBINA,  Juan  Carlos​
,  Comentarios   a  la  Nueva  Ley   del  Procedimiento  Administrativo  General, 
Lima: Gaceta Jurídica, p. 392.  

 

11

 

12

CÓDIGO   PROCESAL  CIVIL.  ​
DISPOSICIONES  FINALES.  ​
Primera.­   Las   disposiciones   de  este  Código  se 
aplican  supletoriamente  a  los   demás   ordenamientos   procesales,  siempre  que  sean  compatibles   con  su 
naturaleza. 

 

13

 

 

CÓDIGO   PROCESAL  CIVIL.  TÍTULO   PRELIMINAR. Artículo VII.­  Juez  y Derecho.­  ​
El juez  debe aplicar  el 
derecho  que  corresponda  al  proceso  aunque  no  haya  sido  invocado  por   las   partes   o  lo  haya  sido 
erróneamente.  Sin  embargo, no puede ir  más  allá del petitorio ni fundar  su decisión en hechos  diversos  de 
los que han sido alegados por las partes. 
CÓDIGO   PROCESAL  CIVIL.  Artículo  122º.­   Contenido  y  suscripción  de  las  resoluciones.­   ​
Las  
resoluciones judiciales contienen: (…)  
3. La relación correlativamente enumerada de los  fundamentos  de hecho y  los  respectivos  de derecho que 
sustentan la decisión, la que se sujeta al mérito de lo actuado y al derecho; 
4.  La  expresión  clara  y   precisa  de  lo que se decide u ordena respecto de todos  los  puntos  controvertidos. 
(…) 
 

12/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
 
35.

 
36.
 
37.

 
38.

De  la  revisión  de  la denuncia de la Sucesión, se observa que cuestionó que 
se  haya  internado  al  señor  Araujo  junto  a  un  paciente  que  presentaba 
infección  estomacal.  No  obstante,  al  momento  de  realizar  la  imputación  de 
cargos, la Comisión no tomó en cuenta este hecho. 
Precisamente  por  ello,  en  su  apelación,  la  Sucesión  reiteró  que  había 
incluido  dicha  conducta  en  su  denuncia  y  que  la  Comisión  debía  emitir  un 
pronunciamiento sobre el particular. 
Por  tanto,  corresponde  declarar  la nulidad parcial de la Resolución 2 y de la 
Resolución  1707­2014/CC2  en  el  extremo  que  omitieron  imputar  y 
pronunciarse  respecto  de  la  presunta  responsabilidad  de  la  Clínica  por 
haber  internado  al  señor  Araujo  junto  a  un  paciente  que  presentaba 
infección  estomacal,  lo  cual  pudo  haber  deteriorado  su  salud.  En 
consecuencia,  la  Comisión  deberá  emitir  un  pronunciamiento  sobre  el 
referido hecho denunciado. 
Finalmente,  debe  indicase  que  si  bien la Sucesión alegó que también había 
denunciado  la  falta  de  idoneidad  en  el  servicio  brindado  por la Clínica al: (i) 
no  haber  restringido  el  ingreso  de  las  visitas;  (ii)  haber  trasladado  al 
paciente  por  pasillos  y  ascensores  sin la protección adecuada; y, (iii)  haber 
aplicado  una  dosis  excesiva  de  los  medicamentos  Cisplatino  y  Gemzar,  lo 
cierto  es  que  de  una  revisión  del  escrito  de  denuncia  presentado  y  sus 
anexos,  se  advierte  que  tales  hechos  no  fueron  incluidos,  por  lo  que  no 
podían  ser  analizados  en  el  presente  procedimiento  administrativo  en  tanto 
la  oportunidad  para  la  ampliación  de  la  denuncia,  se  configura  hasta  antes 
de la notificación de la imputación de cargos14.  

 
El deber de idoneidad e información en los servicios médicos 
 

39.

El  artículo  8º  de  la  Ley  de  Protección  al  Consumidor15  (norma  vigente  a  la 
fecha  de  los hechos) establece la responsabilidad de los proveedores por la 

14

CÓDIGO   PROCESAL  CIVIL.  ​
Artículo  428º.­   Modificación  y  ampliación  de  la  demanda.­   ​
El demandante 
puede modificar la demanda antes que ésta sea notificada. 
Puede,  también,  ampliar   la  cuantía  de  lo  pretendido  si  antes   de  la  sentencia  vencieran  nuevos   plazos   o 
cuotas   originadas   en  la  misma  relación  obligacional,  siempre  que  en  la  demanda  se  haya  reservado  tal 
derecho.  A  este  efecto,  se  consideran  comunes   a  la  ampliación  los   trámites   precedentes   y   se  tramitará 
únicamente con un traslado a la otra parte. 
Iguales derechos de modificación y ampliación tiene el demandado que formula reconvención. 
 
DECRETO   LEGISLATIVO   716.  LEY  DE  PROTECCIÓN  AL  CONSUMIDOR.  Artículo  8º.­   Los   proveedores  
son  responsables,  además,  por   la  idoneidad  y   calidad  de  los   productos  y  servicios; por  la autenticidad de 
las   marcas   y   leyendas   que  exhiben  los   productos;  por   la  veracidad  de  la  propaganda  comercial  de  los  
productos; y por el contenido y la vida útil del producto indicados en el envase, en lo que corresponde. 

15

 

 

 
13/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
idoneidad  y  calidad  de  los productos y servicios que ofrecen en el mercado. 
En  aplicación  de  esta  norma,  los proveedores tienen el deber de brindar los 
productos  y  servicios  ofrecidos  en  las  condiciones  acordadas  o  en  las 
condiciones  que  resulten  previsibles,  atendiendo  a  la  naturaleza  de  los 
mismos y a la normatividad que rige su prestación. 
 
40.

 
41.

Toda  vez  que  la  atribución  de  la  responsabilidad  se  fundamenta  en  que 
quien  alega  un  hecho  debe  probarlo,  en  principio  es  el  consumidor  quien 
tiene  la  carga  de  acreditar  la  existencia  del  defecto  invocado  en  el  bien  o 
servicio  y,  una  vez  demostrado  ello,  se  invierte  la  carga  probatoria  sobre el 
proveedor,  quien  tendrá  la  obligación  procesal  de  sustentar y acreditar que 
no  es responsable por la falta de idoneidad del bien colocado en el mercado 
o  el  servicio  prestado,  sea  porque  actuó  cumpliendo  con  las  normas 
debidas  o  porque  pudo  acreditar  la  existencia  de  hechos  ajenos  que  lo 
eximen  de  responsabilidad,  como  el  caso  fortuito,  la  fuerza  mayor,  hechos 
de terceros o negligencia del propio consumidor. 
En  el  caso  de  los  servicios  de  atención  médica,  un  consumidor  tendrá  la 
expectativa  que  el  profesional  de  la  salud  adopte  todas  las  medidas  de 
prevención  que  razonablemente  resulten  necesarias  de  acuerdo  con  el 
estado  de  la  técnica,  actuando  durante  el  acto  médico  de  manera  diligente 
conforme  a  sus  capacidades  debidamente  acreditadas.  En  esa  línea,  cabe 
precisar  que  existen  dos  tipos  de  servicios  médicos,  los que involucran una 
obligación  de  medios  y  aquellos  que  involucran  una  obligación  de 
resultados.  Así,  la  expectativa  que  tenga  el  consumidor  del  servicio 
brindado,  dependerá  fundamentalmente  del  tipo  de  obligación  al  que  se 
encuentra  sujeto  el  profesional  médico,  aplicándose  ésta  de  la  siguiente 
forma: 

 
(i) 

(ii) 

servicio  médico  sujeto  a  una  obligación  de  medios​
:  en  este  caso,  un 
consumidor  tendrá  la  expectativa  que  durante  su  prestación  no  se  le 
asegurará  un  resultado,  pues  éste  no  resulta  previsible; sin embargo, sí 
esperará  que  el  servicio  sea  brindado  con  la  diligencia  debida  y  con  la 
mayor  dedicación,  utilizando  todos  los  medios  requeridos  para 
garantizar el fin deseado; y, 
 
servicio  médico  sujeto  a  una  obligación  de  resultados​
:  en  este caso, un 
consumidor  espera  que  al  solicitar  dichos  servicios  se  le  asegure  un 
resultado,  el  cual  no  solamente  es  previsible,  sino  que  constituye  el  fin 
práctico  por  el  cual  se  han  contratado  dichos  servicios.  Es  así,  que  un 
consumidor  considerará  cumplida la obligación, cuando se haya logrado 
el  resultado  prometido  por  el  médico  o  la  persona  encargada.  En  este 
supuesto,  el  parámetro  de  la  debida  diligencia  es  irrelevante  a  efectos 
14/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
de  la atribución de la responsabilidad del proveedor, pero será tenido en 
cuenta para graduar la sanción. 
 

42.

En  el  presente  caso  se  discute  la  idoneidad  del  servicio  médico  brindado 
por  la  Clínica  al  señor  Araujo,  toda  vez  que:  (i)  el  tratamiento  de 
quimioterapia  al  que  fue  sometido  el  14 de mayo de 2009 no fue adecuado; 
(ii)  el  tratamiento  para  prevenir  el  tromboembolismo  pulmonar  no  fue  el 
correcto;  (iii)  no  se  brindaron  cuidados  paliativos  al  paciente;  y,  (iv)  se 
administró  al  paciente  el  medicamento  Arixtra  y  se  solicitó  la  toma  de 
muestras de sangre el 21 de mayo de 2009 indebidamente. 

 

43.

Teniendo  en  cuenta  la  naturaleza  de  tales  prestaciones,  se  puede  concluir 
que  nos  encontramos  ante  un  servicio  médico  sujeto  a  una  obligación  de 
medios,  en  el  que  siempre  está  presente  algún  nivel  de  riesgo  que  no 
permite  asegurar  un  resultado,  por  tanto,  el  proveedor  debe  acreditar  que 
actuó  con  la  diligencia  debida  en  la  atención  de  la  paciente  y  para  ello 
deberá  evaluarse  si  los  actos  médicos  realizados  responden  a  los 
protocolos  que  rigen  sobre  la  materia  y  si  están  respaldados  por 
documentación médica como informes y la Historia Clínica.  

 

Sobre los tratamientos brindados 
 

44.

En  el  presente  acápite  se  analizará  la  idoneidad  de  los  siguientes 
tratamientos  a  los  cuales  fue  sometido  el  señor  Araujo:  (i)  la  quimioterapia 
aplicada  el  14  de  mayo  de  2009;  (ii)  las  medidas  para  prevenir  el 
tromboembolismo  pulmonar;  y,  (iii)  los  cuidados  paliativos  aplicados  al 
paciente. 

 

­

Sobre la quimioterapia realizada el 14 de mayo de 2009 

 

45.

 
46.

La  Sucesión  indicó  que  el  señor  Araujo  sufría  de  cáncer  a  la  vejiga  en 
estadio  IV,  por  el  cual  desde  inicios  del  2009  recibió  un  tratamiento  de 
quimioterapia  y  posteriormente  radioterapia  en  la  Clínica.  Agregó  que  el  14 
de  mayo  de  2009,  se aplicó al paciente un tratamiento de quimioterapia con 
el  medicamento  Docetaxel  (Taxotere)  y  radioterapia,  pese  a  que  en  dicha 
oportunidad tenía únicamente 49,000 plaquetas. 
La  Sucesión  manifestó  que  el  medicamento  Docetaxel  no  debía  ser 
utilizado  en  pacientes  con menos de 100,000 plaquetas, además indicó que 
su  aplicación  debía  realizarse  con un intervalo de 3 semanas, siendo que al 
señor  Araujo  se  le había colocado una dosis de Carboplatino con Docetaxel 
el 7 de mayo de 2009, es decir solo 7 días antes. 

 
15/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
47.

 
48.

En  su  defensa,  la  Clínica  indicó  que  para  el  cáncer  de  vejiga,  la  American 
Cancer  Society  recomendaba  radioterapia  externa  y  quimioterapia 
sistémica,  pues  tales  tratamientos  retrasaban  la  propagación  de  la 
enfermedad  y  alargaban  la  vida  del  paciente.  Asimismo,  alegó que el señor 
Araujo  recibió  ciclos  de  quimioterapia  y  radioterapia  en  la  dosis  ajustada 
según  sus  condiciones,  siendo  que  la  reducción  del  número  de  plaquetas 
del  paciente  y  la  toxicidad  de  los  agentes  antineoplásicos  era  de  carácter 
esperado y transitorio. 
Dado  el  cuestionamiento  de  la  Sucesión,  en  primer  lugar  es  necesario 
establecer  cuál  fue  el  tratamiento  brindado  al  señor  Araujo  para  tratar  el 
cáncer  que  padecía.  Así,  de  los  medios  probatorios  que  obran  en  el 
expediente  y  lo  reconocido  por  las  partes,  se  advierte  que  el  paciente  fue 
sometido  a  los  siguientes  procedimientos  luego  de  habérsele  detectado  el 
cáncer a la vejiga en etapa IV el 6 de enero de 200916: 

 
­
­
­
­

16

08/01/09:  Se  realizó  Cistoscopía  más  Resección  Transuretral  (RTU)17 
de Vejiga18. 
12/01/09:  Inició  tratamiento  quimioterapéutico  con  Gencitabina 
(Gemzar) más Cisplatino en 3 ciclos19. 
10/03/09  ­  24/03/09:  Se  culminó  el  último  ciclo  de  la  dosis  de  Gemzar 
con Cisplatino. 
17/04/09:  Se  aplica  nueva dosis de quimioterapia con Carboplatino más 
Docetacel (Taxotere)20. 

 

Ver foja 1074 (reverso) del expediente. 

 

Ver fojas 1098 ­ 1099 del expediente. 

 

17

 

18

 

Cistoscopía:  ​
Es   un  procedimiento  para  ver   el  interior   de  la  vejiga  y   la  uretra  mediante  un  telescopio.  En: 
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003903.htm​
.  ​
Un  servicio  de  la  Biblioteca  Nacional 
de Medicina de EE.UU. 
RTU:  Esta cirugía se hace usando un instrumento que se pasa por  la uretra de manera que no se requiere 
un  corte  en  el  abdomen.  Usted  recibirá  anestesia  general  (que  le  hace  dormir),  o  anestesia  regional  (la 
parte inferior de su cuerpo esta adormecida). 
Para  esta  operación, se coloca un tipo de cistoscopio rígido llamado un ​
r esectoscopio en la vejiga a través  
de  la  uretra.  El  resectoscopio  tiene  un  asa  de  alambre  en  su punta para remover  cualquier  temor  o tejido 
anormal. El tejido que se extrae se envía al laboratorio para que un patólogo lo examine. 
Después   de  extraer   el  tumor,  se  pueden  tomar   otros   pasos   para tratar  de asegurarse de que el tumor  ha 
sido  destruido  completamente.  Cualquier   cáncer   remanente  se  puede  tratar   mediante  fulguración 
(quemando  la  base  del  tumor)   mientras   se  observa  el  tumor   con  el  cistoscopio.  El  cáncer   también  se 
puede  destruir   usando  un  rayo  láser   de  alta  energía  a  través   del  cistoscopio.  En: 
http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdevejiga/guiadetallada/cancer­de­vejiga­treating­surgery 

19

 

Ver foja 1060 del expediente. 

 

Ver foja 1124 (reverso) del expediente. 

 

20

 

16/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
­
­
­
­
­
­
­
 
49.
 
50.

21

29/04/09 ­ 15/05/09: Radioterapia sobre la pelvis21. 
05/05/09:  Se  realiza  ecografía  doppler  detectándose  trombosis  venosa 
profunda22. 
07/05/09: Administración ambulatoria de Carboplatino más Docetaxel23. 
14/05/09: Administración ambulatoria de Docetaxel24. 
17/05/09: Paciente ingresa de emergencia a la Clínica25. 
20/05/09: Se realiza gammagrafía pulmonar y tomografía al paciente26. 
21/05/09: Paciente fallece a las 07:10 p.m27. 

La  Clínica  ha  argumentado  que  la  aplicación  de  radioterapia  de  manera 
conjunta  con  quimioterapia  para  tratar  el  tipo  de  cáncer  padecido  por  el 
señor Araujo estaba respaldado por la American Cancer Society.  
Al  respecto,  si  bien  dicho  organismo  ha  establecido  que  para  el cáncer a la 
vejiga  en  etapa  IV  (Tumores T4b)  la quimioterapia es el primer tratamiento, 
el  cual  se  aplica  algunas  veces  junto  con  cistectomía  o  radiación28,  obra  en 

 

Ver foja 1053 del expediente. 

 

Ver foja 100 del expediente. 

 

Ver fojas 435 y  911 del expediente. 

 

Ver nota a pie anterior. 

 

Ver foja 1153 del expediente. 

 

Ver foja 1054 y 1160 del expediente. 

 

Ver foja 1163 del expediente. 

 

22

 

23

 

24

 

25

 

26

 

27

 

28

 

Estos   cánceres   han  alcanzado  la  pared  abdominal  o  pélvica  (tumores   T4b)   o  se  han  propagado  a  los  
ganglios linfáticos adyacentes o a partes distantes del cuerpo. 
En  la  mayoría  de  los   casos,  la  ​
c irugía  (incluso  cistectomía  radical)   no  puede  remover   todo  el  cáncer   en 
esta  etapa.  Por   lo  tanto,  estos   cánceres   son  muy   difíciles   de  eliminar   por   completo.  Por   lo  general,  el 
tratamiento  se  concentra  en  retrasar   el  crecimiento  y   la  propagación del cáncer  para ayudarle a vivir  más  
tiempo y a sentirse mejor.  
Para  los   cánceres   de  vejiga  en  etapa  IV  que  no  se  han  propagado  a  partes   distantes,  la  ​
quimioterapia 
(con  o  sin  ​
r adiación​
)   usualmente  es  el primer  tratamiento. Si el tamaño del cáncer  se reduce en respuesta 
al  tratamiento,  una  ​
c istectomía  puede  ser   una  opción.  Los  pacientes  que no pueden tolerar  quimioterapia 
(debido a otros problemas de salud) a menudo son tratados con radioterapia. 
Para  los   cánceres   de  vejiga  en  etapa  IV  que  se  han  propagado  a  áreas   distantes,  la  quimioterapia 
usualmente  es   el  primer   tratamiento,  algunas   veces   junto  con  cistectomía  radical  o  radioterapia.  Los  
pacientes   que  no  pueden  tolerar   quimioterapia  (debido  a  otros   problemas   de  salud)   a  menudo  son 
tratados   con  radioterapia.  A  veces   se  hace  una  derivación  urinaria  sin  cistectomía  para  prevenir  o aliviar  
un bloqueo de orina que de otra forma podría producir daño grave a los riñones. 
Debido  a  que  es   poco  probable  que  el  tratamiento  cure  estos   cánceres,  participar   de  un  estudio  clínico 
pudiera  ofrecerle  acceso  a  formas   más   nuevas   de  tratamientos   que  pudieran  ayudarle  a  vivir   por   más  
tiempo o a aliviar síntomas.  
En: ​
http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdevejiga/guiadetallada/cancer­de­vejiga­treating­by­stage 
 
Ver foja 143 del expediente. 
 

17/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
el  expediente  el  Informe  de  la  Sociedad  Peruana  de  Auditoría  médica,  el 
cual señala lo siguiente29: 
 
“Tratamiento  de  control  en  segunda  línea  para  el  caso  del  paciente  con 
quimioterapia  y   radioterapia  concurrente  no  fue  útil.  El  TEM  de  Tórax  
luego  de  2  ciclos   de  Carboplatino/Docetaxel  mas   radioterapia  reportó  la 
presencia  de  nódulo  pulmonar  lo  que  indicó  que  el  cáncer  progresó.  NO 
se  ha  hallado evidencia del uso de la combinación carboplatino/docetaxel 
en  segunda  línea  para  el  tratamiento  de  cáncer  a  la  vejiga,  solo  se  ha 
encontrado evidencia de la combinación carboplatino/paclitaxel.” 

 
51.

 
52.

 
53.

Como  se  observa,  si  bien  la  Clínica  ha  señalado  que  el  uso  de 
quimioterapia  mas  radioterapia, era recomendado para el cáncer que sufría, 
la  Sociedad  Peruana  de  Auditoría  Médica  señaló  que  no  existía  evidencia 
clínica  que  avalara  el  uso  combinado  de  los  medicamentos 
Carboplatino/docetaxel  como  terapia  de  segunda  línea  contra  el  cáncer  de 
vejiga,  es  decir,  como  tratamiento  que  se  administraba  cuando  el  inicial  no 
resulta eficaz30. 
El  fundamento  de  la  Sociedad  Peruana  de  Auditoría  Médica  para  llegar  a 
dicha  conclusión  se  ve  reflejado  en  que  el  paciente  fue  sometido 
inicialmente  a  ciclos  de  quimioterapia  con  los  medicamentos  Gemzar  y 
Cisplatino  entre  enero  a  marzo  de  2009  y  posteriormente  se  decidió  iniciar 
un  segundo  tratamiento  de  quimioterapia  con  Carboplatino  y  Docetaxel 
más  radioterapia,  siendo  que  el  uso  conjunto  de  estos  últimos  fármacos  no 
tenía sustento médico que avale su indicación para el cáncer de vejiga31. 
Ahora  bien,  en  este  punto  es  necesario  precisar  que  el  informe  presentado 
por  los  peritos  designados  de  oficio  concluyó  lo  siguiente  respecto  al 
tratamiento brindado  al señor Araujo el 14 de mayo de 200932: 

 
“Según  la  literatura  especializada  dentro  de  un  ciclo  las   modificaciones  
de  la dosis  de ​
gemcitabina (Docetaxel) ​
que se administra en monoterapia 
o  en  combinación  con  cisplatino  para  cáncer  de  vejiga  debe  realizarse 
cuando  el  recuento  de  plaquetas   se  encuentran  entre  50,00  y   100,00 
plaquetas   en  estos   casos   la  dosis   debe  ajustarse  al  75%  de  la  dosis  
29

 

Ver fojas 911­912 del expediente. 

 

30

 

Tratamiento que se administra cuando el tratamiento inicial (terapia de primera línea) no es eficaz o deja 
de ser eficaz. ​
http://www.cancer.gov/diccionario?cdrid=346513​
. Instituto Nacional de Cáncer. 

 

El informe presentado por la Sociedad Peruana de Auditoría Médica tuvo entre sus fuentes a  las Guías de 
la NCCN (National Comprehensive Cancer Network) para el cáncer de la vejiga. 

 

Ver fojas 1210­1211 del expediente. 

 

31

 

32

 

18/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
estándar  de  gemcitabina  (%)  y   que  el  tratamiento  debe  omitirse  y   no ser 
re­iniciado  dentro  de  un  ciclo  antes   de  que  el  recuento  total  de 
granulocitos   sea  de  al  menos   500  (x106/l)  y   el  de  plaquetas,  50,000  (x  
106/l),  en  el  caso  del  paciente  Sr.  Manuel Araujo Palacios  se encontraba 
con  49,000  plaquetas   y   la  interrupción  o no o la reducción de la dosis  del 
tratamiento con gemcitabina queda a criterio del médico. 
 
Es   importante  resaltar  que  la  radioterapia  sobre la pelvis  y  vejiga que fue 
iniciada  el  24  de  abril  de  2009  hasta  el  15  de  abril  de  2009  (SIC)33  y   la 
aplicación  de  Gemcitabina  el  07.05.09,  según  la  literatura  especializada 
la  aplicación  de  radioterapia  7  días   antes   o  después   de  la  aplicación  de 
gemcitabina no produce efectos adversos” 
 
(Subrayado agregado) 

 
54.

 
55.

 
56.

33

 

De  una  lectura  del  referido  documento  se  puede  observar  que  los  peritos 
realizaron  su  informe  sobre  la  base  de  que  el  medicamento  aplicado  al 
señor  Araujo  en  los  nuevos  ciclos de quimioterapia en abril y mayo de 2009 
fue  Gemcitabina,  cuyo  nombre  comercial  es  Gemzar34;  sin  embargo,  de  la 
revisión  de  la  Historia  Clínica  se  advierte  que  al  paciente  se  le  aplicó  el 
medicamento  Docetaxel,  cuyo  nombre  comercial  es  Taxotere35,  ​
el cual tiene 
contraindicaciones  distintas  a  la  Gemcitabina,  hecho  que  también  fue 
advertido por la Sucesión en su recurso de apelación. 
Si  bien  el  informe  pericial  mencionó  al  fármaco  Gemcitabina  como  análogo 
al  Docetaxel,  lo  cierto  es  que  ello  constituye  un  error,  pues  se  trata  de 
medicamentos  distintos  que  se  utilizan  en  un  tratamiento  de  quimioterapia. 
Además,  el  informe  técnico  antes  citado  contenía  las  características  y 
frecuencia  de  la  aplicación  de  la  Gemcitabina y no la posología del fármaco 
que en realidad se prescribió al señor Araujo. 
En  efecto,  de  acuerdo  a  la  información  sobre el medicamento Taxotere que 
se  encuentra  en  el  portal  del  Ministerio  de  Salud  del  Perú,  la  aplicación del 
mismo  no  puede  realizarse si el recuento de plaquetas es menor a 100,0036, 
La fecha de término de la radioterapia del paciente fue el 15 de mayo de 2009. 

 

34

 

Ver:  ​
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a696019­es.html​
.  Biblioteca  Nacional  de 
Medicina de EE.UU. 

 

Ver:  ​
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a696031­es.html  .  Biblioteca  Nacional  de 
Medicina de EE.UU. 

 

Para  todas   las   indicaciones,  la  administración  de  docetaxel  se  debe  demorar  si el recuento de neutrófilos  
es   más   bajo  que  1500  células   por   milímetro  cúbico  y/o  el  recuento  de plaqueta es  más  bajo que 100 000 
células   por   el  milímetro  cúbico.  Una  reducción  en  las   dosis   subsiguientes   se  recomienda  para  pacientes  
que  desarrollan  neutropenia  severa  (recuento  de  neutrófilos   <500  células   por   milímetro  cúbico)   eso 

 

35

 

36

19/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
siendo  que  en  el  caso  del  señor  Araujo  el  14  de  mayo  de  2009 presentaba 
únicamente 49,000 plaquetas37. 
 
57.

 
58.

Considerando  lo  expuesto,  puede  desprenderse  que  en  el  caso  del  señor 
Araujo  la  Clínica  no debió haber aplicado el fármaco denominado Docetaxel 
dado  el  número  de  plaquetas  con  los  cuales  contaba  el  paciente,  siendo 
que  además,  el  tratamiento  combinado  de  los  medicamentos  Carboplatino 
más  Docetaxel  como  terapia  de  segunda  línea  tampoco  se  encontraba 
respaldado  clínicamente,  lo  cual  da  cuenta  de  la  falta  de  idoneidad  en  el 
servicio brindado por la denunciada. 
En  consecuencia,  corresponde  revocar  la  resolución  venida  en  grado  que 
declaró  infundada  la  denuncia  contra  la  Clínica por infracción del artículo 8º 
de  la  Ley  de  Protección  al Consumidor en el extremo referido al tratamiento 
de  quimioterapia  aplicado  el  14  de  mayo  de  2009  y,  reformándola,  se 
declara fundada la misma. 

 

­

Sobre el tratamiento para prevenir el tromboembolismo pulmonar 

 

59.

 
60.

La  Sucesión  señaló  que  si  bien  el  5  de  mayo  de  2009  se  había  realizado 
una  ecografía  doppler  al  señor  Araujo  detectándose  que  padecía  de 
trombosis  venosa  profunda,  la Clínica no realizó acciones para prevenir con 
anticipación  el  cuadro  de  tromboembombolismo  pulmonar  que 
posteriormente presentó, como por ejemplo una terapia anticoagulante. 
En  su  defensa,  la  Clínica  indicó  que  las  complicaciones  que  pudiera 
acarrear  la  enfermedad  del  señor  Araujo  se  trataban  a  medida  que  iban 
surgiendo,  por  tanto,  al  existir sospechas de tromboembolismo pulmonar, el 
20  de  mayo  de  2009  se  realizó  una  gammagrafía  de  ventilación  y  una 
angiotomografía  espiral  multicorte  para  confirmar dicho diagnóstico. Agregó 
que  si  bien  el paciente sufría de trombosis venosa profunda, al momento de 
su  hospitalización  este  presentaba  plaquetopenia  severa  y  hematuria, 
condiciones  ante  las  cuales  se  encontraba  contraindicado  la 

persiste  durante  7  días   o  más,  neutropenia febril, infección severa (grado 4), neuropatía periférica severa 
(01), 

reacciones  
cutáneas  
severas  

acumulativas. 
En: 
http://bvs.minsa.gob.pe/local/biblio/plm/src/productos/26940_162.htm 
 
Cabe  señalar   que  si  bien  la  Sucesión  indicó  que  el  medicamento  Docetaxel  debía  aplicarse  cada  tres  
semanas   y   no  cada  7  días   y   que  la  dosis   utilizada  era  excesiva,  la  información  del  portal  del  Minsa  no 
especifica  la  dosis   y   el  tiempo  que  debía  esperarse  para  la  aplicación  del  referido  medicamento  en  los  
casos de de cáncer a la vejiga.  
 

37

 

Ver foja 48 del expediente. 

 

20/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
anticoagulación,  por  lo  que  la  aplicación  del  tratamiento  antitrombótico 
debía realizarse de manera intermitente.  
 
61.

Para  sustentar  lo  afirmado,  la  denunciada  adjuntó  un  informe  pericial 
realizado  por  el  médico  cirujano  Jaime  Moya  Grande  y  el  médico 
hematólogo José Caravedo Baigorria, el cual indicaba lo siguiente38: 

 
“El  diagnóstico  de  Trombosis   venosa  profunda  en  miembro  inferior 
izquierdo  fue  descrita  en  el  Eco­doppler en fecha 05/05/2009 y  por ende 
se  solicitó  posteriormente  el  TEM  de  tórax.  ​
Con  estos   resultados   es  
reevaluado  en  consulta  externa  de  oncología  el  05.05.2009,  donde  se 
decide  iniciar  anticoagulación  con  Heparina  de  bajo  peso  molecular  a 
dosis terapéuticas (enoxaparina) de manera indefinida. 
 
Es   hospitalizado  el  17.05.2009  con  diagnóstico  de  cáncer  de  vejiga 
avanzado,  sepsis,  trombosis   severa  profunda  de  miembros   inferiores   en 
anticoagulación.  Al  presentar  plaquetopenia  severa  y   hematuria  se 
contraindica la anticoagulación. 
 
El  paciente  desarrolla  un  tromboembolismo  pulmonar  en  el  tronco  de  la 
arteria  pulmonar  confirmado  por  angiotomografía  (19.05.2009)  y  
gammagrafía  ventilación/perfusión  se  inicia  tratamiento  con  fondaparina 
indicado por Hematología el 20.05.2009.” 

 
  ​
  (Subrayado agregado) 
 

62.

 
63.

38

De  una  lectura  del  referido  informe,  se  puede  apreciar  que  la  denunciada 
afirma  haber  sometido  al  señor  Araujo  a  un  tratamiento  de  anticoagulación 
al  detectarse  que  padecía  de  trombosis  venosa  profunda  el  5  de  mayo  de 
2009, siendo que cuando fue hospitalizado de emergencia el 17 de mayo de 
dicho  año,  se  contraindicó tal tratamiento al presentar plaquetopenia severa 
y  hematuria.  No  obstante, de una revisión de la Historia Clínica del paciente 
se  advierte  que  si  bien  el  5  de  mayo  de  2009  se  le  prescribió  Heparina  de 
Bajo  Peso  Molecular  (HBPM),  de  manera  posterior  no  se  observa  ningún 
registro  sobre  la  aplicación  de  dicho  medicamento  ni  sobre  las  dosis 
utilizadas, tal como lo afirmó la Clínica39. 
Al  respecto,  el  artículo  29º  de  la  Ley  26842,  Ley  General  de  Salud, 
establece  que  los  actos  médicos  deben  estar  sustentados  en  una  historia 

 

Ver foja 1326 del expediente. 

 

Ver foja 1076 (reverso) del expediente. 

 

39

 

21/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
clínica  veraz  y  suficiente  que  contenga  las  prácticas  y  procedimientos 
aplicados al paciente para resolver el problema de salud diagnosticado40. 
 
64.

 
65.

 
66.

  
67.

40

El  principal  objetivo  de  la  Historia  Clínica  es  registrar  y  monitorear  el 
proceso  de  atención  médica  de  un  paciente  y  asegurar  su  continuidad.  En 
efecto,  la  Historia  Clínica  en  tanto  tiene  una  estructura  secuencial  y  una 
descripción  completa,  ordenada  y  legible  de  todo  el  proceso  de  atención 
médica, es un documento probatorio importante41. 
Por  ello,  el  adecuado  llenado  de  la  Historia  Clínica  del  paciente  es 
responsabilidad del centro de salud, siendo además el medio probatorio que 
le  permitirá  liberarse  de  responsabilidad  ante  una  denuncia  por  falta 
idoneidad  en  los  servicios  médicos  que  brindan  pues,  como  mínimo,  la 
revisión  de  la  Historia  Clínica  debe  permitir  reconstruir  la  atención  médica 
brindada  al  paciente.  En  caso  contrario,  tal  documento  pierde  su  eficacia 
como prueba42. 
En  ese  sentido,  el  alegato  de  defensa  de  la  denunciada  no  encuentra 
sustento  de  un  análisis  de  la  Historia  Clínica  del  señor  Araujo,  pues  no 
queda  acreditado  que  haya  brindado  un  tratamiento  anticoagulante  regular 
desde  el  momento  en  que  se  detectó  la  trombosis  venosa  profunda  en  el 
paciente. 
De  otro lado, el informe emitido por los peritos designados de oficio indicó lo 
siguiente  respecto  del  tratamiento  brindado  para  prevenir  el 
tromboembolismo pulmonar43: 

 

LEY  26842.  LEY  GENERAL  DE  SALUD.  Artículo  29º.­   ​
El  acto  médico  debe  estar   sustentado  en  una 
historia  clínica  veraz   y   suficiente  que  contenga  las   prácticas   y   procedimientos   aplicados   al  paciente  para 
resolver el problema de salud diagnosticado. 
La información mínima que debe contener la historia clínica se rige por el reglamento de la presente ley. 
El  médico  y   el  cirujano­dentista  quedan obligados  a proporcionar  copia de la historia clínica al paciente en 
caso que éste o su representante lo solicite. El interesado asume el costo que supone el pedido. 

 

“​
Evaluar   la  historia  clínica  no  es   tener   un  documento  de  buena  letra,  con  firma,  nombres   y   apellidos   del 
médico  sino  la  obtención  de  registros   confiables   del  proceso  individual  de  atención  del  paciente  que 
permitan  conocer   la  acción  médica  sobre  este  y   su  resultado.  Asimismo  es   fuente  de  datos   confiables  
sobre  aspectos   administrativos   y   legales”.  ​
ÁLVAREZ  HEREDIA​
,  FRANCISCO.  Calidad  y   Auditoría  en 
Salud. Ecoe Ediciones. 2004. Bogotá. pág.53. 

 

En  efecto,  de  acuerdo  con  el  médico  legista  Hugo  Rodríguez   Almada,  citado  por   el  Dr.  Juan  Luis  
Avendaño​
:  “el  valor  probatorio de la historia clínica radica en el momento en el que ha sido confeccionada. 
Por   eso,  en  la  mayoría  de  los   casos   la  existencia  de  una  historia  clínica  bien  confeccionada  servirá para 
descartar   la  pretendida  malpraxis.”   (​
AVENDAÑO   VALDEZ​
,  JUAN  LUIS.  La  prueba difícil. La culpa médica 
en:  Libro Homenaje a Jorge Avendaño. Lima: Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, 
2004, pág.903.)  

 

Ver fojas 1213­1214 del expediente. 

 

41

 

42

 

43

 

22/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
 
“Al  señor  Manuel  Araujo  Palacios   si  se  le  realizó  tratamiento  para 
prevenir  una  tromboembolia  pulmonar  el  día  5  de  mayo  del  2009  en  el 
que  se  le  indicó  Heparina  de  bajo  peso  molecular  aunque  este  no  fue 
regular  como  lo  indica  el  acto  médico  del  día  21/05/09  a  horas   12:20  en 
la  que  el  hematólogo  consigna ‘paciente varón de 63 años  con TVP hace 
1 mes, aparentemente no ha recibido anticoagulación de forma regular’. 
(...) 
Según  la  literatura  especializada  y   la  experiencia  clínica  los   pacientes  
con  enfermedad  neoplásica  frecuentemente  diseminada,  como  el  señor 
Manuel  Araujo  Palacios   con  deterioro  de  la  función  hepática,  con 
tratamiento  de  quimioterapia  que  genera  toxicidad  medular  y   renal  entre 
otras;  requieren  de  sostener  la mejor calidad de vida posible, para ello se 
debe  prevenir  las   embolias   pulmonares   que  en ellos  es  6 veces  mayor el 
riesgo de hacer esta complicación. 
 
La  literatura  y   la  práctica  clínica  demuestra  que  las   heparinas   de  bajo 
peso  son  eficaces   y   seguras   para  prevenir  las   embolias   pulmonares   y  
que estos deben ser colocados dos veces al día (...)” 
 

68.

 
69.

44

La  revisión  del  mencionado  informe  permite  verificar  la  importancia  de  la 
aplicación  de  la  heparina  en  la  dosis  correspondiente  a  fin  de  prevenir  el 
tromboembolismo  pulmonar,  condición  que  se  presenta  con  mayor 
frecuencia  en  pacientes  con  neoplasias  como  el señor Araujo y en paciente 
con  trombosis  venosa  profunda44;  sin  embargo,  en  la  Historia  Clínica  del 
paciente  no  se  evidencia  su  administración continua desde el 5 de mayo de 
2009. 
En  efecto,  si  bien  el  paciente  no  podía recibir un tratamiento anticoagulante 
por  presentar  un  reducido  nivel  de  plaquetas  al  momento  de  su 
hospitalización  el  17  de  mayo  de  200945,  la  Clínica  no  demostró  haber 
aplicado  regularmente  heparina  al  señor  Araujo  durante  el  periodo  anterior 
a  su  internamiento,  siendo  que  el  propio  médico  hematólogo que lo atendió 

 

La  trombosis   venosa  profunda  o  TVP  es   un  coágulo  de  sangre  o  ​
trombo  que  se  forma  en  una  vena 
profunda  del  cuerpo.  Los   coágulos   de  sangre  se  forman  cuando  la  tendencia  de  la  sangre  a  coagularse 
aumenta. 
La  mayoría  de  los   trombos   venosos   profundos   se  presentan  en  las   pantorrillas   o  los   muslos.  También 
pueden presentarse en otras partes del cuerpo. 
Un  coágulo  o  trombo  de  una  vena  profunda  puede  desprenderse  y   ser   arrastrado  por   el  torrente 
sanguíneo.  El  coágulo  suelto  se  llama  émbolo.  Puede llegar  hasta una arteria de los  pulmones  y  bloquear  
la circulación. Este problema médico se llama ​
embolia pulmonar​

La  embolia  pulmonar   es   un  problema  de  salud  muy   grave.  Puede  lesionar   los   pulmones   y   otros   órganos  
del cuerpo y causar la muerte. En: ​
http://www.nhlbi.nih.gov/health­spanish/health­topics/temas/dvt 

 

Ver foja 1157 (reverso) del expediente. 

 

45

 

23/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
consignó  que  el  señor  Araujo  no  recibió  anticoagulación  regular  en  su 
Historia Clínica46. 
 

70.

Finalmente,  la  Clínica  indicó  que  la  Comisión  basó  su  decisión  en  un 
informe  pericial  realizado  por  un  médico  auditor  y  un  médico  urólogo 
oncólogo,  mas  no  por  un  hematólogo,  especialista  idóneo  para  emitir  una 
opinión sobre el tratamiento de prevención de una tromboembolia. 
 

71.

 
72.

Sobre  el  particular,  es necesario reiterar que en el presente caso no se está 
discutiendo  si  al  señor  Araujo  se  le  debió  brindar  un  tratamiento 
anticoagulante  durante  su  hospitalización  a  pesar  de  la  plaquetopenia  y 
hematuria  que  presentaba,  sino  que  se  ha  determinado  que  pese  a  que  la 
propia  Clínica  afirmó  haber  ordenado  un  tratamiento  indefinido  con 
Heparina  al  señor  Araujo  el  5  de  mayo  de  2009  al  haber  detectado  que 
padecía  de  trombosis  venosa  profunda,  no  acreditó  haber  realizado  dicha 
acción.  En  tal  sentido,  es  la  falta  de  medios  probatorios  sobre  las  medidas 
que  tomó  la  Clínica  para  prevenir  la  aparición  de  tromboembolismo 
pulmonar  en  el  señor  Araujo  lo  que  sustenta  su  responsabilidad,  por  tanto 
esta  Sala  considera  que  la  opinión  que  un  médico  hematólogo  pueda 
brindar  sobre  la  cuestión controvertida no resulta necesaria para determinar 
la responsabilidad de la Clínica en el caso en concreto. 
A  ello,  debe  agregarse  que  en  la  oposición  que  presentó la Clínica el 11 de 
marzo  de  2013  contra  los  peritos  designados  de oficio, esta no cuestionó la 
falta  de  un  médico  hematólogo  para  la  emisión  del  informe  técnico,  sino 
únicamente  que  el  señor  Mario  Gamarra Paredes tuviera la especialidad en 
cirugía  general  y  oncológica  cuando  el  cuadro  del  paciente  no  era 
quirúrgico,  siendo  recién  en  apelación  que  esbozó  dicho  alegato  de 
defensa. 

 

73.
 
­
 
74.

46

 

Por  los  argumentos  expuestos,  corresponde  confirmar  la  resolución  venida 
en  grado  que  declaró  fundada  la  denuncia  contra  la  Clínica  por  infracción 
del artículo 8º de la Ley de Protección al Consumidor en este extremo.  
Sobre la falta de cuidados paliativos 
La  Sucesión  indicó  que  pese  a  que  el  señor  Araujo  se  encontraba  en  un 
estado  grave  e  irreversible  no  se  le  brindó  un  tratamiento  adecuado, 
además,  se  le  aplicaron  medicamentos  y  fue  sometido  a  exámenes 
innecesarios,  cuando  lo  único  que  necesitaba  el  paciente  era  ser  sedado  a 
fin de no sufrir física ni emocionalmente. 
Ver foja 1162 (reverso) del expediente. 

 

24/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
 
75.

 
76.

 
77.

La  Clínica  indicó  que  los  tratamientos  paliativos  se  referían  a  los  cuidados 
de  alivio  que  se  brindaban  a  un  paciente  con  una  enfermedad  grave  o 
mortal, los cuales sí se prestaron en el caso del señor Araujo. Agregó que la 
Historia  Clínica  de  aquél  reflejaba  que  se  le  administró  el  medicamento 
Petidina  durante  los  cinco  días  que  estuvo  internado  a  fin  de aliviar el dolor 
que  presentaba;  no  obstante,  se  pretendía  sancionarla  indicando  que  no 
brindaba  los  cuidados  paliativos  conforme  a  lo indicado en el portal web del 
Instituto  de  Oncología  y  Radiología  de  la  Clínica  Ricardo  Palma;  sin 
embargo,  dicha  empresa  y  su  representada  eran  dos  personas  jurídicas 
distintas. 
Sobre  el  particular,  de  acuerdo  a  la  definición  del  Instituto  Nacional  de 
Cáncer  de  EE.UU.  (NCI)  los  cuidados  paliativos  son  los  cuidados  de  alivio 
brindados  al  paciente  que  tiene  una  enfermedad  grave  o  mortal,  como  el 
cáncer,  para  mejorar  su  calidad  de  vida.  El  objetivo  de  los  cuidados 
paliativos  es  evitar  o  tratar  lo  más  pronto  posible  los  síntomas  y los efectos 
secundarios  de  una  enfermedad  y  de  su  tratamiento,  y  los  problemas 
psicológicos, sociales y espirituales correspondientes47. 
Por  su  parte,  el  Informe  de  la Sociedad Peruana de Auditoría Médica indicó 
lo siguiente respecto a los cuidados paliativos brindados al señor Araujo48: 
 
“En  el  presente caso los  Cuidados  Paliativos  no quimioterapéuticos  como 
Psicología,  Asistentado  Social,  Anestesiología,  Psiquiatría,  Hematología 
y   otros,  debieron  ser  parte  del  cuidado  integral  del  paciente  para  así 
asegurar una adecuada calidad de vida al paciente. 
(...) 
CONCLUSIONES 
(...) 
El  paciente  recibió  un  tratamiento  médico  insuficiente  para  el  tipo  de 
cáncer  diagnosticado,  en  razón  a  que  no  se  le  brindó  tratamiento 
paliativo no quimioterapéuticos  según lo recomendado por los  estándares  
correspondientes.” 

 
78.

47

Como  se  observa,  la  Sociedad  Peruana  de  Auditoría  Médica  concluyó  que 
en  el  caso  del  señor  Araujo no existía evidencia de que se le haya brindado 
los  cuidados paliativos necesarios, los cuales incluían tanto el cuidado físico 

 

En: ​
http://www.cancer.gov/espanol/recursos/hojas­informativas/apoyo­recursos/cuidados­paliativo​

 

Ver fojas 908 Y 916 del expediente. 

 
48

 

25/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
a  través  del  área de anestesiología, como el cuidado emocional a través del 
área de psicología y asistencia social. 
 
79.

 
80.

 
81.

 
82.

 
83.

No  obstante  lo  expuesto,  de  una  revisión  de  la  Historia  Clínica  del  señor 
Araujo,  se  observa  que  durante  los  5  días  que  estuvo  hospitalizado  en  el 
establecimiento  de  la  denunciada,  se  le aplicó el medicamento denominado 
Petidina49,  el  cual  tiene  por  finalidad  el  alivio  del  dolor  moderado  a  severo, 
con  lo  cual  puede  concluirse  que  la  Clínica  sí  brindó  cuidados  paliativos  al 
paciente referidos al control del dolor que presentaba. 
Ahora  bien,  respecto  a  los  demás  aspectos  que  involucran  los  cuidados 
paliativos,  la  Comisión indicó que en el portal web del Instituto de Oncología 
y  Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo  Palma, se informaba que el servicio de 
oncología  brindado  incluía  el  cuidado  psicológico  y  emocional  del  paciente 
con cáncer.  
Ante  ello,  la  Clínica  manifestó  en  su  recurso  de  apelación  que  dicha 
empresa  y  su  representada  eran  dos  personas  jurídicas  distintas.  No 
obstante  de  una  revisión  de  los  medios  probatorios  que  obran  en  el 
expediente,  puede  observarse  que  en  el  caso  en  concreto  se  generó  la 
apariencia  en  los  familiares  del  señor  Araujo  de  que  el  Instituto  de 
Oncología  y  Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo Palma y la denunciada eran 
un  único  proveedor,  el  cual  estaba  encargado  de  prestar  el  servicio  de 
medicina oncológica y cuidado paliativos. 
La  teoría  de  la  apariencia  permite  enjuiciar  a  los  proveedores  que  aportan 
su  buen  nombre  en el posicionamiento de un producto o servicio a cargo de 
otro  operador,  por  la  defraudación  de  expectativas  que  sufra  el consumidor 
de  las  prestaciones  de  estos  últimos,  y  es  que  en  materia  de  protección  al 
consumidor  la  responsabilidad  no  sólo  se  define  por  las  condiciones 
expresamente  pactadas  sino  principalmente por las expectativas generadas 
en los consumidores. 
Precisamente,  la  doctrina  relativa  a  la  protección  al  consumidor  señala  que 
sobre  el  particular  que:​
“(…)  quien  sugiera  determinada  apariencia  queda 
obligado a cumplir en la medida que la otra parte ha podido creer en ella​
”50. 

 

49

 

Indicaciones   (1)   Alivio  del  dolor   moderado  a  severo.  (2)   Coadyuvante  de  la  anestesia general y  local. (3)  
Analgesia obstétrica. En:​
http://www.digemid.minsa.gob.pe/UpLoad/UpLoaded/PDF/Petidina_clorhidrato.pdf 

 

WEINGARTEN, Celia​
. Derecho del Consumidor. Buenos Aires: Universidad. Pág 100.   

 
50

 

26/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
84.

La  teoría  de  la  apariencia  resulta  de  vital  importancia  en  un  escenario  de 
mercado  en  el  que  las  empresas  tienen  como  activos  su  buen  nombre  y 
reputación  y  emplearlos  para  persuadir  a  los  consumidores  en  general  a 
adquirir un producto o servicio51.  

 

85.

 
86.

 
87.

 
88.

 
89.

51

En  el  caso  de  autos,  se  observa  que  el  Instituto  de  Oncología  y 
Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo  Palma  se  presentó  como  parte  de  dicho 
centro  de  salud  ante  los  usuarios,  no  solo  por  su  denominación,  sino 
también  por  la  información  que  contiene  su  portal  web,  en  el  cual  se indica 
que  inició  sus  actividades  médico  científicas  en  el  2004  con  el  respaldo  y 
prestigio  de  la  Clínica  Ricardo  Palma  a  fin  de  convertirse  en  una institución 
con altos estándares de tratamiento en la enfermedad oncológica52.  
Además,  de  la  revisión  de  los  actuados  se  aprecia  que  si  bien  existieron 
una  hojas  de  presupuesto  emitidas  por  el  Instituto  de  Oncología  y 
Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo  Palma  sobre  los  medicamentos  que 
debían  aplicarse  al  paciente,  nunca  se  puso  en  conocimiento  de  este  los 
servicios  diferenciados  que  brindaría  tal  Instituto  respecto  de  la  Clínica, 
sobre  todo  teniendo  en  cuenta  que  los  tratamientos  para  el  cáncer  se 
realizaron  en  las  instalaciones  de  la  denunciada,  con el cual el usuario tuvo 
la expectativa legítima que estaba tratando con una sola empresa. 
Incluso,  se  advierte  que  para  la  atención  del  señor  Araujo  se  tuvo  una sola 
Historia  Clínica,  la  cual  contaba  con  el  logo  de  la  denunciada,  además,  las 
cartas  de  garantía  que  cursó  FEBAN  para  la  atención  del  paciente  fueron 
remitidas a dicho centro de salud. 
Teniendo  en  cuenta  ello,  y  el  hecho  que  la  denunciada  informaba  en  su 
página  web  que  brindaba  los  servicios  de  Oncología  y  Radioterapia,  se 
puede  apreciar  que  el  Instituto  de  Oncología  y  Radioterapia  de  la  Clínica 
Ricardo  Palma  se  presentó  frente  al  consumidor  como  área  especializada 
de la Clínica dedicada a brindar los servicios oncológicos. 
Cabe  agregar  además,  que  el  médico  oncólogo  que  figura  en  el  portal web 
de  la  Clínica,  el  señor  Wuilbert  Rodríguez  Pantigoso,  es  el  gerente  general 

 

Así  por   ejemplo,  en  el  caso  de  espectáculos   públicos,  en  los   que  pueden existir  riesgos  de cancelación o 
cambios   de  fecha,  la  participación  de  centros   de  venta  institucionales   o  la  participación  de  empresas  
auspiciadoras   de  reconocido  prestigio  juega  un  rol  tan  importante  como  el  espectáculo  mismo,  para 
persuadir a los consumidores a la compra de boletos. 

 

http://www.oncologiaricardopalma.com/?pag=servicios 

 

52

 
27/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
del  Instituto  de  Oncología  y  Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo  Palma  de 
acuerdo a la información proporcionada por SUNAT53. 
 
90.

 
91.

 
92.

 
93.

Por  otro  lado,  la  Clínica  señaló  que  solo  tenía  un  convenio  de  cooperación 
con  la  Clínica;  sin  embargo,  de la revisión del referido convenio se  observa 
que  además  de  haber  sido  suscrito  en  el  año  2013  (fecha  posterior  a  los 
hechos  materia  de  denuncia),  el  mismo  únicamente  está  referido  a  un 
acuerdo  de  cooperación  docente  asistencial entre ambas instituciones, más 
no  a  un  tema  de  coordinación  médica,  lo  cual  no  refleja  un  actuar 
diferenciado con relación a la prestación de servicios oncológicos54. 
Finalmente,  cabe  reiterar  que  durante  todo  el  procedimiento  la  Clínica 
reconoció  haber  brindado  el  servicio  médico  oncológico  al  señor  Araujo, 
siendo  recién  en  su  recurso  de  apelación  que  modificó  su  defensa 
atribuyendo  al  Instituto  de  Oncología  y  Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo 
Palma la responsabilidad por los hechos denunciados. 
En  tal  sentido,  de  los  citados  medios  de  prueba,  se  aprecia  que  se  generó 
la  apariencia  en  los  familiares  del  paciente de que estaban contratando con 
la  Clínica.  Por  tanto,  la  información  brindada  por  el  Instituto  de Oncología y 
Radioterapia  de  la  Clínica  Ricardo  Palma respecto a los cuidados paliativos 
resulta  vinculante  y  generó  válidas  expectativas  en  los  contratantes  de  sus 
servicios. 
En  el  portal  web  del  Instituto  de  Oncología  y  Radioterapia  de  la  Clínica 
Ricardo  Palma,  se  observa  que  informa  que  el  servicio  de  oncología  que 
brinda  es  integral  y  está  enfocado  en  el  aspecto  psicológico,  social  y 
espiritual del paciente: 

 

53

 

http://www.sunat.gob.pe/cl­ti­itmrconsruc/jcrS00Alias 

 

Ver foja 1314 del expediente. 

 

54

 
28/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 

 
 
94.

 
95.

55

Además,  dicho  portal  web  también  describe  como  parte  de  sus  servicios  a 
la  Psico­oncología,  señalando  que  es  un  área  dedicada  a  atender  las 
repercusiones  psicológicas  y  emocionales  que  trae  consigo  un  diagnóstico 
de cáncer55. 
Por  ende,  parte  del  servicio  que  debía  brindarse  a  pacientes como el señor 
Araujo  como  parte  del  tratamiento  oncológico  integral,  no  solo  incluía 
cuidados  para  el  alivio  del  dolor  que  pudiera  presentar,  sino  también  el 
manejo  adecuado  de  su  estado  emocional  y  psicosocial  a  fin  de 
proporcionarle  una  mejor  calidad  de  vida,  el  cual  al  margen  de  los  costos 
que podría involucrar, no fue puesto a disposición del paciente. 
Ver: ​
http://www.oncologiaricardopalma.com/?pag=servicio_detalle&ser=30 

29/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
 
96.

 
97.

 
98.

En  consecuencia,  se  ha  podido  determinar  que  si  bien  la  Clínica  brindó 
cuidados  al  paciente  referidos  al  alivio  de  su  dolor  físico,  no  acreditó  haber 
ofrecido  a  los  familiares  el  cuidado  del  aspecto  emocional  y  psicológico  del 
señor Araujo, mediante las herramientas publicitadas en su portal web. 
Finalmente,  es  preciso  aclarar  que  contrariamente  a  lo  señalado  por  la 
Clínica,  la  Comisión  no  indicó  en  ningún  momento  que  los  cuidados 
paliativos  incluyeran  el  servicio  de  psiquiatría,  sino  que  dicha  información 
fue  parte  de  la  descripción  que  realizó  la  Sociedad  Peruana  de  Auditoría 
Médica  en  el  informe  técnico  que  presentó  sobre  los  cuidados  brindados  al 
paciente. 
Por  los  argumentos  expuestos,  corresponde  confirmar  la  resolución  venida 
en  grado  que  declaró  fundada  la  denuncia  contra  la  Clínica  por  infracción 
del artículo 8º de la Ley de Protección al Consumidor en este extremo.  

 

Sobre las medicinas aplicadas y exámenes solicitados 
 

99.

 
100.

La  Sucesión  señaló  que  la  aplicación  del  medicamento  Arixtra  al  señor 
Araujo  y  la  solicitud  de  muestras  de  sangre  el  21  de  mayo  de  2009  no 
debieron  ser  realizadas.  Agreg​
ó  que  existían  pruebas  en  el  expediente  que 
acreditaban  que  el  mencionado  medicamento  y  la  toma  de  muestras  de 
sangre  eran  contraproducentes  para  la  salud  del  paciente.  Finalmente, 
manifestó  que  no  era posible aplicar medicinas y tomar muestras para curar 
a una persona con enfermedad terminal y en agonía. 
Sobre  el  particular,  el  informe  emitido  por  los  peritos  designados  de  oficio 
indica  lo  siguiente  respecto  al  medicamento  Arixtra  y  la  toma  de  muestras 
de sangre56: 

 
“8.  La  literatura  del  medicamento  Arixtra  no  refiere  ninguna 
contraindicación  y/o  advertencia  absoluta  de  su  uso.  Lo  que  indica  la 
literatura  son  ADVERTENCIAS  Y  PRECAUCIONES  ESPECIALES 
PARA  SU  USO  enfatizando  que  en  pacientes   con  hemorragia: 
ARIXTRA  debe  utilizarse  con  precaución  en  pacientes   con  un  riesgo 
hemorrágico  incrementado,  tal  y   como  los   que  presentan  trastornos  
hemorrágicos   congénitos   o  adquiridos   (por  ejemplo  el  número  de 
plaquetas menor a 50,000) (...) 
 

56

 

Ver fojas 1215­ 1216 del expediente. 

 

30/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
En  el  caso  del  paciente  señor  Manuel  Araujo  Palacios   al  no  existir 
contraindicaciones   absolutas   al  uso  del  medicamento,  el  médico 
especialista  en  Hematología,  quien  valoró  la  pertinencia  del  uso  del 
medicamento  e  indicó  la  aplicación  al  paciente  de  5.0  mgr  de  Arixtra 
S/C cada 24 horas como consta en la historia clínica. 
 
9.  No  existe  ninguna  contraindicación  absoluta para la toma de muestra 
de  sangre  en  pacientes   hospitalizados.  En  efecto,  los   exámenes   de 
sangre  son  usados   para  determinar  estados   fisiológicos   y   bioquímicos  
tales   como  una  enfermedad,  contenido  mineral,  eficacia  de  drogas,  y  
así evaluar función de los órganos.” 

 
101.

 
102.

 
103.

Como  se  advierte,  si  bien  la  Sucesión  alegó  que  la  aplicación  del 
medicamento  Arixtra  y  la  toma  de muestras de sangre afectaría la salud del 
paciente,  lo  cierto  es  que  no  existía  contraindicación  absoluta  para  realizar 
tales actos médicos. 
Debe  resaltarse  que  los  medios  probatorios  presentados  por  la  Clínica 
ratifican  lo  concluido  por  los  peritos,  pues  acreditan  que  el  medicamento 
Arixtra  solo  debían  aplicare  con  precaución  en pacientes con un número de 
plaquetas menor a 50,000, mas no debía suspenderse su uso57.  
Considerando  ello y la falta de contraindicaciones absolutas para la toma de 
muestras  de  sangre  a  pacientes  hospitalizados,  siendo  mas  bien  dicho 
examen  útil  para  verificar  el  estado  de  salud  de  una  persona,  corresponde 
confirmar  la  resolución  venida  en  grado  que  declaró  infundada  la  denuncia 
contra  la  Clínica  por  infracción  del  artículo  8º  de  la  Ley  de  Protección  al 
Consumidor en este extremo. 

 
 
Sobre la falta de atención al reclamo presentado 
 
57

 

Ver foja 647 del expediente. 
 
PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS ESPECIALES 
ADVERTENCIAS  Y  PRECAUCIONES  ESPECIALES  PARA  SU  USO:  ARIXTRA®  solo  puede  administrarse 
por vía subcutánea. No debe administrarse por vía intramuscular.  
Para  tratamiento,  existe  experiencia  limitada  con  ARIXTRA®  en  pacientes  hemodinámicamente inestables  
y   no  existe  experiencia  en  pacientes  que requieran trombolisis, embolectomía o inserción de un filtro en la 
vena cava. 
Hemorragia:  ARIXTRA®  debe  utilizarse  en  pacientes   con  precaución  en  pacientes   con  un  riesgo 
hemorrágico  incrementado,  tal  y  como los  que presentan trastornos  hemorrágicos  congénitos  o adquiridos  
(por   ejemplo  número  de  plaquetas   <  50000/nm3),  patología  gastrointestinal  ulcerosa  activa  y  hemorragia 
intracraneal  reciente  o  poco  tiempo  después   de  cirugía  cerebral,  raquídea  u  oftálmica,  y   en  los   grupos  
especiales  
de 
pacientes  
que 
se 
detallan 

continuación. 
En: 
http://www.minsa.gob.pe/portalbiblioteca2/biblio/plm/PLM/productos/40309.htm 

 

31/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
104.

 
105.

 
106.

 
107.

El  ​
artículo  13º  del  Decreto  Legislativo  1045,  vigente  a  la  fecha  de  los 
hechos,  establecía  que  los  proveedores  estaban  obligados  a  atender  los 
reclamos  presentados  por  sus consumidores en un plazo no mayor a treinta 
(30) días calendario58. 
En  el  presente  caso  la  Sucesión  señaló  que  el  28  de mayo de 2009 remitió 
una  carta  a  la  Clínica  solicitando  un  pronunciamiento  respecto  de  varios 
cuestionamientos  sobre  el  servicio  médico  brindado  al  señor  Araujo;  sin 
embargo,  la  respuesta  que  se  le  envió  solo  contenía  condolencias  por  el 
fallecimiento del paciente. 
En  su  defensa,  la  Clínica  alegó  que  la  Comisión  reconoció  que  remitió  una 
carta  a  la Sucesión el 12 de junio de 2009, es decir dentro de los 30 días de 
plazo  legal, siendo que esta no se encontró conforme a lo manifestado en la 
referida  misiva,  lo  cual  no  configuraba  una  infracción  a  las  normas  de 
protección al consumidor. 
Obra  en  el expediente la carta enviada por la cónyuge del señor Araujo  a la 
Clínica,  cuyo  contenido  está  dirigido  a  reclamar  por  varios  aspectos  del 
servicio  médico  prestado,  entre  estos:  (i)  el  internamiento  del  paciente  al 
lado  de  una  persona  con  infección  estomacal;  (ii)  la  demora  en  la 
realización  del  examen  de  gammagrafía  pulmonar  al exigirle la autorización 
de  FEBAN  y  el  retraso  en  la elaboración del informe correspondiente; (iii) la 
llegada  del  médico  hematólogo el 21 de mayo de 2009; (iv) la aplicación del 
medicamento  Arixtra  y  la  solicitud  de  muestras  de sangre cuando ya no era 
necesario59. 

 

108.

Del  mismo  modo,  obra  la  carta  que  la  Clínica remitió el 12 de junio de 2009 
como respuesta al reclamo presentado, en la cual se indica lo siguiente60: 

 
“Por  medio  de  la  presente  la  saludo  cordialmente  y   a  la  vez   remito 
respuesta  al  reclamo  formulado  por  usted  con  relación  a  la  atención 
brindada a su esposo Manuel Araujo Palacios en nuestra Clínica 
 
58

 

DECRETO   LEGISLATIVO   1045.  ​
LEY  COMPLEMENTARIA  DEL  SISTEMA  DE  PROTECCIÓN  AL 
CONSUMIDOR​
.  ​
Artículo  13º.­   Sin  perjuicio  del  derecho  de  los   consumidores   de  iniciar   las   acciones  
correspondientes   ante  las   autoridades   competentes,  los   proveedores   están  obligados   a  atender   los  
reclamos   presentados   por   sus   consumidores   y   dar  respuesta a los  mismos  en un plazo no mayor  a treinta 
(30)   días   calendario.  Dicho  plazo  podrá  ser   extendido  por   otro  igual  cuando  la  naturaleza  del  reclamo lo 
justifique,  situación  que  será  puesta  en  conocimiento  del  consumidor   antes   de  la  culminación  del  plazo 
inicial (…). 

 

59

 

Ver fojas 8­10 del expediente. 

 

Ver foja 12 del expediente. 

 

60

32/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
Al  respecto,  debo  manifestarle  como  primer  punto  nuestra  mas   sincera 
condolencia  por  la  pérdida  de  su  esposo  y   en  segundo  lugar,  tal  como 
nos   expresa  en  su  carta,  estaremos   esperando  el  pronunciamiento  de 
FEBAN ante la comunicación que usted nos emite. 
 
Lamentamos   su  percepción  de  una  mala  atención,  toda  vez   que  nuestra 
intención fue brindarle una atención oportuna ” 
 

109.

 
110.

 
111.

 
112.

Sobre  el  particular,  esta  Sala  considera  importante  precisar  que  nos 
encontraremos  frente  a un ​
reclamo cuando las llamadas o misivas remitidas 
por el consumidor tengan por la finalidad solicitar al proveedor que rectifique 
un  error, se abstenga de realizar ciertas actuaciones que estarían afectando 
sus  intereses  o  brinde  una  explicación  respecto  a  las  mismas.  Por  tanto, 
para  entenderse  por  atendido  un  reclamo,  los  proveedores  se  encuentran 
obligados  a  brindarles  una  respuesta,  sea  acogiendo  o  denegando  la 
petición  del  consumidor,  además,  ello  resulta  independiente  de  la  medida 
que  el  proveedor  hubiera  adoptado  frente  al  problema suscitado materia de 
reclamo. 
Ahora  bien,  de  una  lectura  de  la  carta  enviada  por  la  Clínica  no  se  aprecia 
que  haya  brindado  una  respuesta  al  reclamo  presentado,  en  tanto 
únicamente  se  limitó  a  ofrecer  condolencias  por  el  fallecimiento  del  señor 
Araujo  y  a  indicar  que  esperaría  el  pronunciamiento  de  la  FEBAN,  fondo 
que  cubría  los  gastos  médicos  de  dicho  paciente,  lo  cual  no  tiene  relación 
con  los  cuestionamientos  sobre  la  idoneidad  del  servicio  médico  que  se 
prestó. 
En  ese  sentido,  resulta  claro  que  la  Clínica  no  brindó  una  respuesta  al 
reclamo  presentando  el  28  de  mayo  de  de  2009,  siendo  que  la  obligación 
establecida  en  el  artículo  13º  del  Decreto  Legislativo  1045  no  es  la  simple 
remisión  de  una  comunicación  al  reclamante  en  el  plazo  legal  otorgado, 
sino  que  esta  contenga  una  respuesta  a  todos  los  cuestionamientos  o 
pedidos formulados por este. 
En  mérito  a  lo  expuesto,  corresponde  confirmar  la  resolución  apelada  que 
declaró  fundada  la  denuncia  contra  la  Clínica  por  infracción  del  artículo 13º 
del Decreto Legislativo 1045. 

 
Sobre la graduación de la sanción 
 

113.

El  artículo  41ºA  de  la  Ley  de  Protección  al  Consumidor,  vigente  a  la  fecha 
de  los  hechos,  establecía  los  criterios  a  tener  en  cuenta  al  momento  de 
graduar  y  aplicar  la  sanción,  tales  como  el  beneficio  ilícito  esperado  por  la 
33/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
realización  de  la  infracción,  la  probabilidad  de  detección  de  la  misma,  el 
daño  resultante  y  los  efectos  que  se  pudiesen  ocasionar  en  el  mercado,  la 
naturaleza  del  perjuicio  causado  o  grado  de  afectación  a  la  vida,  salud, 
integridad  o  patrimonio  de  los  consumidores,  la  conducta  del  infractor  a  lo 
largo  del  procedimiento  y  la reincidencia o incumplimiento reiterado, según 
sea el caso61. 
 
114.

61

Las  sanciones  de  tipo  administrativo  tienen  por  principal  objeto  disuadir  o 
desincentivar  la  realización  de  infracciones  por  parte  de  un  administrado, 
adecuando  su  conducta  al  cumplimiento  de  determinadas  normas.  Para 
lograr  dicho  objetivo,  es  preciso  que  la  magnitud  de  las  sanciones 
administrativas  sea  mayor  o  igual  al  beneficio  esperado  por  la  comisión  de 
las  infracciones.  Por  ello,  el  artículo  230º  de  la  Ley  27444,  Ley  del 
Procedimiento  Administrativo  General62,  al  desarrollar  el  principio  de 

 

DECRETO   LEGISLATIVO   716.  LEY  DE  PROTECCIÓN  AL  CONSUMIDOR.  Artículo  41º.­  ​
Las  infracciones  
a la presente Ley serán calificadas y sancionadas de la siguiente manera: 
a. Infracciones leves, con una amonestación o con una multa de hasta veinte (20) UIT; 
b. Infracciones graves, con una multa de hasta cien (100) UIT; 
c. Infracciones muy graves, con una multa de hasta trescientas (300) UIT. 
 
Excepcionalmente,  y   atendiendo  a  la  gravedad  y   naturaleza  de  la  infracción,  las   personas   que ejerzan la 
dirección,  administración  o  representación  del  proveedor   serán  responsables   en  cuanto  participen  con 
dolo o culpa inexcusable en el planeamiento, realización o ejecución de la infracción administrativa. 
En  los   casos   referidos   en  el  párrafo  precedente,  además   de  la  sanción  que,  a  criterio  de  la  Comisión 
corresponde  imponer   a  los   infractores,  se podrá imponer  una multa de hasta cuatro (4)  UIT a cada uno de 
sus  representantes  legales  o a las  personas  que integran los  órganos  de dirección o administración, según 
se determine su responsabilidad en las infracciones cometidas. 
Las   sanciones   serán  impuestas   sin  perjuicio  de  las   medidas   correctivas   y  complementarias  que ordene la 
Comisión  con  la  finalidad  de  revertir  los  efectos  que las  conductas  infractoras  hubieran ocasionado o para 
evitar que éstas se produzcan nuevamente en el futuro. 
La  reincidencia  se  considerará  circunstancia  agravante,  por   lo  que  la  sanción  aplicable  no  deberá  ser  
menor que la sanción precedente. 
Para  calcularse  el  monto  de  las   multas   a  aplicarse  de  acuerdo  a  la  Ley,  se  utilizará  la  UIT  vigente  a  la 
fecha de pago efectivo. 
La  multa  aplicable  será  rebajada  en  un  veinticinco  por   ciento  (25%)   cuando  el  infractor   cancele  el monto 
de  la  misma  con  anterioridad  a  la  culminación  del  término para impugnar  la resolución de la Comisión que 
puso fin a la instancia y en tanto no interponga recurso impugnativo alguno contra dicha resolución. 

 
Artículo  41Aº.­   ​
La  Comisión  podrá  tener   en  consideración  para  determinar   la  gravedad de la infracción y  
la aplicación de las multas correspondientes, entre otros, los siguientes criterios: 
a. El beneficio ilícito esperado por la realización de la infracción; 
b. La probabilidad de detección de la infracción. 
c. El daño resultante de la infracción y los efectos que se pudiesen ocasionar en el mercado. 
d. La naturaleza del perjuicio causado o grado de afectación a la vida, salud, integridad o patrimonio de los  
consumidores. 
e. La conducta del infractor a lo largo del procedimiento; 
f. La reincidencia o incumplimiento reiterado, según sea el caso; y, 
g. Otros criterios que, dependiendo del caso particular, considere adecuado adoptar la Comisión. 

 

62

 

LEY  27444.  LEY  DEL  PROCEDIMIENTO   ADMINISTRATIVO   GENERAL.  ​
Artículo  230º.­   Principios  de  la 
potestad  sancionadora  administrativa.­   ​
La  potestad  sancionadora  de  todas   las   entidades   está  regida 
adicionalmente por los siguientes principios especiales: 
(...)  
3.  Razonabilidad.­   Las   autoridades   deben  prever   que  la  comisión  de  la  conducta  sancionable  no  resulte 
más   ventajosa  para  el  infractor   que  cumplir   las   normas   infringidas   o  asumir   la  sanción.  Sin  embargo,  las  

34/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
razonabilidad,  indica  que  las  autoridades  deben  prever  que  la  comisión  de 
la  conducta  sancionable  no  resulte  más  ventajosa  para  el  infractor  que 
cumplir  las  normas  infringidas  o  asumir  la  sanción.  De  lo  contrario,  se 
propiciaría  la  realización  de  tales  infracciones  dada  la  rentabilidad  de  su 
comisión63. 
 
­
 
115.

 
116.

 
117.

 
118.

La  presente  Resolución  ha  decidido  declarar  fundada  la  denuncia  de  la 
Sucesión  en  el  extremo  referido al inadecuado tratamiento de quimioterapia 
llevado  a  cabo el 14 de mayo de 2009 en el señor Araujo. En consecuencia, 
corresponde graduar la multa por la comisión de tal infracción. 
Al  respecto,  esta  Sala  considera  que  el  daño  producido  por  la  conducta  de 
la  Clínica  se  ve  reflejado  en  que  se  ocasionó  un  deterioro  en  la  salud  del 
paciente  al  haberle  aplicado  medicamentos,  cuyo  uso  conjunto  no  se 
encontraba  avalado  por  datos  clínicos,  así  como  haber  administrado 
Docetaxel,  fármaco  que  se  encontraba  contraindicado  en  personas  en 
condiciones como las del señor Araujo.  
Además,  este  Colegiado  advierte  que  la  conducta  infractora  de  la  Clínica 
produjo  un  efecto  negativo  en  el mercado, en tanto generó desconfianza en 
los  usuarios  de  servicios  relacionados  con  la  atención  de la salud, respecto 
al  cumplimiento  de  los  prescripciones  médicas  para  la  aplicación  de 
procedimientos como quimioterapia. 
Finalmente,  debe tenerse en cuenta que la conducta de la Clínica da cuenta 
de  la  falta  de  idoneidad  en  el  marco  de  un  servicio  que  está  directamente 
relacionado  con  la  vida  y  salud  de  los  consumidores,  bienes  jurídicos  que 

sanciones   a  ser   aplicadas   deberán  ser   proporcionales   al  incumplimiento  calificado  como  infracción, 
debiendo  observarlos   siguientes   criterios   que  en  orden  de  prelación  se  señalan  a  efectos   de  su 
graduación: 
a) La gravedad del daño al interés público y lo bien jurídico protegido; 
b) El perjuicio económico causado; 
c) La repetición y/o continuidad en la comisión de la infracción; 
d) Las circunstancias de la comisión de la infracción 
e) El beneficio ¡legalmente obtenido; y  
f)  La existencia o no de intencionalidad en la conducta del infractor. 
(…)  

 

63

Sobre el inadecuado tratamiento de quimioterapia del 14 de  mayo de 2009 

 

“Las   autoridades   deben  prever   que  la comisión de la conducta sancionable no resulte más  ventajosa para 
el  infractor   que  cumplir   las   normas   infringidas   o  asumir   la sanción, sino su aspecto represivo carecería de 
sentido.  Calificar   o  sancionar   una  conducta  prohibida  pero  que  genere  alta  rentabilidad  con  una  sanción 
leve,  es   una  invitación  a  transgredir   la  norma”​
.  (​
MORÓN,  ​
J UAN  CARLOS​
.  ​
Comentarios   a  la  Ley   del 
Procedimiento Administrativo General. 2da. Ed. Lima: Gaceta Jurídica., 2003, pág. 514.)  

 
35/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
se  encuentran  reconocidos  constitucionalmente64  ​
y  cuya  protección  ha  sido 
expresamente  recogida  en  diversos  pronunciamientos  emitidos  por  el 
Tribunal  Constitucional,  tal  como  en  la  Sentencia  del  19  de  diciembre  de 
2007,  expedida  en  el  marco  de  la  demanda  de  habeas  corpus  sobre  el 
derecho  a  la  vida  e  integridad  personal,  tramitada  bajo  Expediente 
06057­2007/PHC­TC, donde se precisó lo siguiente: 
 
“(…) 
El derecho a la vida, a la integridad personal y a la salud 
(…) 
6.  El  derecho  a  la  vida  es   el primero de los  derechos  fundamentales, ya que 
sin  este  no  es   posible  la  existencia  de  los   demás   derechos.  No  sólo  es   un 
derecho  fundamental  reconocido,  sino  un  valor  superior  del  ordenamiento 
jurídico.  Y  el  derecho  a  la  integridad  personal  se  encuentra vinculado con la 
dignidad  de  la  persona,  con  el  derecho  a  la  vida,  a  la salud y  a la seguridad 
personal.  Tiene  implicación  con  el  derecho  a  la  salud en la medida que esta 
última  tiene  como  objeto  el  normal  desenvolvimiento  de  las   funciones  
biológicas   y   psicológicas   del  ser  humano;  deviniendo  así,  en  una  condición 
indispensable  para  el  desarrollo  existencial  y   en  un medio fundamental para 
alcanzar el bienestar individual y colectivo. 
  
7.  De  acuerdo  al  inciso  1,  del  artículo  2°  de  la  Constitución  la  integridad 
personal  se  divide  en  tres   planos:  físico,  psíquico  y   moral.  Con  respecto  al 
plano  físico  ha  precisado  este  Tribunal  Constitucional  (Exp.  Nº 
2333­2004­HC)  que  la  integridad  física  presupone  el  derecho a conservar la 
estructura  orgánica  del  ser  humano;  y,  por  ende,  a  preservar  la  forma, 
disposición  y   funcionamiento  de  los   órganos   del  cuerpo  humano  y,  en 
general,  la  salud  del  cuerpo.  La  afectación de la integridad física se produce 
cuando  se  generan  incapacidades,  deformaciones,  mutilaciones, 
perturbaciones o alteraciones funcionales, enfermedades corpóreas, etc. 
  
8.  También  tiene  dicho  este  Tribunal  Constitucional (Exp. Nº 2945­2003­AA) 
que  la  salud  es   derecho  fundamental  por  su  relación  inseparable  con  el 
derecho  a  la  vida,  y   la  vinculación  entre  ambos   derechos   es   irresoluble,  ya 
que  la  presencia  de  una  enfermedad  o  patología  puede  conducirnos   a  la 
muerte  o,  en  todo  caso,  desmejorar  la  calidad  de  la  vida.  Entonces,  es  
evidente  la  necesidad  de  proceder  a  las   acciones   encaminadas   a 
instrumentalizar  las   medidas   dirigidas   a  cuidar  la  vida,  lo  que  supone  el 
tratamiento  orientado  a  atacar  las   manifestaciones   de cualquier enfermedad 
64

 
 

 

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ. Artículo 2º.­ ​
Toda persona tiene derecho: 
1.  A  la  vida,  a  su  identidad,  a su integridad moral, psíquica y  física y  a su libre desarrollo y  bienestar. El 
concebido es sujeto de derecho en todo cuanto le favorece. 
Artículo 7º.­ ​
Todos tienen derecho a la protección de su salud (…)  

 
36/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
para  impedir  su  desarrollo  o  morigerar  sus   efectos,  tratando,  en  lo  posible, 
de  facilitar  los   medios   que  al  enfermo  le  permitan  desenvolver  su  propia 
personalidad dentro de su medio social. 
Agrega,  que  el  derecho  a  la  salud  comprende  la  facultad  que  tiene  todo ser 
humano  de  mantener  la  normalidad  orgánica  funcional,  tanto  física  como 
mental,  y   de  restablecerse  cuando  se  presente  una  perturbación  en  la 
estabilidad  orgánica  y   funcional  de  su  ser,  lo  que  implica,  por  tanto,  una 
acción  de  conservación  y   otra  de  restablecimiento;  acciones   que  el  Estado 
debe  proteger  tratando  de  que  todas   las   personas,  cada  día,  tengan  una 
mejor  calidad  de  vida,  para  lo  cual  debe  invertir  en  la  modernización  y  
fortalecimiento  de  todas   las   instituciones   encargadas   de  la  prestación  del 
servicio  de  salud,  debiendo  adoptar  políticas,  planes   y   programas   en  ese 
sentido. ​
(…)” 
 

119.

 
120.
 
­

Sancionar  la  existencia  de  una  infracción  por  falta  de  idoneidad  en  la 
prestación  de  servicios  médicos  resulta  de  especial  importancia  toda  vez 
que  permite  crear  incentivos  para que instituciones médicas y profesionales 
de  la  salud,  desarrollen  una  labor  diligente,  transparente,  y  acorde  con  los 
parámetros  de  corrección  y eficiencia que deben regir el actuar de todos los 
agentes  en  general,  caso  contrario  habría  una  distorsión  en  el  mercado  y 
con  ello  de  la  economía,  lo  cual  podría  generar  severos  daños  para  la 
sociedad en su conjunto. 
Por  consiguiente,  corresponde  sancionar  a  la  Clínica  con  una  multa  de  30 
UIT  por  haber  brindado  un  inadecuado  tratamiento  de  quimioterapia  y 
radioterapia al señor Araujo el 14 de mayo de 2009. 
Sobre el tratamiento para prevenir el tromboembolismo pulmonar 
 

121.

 
122.

La  Comisión  impuso  una  multa  de  50  UIT  a  la  Clínica  por  brindar  un 
inadecuado  tratamiento  para  prevenir  el  tromboembolismo  pulmonar  que 
sufrió  el  paciente,  indicando  entre  otros  que  la  falta  de  aplicación  de  un 
anticoagulante  de  manera  regular  ocasionó  que  se  complique  el  cuadro 
clínico  del  paciente. Además, señaló que dicha conducta generaba un clima 
de  desconfianza  en los consumidores de servicios médicos, lo cual a su vez 
podía ocasionar perjuicios económicos a los proveedores de dicho sector. 
Sobre  el  particular,  la Clínica no ha fundamentado su apelación respecto de 
la  multa  impuesta  por  dicho  extremo  de  la  denuncia  presentada  en  su 
contra,  mas  allá  de  la  alegada  ausencia  de  infracción,  por  tanto,  este 
Colegiado  asume  como  propias  las  consideraciones  de  la  recurrida  sobre 

37/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
dicho  extremo, en virtud de la facultad establecida en el artículo 6º de la Ley 
del procedimiento Administrativo General65. 
 
123.

 
124.

 
125.
 
­
 
126.

 
127.

 
128.

65

 

Asimismo,  esta  Sala considera necesario agregar que la cuantía de la multa 
impuesta  por  la  Comisión  se  ve  justificada  en  la  magnitud  del  daño 
causado,  esto  es,  la  afectación  a  la  salud  del  señor  Araujo, pues la falta de 
un  tratamiento  anticoagulante  regular  desde  el momento en que el paciente 
fue diagnosticado con trombosis venosa profunda contribuyó a que que este 
presentara  un  tromboembolismo  pumonar,  lo  cual  deterioró  aún  más  su 
salud. 
La  prestación  de  servicios  relacionados  con  la  salud  es  una  actividad  que 
conllevaba  gran  responsabilidad,  pues  un  actuar  inadecuado  resulta 
potencialmente  riesgoso  para  la  integridad  y  vida  humana, por tanto resulta 
de  especial  relevancia  sancionar  la  falta  de  idoneidad  en  dichos servicios a 
fin de evitar que tales conductas se repitan en el futuro. 
En  consecuencia,  corresponde  confirmar  la  resolución  venida en grado que 
sancionó a la Clínica con una multa de 50 UIT en este extremo. 
Sobre la falta de cuidados paliativos 
La  Comisión  impuso  una  multa  de  50  UIT  a  la  Clínica  por  no  brindar 
cuidados  paliativos  al  señor  Araujo  señalando  otros  otros  que  dicha 
conducta  ocasionó que el paciente no tuviera un cuidado integral durante su 
enfermedad, ni se contribuyera a mejorar su calidad de vida.  
Sobre  el  particular,  este  Colegiado  advierte  que  la  cuantía  de  la  multa 
impuesta  por  dicho  órgano  funcional  se  ha  fundamentado  en  el  hecho  de 
que  no  se  brindó  ningún  tipo  de  cuidado  paliativo  al  paciente; sin embargo, 
la  presente  Resolución  ha  determinado  que  si bien no hubo un seguimiento 
y  procedimientos  dedicados  a  velar por su salud emocional y psicológica, sí 
se  le  proporcionó  medicamentos  para  aliviar  el  dolor  que  presentó  durante 
los días que estuvo hospitalizado . 
En  efecto,  conforme  a  lo  resuelto  en  párrafos  anteriores,  los  cuidados 
paliativos  en  pacientes  con  enfermedades  como  el  cáncer  ofrecidos  por  la 
LEY  27444.  LEY  DEL  PROCEDIMIENTO   ADMINISTRATIVO   GENERAL.  Articulo 6°.­  Motivación del Acto 
Administrativo.­ 
    (…) 
6.2
Puede  motivarse  mediante  declaración  de  conformidad  con  los   fundamentos   y   conclusiones   de 
anteriores   dictámenes,  decisiones   o  informes   obrantes   en  el  expediente,  a  condición  de  que  se  les  
identifique de modo certero, y que por esta situación constituyan parte integrante del respectivo acto. (…) 
 

38/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
Clínica,  no  solo  implicaban  el  alivio  de  los  síntomas y el dolor, sino también 
la  ayuda  ante  problemas  psicológicos,  sociales  y  espirituales  que  pudieran 
presentarse. 
 
129.

 
130.
 
131.

 
­
 
132.
 
133.

 
134.

 
135.

Dado  que  en  el  caso  de  autos  únicamente  se  verificado  que  los  cuidados 
paliativos  que  no  fueron  brindados  al  señor  Araujo  estaban  relacionados  a 
la  ayuda  psicológica  y  emocional,  corresponde  tener  en  cuenta  este  hecho 
a fin de graduar la sanción a imponer. 
En  consecuencia,  esta  Sala considera que la multa que resulta proporcional 
y razonable a la infracción cometida por la Clínica  es 15 UIT. 
Por  ello,  corresponde  revocar  la  resolución venida en grado que sancionó a 
la  Clínica  con  una  multa  de  50  UIT  por  no  haber  brindado  cuidados 
paliativos  al  señor  Araujo  y,  reformándola,  se  le  sanciona  con una multa de 
25 UIT. 
Sobre la falta de atención al reclamo presentado 
La  Comisión  impuso  una  multa  de  5  UIT  a  la  Clínica  por  no  atender  el 
reclamo presentado el 28 de mayo de 2009. 
La  Clínica  indicó  que  la  multa  impuesta  por  la  falta  de  atención  al  reclamo 
resultaba  excesiva  y  vulneraba  los  principios  de  razonabilidad  y 
proporcionalidad,  siendo  que  además  en  casos  similares se sancionó dicha 
conducta con una amonestación. 
Sobre  el  particular, es preciso indicar que el pronunciamiento alegado por la 
Clínica  fue  emitido  por  un  órgano  distinto  a  esta  Sala, por lo cual no resulta 
vinculante  a  fin  de  determinar  la  sanción  a  imponer.  Además,  del  análisis 
del  caso  en  concreto puede observarse que la falta de respuesta al reclamo 
revistió  de  una  especial  gravedad  pues  estaba  dirigido  a  cuestionar  las 
acciones tomadas en el marco de un servicio médico.  
Sin  perjuicio  de  ello,  y  a  pesar  de  que  la  conducta  de  la  Clínica  ocasionó 
incertidumbre  sobre  la respuesta y medidas que la denunciada tomaría ante 
sus  cuestionamientos  sobre  el  servicio  médico  brindado,  esta  Sala 
considera  que  dicha  infracción  no  presentó  una  magnitud  tal  que  justifique 
una  multa  de  la  cuantía  ordenada  por  la  Comisión,  en  consecuencia,  en 
atención  al  principio  de  razonabilidad  y  a  la  finalidad  desincentivadora  de 
las sanciones administrativas, se advierte que imponerle una multa de 5 UIT 
no  sería  proporcional  con  los  fines  que  propone  la  norma  legal,  por  lo  que, 
correspondería reducir la misma. 
39/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
 
136.

Considerando  lo  expuesto,  corresponde  revocar  la  resolución  venida  en 
grado  que  sancionó  a  la  Clínica  con  una  multa  de  5  UIT  por  la  falta  de 
atención  al  reclamo  presentado  y,  reformándola,  se  le  sanciona  con  una 
multa de 1 UIT. 

 
Costas y costos del procedimiento 
 

137.

En  la  medida que la denunciada no ha fundamentado su apelación respecto 
de  la  condena al pago de las costas y costos del procedimiento, más allá de 
la  alegada  ausencia  de  infracción  desvirtuada  precedentemente,  este 
Colegiado  asume  como  propias  las  consideraciones  de  la  recurrida  sobre 
dicho  extremo, en virtud de la facultad establecida en el artículo 6º de la Ley 
del  procedimiento  Administrativo  General.  Por  tanto,  corresponde confirmar 
dicho extremo de la resolución apelada. 

 
Sobre la remisión de una copia de la presente resolución al Ministerio Público 
 
138. Por último, esta Sala también considera pertinente disponer que la Gerencia 
Legal  del  Indecopi  remita  copia  de  todo  lo  actuado  en  el  presente 
procedimiento  al  Ministerio  Público  a  efectos  de  que  este  adopte  las 
acciones  que  considere  pertinentes  contra  la  Clínica,  conforme  a  sus 
atribuciones66. 
 

RESUELVE: 
 

PRIMERO:  ​
Declarar  la  nulidad  parcial  de  la  Resolución  2  del  13  de  octubre  de 
2009  y  de  la  Resolución  Resolución  1707­2014/CC2  del  15  de  julio  de  2014, 
emitida  por  la  Comisión  de  Protección  al  Consumidor  –  Sede  Lima Sur Nº 2, en el 
extremo  que  omitieron  imputar  y  pronunciarse  respecto  de  la  presunta 
responsabilidad  de  Administradora Clínica Ricardo Palma S.A. por haber internado 
al  señor  Manuel  Araujo  Palacios  junto  a  un  paciente  que  presentaba  infección 
estomacal.  En  consecuencia,  la  Comisión  de  Protección  al  Consumidor  –  Sede 
66

 

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ. Artículo 159°.­ ​
Corresponde al Ministerio Público: 
1.  Promover   de  oficio,  o  a  petición  de  parte,  la  acción  judicial  en  defensa  de  la  legalidad y  de los  intereses  
públicos tutelados por el derecho. 
2. Velar por la independencia de los órganos jurisdiccionales y por la recta administración de justicia. 
3. Representar en los procesos judiciales a la sociedad. 
4.  Conducir   desde  su  inicio  la  investigación  del  delito.  Con  tal  propósito,  la Policía Nacional está obligada a 
cumplir los mandatos del Ministerio Público en el ámbito de su función. 
5. Ejercitar la acción penal de oficio o a petición de parte. 
6. Emitir dictamen previo a las resoluciones judiciales en los casos que la ley contempla. 
7.  Ejercer   iniciativa  en  la  formación  de  las   leyes;  y   dar   cuenta al Congreso, o al Presidente de la República, 
de los vacíos o defectos de la legislación. 

 
40/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
Lima  Sur  Nº  2  deberá  emitir  el  pronunciamiento  correspondiente  respecto  a  dicho 
hecho denunciado.  
 

SEGUNDO:  ​
Revocar  la  Resolución  1707­2014/CC2  que  declaró  infundada  la 
denuncia  de  la  Sucesión  Intestada  del  señor  Manuel  Araujo  Palacios  contra 
Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  por  infracción  del  artículo  8º  de  la  Ley 
de  Protección  al  Consumidor,  en  el  extremo  referido  al  indebido  tratamiento  de 
quimioterapia  y  radioterapia  brindado  al  señor  Manuel  Araujo  Palacios  el  14  de 
mayo  de  2009  y,  reformándola,  se  declara  fundada  la  misma,  dado  que  se  aplicó 
medicamentos  cuyo  uso  conjunto  no  estaba  avalado  por  datos  clínicos  así  como 
se administró un fármaco contraindicado para el estado de salud del paciente.  
 
TERCERO:  ​
Confirmar  la  Resolución  1707­2014/CC2  que  declaró  fundada  la 
denuncia  contra  Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  por  infracción  del 
artículo  8º  de  la  Ley  de  Protección  al  Consumidor,  en  el  extremo  referido  al 
inadecuado  tratamiento  para  prevenir  el  tromboembolismo  pulmonar que presentó 
el  señor  Manuel  Araujo  Palacios,  en  tanto  no  se  ha  verificado que se administrara 
al  paciente  anticoagulación  regular  desde  el  momento  en  que  se  le  diagnosticó 
una trombosis venosa profunda.  
 
CUARTO:  ​
Confirmar  la  Resolución  1707­2014/CC2  que  declaró  fundada  la 
denuncia  contra  Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  por  infracción  del 
artículo  8º  de  la  Ley  de  Protección  al  Consumidor,  en el extremo referido a la falta 
de  cuidados  paliativos  al  señor  Manuel  Araujo  Palacios,  en  tanto  no  se  le 
proporcionó  ayuda  psicológica  y  emocional  durante  el  tratamiento  del  cáncer  que 
padecía. 
 
QUINTO:  ​
Confirmar  la  Resolución  1707­2014/CC2  que  declaró  infundada  la 
denuncia  contra  Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  por  infracción  del 
artículo  8º  de  la  Ley  de  Protección  al  Consumidor,  en  el  extremo  referido  a  la 
aplicación  del  medicamento  Arixtra  y  la  solicitud  de  muestras  de  sangre  del señor 
Manuel  Araujo  Palacios  el  21  de  mayo de 2009, en tanto no quedó acreditado que 
dichos actos médicos estuvieran contraindicados para el paciente. 
 
SEXTO:  ​
Confirmar la Resolución 1707­2014/CC2 que declaró fundada la denuncia 
contra  Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  por  infracción  del  artículo  13º 
del  Decreto  Legislativo  1045,  Ley  Complementaria  del  Sistema  de  Protección  al 
Consumidor,  en  el  extremo  referido  a  la  falta de atención al reclamo presentado el 
28 de mayo de 2009.  
 

SÉTIMO:  Sancionar  a  Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  con  una  multa 
de  30  UIT  por  brindar  un  indebido  tratamiento  de  quimioterapia  y  radioterapia  al 
señor Manuel Araujo Palacios el 14 de mayo de 2009. 
41/42 

 
 
 

 

 
 

 
 
 
 
TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA 
Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 
Sala Especializada en Protección al Consumidor 

 
RESOLUCIÓN 0534­2015/SPC­INDECOPI 
 
EXPEDIENTE 105­2014/CC2 

 
 
 

OCTAVO:  ​
Confirmar  la  Resolución  1707­2014/CC2  en  el  extremo  que  sancionó a 
Administradora  Clínica Ricardo Palma S.A. con una multa de 50 UIT por brindar un 
inadecuado  tratamiento  para  prevenir  el  tromboembolismo  pulmonar que presentó 
el señor Manuel Araujo Palacios. 
 

NOVENO:  Revocar  la  Resolución  1707­2014/CC2  en  el  extremo  que  sancionó  a 
Administradora  Clínica Ricardo Palma S.A. con una multa de 50 UIT por no brindar 
cuidados  paliativos  al  paciente  y,  reformándola,  se  le  sanciona  con  una  multa  de 
25 UIT. 
 

DÉCIMO:  Revocar  la  Resolución  1707­2014/CC2  en  el  extremo  que  sancionó  a 
Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  con una multa de 5 UIT por no atender 
el  reclamo  presentado  el  28  de  mayo  de 2009 y, reformándola, se le sanciona con 
una multa de 1 UIT. 
 

DÉCIMO  PRIMERO:  ​
Confirmar  la  Resolución  1707­2014/CC2  en  el  extremo  que 
condenó  a  Administradora  Clínica  Ricardo  Palma  S.A.  al  pago  de  las  costas  y 
costos incurridos por los denunciantes durante la tramitación del procedimiento.  
 

DÉCIMO  SEGUNDO:  ​
Disponer  que  la  Gerencia  Legal  del  indecopi  remita  una 
copia  de  todo  lo  actuado  en  el  presente  procedimiento  al  Ministerio  Público,  a  fin 
de  que  este  adopte  las  acciones que considere pertinentes contra Administradora 
Clínica Ricardo Palma S.A., conforme a sus atribuciones. 
 

Con  la  intervención  de  los señores vocales Alejandro José Rospigliosi Vega, 
Ana  Asunción  Ampuero  Miranda,  Javier  Francisco  Zúñiga  Quevedo  y  Jose 
Enrique Palma Navea. 
 
 
 

 
 
ALEJANDRO JOSÉ ROSPIGLIOSI VEGA 
Vicepresidente 
 

42/42