Está en la página 1de 1
J, Anunciando la preparacién fa también: «Este volumen ses laman “The lg adas, tanto en Marx como en sus sucesores. Designan con todos los motivos para ello la relacién (his tencia en la sociedad humana Jas condiciones y de las formas relativo (y Je las form: cin marxista, inseparal economia politica (subtitulo de Et Capital), a su ver ligada a Ja lucha que, desde un punto de vista de clase nuevo, leva ‘obrero contra la burguesfa tanto so- ideol6gico y tebrico como sobre cl terreno ‘ones materiales de la explota- conomia politica particular y wcerca de la cual nos queda cardeter re- ra con toda 2 Carta a Kugetmann, 28 de diciembre de 1882 is con un objeto totalmente ras formas de conceptu: ‘mente nuevas? Para que esta pregunta tenga un sentido no basta con exa- minar definiciones generales 0 designaciones tradicionales. Es preciso referirse al objeto efectivamente est Marx y sus sucesores (especialmente Lenin), a 1a naturaleza le los problemas que ellos plantearon y resolvieron, 2 los men, es preciso compa. rar el modo en que designan su préctica te6r ‘Que el desarrollo de Ia teoria marxista no ha modo alguno a una extensién de la economia pol fundamentada sobre una concepcién rectificada de su objeto. Puede sin temor decirse que los marxistas no han produ ido, en el dominio de la economia politica, ningiin concepto econdmico intentan pensar su esoluciéns. papel en la historia reciente de la economia pol de un modo completamente distinto, muy indirect su simple presencia (y tras ella Ia presencia amenazante del movimiento obrero) ha empujado a los economistas a «reno- var» su disciplina desplazdndota indefinidamente para eludir jeorias «margin: ia y académita), Esta constatacién no c3 in- , sino confirmada, por el papel que han jugado en €l desarrollo de Ia econometria algunos teéricos (como Kon- Gratieff 0 Leontieff) procedentes del marxismo, que han sa- 109