P. 1
Isaac Schifter. Lacienciadelcaos

Isaac Schifter. Lacienciadelcaos

5.0

|Views: 1.328|Likes:
Publicado pornungru

More info:

Published by: nungru on Feb 23, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/19/2013

pdf

text

original

La existencia de oscilaciones y la potencial presencia del caos en las
reacciones que se llevan a cabo entre gases no ha sido tan estudiada como
la contraparte de las reacciones en solución. Una de las que se ha visto con
más detalle es la producción del agua a partir de sus precursores, que se
puede representar de la siguiente manera:

2 H2 + O2 → 2 H2O

La reacción es exotérmica, es decir, en el proceso se genera calor; para ser
más precisos diremos que por cada 36 gramos de agua que se forman al
estado líquido se liberan 136.6 kilocalorías. Al realizar la conversión en un
sistema cerrado uno puede esperar dos tipos de comportamiento: que el
proceso se lleve a cabo muy lentamente o bien que se realice en forma
explosiva. Es decir que bajo ciertas circunstancias, al mezclarse los

reactivos se lleva a cabo una aceleración muy rápida de la velocidad de la
reacción que conduce a la instantánea conversión de ellos en el producto
final. Estos procesos que se llevan a cabo en fase gaseosa suelen presentar
dificultades en el control de la transformación a temperatura constante, ya
que fácilmente suelen apartarse de esa condición y para este caso la
temperatura desempeña el papel de "autocatalizador". En un reactor
cerrado el comportamiento de una mezcla de hidrógeno y oxígeno puede
ser de dos tipos: la reacción se lleva a cabo lentamente, o la conversión es
prácticamente explosiva.

En la figura 28 presentamos un diagrama típico en el que se delinean las
dos zonas que hemos mencionado. En el eje horizontal se grafica la
temperatura a la cual se lleva a cabo el proceso y en el vertical la presión
del sistema. En la figura se han marcado tres límites, los cuales separan, en
la reacción, la forma lenta de la manera explosiva; en este último caso los
reactivos se convierten en agua en milésimas de segundo. La localización
exacta de los límites está determinada por varios factores, entre los cuales
destaca el tamaño del reactor, que influye notablemente en la región del
primer límite, y también la composición inicial de los gases, que afecta
sobre todo el segundo límite. Cuando se cambia la forma de realizar la
combustión empiezan a suceder fenómenos más interesantes. Para poder
medirlos se usa generalmente un reactor como el que describimos para la
reacción de B- Z, en el cual se alimentan en forma separada el hidrógeno y
el oxígeno, y se cuenta con el equipo necesario para controlar la presión y
la temperatura, además de los aparatos necesarios que detectan en forma
cuantitativa la cantidad de reactivos y productos presentes en cada
momento. Al añadirse al reactor las cantidades apropiadas de hidrógeno y
oxígeno en proporción H2: O2 = 2: 1, el diagrama presión-temperatura se
modifica, como se ve en la figura 29, en donde se muestran exclusivamente
las regiones que rodean al segundo límite de la reacción.

Figura 28. Diagrama de la reacción espontánea para la formación del agua.

Como se nota en la figura han aparecido en la zona de ignición tres tipos
diferentes de comportamiento: en la zona de reacción lenta a) la ignición es
constante, pero en ignición controlada las variaciones en la temperatura y la
concentración de los componentes de la reacción oscilan en forma sencilla.
En la región de oscilaciones a la que se llega aumentando la temperatura,
las oscilaciones son mayores, lo que indica que una nueva fase de reacción
se está llevando a cabo. Todo esto hace pensar que la reacción de
generación de agua sigue un mecanismo tan complejo como el que vimos
para la reacción de Belousov- Shabotinsky, aunque hasta ahora el sistema
parece ser exclusivamente periódico. Los estudios del mecanismo de esta
reacción nos demuestran que éste no es tan sencillo como se podría pensar,
ya que se llevan a cabo entre 44 y 62 tipos de reacciones en las que
intervienen ocho o más especies inestables. Aún no todo está dicho de esta
compleja reacción y más estudios son necesarios para revelar los misterios
que encierra.

Figura 29. Segunda zona de ignición en la formación del agua.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->