Está en la página 1de 4

Caperucita Roja

Haba una vez una nia llamada Caperucita Roja. Su


mama, que saba coser muy bien, le haba hecho una
caperuza roja para que estuviera calentita y protegida
del viento y como a la nia le gustaba mucho la llevaba
a todos los das, por lo que todo el mundo la llamaba
as.
Un da, la mam de Caperucita la mand a casa de su
abuelita porque estaba enferma, para que le llevara en
una cesta pan, chocolate, azcar y dulces.

Su mam le dijo: no te apartes del camino de siempre,


ya que en el bosque hay lobos y es muy peligroso.

Caperucita iba cantando por el camino que su


mam le haba dicho y , de repente, se encontr
con el lobo y le dijo:

-Caperucita, Caperucita, dnde vas tu tan


bonita ?.
-A casa de mi abuelita a llevarle pan, chocolate,
azcar y dulces.
-Vamos a hacer una carrera!- Le dijo el lobo
-Te dejar a ti el camino ms corto y yo el ms largo
para darte ventaja.
Caperucita acept pero ella no saba que el lobo la
haba engaado.
El lobo lleg antes a la casa de la abuelita y se
comi a la pobre ancianita.
Cuando Caperucita lleg, llam a la puerta:

Cuando Caperucita vio a su abuelita se sorprendi con


su aspecto :
-Abuelita, qu ojos ms grandes tienes, dijo la nia
extraada.
-Son para verte mejor.
-Abuelita, abuelita, qu orejas tan grandes tienes.
-Son para orte mejor.
-Y qu nariz tan grande tienes.
Es para olerte mejor.
Y qu boca tan grande tienes.
Es para comerte mejor!.
Caperucita empez a correr por toda la habitacin y el
lobo tras ella.

Pasaban por all unos cazadores y al escuchar los gritos se


acercaron con sus escopetas y sus cuchillos de caza. Uno de
ellos le dio un golpe muy fuerte al lobo feroz en la cabeza y
el lobo cay al suelo desmayado. El cazador cogi su
cuchillo y le abri la panza al lobo sacando a la abuelita de
Caperucita, que an estaba viva y para darle un
escarmiento al lobo le lleno la barriga de piedras y le volvi
a coser la barriga. Despus de esto se fueron
apresuradamente de all.
Al cabo de un rato el lobo despert y sinti una terrible sed
y se fue corriendo al rio a beber agua pensando que la
pesadez de su barriga era por la abuela de Caperucita. Al
acercarse a la orilla, la barriga le pesaba tanto tantsimo
que se tambale y cay al agua, y se ahog !.
Caperucita despus de este susto aprendi la leccin y
nunca jams volvi a desobedecer a su mam.