Portafolio electrónico: Posibilidades para los Docentes

El texto sugerido nos plantea una amplio panorama sobre lo que es el portafolio
en diferentes ámbitos, el significado y beneficios que obtendríamos con su uso si
lo integramos a nuestra labor; en mi caso particular, he tenido la experiencia de
elaborar el portafolio del alumno cuando trabajaba en el nivel de primaria porque la
cantidad de alumnos en el ciclo escolar se mantenía estable, entre 50 y 55
alumnos y tenía el espacio y el tiempo para hacer un seguimiento más puntual a
pesar de que eran muchos, aunque debo reconocer que no cumplía cabalmente
con las características y propósitos que debe tener, pero no se compara con el
nivel de secundaria donde tengo que atender a 300 alumnos aproximadamente
en el día y resulta complicado hacer una recopilación de evidencias de todos los
alumnos, aquí lo que he hecho es hacer registros en las listas de asistencia de los
trabajos realizados y anotaciones en cuadernos que me permiten identificar el
nivel de desempeño de los alumnos.
De la Reforma del 2006 donde ya se dosifica el trabajo por proyectos y ámbitos en
el caso de mi materia (español) y la más reciente de 2011 donde se articula la
educación básica y que como recurso primordial de apoyo se incluyen las TIC, el
trabajo se comienza a aligerar en la medida que fui incluyendo diferentes
herramientas y motores de búsqueda, infinidad de páginas electrónicas y objetos
de aprendizaje que ofrece la tecnología para el desarrollo de los proyectos, en el
presente ciclo he conseguido que un 20 por ciento aproximadamente de mis
alumnos de todos los grupos realizaran proyectos totalmente con tecnología,
porque como en el caso de nosotros también existe una marcada resistencia al
cambio y al uso de la misma. En el caso de los docentes lo entiendo aunque no lo
comparto el hecho de dejar de ser los dueños del conocimiento y cederles el paso
a los jovencitos, sienten como que pierden el control y la autoridad sobre sus
grupos, ¿y cómo pues?
Lo anterior me permitió tener un poco más de referentes para otorgar con más
justicia la calificación a los alumnos que trabajaron de esta manera, demostraron
ante el grupo que sí hubo aprendizaje significativo y trabajo colaborativo, se veía
el disfrute de los jovencitos a la hora de exponer en el proyector y escuchar sus
voces mezclando imágenes de inicio a fin y además citando las fuentes fue
evidente como se llenaron de orgullo y satisfacción por el deber cumplido y el
dominio del tema tanto en el proceso como la calidad del producto terminado,
aunque no todos lograron los mejores productos su esfuerzo fue muy meritorio.
Importante es destacar que esta mezcla de trabajos digitales y físicos cumplieron
parcialmente los requisitos que debe tener un portafolio porque la evaluación
siguió siendo unilateral y estimativa, quedando pendiente la evaluación que el

alumno debe hacer al maestro, además de varios registros que debieron hacerse
durante todo el ciclo, sin embargo estas experiencias me permitirán en el próximo
ciclo iniciar con la implementación de este importante apoyo.
Sin lugar a dudas la creación de un e-portafolio me permitirá una radiografía más
exacta acerca de lo que está pasando con cada uno de mis alumnos, identificar
desde los primeros proyectos el avance que están teniendo o si no han logrado
despegar para tomar las medidas pertinentes y hacer los ajustes necesarios.
Sobre mi propia práctica, aunque no propiamente un portafolio, tengo de manera
dispersa una serie de recursos que utilizo en el desarrollo de los proyectos, de
acuerdo a los aprendizajes esperados, las competencias a desarrollar y la práctica
social a fortalecer, organizo dentro de la secuencia didáctica las actividades y las
herramientas pertinentes para obtener los mejores resultados utilizando diferentes
estrategias para que haya trabajo individual y colaborativo.
Interesante y sobre todo será un reto el lograr que todos mis alumnos o la mayoría
realice su propio portafolio para que se vaya formando esa capacidad de
autocrítica o autoevaluación al percatarse de sus avances, que tengan todos sus
registros, sus aportaciones, sus borradores y la valoración que ellos hagan del
profesor. Por mi parte integraré el mío por bloque y por proyecto haciendo los
registros necesarios respecto de mi propia práctica, necesidades y carencias que
en ella detecte para remediarla, recursos y estrategias utilizadas de acuerdo a los
proyectos.
Será sin lugar a dudas será una labor titánica y un gran desafío para todos,
comenzando por el sistema, para la propia institución porque todos los docentes
convergeremos en este intento y los equipos serán insuficientes y quizás la
presión involuntaria que se ejercerá sobre los alumnos los haga entrar en crisis y
los resultados se reviertan, a menos que busquemos estrategias interdisciplinarias
que faciliten la labor, creo que este sería un buen tema para abordar en el Consejo
Técnico Escolar.
No resulta ocioso comentar que gran parte de docentes y alumnos por diferentes
razones válidas o no válidas no hacen uso de la tecnología y ese es otro gran
problema que se tiene que empezar a solucionar desde la cúpula, dotando a todos
los participantes del acto educativo de un equipo aunque sea modesto, o dando
facilidades para adquirirlo, ahí se daría un paso gigantesco que solucionaría en
gran medida el problema, facilitaría el proceso educativo y elevaría
significativamente el nivel de nuestros alumnos y nosotros cumpliríamos lo mejor
posible la intención del e-portafolio.
Gracias.