P. 1
LEY DE VIALIDAD, COMUNICACIONES Y TRANSPORTES PARA EL ESTADO DE CAMPECHE

LEY DE VIALIDAD, COMUNICACIONES Y TRANSPORTES PARA EL ESTADO DE CAMPECHE

|Views: 726|Likes:

More info:

Published by: RAUL ALBERTO PENICHE MENDOZA on Feb 23, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/18/2013

pdf

text

original

LEY DE VIALIDAD, COMUNICACIONES Y TRANSPORTES PARA EL ESTADO DE CAMPECHE CONTENIDO

TÍTULO PRIMERO DISPOSICIONES GENERALES CAPÍTULO ÚNICO TÍTULO SEGUNDO DE LA VIALIDAD CAPÍTULO I DE LA CLASIFICACIÓN DE LOS VEHÍCULOS CAPÍTULO II DE LA INSCRIPCIÓN DE LOS VEHÍCULOS Y SU CANCELACIÓN CAPÍTULO III DE LAS PLACAS Y TARJETAS DE CIRCULACIÓN CAPÍTULO IV DE LAS CONDICIONES PARA TRANSITAR CAPÍTULO V DE LAS LICENCIAS Y PERMISOS PARA CONDUCIR VEHÍCULOS DE FUERZA MOTRIZ CAPÍTULO VI DE LOS MENORES CONDUCTORES CAPÍTULO VII DE LA SUSPENSIÓN Y CANCELACIÓN DE LICENC IAS Y PERMISOS CAPÍTULO VIII DEL PROCEDIMIENTO PARA CANCELACIÓN O SUSPENCIÓN DE LICENCIAS Y PERMISOS DE MANEJO CAPÍTULO IX DE LOS PEATONES Y PASAJEROS
1

CAPÍTULO X DEL SEÑALAMIENTO VIAL CAPÍTULO XI DE LAS ZONAS DE INTENSO TRÁNSITO CAPÍTULO XII DE LAS CONDICIONES PARA ESTACIONARSE EN LA VÍA PÚBLICA CAPÍTULO XIII DE LOS ESTACIONAMIENTOS DE ALQUILER CAPÍTULO XIV DE LOS ACCIDENTES OCURRIDOS CON MOTIVO DEL TRÁNSITO DE VEHÍCULOS CAPÍTULO XV DE LOS REGISTROS DE CONTROL CAPÍTULO XVI DE LAS INFRACCIONES Y SANCIONES TÍTULO TERCERO DE LAS COMUNICACIONES Y EL TRANSPORTE PÚBLICO CAPÍTULO I DE LAS VÍAS DE COMUNICACIÓN CAPÍTULO II DEL TRANSPORTE PÚBLICO CLASES Y REQUISITOS CAPÍTULO III DE LAS CONCESIONES Y PERMISOS TÍTULO CUARTO CAPÍTULO ÚNICO DE LOS RECURSOS TRANSITORIOS

2

LEY DE VIALIDAD, COMUNICACIONES Y TRANSPORTES PARA EL ESTADO DE CAMPECHE TÍTULO PRIMERO DISPOSICIONES GENERALES CAPÍTULO ÚNICO Art 1º.- Las disposiciones de esta ley regirán en todo el territorio del Estado. Art. 2º.- Esta ley tiene por objeto establecer: I.- Las bases normativas que los ayuntamientos deberán observar para la expedición de bandos en materia de vialidad; II.- Las normas que regulen la prestación del servicio público de transporte de personas y de carga; y III.- Las normas que regulen el aprovechamiento de las vías estatales de comunicación. Art. 3º.- En materia de vialidad la aplicación de esta ley corresponde: I.- Al Gobernador del Estado, dentro del territorio del municipio en donde se asiente su residencia oficial; y II.- A los ayuntamientos y juntas municipales, dentro de sus respectivas jurisdicciones territoriales, por conducto de sus autoridades de tránsito o a través de un organismo coordinador que se establezca al efecto. Art. 4º.- En materias de transporte y comunicaciones la aplicación de esta ley sólo corresponde al Gobernador del Estado. TÍTULO SEGUNDO DE LA VIALIDAD CAPÍTULO I DE LA CLASIFICACIÓN DE LOS VEHÍCULOS Art. 5º.- Para los efectos de esta ley, los vehículos se clasifican en la siguiente forma: I.- Por su peso, en: a). Ligeros: 1.- Bicicletas y triciclos de propulsión humana; 2.- Bicimotos y triciclos automotores; 3.- Motocicletas y motonetas; 4.- Automóviles; 5.- Camionetas; 6.- Carros de tracción animal; 7.- Carros de propulsión humana;
3

8.- Otros; b). Pesados: 1.- Autobuses; 2.- Camiones de dos o más ejes; 3.- Tractores con semirremolque; 4.- Camiones con remolque; 5.- Vehículos agrícolas; 6.- Equipo especial movible; II.- Por su tipo, en: a). Bicimotos hasta de cincuenta centímetros cúbicos; b). Motocicletas y motonetas de mas de cincuenta centímetros cúbicos; c). Triciclos automotores; d). Automóviles; 1.- Convertibles; 2.- Cupé; 3.- Deportivo; 4.- Todo terreno o campero; 5.- Guayín hasta de nueve plazas; 6.- Sedán; 7.- Otros; e). Camionetas: 1.- De caja abierta; 2.- De caja cerrada (furgoneta); f). Vehículos de transporte colectivo: 1.- Minibuses; 2.- Autobuses; 3.- Otros; g). Camiones unitarios: 1.- Caja; 2.- Plataforma; 3.- Redilas; 4.- Refrigerador; 5.- Tanque; 6.- Tractor; 7.- Volteo; 8.- Otros; h). Remolques y semirremolques: 1.- Con caja; 2.- Con caja baja; 3.- Habitación; 4.- Jaula; 5.- Plataforma; 6.- Para postes; 7.- Refrigerador; 8.- Tanque;
4

9.- Tolva; 10.- Paletizados; 11.- Otros; i). Diversos: 1.- Ambulancia; 2.- Carroza fúnebre; 3.- Grúa; 4.- Madrina (transporte de automóviles); 5.- Con otro equipo especial; III.- Por su naturaleza, en: a). De fuerza motriz; b). De propulsión humana; c). De tracción animal; d). Equipo especial movible; IV.- Por el servicio que prestan, en: a). De servicio particular; b). De servicio público. Art. 6º.- Por vehículos de servicio particular se entiende los destinados al servicio privado de sus propietarios, pudiendo ser de pasajeros o de carga, indistintamente. Art. 7º.- Por vehículos de servicio público se entiende aquellos que, de pasajeros o de carga o mixtos, operan mediante el cobro de tarifas autorizadas, de acuerdo a una concesión o permiso. En esta clasificación quedan comprendidos también los vehículos que pertenezcan a los gobiernos estatal y municipal. Art. 8º.- Equipo especial movible es aquél que no se encuentra comprendido en los artículos anteriores y que en forma eventual transita sobre las vías públicas. CAPÍTULO II DE LA INSCRIPCIÓN DE LOS VEHÍCULOS Y SU CANCELACIÓN Art. 9º.- Para que un vehículo pueda transitar en el Estado se requiere que se encuentre inscrito en el registro de vehículos de la autoridad de tránsito de la residencia de su propietario o tenedor y que esté provisto de placas y tarjeta de circulación, calcomanía y reúna los demás requisitos establecidos en esta ley. Art. 10.- Para registrarlos los propietarios o tenedores de vehículos deberán presentar solicitud por escrito ante la autoridad de tránsito respectiva, en la que se contendrá el nombre y domicilio del solicitante, la descripción del vehículo (marca, modelo, modalidad, color, números de motor y de serie), así como cualquiera otra información relacionada con el mismo y que sea requerida por la autoridad para determinar si procede o no la inscripción. Art. 11.- A la solicitud deberá acompañarse los siguientes documentos:
5

a). b). c). d).

El que acredite la legítima propiedad o posesión del vehículo en registro; La constancia de inscripción en el Registro Federal de Vehículos; El comprobante de pago del impuesto federal por tenencia o uso de vehículo; El comprobante de pago del derecho por expedición de placas y de los demás derechos que fijen las leyes y reglamentos respectivos; e). En su caso, la constancia de cancelación de inscripción (baja), la tarjeta de circulación así como las placas de circulación. Art. 12.- Todo vehículo cuya inscripción se pretenda deberá ser presentado ante la autoridad de tránsito que corresponda, para la comprobación de su correcto funcionamiento y de que cuenta con el equipo reglamentario. Art. 13.- Tratándose de vehículos que se amparen con factura expedidas en el extranjero, además de los requisitos enumerados en los artículos anteriores, sus propietarios deberán comprobar que están cubiertos los impuestos de importación. Art. 14.- En el caso de inscripción de autobuses y camiones de carga de servicio particular, sus tenedores, además de llenar los requisitos establecidos en los artículos precedentes, deberán comprobar, con el último recibo, que la persona propietaria del vehículo ha cubierto las obligaciones fiscales que se causen con motivo del giro de la empresa a cuyo servicio se encuentre destinado el vehículo. Art. 15.- Las personas que deseen obtener el registro y permiso de circulación de automóviles, autobuses para transporte de pasajeros y camiones de carga destinados al servicio público, además de cumplir con los requisitos antes señalados, deberán presentar el permiso o concesión otorgada por la autoridad correspondiente para la explotación del servicio de que se trate. Art. 16.- Los vehículos podrán circular con permisos provisionales expedidos en los siguientes casos: I.- Cuando se trate de inscribir un vehículo que carezca de los requisitos necesarios para su registro. Este permiso se expedirá previo pago de los derechos correspondientes, por un plazo que no excederá de treinta días; II.- Cuando se trate del traslado de vehículos de un lugar a otro, dentro del Estado; se precisará esta circunstancia y el lugar a donde va a ser conducido para su registro. Estos permisos sólo podrán expedirse por una vez, previo el pago de los derechos correspondientes, y tendrán una validez de quince días; III.- Cuando se trate de pérdida o deterioro accidental de una o ambas placas, el permiso provisional se expedirá por un plazo no mayor de noventa días, en tanto se tramita la expedición de nuevas placas, previo el pago de los derechos respectivos. Art. 17.- Cuando se cambie la carrocería o el motor de algún vehículo, el propietario del mismo está obligado a tramitar nuevo registro, previa presentación del vehículo y exhibición del comprobante del Registro Federal de Vehículos en que aparezca dicho cambio.
6

Art. 18.- En caso de deterioro o pérdida de la tarjeta de circulación, se expedirá un duplicado, previa solicitud del interesado y pago de los derechos correspondientes. Art. 19.- Cuando se cambie el color del vehículo, deberá darse el aviso correspondiente a la autoridad de tránsito. Una vez efectuado el cambio de color, el interesado, en un plazo no mayor de treinta días, presentará el vehículo ante aquélla, para que se hagan las modificaciones en el registro correspondiente. Art. 20.- Para cancelar la inscripción de un vehículo se necesita: I.- Presentar la solicitud correspondiente a través del formato que proporcione al efecto la autoridad de tránsito respectiva; II.- Cubrir el importe de los adeudos fiscales que tuviere con motivo de la propiedad, posesión y uso del vehículo; III.- Entregar la tarjeta de circulación y placas correspondientes. Cubiertos los requisitos anteriores se entregará al interesado la constancia (baja) de haber quedado cancelada la inscripción del vehículo. Art. 21.- Todo propietario que venda o transfiera un vehículo que haya sido inscrito con anterioridad deberá tramitar su baja en un plazo no mayor de treinta días. Lo mismo se observará en caso de baja definitiva. Art. 22.- Cuando el propietario de un vehículo lo transfiera en propiedad, para darlo de baja entregará a la autoridad de tránsito correspondiente las placas y la tarjeta de circulación respectivas y al nuevo propietario le entregará copia de la referida baja. Art. 23.- Cuando la propiedad del vehículo se obtenga mediante determinación judicial o remate administrativo, es al nuevo propietario a quien corresponde tramitar tanto la baja como la alta respectiva. Art. 24.- Los vehículos registrados en otra entidad federativa podrán circular en el Estado, por un término de ciento ochenta días, sin más trámite que el notificar su estancia a la autoridad de tránsito correspondiente, proporcionando marca, modelo, color, número de placas, de motor y de serie, lugar de su procedencia, registro, nombre del propietario, dirección de éste. Para ese efecto deberá exhibir la documentación necesaria y llenar el formato que al efecto se le proporcione. Vencido el plazo antes indicado, para continuar transitando en el Estado deberá ser dado de alta en la forma prevista por este capítulo. CAPÍTULO III DE LAS PLACAS Y TARJETAS DE CIRCULACIÓN Art. 25.- Las placas de circulación para transitar en el Estado son: I.- De servicio particular; II.- De servicio público; III.- De demostración; y IV.- Provisionales.
7

Art. 26.- Las placas de servicio particular se destinarán para los vehículos a que alude el Artículo 6º de esta ley. Art. 27.- Las placas de servicio público se d estinarán para los vehículos a que hace referencia el Artículo 7º de esta ley. Art. 28.- Las placas de demostración se destinarán al uso de las empresas dedicadas a la compraventa de vehículos. Solamente pueden usarse para transitar por las vías públicas con el objeto de demostrar el funcionamiento de los vehículos a sus posibles compradores. Queda prohibido que tales vehículos circulen fuera de un radio superior a ochenta kilómetros del centro de la población en que se ubique la empresa. Art. 29.- Las empresas dedicadas a la compraventa de vehículos tienen derecho a que se les otorgue un juego de placas de demostración por cada cincuenta vehículos en venta. Las empresas quedan obligadas a llevar registro de los vehículos que las usen, mismo que deberán exhibir a la autoridad de tránsito respectiva cuando se le requiera. Art. 30.- Las placas para automóviles, camiones y autobuses se colocarán, invariablemente, una, en la parte anterior y otra, en la posterior del vehículo, precisamente en los lugares destinados por el fabricante a ese objeto. Queda prohibido alterar los caracteres de las placas o colocarles sobrepuestos (micas, plásticos, protectores, etc.) que impidan su fácil lectura. Art. 31.- Por cada juego de placas de circulación se suministrará una calcomanía, con las letras y números de aquéllas, que deberá adherirse al medallón trasero del propio vehículo. Art. 32.- Los remolques, semirremolques, motocicletas, motonetas, bicimotos, triciclos automotores, bicicletas, triciclos de propulsión humana, vehículos de tracción animal y carros de mano, requerirán de sólo una placa de circulación, la cual se colocará en el lugar destinado para ese fin por el fabricante o en un sitio donde quede perfectamente legible. Art. 33.- Ningún vehículo que requiera de inscripción para poder circular podrá hacerlo sin ostentar placas de circulación vigentes. Art. 34.- Queda reservada a las autoridades de tránsito respectivas en el Estado, la facultad de expedir placas, tarjetas y calcomanías para circulación. Dicha expedición se hará previo el pago de los derechos correspondientes y satisfacción de los requisitos que marca esta ley. Con la debida anticipación, se harán del conocimiento público las fechas y lugares en donde podrá efectuarse el canje de placas. Art. 35.- Para el servicio público de transporte, el número de placas de circulación disponibles se restringirá al que fije la concesión, permiso o autorización temporal, conforme a las necesidades de dicho servicio.

8

CAPÍTULO IV DE LAS CONDICIONES P ARA TRANSITAR Art. 36.- Para que un vehículo pueda transitar en las vías públicas estatales, así como para que pueda ser dado de alta, deberá satisfacer las condiciones de operatividad que fija este capítulo. LUCES Art. 37.- Los vehículos automotores de cuatro o más ruedas deben estar previstos de dos faros principales delanteros, colocados simétricamente uno a cada lado y en el mismo nivel, que emitan luz blanca. Art. 38.- Los faros a que se refiere el artículo anterior deberán estar conectados a un distribuidor de luz alta y luz baja, colocado de tal manera que permita al conductor accionar el dispositivo para disminuir la altura e intensidad de la luz. La luz baja deberá permitir la visibilidad de personas y objetos a una distancia no menor de treinta metros hacia el frente. La luz alta permitirá una fácil visión de personas y objetos a una distancia no menor de cien metros hacia el frente. En el tablero del vehículo deberá contarse con un indicador automático de cambio de luces. Art. 39.- Los vehículos automotores de cuatro o más ruedas deberán estar provistos de dos lámparas de posición delanteras y de dos traseras. Las primeras serán de color ámbar o blanco y la luz que emitan deberá ser visible claramente a una distancia mínima de cien metros. Las dos traseras serán de color rojo, con luz visible a una distancia no menor de trescientos metros. Art. 40.- Tratándose de combinaciones de vehículos con remolque o semirremolque, estos últimos deberán contar con lámparas de posición traseras, montadas simétricamente en un mismo nivel, con la mayor separación posible con respecto a la línea del centro del vehículo. Art. 41.- Los vehículos automotores, remolques y semirremolques estarán provistos con una lámpara posterior colocada en forma tal que ilumine con luz blanca la placa de circulación y la haga perfectamente visible a una distancia no menor de trece metros; esta luz deberá ser de encendido simultáneo con las luces posteriores de posición. Art. 42.- Queda prohibido utilizar luces y reflejantes de color rojo en el frente de todo vehículo, excepción hecha de los vehículos de emergencia (patrullas, grúas, ambulancias). Igualmente queda prohibido el uso de luces y reflejantes blancos en la parte posterior de los vehículos, excepción hecha de la luz de placa y de la luz de reversa. Art. 43.- Los vehículos automotores de cuatro o más ruedas, remolques y semirremolques deberán contar en su parte posterior con dos o más reflejantes de color rojo, ya sea que formen parte integral de las lámparas posteriores o que estén colocados en forma independiente de éstas. Los remolques cuya anchura total no exceda de ochenta centímetros podrán tener un solo reflejante.
9

Art. 44.- Los reflejantes deberán estar colocados a una altura no menor de treinta y cinco centímetros ni mayor de un metro cincuenta c entímetros y ser visibles por la noche, en condiciones normales, desde cualquier vehículo cuyas luces altas se proyecten sobre ellos, a una distancia mínima de cien metros. El punto medio de la superficie reflejante no deberá hallarse a más de cuarenta centímetros de los bordes exteriores de vehículo. Art. 45.- Los vehículos automotores, remolques y semirremolques deberán estar provistos, en su parte posterior, de dos lámparas indicadoras de frenado, que emitan luz roja, y que se activen al oprimir el pedal de freno. La luz que emitan debe ser visible, bajo la luz solar normal, a una distancia no menor de noventa metros. Art. 46.- Esos mismos vehículos deberán contar con lámparas direccionales, tanto en el frente como en su parte posterior, que mediante la proyección intermitente de luz ámbar o blanca en la parte delantera y roja en la parte trasera, indiquen la intención del conductor de hacer movimientos de cambio de dirección, bien sea para dar vuelta, alcanzar o adelantar otro vehículo o indicar su posición cuando se estacione en sitio peligroso. Art. 47.- Las lámparas direccionales se colocarán simétricamente en un mismo nivel y a una altura no menor de treinta y cinco centímetros, separadas lateralmente tanto como sea posible. Bajo la luz solar normal estas luces deberán ser visibles a una distancia no menor de cien metros. Art. 48.- Las luces direccionales se complementarán con un indicador en el tablero del vehículo que permita al conductor verificar su operación; indicador que se colocará en forma que quede perfectamente visible y cuyos destellos no deslumbren al conductor. Art. 49.- Además del equipo de iluminación antes detallado los vehículos que ha continuación se mencionan contarán también: I.- Autobuses y camiones de dos o más metros de altura: a). En el frente, dos lámparas demarcadoras y tres lámparas de identificación. Las demarcadoras se colocarán a la misma altura, simétricamente, una a cada lado de la carrocería y lo más cerca posible de los extremos de la misma. Las de identificación se colocarán en fila horizontal, en la parte superior de la carrocería a intervalos no menores de quince centímetros ni mayores de treinta centímetros; b). En la parte posterior, dos lámparas demarcadoras, una de cada lado, y tres lámparas de identificación, de acuerdo con las especificaciones anteriores; c). A cada lado, dos lámparas demarcadoras, una cerca del frente y la otra cerca de la parte posterior; y dos reflejantes ubicados de igual modo; y d). En la parte posterior, dos reflejantes demarcadores, colocados simétricamente a la misma altura, uno de cada lado y lo más cerca posible de los extremos laterales de la carrocería. II.- Vehículos escolares: Estos, además de lo señalado en la fracción anterior, deberán contar con dos lámparas delanteras que proyecten luz ámbar intermitente y dos lámparas traseras que proyecten luz roja intermitente, mismas que funcionarán cuando el vehículo quede detenido para el ascenso y descenso de los escolares. Las
10

lámparas tendrán un diámetro mínimo de ciento veinticinco milímetros y quedarán colocadas simétricamente en los ángulos superiores del vehículo. III.- Remolques y semirremolques de dos o más metros de anchura total: a). En el frente, dos lámparas demarcadoras, una de cada lado; b). En la parte posterior, dos lámparas d emarcadoras, una de cada lado, y tres lámparas de identificación que cumplan las especificaciones señaladas en el inciso "a" de la Fracción I de este artículo. Dos reflejantes demarcadores colocados en la forma indicada en el inciso "d" de esa fracción; c). En cada costado, dos lámparas y dos reflejantes demarcadores, una cerca del frente y otra cerca de la parte trasera. IV.- Camión tractor: En el frente, dos lámparas demarcadoras colocadas a cada lado de la cabina y tres lámparas de identificación que cumplan con las especificaciones dadas en el inciso "a" de la Fracción I de este artículo. V.- Camiones, remolques, semirremolques para postes, pilotes, varillas, escaleras y demás objetos que longitudinalmente sobresalgan: a). En cada lado, una lámpara demarcadora y un reflejante de color ámbar, colocados cerca del extremo frontal de la carga; y b). En cada lado, en el extremo posterior de la carga, una lámpara demarcadora que emita luz ámbar hacia el frente y luz roja hacia atrás y lateralmente, para indicar la anchura y longitud máximas del remolque. Art. 50.- Los reflejantes colocados en la parte superior deberán ser visibles en la noche a una distancia mínima de ciento cincuenta metros cuando queden directamente frente a la luz alta de los faros principales de otro vehículo. Los reflejantes laterales deberán ser visibles en la noche a una distancia mínima de treinta metros al recibir las luces bajas de otro vehículo. Durante las horas en que sean obligatorias las luces, y bajo condiciones atmosféricas normales, las lámparas demarcadoras delanteras, traseras y laterales y las lámparas de identificación deberán ser visibles a no menos de cien metros. Art. 51.- La maquinaria para construcción, tractores agrícolas y demás implementos de labranza autopropulsados, deberán estar provistos de dos faros delanteros que reúnan los requisitos de los artículos 37 y 38 de esta ley; además deberán llevar dos lámparas posteriores que emitan luz roja y dos o más reflejantes que reúnan las especificaciones antes apuntadas. La combinación de tractor agrícola con equipo de labranza remolcado llevará en su parte posterior dos lámparas que emitan luz roja visible a una distancia no menor de trescientos metros y dos reflejantes rojos. Art. 52.- En cualquier vehículo automotor podrán instalarse en su parte frontal faros auxiliares de conducción a una altura que no rebase un metro ni sea menor de cuarenta centímetros. Art. 53.- Los carro -patrullas, ambulancias, carro-bomberos y demás vehículos de emergencia autorizados, deberán estar provistos de una o más lámparas rotatorias, cuyo
11

giro sea de trescientos sesenta grados, que proyecten luz visible a una distancia no menor de ciento cincuenta metros bajo la luz solar. Los carro-patrullas de los cuerpos de seguridad pública y tránsito portarán estas lámparas en colores azul y rojo. Las ambulancias y los carros de bomberos las portarán en color rojo únicamente. Los demás carros emergentes las portarán sólo en color ámbar. Estas lámparas se ubicarán en la parte más alta de los vehículos. Art. 54.- Queda prohibido el uso de las lámparas descritas en el artículo anterior a vehículos diferentes a los citados. Se exceptúan de esta prohibición los vehículos destinados al mantenimiento de los servicios urbanos y de limpieza y las grúas, que portarán lámparas en color ámbar. Art. 55.- Las motocicletas deberán contar con el siguiente equipo de luces: I.En su parte delantera llevarán un faro principal que emita luz blanca, colocado al centro a una altura no menor de cincuenta centímetros ni mayor de un metro, con dispositivo para cambio de luces, alta y baja;

II.- En su parte posterior llevarán una luz roja y un reflejante del mismo color. Art. 56.- Los triciclos automotores deberán estar equipados en su parte delantera en la forma establecida por la fracción I del artículo anterior, y en su parte posterior en la forma que se establece en esta ley para vehículos de cuatro o más ruedas. Art. 57.- Las bicicletas y triciclos se equiparán con un faro delantero de luz blanca, de una sola intensidad, que permita a su conductor ver personas y objetos a una distancia no menor de veinte metros. En su parte trasera llevarán un reflejante de color rojo y optativamente una luz del mismo color. Las bicicletas que se adapten para ser motopropulsadas se considerarán dentro de la categoría de las motocicletas. Art. 58.- Los carros de tracción animal estarán equipados con cuatro reflejantes de color rojo, que se fijarán en su parte trasera y en los laterales posteriores; con cuatro reflejantes de color ámbar, que se fijarán en la parte delantera y laterales delanteros; y una antorcha eléctrica en el frente. Art. 59.- La altura a que deberán colocarse los faros, lámparas y reflejantes a que este capítulo se refiere se determinará midiendo a partir del centro del dispositivo luminoso hacia el suelo. FRENOS Art. 60.- Los vehículos automotores o combinaciones de vehículos que transiten por las vías públicas estatales deberán estar provistos de un sistema de frenos que, en atención a las características y peso del vehículo, permita detenerlo de acuerdo a su velocidad de desplazamiento en el menor espacio posible. Dicho sistema reunirá las condiciones de instalación y operación que a continuación se describen: I.- Vehículos automotores de dos ejes:
12

II.-

III.-

IV.-

V.-

VI.-

a). Frenos de servicio que posibiliten aminorar la marcha del vehículo e inmovilizarlo de modo seguro; b). Frenos de estacionamiento que permitan mantener detenido el vehículo una vez aplicado el dispositivo de acción mecánica; dispositivo que funcionará independientemente de los frenos de servicio y que sujetará las ruedas traseras; Vehículos automotores de más de dos ejes: Estos deberán satisfacer los requisitos señalados en la fracción anterior, con la salvedad de que las ruedas de uno de los ejes traseros podrán estar libres de la acción de los frenos de servicio; Remolques y semirremolques: a). Frenos de servicio que deberán actuar sobre las ruedas del vehículo y serán accionadas por el mando del freno de servicio del vehículo tractor; además deberán contar con un dispositivo de seguridad que detenga automáticamente al remolque o semirremolque en caso de ruptura del dispositivo de acoplamiento durante la marcha. b). Frenos de estacionamiento que reúnan las especificaciones apuntadas en el inciso "b" de la Fracción I de este artículo; Remolques con peso bruto menor de mil quinientos kilogramos: Estos vehículos deberán estar equipados con frenos de servicio y quedan exceptuados de la obligación de contar con dispositivo de seguridad para el frenado automático en caso de ruptura del acople. Cuando el remolque acoplado a un vehículo ligero no exceda en su peso bruto del cincuenta por ciento del peso del vehículo remolcador, podrá carecer de frenos de servicio. En ambos casos los remolques contarán con un enganche auxiliar con cadena o cable que limite el desplazamiento lateral del remolque e impida la caída de la barra de enganche al pavimento cuando haya ruptura del dispositivo principal de acople; Motocicletas: Estarán provistas de dos sistemas de frenos, uno actuará sobre la rueda delantera y el otro sobre la trasera; en caso de acoplarle un carro lateral, éste no requerirá de sistema adicional de frenado; Triciclos automotores: Estarán provistos de dos sistemas de frenado, uno para la rueda o ruedas delanteras y el otro para la rueda o ruedas traseras. Además tendrán frenos de estacionamiento que actúen sobre las ruedas unidas por el eje.

Art. 61.- Los vehículos que utilicen aire comprimido para el funcionamiento de su sistema de frenos contarán con un manómetro ubicado en el tablero, en parte visible al conductor, que indique en kilogramos por centímetro cuadrado la presión disponible para el frenado; además contará con un dispositivo auditivo de advertencia para cuando la presión del depósito de aire esté por debajo del cincuenta por ciento de su capacidad. Art. 62.- Las bicicletas y triciclos de propulsión humana deberán estar provistos de frenos de acción mecánica e independiente sobre la rueda o ruedas delanteras y sobre la rueda o ruedas traseras.

13

OTROS DISPOSITIVOS Art. 63.- Todos los automóviles y camionetas deberán tener cinturones de seguridad, cuando menos en los asientos delanteros. Art. 64.- Los vehículos automotores deberán estar provistos cuando menos de una bocina o claxon, en buen estado de funcionamiento, cuyo sonido sea audible a una distancia de sesenta metros, pero que no sea irrazonablemente fuerte y molesto. Queda prohibido el uso de bocinas de aire o dispositivos sonoros electrónicos. Los vehículos de carga y autobuses podrán usar bocinas de aire, pero se limitarán a hacerlo sólo en las carreteras. Art. 65.- Los vehículos de emergencia, además del claxon ordinario, estarán provistos de una sirena capaz de emitir una señal acústica audible a una distancia de sesenta metros o más, la cual inexcusablemente llevarán funcionando cuando se encuentren en misión de emergencia. Queda prohibido el uso de sirenas por vehículos distintos a los de emergencia. Art. 66.- Los dispositivos de alarma contra robos que utilicen los vehículos automotores no podrán ser usados como señal ordinaria de advertencia. Art. 67.- Las bicicletas y triciclos de propulsión humana contarán con un timbre o dispositivo similar. Art. 68.- Todo vehículo automotor tendrá un velocímetro en buen estado de funcionamiento, con dispositivo d e iluminación nocturna. El velocímetro deberá ubicarse en el tablero. Art. 69.- Todo vehículo automotor contará con silenciador en el tubo de escape para evitar ruidos excesivos e innecesarios. Este dispositivo deberá ajustarse a las normas establecidas para la prevención de la contaminación ambiental. Art. 70.- Queda terminantemente prohibida la modificación de las características de los escapes y silenciadores que los vehículos traigan de fábrica, así como la instalación de válvulas y escapes que favorezcan la producción de ruido excesivo. Art. 71.- Los vehículos automotores de cuatro o más ruedas deberán estar provistos de dos espejos retrovisores, cuando menos, que permitan al conductor observar la circulación detrás del vehículo. Uno de los espejos se c olocará en el interior del automotor y el otro en la parte exterior, de lado del guiador. Los autobuses, camiones y vehículos similares contarán además con otro espejo retrovisor, que irá colocado en el exterior del vehículo del lado derecho, a fin de que su conductor tenga una mejor visibilidad de ese lado. Las motocicletas, bicicletas y triciclos deberán contar con un espejo retrovisor, cuando menos. Art. 72.- Los vehículos automotores deberán estar provistos de escobillas para mantener libre de lluvia u otras obstrucciones al parabrisas. El mecanismo que los ponga en funcionamiento se colocará en sitio en donde cómodamente pueda accionarlo el conductor.
14

Art. 73.- Queda prohibido que los vehículos de motor porten en su parabrisas, medallón, aletas y ventanillas laterales rótulos o carteles que obstruyan la visión del conductor. Las señales y comprobantes que deben portarse adheridos al parabrisas o medallón, conforme a esta ley u otro ordenamiento legal, se colocarán en sitios en que no interfieran la visibilidad. De igual manera queda prohibido el uso de película polarizada en el parabrisas, medallón, aletas y ventanillas laterales, de los vehículos a que se contrae el segundo párrafo del artículo 59° de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios Relacionados con Bienes Muebles del Estado. La infracción de esta disposición será motivo de responsabilidad administrativa conforme a lo previsto por la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado. Cuando por razones de seguridad o por las necesidades del servicio se justifique, la correspondiente unidad de contraloría podrá dispensar el cumplimiento de lo dispuesto en la primera parte de este párrafo. Art. 74.- Todo vehículo automotor, como equipo accesorio, debe contar con dos dispositivos reflejantes en colores ámbar y/o rojo, de tipo portátil, con los elementos necesarios para que puedan colocarse sobre el pavimento y que sean visibles a una distancia no menor de cien metros, durante la noche, en condiciones atmosféricas normales. Estos reflejantes servirán para colocarse, en caso de desperfecto o accidente ocurrido en carretera o vía de acceso controlado, a una distancia de cien metros del vehículo inhabilitado, una en la parte de adelante y la otra en la parte de atrás. Art. 75.- Queda prohibido circular en vehículos automotores remolques o semirremolques que tengan llantas en mal estado. No se permitirá la circulación de vehículos de servicio público con llantas delanteras recubiertas. Todos los vehículos automotores deberán contar cuando menos con una llanta de refacción en buenas condiciones así como la herramienta indispensable para instalarla en caso de ser necesario. Los vehículos de carga y autobuses contarán con loderas o antellantas en su parte posterior para evitar proyectar objetos hacia atrás. Art. 76.- Los camiones de carga y vehículos análogos se sujetarán a los siguientes límites de carga y dimensiones; I.- Peso total incluyendo el de la carga: Ocho mil kilogramos; II.- Largo máximo: Trece metros; III.- Altura máxima: Cuatro metros; IV.- Ancho máximo: Tres metros cincuenta centímetros; V.- Altura máxima de carga sobre la plataforma del vehículo: Tres metros; VI.- Ancho máximo de la carga que se transporte: Dos metros cincuenta centímetros; VII.-Largo total de camión de carga con remolque: Trece metros. Para que puedan circular vehículos que excedan las características anotadas será necesaria una autorización especial, por escrito, de la autoridad de tránsito respectiva, previo pago de los derechos fiscales correspondientes.
15

Art. 77.- Los carros de mano y de tracción animal deberán tener llantas de hule. Art. 78.- Las autoridades de tránsito quedan facultadas para efectuar periódicamente revisiones a los vehículos que presten servicio público de pasajeros o de carga, con el objeto de comprobar si cuentan con el equipo reglamentario y cumplen las condiciones y requisitos establecidos por esta ley. Para ese efecto, con la debida anticipación, se hará del conocimiento de los interesados la fecha y lugar en que deberán presentar sus vehículos para la revisión. Art. 79.- Las autoridades de tránsito podrán ordenar que se practiquen revisiones periódicas a los vehículos del servicio particular a fin de comprobar si cuentan con el equipo necesario y cumplen con los requisitos especificados en esta ley. Art. 80.- Cuando los vehículos presentados a revisión no tengan el equipo necesario o no reúnan las condiciones de funcionamiento prescritas en esta ley, se concederá a los responsables un plazo que no excederá de quince días para la regularización respectiva. En caso de incumplimiento o cuando no se presenten a su revisión, se prohibirá su circulación. CAPÍTULO V DE LAS LICENCIAS Y PERMISOS PARA CONDUCIR VEHÍCULOS DE FUERZA MOTRIZ Art. 81.- Para estar en aptitud de conducir un vehículo automotor se requiere de una licencia o permiso que deberá expedir la autoridad de tránsito respectiva. Art. 82.- Queda prohibido conducir vehículos automotores sin la licencia o permiso vigente respectivo. Art. 83.- Queda prohibido a los propietarios de vehículos automotores el permitir que éstos sean conducidos por personas que carezcan de licencia o permiso para ello. Art. 84.- Los conductores de vehículos se clasifican en: I.- Automovilistas. Estos son quienes cuentan con la licencia o permiso para conducir automóviles y camionetas cuya capacidad sea hasta de dos toneladas de carga o nueve pasajeros; siempre que tales vehículos no estén destinados a la prestación de un servicio público de transporte; II.- Choferes. Estos son los conductores de vehículos de toda clase destinados a la prestación del servicio público de transporte, así como quienes, mediante salario, manejan a las órdenes de un patrón un vehículo de servicio particular; y III.- Motociclistas. Estos son los conductores de vehículos de propulsión motriz, de dos o tres ruedas, sin importar su capacidad, tamaño o cilindrada. Art. 85.- Para obtener licencia de automovilista se requiere: I.- Presentar una solicitud, de acuerdo al formato que proporcione la autoridad de tránsito respectiva, en la que se exprese: su nombre y apellidos; lugar y fecha de nacimiento; domicilio; estado civil; grupo sanguíneo y factor RH; las enfermedades que padezca y que en caso de accidente requieran atención especial;
16

II.- Acreditar que se es mayor de edad, con el certificado del acta de nacimiento o, en su defecto, con un dictamen médico pericial; III.- Acreditar con el documento respectivo que se ha cumplido con el servicio militar nacional, en su caso; IV.- Acreditar que sabe leer y escribir; V.- Aprobar examen escrito sobre el conocimiento de esta ley; VI.- Aprobar examen médico pericial que lo califique de apto para conducir automóviles; VII.-Aprobar el examen de conducción de vehículos de la categoría para la cual se solicita la licencia; VIII.-Proporcionar los datos que se le soliciten para fines de identificación personal; y IX.- Acreditar que ha cubierto los derechos de expedición de licencia. Tratándose de extranjeros se deberá comprobar su legal estancia en el país. Art. 86.- Para obtener licencia de chofer, se requiere: I.- Satisfacer los requisitos previstos en el artículo anterior; II.- Acreditar ser nacional mexicano por nacimiento o naturalización; o extranjero con residencia legal en el país; III.- Presentar y aprobar un examen adicional sobre funcionamiento de motores de combustión interna y de partes esenciales de automóviles y camiones; IV.- Acreditar una experiencia mínima de dos años en manejo de vehículos de motor. El examen médico, en este caso, se practicará en forma más minuciosa para saber si el aspirante es víctima de enfermedad incapacitante o contagiosa, si es afecto al consumo excesivo de bebidas embriagantes o al uso de drogas enervantes o sicotrópicas. De resultar positivo el examen, se negará la licencia solicitada. Art. 87.- Para obtener licencia de motociclista deberá cumplirse con los requisitos enunciados en el Artículo 85 de esta ley. Art. 88.- La licencia de conducción tendrá validez por tres años y podrá ser renovada a solicitud del interesado, una vez satisfechos los requisitos previstos en los artículos anteriores. Art. 89.- Para la conducción de bicicletas y triciclos de propulsión humana no se necesita autorización, pero los conductores de estos vehículos deberán demostrar, en caso de que así se les requiera por la autoridad de tránsito respectiva, que conocen las disposiciones de esta ley. Art. 90.- Las personas que porten licencia de conducción expedida por autoridad facultada para ello de otra Entidad Federativa o del extranjero sólo podrán conducir en el Estado el tipo de vehículo que la licencia señale. Art. 91.- Los conductores de vehículos que por disposición del servicio médico de la autoridad de tránsito respectiva requieran del uso de dispositivos para normalizar su agudeza visual o auditiva, están obligados a utilizarlos siempre que conduzcan. En la licencia respectiva se anotará esta circunstancia.
17

Art. 92.- Quien posea una licencia de conducción deteriorada o ilegible está obligado a solicitar su reposición, previo el pago de los derechos que correspondan. Art. 93.- Para obtener permiso para aprender a manejar se requiere: I.- Exhibir la cartilla del servicio militar nacional, en su caso; II.- Copia certificada del acta de nacimiento; III.- Dos fotografías de frente, tamaño credencial; IV.- Aprobar examen médico de aptitud para el manejo; V.- Presentar la licencia, vigente , del instructor; VI.- Cubrir los derechos correspondientes. Estos permisos tendrán vigencia por un plazo de sesenta días y podrán ser renovados. Art. 94.- Las personas que padeciendo una incapacidad física requieran la expedición de una licencia o permiso para conducir vehículos automotores, deberán acreditar que éstos están provistos de los mecanismos necesarios para suplir su deficiencia física o que la persona en sí cuenta con prótesis o aparatos para el mismo objeto. CAPÍTULO VI DE LOS MENORES CONDUCTORES Art. 95.- Los menores de dieciocho años de edad, pero mayores de dieciséis años, pueden ser autorizados para la conducción de vehículos automotores mediante licencias o permisos especiales, cuya expedición se condicionará a los requisitos siguientes: I.- LICENCIAS: a). Presentar por su padre o tutor una solicitud, de acuerdo al formato que proporcione la autoridad de tránsito respectiva, en la que exprese: nombre y apellidos del menor; lugar y fecha de nacimiento; domicilio; estado civil; grupo sanguíneo y factor RH; las enfermedades que padezca y que en caso de accidente requieran atención especial; el nombre , apellidos y domicilio del padre o tutor; b). Presentar copia certificada del acta de nacimiento del menor; c). Acreditar que sabe leer y escribir; d). Aprobar el examen escrito sobre el conocimiento de esta ley; e). Aprobar examen médico pericial que lo califique de apto para conducir vehículos automotores; f). Aprobar el examen de conducción respectivo; g). Proporcionar los datos que se soliciten para fines de identificación personal; h). Otorgar una garantía de depósito en efectivo, en términos de lo establecido en la Ley de Hacienda del Estado, que responderá, en su caso, inicialmente de los daños que el menor pudiera ocasionar con motivo de la conducción. De no surtirse la hipótesis anterior, así como de no existir pendiente de pago alguna multa por infracción o infracciones en que haya incurrido el menor, la garantía se devolverá al otorgante el vencimiento de la vigencia de la licencia, en caso de no renovarse la misma;

18

i). Constancia por escrito de que el padre o tutor del menor se hace responsable de la conducta y vigilancia de su representado, así como de reparar los daños que éste pudiera ocasionar en la conducción del vehículo; j). Acreditar que se han cubierto los derechos de expedición de la licencia. II.- PERMISOS DE APRENDIZAJE: a). Solicitud del padre o tutor, de acuerdo al formato que proporcione al efecto la autoridad de tránsito respectiva; b). Copia certificada del acta de nacimiento del menor; c). Dos fotografías de frente, tamaño credencial; d). Aprobar examen médico de aptitud para el manejo; e). Presentar la licencia vigente del instructor; f). Constancia por escrito de que el padre o tutor del menor se hace responsable de reparar los daños que éste pudiera ocasionar durante el período de aprendizaje de conducción; g). Cubrir los derechos correspondientes. Las licencias especiales tendrán vigencia por un año y podrán ser renovadas. Los permisos especiales de aprendizaje tendrán vigencia por un plazo de sesenta días y podrán ser renovados. Art. 96.- La cancelación de las licencias especiales a que este capítulo se contrae procederá: I.- Por resolución de la autoridad judicial competente; II.- Cuando mediante dictamen pericial se compruebe que el menor ha quedado imposibilitado física o mentalmente para conducir vehículos; III.- Cuando se compruebe que se aportaron datos falsos en la solicitud de expedición; IV.- Cuando el menor conductor sea sorprendido conduciendo bajo el influjo de drogas sicotrópicas o bebidas embriagantes; V.- Cuando el menor incurra en dos infracciones de tránsito. CAPÍTULO VII DE LA SUSPENSIÓN Y CANCELACIÓN DE LICENCIAS Y PERMISOS Art. 97.- Toda persona que haya obtenido una licencia o permiso para conducir podrá hacer uso de él durante su vigencia, siempre que conserve las cualidades físicas y mentales, o los mecanismos, prótesis o aparatos, necesarios para la conducción de vehículos. Art. 98.- Procede la cancelación de una licencia o permiso de conducción en los siguientes casos: I.- Por sentencia judicial en tal sentido; II.- Cuando mediante dictamen pericial se compruebe que el titular de la licencia o permiso ha quedado imposibilitado física o mentalmente para conducir vehículos;

19

III.- Cuando se compruebe que el vehículo ha sido desprovisto de los mecanismos necesarios para que pueda ser conducido por quien se encuentre con algún impedimento físico que los haga estrictamente indispensable, e n su caso; IV.- Cuando se compruebe que el titular de la licencia o permiso aportó datos falsos para la obtención de la licencia o permiso; V.- Cuando el titular de la licencia o permiso sea sorprendido en más de dos ocasiones conduciendo bajo el influjo de drogas sicotrópicas o bebidas embriagantes; VI.- Cuando el titular de la licencia o permiso se haga acreedor a más de dos suspensiones. Art. 99.- Procede la suspensión de la licencia o el permiso en los casos siguientes: I.- Por sentencia judicial en tal sentido; II.- Por violaciones habituales a esta ley, aun cuando sean leves. La suspensión, en el caso de la fracción I, será por el tiempo que indique la sentencia; en el otro caso podrá ser de tres meses a un año. En el expediente del titular de la licencia o permiso se anotarán las suspensiones en que incurra. CAPÍTULO VIII DEL PROCEDIMIENTO PARA CANCELACIÓN O SUSPENSIÓN DE LICENCIAS Y PERMISOS DE MANEJO Art. 100.- Una vez que la autoridad de tránsito tenga conocimiento de que han ocurrido cualesquiera de las causas que ameritan la suspensión o cancelación administrativa de una licencia o permiso de manejo, citará al titular, indicándole lugar, fecha y hora, para la celebración de una audiencia, cuyo objeto le será informado. Art. 101.- El interesado, en la audiencia, podrá ofrecer las pruebas que estime convenientes a su derecho; si requiere de tiempo para desahogarlas o para allegárselas, se le fijará un plazo no menor de tres días ni mayor de ocho. Art. 102.- Dentro de los tres días hábiles siguientes a la celebración de la audiencia o fenecido el plazo probatorio, la autoridad emitirá su resolución. Art. 103.- La citación para la audiencia y la notificación de la resolución se harán saber por escrito al interesado. Ambas se le remitirán al domicilio que aparezca anotado en su solicitud. Art. 104.- De la resolución que quede firme se tomará nota en los registros correspondientes. El titular de una licencia o permiso cancelado o suspendido está obligado a entregarlo a la autoridad de tránsito respectiva. El uso indebido de licencias o permisos cancelados o suspendidos hará acreedor al responsable de la imposición de las sanciones que para el caso establezcan las disposiciones de legislación penal.

20

CAPÍTULO IX DE LOS PEATONES Y PASAJEROS Art. 105.- Los peatones gozarán de preferencia de paso en todos los cruceros y zonas con señalamiento para ese efecto, excepto en aquéllas en que la circulación esté regulada por dispositivos electrónicos o agentes de tránsito. En estos sitios los peatones se sujetarán a las indicaciones de los dispositivos y agentes. Art. 106.- Las autoridades competentes determinarán las zonas o vías públicas para el tránsito exclusivo de peatones. Art. 107.- Al transitar por las vías públicas, los peatones están obligados a observar las siguientes prevenciones: I.- No desplazarse sobre las superficies de rodamiento en vehículos no autorizados por esta ley; II.- En avenidas y calles urbanas y suburbanas queda prohibido el cruce de peatones por lugares que no sea precisamente las esquinas o las zonas de seguridad demarcadas en el pavimento; III.- En las carreteras podrán cruzar por cualquier sitio, pero están obligados a guardar las precauciones debidas; IV.- En las intersecciones no controladas por dispositivos electrónicos o agentes de tránsito, sólo podrán cruzar luego de cerciorarse de que pueden hacerlo sin provocar un accidente; V.- No invadir intempestivamente la superficie de rodamiento; VI.- No atravesar las vías públicas por delante de vehículos estacionados; VII.-Hacer uso de los pasos a desnivel para cruzar las vías públicas, en donde aquéllos existan; VIII.-No atravesar diagonalmente por los cruceros; IX.- No invadir el arroyo con el propósito de ofrecer mercancías o servicios o practicar la mendicidad; X.- Al circular por las aceras o banquetas deberán hacer uso exclusivamente de la mitad derecha de las mismas, cuidando de no entorpecer el libre tránsito de los demás peatones; XI.- En las vías públicas carentes de aceras o banquetas, circularán por los acotamientos y en defecto de éstos lo harán sobre la orilla de la superficie de rodamiento, procurando transitar de frente a la circulación de los vehículos. Art. 108.- Queda prohibido: I.- Utilizar la vía pública para realizar toda clase de juegos o actividades no peatonales; II.- Utilizar las aceras o banquetas para ejercer el comercio o practicar la mendicidad; III.- Consumir bebidas alcohólicas en la vía pública, parques, plazas públicas y en el interior y exterior de los vehículos estacionados en la vía pública o en estacionamientos públicos, así como en aquellos vehículos que se encuentren en circulación. Cuando la infracción de estas disposiciones provengan de menores de edad, la responsabilidad recaerá en sus padres o tutores. Art. 109.- Los pasajeros de vehículos automotores están obligados a:
21

I.- Viajar únicamente en el interior de los vehículos; II.- Evitar que cualquier parte de su cuerpo sobresalga del interior del vehículo; III.- Abordar los vehículos o descender de los mismos cuando se encuentren totalmente detenidos y utilizar precisamente las aceras y zonas de seguridad para ello; IV.- Abrir las portezuelas de los vehículos después de haberse cerciorado de que no provocarán un accidente; V.- Utilizar los cinturones de seguridad cuando el vehículo se encuentre rodando; VI.- Abstenerse de provocar la distracción del conductor y de sentarse junto a él impidiéndole libertad de movimiento o reduciéndosela. CAPÍTULO X DEL SEÑALAMIENTO VIAL Art. 110.- Los conductores de vehículos están obligados a hacer uso del dispositivo direccional a que se refiere el Artículo 46 de esta ley. En caso de carecer de dicho dispositivo, o para reforzar las indicaciones de él, deberán hacer las siguientes señales: I.- Alto o disminución de velocidad, extender el brazo izquierdo hacia afuera y abajo, con la palma de la mano mirando hacia atrás. II.- Giro hacia la izquierda. Extender el brazo izquierdo hacia afuera, en posición horizontal; III.- Giro hacia la derecha. Extender el brazo izquierdo hacia afuera, en posición de escuadra, con la mano hacia arriba. Se considerará como infracción el efectuar alguna de estas señales cuando no se realice la maniobra correspondiente, excepto que éstas resulte imposible de efectuarse, por obstáculo imprevisto. Art. 111.- Cuando el vehículo que se encuentra estacionado inicie su marcha, el conductor está obligado a indicarlo así haciendo funcionar la señal luminosa (intermitente) que corresponda al lado de la carpeta de rodamiento. Art. 112.- Es obligatorio efectuar las señales a que se refiere el Artículo 110, cuando menos treinta metros antes del sitio en que tendrá lugar la maniobra. Art. 113.- En los vehículos en que, por su diseño, el conductor quede alejado de la ventanilla izquierda se colocarán mecanismos especiales que hagan claramente visible a los conductores de los vehículos que transiten atrás de aquél, las señales aludidas en el Artículo 110. Art. 114.- Las autoridades responsables de la vialidad tienen a su cargo el determinar y supervisar la instalación de señales mecánicas, luminosas, reflejantes, electromecánicas o electrónicas que indiquen las prevenciones que deban observar los conductores y peatones a fin de hacer expedita y segura la circulación. Art. 115.- Cuando la regulación del tránsito esté a cargo de un agente, éste lo hará desde un lugar donde sea fácilmente visible para conductores y peatones. Las señales
22

consistirán en posiciones, ademanes y toques reglamentarios del silbato en la siguiente forma: I.- ALTO, cuando él frente a la espalda de la gente den hacia los vehículos de una vía. En este caso el conductor detendrá su marcha en la línea de alto marcada sobre el pavimento; en ausencia de ésta lo hará antes de entrar a la zona de cruce peatonal o antes de entrar al crucero. Los peatones que transiten en la misma dirección de los vehículos detenidos por la señal se abstendrán de cruzar la vía por la cual la circulación de vehículos continúa; II.- SIGA, cuando alguno de los costados del agente de hacia los vehículos de una vía. En este caso los conductores podrán proseguir su marcha hacia al frente o dar vuelta a la derecha o izquierda, según lo permita la circulación. Los peatones que transiten en la misma dirección de los vehículos podrán cruzar con preferencia de paso respecto de los automotores que intenten dar vuelta; III.- PREVENTIVA, cuando el agente se encuentre de costado y levante un brazo horizontalmente con la mano extendida hacia arriba del lado donde procede la circulación o ambos brazos, si ésta se verifica en doble sentido. En este caso los conductores deberán tomar sus precauciones porque está a punto de hacerse el cambio de siga a alto; los peatones que circulen en la misma dirección de los vehículos deberán abstenerse de cruzar la vía y los que se encuentren haciéndolo ya, apresurarán el paso; IV.- ALTO GENERAL, cuando el agente levante ambos brazos en posición vertical, y gire hacia la izquierda y hacia la derecha. Al efectuar estas señales, el agente empleará toques de silbato para reforzarlas. Un toque corto significa ALTO; dos toques cortos significa SIGA y un toque largo significa ALTO GENERAL. Queda prohibido que los agentes utilicen el silbato fuera de los casos previstos. La señal de ALTO GENERAL indica una situación de emergencia o necesaria protección, en consecuencia tanto conductores como peatones deben detener su marcha de inmediato. Art. 116.- Las indicaciones de los dispositivos luminosos de regulación de la circulación para peatones y conductores son las siguientes: I.- LUZ VERDE. Ante esta indicación los conductores pueden continuar su marcha cuidando que al dar vuelta cedan el paso a los peatones; éstos, cuando no existan dispositivos especiales para peatones, se guiarán de las indicaciones correspondientes a los conductores para avanzar en la misma dirección de los vehículos. Cuando la señal luminosa contenga una flecha exhibida sola o en combinación con otra indicación, el tránsito vehicular avanzará sólo en la dirección que la flecha indique; II.- LUZ AMBAR. Ante esta indicación, peatones y conductores se abstendrán de penetrar al crucero, excepto que el vehículo o peatón ya se encuentre en él y detenerse signifique ponerse en peligro o provocar un accidente u obstruir la circulación. En este caso el conductor o peatón apresurará la marcha;
23

III.- LUZ ROJA. Frente a esta indicación los conductores detendrán totalmente su marcha, absteniéndose de invadir el crucero o zona delimitada en el señalamiento del pavimento. De no existir éste los vehículos deberán detenerse a tres metros antes de llegar al lugar en donde concluye la acera. Los peatones, ante la luz roja se abstendrán de cruzar la vía salvo que los dispositivos peatonales lo permitan; IV.- INDICACIONES CINTILANTES. a). Cuando una lente de color ROJO emita destellos intermitentes, los conductores deberán detener su marcha antes de entrar a la zona de peatones u otra área de control, sólo podrán reanudarla luego de cerciorarse de que no ponen en peligro a terceros; b). Cuando una lente de color AMBAR emita destellos intermitentes, los conductores deberán disminuir la velocidad de su vehículo y sólo podrán avanza r a través del crucero o pasar la señal después de tomar las precauciones necesarias. Art. 117.- Las indicaciones de los dispositivos luminosos para la regulación del tránsito de los peatones serán las siguientes: I.- Ante la silueta humana, en color BLANC O y actitud de caminar los peatones podrán cruzar por la intersección; II.- Ante una silueta humana en color ROJO y actitud de inmovilidad, los peatones deben abstenerse de cruzar por la intersección. Art. 118.- Las indicaciones de los semáforos, campanas y barras instalados en cruceros de ferrocarril son señales preventivas de vialidad que deben ser obedecidas por conductores y peatones. Art. 119.- Las señales de vialidad se clasifican en preventivas, restrictivas e informativas, conforme a las indicaciones siguientes: I.- Las señales preventivas tienen por objeto advertir la existencia o naturaleza de un peligro, o el cambio de situación de la vía pública; estas señales son en caracteres negros sobre fondo amarillo; II.- Las señales restrictivas tienen por objeto indicar limitaciones o prohibiciones; estas señales son en texto, en símbolo o en combinación de ambos; los caracteres serán en colores rojo y negro sobre fondo blanco, excepto la señal de ALTO, que será en caracteres blancos sobre fondo rojo; III.- Las señales informativas tienen por objeto servir de guía para la localización o identificación de calles, carreteras, poblaciones, lugares de interés o servicios; los caracteres serán blancos, en señales elevadas, y negros en todos los demás; el fondo será de colores, blanco o verde, cuando se trate de señales de destino o de identificación y fondo azul cuando se trate de señales de servicios. Es obligatorio el respetar las señales restrictivas y preventivas, bajo pena de incurrir en infracción. Art. 120.- Para regular el tránsito en la vía pública también se usarán rayas, símbolos o letras de color blanco o amarillo pintadas o aplicadas sobre el pavimento o en él limite de la acera o camellón inmediato al arroyo. Queda prohibido sembrar en los extremos de los
24

camellones vegetación que impida la perfecta visibilidad de las superficies de rodamiento que dividen. Art. 121.- Las isletas ubicadas en los cruceros de las vías de circulación o en sus inmediaciones, podrán estar delimitadas por bordillos, tachuelas, rayas u otros materiales adecuados y sirven para canalizar el tránsito o delimitar zonas peatonales. Queda prohibido que los vehículos circulen sobre las isletas. Art. 122.- Quienes ejecuten obras en las vías públicas están obligados a instalar dispositivos auxiliares para el control del tránsito, tanto en el lugar de la obra como en la zona de influencia de ésta, siempre que los trabajos interfieran o pongan en peligro el tránsito seguro de peatones y vehículos. Art. 123.- Para efectuar obras en las vías públicas se requiere permiso previo de las autoridades respectivas. Art. 124.- Todo conductor está obligado a llevar consigo, además del documento señalado en el Artículo 82 de esta ley, la tarjeta de circulación o documento que la supla. Art. 125.- Los conductores de vehículos deben conducir los mismos por el extremo derecho de las vías, excepto cuando las circunstancias lo impidan materialmente. Art. 126.- Para rebasar a otro vehículo, los conductores deberán hacerlo por el lado izquierdo, sin excepción, previo aviso al conductor del vehículo que traten de adelantar. Art. 127.- Queda prohibido rebasar a otro vehículo en curvas, bocacalles y cruceros. Art. 128.- Para cambiar de dirección en las esquinas y lugares en que la circulación se haga en un solo sentido, el conductor disminuirá la velocidad de su vehículo y tomará el carril correspondiente al lado para donde vaya a hacer la maniobra, después de hacer la señal respectiva. Art. 129.- Para cambiar de dirección en las esquinas de circulación de doble sentido, el conductor observará lo dispuesto en el artículo anterior, con la salvedad de que se abstendrá de cambiar de carril. Art. 130.- El conductor que pretenda dar vuelta a la izquierda en arterias de doble sentido, está obligado a ceder el paso a los vehículos que circulen de frente a él. Art. 131.- Tienen preferencia de paso los vehículos que circulen sobre vías principales (avenidas y calles con señalamientos en tal sentido). Art. 132.- Para cruzar o entrar a vías con preferencia de paso, quienes circulen por vías transversales están obligados a efectuar alto total al llegar al cruzamiento, sin rebasar el límite de la banqueta o las señales respectivas en el pavimento; podrán reanudar su marcha luego de que se cercioren de que al hacerlo no provocarán accidente alguno.

25

Art. 133.- Sobre las vías con preferencia de paso se puede circular, cuidando de no rebasar los límites de velocidad señalados, sin que se necesite disminuir velocidad en los cruzamientos. Art. 134.- En el cruzamiento de arterias que no tengan señalada preferencia de paso, que no estén controladas por dispositivos luminosos ni agentes de vialidad, se considerará preferente la circulación de los vehículos que transiten sobre la calle con límite mayor de velocidad; en caso de ser igual el límite, será preferente el paso de quien transita sobre una calle asfaltada sobre quien circula por una que no lo está; y de quien transita por una arteria con mayor volumen de tránsito que quien lo hace sobre una de menor volumen. Art. 135.- Sin importar señalamiento alguno ni las reglas a que se alude en los artículos anteriores, tienen siempre preferencia de paso los vehículos de emergencia que al transitar hagan uso de los dispositivos luminosos y auditivos previstos en los artículos 53 y 65 de esta ley. Es obligación de los conductores de los demás vehículos cederles el paso, para lo cual deberán colocarse en el carril inmediato a aquél por el que transite el vehículo de emergencia y disminuir su velocidad o hacer alto total, de ser posible, a fin de que quede expedito el paso de éstos. Solo en los casos que lo ameritan, los conductores de vehículos de emergencia podrán dar vuelta en "U", estacionarse en medio de la vía o cruzamientos, aun cuando exista señalamiento que lo prohiba; asimismo podrán estacionarse en sitio prohibido y cruzar camellones o isletas, esto último con las debidas precauciones. Los conductores de vehículos emergentes procurarán circular siempre sobre el carril de mayor velocidad. Art. 136.- Queda prohibido seguir a los vehículos en servicio de emergencia, o estacionarse o detenerse a distancia tal de los mismos, que signifique riesgo o entorpecimiento del personal de estos vehículos. Art. 137.- Queda prohibido transitar sobre las mangueras de carros bomba sin permiso previo de los bomberos. Art. 138.- En los cruceros del ferrocarril, éste siempre tendrá la preferencia de paso respecto de cualquier otro vehículo. Los conductores al aproximarse a un crucero de ferrocarril deberán hacerlo a velocidad moderada y no cruzarán la vía férrea hasta cerciorarse de que sobre la misma no circula vehículo ferroviario alguno. Art. 139.- Todo conductor, al acercarse a un crucero de ferrocarril deberá, en los siguientes casos, detenerse a una distancia no menor de cinco metros del riel que le quede próximo: I.- Cuando sobre la vía férrea se aproxime algún vehículo; II.- Cuando el tren en marcha avise con señal auditiva su aproximación; III.- Cuando exista una señal de alto; IV.- Cuando un banderero de ferrocarril haga la señal de alto; V.- Cuando existan obstrucciones que le impidan ver con claridad si se aproxima algún vehículo ferroviario.
26

Art. 140.- Ningún conductor debe demorarse innecesariamente al cruzar una vía férrea. En caso de inmovilización accidental de un vehículo sobre los rieles su conductor se esforzará por colocarlo fuera de ellos de inmediato; si no lo consiguiere adoptará sin pérdida de tiempo todas las medidas necesarias a su alcance para advertir a los maquinistas de los vehículos que transiten sobre los rieles la existencia del peligro con la suficiente antelación. Art. 141.- Es obligación de todo conductor evitar el atropellamiento cuando sobre la vía pública observe el tránsito o estancia de persona alguna, para lo cual disminuirá la velocidad del vehículo o lo detendrá. Art. 142.- En cruceros o zonas marcadas como pasos peatonales donde no existan dispositivos luminosos ni agentes que regulen la circulación, los conductores están obligados a ceder el paso a los peatones que se encuentren sobre la superficie de rodamiento corre spondiente al sentido de circulación del vehículo. Art. 143.- Al detenerse los vehículos en esquinas u otros lugares con señal de alto o preferencia de paso, sus conductores evitarán rebasar la zona peatonal o, en su defecto, el alineamiento de los edificios. Art. 144.- Cuando los semáforos permitan el desplazamiento de vehículos en un crucero, pero en el momento no exista espacio libre para proseguir el tránsito en la siguiente cuadra, queda prohibido avanzar, para evitar la obstrucción de la intersección. La misma disposición se observará cuando en el crucero no hay semáforo. Art. 145.- El conductor que para entrar o salir de una calle privada, estacionamiento o cochera particular tenga que cruzar sobre la acera tiene la obligación de ceder el paso a los peatones. Igualmente está obligado a ceder el paso a los vehículos que transiten por la carpeta de rodamiento. Art. 146.- Queda prohibido retroceder un vehículo en intersecciones y vías de acceso controlado, cuando se interfiera la circulación o cuando el r troceso exceda de diez e metros, excepto cuando algún obstáculo en la carpeta de rodamiento impida el proseguir la marcha. Art. 147.- Queda prohibido circular con vehículos que produzcan humo o ruido excesivo; así como acelerar innecesariamente la marcha de los motores. Art. 148.- Queda prohibido que los conductores entorpezcan la marcha de columnas militares, escolares, cortejos fúnebres y manifestaciones, así como de contingentes en desfiles cívicos. Art. 149.- Es obligatorio disminuir la velocidad o dete ner, de ser preciso, la marcha de los vehículos, ante concentraciones de peatones. Art. 150.- El tránsito de convoyes de vehículos o de caravanas de peatones requiere de un permiso oficial, solicitado con la anticipación debida. Art. 151.- Queda prohibido abastecer de combustible a vehículos con el motor en marcha.
27

Art. 152.- Queda prohibido conducir vehículos con mayor número de personas de las señaladas en la tarjeta de circulación respectiva. Art. 153.- Queda prohibido transportar personas en la parte exterior de un vehículo. Art. 154.- Ningún vehículo podrá transitar con sus portezuelas abiertas. Art. 155.- Sé prohibe el tránsito directo, sobre vías asfaltadas, de vehículos equipados con ruedas metálicas o bandas de oruga del mismo material. Para su traslado deberán utilizarse camiones plataforma. Art. 156.- Se prohibe conducir bajo el influjo de drogas sicotrópicas o bebidas embriagantes. Art. 157.- Queda prohibido el tránsito de vehículos sobre las rayas longitudinales de delimitación de carriles de circulación; así como sobre las aceras, isletas, camellones a sus marcas de aproximación ya sean pintadas o realzadas. Art. 158.- El conductor de vehículos de motor sujetará con ambas manos, en su caso, el volante de control de la dirección y no podrá llevar entre sus brazos persona u objeto alguno, ni permitirá que otra persona, desde lugar diferente al destinado al mismo conductor, tome el control de la dirección. Art. 159.- El conductor de un vehículo deberá conservar respecto del que le precede una distancia que garantice su detención oportuna para el caso de que aquél frene intempestivamente. Art. 160.- Queda prohibido dar vuelta en "U" cerca de una curva, de una cima o en zonas de alta densidad de tráfico. Art. 161.- La velocidad reglamentaria en la capital y demás poblaciones del Estado, será de cuarenta kilómetros por hora. La autoridad de tránsito podrá modificar dicha velocidad en los casos que lo estime necesario, de acuerdo con las señales que al efecto se fijen. Art. 162.- Queda prohibido efectuar competencias de cualquier índole sobre la vía pública, excepto cuando se cuente con permiso especial de la autoridad vial. Art. 163.- Queda prohibido invadir el carril de circulación opuesta a aquél en que se transita. Art. 164.- Queda prohibido efectuar reparaciones a vehículos en las vías públicas salvo las de emergencia y ni aún éstas cuando se obstruya la fluidez del tráfico. Bajo ningún concepto se permitirá que los talleres o negociaciones dedicadas a la reparación de vehículos utilicen las vías públicas para ese efecto. Art. 165.- Queda prohibido el uso innecesario o con fines de ofensa de las bocinas o cláxones.

28

Art. 166.- Queda prohibido el tránsito de carros de sonido sin el permiso de la autoridad respectiva. Art. 167.- Queda prohibido el tránsito de vehículos que por peso excesivo puedan dañar las vías públicas; para su traslado se utilizarán las vías que la autoridad vial le señale. Art. 168.- Cuando por causa de un accidente o colisión queden sobre el pavimento materiales que puedan provocar desperfectos o poner en peligro a los vehículos que sobre él transiten, es obligación de las autoridades de tránsito librar la arteria de tales materiales. Estará a cargo del responsable del accidente el costo que ello origine. Art. 169.- El sentido de la circulación se determinará dé acuerdo con las necesidades de fluidez y agilidad del tráfico. Art. 170.- Los conductores de vehículos de dos o tres ruedas, de fuerza motriz o propulsión humana están obligados a observar las disposiciones de este capítulo en lo que le sea aplicable. Art. 171.- Los conductores de vehículos de dos o tres ruedas de fuerza motriz deberán observar también lo siguiente: I.- Circularán por las vías públicas en una sola fila, manteniéndose siempre en el extremo derecho, salvo en los casos de formación en desfiles o ceremonias públicas; II.- No podrán llevar más pasajeros que los que indique la tarjeta de circulación; III.- Portarán casco y anteojos protectores, estos últimos no se requerirán cuando el vehículo tenga parabrisas; lo anterior también es obligatorio para los pasajeros del vehículo; quedan exceptuados de estos requisitos cuando el motor del vehículo no sea mayor de cincuenta centímetros cúbicos; IV.- No podrán llevar carga que dificulte su visibilidad, equilibrio, maniobrabilidad expedita o que constituya un peligro para sí o para terceros; V.- Queda prohibido el asirse o sujetar su vehículo a otro que transite por la vía pública. Art. 172.- Los conductores de vehículos de dos o tres ruedas de propulsión humana quedan comprendidos en lo previsto por las fracciones I, II, IV y V del artículo anterior. CAPÍTULO XI DE LAS ZONAS DE INTE NSO TRÁNSITO Art. 173.- A fin de que puedan delimitarse las zonas en que sea necesario establecer restricciones al libre uso de las calles, para facilitar o hacer más expedita la circulación de vehículos, la autoridad vial señalará zonas de intenso tránsito que serán dadas a conocer al público con toda oportunidad, a través de los medios de difusión que se consideren más efectivos. Para este objeto, se tomarán en cuenta las zonas de concentración de escuelas, comercios, oficinas públicas, centros de reunión, salas de espectáculos, mercados y en general todos aquellos lugares en que por la naturaleza de las actividades que en ellos se
29

desarrollen provoquen afluencia considerable de vehículo y personas, haciendo indispensable el dictado de disposiciones especiales sobre arterias de tránsito libre, de circulación restringida, de estacionamiento, de horarios adecuados para operaciones de carga y descarga, sitios y terminales de autobuses y camiones, etc. CAPÍTULO XII DE LAS CONDICIONES PARA ESTACIONARSE EN LA VÍA PÚBLICA Art. 174.- Para estacionar un vehículo en la vía pública deben observarse las siguientes reglas: I.- El vehículo quedará orientado en el s entido de la circulación, excepto cuando esté ordenado el estacionarse en batería; II.- El vehículo sólo podrá estacionarse en los sitios permitidos por los señalamientos de tránsito; en ausencia de éstos, en calles de un sólo sentido siempre deberán estacionarse del lado izquierdo y en las avenidas lo harán del lado derecho; III.- En las zonas urbanas, las ruedas contiguas a la acera siempre deberán quedar a distancia no mayor de veinte centímetros de ésta; IV.- En las zonas rurales el vehículo deberá ser estacionado fuera de la superficie de rodamiento de las vías pavimentadas; V.- En caso de que el vehículo quede estacionado en una pendiente en situación de bajada, además de que se apliquen los frenos de estacionamiento, las ruedas delanteras quedarán dirigidas hacia la guarnición de la vía; cuando la posición del vehículo sea de subida, las ruedas se dirigirán hacia la superficie de rodamiento; en cualquier caso siempre se colocarán cuñas apropiadas entre el piso y la parte delantera o trasera de las ruedas posteriores; VI.- Cuando el conductor se retire del vehículo estacionado deberá dejar apagado el motor. Art. 175.- Queda prohibido estacionar vehículos: I.- Sobre aceras, camellones, andadores y vías reservadas para el tránsito de peatones; II.- En doble fila; III.- Frente a una entrada de vehículos o cochera; IV.- A menos de cinco metros de la entrada de una estación de bomberos y en un tramo de veinticinco metros en la acera opuesta a la misma; V.- A menos de cinco metros de las tomas de agua para incendios; VI.- En zonas de ascenso y descenso de pasajeros de vehículos de servicio público; VII.-En carriles de alta velocidad; VIII.-Frente a las entradas o salidas de las vías de acceso controlado; IX.- En lugares donde se obstruya la visibilidad de los señalamientos de tránsito; X.- Sobre puentes o estructuras elevadas de una vía; XI.- A menos de diez metros del riel más cercano de un cruce ferroviario;
30

XII.-A menos de cincuenta metros de un vehículo estacionado en sentido opuesto, en carreteras de dos carriles y con doble sentido de circulación; XIII.-A menos de cien metros de una curva o cima; XIV.-A menos de quince metros de un cruzamiento de calles; XV.-A menos de quince metros de la entrada de escuelas, hospitales, oficinas públicas, salas de espectáculos y demás sitios de alta concentración de personas; XVI.-Sin efectuar el pago correspondiente en los lugares que cuenten con parquímetros; XVII.-En los lugares que la correspondiente señal de tránsito lo prohiba o determine que es exclusivo. Art. 176.- En todo caso, para indicar las zonas de estacionamiento siempre se utilizarán señales uniformes, claras, visibles y de fácil comprensión, colocadas en forma ordenada. Art. 177.- En las zonas de intenso tránsito sólo se permitirá el estacionamiento de vehículos en cordón, y los vehículos deberán quedar dentro de las zonas marcadas para tal efecto. Art. 178.- En las zonas de intenso tránsito queda prohibido el estacionamiento de vehículos de alquiler, a los que sólo se les permitirá detenerse momentáneamente para el ascenso o descenso de sus usuarios. Art. 179.- En las zonas de intenso tránsito y durante el período que medie entre las ocho de la mañana y las nueve de la noche el tiempo máximo de parqueo será fijado por la autoridad vial. Art. 180.- El funcionamiento de los parquímetros será bajo vigilancia de los agentes de vialidad. CAPÍTULO XIII DE LOS ESTACIONAMIENTOS DE ALQUILER Art. 181.- La persona física o moral que pretenda instalar un estacionamiento de vehículos para su explotación o beneficio personal, requiere de la autorización expedida por la autoridad vial, debiendo cubrir el derecho o impuesto correspondiente al ser autorizado ante la autoridad municipal. De este requisito quedan exentos los sindicatos o agrupaciones de trabajadores. Art. 182.- Para la expedición de licencias de funcionamiento de estacionamiento, la autoridad vial exigirá el cumplimiento de los siguientes requisitos: I.- Que cuenten con dos carriles de circulación, uno para la entrada y otro para la salida de los vehículos. Cada carril deberá tener un ancho mínimo de tres metros; II.- Tratándose de estacionamientos por día o por mes, podrán contar con un sólo carril de circulación, con ancho mínimo de cuatro metros; III.- Contar con equipo contra incendios proporcional al cupo de estacionamiento; IV.- Que los acomodadores de estacionamientos posean licencia de manejo;
31

V.- Que cuente con servicios sanitarios para ambos sexos; VI.- Que cuenten con reloj checador, si se trata de estacionamiento por hora; VII.-Que en los estacionamientos por hora se expidan boletos o contraseñas, en los que se anote el número de placas de circulación del vehículo y hora de entrada y de salida; VIII.-Que cuenten con alumbrado suficiente tanto en la entrada como en la salida; IX.- Que el piso del local se encuentre en buen estado; X.- Que cuenten permanentemente con un banderero, cuya función será de vigilar la seguridad y protección de los vehículos que entren y salgan del estacionamiento, cuidando que no se interrumpa la libre circulación de los vehículos en la vía pública y que tengan preferencia de paso los peatones; XI.- En los casos en que el estacionamiento se encuentre instalado en un sótano, deberá contar con extractores de aire que funcionarán de manera continua en las horas de servicio y con equipo de bombeo adecuado en previsión de inundaciones. XII.-Que satisfaga los demás requisitos que impongan otras leyes o reglamentos. Art. 183.- El cupo de los locales de estacionamiento de alquiler será determinado en función de la superficie con que cuente y la expedita maniobrabilidad de los vehículos. Art. 184.- Queda prohibido que los estacionamientos alberguen más vehículos de los que el cupo indicado en la licencia respectiva autorice y deberán contar con letreros que indiquen al público cuando tengan cupo completo. Art. 185.- Corresponde a la autoridad municipal establecer las cuotas o tarifas para el uso de estacionamiento de alquiler. Quedan exentos de estos requisitos, los sindicatos y agrupaciones de trabajadores. Art. 186.- Las infracciones a las disposiciones de este capítulo se sancionarán: I.- Con multa hasta de doscientas veces el salario mínimo vigente en el Estado; II.- En caso de infracción por más de tres ocasiones, con cancelación de la licencia de funcionamiento. CAPÍTULO XIV DE LOS ACCIDENTES OCURRIDOS CON MOTIVO DEL TRÁNSITO DE VEHÍCULOS Art. 187.- Los conductores de vehículos y los peatones implicados en un accidente de tránsito, en que resulten personas lesionadas o fallecidas, están obligados a proceder en la forma siguiente: I.- Permanecerán en el lugar del accidente con el objeto de proporcionar asistencia al lesionado o lesionados y procurarán que se dé aviso a la autoridad competente para que ésta de inmediato se aboque al conocimiento de los hechos; II.- En caso de no disponerse la asistencia médica inmediata al lesionado o lesionados, los implicados se abstendrán de mover o desplazar a aquéllos, salvo que esa sea la única forma de proporcionarles auxilio o propiciar que reciban la asistencia médica necesaria para evitar el que se agrave su estado de salud.
32

III.- Proceder al señalamiento preventivo y encauzamiento de la libre circulación a fin de evitar el que se origine otro accidente; IV.- Prestarle a la autoridad que asuma el conocimiento del hecho toda la cooperación que se le requiera. Art. 188.- En accidente del que únicamente deriven daños de carácter material procederán en su caso en la forma siguiente: I.- Si los daños recaen solamente en bienes de propiedad particular, los implicados podrán llegar a un arreglo entre ellos, celebrando un convenio ante la autoridad de tránsito, siempre que no se contravenga con ello las disposiciones del Código Penal del Estado; II.- Si los daños recaen también o únicamente en bienes de propiedad de la nación, el Estado o el municipio, los implicados avisarán a la autoridad competente para que se proceda al deslinde de responsabilidades; III.- Si los daños recaen en bienes particulares carentes de custodia los implicados darán aviso a la autoridad de tránsito para que ésta tome las medidas pertinentes al caso. CAPÍTULO XV DE LOS REGISTROS DE CONTROL Art. 189.- Las autoridades de tránsito llevarán los siguientes registros de control: I.- DE VEHÍCULOS MATRICULADOS: a). Por número de matrícula asignado a cada vehículo; b). Por marca de vehículo y números de serie y motor; c). Por nombre del propietario; II.- DE LICENCIAS DE CONDUCCIÓN: a). Por solicitudes rechazadas, indicando las causas; b). Por solicitudes aprobadas; c). Por licencias suspendidas administrativa o judicialmente; d). Por licencias canceladas administrativa o judicialmente; III.- DE CONDUCTORES: a). De infractores y reincidentes; b). De responsables de accidentes; Art. 190.- Los registros estarán a disposición de las autoridades que requieran su consulta. Los particulares podrán obtener constancias de los mismos, previa solicitud por escrito y pago de los derechos respectivos. CAPÍTULO XVI DE LAS INFRACCIONES Y SANCIONES Art. 191.- Las infracciones a las disposiciones de este título serán sancionadas conforme a los siguientes procedimientos:
33

I.-

Se hará constar el hecho materia de la infracción en boleta o formas impresas, por triplicado, numeradas correlativamente, que contendrán: a). Nombre y domicilio del infractor; b). Número y demás especificaciones de su licencia de manejo en su caso; c). Datos contenidos en la tarjeta de circulación del vehículo con que haya cometido la infracción, en su caso; d). Descripción de la infracción cometida y cita del artículo violado; e). Lugar, fecha y hora de comisión de la infracción; f). Nombre, número y firma del agente que levanta la boleta de infracción; g). Firma del infractor, en su caso; II.- De la boleta de infracción se entregará una copia al infractor; si éste se niega a recibirla se hará constar en el original; III.- Si el infractor se niega a firmar la boleta se procederá en la forma indicada en la fracción anterior; IV.- Si el responsable de la infracción no se encuentra presente, el agente que levante la boleta lo hará constar en la misma; V.- El agente no podrá despojar de placas al vehíc ulo del infractor ni a éste de su licencia o tarjeta de circulación y mucho menos proceder a detener conductor o vehículo, o a ambos, con motivo de la infracción. Sólo procederá la detención de vehículo y su conductor cuando el agente se encuentre ante la comisión de un delito; VI.- La circulación de un vehículo sólo puede impedirse deteniéndolo en los siguientes casos; a). Cuando su conductor se encuentre en notorio estado de ebriedad o influjo de drogas; a) bis. Cuando, o aunque su conductor y/o acompañantes no se encuentren en notorio estado de ebriedad o bajo el influjo de drogas se encuentren consumiendo bebidas alcohólicas; b). Cuando su conductor no acredite, exhibiendo la licencia o permisos respectivos, estar facultado para conducir vehículos o aquellos no lo autoricen a manejar ese vehículo o la licencia o permiso se encuentren cancelados o suspendidos; c). Cuando el vehículo carezca sin justificación de una o ambas placas o las que ostente se encuentren vencidas o no coincidan en su nomenclatura con la de la calcomanía respectiva y la de la tarjeta de circulación; d). Cuando el vehículo se encuentre en condiciones tales que su circulación signifique peligro para sus ocupantes o para terceros; e). Cuando el vehículo opere como servicio público sin tener concesión o permiso para prestarlo; f). Cuando la infracción se cometa con vehículo de matrícula extranjera; VII.-Cuando sea necesario retirar algún vehículo de la vía pública por encontrarse abandonado o indebidamente estacionado, se observarán las siguientes prescripciones: a). Se procurará evitarle daños innecesarios;

34

b). Se pondrá de inmediato a disposición de la Coordinación de Seguridad Pública, Vialidad y Transporte para su custodia mediante inventario del estado de conservación de sus accesorios y de los objetos hallados en su interior. c). DEROGADO d). Si durante la operación de retiro se presentase el propietario o conductor del vehículo y esté en disposición de removerlo, aquella se suspenderá y únicamente se levantará boleta de infracción; si se niega a retirar el vehículo el agente continuará con la operación de remoción. Art. 192.- Las infracciones se sancionarán con; I.- Amonestación; II.- Multa; Cuando la multa no pueda ser pagada ni exista forma de asegurar su importe, se conmutará por arresto que no podrá exceder de treinta y seis horas. Art. 193.- La elaboración del catálogo de sanciones aplicables corresponde a la autoridad vial. Art. 194.- La autoridad municipal someterá a la aprobación del Congreso del Estado el catálogo de sanciones en lo relativo a las de orden económico. Art. 195.- Las sanciones económicas se ajustarán anualmente de acuerdo al incremento porcentual que tenga el salario mínimo que se establezca para el Estado y que no deberá sobrepasar el monto total al correspondiente, ocho días del citado salario mínimo. Art. 196.- El catálogo de sanciones y sus ajustes se publicarán con la debida oportunidad en el Periódico Oficial del Estado. Art. 197.- La calificación de las infracciones es facultad exclusiva del mando de la autoridad vial. Art. 198.- El cobro y aprovechamiento de las multas corresponde a la autoridad municipal. Art. 199.- Contra la sanción impuesta proceden los recursos establecidos en el Capítulo VI del Título IV de la Ley Orgánica de los Municipios del Estado de Campeche. TÍTULO TERCERO DE LAS COMUNICACIONES Y EL TRANSPORTE PÚBLICO CAPÍTULO I DE LAS VÍAS DE COMUNICACIÓN Art. 200.- Para los efectos de esta ley se entiende por vías de comunicación estatal: las carreteras, caminos, calles, avenidas, calzadas, pasos a desnivel, puentes y paseos, construidos o por construir por cooperación o directamente por el Estado o municipios, que se ubiquen dentro de los límites de la Entidad, siempre que no sean de jurisdicción federal. Art. 201.- Se consideran como partes integrantes de una vía de comunicación estatal:
35

a). Los servicios auxiliares, obras, construcciones y demás dependencias y accesorios de los mismos; b). Los terrenos que sean necesarios para el establecimiento de los servicios y obras a que se refiere el inciso anterior. Art. 202.- Las vías de comunicación de jurisdicción estatal quedan sujetas exclusivamente a la competencia del Poder Ejecutivo. El Gobernador del Estado ejercitará sus facultades directamente o por conducto de la autoridad vial, en los siguientes casos y sin perjuicio de lo que establezcan otros ordenamientos de la Entidad: I.- Construcción, mejoramiento, conservación y explotación de vías terrestres de comunicación; II.- Inspección y vigilancia; III.- Otorgamiento, interpretación y cumplimiento de permisos y concesiones; IV.- Celebración de contratos y convenios con los gobiernos municipales y federal, y con particulares; V.- Caducidad, rescisión, revocación y cancelación de permisos y concesiones; VI.- Infracciones a esta ley o a sus reglamentos; y VII.-Toda la cuestión de carácter administrativo o relacionada con las vías terrestres de comunicación. Art. 203.- Las controversias que se susciten sobre la interpretación y cumplimiento de las concesiones, y toda clase de contratos relacionado con las vías terrestres de comunicación se decidirán: I.- Por los términos mismos de las concesiones y contratos; II.- Por esta Ley, sus reglamentos y demás leyes especiales; III.- A falta de disposiciones de esta legislación, por los preceptos de los Códigos Civil y de Procedimientos Civiles del Estado; y IV.- En su defecto, de acuerdo con las necesidades mismas de servicio público de cuya satisfacción se trate. CAPÍTULO II DEL TRANSPORTE PÚBLIC O CLASES Y REQUISITOS Art. 204.- La prestación de transporte de pasajeros y carga como servicio público dentro de las vías de comunicación de jurisdicción del Estado, es competencia del Ejecutivo, que podrá autorizarla mediante el otorgamiento de concesiones o permisos a personas físicas o morales, en los términos de esta ley, estableciendo en su explotación las modalidades que dicte el interés social. Art. 205.- Para los efectos de esta ley se entiende por: I.- Transporte urbano de pasajeros, el que se preste con vehículo propio para el servicio dentro de los límites de un centro de población y mediante ruta fija y permanente;
36

II.- Transporte suburbano de pasajeros, el que se preste también con igual clase de vehículos, de algún punto de la población a lugares aledaños de la misma mediante ruta fija y permanente con horario; III.- Transporte foráneo, el que se preste entre puntos situados dentro de los caminos que unen varias poblaciones el Estado, con itinerario regular y permanente; IV.- Servicio exclusivo de Turismo, el que tiene como finalidad trasladar a las personas a los lugares de interés turístico, arqueológico, arquitectónico e histórico; V.- Servicio público de automóviles de alquiler, el destinado a la transportación de personas, sin itinerario fijo y con tarifa por viaje a los que se sujetarán los prestadores del servicio, y que deberá prestarse con vehículos con capacidad no mayor de 7 personas. El servicio con itinerario fijo se efectuará con vehículos tipo sedán cuatro puertas, carreola, combi y microbuses, cuya capacidad no será mayor de cinco, once y dieciocho personas, respectivamente. El servicio de Turismo deberá prestarse con el tipo de vehículos señalados en esta fracción y con autobuses de pasajeros que se dediquen para tal fin. VI.- Servicio público de transporte de carga, el destinado a la transportación de cosas, mercancías, productos agrícolas, materiales de construcción y objetos en general, en los términos y condiciones que señale la ley. El acarreo de los materiales de construcción a granel será en vehículos tipo volteo, desde los centros de producción o distribución a los depósitos o lugares donde se esté llevando a cabo alguna obra; VII.-El servicio público "express", la transportación en vehículos cerrados de pequeños bultos y paquetes que contengan mercancías en general; VIII.-Servicio Público de Transporte de Carga Especial, aquél que requiera mayor especialización del conductor y del vehículo para su traslado en virtud de las precauciones que se tengan que tomar, establecidas en cada caso por el Ejecutivo. Dentro de estos servicios queda incluido el transporte de explosivos, materias inflamables, productos químicos, elementos radioactivos, etc. IX.- Servicio mixto, el que se presta para el transporte de personas y cosas en un mismo vehículo que satisfaga las características que determinen las leyes y reglamentos para esta clase de servicio; X.- Servicio público de camiones y camionetas de carga, el que se haga dentro del perímetro urbano sin estar sujeto a itinerarios fijos. Operará como oferta al público desde los lugares que les señale la concesión o permiso respectivo; XI.- Servicio de grúas, al acarreo de vehículos diseñados que a juicio de las autoridades de vialidad deben ser retirados de la vía pública. Los servicios de transporte urbano, suburbano y foráneo de pasajeros pueden ser de primera y segunda clase, definiéndose por las tarifas que se apliquen, la celeridad de los viajes y la comodidad ofrecida a los usuarios. En transporte público de primera clase, está prohibido llevar pasajeros de pie y los asientos deben ser numerados. En el de segunda

37

clase podrán viajar pasajeros de pie hasta en un treinta por ciento sobre el número de asientos de la unidad. Art. 206.- Para el transporte foráneo de carga y pasaje, los concesionarios podrán celebrar convenios entre sí con el objeto de intercambiar las rutas o turnarse los servicios sobre las mismas, con la finalidad de procurar la mejor prestación del servicio a los usuarios y proveer la satisfacción de las necesidades presentes y futuras en la materia; y evitar, en los términos de esta ley, las competencias desleales. La celebración de estos convenios será sancionada por el Ejecutivo. En ningún caso se celebrarán convenios que limiten u obstaculicen los celebrados con anterioridad y que se encuentren en vigor. Art. 207.- Para la modificación o anulación de los convenios se requerirá acuerdo entre las partes con intervención del Ejecutivo. Art. 208.- Las personas físicas o morales que presten servicio de transporte de pasajeros y carga deberán establecer sus terminales dentro de locales amplios y adecuados, que permitan el estacionamiento de sus vehículos durante el día y la noche. Queda prohibido a los propietarios y conductores de estos vehículos utilizar la vía pública como terminal, excepto cuando cuenten con la autorización correspondiente. Art. 209.- Los conductores de vehículos de transporte de carga podrán efectuar sus maniobras de carga y descarga en la vía pública, únicamente durante los horarios y en las zonas y calles que determinen las autoridades de tránsito. Art. 210.- El Gobernador del Estado, auxiliado por las autoridades de vialidad, verificará periódicamente la correcta operación de las concesiones. Art. 211.- Para los efectos del artículo anterior, los vehículos deberán ser registrados en las oficinas de las autoridades de tránsito. Art. 212.- La matrícula de identificación que se expida deberá de ser colocada en lugar visible del vehículo. CAPÍTULO III DE LAS CONCESIONES Y PERMISOS Art. 213.- La concesión del servicio de transporte es la autorización que otorga el Ejecutivo Estatal, en los términos de esta Ley, para prestar al público, mediante el pago de una remuneración autorizada, la transportación de personas o cosas, en las vías de comunicación estatales; en su otorgamiento deberá especificar la ruta, la clase de servicio y el número de unidades destinadas a la operación de la ruta concesionada. Para cada uno de los vehículos autorizados, deberá obtenerse en las oficinas de las autoridades de tránsito respectivas el permiso de ruta correspondiente, en el cual se expresará la ruta autorizada, la clase de servicio, el horario, tarifa y las características del vehículo.
38

Art. 214.- Para los efectos de ésta entenderá por: I.Ruta: El recorrido que debe adoptarse dentro de las vías de comunicación estatales, conforme a itinerario determinado, en la prestación de los servicios públicos de autotransporte; II.- Tramo: Es el recorrido que no comunica en toda su extensión una ruta; III.- Permisos de ruta: Son las autorizaciones individuales que en virtud de una concesión de servicio público de transporte se otorgan a una persona física o moral, legalmente constituida para su explotación con un itinerario y un horario específico; IV.- Permisos emergentes: Son autorizaciones temporales para atender demandas extraordinarias de transporte superiores a la capacidad de los servicios concesionados, renovables si subsisten las condiciones que motivan su expedición y regularizables a través de una concesión. Art. 215.- El Gobernador el Estado podrá otorgar permisos emergentes, preferentemente en igualdad de condiciones, a los concesionarios de las rutas establecidas, a los de las rutas más próximas o, en defecto de éstos a otros concesionarios. Las cuotas que se cobren no serán superiores a las autorizadas para el servicio ordinario. Art. 216.- Las concesiones se otorgarán por el término de cinco años, y se podrán prorrogar por otro tanto previo acuerdo del Gobernador del Estado, siempre que los beneficiarios hubieran cumplido con las disposiciones de esta Ley y con las obligaciones específicamente determinadas en la propia concesión. Art. 217.- Requieren el otorgamiento de una concesión, los siguientes servicios: I.- Transporte de personas: a). Urbano y sub-urbano de primera y segunda clase; b). Foráneos de primera y segunda clase; c). Servicio exclusivo de turismo; d). Servicio de automóviles de alquiler; II.- Transporte de carga: a). Servicio de carga; b). Servicio de express; c). Servicio de carga especial; d). Servicio público de camiones y camionetas de carga; e). Servicio de grúas; III.- Transporte mixto de personas y cosas. Art. 218.- Para los efectos de esta Ley no se considerará como servicio público de transporte sujeto a concesión aquél en que la carga sea propiedad del dueño del vehículo y exista entre ésta y lo transportado una relación directa o inmediata, de naturaleza económica, educativa y cultural, o relacionada con la prestación de un servicio en que el transporte sea accesorio del principal, como los señalados a continuación: a). El transporte de educandos;
39

b). El transporte de líquidos o gases en vehículos especiales, denominados autotanques o pipas; c). En el transporte de personas u objetos por empresas de servicio fúnebres en el desempeño e sus actividades; d). El transporte de productos o artículos propios conexos a las actividades agrícolas, ganaderas, comerciales o industriales; e). Servicio de ambulancia. Art. 219.- Para otorgar una concesión se necesita: I.Que el Gobernador del Estado declare la existencia de una necesidad pública de transporte y su satisfacción mediante la prestación del servicio objeto de aquélla; II.- Que el interesado en obtenerla cumpla los siguientes requisitos: A). Si se trata de personas físicas: 1). Ser mexicano de nacimiento; 2). Mayor de edad; 3). Plena capacidad jurídica; 4). Formular la solicitud respectiva, en la que se expresarán los siguientes datos y se acompañarán los documentos que a continuación se mencionan: a). Nombre completo, edad estado civil y domicilio del peticionario; b). Copia certificada del acta de nacimiento del solicitante para acreditar su nacionalidad mexicana y, en su caso, copia certificada de su acta de matrimonio para demostrar que se encuentra casado bajo el régimen de separación legal de bienes; c). Actividades a la que se dedica; d). Declaración bajo protesta de decir verdad acerca de sí tiene o no alguna otra concesión, vigente o no, para el servicio que pretenda, y en caso afirmativo el número de esas concesiones y la autoridad que se las otorgó; e). Declaración de tener conocimiento de las causas de cancelación de concesiones y permisos de acuerdo con lo establecido por esta Ley y sus reglamentos; f). Nombre de las vías públicas que pretenda utilizar en el recorrido, acompañando un croquis en que se encuentre determinado éste, así como la especificación de terminales, en su caso; g). Los nombres de los puntos extremos de la ruta o rutas que se deseen explotar, con expresión de los puntos intermedios y sus terminales, en su caso; h). La clase de servicio que se pretenda dar; y i). Tipo y número de vehículos que se pretenda utilizar. A la solicitud se acompañará un certificado de depósito, expedido por la Secretaría de Finanzas y Administración, por la cantidad que fije la Ley de Hacienda del Estado, por cada concesión o permiso que se pretenda y que servirá de garantía de la formalidad de las gestiones del peticionario. Esta garantía no se devolverá al otorgante en el caso previsto por el artículo 222 de esta ley; si la concesión o permiso
40

le fueren otorgados, la garantía se le devolverá cuando dentro del plazo señalado en el respectivo acuerdo de concesión o permiso, acredite a satisfacción de la autoridad que ya se encuentra prestando el servicio público de transporte, caso contrario de garantía quedará a beneficio del erario estatal sin perjuicio de la pérdida o cancelación de la concesión o permiso; 5). Satisfacer cualquiera otra condición especialmente señalada para el caso por el Gobernador del Estado. B). Si se trata de personas morales: 1). Comprobar que están organizadas conforme a las leyes del país y constituidas exclusivamente por socios mexicanos de nacimiento; para lo cual deberá acompañar a su solicitud las bases constitutivas que justifiquen su existencia. 2). Formular la solicitud respectiva, en la que se expresarán los datos y acompañarán los documentos que sean conducentes, de aquéllos a los que se contrae el inciso A) de esta fracción; 3). No cumplir con cualquiera otra condición señalada específicamente para el caso por el Gobernador del Estado. Art. 220.- Una vez presentada la solicitud con todos los requisitos a que se refiere el artículo anterior, será examinada por la Secretaría de Gobierno para que determine si están cubiertos; en caso contrario, se comunicará al interesado la falta de dichos requisitos para que dentro del término de tres días los satisfaga; en caso de no hacerlo se dejará de tomar en cuenta su solicitud o se tendrá por no interpuesta. Art. 221.- Sólo cuando se hayan cumplido todos los requisitos de la solicitud se procederá a realizar los estudios técnicos y económicos que deban efectuarse previos a la declaratoria de existencia de necesidad pública de transporte, así como los que sirvan para determinar las rutas, itinerarios, territorios de operación, horarios y tarifas respectivas, mismos que deberán realizarse en un lapso no mayor de treinta días. Art. 222.- Para el caso de que las necesidades de transporte público estuvieren satisfechas, según se desprende de los estudios, se comunicará de inmediato la negativa correspondiente al solicitante y se procederá en términos de o previsto en el último l párrafo del subinciso 4) del inciso A) de la fracción II del artículo 219. Art. 223.- Si de los estudios respectivos se amerita la declaratoria de existencia de necesidad pública de transporte, el Gobernador del Estado examinará la solicitud para resolver dentro del plazo de los quince días siguientes acerca del otorgamiento o no de la concesión solicitada; acuerdo que se notificará por el Periódico Oficial del Estado al concesionario. Art. 224.- Ninguna persona física podrá gozar de más de una concesión aunque se trate de diferentes servicios; y la misma no deberá amparar más de diez vehículos. La concesión que se otorga a toda persona moral amparará el número de vehículos que sea necesario para la explotación de la ruta.

41

Art. 225.- En el caso de concurrencia de más de dos personas morales para obtener una concesión, el otorgamiento se hará conforme a las siguientes reglas:

PARA EL SERVICIO DE RUTA I.Tratándose de peticionarios que presten sus servicios en la misma ruta a que se refieren las solicitudes, tendrán preferencia los que reúnan los siguientes requisitos: a). Los que estén prestando el servicio con mayor eficacia en razón del equipo y capacitación técnica de su personal; b). Que hayan observado con toda regularidad las tarifas, itinerario, horario y demás disposiciones que regulen dichos servicios; c). Que haya prestado su cooperación para la construcción, mejoramiento y ampliación de las vías públicas del Estado. II.- Cuando uno de los peticionarios ya esté prestando el servicio en la ruta de que se trate y el otro no, se preferirá a quien a juicio del Gobernador del Estado garantice un mejor servicio, tomando en consideración el equipo que se pretende utilizar y demás factores que aseguren la eficiencia en el servicio; III.- Cuando los peticionarios no estén prestando servicio en la ruta de que se trata, la preferencia se determinará conforme a la fracción anterior; IV.- En igualdad de circunstancias tendrán preferencia los peticionarios residentes de la zona donde debe prestarse el servicio, con el objeto de proteger la economía local. PARA EL SERVICIO SIN RUTA V.- Cuando uno de los peticionarios ya esté prestando el servicio de transporte en vehículos de alquiler, se preferirá al que reúna los requisitos establecidos en la fracción I de este artículo, excepto en lo referente a itinerarios y horarios; VI.- Cuando los peticionarios ya estén prestando el servicio de que se trata, se preferirá a quien a juicio del Gobernador del Estado garantice un mejor servicio, tomando en consideración el equipo que se pretende utilizar y demás factores que aseguren eficiencia en el servicio; VII.-Cuando los peticionarios no estén prestando esa clase de servicios, la preferencia se determinará conforme a la fracción anterior. En todos los casos enunciados, en igualdad de circunstancias tendrá derecho preferente el concesionario que esté prestando el servicio, cumpliendo con todos los requisitos de ley. Art. 226.- Las preferencias a que se refiere el artículo anterior, no otorgan exclusividad o monopolio a los concesionarios en la prestación del servicio; por consiguiente, se perderá la concesión cuando se considere contraria al artículo 28 de la Constitución Federal.
42

El otorgamiento de las concesiones obliga a sus titulares a la prestación directa del servicio, y ellas no pueden ser objeto de comodato, usufructo, arrendamiento o gravamen, salvo hipoteca impuesta en los términos de esta Ley. Solamente podrán ser cedidas con el consentimiento expreso de la autoridad de la que emanen, y siempre que hubieren sido explotadas por un término mínimo de tres años. Art. 227.- Toda persona física o moral que haya sido titular de una concesión y que haya dejado de serlo por sesión indebida de derechos, anulación, cancelación, revocación o caducidad, no podrá ser beneficiaria en un lapso de tres años de otra autorización, aun en el caso de que ésta le fuere transferida. Art. 228.- Pueden constituirse hipotecas sobre los vehículos y demás bienes que formen el sistema mediante el cual se preste el servicio concesionado, por un lapso que en ningún caso comprenderá la última quinta parte del tiempo en que deba finalizar la concesión. La hipoteca comprenderá, salvo convenio en contrario, lo siguiente: I.- El medio de transporte, sus dependencias y accesorios, y en general los bienes incorporados al servicio; II.- El material fijo o móvil empleado en la construcción, explotación, reparación y renovación del medio de transporte y sus dependencias. Art. 229.- En la escritura e hipoteca se insertará la autorización del Gobierno para hipotecar y la prohibición de que por ningún motivo puedan adquirir la concesión las personas que no reúnan los requisitos a que se refiere esta ley. Art. 230.- No se autorizarán transferencias de concesión entre personas morales concesionarias de rutas distintas. Art. 231.- La aportación de concesiones para integrar las sociedades a que se refiere el artículo 242 de esta ley, se hará en forma irrevocable. Art. 232.- Los concesionarios para el transporte público están obligados a: I.- Prestar el servicio sujetándose estrictamente a los términos de la concesión; II.- Cumplir con los horarios, rutas, itinerarios, territorios de operación y tarifas aprobadas; III.- Mantener los vehículos, terminales, bases de operación y servicios conexos en condiciones de seguridad, higiene y aptitud para el servicio; IV.- Emplear personal que cumpla con los requisitos de eficiencia exigidos por el Gobernador el Estado; V.- Exigir del personal el trato correcto a los usuarios; VI.- Cubrir a los usuarios la reparación de los daños y perjuicios que se les pudiera causar con motivo del servicio; VII.-Someter a la inspección de las autoridades respectivas las unidades, instalaciones y documentos relacionados con las concesiones, cuando así se les requiera; VIII.-Establecer dentro el territorio del Estado su domicilio, preferentemente en sus terminales u oficinas administrativas;

43

VIII-A.-Proporcionar los informes que le soliciten el Gobernador del Estado, el Secretario de Gobierno, el Secretario de Finanzas y Administración y/o el Coordinador de Seguridad Pública, Vialidad y Transporte, relativos o inherentes a su calidad de concesionario; VIII-B.-Informar a las mismas autoridades, por lo menos cada tres meses, de las altas y bajas de sus accionistas, tratándose de las personas morales; VIII-C.-Acreditar a las autoridades mencionadas si sus accionistas, tratándose de personas morales, choferes y además empleados, tienen o no antecedentes penales. Esta acreditación deberá tener lugar cada vez que haya movimientos en su plantilla de personal o ingresen nuevos accionistas, o a petición expresa de dichas autoridades; IX.- Cooperar con el Municipio y el Estado para el mantenimiento de los caminos, calzadas y calles por donde transiten; y X.- Abstenerse de realizar actos que impliquen competencia desleal a otros concesionarios o permisionarios. Art. 233.- La concesión otorga a su titular los siguientes derechos: I.- Explotar el servicio público concesionado; II.- Cobrar a los usuarios las tarifas aprobadas; III.- Proponer a las autoridades las medidas que tiendan a mejorar el servicio y el aprovechamiento correcto de sus equipos e instalaciones; IV.- Obtener de las autoridades el auxilio necesario para el ejercicio de los derechos que se le confieren en las fracciones I y II, y para remover cualquier obstáculo o impedimento en la prestación del servicio o evitar la competencia desleal de otros permisionarios o concesionarios. Art. 234.- Las concesiones se pierden: I.- Por la conclusión del término de su vigencia; II.- Por no iniciar la prestación del servicio dentro del plazo fijado en la concesión; III.- Por cancelación. Art. 235.- Son causas de cancelación: I.- No cumplir con las condiciones y modalidades en la prestación del servicio señalado en la concesión; II.- Carecer de personal capacitado para la operación del servicio; III.- Transferir la concesión sin permiso del Gobernador del Estado; IV.- Arrendar, dar en comodato o en usufructo la concesión y, en general, por no proporcionar los informes o prestar los servicios en los términos del Artículo 232 de esta ley; V.- No prestar, sin causa justificada, el servicio concesionado por más de diez días. VI.- No renovar oportunamente el equipo o instalaciones en los plazos señalados por la concesión o fijados por el Gobernador del Estado cuando aquéllos dejen de ser adecuados para la prestación del servicio;
44

VII.-Por violaciones graves a las disposiciones de vialidad. Art. 236.- Son causas de cancelación de los permisos: I.- El incumplimiento de las condiciones exigidas para su otorgamiento; II.- La violación grave a las disposiciones de la presente Ley. Art. 237.- Las causas de pérdida previstas para las concesiones en lo conducente generan también la de los permisos. Art. 238.- La resolución de cancelación de una concesión o permiso, la dictará el Gobernador del Estado sin perjuicio de que se sancionen las infracciones que se hubieren cometido. Art. 239.- Antes de decretar la pérdida o cancelación de una concesión o permiso se oirá a los interesados, a quienes se dará un término de cinco días para que expresen por escrito lo que convenga a sus derechos; posteriormente y dentro del plazo de cinco días, la resolución administrativa correspondiente. Art. 240.- La causa de pérdida a que se refiere el Artículo 234 en su fracción I opera de pleno derecho por el simple transcurso del tiempo, no obstante, a petición formula por los concesionarios un mes antes de la expiración del plazo, podrá prorrogarse, siempre que subsista la necesidad del servicio, las instalaciones y equipos hubiesen sido renovados para satisfacerlo durante el tiempo de la prórroga y se haya prestado el servicio por el solicitante de manera eficiente. Art. 241.- Los comerciantes, los industriales, agricultores, los ganaderos, y las personas que por el ejercicio de alguna actividad de interés social tengan necesidad de transportar sus productos a las zonas de distribución y consumo o requieran el uso de sus vehículos para el cumplimiento de sus fines podrán hacerlo usando las vías públicas a que se refiere esta Ley, mediante permiso expedido por el Ejecutivo. Este permiso podrá ser cancelado si se comprueba que el usuario da servicios ajenos a los que se le han autorizado. El mismo Ejecutivo podrá expedir permisos provisionales en aquellos casos que, aunque no estén comprendidos dentro de esta Ley vengan a satisfacer necesidad aleatoria en la transportación de personas y cosas. Art. 242.- Los concesionarios de autotransporte pueden organizarse en uniones, asociaciones o sociedades. Los servicios prestados por automóviles de alquiler serán sin ruta fija, circulando en forma permanente dentro del perímetro de la ciudad o con base en sitios establecidos dentro de los propios perímetros y fijados por el Ejecutivo, a donde el público puede ocurrir para la contratación de estos servicios. Es obligación de las autoridades de tránsito vigilar que se cumpla la localización y operación de estos sitios. El Ejecutivo podrá cambiar la ubicación de cualquier sitio autorizado o cancelarlo según las necesidades del servicio, y los prestadores del mismo están obligados a: I.- Impedir que en los lugares señalados para el sitio se hagan reparaciones a los vehículos;
45

II.- Vigilar que los vehículos se estacionen precisamente dentro de la zona señalada al efecto; III.- Fijar en los lugares visibles del sitio una señal informativa en la que aparezca inscrito el número que se haya asignado al mismo. Dicha señal deberá tener las especificaciones que determine el Ejecutivo. IV.- Conservar limpia el área asignada para el sitio; V.- Guardar la debida compostura y atender al público con corrección; VI.- Dar aviso cuando se suspenda temporal o definitivamente el servicio; VII.-Fijar en la parte superior de los vehículos a su cargo un letrero luminoso que ostente la leyenda "TAXI" y en las partes anterior, posterior y laterales el número económico del mismo. DE LAS ESTACIONES TERMINALES Art. 243.- Para los efectos de esta ley, se entiende por estaciones terminales, o simplemente terminales, los lugares autorizados en donde las empresas que prestan servicios de transporte público de pasajeros o de carga, sujetos a itinerarios previamente establecidos, estacionan sus vehículos antes de iniciar o al terminar el recorrido de su ruta. Art. 244.- El Gobernador del Estado está facultado para establecer dentro de la Entidad estaciones terminales para el aprovechamiento de los sistemas de transporte de jurisdicción Estatal. Sin embargo podrá otorgar concesiones a personas morales mexicanas para su construcción y explotación, prefiriendo en igualdad de circunstancias a las sociedades integradas por concesionarios del servicio público de transporte que exploten cuando menos el cincuenta y uno por ciento de los vehículos que deban servir en esas terminales, siempre y cuando no exista interés directo del Gobierno del Estado, o de los Ayuntamientos, de que este servicio sea prestado a través de una empresa de su propiedad o de participación estatal o municipal. Art. 245.- Las concesiones que se otorguen tendrán un plazo de duración no mayor de cuarenta años, y estarán sujeta s a las causas de pérdidas y cancelación previstas por esta ley respecto a las concesiones para la prestación de los servicios públicos de transporte. Art. 246.- Las estaciones terminales deberán quedar ubicadas en locales con amplitud suficiente para el estacionamiento de vehículos que circulen por rutas determinadas y para el caso el de los equipos que completen el servicio de transporte. Art. 247.- Para la ubicación de las terminales de los autobuses de pasajeros y de carga de concesión Estatal, deberá recabarse la autorización del Ayuntamiento y éste autorizará su construcción en lugares apropiados, dependiendo del servicio que presten. Las terminales de cierre de circuito en la vía pública podrán autorizarse temporalmente, siempre y cuando se abstengan de: I.- Obstruir la circulación de vehículos y peatones;
46

II.- Permanecer más tiempo, del indispensable para el ascenso y descenso de pasajeros; III.- Producir ruidos que molesten a los vecinos. IV.- Ensuciar el lugar y causar mala impresión con actos fuera del decoro; V.- Efectuar reparaciones de vehículos en la vía pública. ITINERARIOS, HORARIOS Y TARIFAS Art. 248.- Para los efectos de esta Ley, se entiende por itinerario, la expresión del recorrido que deba hacer un vehículo dentro de las vías públicas del Estado, entre los puntos extremos o intermedios que fija la concesión o servicio. Art. 249.- En los itinerarios se fijará el número de kilómetros por recorrerse, tolerancias en el recorrido y nombre de las poblaciones terminales, así como de los puntos intermedios. Art. 250.- Se entiende por horario el señalamiento de la hora de salida y llegada de los vehículos del servicio público. Art. 251.- El Gobernador del Estado, en los dos primeros meses de cada año estudiará, y en su caso aprobará los proyectos de horarios que le remitan los concesionarios estatales, y procurará evitar que dichos horarios constituyan casos de competencia desleal o que lesione el interés público. Art. 252.- Se entiende por tarifa la base escrita para el cobro de los servicios prestados al público por los concesionarios de autotransporte público. Art. 253.- Las tarifas, horarios e itinerarios serán fijados por el Gobernador del Estado, el que procurará que correspondan siempre a un criterio técnico uniforme, tomando en cuenta la zona donde habrán de prestarse los servicios y las necesidades del mismo. Las tarifas, horarios e itinerarios deberán ser fijados en el interior de los vehículos. Cuando el concesionario o permisionario pretenda el incremento de la tarifa fijada en el acuerdo de concesión o permiso, hará la solicitud por escrito al Gobernador del Estado, acompañando a la misma los estudios técnicos que sustente dicha petición. El Gobernador procederá de inmediato a integrar una comisión encabezada por el Secretario de Gobierno, en la cual participarán un representante de la autoridad vial, un representante de la autoridad municipal, el solicitante o su representante y los representantes de los sectores social y privado que el titular del Ejecutivo determine, a efecto de que analicen los indicados estudios y dictaminen sobre la procedencia o improcedencia de la solicitud. A invitación del Ejecutivo, en la comisión podrán participar también miembros de los Colegios de Profesionales en materia contable. Bajo ningún pretexto el conc esionario o permisionario podrá interrumpir la prestación del servicio público de transporte, alterar el orden o incrementar de motu proprio el costo de la tarifa, so pena de incurrir en la cancelación de la concesión o permiso. Exceptuado el servicio público, de automóviles de alquiler, de interrumpirse la prestación de los demás servicios de transporte público, queda facultado el Ejecutivo para ordenar, mediante la expedición
47

del respectivo acuerdo, que se publicará en el Periódico Oficial del Estado, la requisición u ocupación temporal de los vehículos, instalaciones y demás equipos con los que se preste el servicio amparado por la concesión o permiso, para el efecto de que el Estado o el Municipio con personal propio lo continúen prestando. Si las circunstancias lo llegaren a ameritar el Ejecutivo podrá decretar la cancelación de la concesión o permiso y la expropiación de los bienes afectos a aquellos. La requisición y la expropiación se sujetarán a los procedimientos que dispone la Ley de Expropiación y demás Limitaciones al Derecho de Propiedad del Estado de Campeche. Art. 254.- Los pasajeros de transporte público cubrirán la cuota o tarifa autorizada al transportista y abordarán los vehículos y descenderán de ellos en los lugares elegidos, acatando las disposiciones de esta Ley. Art. 255.- Las unidades técnicas que servirán de base para la fijación de las tarifas serán el kilómetro-pasajero, el kilómetro tonelada, el kilómetro -metro cúbico y el servicio por hora. El criterio para su diversificación se tomará de las diferentes clases de servicio que se presten, el grado de comodidad y categoría del equipo. Art. 256.- En las clases o categorías de servicios no previstos por esta Ley, el Ejecutivo del Estado podrá fijar las tarifas que estime convenientes de acuerdo con los servicios que se presten. TÍTULO CUARTO CAPÍTULO ÚNICO DE LOS RECURSOS Art. 257.- Las resoluciones dictadas en aplicación de las disposiciones de esta Ley en materia de vialidad pueden ser impugnadas mediante los recursos establecidos en el Capítulo VI del Título IV de la Ley Orgánica de los Municipios del Estado. Art. 258.- En materia de transporte, las resoluciones pronunciadas en aplicación de las disposiciones de esta Ley podrán ser impugnadas mediante el recurso de reconsideración, con el objeto de que sean confirmadas, modificadas o revocadas. Art. 259.- El recurso de consideración se interpondrá por escrito ante el Secretario de Gobierno, dentro de los diez días siguientes a la notificación de la resolución que se impugne. Art. 260.- En el escrito se expresarán los hechos en que se funde la petición, los agravios que la misma ocasione al recurrente y los preceptos que se consideren violados. Al mismo tiempo se ofrecerán las pruebas necesarias para demostrar la veracidad de los agravios y se aportarán los documentos y demás elementos de convicción en que consistan aquéllas. Art. 261.- La interposición del recurso sólo suspenderá los efectos de la resolución reclamada cuando se reúnan los requisitos que fija el artículo 124 de la Ley de Amparo; y siempre y cuando en los casos en que pudieran resultar lesionados los derechos de
48

terceros, el recurrente otorgue la garantía que al efecto le sea fijada, por el Ejecutivo, dentro del plazo y bajo las condiciones que se precisen en el acuerdo respectivo. Art. 262.- Recibido el escrito y admitido el recurso, para el caso de que algunas de las pruebas ofrecidas ameritara una forma de desahogo especial, el Ejecutivo citará para una audiencia que tendrá lugar dentro de los diez días siguientes, en la que se llevará a cabo dicho desahogo. El Gobernador dictará la resolución que corresponda dentro del plazo de treinta días. Art. 263.- Admitido el recurso sin que hay necesidad de celebrar la audiencia a que se refiere el artículo anterior, el Ejecutivo resolverá en un plazo de treinta días.

TRANSITORIOS

PRIMERO.- La presente Ley iniciara su vigencia el día 1º de Junio de 1987. SEGUNDO.- Se abroga el Reglamento de Tránsito en el Estado de Campeche expedido el 21 de Junio de 1952, publicado en el Periódico Oficial del Estado de esa misma fecha; y se derogan todas las disposiciones legales y reglamentarias que se opongan a la presente ley. TERCERO.- Las solicitudes en trámite para el otorgamiento de concesiones o permisos se sujetaran para su resolución a lo establecido por esta Ley. Dado en el Palacio del Poder Legislativo del Estado, en Campeche el veintiocho de abril de mil novecientos ochenta y siete (AÑO DE DON PEDRO SAINZ DE BARANDA Y BORREYRO).- MANUEL BAEZA. D.P.- PROFRA. MIREYA PÉREZ DOMÍNGUEZ. D.S.CÉSAR AVILÉS HERRERA. D.S.- Rúbricas. Por tanto mando se imprima, publique y circule, para su debido cumplimiento. Dado en el Edificio de los Poderes del Estado, en Campeche, a los veintiocho días del mes de abril de mil novecientos ochenta y siete.- El Gobernador Constitucional del Estado, ABELARDO CARRILLO ZAVALA.- El Secretario de Gobierno, Lic. LUIS ROBERTO SILVA PÉREZ.- Rúbricas. EXPEDIDA POR LII LEGISLATURA. DECRETO NUM. 53, P. O. 30/ABRIL/1987.

T R A N S I T O R I O S. PRIMERO.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.
49

SEGUNDO.- Se derogan todas las disposiciones legales y reglamentarias en lo que se opongan al contenido del presente decreto. Salón de Sesiones del Palacio Legislativo, Campeche, Cam., a 29 de octubre de 1998.Dip. Salvador Gaspar Arteaga Trillo, Presidente del H. Congreso del Estado.- Dip. Rodolfo Valentin Cambranis López, Secretario.- Dip. Rosaura del C. Gonzalez Castillo, Secretario.- Rúbricas. En cumplimiento de lo dispuesto por los artículos 48,49 y 71 fracción XVIII de la Constitución Política del Estado, lo sanciono, mando se imprima, publique y circule para su debida observancia. Dado en el Palacio de Gobierno del Estado, en Campeche, a los veintinueve días del mes de octubre del año de mil novecientos noventa y ocho.- EL GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO, L. A. JOSE ANTONIO GONZALEZ CURI.- EL SECRETARIO DE GOBIERNO, LIC. RICARDO OCAMPO FERNANDEZ.- RUBRICAS. EXPEDIDA POR DECRETO NUM. 101, P. O. 1760, 30/octubre/1998. LVI LEGISLATURA.

T R A N S I T O R I O S. PRIMERO.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado. SEGUNDO.- Se derogan todas las disposiciones legales y reglamentarias en lo que se opongan al contenido del presente decreto. TERCERO.- La rotulación a que se contrae la adición hecha al artículo 59° de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios Relacionados con Bienes Muebles del Estado, se llevará a cabo conforme lo permitan las previsiones presupuestables respectivas. Dado en el Salón de Sesiones del Palacio Legislativo, en la ciudad de Campeche, Campeche, a los veintiocho días del mes de junio del año dos mil uno.- C. Vicente Castellot Castro, Diputado Presidente.- C. Ana María López Hernández, Diputada Secretaria.- C. César Iván Arcila Amézquita, Diputado Secretario.- Rúbricas. En cumplimiento de lo dispuesto por los artículos 48,49 y 71 fracción XVIII de la Constitución Política del Estado, lo sanciono, mando se imprima, publique y circule para su debida observancia.

50

Dado en el Palacio de Gobierno del Estado, en Campeche, a los veintinueve días del mes de junio del año dos mil uno.- EL GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO, L.A. JOSE ANTONIO GONZALEZ CURI.- EL SECRETARIO DE GOBIERNO, LIC. CARLOS FELIPE ORTEGA RUBIO.- RUBRICAS. EXPEDIDA POR LEGISLATURA. DECRETO NUM. 60, P.O. 2407, 30/JUNIO/2001. LVII

51

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->