CLAUSURA DEL AÑO ESCOLAR 2014-2015

Saludos a la Comunidad Educativa: miembros del Consejo de Gestión y Ejecutivo,
educadores ignacianos, miembros del Directorio de Asofamilia, estudiantes, padres de
familia e invitados.
Hoy 4 de julio estamos clausurando, una vez más, el año lectivo, y, a nombre de los
educadores ignacianos que hacemos el colegio deseo expresarles palabras de gratitud,
felicitación y renovación.
a) Gratitud; por todo lo bueno y también, por lo no tan bueno, que ha sucedido
durante estos diez meses. Gracias a los miembros del Consejo de Gestión, a los
Coordinadores de Departamentos, a los profesores y profesoras, al personal
administrativo, al personal de apoyo logístico y a Asofamilia Gonzaga. A todos
ustedes, chicos y chicas, estudiantes desde Octavo de EGB hasta Tercero de
BGU y de manera muy, muy especial, gracias a ustedes apreciados padres de
familia por su presencia siempre cercana.
Con Jonny a través de la oración expresamos el más importante agradecimiento a
nuestro Dios, quien es el inicio y el fin de nuestro actuar como Unidad Educativa que
busca la realización plena de cada uno de sus miembros.
b) La segunda palabra es felicitación; por la alegría que sentimos al culminar un
año de estudio. Porque hemos avanzado un paso más, hemos aprendido muchas
cosas que nos hacen mejores de lo que éramos 10 meses atrás, y en la
convivencia con compañeros, profesores y familias hemos madurado y crecido
como personas.
Seguro también sentimos cansancio porque la jornada ha sido larga y compleja:
200 días (y quizás unos cuantos más) de madrugadas, salidas apuradas de casa,
desayunos casi sin probar, noches de desvelo por los deberes, tareas, lecciones,
trabajos especiales, en fin… sin duda en algún momento deseamos que el
tiempo pasara rápido y así ha sido, las vacaciones tan anheladas comienzan hoy.
c) La tercera palabra como de costumbre es el compromiso, de seguir poniendo
todos los medios que estén a nuestro alcance para garantizar la educación de
calidad que aspiramos. De cumplir con la misión de formar hombres y mujeres
con excelencia para el servicio a los demás y así, preservar el legado educativo
de los colegios jesuitas e ignacianos del mundo.
Y, como evidencia de ese compromiso permanente, quiero resumir los
principales logros alcanzados durante este año académico:
 En población, completamos la Unidad Educativa al abrir el Séptimo año
de EGB. Hemos llegado a 1235 estudiantes y cerca de 1000 familias.

 En infraestructura. Se realizaron adecuaciones a espacios escolares
específicos como los clubes de tae-kwon-do, música y danza; caminerías
y cerramiento en la EGB (elemental y media); señalética; remodelación
del bar de BGU y la casa de comunidad; adecuación de los centros
médico y odontológico.
Además adelantamos la cimentación y contratación de estructura metálica
para el bloque de aulas de la EGB (superior) que acaba de pasar a
responsabilidad de Construecuador, gracias a una donación de (300.000
dólares) de la Fundación Crisfé.
 En el aspecto económico, los ingresos por gestión educativa (matrículas y
pensiones) fueron de 2’489.299. Adicionalmente recibimos cerca de
50.000 dólares por las gestiones de Asofamilia Gonzaga, en la que se
incluye la rifa, para un total de ingresos de 2’539.647
En cuanto a los egresos, por gastos de personal tenemos 2’100.000 y
gastos financieros y provisiones 225.000.
Haciendo la relación ingresos y egresos, debería haber una utilidad de
cerca de 137.000 dólares, sin embargo tenemos un rubro de cuentas por
cobrar (pensiones) que bordea los 81.000 dólares.
 En la parte curricular y de gestión educativa; fuimos valorados como
institución en estado situacional verde, luego de la auditoría regular
específica sobre la adaptabilidad del centro a las regulaciones del ME.
Completamos la implementación del SCGE luego de dos años de
autoevaluaciones y ciclos de mejora. En los próximos días nos remitirán
desde Chile el informe final del proceso, pero podemos adelantar
(extraoficialmente) que la mejora institucional en los 4 ámbitos
considerados en la Gestión Educativa, ha subido entre el 50 y 60%.
Este año se mejoraron los procesos de seguimiento-acompañamiento y
refuerzo académico desde los primeros años de la EGB. Si incorporaron
programas específicos en ciertos años para el refuerzo y preparación de
las evaluaciones estandarizadas.
Varios educadores fuimos capacitados en temas de inclusión educativa y
ya hemos comenzado a trabajar el tema de necesidades educativas
especiales que había sido una asignatura pendiente.
Participamos con bastante éxito en varios eventos intercolegiales
académicos, culturales y deportivos. Este año, la selección de fútbol sub
18 nos regaló la alegría del campeonato del Valle y un grupo destacado de
estudiantes protagonizó la segunda versión de ONU Gonzaga.
Así mismo, internamente, varias áreas académicas instituyeron eventos
académicos y culturales con el fin de mejorar su práctica pedagógica.
Por el lado de los docentes y personal administrativo, se está
desarrollando un plan de capacitación a corto y mediano plazo que –en el

marco de la gestión de calidad- busca mejorar nuestros desempeños
profesionales.
En el ámbito de la pastoral, eje fundamental de nuestra identidad de
colegio jesuita, volvimos a tener la presencia constante del Padre Gustavo
Calderón S.J. como capellán; y se incrementaron las actividades
litúrgicas, las de formación social, y las de formación de jóvenes, como es
el CEL.
El colegio fue sede de dos reuniones de homólogos de la REI-E (Pastoral
y Bienestar Estudiantil) y colaboramos en el Segundo Encuentro de
Homólogos Académicos de Latinoamérica que tuvo como sede nuestra
ciudad de Quito y fue organizado por la Oficina de Colegios del Ecuador.
Hay además, muchas otras actividades que se realizaron de manera permanente, a lo
largo del año: campamentos, talleres de escuela para padres, talleres de disciplina
positiva, talleres sentir y gustar, proyectos de formación en acción social, participación
estudiantil, salidas de campo y visitas de observación, prácticas de laboratorios,
clubes, selecciones deportivas, liturgias, y seguramente se me olvidan algunas otras.
Como ven querida comunidad, es bastante lo que se ha trabajado y sabemos que ha
sido ardua la tarea y a veces escaso el tiempo. Pero aquí están los resultados: un año
muy provechoso que culmina Gracias a Dios con felicidad, optimismo para seguir
vislumbrando aún más lejos ese horizonte hacia el que hay que caminar, pues todavía
hay proyectos que soñar y muchas tareas que quedaron por hacerse o completarse.
Para finalizar quiero dejarles con una frase del Papa Francisco, a quien en pocos días
tendremos entre nosotros:
“Tener un lugar donde ir, se llama hogar,
Tener personas a quienes amar, se llama familia,
Y tener ambas, se llama bendición.
Que estas vacaciones sean la oportunidad para que padres e hijos, hijos y padres se
reencuentren en el calor de sus hogares. Aprovechen esta época para reír, hablar,
comer, pasear, dormir juntos, vean que el ritmo en la cotidianidad del colegio y el
trabajo no da tiempo para encontrarse y sin querer nos separamos de nuestros seres
más queridos aún teniéndolos cerca.
Muchas gracias y felices vacaciones.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful