Está en la página 1de 11
ote a RRR RE RR EL MLR PENSAMIENTO ECONOMICO: La escuela histérica Conk, EDWARD H. 1951-1964 History of Soviet Rusia, 7 vols. New "York: Macinillan, ~ Vols. 1-3: The Bolshevik Revelution, Poi 71923, 1951-1953, Vol. Ae Tho vtec, 1923-1926, 1054, Vole 5-72 Soil in One Canny, 1924-1925, 1958-1964, eanse especialmente vol 1, caps. 1-2 ¥ vol, 2 cap. 13. Cons, GD. 1h, 1955-1960 A History of Socald Thought 5 vols. ‘New York: St Martinn; London: Siremilian. ~ Vol: Socialist Tht: The Foreremers, 1789-1830, 1933. Vol. 2: Marsinn and Anarchism, 1850-1690, 1954, Vol. 3. The Second International, 1889-1914 2 partes, 1956, Vol. 4: Commis and Social Demo- rnoy 1914-1981, 2 partes, 1958, Vol 3: Soiation and Fain, 1931°193, 1960. Drexissox, inky Gnay, AusxanDer 1946 The Sociatst Tradition: Mazes to Lenin London: Longmans, Havin, Frunpeatcn A. VOX eta ring? Crt Routledge Lawmavte CARE, 1959. European Socialis: A History of Ideas and Movements From the fudusriat Revolution to ites Seigure of Poners 2 vol, Berkeley: Univ. of California Press > Vol. 1 Prom the Dniusrial Resolution tothe Fates World War aud Its Aptennark, Vl. 2: The Soviet Strate Again Capitation and Totaltariasn Lasce, stan (1936-1937) 1952 On the Eeonomic ‘Theory of So- Cilism. Pigs. 93-143 en Benjamin E, Lippincott (de dee), Ov the Eeonomte Theory af Solin, Minneapolis: Unis. of Minne- ota Pres,» Publicado originalmente ea el vol 4 de Reve of oie Stauie, Lice, Geonae (1961) 1964 Marx: Aw Historical and Cri tial Study. 2% ed, rev. London: Routledg Merino, Feasz (1918) 148 Karl Mars The Story of His Life ‘London; allen & Unwin,» Publicado originaimente en aleman 1037" Sosiaion Versus Capitation, London 1939 Economics of Social, Oxford Univ 1035 Collie Beononde Plow ‘Studies on the Pousbiltis of Soctaion. London: Prcou, AREER C. ‘Nsemilaa Scmnssiwers, Runour 1950 Kelley. Stextoy, Lent M. (19192) 1928 _Hiory ofthe Fist International London Lawrence, = Traduecion de ly 3." edieibn rasa Muses, Lvvte. (01922) 1959 Souulion an Ecwnomic ond Socolagical nays. Nuova ed aimpl. New Haven: Yale Ua. ress Publiendo criginalmente con el ttlo Die Goninset= safe ‘Moos: His Time and Ours. New York vos v LA ESCUELA HISTORICA La escuela histérica alemana de economia alcanzé su apogeo en la segunda mitad del siglo xix. Surgid como, contraposicion romantica (es decir, histérica y univer- Salista) de la economia clisica, cuyo enfoque era atem- 1) porary atomistic. = “Lat escuela historiea incorpord la teoria econdmica (con frecuencia aislada por los economistas clisicos) a “una matriz de todos los campos en los que el hombre ‘achia socialmente y, por tanto, puso los cimientos ori~ ginales de una teoria Social de la economia, Pensadores como Adam Miiller ¥ Friedrich List fueron los precur~ sores de Ia escuela histbrica, Los precursores, Adam Miller (1779-1829) no consideraba Ia economia como una esfera separada de « Igexistencia, dominada por la aspiracin al beneficio, Para él la economia era, mds bien, uno de Ios élem« del orden social primordial, interrelacionada con los 'uso8, Ta ley, la educaci6n, la politica y la religion, cam- Biando histOricamence al variar esas instituciones. En su teoria del dinero Ilegé incluso a definirla (intrinse- camiente) como una expresiOn del_deseo de coopera: Considers la politica econdinica publica como fuerza productiva y no simplemente como algo inevitable Oe con lz ayoria de los clasicos, como un organo de otden y gobierno que debe estar sometido a control. No obstante, Miller no fue un enemigo decla- rado de Ia libre empresa y deseaba que se mantuviera en el Estado corparativo. ‘Las ideas de Muller se basaban en la filosofia de J. G. Fichte, especialmente en su tratado Der gescos- ene Handelstaat, escrito en 1800. (Las ideas funda- ‘mentales de Miller fueron muy semejantes a las de G.W. F- Hegel.) Partiendo del mismo ideal, de la Thustraci6n, de libertad individual que los elisicos libe- tales, Fite Tea un conclusion enteramente dife- rente, Defendid la ampliacion de los poderes del Bsta- Go, con tal que este tuviert ona finalidad so filosofia romantica economica y social tenia como ob- jetivo praetico el Estado de bienestar, mas bien que el Esudelcopstncion Fehte port en definite ume defensa del Estado autirquico, aislado del mercado ‘mundial, cuya constitucion economica planeada fuera ‘beneficiosar para el propio pais. Hay un puente que Hleva a Marx tanto a partir de Fithte‘como a parlir de Miller. En su obra Lelie vor Gogensatzen, de 1804, Miller puso los cimientos filo- soficas de sus opiniones ccondmicas. Afitmaba que todos los fendmenos vivientes surgen de la interaccion de contrarios, y consideraba la investigacion de esas interaceiones como la tarea de la economia. Al igual Gue Marx, pero con una generacion de anticipacion, consider ia economia y Ia ciencia de la misma como evolutivas; en efecto, para él eran totalmente inmane1 {es en la historia. Sin embargo, sus preocupacion intélectuales se centraron en las fuerzas espirituales que se hallan detras de las apariencias materiales de la Vida econémica; en este punto su posicién fue absolu- tamente contraria a la de Marx. (Cambia de sentido la relaciin dntze Ta base y la superestructura.) Critied Ia 19 rs economia clisica-como mecanicista, friamente racionaly 4 thaterialista y estitien “ta excueli-romintica, de la que formaron parte, ademis de Maller esertores come Edmund Burke, E. von Gentz, K. L. von Haller, J. Gorres y F. Baader, fapenss tuvo influencia, Su docisina imprecisa y nebuc tooa fue incapaz de enfrentarse con éxito con la econo- mia clisica Gominante. Por otra parte, los. aconteci= iments econnicon de J epoca (i apacon de tburguesiaa la emancipacion, el Bloqueo continental, Ia [Ry arancelaria y mds tarde el Zollverein) no permitie= spn-potaler hs tendenis,policamente conserva: dloras (Estado corporat) del romanticisme, “Sik ideas economicas mis influyentes de Friedrich List (1789-1804) las formulo en Dar nationale System der poltschen Ockonomie, obra escrita en 1841, Lt iden slemana de-nacién, surgida en Iy hicha contsa Napo- ieém, fe el"pubto de partida del pensamienio cco- homico de List. Fue, sobre todo, tn prictico de Ta integracion economics nacional, y sus doctrinas tcbri as fueron fruto de esa preocupacion, Partiendo del hecho historico de que las economias de los diferentes paises no son igualmente fuertes, defendio axanccles Teducstivoss para: proteger las industris nacientes ‘y para permfaira las naciones dabites y poco desarvolla: Uns elevarse a los niveles de las mas tices y mis indus- tralizadas. Solo entonces seria posible una verdadeta ompetencia internacional List contrapuso su doctrina de la expansion historica de las fueraas productivas al cosmopolitismo liberal temporal. Sostenia que la riqueza de una naion se halla representada,_no por las existencias de bienes, sino por la habilidad y capacidad de su poblacion. Para QI 750 PENSAMIENTO ECONOMICO: La escuela historica Adam Smith slo era productiva Ia producci6n mat rial; List tambien considero como intportantes fuerzas fons shana bina nso war escticla histérica antigua, Los andlisis ante- riores constituyeron las_raices de la escucla historica antigua alemana, cu¥os_ principales representantes fucron W. Roscher (1817-1894), B. Hildebrand (1812-1878) yK. Knies (1821-1898), todos ellos con- temporineos de Marx. En aguella época sl movimiento bhurgués en favor de la unificacion de Alemania se ha llabafloreciente,y a politica de poder prusiano-alema- na habla inigiado su, entonces victoriose carrera. SE “PUendo a Moller, la escuela historiea, antigua (en “particular, Knies y Hildebrand) destaco la inchision de. fa economia en la totalided de la vida comen nacional ‘Tinoral, cuyo crecimiento historico y organico se basa SHIEtOE humanos Hbres mas bien que en leyes naturse Tes. En su ertica metodologica de la economia elsics, ‘Bis Nasionalthononne der Gagenwoare nd Zubinph (184s), Hildebrand nego la existencia de leyes natura: les aplicables a In actividad cconamics, Afirmaba que Tesennomia ‘a de buses leven de In evolucion, historia de la economia, en lugar de leyes inmutables. Hildebrand admitia que en la economia opera una te: gularidad objetiva de evolucion, (Las etapas de. esa » Svoluion eran, para ela econninia natura Ia econo: tia monetariay la economia de crédite.) “Como el mis Time defensor del enfogue histbrico, Knics, en stt obra Die politische Ochonomie vom ges chichthichen Standpuntte (1853), no concedia tna Vali- dez tan absoluta a las leyes evolutivas, Admitia que en Jos fenomenos pueden observarse cicrtas semcjanzas, Pero estas no presuponen una relacion necesaria, Va fs que no se hallan ligadas por un exo catia) Son sin= ples analogias, La accion humana no surge de un egole- feo anatons flan qe tana sta morivactancs del expe | HRP epoca, = recitamente a causa de esta dudosa sustitucion de ¥ la ley objetiva por las motivaciones subjetivas, la cien- cia economica ha de agradecer a Knies el haberle abier~ to el camino para llegar a una idea metodologicamente significativa: que en el campo historico-social rigen regularidades estadisticns, mis bien que las_causales. Cowalle, Hildebrand y Kies rompen definitivamente ‘con las ideas clisicas. Roscher, en Grundriss su Vorle- sumgen fiber die Staatswirthschajt nach geschichtlicher ‘Methode (1843), mantuvo cierta dependencia de las ideas clasicas, aun cuando hizo hincapi¢ en el método historico de investigacion. = ~"Las semejanzas entre la escuela histérica antigua y ‘Mars indican una base intelectual comiin. Para ambos, el progreso histOfien es un concepto bisico. Ambos toman las ace imanas en relacion con las fuerzas jproductivaé como puto de partida y destacan el con- Eepto de Sociedad. Pero Marx opuso su investigacion sracionaly de las leyes del proceso hist6rico al concepto relativista de sociedad de Ia escuela historiea, para Io gal se basabs en un flujo irracional de historia. Para Mars la relacion basé-Superestructura es la contraria; (sens: Tas instituefones sociales como una super estructura dependiente de la economia, en Tugar de a la inver La escuela histérica moderna. Asi, pues, la es- cuela histérica antigua centraba su_atencién en los fundamentos del desarrollo historico_universal. En Cambio, Ta escuelr historica moderna utilizo este como punto de partida y, en los primeros afioe del dece- fio de"I870, se dedicd a la investigacion de los_dera- lies concretos, El fundador, fue ‘Gustav “Scholl: Hy y entre sus miembros. pueden Gare L. Brentano, K. Bucher, G. F. Knapp, K. T. von Taama-Srereeugy J, Contd El historceno econtea co tambien seatanzd algo en Inglaterra, Francin, Italia 7 Bator Undor Rabe tos tepresentanen Ge cae paises pueden citarse T. E. Cliffe Leslie, J. K. Ingram, Weg. Ashley, ‘Charles Gide, 1. Cessa y) Charles A Beara. : ‘La gran controversia del método (Methodenstreit) con Tos adeliscus FuargiMlsay Oblgs ao mtmbrce Go atest se ee testi meloe sett, come aucedio con al tabelo de Schneier Par Mecuodaoge der Stas. urd Sosiluiscenschet tenw (1683), Lag antes fucron inducetonhistorea « frente a deduction, individualizaci6n fente @ genczal- zacion y Cconomis deastigtrg feenre a econottta duc ee Sure cartes de In escocla modemaTi@at eaoque ctisp ¥ prise de les cuestones de politica sonal espevimieate fos Pio bemts aboraes- Scholle conetbuyo 1 i fundacion de la Verein Fir Socialpolitik en 1872, por lo que la Sseuea reeibio el nombre de wocalsmo’ de cdtedrat TiRathedcrgetatims). [Ea solucion propuesta por Brentano a Jos problemas implichos.en anteriores cortaciones ingenuamente Hineales de horas de trabajo, producto det abajo 3 alarios constituyé una importante aportacién a la eco- nomia politica. También lo fue la,teoria del dinero de Kenepoy presentada en su obra. Steatiehe Theorie -des Gates 1905) en la cual se define ef dinero como una ‘easton de be ley en lugar de como sina. smereancis “Con el cambio de sigld $€ desarrollé una tendencia alemane av investigacin historieay socllogiews con ponsederes tan impertantes como W> Soman Mar Weber, Este movimiento, seesory critey dela eu. IrantGrien, fue nfurdo tambien por W. Ditthey. Mss Mclante, G, Spunn'y sus dscipulen ecurviron diree= taneate's Aden Baler Tnfluencia en el institucionalismo. La influencia des escuca hrtrion ope band « Beopay eno que fambien lego a Estados Unidos parieulormente oa ‘Erde fos nsucionate noreamercanon,Desps cla plimesa guerre msde, tsbelaren pee la ade pendancia del penssiniento”cconomico, Ln, lor aos Veinte, J. R. Commons, R. G. Tugwell, A. B. Wolfe, Ce Ajres, WT Hallion: Mo Copeland, WE Aikign offen intentaron eqblesr un atom norte tmericano Ge cmichanaa investgectin, Carcierstic Supe, Aouodertron i ullded tang ¥ todo 6) enfoque abstracto de la economia politica neoclasica Inglog, Surtiayeion estos conceptos por errudios < empiticos del compartamiento’ccondmico, sien | Siecrices potcologico-socales 3, hasta certo punto, os relativismo cconsmico de Thorstein B. Veblen y sus agudas criticas de la doctrina de John Bates Clarh basad en To teoria de la utlidad marginal, demostra: ron claramente fo cansado que estaba tn afupo enon Ces influyente: de economistes norteamericans de fa futela de sus padres intelectual, los tebricos e- eos. Las eriteas de Tos insitucionalistas spuntaban primordiimente a la iceon del sombre sconémico: ¥ fn hipotesis de motivseton-excTusvamente hedomisti- fade sus accionés. ES pensamiento-insaclontista tenia muchos vinculos con las ideas europeas. El rechi 2o general inicial de la teoria clasica por los economi tas norteamericanos, asi como su aceptacion de los principios metodologicos de la escuela historica antigua slemana (especialmente en la forma en que habian sido formulados por Bruno Hildebrand), fueron inspirados por contactos personales ¢ intelectuales en las univer- Sidades alemanas cuando la escuela historica se hallaba en su apogco, El institucionalismo y el behaviorismo, estrecha~ mente relacionado con aqucl, partian del supuesto de I l prindipio hedonistico. EI comportamiento economi- Eo del hombre, sus descos y necesidades, sus formas de ‘actuar y sus medios Son simples funciones de una evo- lucion constantemente cambiante, infinitamente ci f) Psinrmeldeads or insttucione toile concretas Ys bireste sentido, vinsGtucionals. La verdadera natural za de Jas relaciones econbmicas puede captarse solo Jniediante el estudio de las instiruciones econdmicas, de las transformaciones que experimentan en el curso de su evolucion y de sus interrelaciones con los cambios de las peculiaridades psicologicas del comportamiento econdmhico del hombre. Por ello, os institucionalistas exigian un concepto dindmico de la economi Esta estfuctur conceptual del institucionalismo es, evidentemente, un eco de ciertos aspectos de la psico- fogia experimental alemana y de Is doctrina evolucio- nista de Spencer, sirviendo de teasfondo las ideas de la psicologiainglesa tradicional de Ia. asociacion. Ni Duede negarse, sin embargo, que el relativismo, ele~ ‘mento central de este pensamiento institucionalista, se| halla muy proximo a lis nociones basicas de la escuela historiea alemana, Hay todavia otro canal que leva de la escuela histo~ rica slemana al institueionalismo norteamericano. En los afos veinte cierios economistas, dirigidos por “mons, se cansaron de Ia investigacion neoclisica en ener y de fa contgoversia acerca de lo que se deno- Iminaba ruicios no de valor» en particular. En su reac- cién, addptaron el punto de vista moderado que ante- Hlormente habia sido defendido en Alemania por Bruno p Hildebrand dentro de su enfoque historico, Afirmaban aque al fijar Jos objetives de la politica econdmica hay \\ ait refer en euenta fos aspectos de psicologia de masas Ly ica-sociales de los mismos. | ‘AT. Hadley, E. R. A. Seligman y R, Mayo-Smith fueron algunos de los autores que defendieron el punto de vista de los sjuicios no de valor» y que se opusieron a Commons en esta scontroversia de los juicios de va- \ter que con frecuencia recibe el nombre de epequehia+ controversia del método (Zleiner Methodenstreit). Ve- ‘len formaba en primera fila del ataque a la teoria economica de John Bates Clark, que no utilizaba jui- ios de valor. El hijo de Clark, John Maurice Clark, también economista, compartio en su juventud algunas Ge las opiniones de Veblen. Estos debates tuvieron ciertainfluencia en la politica econémica. Los institucionalistas creian que debia ot recalear, en cambio, el desarrollo al jones economicas y el comporta- miento de Tos individuos y de Tos. grupos sociocco- nomicos importantes. Estaban justificados, en caso de necesidad, Ia planificacion y el control econdmicos por el gobierno;-con al garantizar el ideal ético- social de bienestar a largo plazo. Esta Opinién fue { prescindise del postulado ebrico-abstraco de libertad ( ue Jos actos econdmicos son gobernados no solo. por PENSAMIENTO ECONOMICO: La escuela historica sostenida por W. C, Mitchell, Commons, Hamilton, ED" Edie y Tugwellyy en mayor o menor grado pot ‘Wolfe, John Maurice Clark, E.G Mills, ©. F, Boucke, D. Tiiday 9 otfos cconomistas, No obstante, los inst rcionalistas norteamerieanos “no” seeptaron simple= monte los conteptos de la escuela histories alemana Et piagmesamo,mecoologeo de maya de fos insttuetonatistis-novteamericanos se manifest en Su incapacidad para desnrrollar un procedimiento.cogn'= tivo unificado de naturaleza especiicamente inset Gionalisa, Es certo que aceptaron ef matodo deduc- fivo, pero sus. preocupasiones particulars ‘Sone Hhalisis empiricoinductivo, cuantitativo, matematico- \ estadistico y causal-genésco. Av p. ely la obra de QVC. Mitchell se ocupd primordialmente del ais Ue los elclos econdmicos del desarrollo, econbmico Ket sédebe el principal merito del gran desarzollo den Investigacion empiri ye estos erientas Sa vortiatton entidstca € hitorica. Hoy podemos darngs cuenta de que una colaboracion mas © menos trmonioga del penamiento econdmica abstacto. con tlvempirico suele atsibuir importanciacrecente al lo - enfoque éstadistico, de matematica aplicada © histo- rico. : [eG.p] ‘Tueo SuRANYI-UNGER [Véanse las biografias de BocHERs COMMONS; HIILDE~ aRanp; Karp; Kyuss; List; MOzter, ADAM; Roscuer; ScAMOLLER; VEBLEN] Huxpesrano, Bruxo (1848) 1922 Die Natinalstonomie der Gezen- Toart und Zubatf od andere gsamoate Schriften, Jena (Alems- Bia): Fischer. exapns Gone F, (1905) 1924 The State Theory of Money. 4. ed, SRP Municin; Duncker & Humbloe.- Pubicado originalments ‘ome titulo Die staatiche Theorie des Gels wus, KARL (1853) 1980 Die politische Chkonomie som geschictl ‘hen Standpanite, Nocva ed, amp. Leipag: Buske, » Publicado frgicalmente con ol taulo Die politike Okonomie wom Stand punk der getchichichn Aietode Rosca, Winnsia G:F. 1813. Grundriss ou Vorkesngen iter aie ‘Staaavirhschaft nach escichicher Method Gotangen (Ale- mania): Dietrich Scintouiam, Gustav F, 1883, Zur Methodologie der Stasts- und "Souahwissenschaften, Jlrbuch far Goetgebung, Vertattng und Votensirtchaft 1:975-994, ‘Auseny, M. 1955 Insttucionalsmo econdmico. Revita de Beono- ita Pica 6, No. 3:126-14. ‘Boutotnc, Keser E1957 A New Look at Institutional “American Exonomic Review 42, No. 21-12. Controversia en ins pies, 19-27. Coats, AAW. 1054 ‘The Historite Reaction in. English Political ‘Beonomy’ 1870-1890, Eeoranica New Series 21:149-153. Cortuaxm, Momais A, 1988 "Instiuonaliam and Welfare Boono- tiles Anerican Beonomie Review 48:1-17 DonriatyJossen (1934) 1961 Thorsten Voblon and His America, ‘New York: Vikiags Kelley Dow, Lovie A. 1061. Institadonaliom and Contemporary Price "tcory, American Journal of Economie aod Sociology 20:181-193, xenuivy, Gorrmnn 1956. Die Grimdlagn des Hstorins in dr ‘donschen NavionalSkonomie. Statgate (Alemania): Enke Brus, Jor M. 1061. Cannan snd. Veblen” Tasttutonalist, ‘Amerzan Journal of Economic ane Sociology 20:305-312, Gauci AtaN G, 1998 ‘The Zafucnce of Veblen on Mid-century Tastttionaism. merican Economie Review 48, No. 2:11-20 Haut, Fuasetin P. “1956. Toward. Understanding. Insiutiona sm. nia Journal of Boon 37-1 77-186, nn ast PENSAMIENTO ECONOMICO: La escuela austriaca Haunzox, Davip B. 1962 Why Is Institutional Beonomics Not Tretia? inerican Journal of Heowowes aed Soctolo 2100-317 Institutional Beonomics; Veblen, Connon and Mitchell Reconsidered: (A. Serie of Lecrrer, 1963" Berkeley: Uni. of Cal fornia Press. = Por Joseph Dorfman, C. E_ Ayres y ots Jans, GeoRG. 1960 "Die histrieche Schule der Netionlakonomie ‘sod hr Ausklang: Von der Wirtschaflsgeschichte 2ur geschich= fn Osta Sommer y Karl 752 wnt. Berlin: Dunckce & Humblot Kwseitt, Fit H, 1052 Insttutonalism and Empsiism ie Beo- ‘nomics American Economie Revit 42, No. 245-55, [[Macitto, Savtiaco P- 1952 Bl insttsconalsmo como erica de Ta teoria conta clasica. Trinesre Eennimtea 19:73-112, 250-300, 481-509, ‘Mavs, Bure K. 1055 Wirtchafttheorle und Insttutionalismus inden Vereinigton Staaten, Pigs 201-213 en Wilhelm Bernas Y Gouttied Eisermann (dis. de e.), Die Eivttder Sostas- Louolajon > Braue Eulenburg ston Gedchows. Stattart (Alerts may: Eke Maxine Faire K, 1960 Tostituionaism and American Economic Theory A Case of Faterpeniration. Kyoe 13, No. 33307323, PaLowius, G. 1052 Storcismo e natutaismo nelFindagine ccono- ‘mica. Stud ceomount 1257-270, Porvar, Kant R 1957 The Povers of Horii. Boston: Bea SmmvateR, Joser J. 1959. Veblen and Mandeville Contrasted. Waltiruchaftches Avchiv 82, parte 1-35-65. SSeisruoty, Annix 1032” "The Historical Character of Eoonomic “Theories, Journal of EaoionieFisory 128131-139 Srocsunc, Gionce W. 1959" Tasttuvonal Factors in Beonomie “Thinking. America Economie Review 4921-21, Vuxsiio, MiNo "1961 Thorstein Vebln. Mblano (Kaa): Ediziont 1 Comenit Wacken, VALENTDN F. 1959. Die Armut des Historisismus: Theo Tie und Geschichte, Sdheeiseische Zeuchrift for Volkssiichaft tind Stari 95:21-6, Wirt, EDWIN E. 1954 "Institutional Economics as Seen by aa Tstitutional Economist. Southern Boononne Journal 21:131-140, a LA ESCUELA AUSTRIACA, La teoria del valor antes de 1871. La rrevoluci6n ‘maiginalistar del decenio de 1870 es generalmente te conocida como un paso importante en el avance de la teoria econdmica. Quienes se han iniciado en la econo- mia partiendo de sus aceptadas conclusiones encuer tan con frecuencia dificil comprender por qué una idea simple y obvia, que ya se les habia ocurrido a muchos pensadores anteriores, pudo ejercer_ una in- fluencia tan grande cuando la redescubrieron indepen- Gieniemente, casi al mismo tiempo, W. S. Jevons, Carl Menger y Léon Walras, y, en particular, por qué la fradicion fundada por Menger afects tan profunda- mente ala teoria econémica durante dos generaciones. Para explicarlo es necesario recurrir a la distincion expresada corrientemente, pero en forma inadecuada, como contraste entre teorias del valor sobjetivasy y ssubjetivase Como el Valor es, evidentemente, ‘un atsibuto posei- do‘por cern coast oservicion er aatieal Bear us dleterminantes en alguna propiedad o propiedades de | «+ 10s objetos que las poseen. Este procedimiento ha teni- do éxito en las cienicias fisicas, por lo que parecia kazo- rable pensar que objetos que tienen el mismo valor tengan también otras propiedades sintrinsecas» en co- mun. Por supuesto, se habia advertido con frecuencia que el factor _decisivo podia hallarse no en el al mismo, sino mas bien en las relaciones del hombre con’ cl objeto. Ya'desde Ta flosofia e lieval (e incluso desde Aristoteles) se habia sefialado repetida- 1 mente que para que un objeco tuviera valor habia. de etl estaeo, Boro sits fdce raas veces fe sepuida # 2c anaisis stemdtico (aunque es tuna excepcion el fndximo precursor dela teria moderna, Fernando Ga- Hani, en su obra Delta monet de 1750) y names hasta “Pinto de adverdir que To importante no era simmple= mente la gelacion del hombre con una cosa particular — (con und clase de costs, sino fa posiciOn de fa coxa en Jp Inestructora global de medion-fines, ev deci, el exque- | Fi global mecianteclcial deciden los hombres como asignar los recursos a su disposicion a sus siferentes | La explicaciOm del valor, que hizo tan efiez Ja obra de Menger y de gus diseipuls, surgi, en deGinitiva, sobre todo de haber enfoend st problema. det valor mediante un andliis paciente del Enrdcter de elec faba ceonbmicg.on Ice eferentes poe ae eaSCE | posibles entre distintos ines vedios, Aun cuando las / Fespuestas ofrecidae por jevons y Walras a ln antigua Darudoja del valor no. cron menos corrects, no Hegaron ala mayor parte de os economistas contem. potdneos por haberse servido del lenguaje materati= fo, Ademas, catos autores tratazon Is solueion de ia aradoja de Je wtiidad como un simple paso prelimi Far, que convenia dar cuanto antes fara Continua on el tema importante, lt explicscion del valor ds ambio. Los austiacos, én cambio, Fealizaron un sik Is completo de las condiciones de valoracion, inde: pendiente de Js. posiiidad de intercambio, “por lo + us gran parte dau aren fie osteriormene defen. lotse contra el equivoco de que erelan que la uilidad marginal “proporcionaba una explicacion directa del {j= Greats, Por supuesto, ef valor subjedvo que explica 72 ESmplemente un gtime? PAO pars Ts segunda ete) pa, ln teoria de los precios En ef Continent; cl enfoque de Ia uildad con es- casez habia sido desde Gallant una teadicin iiportan- fete habinn logrado avances considersbles en Obras como ls de E. B. de Condillac Le commerce et le gor Sernemient 17765 de Louie Say, Considirarions sar Pin dure, 18225 de Auguste Wala, De fa nature de fa richest, 18313 de Toles Dp, De fa mesure de Pulte Ges macau publics, 181439, finalmente, en la obra notable pero en aquel tiempo completamente descono- Sida, de He TL Gossen, Dnrwrckling der Geset= der « tnontchichen Verkshrs; 1854. En Inglaterra, por otra parte, Ia economia clisca, generalmente mucho mis desorollads se habia igado.a wna teora wBjetiva del] ‘alorsrabaj, y la tradicion dela tlidad persista solo Simon especie de bajo fondo de protestn, que alcan~ 25 su cota maxima en T8534 con la obra de W. F. Lloyd The Noon of Value, Desaparecio. completamente cuando en 1848 J. S, Mill en sus Principles af Polical « Ezonomy, 0-S016-T3IGHmulo Ia posicon.clisica, sino que afirmé con excesivo aplomo: +Afortunadamente cualquicr escritor presente 0 futuro; Ia teoria se halla | sada queda en las leyes del Valor que necesite explicar completa en este puntos (libro 3, cap. 1, see, 1) {Véan- Fafias de DuPort; GALIANT; GosseN,] Menger ¥ los origenes de 1a escuela. Mientras W. S. Jevons (quien con su esbozo preliminar de una teoria del valor basada en la sutlidad finalr se habia anticipado a Menger en nueve afios) estaba escribiendo én términos diametraimente opuestos a. ia» doctrina dominante y apenas podia echar mano de otra cosa qc cl utiitariemo de Bentham, tanto Menger como Walras pudieron conseruir sobre una rica ‘tradicion SS ES lireraria favorable al enfoque de utilidad. Ahora bien en Viena, donde trabajaba Menger, existia muy poco inteFés"por Ia teoria econémica. En aguel ‘tiempo la” economia Ia ehsefaban en la Universidad de Viena alemanes preocupados sobre todo de la sociologi répida aparicién de una escaclr austriaca Ue econdmica fue enteramente mérito de la obra de ‘Menger, aun cuando coincidio con el resurgir de la cGvidad universitaria en otros campos, con Io que la universidad se convirtid. durante 50 0 60 afios en un centro de gran influencia, Carl Menger era un funcionario pablico agregado al gabinete del primer ministro en Viena cuando, a la edad de 31 aos, publicd su primera y decisiva ‘obra, Principios de economia (1871). Era la primera parte de tun proyecto de tratado, el resto del cual nunca se pu- 77 blicd. Se ocupaba de las condiciones que crean activi- dad_econdmica, yalor, intercambio, precios y_dinero. To que mis fama Te dio fue la explicacion del valor a 1 base de un andlisis de las condiciones que detérminan | ta distibucion de bines escasos entre usos competi 103 y de la manera en que diferentes bienes competian Joperaban la stisaccion de ls dstintas neces ( dks; en Fesumen, lo gue antes hemos denominado sexe tructura de medios-finess, Este andlisis precede a la jeoria propiamente dicha del valor. Friedrich von Wie- xr desarrollaria este tema sisteméticamente Hast COm- Wertirlo en una parte vormerttheoretische de la teoria econémica, que hizo la forma austriaca del anilisis de Js utilidad ‘marginal tan util como base de posteriores desarrollos. De este analisis nace la mayor parte de lo 4 us 01 deruaidad rece ef nombre de Hgicn den elecciin o vedlculo econdmico-. "Ta exposicion de Menger se caracteriza, general- mente, mas por su minuciosidad exagerada y por la incansable persecucion de los puntos importantes que por la elegancia 0 el uso de grificos para expresar Sus conclusiones. Aun cuando siempre es, claro, su com- prension es laboriosa, y cabe dudar de que sus doctri- nas hubieran tenido una influencia tan grande en la forma en que él las presentd. Sin embargo, tuvo la suerte de encontrar en seguida lectores vides y bien dotados ex dos jOvenes que habian abandonado Ja Uni- versidad de Viena poco antes de ingresar Menger en ella como profesor. Decidieron consagrar su vida a sus ensefanzas. Asi, las ideas de Menger consiguicron di- { fusion y desarrollo por obra de Eugen von Bohm-Ba- werk y Friedrich von Wieser, compaicros de clase y posteriormente cufasos, Gradualmente, durante el de- Genio de 1880, cuando’ se publicaron sus obras mis, influyentes, se les sumaron otros economistas que tra- bajaban en Ja universidad o en otras partes de Austria Entre ellos pueden citarse Emil Sax, Robert Zucker kandi, Johann von Komorzynski y Robert Meyer. Algo més tarde se afadieron Hermann von Schullern zu Schrattenhofen y Richard Schiller. EL aflo 1889, en el que aleanz6 el maximo el volumen de publicaciones importantes del grupo, comtempls tambien la aparicion de un importante tratado te6rico, obra de dos hombres de negocios vieneses, Rudolf Auspitz y Richard Liebe, Untersuchungen fiber’ die ‘Theorie des Preises (1889). Pero esta obra solo puede incluirse entre las de la escuela austriaca con ciertas salvedades. Era paralela a las de la escuela, pero com- pletamente independiente en su orientacién, y con su exposicion altamente matematica resultaba muy dificil para la mayor parte de los economistas contempori- PENSAMIENTO ECONOMICO: La escuela austriac nneos, por Io que su importancia solo fue reconocida ‘mucho mas tarde. Tuyo gran importancia para la difusion de las en- sefianzas de la escuela, especialmente en Alemania, el echo de que otro profesor vienés, Eugen Philoppo- vich von Philippsberg, aunque no era un teérico en activa, incorporara la doctrina de la utilidad marginal aun libro de texto de mucho éxito, Grndriss der poli- tischen Oekonomie (1893). Durante unos 20 afios fue el manual mas usado en Alemania, y casi el unico canal ue permitié llegar al conocimiento de la doctrina de la utilidad marginal. En otros paises, especialmente en Inglaterra, Estados Unidos, Italia, Paises Bajos y pai- ses escandinavos, las obras bisicas de los austriacos fueron conocidas con anterioridad, en parte a través de traducciones inglesas. Probablemente, el marginalista ‘mds importante entre los extranjeros fue un contempo- rineo de Bohm-Bawerk y Wieser, el sueco Knut Wick- sell, Aun cuando también experiifient una gran in- fluencia de Walras, Wicksell pudo escribir en 1921 que edesde los Principios de Ricardo no ha habido otra obra, ni siquiera la brillante, aunque algo sentenciosa, de Jevons, ni la desgraciadamente dificil de entender de Walras, que ejerciera una influencia tan grande en él desarrollo de la economia como los Grundsatze de Mengers. (Véanse las biografias de Avsertz ¥ Lte5#N3 Menerr; Wicksezt.] Aportaciones de Bohm-Bawerk y Wieser. En el desarrollo tebrico de las ideas de Menger, los. pasos ‘is importantes fueron la interpretacion de Wieser de los costes como utilidad sacrificada (9 scostes de opor- ¢ _ tunidad®, como se denomiino mis tarde) y la teoria de fa determinacion del valor de los factores de produc- cion por simpuracions (Zirechiig). (Esta ultima ex- ‘presion ¥ el término Greniznutzen (vutilidad marginale) fueron introducidos por Wieser.) En el campo de la teoria del valor propiamente dicha, Bohm-Bawerk co- labor® principalmente con la lucider de su exposicion y con su gran habilidad para la polemica, Su aporta- «ion original més importante fue su,teoria del capital y ¢Linterés, que, sin embargo, no fue aceprada por todos fos miembros de la escuela. En general, puede afirmar- se que la escuela nunca desarrollo una ortodosia estric= {a, sino que el desarrollo de las ideas de Menger por “SIR diferentes miembros muestra acusadas diferencias. Asi ocurre particularmente con Bohm-Bawerk y Wie ser, que en muchos aspectos representaron tipos inte lectuales muy diferentes y cuyos objetivos senalaron los puntos de partida de dos tradiciones distintas den- tro de Ja escuela. Bohm-Bawerk era sobre todo un logico_brillante, usi polemista magisteal yal mismo tiempo un hombre de gran experiencia prietica (fue en tres ocasiones ministro de Hacienda de Austria). Do- minaba toda la literatura econdmica, que sirvid de base ‘su obra, y siempre estaba dispuesto a ocuparse de las soctrinasajenas; De ahi que se mantuviera en muchos aspectos mis préximo al grupo de Menger que Wieser, quien, despues del estimulo inicial recibido dé Men ger, siguid sobre todo eaminos propios. La obra de Wieser tiene, en consecuencia, un caricter muy perso- nal, y aunque en algunos aspectos (p. ej. en el analisis del papel de los diferentes_grados de_monopolio) se anticips a desarrollos posteriores, en otros, como su insistencia en la mensurabilidad y comparabilidad in: onal de [a_utilidad, evoluciond en. direcciones ‘de hubieron de abandonarse. Su obra Eco nomia social (1914), que Constituye Ta tinea sistemati- \ ae 753 See eT eee erie eer eee aera 754 f PENSAMIENTO ECONOMICO: La escuela austriaca zacion completa de la teoria econdmica de la escucla de ‘Menger en sus comienzos, no puede, pues, considerar- se representativa, pero constituye un logeo muy perso- nal. {Véanse las biografias de BOWM-BaWweRk ; WIESER.] Controversia con Ia escuela histérica. Carl Menger fue un profesor muy elieaz, ya través de sus numerasos aluminos y de su participacion en el debate Contemporineo sobre politica economica y financiera cjereio Una influencia considerable on la vida publica austriaca, Aunque después de sw primera obra Tuezon, escasos sus trabajos sobre teoria pura, excepto en el campo del_dinero, esto se debio principalmente a su dedicacion’a la Methodenstreit, su. controversia acerca del metodo con eter de ld escuela histbriea moderna alemana, Gustav Schmoller. El gue el libro de Menger hubiera quedado peicticamente inédito en Alemania se dicbio principalmente a que el pfedominio de la escuela historiea habia casi eliminado de las universidades ale- rmanas la ensefianza de la teoria econémica. En tales ircunstancias era natural que pareciora urgente a Mea- ker indicar la importancia de la investigacion tebrica Asi lo hizo en su obra Problemas de economia y sociolo- sia (1883), que en ciertos aspectos fue tan importante para el desarrollo de la escuela austriaca como su obra anterior, los. Grundsatze, aunque los detalles de sus apiionés metodologeas no fuera plenamenteacept- dios ni siquiera en su propia escuela. Pero la justi ion. sistemiitica de lo que posteriormente” Tamari Schumpeter (1908, pig. 94) sindividualismo metol6gi- co» y el andlisis dela evolucion de las instituciones sociales (en el que resucito ideas originalmente pro- uestss por Bernard Mandeville y David Hume) gjer- Gieron una influencia profunda en todos los miembros de la escuela y, mas adelante, mucho més alld de los, limites de la economia, Comparados con este, los pun- tos discutidos directamente con Schmoller tienen im- portancia secundaria, aun cuando en aquel tiempo dic ron lugar a ua apasionado intercambio de opiniones en. el que participaron discipulos de ambos lados. Ese Intercambio creo tal fisura entre los dos grupos, que las uuniversidades alemanas terminaron por llenatse pro- Sresivamente de miembros de Ia escuela historica, ¥ las Universidades austriacas, de mictnbros de la escuela de Menger. [Véase la Biografia de ScHMOLLER.] Las generaciones tercera y cuarta, En 1903 Menger se jubilé anticipadamente de la enseRaniza v, por consiguiente, ejercid escasa influencia dirceta en Ia osmacion de la tercera generacion de la escuela aus- triaca, que se formo durante el decenio inmediatamen- te anterior a la primera guerra mundial. Esos aos, durante los cuales Bohm-Bawerk, Wieser y Philippo- vich ensefaban en Viena, fueron el periodo de mayor fama de la escuela. Fue particularmente cl seminario de Bolm-Bawerk el centro del debate tedrico y el que form® los miembros mas destacados de la tercera ge- neracion, Entre ellos mezecen mencion particular Lud- Wig von Mises, que continuo la tradicion de Bohm-Ba- werk, y Hans Mayer, que continuo la de Wieser. Joseph Schumpeter, aunque muy influido por Bohr-Bawerk, Experimentd.tantas influencias diferentes (particular mente la de la escuela de Lausana) que no puede ser consideraclo plenamente como miembro de ese grupo. Lo mismo puede decirse de Alfred Amonn, quien se mantuvo muy proximo a la tradicioa cldsica inglesa Algo més jOvenes, pero muy actives en Viena, fueron Richard von Strigi, Ewald Schams y Leo Illy (euyo nombre fue originalmente Leo Schiafeld). En los afos veinte aparecié una cuarta generacién, a la que pertenecen Gottfried Haberler, Fritz Machlup, Alexander Mahr, Oskar Morgenstern, Paul N- Rosen= stein-Rodan y el autor de este articulo. Sin embargo, Ia mayor parte de estos autores realiz6 lo principal de su obra fuera de Austria. [Véase la biografia de Mises, Lupwic_von,] [o.6.0) Frirpricit A. von Havex Anton, AuEED (1911) 1927. Obj und Groboprife der shear. richey Nationaldkonomie. Leipaig: Deuticke Avsrrrz, RUDOLF; y Lisnex, RiciaKD 1849 Uaterschamgen ier aie Theore des Prje Lespaig: Dancker & Humblot. Ea 1911 fe pubilicd una traduccion feneens, vem, Even vON (1884-1912) 1950 Capital and Ineret 3 vols. South Holland, Il: Libertarian Dress.» Publicado ox ‘inalmente con el title Kapital wd Kapitasin, Vol. 1: History find Cri of Ineres! Ticoris, 1884. Vol 2: Poutive Tory of Gapitat, 1889, Vol. 3: Further Euass on Capital and Interests publcado primersinente en forma de apéndices al vol. 2 de hs Edicion de'1909-1012,y en volumen separago, en 1921 DBowneBawune, Euces vow (1896) 1010. Karl Mare ond the Clow ‘of His Systm, Eeicion digi por Paul ML. Suceny. New Vor Kelley. Publicado originaimente en slomin Bows-Bvine, ELGEN vo (1914) 1951 Contra or Economic Lowe? Pabeado original Bo South Holand, ik: Libertarian Pres. am ca seas. Bous-Buwvenk, EUGEN VON 1924-1925 Gssanmelte Scrifien. 2 ¥0- Tumenes. Edieion deigida por Franz X- Weiss. Vienna: Helder Bous-Bawenx, EUGEN VON’ 1926 Eugen vow Bahn Bawarks, Nel= ere Abhandlangon wbor Kapital und Zine, Eaicon dinigida por Franz X. Weiss Vienna: Helder. Havex, FA, vox 1926. Bemerkungen zum Zurechoungspecblem, “Jobrbicher far Nattalokononde nd Stateh 124:1-18, ayy Leo. 1918" Das Geseta des Grensiutzens, Vienna: Spice ‘er. ~ Leo lly se Nemo primeraments Leo Schonfeld KosonzvssetJouan ton 1889. Der Werder orton Wirt ‘hfe. Vienna” Mane. Maver, Haws "1021-1025 Untersuchungen 21 dem Grundgeset: ‘det wirtchafbichen Wertrechnung. Zatch fur Volhst®- ‘ehaft nd Sosalpoltik New Seriey 1431-458; 251-23, ‘Maver, Has 1932” Der Erksantniswert der funktionellen Pres- theorie. Vol. 2, page. 147-2398 en Die Wirschafheone der Gepensort, Viena Springer Mencen, Cat (1871) 1950 Principles of Economies: Fst General Pari, Edicion diisida por James Dingwall y Bert F. Mosel, ‘on una introducctin por Frank H, Kaight. Glencoe, I; Pee Press. = Publicado ociginalmente oon el titulo Grondstze der Vollsirhichafethre. MNGER, CARL (IS7I-1915) 1993-1936 The Gallered Works af Gar} Menger. vol. Con una introduccion por FA. von Hayek The London School of Economict and Political Science. ~ Vol. 1 Grunsdtze der Volhsirthichafslehs, (1871) 1938, Vol 22 Tie terscligen iter die Alethode der Socilsnenchafton (1883) 1933. Vol. 3: Kleine Schriften sur Methode und Geschichte der Voitcesrhichfirishre (1884-1913) 1935. Vo. 4: Scien ater Gather. (1889-1893) 1936 [MiNgen, CaRt 1883) 1963. Profle of Eeonomier and Sociology "Edicion diiglda, con una fntroduccion, por Louis Schneider Urbana: Uni. of Illinas Press Pubieado oniginalmente om el tstulo Untersvlanzn iter de Mtoe der Sostesienshafn tind der poitichen Oonomeinsbetondere, Maver, Rosexr 1887 Dat Ie der Dinos sitbachaftiche Unterschag. Belin: Hertz, Pauuppovicy VON PuILIPPSHERG, EUGEN 1893 Grands der poi- totes Okowamie. Vol. 1. Preburg (Alemania): Mor. Sax, Eun 1887 Grundicguse der sheoretihon Stoatseracheh vienna: Holter, ScxaNs, EWALD 1934 Wirtschaftslogik. Schnollere Yohrbuch fir (Gettegehing, Versalemg nnd Valksinschaft im Dentchon Bet fhe, 58513-593, ine vole. Scuduireta, LEO 1924 Grensmutsen und Wirtchafterechnung Vienne: Manz, - Leo Schonfeld se llam® posteriormente Leo iy PENSAMIENTO ECONOMICO: La escuela institucionalista ScHOLLER, RIGHARD 1805 Die Hszche Naronalohonomie und ire Gagner. Dern: Heyman ScHULEERN 2 SCARATTENHLOFEN, Hemsigen vor 1869. Unters ‘hoger Spr ad Wate der Grane. Leipaig: Fock Seworeren, JoserH A. 1908. Dae Were wad dor Hapa dey Uoreschen NationalBtonomie. Leipaig: Duncker & Humbloe Scusumpeten, Josinu A. (1912) 1088 The Theory of Economie De ‘ulopmonis cn Ing Into Profits, Capita, Credit, Inert, and the Business Cycle. Harvard Economie Studi, Vol. 6 bridge, Mass.: Harvard Univ. Press. fon el ttulo Thvore dor wrechaflchon Staci, RictanD VON 1922 Dis Shonomtichon Kaegerien amd die ‘Organisation der Wires lemania): Fischer. Vox Mists Lupwae (19 "The Theory af Money and Grid. ‘Nueva ed, ampl, Traducido por H.E. Batson, New Haven: Yale Univ. Pros." Publieado oeginalmente con el uiulo Theorie ds Gldes und der inlet Vou Misis, Lupwi6 (1922) 1959 Socal: Au Bsonomic and ‘Socalpieal nays. Nueva edicion. New Haven Yale Uv Press." Publicad sriginlments con el titulo Die gone ‘haf Vos’ Mists, Lupwie (1949) 1963. Huouan Action: A nomics. Nueva ed, ret. New Haven: Vale Univ. Press. Waser, rurpeicn ox (1876-1923) 1929 Gezammeic Abandon fon. Raison icgida, con una introduecion, por Fe A. von Hae tek Tubingen (Alemania): Mohr. Waser, Fripites YON (1889) 1956 Naural Value. Bain dii- ‘ida, con un prologo Y analisis, por William Smart. New York Kelly & Millman. Publicado originalmente en aleméa, Waser, PDRICH vox (IOLA) 1927. Social Economics. New York ‘Greenberg. ~ Publicado orsinalmente con el tits Theorie der geslichaftichen Wirshaf. Wrten, Eanmmmici Yon 1926 Des Ges Springer. ZuceaniANDL, Ronit (1839) 1936 Zur Theorie der Preiser mit osondeer Berchsihegung der geslihtichen Enrcicklang der Lelie. Leipaig: Sei, or Mash. Vienna Awroxttis, Ene 1953 Léon Walras et Cat) Menger 8 travers Tear correrpondance, Bsononie appligule 6:260-287, Bacaatany, VERENA 1963 "Der Havrhaliptan des Konsonenton und Sine MeortscheEsfosnag dard die Gressnatcelcre Eine doe mongeschcilite, Cnersihing. Zacher valkswirchafiche Forschungen, New ‘Series, Vol. 7. Zurich: Polygeaphischer Veriag. . Biave, Masx 1962 Economie Thor ix Retrovpect. Homewood, Ti: Teun,» Contiene sina ben reseha de bibhograia relent, Biocis Hiner. 1937" La thtore des brome de Carl Mager. Pais Libraine Gnerale de Dro ede Jorsprudence. Howsy, Rickano 8.1960. The Rs f the Marginal Utility Schoo 1870-1889, Lawrence: Univ. of Kansas Pres Horeaisox, Tisunce W, (1953) 1962. A Review of Economie Doc ‘ies, 1870°1929, 2." ed. Ord Clarendon. Kauoi, Est 1953 “The Retarded Acceptance of the Marginal Ualiy Theory. Quarterly Jounal of Esmonnes $7:504-575, Kauorn, Bont, 1057 “Intellectual and Polideal Roots of the Older Austrian School. Zeitschrift fur Nanonalokoneme 17:41 1-025, Kurantm, Iataet Me 1960" Phe Beononde Point of Views An Esa inthe History of Economic Thought Princeton, No.2 Van Now aa Prod, GAETAN (1932) 1945. L’utlié marginale de Carl Menger & "Jolu Bates Clark, 3." ed. Pais: Domat-Monchrestien. Rosixstzin-Ropan, Pau N- (1927) 1960. Marginal Uslity. fner- natinal Evonanic Papers 10°71-106, » Publicado originalente fon el tculo«Grenznuzen en el vol 4 de Haneoreernel der Staatsoisenschafien Bsa edicion contenia una amplia bibliog Fa que fue omitida en la eciion de 1960, Rovre-Srmetssust, Moxtza 1963" Zum Bopsff der Wertung in det alteren ostertechisehen Grenznatzenehee. Ziti fir Nation nafohononde 22:377-419, SrUsGItaNy BEN B, 1962 Main Currents in Modern Economies: Eo ‘none Thovght Since 1870, New York: Feee Press. Smiaiat, Gromae J. "1041 Production and Distribution Theories. ‘he Farmanoe Period. New York: Macmillan Smiaier, Geoncr J. 1950” The Development Utility “Theory. "Fours of Political Beonony 58:307-327, 313-396, ‘Wants, Wines 1940 "Wirtschaftwissenschaft und Wirtschaft polit in Osterreieh, 1848-1948, Pigs. 024-078 en Hans Mayer (Ui. de cl), Hanert Jahre duorsihischer Winachafout hin, 1848-1948, Vienna: Springs. WiexCLavni, FRAsz 1936 ducrian Theories of Capital, Jere td the Trade Cyele. London Not. vt LA ESCUELA INSTITUCIONALISTA, La economia institucional es en gran parte un pro- ducto intelectual norteamericano surgide de Ia obra de Thorstein Veblen y otros economistas que traba~ jaron siguiendo Te taicion vebleniana, FI terming ‘institucionalr se aplicd a este tipo de economia en los primeros afos del presente siglo porque analiza el sistema econdmico como parte de Ja cultura humana, ‘que es un. complejo de muchas instituciones. EI con- cepto de vescuela institucionalistar debe entenderse solo en forma muy amplia, en el sentido de que los miembros de esa escuela tienen la misma orientacion filoséfica, igual enfoque cultural amplio de Ios pro- blemas econdmices ¢ idéntica manera de ver el si ma economico norteamericano. = “ET desarrollo del institucionalismo puede dividirse en tres periodos principales. I primer periodo, de 1890 a 1925, fue el que Veblen dedicé a\poner los Gimientos del movimiento institucionalista. Ehsegundo periodo abarca desde 1925 hasta 1945; durante esos afos un grupo de insiimucionalisias, entre los cuales destacaron John R. Commons, Wesley C. Mitchell, John M. Clark y Rexford G. Tugwell, continuo la tarea de la economia institucional al terminat Veblen su carrera, El tercer periodo incluye los afios siguientes a 1045, época en la que el trabajo siguiendo directrices ‘Sem@jantes ha sido continuado por una nueva genera- ion de institucionalistas, entre los que destacan Cla rence E. Ayres, John K. Galbraith, Leon H. Keyser- ling, Gardiner C. Means y Gerhard Colm, La economia cultural de Veblen, Para com- prender la economia de Veblen, que él calificaba de sevolutivas o seulturaly, hay que partit_del hecho de Que Veblen lego a la economia desde la filosofia, Inicio su andlisis econdmico plantedndose la cuestion filos6ii- ca fundamental: Zeomo comprende el economista, © cualquier otro cientifico, el mundo que le rodea? La respuesta de Veblen fue gue la comprensioa de la rea- lidad por el cientifico depende de su orientacion inte: Jeetual o lsotia, es decir, desu gequema mental, que 8 un producto de su experiencia de la vida. Esta orien- taelbn intelectual del cientiice puede inducire # con siderar el mundo exterior a él como un mecanismo estitico 0 como un proceso evolutivo. Seguin Veblen, la Srientacion intelectual de Alfred Marshall y otros eco- nomistas ortodoxos les llevo a considerar el sistema econémico como un_mecanis tico, mientras que su propia orientacién le lleva a eonsiderarlo como un proceso dinamico, Al explicar la economia norteemericana como un proceso evolutivo, Veblen se dirigio al campo de a antropologia cultural como un modelo de Ia ciencia Gonrnte- En sus manos, la economia se conto en el estudio del aspecto material de Ja cultura humana Al igual que la cultura humans, ef sistema céonomico 3 un producto histérico evolutivo que pasa por un infinito Tmumero-de etapas-de desarrollo, No existe un sistema econdmico universal, sino” mds bien sistemas Giferentes, como el eapitalista, el socialista, el fiscista y el comunista. Aunque Hlevo la investigacion econdmica j 755 raleza_y funciona- periodo Fores a-Veblen han co: del sistema capit principal EL método heuristico trait su teoria del capi dicocomia entre sind cniologia) y_snegocioss” Esta dicotomia es a la ver psicologica y ‘onflicto. entre que el sistema financie®® no Toes porque solo puede oss. Los valores econdmicos son iad social y privada que Contniyn a a superstencis dss azas Tos valores ns son seudovalores, 0 valores falsos, que am ‘0s financieros de una persona, pero nada riza. Segun Vo ‘capacidad de trabajo. Sin embargo, no exis- ide que la poblacién trabajadora lograra esta- blecer el socialismo, Vel ing y ¥ pen i Droduicir valores econémicos en abundancia, Veblen no sen un rapido establecimiento de un sistema basad | cala capacidad-de-ratajo. ‘Aun ci tearia ch sobre la ofer- ctiticaba Veblen era el entra-. losblico normativista, Ia psicologia racionalista, 'y la vision meca Teoria pura, dea competentiny isr'ung tearie- del Gopieslime. Para Veblen’ mnimica pura solo pc ‘ser tana primera aproximacion a la realidad econdmica, Por cncima det nivel Ge Tt teorlu econémica pura, era ne= 9 construir una teorla econdinica del (para Estados Unidos, una mo) para poder somprenderadeeuadument a ‘opiniones de Veblen sobre la naturaleza de ta ciencia eeonbmica gon sustancialmente las de todos los ‘snegocios»") in que esta escuela wmica heredada, que al se ocupa solamente de idad economica 0 que Preocupa dé mejorar ‘mal informados acerc grupo pose sue que pase ron a primer plano en los aos veinte y trina deta nen varios aspectos mportanes, Al contrrio inguno de sus miembros de Veblei acerca de Veblen en que el capit mado a desaparecer para ser sustituido por mi de Veblen segin la cual ible, que el género humano inanciero de iraba- 192 lonistas organizados por hombres de negocios, Jadores y agricultores con el fin de promover sus algunos de los conflictos entre esos grupo® Tntereses fueron climinados por lo: ss actuando segun la Pero, después cuando emergid el scapitalismo de bierno asumi6 un papel cargo d sistema industrial ¥eliminar Tos Conm Commons estuvo Buscando una forma de razonables en la que el cont ‘ooperacion y en la que'se establec ficas a Teves de agenc Han con grupos econuimicos privados, a A PENSAMIENTO ECONOMICO: La escuela institucionalista Al analizar la época de capitalismo financiero pos- terior a 1875, Wesley C. Mitchell hizo uso de Ia dico- copia vebleniana entre industria y finanzas. La vetono- fmia_monetaria” de Mitchell es la superestructura finarciera, basada en la economia industrial 0 de pro- ‘ueto real. La economia industrial opera con tecolo- gia industrial y producto real, mientras que Ia econo ia monetaria presupone la consideracion de los costes, nuecios, inversion financiera y beneficios. En el »capi- talismo financieror de Mitchell, o salto’ capitalismos, del periodo entre 1875 y 1929, la direecion econimic la proporcionaton no los consumidores, sino Tos gra des inversionistas. Esa direccion llevo a una gran coo! Gnacibn dentro de las empresas individuales, pero a ‘muy poca entre ellas. Una de las caracteristicas del alto capitalismo de Mitchell fue el ciclo econdmico recy- rrente y autogenerador, que periddicamente conducia ‘Fauiges de la economia monctaria, seguides por la de- [PYSSion tanto en Ia economia monetaria como en TE de jproducto teal, En los primeros aos treinta, Michell habia legado a la conclusion de que el cambio tecno- logico habia alterado tan fundamentalmente Ia estruc- nara y el funcionamiento del sistema capitalista norte- americano que la Unica manera de climinar el ciclo feconomico y asegurar una satisfactoria coordinacion de las economias real y monetaria consistia en introducir tuna planificacién econdmica nacional democratica. Esta planificacion ampliaria cl bicnestar general al estabsli- zat la economia, proporcionar pleno empleo y producie mayor cantidad de los valores economicos de Veblen, lo que Mitchell describia como bienes surgentemente snecesitados® John M. Clark examind la economia norteamericana desc una perspectiva que resaltaba la distineion entre * Iaeficiencia ssociale y la scomercials. Afrmaba que el ynismo del ‘mercado no {unciohaba satisfactoria- mente cuando la economia se hallaba dominada por las Brandes empresas. Los precios va no se relacionaban ] estrechamente con los costes, Ho se eliminaban los nlicias extraordinatios ¥ se introducion muchas ddcces en el sistema econdmico. El concepto emp¥es Fal de coste se restringia de forma que excluyera. muchos importantes costes sociales, como el des- | empleo, Jos peligros d& la salud publica, la capacidad productiva no utilizada y otros costes asacindos con Tas Fuetsaciones de Ia actividad cconomicn, Clark estable- / cid una distincion entre los valores sociales y los de \ mercado y entre Igs costes siciales y [os de mercado. falores sociales socAquellés que son ignorados por el sistema de mercado pevaco, como cl aire puro, fa be- ileza del paisaje, la salud publica y ef bionestar de la Zomunidad. Los costes sociales, como la capacidad | productiva no utilizada, eT desempleo, la destruccion |] Geta moral del teabajador ¥ el saqueo de los recursos, también son ignorados por el mecanismo del mercado privado. Clark se interes por acercar la eficiencia c mercial a la eficiencia social ¥ por hacer que el sistema Scondmico proporcione eantidades saccuadas de Valo res sociales ¥ de mercado. Propuso abordar estos pro- Bemis, on bs aos tsi, mediante lo gus desctbia € como planificacion rsoctal liberals. Esta planificacion nacional propondria Tos amplios objetivos econémicos de la nagion en un prevapuesto social tatarla de Jogearlos.aplicando contrcles ndirectos solo en ciertos puntos Estratepicos. Clark esperaba que este scontrol social de ln actividad econdmieay seria suficlente para que Ta economia not- teuericana consiguera un elevado nivel de efiiencia En opinién de Rexford G. Tugwell, en los ailtimos aiios veinte el sistema indusiJal norteamericano habia egado a la madurez, pero el sistema financiero todavia era inmaduro, El progreso tecnologico desde 1875 tenia su propia logica, que apuntaba hacia grandes inversio- nes, produccion en masa, bajos costes unitarios de pro- duccion, bajos precios de venta y consumo en masa Esta logica ‘del sistema industrial, sin embargo, era incapaz.de imponerse a causa de los obsticulos coloca- dos en su camino por la ideologia de los hombres. de negocios. Bajo la direccion de los hombres de negocios, las grandes sociedades han negado la logica inherente al progreso tecnologico, restringiendo la produccion, manteniendo los precios lo sulicientemente elevados para asegurarse beneficios excesivos, distorsionando la distribucion de la Tenta y no asumiendo Ia responsabi- lidad de los costes sociales, Io mismo que la de los costes privados de produccion. El nuevo equilibrio hacia el que, segun Tugwell, se estaba moviendo el sistema economico norteamericano en los afios treinta podia acelerarse estableciendo una rama del Gobierno, la rama dircctiva, Seria Tuncion de esta rama mejorar el bienestar general pl nificando democriticamente las actividades econdmi cas de la nacion con Ia cooperacién voluntaria de las empresas privadas. Tugwell sugeria, en los aftos trein ta, que las empresas en gran escala debian constituirse cen sociedades de alcance federal y que todas las empri sas de cada industria debieran estar representadas por ‘un cuerpo tripartito que representara a las empresas, al trabajo y a los consumidores, ET Gobierno, con la avudia de un consejo-de-planificacion central,” desarrollaria una politica de inversion que, mantendria la inversion privada en linea con las hecésidades del crecimiento Econdinico planilicado, Se desarrollarian directri Drecios, de forma que pasara a los constimidores, pi en forma de menores precios, mayor nimero de las ven~ tajas derivadas del progreso tecnologico. La planific ion agricola se coordinaria con la industrial de modo que la poblacion agricola excedente encontrara empleo en el SECIOF Mndustrtalde Ta economia. De esta manera, Trtogica de la empresa se armonizaria con la logica del progreso tecnologico en una cra futura de equilibrio ‘cantura—————~ El institucionalismo después de la segunda guerra mundial. La economia institucional desde el final de la segunda guerra mundial ha estado ligada en gran parte a las obras de economistas como Clarence E, Ayres, Gardiner G Means, Gerhard Colm, John . Galbraith y Leon H. Keyserling. Estos Ccoriomistas han'trabajado siguiendoas directrices marcadas. por Mitchell, Clark y ‘Tugwell en los afos treinta. Sin embargo, una difrencia importante es que Tos insti