Está en la página 1de 174
SOCIEDAD PERUANA DE DERECHO INTERNACIONAL ~ Tomo XXXII! = Abril-Junio 1981 _ NP 80 REVISTA PERUANA DERECHO INTERNACIONAL ORGANO DE LA SOCIEDAD PERUANA DE DERECHO INTERNACIONAL e COMISION DE LA REVISTA Luis Alvarado Garrido Jorge Fernandez Stoll Manuel Garcia Calderon Roberto Mac Leen Ugarteche Victor G. Proafio Correa SUMARIO PERUBRASIL © 2-3. cree 2 ooreetee = Bet 5 “sela.—Doctrina y Documontos preparados por el Secreterio Perma. hente de! Sela, Embajador Carlos Alzamora T. .-.+.-.+r-000 07> 53 —Orgenizacion Internacional del Trabajo—Discurse del senor Minis: tro de Trabajo del Perd, Doctor Alfonso Grados Bertorint, en la LXVil Reunién de la Conferencia Internacional del Trabajo (Ginebra, junio de 1981) wives cease cede 107 —PeriVenezucla oe oy Z ey 113 “os Fondos Marinos en ia Negociacién Global de! Derecho del Mer— Por Alvaro de Soto .......+. me dana —Conferencia de Alto Nivel sobre Cooperacién Econémica entre Paises =~ ‘en Desarrollo, — .-..000002 isda opis 136 —DESARME ..... 5 Paine, “Deane 137 “Discurso del Ministro de Relaciones Exteriores del Perd,, Doctor Ja. vier Arias Stella en la Sesion Plenaria de la Conferencia de Alto Nivel entre Paises en Desarrollo .. igs seat —PERU-ECUADOR - 144 [GRUPO 'ANDINO. ........-cjccsseer or eter rte: 407 Pari — Misién del Consejo de las NN. UU, para Namibia 153 Doctor Don Simén Gregorio Fernandez de Paredes. — (L.A.G.) 156 ae - 167 —ANTARTIDA—Tratado y Adhasi6n del Perd LIMA - PERO. 1981 SOCIEDAD PERUANA DE DERECHO INTERNACIONAL JUNIO 1991 “CONSEJO DIRECTIVO : Ce Prosidente: Luts Alvarado Garrido: ice-Presidente: Manel eo Calderon K. Secretaria-1 Deis: R. o Deke Voeales: Andrés A, Aramburd Menchaca Jorge Fernandez Stoll Edwin Letts Sanchez Roberto Maclean Uuarteche Victor G. Proafio Correa Fermendo Schwalb Lopez Aldana MIEMBRO HONORARIO José Luis Bustamante y Rivero MIEMBROS TITULARES ‘Aguilar Cornejo, David Alvarade Garrido, Luis Alzamora Traverso. Carlos Aramburii Menchace, Andrés A. Aramburti Salinas\José Félix Arias Schreiber Pezet, Alfonso Bakula Patifio, Juan Miguel Bustamante Denegri, Felipe De Calle y Calle, Juan José Deiistua Arréspide, Alejandro Ego-Aguirre Alvarez, Julio Fernéndez Puyo, Gonzalo Fernandez Stoll, Jorae Gamio Palacio, Fernando Garcia Calderon Koechlin, Manuel Garcia y Garcia, Arturo Garcia Montufar, Guillermo Hooper Lopez, René Hoyos Osores, Guillermo Leén Barandiaran, José Letts ‘Sanchez, Edwin Ulosa Gonzales, Pavon, Luis E. Uosa Pautrat, Jorge Maclean Ugarteche, Roberto Miré Quasads Sos2, Aurelio Morelli Pando, Jorge Pérez de Cuellar, Javier Proafio Correa, Victor Puente Radbill, José de la Romero Padilla, Emilic Schwalb Lopez’ Aldana, Fernaniio Soto de la Jara, Alberto fe del Pino, Juan Vicente oa, Bolivar Wagner de Reyna, Alberto Wieland Alzamora, Hubort MIEMBROS CORRESPONDIENTES Furnish Date Beck Maekelt, Tatiana B. de Jiménez, Danilo Zanoti!, Isidoro Zuleta, Bernardo MIEMBROS ASOCIADOS” © Althaus Guerderas,.Migue! Alzamora Valdez, Mario Argubiaga Rospiglios!. Augusto Belaunde Moreyra, Antonio Ciceres Enriquez, Jaime Couturier Peep Hernén Daiino Zapata, Roberto DoBakey, Delia Revoredo de Fusings el Pando, José Antonio Espinoza Sal Fernandez de Paredes o. Enrique Ferrero Costa, Ec Garland Combe, or Guillén Solas, Fernando Lohmann Villena, Guiiermo Loznda Tomoyo, ‘Samuel (una Mendoza, Ricardo Maclean Urata, Alberto Marchand Stens, Luis Marlétegui Arellano, José Carlos Maurtua de Romafa, Oscar Morelli Pando, Augusto Osterling Parodi, Felipe Pareja Pax Soldén, José Rulz Eldredge, Albert San Martn Caro, Alejandro Solari Tudela, Luls Soto Polar, Alvaro de Temple Aguilar, Ella Oumbar Townsend Escurra, Andrés Tudela Barreda, Felipe Ulloa Elias, Manuel Vasquez Salas, Jorge Villaran_Koechlin, Roberto SOCIEDAD PERUANA DE DERECHO INTERNACIONAL Tomo XXXIV = Abril-Junto 1981 _ Ne 80 ~—s RREWISTA PERUANA DERECHO INTERNACIONAL ORGANO DE LA SOCIEDAD PERUANA DE DERECHO INTERNACIONAL e COMISION DE LA REVISTA Luls Alverado Garrido Jorge Fernandez Stoll Manuel Garcia Calderén Roberto Mac Lean Ugarteche Victor G. Proafio Correa | mrenanaen SUMARIO : —Sela.—Doctrina y Documentos prepatados por el Secretarlo Perma- nente del Sela, Embajador Carlos Alzemora T. . 53 if Internacional del Trabejo—Discurso del sofior Minfo- | tro de Trabajo del Per, Doctor Alfonso Grados Bertorinl, en la __-LXVIL Reunién do la Conferencia Internacional def Trabajo (Ginebra Junio de 1981) 107 —Perd-Venezuela : ae Los Fondos Marinos en la Negocacén Glas del Derecho det Mar — Por Alvaro de Soto 118 136 137 vier Arias Stella en la Sesion Plenaria de la Conferencia de Alto Nivel ‘entre Paises en Desarrollo. 141 - 144 es 147 Pera — Misién del Consejo de las NN. UU. Para Namibia . 153 ‘Doctor Don Simén Gregorio — (LAL 158 q d 167 . LIMA - PERU 1961 “Nosotros debemos partir en el conocimlento del Perd de una visién di- ta e inmediata de los hechos. En el mapa de Sud-América el territorio ino —desiertos, cumbres y junglas— representaba para el hombre un menos favorables que la sabena de Cundinamarca, algunos valles de zuela, el valle central de Chile, la pampa argentina, el sur riberefio del il 0 su meseta central. El altiplano de Collao, los estrechos valles an. y el archipiélago de valles costefios dispersos entre un vasto desierto, ‘parectan propicios al desarrollo de una cultura. Y es el hecho, sin em- bargo, que en ese habitat tan desfavorable surgié la sociedad mds avanzada ta América del Sur y el tnico Estedo Universal en nuestro Continente, agin Ia opinién de Toynbee". VICTOR ANDRES BELAUNDE del Perd en el Siglo XX" — Palabras Liminares - Lima, 1962 p. Il) La responsabilidad de las ideas y opiniones sustentadas en los articulos, discursos y notas co- rresponden exclusivamente a sus autores. La Comislén PERU-BRASIL _ DECLARACIONES, ACUERDOS Y CONVENIOS SUSCRITOS CON _ OCASION DE LA VISITA AL PERU DEL EXCELENTISIMO SENOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL, DOCTOR JOAO BAPTISTA DE OLIVEIRA FIGUEIREDO El sefior Presidente de |a Repdblica Federativa del Brasil, Joao Baptista de _ Oliveira Figueiredo, realizé una visita oficial al Perd entre los dias 24 y 27 de junio de 1991, en etencién a la cordial invitacién que le fuera cursada _ por el Gobierno dei Perti en 1979 y relterada por el sefior Presidente de la Republica, Arquitecto Fernando Belatinde Terry. Ambos Presidentes mantuvieron en esta oportunidad diversas entrevistas que constituyeron singular ocasién para renovar los propésitos de sus res- ‘pectivos gobiernos de seguir fortaleciendo el alto nivel de entendimiento que tradicionalmente ha caracterizado a las relaciones entre el Perd y Brasil. El sefior Presidente de] Brasil estuvo acompafiado por una comitiva ; Integrada por sus Excelencias; — Embajador Ramiro Saraiva Guerreiro, Ministro de Estado de Rela- clones Exteriores: — Doctor Eliseu Resende, Ministro de Estado de Transportes; — Doctor Joao Camilo Penna, Ministro de Estado de Industria y Co merclo; — Doctor César Cals de Oliveira Filho, Ministro de Estado de Minas y Energia; — Doctor Mario David Andreazza, Minlstro de Estado del Interior: — General de Brigada Danilo Venturini, Ministro de Estado, Jefe del Gabinete Militar de la Presidencia de la Repiblica; — General de Divisi6n Octavio Aguiar de Medeiros, Ministro de Esta do, Jefe del Servicio Nacional da Informaciones; — Senadora Eunice Michiles; — Diputado Joel Ferreira; == Embajador Manoel Emilio Guilhon, Embajador de! Brasil en el Perd: — Embajador Paulo Tarso Flecha de Lima, Jefe del Departamento de Promocién Comercial del Ministerio de Relaciones Exterlores; — Embajedor Jorge Carlos Ribeiro, Jefe de Ceremonial de la Presidencla de la Repiblica; — Embajador Joao Carlos Pessoa Fragoso, Jefe de Ceremonial del Mi- nisterio de Relaciones Exteriores; -~ Embajador Orlendo Soares Carboner, Jefe de Gabinete del Ministro de Estado de Relaciones Exteriores: — Embajador Adolpho Correa de Sé e Benevides, Director de la Divi- sién de Seguridad e Informaciones del Ministerio de Relaciones Ex- teriores; General José Costa Cavalcante, Presidente de ELETROBRAS; — Profesor Lynal Cavalcanti de Albuquerque, Presidente del Consejo Nacional de Investigacién Cientifica y Tecnolégica; — Ingeniero Henrique Brandao Cavalcanti, Presidente de SIDERBRAS; y — Doctor Giempaolo Marcello Falco, Vice-Presidente del Banco do Bra- sil SA. El ilustre visitante fue recibido por la Comisién Permanente del Congre- 80 Nacional del Pert. Asimismo, en sesién solemne, el Concejo Provincial de Lima lo declaré Huésped Ilustre de la Ciuded. El encuentro de los dos Mandaterios permitié comprobar la existencia de sélidas coincidencies en torno a los distintos aspectos de la relacién bi- lateral y a la necesidad de que a ella continden incorporéndose los nuevos elementos que surgen en el orden internacional, de manera especial, aque- los propios del contexto sudamericano. Gravitan en tal propésito la activa participacién del Perd y Brasil en acuerdos subregionales y la comun voluntad de afianzar la cooperacién mul- tilateral para el desarrollo amazénico en el marco de un didlogo abierto & Integral que, observando el espiritu de consensos ya logrados, se oriente a.hacer: compatibles y cada voz més amplios los esfuerzos que individuah mente se realicen. En este orden, las necesidades actuales y futuras de la humanided de- mandan la activa presencia de ambes naciones a través de la racional y efi- ciente explotacién do la diversidad de sus respectivos recursos. Estas comprobaciones vigorizan la conviccién de que los esfuerzos que se efectéien para el logro de una justa y equitativa particlpacion de los pat- ses en desarrollo en la comunidad internacional constituyen tarea priorita- tla e impostergable. Consecuentemente, y en funcién de estos comunes propdésitos, asume particular significado la entrada en vigencla del mecanismo de consulta, In- formacién y cooperacién entre el Pert y Brasil, simulténeamente a la entre- vista de los Jofes de Estado. En tal virtud y conscientes de la multiple dimensién que distingue al vineulo bilaterel, proyectndolo a formas cada vez mas avenzades de conver gencia y, seguros del relevante papel que el desarrollo de sus potenciall- dades ha de otorgar en un contexto mundial a sus respectivos pafses, ambos Presidentes acuerdan emitir la siguiente: DECLARACION CONJUNTA Los dos Presidentes reiteran e! derecho de todos los Estados a su ple- na realizacién en la Comunidad Internacional, en base a los principios de Igualdad soberana, respeto mutuo, integridad territorial, exclusién de le amenaza © uso de la fuerza, fiel cumplimiento de las obligaciones emanadac de los tratados, libre determinecién de’ los pueblos, no intervencién en asuntos internos o externos, la defensa de los Derechos Humanos, y la so- luci6n pecifica de las controversias. En concordancla con estos principlos, reiteran la indeclinable determinacién del Pert y Brasil de seguir conducien- do sus relaciones internacionales en un clima de paz y concordancia tendien- tes al bienestar y desarrollo econémico y social de sus respectivos pueblos. Reafirman la conviccién de que la fiel observancia de los propésitos Y principios de la Garta de las Naciones Unidas constituye base indispen. sable para alcanzar un proceso de distensién y de positiva convivencia uni- versal, y ratifican su confianza en la Organizacién Mundial como promotora de tos elevados objetivos de preservacién de la paz, fortalecimiento de la seguridad Internacional y del desarrollo econémico y social de los pueblos. Expresan preocupacién por el agravamiento de las tensiones internacio- nales y reafirman la necesidad de que, en el proceso de reducclén de esas tensiones, sean ampliamente utilizados procedimientos de didlogo y nego- ciacion. ¥ Afirman, a este respecto, que el desarme general y completo bajo efec- tivo control internacional es fundamental para garantizer una paz duradera entre las naciones, y renuevan su apoyo a los esfuerzos internacionales tendientes a alcanzarlo. “Destacan la importancia que tienen para la paz y seguridad mundial _ los esfuerzos tendientes a concretar acuerdos Internacionales sobre control _ y limitacién de armamentos y establecer zonas libres de armas nucicares. _ En ese sentido, renuevan su oposici6n a todas les formes de prolifere~ cidn de armas nucleares. en especial a la llevada a cabo por las grendes potencias. Dentro de dicho contexto reafirman, su apoyo al documento final de la Decima Sesion Extracrdinaria de la Asamblea General de las Naciones Uni. das que establece, como objetivo fundamental para gerantizar una paz du- radera entre las Naciones, el desarme general y completo bajo control in- temacional eficez y que confiere al deserme nuclear, y a la total eliminacién de las armas nuclesres, la més alta priorided. Condenan todas las manifestaciones de colonialismo y discriminacién ra- clal, en particular el “epariheid” que constituye un factor de tensién ere Clente en la regién del sur de Africa, e insisten en la necesidad de intensifi- car los esfuerzos Internacionales, dentro del marco de Naciones Unidas, pa- ta la eliminacién de estas formas injustas de dominacién politica y social. Asimismo, resaltan la necesidad de que se llegue prontamente a una solucién en la cuestién de la Independencia @ integridad territorial de Na- mibia, dentro de les normas establecidas en las Naciones Unidas. Al respec- to, Ta parte brasilefia acogié con interés la informacién proporcionada por ‘el Gobierno del Perd relativa a la reciente visita efectuada a Lima por ung Misién de Consulta del Consejo de las Naciones Unidas para Namibia. Los dos Jefes de Estado destacan el significado de la politica de la No Alineacién y de sus Principios Primigenios en la creacién de un nuevo sis- tema de relaciones politicas y econémicas internacionales, basado en el respeto a [a soberenia, integridad e Independencia de todos los Estados, resaltando la importancia de la activa Participacién de jos paises No Alineados en la solucion de los actuales problemas politicas y econémicos mundiales. Reafirman su conviccién de que los paises No Alineados, actuando en bese a los principios originales del Movimiento, desempefian Importante pa- Pel en la btisqueda de la paz y en el esfuerzo para abrir kos Procesos decl- sorlog internacionales a la participacion amplia y representativa de todos los Estados Interesados. Goinciden en que ambos Gobiernos tienen firmes compromisos con la Preservacin y el fortalecimiento de férmulas democréticas de convivencla Politica en los respectivos paices. En ese contexto, declaran su convencl- miento de que e! respeto de los derechos civiles, politicos, econémicos, so ciales y culturales del hombre, es esencial Para el logro de la paz, la justt cla y el bienestar de los pueblos. Los dos Presidentes, al comprobar los fructiferos resultados de Ia es- trecha coordinacién que existe entre el Peri y el Brasil en la Tercera Con: ferencia de les Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, acuerden con. tinuar con esta importante labor de mutua colaboracién © Intensificar sus esfuerzos a fin de que se adopte la Convencién que acoja plenamente las Justae aspiraciones de los paises en desarrollo. Expresan su seria preocupa. cl6n por el resultado de la sitima reunién que, por falta de voluntad polfti. Ga, no pudo concluir fas negocieciones y aprobar la Convencién; y mani fiestan su esperanza de que en la préxima sesién desaparezcen las causes "Que atentaron contra este fin. Reafirman quo os indispenseble mantener el delicado equilibrio en la "estructura de la futura Autoridad Internacional que administra los fondos “Marinos y oceénicos situados més ellé de los limites de la jurisdiccion na ‘clonal, declarados Petrimonio Coméin de la Humenidad, a fin de que sean endidos los intereses logitimos de todos los Estados, en particular salva- guerdando eficazmente los intereses y necesidades especiales de los paises en desarrollo. Lamentan profundamente que algunos Estados hayan aprobado, o es: en vias de hacerlo, legislaciones unilaterales para la explotacién de los ndos marinos fuera de la jurisdiccién nacional en violacién del Patrimonio iin de la Humanidad que forma parte de! Derécho Internacional. Al des- er estas legislaciones unilaierales, expresan su esperanza de que no leven a efecto, puesto que las actividades en los fondos marinas de- ¢ aguardar la vigencia de un régimen Internacionalmente acordado que |86lo puede ser establecido en la Gonvencién sobre el Derecho del Mar. __ El Presidente del Brasil expresé su agrado por la decision peruana de par: ‘ticipar on el Tratado Antéttico y, considerando la amplia problemética que r ita la Antértida, tanto para los paises interesados como para la co- nidad internacional, ambos Mandaterios acuerdan cooperar activamente f este campo, para cuyo efecto resuelven intercambiar opiniones lo antes ible, Los dos Presidentes expresan su proocupacién por la situacién econé- mundial y por el creciente desnivel entre los paises desarrollados y los desarrollo. Reiteran que si bien la responsabilidad primordial por su arrollo econémico y social corresponde a los proplos pafses en desarro- es esencial que los esfuerzos que ellos realizan no sean afectados nega- nente o anuledos por medides de orden externo. En ese sentido, sefia la necosidad de que los paises desarrollados adopten politicas y me- que ayuden a resolver, entre otros problemas igualmente importantes, 8 serios desequilibrios financieros internacioneles, a eliminar las précticas teccionistas de todo orden lesivas a los intereses de los paises en desa- ¥ @ aumentar la transferencia real de recursos pata el apoyo al desa- econémico y social, _ Reseltan la importancla de {a ciencia y tecnologia para el proceso } desarrollo econémico y social y el pleno derecho de todos los Estados } acceder a los bonoficios resultentes. En tal sentido, consideran priorite- €l esfuerzo nacionsl en la investigacién cientifica y tecnolégica, el in- cambio de experiencias, y el apoyo de la comunidad internacional me- ‘el Sistema de Financiamiento de la Ciencia y Tecnologia. En ese contexto; remiarcan ta necesidad de eliminar las restriccionss @ la transferen- cla efectiva de tecnologia. ‘Ambos Presidentes expfesan su peocupecion por el estancamiente det Didlogo Norte Sur, especialmente de las Negociaciones Globales en el Sambi to.de las. Naclones Unides y concuerdan en la nacesidad de qu algunos pal- tee desarrollados eviten ectitudes que puedan continyar dificultando el ini: tio de les negocleciones y reslicen las ecclones necesarias que aseguren $i éxito. Expresan su convencimiento que es una importante contribucién a le reduccién de las tensiones internacionales el impulso de las negociaciones tendientes al establecimiento de un Nuovo Orden Econémico Internacional, con miras a mejorar las actuales estructuras internacionales que han de- mostrado ser perjudiciales para todo el sistema internacions!, principalmen- te para los paises en desarrollo. Sefalan su confienza que la proyectada Conferencla Cumbro a realizarse el préximo mes de octubre en Canetin, México, pueda contribuir af pronto faneamiento de las Negoclaciones Globsles, morcod a una més decidida y efectiva volintad politica de los paises desarrollados y @ una justa y equl librada participacién en dicha cumbre de los paises en vias do desarrollo. Destacan fa importancia de la energia en el desarrollo econémico, la cual debe formar parte, conjuntamente con otros factores fundamentales, como comercio, finanzas, materias primas y alimentos, en el establecimien- to de un Nuevo Orden Econémico Internacional, y coinciden en que, como expresién concrota de ia voluniad de los paises para logratlo, es necesario que se etectie una real transferencia de recursos financieros y tecnolégicos de los paises desarrollados a los paises en desarrollo en la utilizacién de nuevas y renovables fuentes de energia. Sefiaian 2 este respecto la importancia de que ta Comunidad Interna- clonal no economice esfuerzos en la utilizacién racional de los recursos enem géticos no-renovables y en ‘el desarrollo dinaémico de fuentes alternativas de energfa. Goinciden en sefialar Ia importancia de los acuerdos alcanzados en la reciente Conferencia de Alto Nivel sobre Cooperacién’ Econémica entre Pal- ses en Desarrollo, como manera do estructurar nuevas formas de relacién entre ellos, asf como para fortalecer !2 capacided de negociacion del Tercer Mundo frente a los paises industrializados. Luego de evaluar los importantes resultados alcanzados acuerdan impulsar el calendario de reuniones adopta- do en dicha Conferencia a fin de participar activamente en fos esfuerzos conducentes @ un nuevo ordenamiento mundial Ambos Presidentes ratifican el apoyo de sus Goblernos a la Organiza- clon de los Estados Americanos y su adhesién a los principios contenidos en'la Carta de la Organizacién, y reefirman ta necesidad de promover as- fuerzos en el dmbito de la Organizacién de Estados Americanos con miras @ asegurar el perfeccionamiento de los mecanismos de cooperacién entre los pafses de! Continente. Como resultado del examen de la situacién de América Latina, coincl- den que las necesidades y espiraciones de la regién constituyen e! aspecto Prioritarlo de su accion diplomatica. Concuerdan, asimismo, que América Latina, con perfil propio de actuacién politica para la orientacién y solucién de problemas internacionales, debe tener participacién efectiva en las de- Cisiones, sobre cuestiones de interés mundial. Juzgan beneficioso e importante e! desarrollo de medios flexibles y eff. caces de consulta y coordinacién entre los pafses de la regién, dentro de un régimen de igualdad, destinados a contribuir positivamente a asegurar bases Justas e@ igualitarias en las relaciones entre los Estados, en armonia con el enfoque universelista que caracteriza a la diplomacia latinoamericana. En ese contexto, manifiestan su satisfaccién de que tales mecanismos ya exis. tan entre el Peri y el Brasil, y afirman su determinacién de hacer leno uso de las posibilidades de consulta y coordinacién que los mismos propician, Los Presidentes del Perd y del Brasil, al enalizar la labor cumplida por el Sistema Econémico Latinoamericano (SELA) durante el primer lustro de su existencia, reiteran su apoyo y confianza a las tareas qué cumple como foro de concertacién de esfuerzos de los paises latinoamericanos en procu- ra de mejorar las relaciones econdémicas Internacionales y de Promover una activa cooperacion entre los paises de fa regién Concuerdan en que la puesta en vigencia del Tratado de Montevideo de 1980, que creé la Asociacién Latinoamericana de Integracién (ALADI), con- tribuiré eficazmente en la consecucién de los objetivos integracionistas del Continente. Dentro de ese contexto, coinciden en la necesidad de fortalecer dicho Proceso de integracién, mediante la puesta en marcha de los mecanismos en él previstos, tomando en cuenta los principios que sustentan el Trata- do pera promover de manera efectiva la solidaridad y cooperacién entre las Partes y asegurar. en este marco, un apoyo eficaz a los paises miembros en relacién con su grado de desarrollo econémico y social. EI Presidente del Pert: expuso que su Gobierno mantiene la decision de Impulsar el proceso de integracién subregional y que, con ese Propésito, ef Canciller del Pera ha suscrito recientemente una Declaracion. ‘Conjunta con el Canciller de Venezuela en la que se plantea una estrategia para que en el mas breve plazo se celebre una rounién de Ministros de Relaciones Exteriores de los Paises del Acuerdo de Cartagena, seguida de una reuni6n ministerial de carécter técnico, destinada a efectuar una evaluacion y con certacién de los lineamientos de la reactivacién del proceso de integracién = je subregional. Asimismo, menifest6 que los citados Cancilleres se han com- prometido a realizar los esfuerzos necesarios para que prosigan, a la breve- dad, tas reunfones de la Comisién de dicho Acuerdo. El Presidente del Brasil transmitié su complacencia por esas iniciativas y expreso su confianza que el Grupo Andino encuentre las mejores solucio- nes para una efectiva integracién. ‘(Ambos Mandatarios renuevan los propésitos consagrados en el “Acta de Brasilia", suscrita en octubre de 1979, y en “Memorandum de entendl- miento entre el Brasil y los Paisos Andinos” en Lima, en enero de 1980, fen ocasién del auspicicso encuentro efectuado entre el Canciller del Bra- sil_y los Gancilleres Andinos, coincidiendo en que esos instrumentos con- tienen las bases de una efectiva vinculacién entre el Brasil y la Subregién, en provecho de los intereses generales do la integracién latinoamericana, de un intercambio més gil de informacién entre las Partes y de una presencia més activa de América Latina en el escenario internacional. jaa dos! Presidentes.retificen su plona.confianza. en o' progess de. coop raci6n amazonica instituido por el Tratado de Cooperacién Amazénica, sus- ‘grito el 3 de julio de 1978, y eafirman su apoyo a los principios contenidos ‘Ta Declaracién de Belem, suscrita el 24 de octubre de 1980, por los Canct- fleres de los Paises Miembros del mencionado Tratado. Consecuentemente con ello, se Comprometen a aunar esfuerzos con él objeto de que los en- cuentros sectorlales técnicos, previos a la Primera Reunién del Consejo de Gooperacién Amazénica, que viene preparando ¢! Ministerio de Relaclones Exteriores de! Pera en su calidad de Secretaria Pro-Tempore de dicha Prime- ra Reunion, se celebren a la brevedad posible. Reiteran que el uso y aprovechamiento de los recursos naturales de ca- da uno de sus paises constituye un derecho inherente a la soberania del Estado. En tal sentido, deciden coordinar acciones para impedir todo intento dirigido a menoscabar, desvirtuar o desconocer ese derecho. Expresan que el ejercicio de ese derecho y la preservacién del medio ambiente son obje- tivos integrales compatibles y prioritarios en todo plan de desarrollo que elaboren sus respectivos paises con el objeto de garantizar plenamente el aprovechamiento de estos recursos naturales, en armonfa con las condicio- nes socio-econémicas y ecoldgicas de le region. En consecuencia, consideran igualmente que un desarrollo planificado de sus respectivos territorios amazénicos nacionales debe tener en consl- deracién el concepto de los eco-sistemas integrales e integrados y del esta- blecimiento de asentamientos rurales integrados. El Presidente del Pord fundamenté la conveniencia do una interconexion entre las regiones de las cuencas de! Orinoco, del Amazonas y del Plata, por medio de un sistema mixto de vinculacién, en el que las redes viales del Perd y Brasil constituyan los ejes principales de integracién. antes, El Mandatario peruano expuso que, a ese respecto, su Gobierno estaba realizando trabajos internamente, y que se habia tomado contacto con la OEA, para concretar una iniciativa destinada a celebrar una reunion en Lie ma, en octubre préximo, de los paises interesados en la mencionada propues- ta de interconexién de cuencas, en la que se estudiarfan la proyeccién y Posibilidades de tal planteamiento. El Presidente del Brasil acogié con especial interés {a iniclativa perua- nae informa que su pais participard en la proyectada reunién de octubre préximo en Lima, Al examinar Jas condiciones que prevalecen en América Central, los Pre- ‘sidentes coniciden en que la complejidad y amplitud de la crisis por la que atraviesa esa regién exige soluciones amplias y profundas, orientadas al lo- gro de la paz, creando las condiciones propicias para el desarrollo de socies dades més estables y prdsperas y respetando el ejercicio de la legitima y libre ‘expresién popular sin intervencién fordnea alguna. Manifiestan su disposicién para desarroller, dentro de! espiritu de so- Iidaridad latinoamericana, el maximo esfuerzo a fin de propiclar ¢! encuen- tro de soluciones justas, y convienen en que se debe eviter que los proble- mas centroamericanos scan utilizados en e] contexto de controntaciones aje- nas a la regién. En lo referente a El Salvador, los Presidentes formulan votos para que les propios salvadorefios encuentren una solucién politica a la crisis que atraviesa, con amplia participacién de corrlentes democraticas representati- "vas de ese pais y sin injerencias externas, directas o indirectas, que lleven @ una no deseable internacionalizacién y agravemiento del conflicto. Los dos Presidentes se congratulan por la feliz circunstancia de que, _ durante la visita, se haya efectuado el Canje de los Instrumentos de Ra- tficaci6n de! Tratado de Amistad y Cooperacién, suscrito en Brasilia, el 16 do octubre de 1979. En ese sentido, expresan su profunda conviccién de que la entrada en vigor de ese Tratado, que sistematiza, en un cuadro "de mayor jerarquia, los principios orientadores de la cooperacion peruano- _ brasilefia, permitira Incrementar y vitalizar las relaciones bilaterales en to _ dos sus aspectos, para e! mutuo beneficio de los dos palses. | Manifiesten, asimismo, su deseo de que la Comisién de Coordinactén ih Peruano-Brasilefia, creeda por e! Tratado que ahora entra en vigencia, sitva de fora de consulta y coordinacién entre los dos paises, y cumpla cabal- ‘Mente su finalidad de evaluar, coordinar, promover e incrementar e| proce- de cooperacién bilateral. Los dos Presidentes consideran que la efectiva vinculacién entre neclo- Mes vecinas y amigas redunda en beneficio de la estrecha colaboracién en- "tre elias, contribuyendo a facilitar la consecucién de los objetivos de inte i -“4— ‘Yes comin en bese a la cocperecién mutua y 2 la adecuada complementa- cclén de esfuerzos. ‘Al respecto, expresan su satisfaccién por la feliz culminacién de las conversaciones que se sostuvieron para concreter el Acuerdo sobre Inter conexién Vial, firmado en la fecha, por tratarse de un instrumento que ha 14 realidad la vinculacién fisica por carretera de los territorios peruano y brasilefio, a través de las ciudades de Iapari y Assis Brasil, on el Perd y en Brasil, respectivamente, propiciando la interconexién de sus respectivos sls- temas vieles y en especial, a través de aquellos, de sus Capitales. Como complemento de dicho Acuerdo, y teniendo on cuenta que la re- ferida interconexién facilitard el acceso del Peri al Océano Alléntico y del Brasil al Océeno Pacifico, ambos Presidentes deciden encargar a la Comi- ‘si6n de Goordinacién Perueno Brasilefia el estudio de facilidades especiales ‘en puertos del litoral maritimo de uno y otro pais, con mires a promover € Incrementar el intercambio comercial entre los dos paises y con relacién a. terceros. * ‘Al softalar la importancia de Ia implantacién de la infraestructura fisica adecuada de transportes y comunicaciones entre sus paises, los Presidentes relevan el papel y la significacién do la interconexién de la Carretera Mar- ginal de la Selva con les carreteras brasilefias en la Amazonia como factor decisive en ol futuro desarrollo econémico de sus territorios. Asimismo, expresan su satisfaccién por los acuerdos sobre interconexl6n aérea alcanzados por el Perd y Brasil en la Sétima Reunién de Consulta de Autoridades Aeronduticas, los mismos que harén efectiva la vinculacién de la regién amazénica central que les es comin, espectficamente de las cite dades de Puerto Maldonado con Rio Branco y de Pucallpa con Cruzeiro do Sul, lo que contribuiré a su desarrollo soclo-econémico y permitiré el incre mento del intercambio turistico entre ellas. En el andlisis del intercambio comercial que efectuaron, ambos Presiden- tes comprobaron que en los ultimos afios se habia producido un permanen- te y sustantivo Ineremento en el mismo; y con el objeto de promover en for- ma més dindémica ef comercio bilateral, teniendo en cuenta las capacidades exportables de los dos pafs, sus respectivos requerimientos y la convenien- cla de hacer dicho intercambio mas fluido, convienen en-que se adopten las medidas y acclones necesarias para tal fin, incluyendo la convocatoria a reu- niones bilaterales especificas sobre |a materia. En concordancia con tales esfuerzos, expresan su firme decisién de otorgar fecilidades a la promocién y comercializacién de nuevos productos y concaden, para ese efecto, su respaldo a la Cémara de Comercio de Indus- tria Peruano-Brasileha de Sen Pablo, a la que transmiten sus saludos y de- 9808 de buen éxito en ocasiGn de su reciente constitucion. hei tho de Cooperacién Econémica Peruano-Brasilefie, como un mecanismo que Permite tomar conocimiento de la potencialidad de su complementacién eco- ‘noémica y que propicia fa identificacién de déreas de interés comin para s empresariales privados de los dos paises, abriendo emplias perspec- a8 para el establecimiento de nuevos vinculos de relacién. El Presidente del Per informé que, una vez que el Congreso de la Re- Gblica aprusbe la Ley de Bancos, el Gobierno procederé a avtorizar el esta- blecimiento de una sucursal del Banco do Brasil en Lima. El Presidente del Brasil informé que, en reciprocidad, autorizaria la aper- ra de una sucursal del Banco de la Nacién en el Brasil, Los dos Presidentes coinciden en reconocer a la cooperacién entre el Uy Brasil, en todas sus formas. como un instrumento del desarrollo eco- 0 y social de sus pueblos. _ | Entre las diversas variedades de cooperacién concuerdan en asignar 6n prioritaria a la que se pueda dar en el campo energético, no sélo or su incidencia directa en el desarrollo del potencial productiva de fos ises, sino también por su impacto socio-econémico en la vida de los pue- que se benefician con ella. En ese sentido, relevan los pasos dedos @ és de la suseripcién de la Declaracién de Intenciones sobre coopera- en el area energética, y del nuevo Acuerdo de Gooperacién sobre tos Js0s Pacificos de la Energia Nuclear, y del convenio de cooperacién entre ELECTROPERU y ELETROBRAS, esi como por las conversaciones y entendi- ntos a que han llegado PETROPERU y BRASPETRO sobre las posibllida- de concertar un contrato de exploracién petrolera en territorio perua- Asimismo, convinieron en que PETROPERU y PETROBRAS consideren la jilidad del suministro de petréleo peruano a Bresil. | Expresen su complecencla por la concertecién de acuerdos por los cua- 8 €! Gobierno brasilefio pone a disposici6én del Gobierno peruano créditos ancieros para proyectos y obras hidroeléctricos a ser ejecutados par - as brasilefas. En-igual forma concuerdan en destacar qué los esfuerzos conjuntos en freas do la investigacién cientifica y tecnolégica habrén de proporcio- el conocimiento necesario que permita el mejor uso y eprovechamiento Jos recursos de sus respectives pefses, por cuyo motivo exprosan su placencia por {a suscripoién del Protocolo Gomplementario al Acuerdo } Cooperacién Cientifica y Técnica en el Campo de la Ciencia y Tecnologia er €jecutado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia del’ Pert el Consejo Nacional de Desarrollo Cientifico y Tecnolégico del Brasil: lel Convenio sobre Cooperacién Meteorolégica a ser ejecutado por el Ser- jo Nacional de Meteorologia e Hidrologia del Pera y por el Centro de ergia Nuclear en la Agricultura del Brasil; asi como del Convenio de Coo- —6— peracién en el campo de las Telecomunicaciones, destinado a mejorar ese importante servicio de desarrollo social. Considerando que el complemento de los esfuerzos de cooperacién te- quiere personal especialmente capacitado para su ejecucién, requisite indis- pensable que permita su concrecién en forma edecuada y coherente con los respectivos objetivos ¢ intereses nacionales, se congratulan por ta suscrip- cién de! Protocolo Complementario el Acuerdo de Intercamblo Cultural so- bre Cooperacién Universitaria en especial por estar destinado @ elevar el nivel de la capecided profesional en espectalidades inherentes a la proble- mética amazénica, de interés prioritario para sus paises. Los dos Presidentes, conscientes de los avances significativos que se han logrado mediante la concertacién de los diferentes instrumentos de cooperacién concluidos en la fecha, reconccen en la complementaci6n In- ‘dustrial una modalidad més avanzeda de cooporacién, en la que se conjugan esfuerzos y objetivos de interés comin. Por ello formulan votos para que el Acuerdo General de Cooperacién entre SIDERPERU y SIDERBRAS, suscri- to en la fecha, constituya un ejemplo a ser seguido en otras dreas de interés ‘para los dos pafses y se inicien los contactos y el didlogo que permitan esas nuevas formas de vinculacién. Asimismo, manifiestan su deseo de concretar un programa bilateral de cooperacién técnica sobre Desarroflo Urbano, solicitado por el Ministerio de Vivienda del Perd al Instituto Brasilefio de Administraci6n Municipal, resolviendo encargar a las entidades responsables de cada pafs que exami nen las modalidades concretas que debe asumir esa cooperacién. Teniendo en consideracién la condici6n especial del Peri y del Brasil como importantes riberefios del Amazonas, los dos Prosidentes relteran su decisién de impulsar con vigor la tradicional y antigua cooperacién bilateral peruano-brastlefia en la Amazonia, institucionalizada por el Acuerdo de 1976 que creé fa Sub-Comisién Mixta pata la Amazonia, cuya reunién en Iquitos, ‘en 1977, aprobé numerosos proyectos, en gran parte implementados o en avanzado estado de ejecucién. En ese sentido, teniendo en cuenta la entra- da en vigor, en esta fecha, del Tratado de Amistad y Cooperacién, y la con ‘secuente transformacién de ta Sub-Comisién en Comisién Mixta Peruano- Brasilefia pera le Amazonia, acuerdan empefiar los mejores esfuerzos para la realizacién, en un futuro proximo, de una reunién de esa Comisién Mixta ‘en la ciudad de Belém, a fin de continuar con los propésitos de cooperacién bilateral en esas dreas. ‘Ambos Presidentes coinciden en sefialar la importoncia que asignan & fa preservacién de las comunidades natives de la Amazonia, de sus valores culturales y al logro de su desarrolic comunal, asf como su derecho de Inte- ‘gracién en la sociedad nacional, manifestando el propésito de reelizar los ‘esfuerzos necesarios para la consecucién de estos objetivos. ar) ee Ambos Presidentes reafirman la necesidad de otorgar especial impor- tancia al fomento © incremento de los flujos turisticos reciprocos, como base fundamental para estrecher los vinculos entre sus pueblos. En eso “sentido, acuerdan constituir en vel 4mbito de la Comisién de Coordinacién Peruano-Brasilefia una Subcomisién de Turismo, con el encargo de evaluar @! Convenio de Cooperacién Turfstica vigente entre los dos palses, asf co- _ Mo para determinar los mecanismos que permitan su mejor ejecucién. Ambos Presidentes constatan con satisfaccién las posibilidades de coo- jén en e! campo de a formecién profesional industrial, a través del Ser- lo Nacional de Adiestramiento en Trabajo industrial del Peri, y del Sor- io Nacional de Aprendizaje Industrial de Brasil, para lo que disponen que inicien los estudios para el establecimiento de un Programa de Coopera- Técnica entre esas instituciones. En ese mismo contexto, convienen en encargar 2 !as entidades compe- tentes de ‘sus Goblernos para que, con el objeto de atender una: solicitud Peruana, se inicien los contactos de! caso destinados a establecer modalida- s de cooperacion para la ejecucién de un Proyecto de Transporte Pdblico, Sefializacién, Semaforizec’én e Iluminacién de la Gren Lima. “El Presidente Figueiredo manifesté su profundo reconocimiento por tas _ Co¥diales atenciones con que fue distinguido, conjuntamente con su esposa ¥ su comitiva durante su permanencia en el Peri, y extendié una invitacién |.Presidente Belatinde Terry y esposa para visitar oficialmente el Br: Ine i que fue ecepteda con agrado por el Mandatario peruano. Hecha en dos ejemplares originales, en los idiomas castellano Y portu- ambos igualmente. vdlidos, y firmados en [a ciudad de Lima, a fos jeintiséis dias del mes de junio de mil novecientos ochenta y uno. IDO BELAUNDE TERRY JOAQ BAPTISTA DE OLIVEIRA FIGUEIREDO —-8— DECLARACION DE INTENCIONES El Ministro de Energia y Minas del Perd, Pedro Pablo Kuozynski, y ef Mi- nlstro de Minas y Energfa del Brasil, César Cals de Oliveira Filho, de acuerdo fa los principios del Tratado de Cooperacién Amazéniea de tres de julio de mil novecientos setenta y ocho, del Tretado de Amistad y Cooperacién firmado ‘entre sus Gobiernos el dieciséis de octubre de mil noveclentos setenta y nue- ve y del “Compromiso de Bogota” cuscrito en ocasién de la Décima Primera Reunion de Ministros de la Organizacién Latinoamericana de Energia {OLADE), ‘en noviembre de mil novecientos ochenta, se proponef desarrollar programas de cooperacién técnica e intercambio de informaciones en el campo de energla en los sigulentes sectores: fr 1. ENERGIA: — Estudios y leventamientos del potencial hidroeléctrico 2 nivel de inventarlo, esi como de viabilidad econémica, de proyectos de in- genieria y de ejecucién de proyectos hidréulicos, de modo especial en la Cuenca Amazénica. — Estudios para la operaci6n, interconexién e integracién de los siste- mas eléctricos nacionales y binactonales, asf como la electrificacion urbana y rurel. — Estudios de conservacién de la energia con el objeto de mejorer los métodos de produccién y racionalizer el consumo, — Estudios relativos a la biomasa, principalmente en cuanto al uso de gaségenos, biodigestores y de alcohol carburante: producido a partir de la cafia de azticar. Il, MINERALES ENERGETICOS: — Estudios, Investigaciones, prospeccién y levantamlento de minas de carbon. — Aplicacién y uso del carbon energético en la industria, en sustitu clén de aceites combustibles. — Intercambio de informaciones sobre técnicas de prospecolén de ht riencias en Investigaciones geolégicas en la Cuenca Amazénica. drocarburos en los respectivos zécalos continentales, y de expe- — Intercambio de técnicas de prospeccién de mineral de uranio. TIL CAPACITACION: — Entrenamientos del personal técnico y administrativo que participe en los programas minero-energéticos, en especial en los de hidro- electricidad. Los programas que se acuerden al amparo de la presente Declaracién serén ejecutados a través de convenlos espectficos, firmados de Gobierno 8 Gobierno. En los referidos convenios serén definidas as condiciones bajo las cua- les los mencionados programes serén ejecutados por cada uno de los palses, los limites de responsabilidad de cada Parte, tanto técnica como financlera, y 8e establecerén los cronogramas de gastos. Hecho en Lima. a los veintiséis dias del mes de Junto de mil novecten- tos ochenta y uno, en dos ejemplares originales. en los Idiomas espafol y Portugués, seindo ambos igualmente auténticos. PEDRO PABLO KUCZYNSKI CESAR CALS DE OLIVEIRA FILHO =A PROTOCOLO COMPLEMENTARIO AL CONVENIO COMERCIAL ENTRE EL GO- BIERNO DE LA REPUBLICA DEL PERU Y EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL El Gobierno de la Repdblica del Perd y el Goblerno de la’ Republica Federativa del Brasil, Deseosos de, intensificer la cocperacién econémica y comercial y de orga: nizar,el intercambio entre los dos paises en esos campos: 'y, + De conformidad con lo previsto en el Articulo | del Convenio: Gomer cial entre el Gobierno de ta Repéblica del Pera y el Gobierno de: la: Repi- blica Federativa del Brasil,,firmado el cinco de noviembre de mil novecien tos setenta y seis, Acuerdan |o siguiente: ARTICULO | La ojecucién de los estudios del Proyecto del Rio Santa, a ser contrata- do por ELECTROPERU, podré ser realizado conjuntamente por empresas peruanas y brasilefias. ARTICULO II £} Gobierno brasilefio, al tomar nota de las conversaciones habidas en- tre ELECTROPERU e HIDROSERVICE, ccleca a disposicién de la entidad pe- ruzna los correspondienies certificadcs de los servicios prestados por le ‘emprosa brasilefia a organisms brasilefios. ARTICULO III El Gobierno brasilefo deja constancia expresa que la CACEX (Carteira de Comercio Exterior del Banco do Brasil S.A} ha emitido en favor de Hl DROSERVICE una carta de compromiso de financiacién, cuyas condiciones es- tén descrites en el Anexo Unico del presente Protocolo. ARTICULO IV Ef presente Protocole entraré en vigor en la fecha de su firma. ARTICULO V El presente Protocolo tendré una vigencia de cinco afios, siendo renovado aie _ atitoméaticamente por periodes iguales, salvo que una ce [23 Partes comun!- | que a la otra, por escrito y por la via diplomética, con una anticipacién da seis meses, su decisién de denuncierlo, ARTICULO VI El presente Protocolo podré ser modificado mediante Genje de Notas, por mutuo acuerdo entre las Partes, entrando la modificecién en vigencia en la fecha de recepcién de la Nota de respuesta. Hecho en Lima, a los veintiséis dies del mes de junio de mil novecien. tos ochenta y uno, en dos ejemplares originales, en los idiomes ‘espafiol y Portugués, siendo ambos textos igualmente auténticos. {Firmas) ANEXO UNICO PRINCIPALES CONDICIONES PARA LA EJECUCION DE VARIOS ESTUDIOS DE APROVECHAMIENTO HIDROELECTRICO DE LA CUENGA DEL RIO SANTA EN EL PERU 1. VALOR TOTAL: US$ 8'000,009.00 SIENDO 100% FINANCIADO Y DIVIDIDO EN A.—EXPORTACIONES BRASILENAS — PROGRAMA FINEX (90% DE USS zi 400,000.00): US$ 3'600,000.00. ‘ r B—GASTOS LOCALES + 10% DE LAS EXPORTACIONES BRASILERAS AL CONTADO — PRESTAMO EN EURODOLLAR: USS 4’00,000.00. ESTOS VALORES SERAN AJUSTADOS EN LA EPOCA DE LA NEGO- CIACION. INTERESES Y OTROS GASTOS. “2.1 EXPORTACIONES BRASILENAS — PROGRAMA FINEX TASA FIA DE 7.5% AL ARO. 2.2 GASTOS LOCALES — PRESTAMO EN EURODOLLAR INTERESES: LIBOR, + SPREAD DE-1 1/4%. ‘ ee COMMITMENT COMMISSION: 1/2% SOBRE LOS SALDOS NO UTr LIZADOS, PAGADEROS SEMESTRALMENTE, MANAGMENT FEE: 1% FLAT SOBRE EL VALOR DEL PRESTAMO. 3. PLAZOS. 3.1. EXPORTACIONES BRASILERAS — PROGRAMA FPINEX: (USS 3'600,000.00). 7 AROS, EN 10 PARTES SEMESTRALES VENCIENDOSE LA PRIME- RA EN EL TRIGESIMO MES A PARTIR DE LA FECHA DE LA FIRMA DEL CONTRATO DE FINANCIAMIENTO. 3.2 GASTOS LOCALES — PRESTAMO EN EURODOLLAR 8 ANOS EN 10 PARTES SEMESTRALES, VENCIENDOSE LA PRIME- RA EN EL TRIGESIMO MES A PARTIR DE LA FECHA DE LA FIRMA DEL CONTRATO DE FINANCIAMIENTO. ESTAS CONDICIONES DEBE: RAN SER FIJADAS EN DEFINITIVO EN LA FECHA DE LAS NEGO- CIACIONES. PROTOCOLO GOMPLEMENTARIO AL CONVENIO COMERGIAL ENTRE EL GO- BIERNO DE LA REPUBLICA DEL PERU Y EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL El Gobierno de la Repablica del Pert y ef Gobierno de la Repdblica Fe- derativa del Brasil, Deseosos de intensificer la cooperacién econémica y comercial y organl- zer mejor el intercambio entre los dos paises en esos campos; y. De conformidad con lo dispuesto en el Articulo | del Convenio Comer- clal entre el Gobierno de la Republica del Pert y el Gobierno de la Republica Federativa del Brasil, firmado el cinco de noviembre de mil novecientos setenta y sels, Acuerdan lo siguiente: ARTICULO I Con el objeto de elaborar | proyecto final de una central hidrosléctrica en el Perd, a ser definida por el Gobierno peruano, se reallzarén conjunta- mente estudios, Ics cuales no podrén ser utilizados por una de las Partes ‘sin el expreso consentimiento de la otra. AATICULO II Con el objeto de dar cumplimiento al presente Protocolo, el Gobierno _ Peruano designa como entidad ejecutora a ELECTROPERU y/o HIDRANDINA. y el Gobierno brasilefio designa a FINEP (Financiadora de Estudos e Projetos), las que, de ser necesario, podrén subcontratar la respectiva ejecucién con empresas nacionales de los dos paises. ARTICULO III E! Gobierno brasilefio se compromete a cubrir los gastos necesarios pa- ra la ejecucién de los citados estudios por un valor de hasta cinco millones _ de délares americanos, en la modalidad de crédito no reembolsable; los es- tudios serdn realizados bajo la forma de servicios de consultorfa e Ingenie- tla bésica. ARTICULO IV Una vez concluida la fase de estudios y formulado el respective prov | yecto, el Goblerno peruano se compromete a adjudicar la ejecucién, dentro del plazo méximo de ciento ochenta dias, a la firma brasilefia que se selec- ‘clone de acuerdo a lo dispuesto por las leyes peruanas ndmero veintitres ‘mil doscientos treinta y tres y ndmero veintitres mil dosclentos cuarenta y nueve. El Gobierno brasilefio proporcionara al Gobierno peruano, o a la ‘entidad por él indicada, los certificados, asi como negociard las eventuales garantias contractuales de la firma brasilefia seleccionada. ARTICULO V El Gobierno brasilefio se compromete a conceder a la empresa brasile- fia seleccionada para la ejecucién de la obra, segin lo dispuesto en el Articulo IV de este Protocolo, las facilidades crediticias desorltas en el Anexo Unico. ARTICULO VI Los detailes relatives al objeto y a la formulacién del esquema de los estudios mencionados en el Articulo I del presente Protocolo, asf como la modalided de contratacién de la empresa seleccionada, serén objeto de un . Instrumento adicional, el que sera celebrado entre ELECTROPERU y/o HI- DRANDINA, por el Pert, y FINEP, por ol Brasil. ARTICULO VIL El presente Protocolo entraré en vigor en ia fecha de au firma, ARTICULO VIII El presente Protocolo tendré la vigencia necesarla para la conclusion do todas sus etapas, incluyendo los plazos previstos en el Anexo Unico. ARTICULO 1X El presente Protocolo podré ser modificado mediante Ganje de Notes, ai CO == entre las Partes, entrando la modificacién en vigencla en (Firmas) . ANEXO UNICO PRINCIPALES CONDICIONES DE FINANCIACION DE LA CONSTRUCCION DE LA CENTRAL HIDROELECTRICA OBJETO DEL PRESENTE PROTOCOLO an ‘COMPLEMENTARIO A) Valor de la financiacién: US$ 196'000,000.00 — parte al contado: 10% US$ .19,600,000.00 — parte financiada: 90% USS 176,400,000.00 B) Condiciones de pago: 1. Financiacién reallzeda a través de le Resoiucién 508 por el Banco Central del Brasil US$ 46'000,000.00 (exportaciones brasilefias). — parte al contado: 10% US$ 4’600,000.00. — parte financiada 90% pegaderos en 11 prestaciones semestrales, igua- les y consecutivas, venciéndose la primera en el 48° mes de la vi- gencia del contrato, con un total de US$ 41'400,000.00. * 2. Financiacién realizada a través de ta GACEX (FINEX) USS 150'000,000.00 (exportaciones brasilefias) parte al contado: 10% US$ 15'000,000.00 parte financiada: 90% US$ 135'000,000.00, pagaderos en 25 prestaclo- ‘hes semestrales dividides de la sigulente menera: @) inicialmente, 11 prestactones semestraies, iguales y consecuti- ves, venciéndose la primera en el 48° mes de fa vigencla del contrato. Total: US$ 36°216,000.00. ) Inmediatamenie, 14 prestaciones semestrales més, iguales y con- li secutives, vencléndose la primera en él 1149 mes de la vigencia del contrato, Total: US$ 98'784,000.00. C) Intereses. 8.5% aa. D) Garantias para la financiacién: eval de la Republica Peruana, representada por COFIDE (Corporacidn Financiera de Desarrolto). PROTOCOLO COMPLEMENTARIO AL CONVENIO COMERCIAL ENTRE EL GO- BIERNO DE LA REPUBLICA DEL PERU Y EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL ‘ El Gobierno de la Republica de! Perd y el Gobierno de la Repdblica Fede- rativa del Brasil, Deseosos de intensificar la cooperacién econémica y comercial y orga: nizar mejor el Intercambio entre los dos paises en esos campos: y, De conformidad con lo dispuesto en el Articulo | del Convenio Co mercial entre el Gobierno de la Repdblica del Perti y el Gobierno de la Re- pGblica Federativa del Brasil, firmado el cinco de noviembre de mil nove- clentos setenta y- seis. Acuerda lo siguiente. ARTICULO | La ejecucién de! proyecto de la Hidroeléctrica de Yuneén, que seré contratada por CENTROMIN, seré entregada conjuntamente a empresas pe- Tuanas y brasilefias, de conformided con el Articulo VII del presente Pro. rocoto. : ARTICULO II EI Gobierno brasilefio se compromete a conceder a la empresa brasile- - fia seleccionada para la realizacién del estudio, segin lo dispuesto en el Articulo Ill de! presente Protocolo, las factlidades crediticias descritas en el Anexo Unico de este documento. ARTICULO II El Gobierno peruano se compromete a adjudicar Ia realizacién del estu- a la firma brasilefia que se seleccione de acuerdo a las leyes peruanas _himero veintitres mil doscientos treinta y tres y nutero veintitres mil dos- Sientos cuarenta y nueve. El Gobierno brasilefio proporcionara al Go = Bie peruano. o a la entidad por 6! indicada, los certificados correspondientes de Ydoneidad técnica y financiera, as{ como negociara las eventuales garantias contractuales de la firma brasilefia seleccionada. ARTICULO IV EI presente Protocolo entraré en vigor en la fecha de su firma. ARTICULO V El presente Protocolo tendré la vigencia necesaria pera la conclusi6n de todas sus etapas, incluyendo los plazos previstos en el Anéxo Unico. ARTICULO VI El presente Protocolo podré ser modificado por Cenje de Notas, median- te acuerdo mutuo de las partes entrando la modificacién en vigencia en la fecha de recepcién de la Nota de respuesta. ARTICULO VII El Gobierno del Peri decidir, en un plazo no mayor de cuarenta y cinco dias, aceptar o no aceptar la presente oferta. Hecho en Lima, a los veintiséis dias del mes de junio de mil novecien- tos ochenta y uno, en dos ejemplares originales, en los idiomas espafiol y portugués, siendo ambos textos iguelmente auténticos. POR EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA DEL PERU POR EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL PRINCIPALES CONDICIONES DE FINANCIACION DEL PROYECTO, CONSTRUC- (GION, PROVISION DE EQUIPOS Y DIRECCION DE LAS OBRAS DE LA PLANTA HIDROELECTRICA PAUCARTAMBO Il (YUNCAN) 1) VALOR TOTAL PREVISTO PARA EL PROYECTO: USS 300'000,000.00. 2) FUENTES DE RECURSOS. a) Financiamientos ofrecidos por el Convenio Banco Do Bresil a.1) Exportaciones Brasilefies-Programa FINEX: US$ 130'000,000.00 4.2) Gastos Locales: Préstamo Eurodoliar: US$ 50'000,000.00 US$ 180'000,000.00 0 SF ee b) Recursos propios peruanos US$ 120'000,000.00 3) INTERESES Y OTROS GASTOS FINANCIEROS: 3.1) Exportaciones Brasilefias-Programa FINEX: Tasa fije de 8% al afio. 3.2) Gastos Locales: Préstamo en Eurodollar Tasas. —— Libor-Spread del Peri, en la fecha de realizacion del financla- miento. — Commitment Fee: 1/2% al aio sobre el saldo no utilizado, a ser cobrado semestralmente. — Management fee: 1/2% flat sobre el total de préstamo. Las referidas condiciones deberdn ser fijadas definitivamente en la fecha de las nagociaciones. 4) PLAZOS: 4.1) Exportaciones Brasilefias: Plazo de 15 afios, Incluyendo perfodo de gracla durante la imple- mentacién de la obra. 42) Gastos Locales-Préstamo en Eurodollar: Plazo de 10 afios, Incluyendo perfodo de gracia durante la imple- mentacién de la obra, ACUERDO SOBRE COOPERACION EN EL CAMPO DE LOS USOS PACIFICOS DE LA ENERGIA NUCLEAR ENTRE LA REPUBLICA DEL PERU Y LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL El Gobierno de la Repablica del Perd y el Goblerno de la Repdblica Fede- rativa del Brasil: Inspirados en la tradicional amistad de sus pueblos y en el deseo perma: nente de ampliar y definir las bases de la cooperacién que anima a sus Goblernos; Conscientes del derecho de todos los paises al desarrollo y utiliza. cién de la energfa nuclear con fines pacificos y, asimismo, al dominio de la tecnologia necesaria para ese fin; Teniendo presente que el desarrollo de la energia nuclear con fines Pacificos constituye un elemento fundamental para promover el desarrollo econémico y social de sus pueblos; zando a fin de incorporar do desarrollo econémico y Persuadidos que la coop ‘con fines pacificos podré co Convencidos de la necesidad de in nucleares. y propender al desarme control internacional; y, eniendo en cuenta los objetivos d las Armas Nucleares en America Letina, Han decidido celebrar el presente Acue ‘el Cam: po de los Usos Pacificos de ia Energia a ¥ ARTICULO | las Partes Contratantes cooperarén para de los usos pacificos de la energia nuclear de dades y prioridades de sus respectivos pro teniendd en cuenta’los compromisos internacio ARTICULO If 1. La cooperacién prevista se desarrollaré prine campos: a) reactores experimentales y de potencia, diseno, construccién, operacién y b) ciclo del combustible nuclear, en les etapad | finidas de mutuo interés; A c) produccién de radiotsétopos. y sus snliosolonenet ..d) proteccién radiosanitaria de los tral poblacién en “general, asi como aspectos de la pee eae e) proteccién fisica del material nuclear; y, vr mei Valdes A cre aonton cts y trols vn no pin de la energia nuclear que sean considerados de mutuo interés entre las Partes. a ha -2.:"La’ dooperacién indicada en el inciso 1 del presenta Arteulo a8 cena zaré principalmente a través de: 40) a) cesistencia reciproca para la formacién y capacitacién de personal Ueystede Hegeetieiry ‘salen. qmtticioys nteroenolon ice = 'b) otorgamiento de becas, ae estudio; , c) formacién de grupos mixtos de trabajo para Ia realizaci6n de estu. dios y proyectos de investigacién cientffica y deserrollo- teenolést- co; y, d)_ intercambio de informacién no clasificada relacionada con los. aspec: tes indicados anteriormente, a través de los sistemas establecidos. 3. El cuministro e intercambio de materiales y equipos necesarios para la cooperacién a que se refiere el inciso 1 del presente Articulo podrén cubrir principalmente Jas siguientes dreas: @) reactores; b) aplicaciones nucteares; c) materiales nucleares, y. 4) equipos necesarios para el desarrollo de la investigacién y_utilize- cidn de la energia nuclear. ARTICULO II _ paises para ejecutar la cooperacién prevista en el presente Acuerdo al Instituto Perueno de Energia Nuclear (IPEN). a la Comisién Nacional de Energia Nuclear de Brasil (CNEN) y a Empresas Nucleares Brasilefias S.A. _ (NUCLEBRAS), quienes celebrarén convenios en los que se estableceran "las condiciones y modalidades especificas de cooperacién,’ puidiendo crear entidedes que tengan por objeto la conduccién técnica y econémica de fos’ Programas y proyectos acordados, y promover en caso necesario la particl- pacién de personas juridicas de derecho privado. ARTICULO IV Las Partes podrén utilizar libremente toda la informacién Intercambie da en viriud de! presente Acuerdo, excepto en aquellos casos en que |a “Parte que suministré la informacién haya establecido restricciories 7 | servas respecto de su uso o difusién. Si la informacién intercambiada estu. " viera protegida por patentes registradas en cualquiera de las .Partes, los términos y condiciones para su uso y difusin quedarén suletos ta foaite “ ci6n apliceble. ARTICULO V Cuelquicr material 0 equipo suministrado por una de las Partes a la otra, 0 cualquier materiel derivado del uso de los anteriores o utillzado "en un equipo suministrado en virtud de este Acuerdo, s6lo podré ser utili- -zado para fines pacificos aplicéndose los procedimientos de salvaguardias correspondientes del Organismo Internacional de Energfa Atémica (OEIA). aay sel ARTICULO VI Les Partes se comprometen a cooperar mutuamente en el desarrollo de aquellos proyectos conjuntos que lleven a cabo el IPEN, la CNEN y NUCLEBRAS dentro del marco de este Acuerdo, facilitando en todo lo posi- ble Ia cooperacién que en dichos proyectos puedan proporcionar otras ins- fituctones y organtsmos pdblicos 0 privados de los respeotivos palses. ARTICULO Vil tas Partes podrén consultarse con respecto a sittaciones de interés comin que se susciten en el Ambito internacional, en relacién con !a apll- cacién de la energia nuclear con fines pacificos, @ efecto de coordinar sua posiciones cuando ello sea necesario. AATICULO Vill Lae diferencias de opinién que pudieren surgit con respecto a la apll- eacién e interpretacién del presente Acuerdo, serén resueltos por las Par- tes a través de los canales diplométicos correspondientes. ARTICULO IX El presente Acuerdo sustituiré, en la fecha de su entrada en vigor, al ‘Acuerdo sobre Cooperacién en el Campo de los Usos Pacificos de la Ener- gla Atémica entre la Republica del Peri y la Republica Federativa del Bra- suscrito en Lima el treinta de noviembre de mil noveclentos sesenta y sels. ARTICULO X El presente Acuerdo entraré en vigor en la fecha del Canje de los Ine- trumentos de Ratificaci6n, a realizarse en Brasilia. Tendré una vigencia ini- clal de diez afios, renovable técitamente por perfodos de dos afios, salvo que una de {as Partes Contratantes comunique a Ja otra, por lo menos seis meses antes de la explracién de cualquier perfodo, su decisién de no renoverlo. Hecho en Lima a los veintiséis dias del mes de Junio de mil novecien- tos ochenta y uno ,en dos ejemplares orlginales, en tos idiomas espafiol y portugués, siendo ambos textos igualmente auténticos. POR EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA DEL PERU POR EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL ines OA PROTOCOLO COMPLEMENTARIO AL ACUERDO BASICO DE COOPERACION CIENTIFICA Y TECNICA ENTRE EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA DEL PERU Y EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL SOBRE COOPERACION EN EL GAMPO DE LAS TELECOMUNICACIONES El Gobierno de la Republica del Perd y el Gobierno de la Republica Federativa del Brasil, Considerando que se mantienen los motivos que llevaran a la celebra- clén del Acuerdo de Cooperacién Cientifica y Técnica entre los dos paises, de conformidad con los principios enunciados en el Articulo referi- do Acuerdo, concluido el ocho de octubre de mil novecientos cinco, Acuerdan lo siguiente. ARTICULO | Los dos Gobliernos convienen en establecer un mecanismo de coopere- elén cn el campo de las telecomunicaciones. TICULO II EI Gobierno de la Republica del Perd designa como autoridad responsa- ble de ta ojecucién del presente Protocolo al Ministerio de Transportes y Comunicaciones, y el Gobierno de la Reptiblica Federativa del Brasil al Ml nisterio de Comunicaciones. ARTICULO II La cooperacién menclonada en el Articulo | se desarrollaré en todas las éreas de competencia de las autoridades mencionadas en el Articulo Il, mediante intercambio de experiencias y/o prestacién de servicios técnieos. ARTICULO IV 1. El Ministerio de Transportes y Comunicaciones del Perd y el Ministe- tlo de Comunicaciones de! Brasil, para prestar la cooperacién prevista en el presente Protocolo, podrén confiar los trebajos a sus respectivas empresas, institutos o a terceros que demuestren confiabilidad finan- ciera y técnica. 2. Las entidades a las cuales sea confiada la ejecucién de trabajos sumt. nistrarén el personal calificado y necesario para la realizacién de los programas especificos. 3. Los organismos que reciban la cooperaci6n que se prevé en este Pro tocol proporcionarén el personal de contraparte calificado necesarlo pa- ra el cumplimiento de los programas especificos. 1 oie ARTICULO. V EI Intercambio de experiencias previsto en el Artioulo Ill podré asumir cualquiera de las modalidades siguientes: a) Envio de misiones técnicas de especialistas; b) Reslizacién de cursos de capacitacién y estudios de espoclalizacion; c) Desarrollo industrial y tecnolégico y estudios de especializacién: y, d) Suministro de documentacién técnica. Los servicios técnicos previstos en el Articulo Il podrén cubrir las siguientes reas: a) Investigacién de mercado y demanda telefénica; b) Telefonia rural; ¢) planeamiento y control, planeamianto técnico y planeamiento opera. cionel; d) Asesorfa para la revisién periédica de los planes basicos; e) Planeemiento y asesoria para la ampliacién y modernizacién de las redes locales interurbanes; f) Asesorfa para la reglamentacién del servicio de radiodifusion, desa- rrollo e instalacién de retrasmisores de TV y sistemas repetidores; g) Capacitacién y espectalizacién del personal; y, h)- Supervision de la planificacién y seguimiento de los trabajos de te- lecomunicaciones. Estas relaciones podrén ser ampliadas o reducidas a criterio de las. Partes, mediante el intercambio de correspondencia entre ambos Ml- nisterios. ARTICULO VI El Ministerio de Transportes y Comunicaciones del Peril y el Ministerio de Comunicaciones del Brasil establecerén un programa de trabajo que definiré las modalidades y las éreas especificas de cooperacién referidas en el Articulo V. «Este: programa deberé especificar el numero de misionss y los perio. dos de entrenamiento, asi como los medios necesarios para su réaliza- cién. Deberé también indicar los campos para los cusles serén requeri- ya dos por la Administracién correspondiente y los medios técnicos pre: vistos en el Articulo Il. | 3. Este programa deberd ser revisado anualmente mediante el inteccambio _de correspondencia entre ambos Ministerios. ARTICULO VII Los gastos que demande el intercamblo de experiencies previsto en el “numeral 1 dol Articulo V, serén divididos entre las Administraciones perua- ‘na y brasilefia, de !a siguiente menera: 1. Correrén por ctenta de la Administracién que otorga la’ aststencla Ide siguientes gestos: 2) Para “stago” de especializacién de funcionarios: — Preparacién de cursos y/o “stages” especificos; — Materisles y equipcs especializados que serdn utilizados duran- te los “stages”; — Selarios y beneficios sociales del personal docente ospecializa- do y de apoyo administrativo responsable de! planeamiento. y ejecucién de los “stages”; — Gastos de movilidad interna; y, — Seguros de asistencia médica, tratamientos hospitalarios que sean necesarios en caso de accidente o de enfermedad que resulten del ejercicio normal de sus actividades 0 como consecuencia del medio ambicnte. b) Para la Misién de Especialistas: — Pago de salarios y beneficios sociales que posee en. su pels de origen; — Gastos de viaje, ida y vuelta, entre el Pert y Brasil o vicever- 8a; — Viéticos, de ecuerdo con lo establecido por el Ministerio de su pats. Correrén por cuenta de la Administracién que recibe la asistencia fos siguientes gastos: a) Para la Misién de Especialistas: — Gastos de movilidad interna referidos al presente Protocolo; —— Proveer materiales a instalaciones neceserios para la realiza. cin del Programa; y, — Seguros de asistencia médica, tratamicntos hospitalarios sean necesarics en caso de accidenie o de enformede que ro ign! sulten del ejerciclo normal de stis actividades 0 como conse- cuencla del medio ambiente. i b) Para los “‘stagas” de especializacién de funclonarios: — Gastos de viaje, ida y welta, entre el Peri y Brasil o vicever- $8; Y, _ Vidticos de acuerdo a lo establecido por el Ministerio de eu pals. ARTICULO VIII 1. bos servicios técnicos mencionados en el numeral 2 del Articulo V deberén ser objeto de contratos especifices. 2. Dichos contratos deberdn definir, entre otras, jas condiclones de liqul- daci6n de gastos derivados de la ejecucién de los servicios. ARTICULO IX Las entidades que reciben la asistencia de especialistas asumirén la responssbilidad civil, excepto en casos ilfcitos, y en casos que resulten de précticas no realizadas dentro del ejercicio de sus funciones, la cual se r4 asumida por los propios especialistas. ARTICULO X Las Partes se comprometen a no proporcionar a terceros, sin mutuo acuerdo, los documentos que les sean enviados como consecuencla de la ejecucién del presente Protocolo. ARTICULO XI 1 Siempre que se necesite contrater la prestaclén de servicios y/o dis- poner del suministro de bienes, para la reestructuracién o ampliacton de sus sistemas de telecomunicaciones, los Ministerios respectivos y gus empresas vinculadas lo comunicaran @ la Embajada correspondiente con la debida antelacién. 2. La participacién de firmzs peruanas o brasilefias en las actividades descritas en el presente Articulo serén coordinadas por los Ministerios respectivos de cada pafs, que daran el aval gubernamental a las negocia- clones y a su desarrollo técnico operacional. ARTICULO XII 4. En el caso de que las Partes se vean impedidas, por motivos de fuerza mayor, a cumplir les obligaciones derivadas del presente Protocolo, la eplicacién del mismo sera suspendida por el plazo que fuere necesario. 2, La decisién de solicitar la suspension de Ja aplicacién del presente oR Protocolo seré comunicada Por la via diplomatica, con una anticipacion minima de sesenta dias a la fecha en que la suspensién se hard efectiva, AATICULO XIII El presente Protocolo entraré en vigor en la fecha de su firma y tens _ or6 una vigencia inicial de dos afos, slendo renovado, técitamente, por pes Flodos iguales y sucesivos hasta que cualquiera de lag Partes decida denon, _ clarlo. En ese caso, la denuncia surtiré efectos sesenta dias después de _ fecibida la notificacién por la via diplomética, Hecho en Lima a los veintiséis dias del mes de junio de mil noveclen. __ fos ochenta y uno, en dos ejemplares originales, en los Idiomas espafiol y _ Portugués, siendo ambos textos igualmente auténticos, POR EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA DEL PERU JAVIER ARIAS STELLA POR EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL RAMIRO SARAIVA GUERREIRO _ ACUERDO GENERAL DE COOPERACION ENTRE LA EMPRESA SIDERURGICA ‘DEL PERU (SIDERPERU) Y SIDERURGIA BRASILEIRA S.A. (SIDERBRAS) LA EMPRESA SIDERURGICA DEL PERU (SIDERPERU), Empresa Estatal ‘eorrespondiente al Sector Industria, Turismo Integracién, con sede en la _ Siudad de Lima, representada Por su Presidente del Directorio, Ingeniero Alfredo Acufia Roeder, por una parte, y A SIDERURGIA BRASILEIRA S.A. (SIDERBRAS), sociedad anénima do eco- “fomla mixta, dependiente del Ministerio do la Industria y del Comercio, fon sede en Brasilia, reprosentada por su Presidente, Ingeniero Henrique rendao Cavalcanti, por otra parte, CONSIDERANDO que tlenen intereses convergentes en la ejecucién de | Actividades de verias naturelezas, relacionadas con la industria siderirgica; _ mercial entre empresas controladas Por las Partes, los cuales se han reve: “lado de mucha utilided, por lo que es de interés comin deserrollarlos y _ Perfeccionarlos; CONSIDERANDO que [a cooperecion que las Partes desean fomentar contribuiré al fortalecimiento de Tes buenss’ relaciones: entre el Per ¥ Brosi!- i AGUERDAN, por este instrumento le sigulentss, ARTICULO I & Ghisouth Las Partes manifiestan su firme intencién de-prestarse, una la otra, cooperacién técnica en les Aréas siderdrgica ¥ afings, en los términos oo PT arraguerda General ¥ do los contratos eepepgas FI) PTI" tel efecto, 20 llegaran a celebrer. aimee! ye a Le referida cooperacién podré ebarcar, ademas de, otros campos, Inter- cambio’ de informacién técnica, cientifica, financiers y econdimica; el ‘entrenamiento de personal, proyectos de ingenieria, ditecclén de obras, comerolalizectén'e intercambio de productos, prestacién de servicios @ investigacién conjunta de problemas comunes en ‘sus respectivos pat ses, 0.en terceros paises. ARTICULO II La cooperacién prevista en el Articulo | podré abercer otras modalida que ambas Partes acuerden. ARTICULO II} i Cada activided que las Partes resuelvan promover al amparo de este ‘Acuerdo sera regularizada en un contrato espeeffico, que estipulard el} respective cbjeto, costo, forma de pago, plazo de ejecucién y demas con: diciones. Los contratos especitices a que se hace referencia en el numeral ante- tlor podrdn establecerse entre las Partes o entre cualquiera de ellas y las empresas controladas por la otra, con eprobacién de ésta. Las empresas controladas a que se refiere ll presente Acuerdo 30° jas que consten en 1a sigulente lista, la cual pedré’#er ‘ampliada por co- vn aguordo de las Parles, on cualquier momento, para Incluir emPro* gas controladas. mt a) Por fa Empresa Siderirgice del Perd: —. Complejo Sidertirgico de Chimbote- b) Por la Siderurgia Brasileira S.A.: “(Roos Minas Gerais S.A. - ACOMINAS. — Acos Minas Gerais S.A. 1 ACOMINAS. ‘ _— Companhia Brasileira de Projetos Industrials ~ COBRAPI. = Companhia Ferro e Aco de Vitoria - COFAVI. = Bh —- Companhia Siderdrgica de Mogi das Cruzes - COSIM. — Companhia Siderdrgica Nacional - CSN. — Companhia Siderirgica Paulista - COSIPA. — Usina Siderirgica de Bahia S.A. - USIBA. — Usinas Siderirgicas de Minas Gerals $A. - USIMINAS. — Cualquier otra sociedad de objeto siderdrgico o afin, que la Par- te 0 su sociedad intogre. ARTICULO IV Independientemente de la celebrecién de cualquier contrato especffico, ambas partes constituyen un Comité Mixto, de caracter permanente, con representacion por partes igueles. Compete al Comité Mixto: a) aprobar su reglamento interno; b)) recomendar a las Partes los proyectos de sooperacién que juzgue podrian ser relacionados; y c) controlar la ejecucién de los proyectos referides. Las reuniones del Comité Mixto se realizaran por lo menos una voz por afio, alternadamente en el Pert y en Brasil, salvo que, ambas Partes acuerden otra cosa, El Comité Mixto podré crear subcomités o grupos de trabajo, cuando asi lo estime conveniente. ARTICULO V Las informaciones de cualquier naturaleza que una Parte dé a la otra, © las intercambiades entre empresas controladas de ambas al amparo de algtin contrato especifico, no podran ser divulgadas ni comunicadas a terceros, sin la eutorizacién de la Parte que lac presta. Cualquiera de las Partes podré user de esas informaciones dentro ‘do las respectivas empresas controladas. Las. informaciones cuyo intercambio se prevé en este Acuerdo no abar- can los conocimienios técnicos protegides por derechos do propiedad Industrial 0 convenios de confidencialidad o secreto con terceros, ARTICULO VI Este Acuerdo tendré una vigencia de tres afios, plazo que seré auto méticamente prorrogable por igueles periodos siempre y cuando ninguna de las Partes notifique a la otra, con una anticipacién de tres meses al vencimiento dol término, que no desea esa prdrroga, a ga oe 2. El término de este Acuerdo General, en el caso previsto en la parte final del numeral anterior, no afectaré el cumplimiento de los contra- tos especificos que estuvieren en proceso de ejecucién én ese momento. Hecho en Lima a los veintiséis dias del mes de junio de mil novecien- tos ochenta y uno, en dos ejemplares originales, en los idiomas espafiol Y portugués, siendo ambos textos igualmente auténticos. (Firmas) PROTOCOLO COMPLEMENTARIO AL ACUERDO BASICO DE COOPERACION CIENTIFICA Y TECNICA ENTRE EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA DEL PERU YY EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL EN EL CAMPO DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA El Gobierno de la Republica del Perd y el Goblerno de ta Repdblica Foderativa del Brasil; Reconeciendo Ia importancla de la cooperacién entre ambos paises en el campo de la clencia y de Ia tecnologia; Deseosos de intensificar esta cooperacién y de coordinar el intercambio entre los dos paises en el cltado campo; y, De conformidad con lo dispuesto en el Artfculo Ill del Acuerdo Bésico de Cooperacién Cientifica y Técnica entre el Gobierno de la Repdblica de! Perd y el Gobierno de la Republica Federativa del Brasil, firmado el ocho de octubre de mil novecientos setenta y cinco. Acuerdan Io siguiente: ARTICULO | Las Portes convienen en crear una Subcomisién de Clencla y Tecnologia, en el émbito de la Comisién de Coordinacién Peruano-Brasilefia, Instituida por el Tratado de Amistad y Cooperacién entre la Republica del Perd y la Repiblica Federativa del Brasil, de dieciséis de octubre de mil novecientos ‘ochenta y uno. ARTICULO II El Gobierno peruano designa como entidad responsable de Ia ejecu- ¢lén del presente Protocolo al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia; y ge el Goblerno de la Repdblica Federativa del Brasil designa, con la misma _finalidad al Consejo Nacional de Desarrollo Cientifico y Tecnolégico. ARTICULO III EI Consejo Nacional de Clencia y Tecnologia y el Consejo Nactonal do Desarrollo Cientifico y Tecnolégico se comprometen a desarrollar y ampliar su colaboracién en el campo de la investigacién clentifica y tecnolégica, en el dmbito de sus respectives atribuciones, a través de proyectos defini- dos en comin, que integraran los programas de cooperacion en ciencia y tecnologia aprobados por los respectivos Gobiernos. ARTICULO IV El Consejo Nacional de Clencia y Tecnologia y el Consejo Nacional de Desarrollo Cientifico y Tecnolégico cooperarén mutuamente mediante la utl- Maci6n, entre otros, de los siguientes mecanismos: f politicas clentifica y tecnolégica; 8) realizeci6n de consultas sobre temas relacionados con las respectivas b) Intercamblo de Informacion y de documentacién cientifica y tecnol6- i gica; _¢) realizacién de conferencias, cursos, seminarios y simposios: _ 4) Intercambio de investigadores, cientificos, técnicos y profesores (en adelante denominados especialisias); y, ¢) realizacién de proyectos conjuntos de investlgacién y desarrollo, ARTICULO V 3 fines del presente Protocolo el Consejo Nacional de Clencla ‘a y @ Consejo Nacional do Desarrollo Cientifico y Tecnolégico concucrcen en: 8) establecer proyectos de cooperacién conjunta a través de reuniones de delegaciones de los dos Consejos 0 por intercambio de corresponden- cia. Estos proyectos deberén, en principio, ser complementados © re- visados una vez por afio y serén fiJados en ellos las 4reas de interés para el desarrollo de las acciones conjuntas; y, b) que dichos proyectos y revisiones serén presentados a la Subcomisién de Ciencia y Tecnologfa creada en el presente Protocolo. ARTIGULO VI ‘Cada Instituci6n haré las gestiones necesarias para la obtencién de los recursos financieros que garantice la ejecucién de las actividades aprobadas. ge AATICULO Vit Los especialistes visitantes de la entidad remitente deberén someter sus nombres y curricula a la eprobacién previa de la entidad receptora. ARTICULO VIL 4. Los organtsmos responsables de la ejecucién del presente Protocolo cubrirén los gastos de transporte internacional de ida y regreso de sus especialistas, inclusive de los desplazamientos internos que’ fueren con- siderados necesarios para la ejecucién de sus misiones, siendo de com- petencia de la institucién receptora el pago de los vidticos correspon- dientes al perfodo de permanencia en su pats, de los especialistas vi- sitantes. 2. La Instituoién receptora podré excepclonalmente sufragar los gastos. ro- lativos a los traslados interncs, siempre que sean considerados de Inte- rés para la ejecucién de los proyectos. 3. El valor de los vidticos (diarios) para los especialistas visitantes sera definido y revisedo anualmente por cl Consejo Nacional de Ciencia y Tecnolegia y el Consejo Nacional de Desarrollo Clentifico y Tecnoldgico, mediante intercambio de correspondencia. ARTICULO IX Se aplicarén a {ns expecialistas de cada una de las instituciones, desig- nadas para ejorcer sus funciones en el territorio de la otra Parte, las nor- mas vigentes en el pats receptor sobre los privilegios © exenciones del personal de la Orgentzacién de las Naciones Unidas. ARTICULO X El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia y el Consejo Nacional de Desarrollo Clentifico y Tecnolégico asegurarén a los especialistas visitantes, ‘en le forma que consideren més conveniente, asistencia médica adecuada ‘en casos de urgencia. Los gastos que devengan de invalidez permanente o muerte ecoidental, que puedan ocurrir durante las visitas previstas en los programas y proyectos aprobados, quedarén a cargo de la instituclén re- mitente. fet ARTICULO XI Los especialistas visitantes no podrén dedicarse, en el territorio del pals receptor, a actividades ajenas a sus funciones, ni ejercer otras activi- dades remuneradas, sin Ja autorizacién previa de los respectivos Ministerios de Relaciones Exteriores. a4t— AATIGULO XII Se aplicaran a la Importacién de equipos y materiales necesarios para la implementacién del presente Protocolo las normas previstas en el Articu- lo X del Acuerdo Basico de Cooperacion Cientifica y Técnica. ARTICULO XIII Los asuntes relacionedes con patentes, derechos de autor y correlati vos, ademas de los derechos de proteccién y utilizacién de los resul- tados alcanzados durente la ejecucidn del presente Protocolo, serén re- gulados segiin las disposiciones de los convenios internacionales sobre ‘fa materia, de los cuales sean partes ambos paises, y por la legislacién local, sin perjuicio de! aprovechamiento que, para los fines de investiga- ci6n, puedan hacer tas escueles, universidades y otras Instituciones de | “Investigacién sin fines de lucro. 2. En caso de no existir derechos a ser protegidos, conforme a lo dis puesto en el parrafo anterior, los resultados cientificos derivados del pre- sente Protocolo deberdn ser publicados. ARTICULO XIV ~ Las entidades ejecutores del presente Protocolo presentarén.a los ros- pectivos Gobiernos un informe anual conjunto de sus actividades, por inter- medio de sus Ministerios de Relaciones Exteriores. ARTIGULO XV ; El presente Protocolo podré ser modificado por Canje de Notas diplo- -maticas, mediante entendimiento entre las Partes, entrando la modificacién en vigencia en la fecha de recepcién de la Nota de respuesta. ARTICULO XVI El presente Protocolo entraré en vigencia en la fecha de su firma. ARTICULO XVII 1. El presente Protocolo tendré duracién de cinco efios y seré automética- mente renovado por iguales periodos, a menos que una de las Partes comunlque a la otra, por la via diplomatica, y con anticipacién minima de seis meses, su decisién de denunciarlo. 2. En caso de denuncia del presente Protocolo, se aplicardn las .disposicio- nes del Articulo XIII del Acuerdo Basico de Cooperacién Cientffica y ‘Técnica. Hecho en Lima a ios veintiséis dias del mes de junio de mil novecien- 2 ae tos ochenta y uno, en dos ejemplares originales, en los Idiomas espafiol y portugués, siendo ambos textos igualmente auténticos. (Firmas) ACUERDO DE INTERCONEXION VIAL ENTRE EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA DEL PERU Y EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL El Goblerno de la Repiblica del Pera y el Gobierno de la Republica Federativa del Brasil; Considerando los objetivos de integracién vial y de fecilidad de trans- portes contenidos en el Convenio sobre Transporte Internacional Terrestro, Coneluldo en Mar del Plata ol once de noviembre de mil novecientos setenta y siete; Considerando los propésitos de estrecha cooperacién y entendimiento que animan a los Paises ‘Amazénicos, consagrados en el Tratado de Coope- racién Amaz6nica suscrito en Brasilia el tres de julio de mil novecientos se- tenta y ocho; Conscientes de que la vinculaci6n entre sus respectivos territorlos re dundaré en beneficio de su desarrollo econémico y soclel y principalmente del intercamblo comercial y del transporte normal y fluido en ambas direc clones; Animados por la tradicién de paz. concordia y amistad que tradicional- mente ha caracterizado las relaciones entre los dos paises; Deseosos de fortalecer la integracl6n continental, la cual orienta ta vinculacién entre los Paises Miembros de la Asociacién Latinoamericana de Integraci6n (ALADI); v, Considerando de manera especial lo dispuesto en los Articulos Il! y VI del Tratado de Amistad y Cooperacién, suscrito ontre los dos pases en Brasilia el dieciséie de octubre de mil novecientos setenta y nueve, que entra en vigencla en la fecha: ACUERDAN Io siguiente: ARTICULO 1 Las Partes Contratantes deciden establecer una Interconexién entre los a mas viales de los dos paises, y para tal efecto determinan que el pun- 0 prioritario de dicha interconoxidn se sitie entre las localidades de Mapari, territorio peruano, y de Assis Brasil, en territorio brasilefio. ARTICULO II Las Partes Contratantes convienen en conceder prioridad a la interco- x16 por el punto de frontera indicado en el Articulo |, con fundamento en Estado de desarrollo de las vias de transporte de ambos paises, especial nte de las comprendidas en la Red fundamentos de Transporte del Cono ARTICULO II __ Las Partes Contratantes promoverén el cambio de informaciones sobre Ia evolucién de sus respectivos programas viales de interés para la concrecién de la interconexién, y al mismo tiempo daran el apoyo neceserio a la coope- On técnica bilateral para la consecuente habilitacién de las carreteras fonales entre los territorios de Perd y Brasil, y en especial de sus itales. ARTICULO IV Para lograr los objetivos del presente Acuerdo, y tenlendo en cuenta lo puesto en los Articulos III y VI del Tratado de Amistad y Cooperacién, @ dieciséis de octubre de mil novecientos setenta y nueve, las Partes Con: fatantes promoverdn reuniones periddicas de técnicos en transportes de los ‘Gos paises a fin de posibilitar la mejor marcha y coordinacion de medidas, interés comin y, asimismo, permitir la recoleccién de informaciones ne- Gesarias para la definicién de nuevos puntos de interconexiones futuras. ARTICULO V Teniendo en cuenta que el enlace internacional terrestre entre el Perd y Brasil tiene como objetivo la més estrecha cooperacién fisica de los pal- latinoamoricanos y, al mismo tempo, facilita el transporte multilateral, Partes Contratantes, dentro de un espiritu de cooperacién, buscarén sarrollar esfuerzos ante organismos internacionales con el objeto de obte- el apoyo y financiacién para las obras necesarias que permitan concre- ar la interconexién vial y su habilitaci6n ai trénsito internacional. ARTICULO Vi _ Cada una de les Partes Contratantes notificaré a la otra de la conclu. n do las respectivas formalidades necesarias para la aprobacién del pre- mte Acuerdo, e! cual tendré vigencia a partir de la fecha de la ditima de esas notificaciones, Hecho en la ciudad de Lima, en dos ejemplares originales, en Idiomas tae espaol y, portugués, igualmente vaildos, a tos yointiséls dias del mes de junio de mil noyecientos ochenta y uno. (Firmas) PROTOCOLO COMPLEMENTARIO AL ACUERDO DE INTERCAMBIO CULTURAL ENTRE LA REPUBLICA DEL PERU Y LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL 2 EN EL CAMPO DE LA COOPERACION UNIVERSITARIA “El Goblemo de la Republica de! Pert y el Goblerno dela Repiblica Fe- Jetativa del Brasil; ‘ | ‘Animades del deseo de estrochar las relactones entre Universidades pet ruanas y brasilefas a través de !a ejecucién de proyectos de interés re- ciproco; De conformidad con lo dispuesto en el Articulo Il del Acuerdo de Inter- ‘cambio Cultural. firmado entre los dos paises el eatorce de Julio de mil no- _veclentos setenta y tres: ys En ecnectdancla con los principlos enunciados en.el Tratado de Goope sracién Amazénica, suscrito on Brasilia el tres de julio de mil novecientos setenta y och Acuerden lo siguiente: ARTICULO | Las Partes Contratantes convionen en establecer programas de coope- racién entre Universidades peruanas y brasilefias, con miras a lograr objetl- toe comunes de desarrollo cultural y de investigacion eientifica en la regién amez6nica. ARTICULO II Para Jos fines del presente Protocolo, el Goblerno peruano designa, co mo entidades ejecutoras, a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos Universidad Nacional de Ingenierfa, Universidad Necional Agraria “La Moli na”, Universidad Nacional Agraria de la Selva (Tingo Marta), Universidad Ne “tonal de la Amazonia Peruana (Iquitos) y a la Pontificia Universidad Catéllc: Gel Pera: y el Gobierno brasilefio designe, con la misma finalidad, a la Un __versidad Federal del Acre. ee ARTICULO II cooperacién referida en el Articulo | ser desarrolleda, especialmente, los siguientes campos: realizacién conjunta 0 coordinada de estudios e Investigaciones en areas de interés comtn; tercambio de conocimientos cientificos, por medio de canje de infor- mactones, publicaciones y de otras formas que faciliten la divulgacion cultural, cientifica y tecnolégica; | intercamblo de profesores para ta oncefianze universiteria en todos sus niveles; | realizacion de cursos especiales y desarrollo de ectividades Integradas de ensefiznza e investigaci6n, proyeccién social y prestacién de bienos _y servicios; y, Intercambio ce estudiantes con fa finalidad de complementar estudios 9 para entrenamiento en dreas especifices. ¥ ARTICULO IV |. Las entidades ejecutoras referidas en cl Articulo I! podran concluir _/ convenios especificos destinados a desarroller programas y proyectos | mutuamente acordados. i b. 4 | En los roferidas convenios so establecerén los limites de responsabili. “dad de cada unidad ejecutora, las formas de realizacién y la divisi6n - de los gestos que puedan derivar de su ejecucién. ARTICULO V ‘Las entidades ejecutoras del presente Protccole someterén Informed: les conjuntes de sus actividades a los Minicsterios de Relaciones Exte- s de ambos paises, por intermedio de ta Comision de Coordinacién ARTICULO Vi “sola cooperacién mencionada en el Articulo | seré desarroliada dentro las disponibilidades y posibilidades en términos de recursos humanos, lales y financieros de las entidades ejecutoras referidas en el Articu- ARTICULO VII "© Las entidades ejecutoras podrén, mediante mutuo entendimiento, invi- tar a otras instituciones de ensefianza superior y/o de investigacién a par- ‘ticipar en !os programas acordados. eas A aes ARTICULO Vill El presente Protocolo, que entra en vigencla on la fecha de su firma, tendré la misma duracién de! Acuerdo de Intercamblo Cultural, del cual es complementario. Hecho en Lima, a los veintiséis dias del mes de junio de mil nove- clentos ochenta y uno, en dos ejemplares originales, en loe Idiomas espa- fiol y portugués, seindo ambos igualmente auténticos. (Firmas) PROTOCOLO COMPLEMENTARIO AL ACUERDO BASICO DE COOPERACION CIENTIFICA Y TECNICA ENTRE EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA DEL PERU Y EL GOBIERNO DE LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL EN EL ‘CAMPO DE LA METEOROLOGIA El Goblerno de la Republica del Pert y e! Gobierno de fa Repdblica Fe- derativa del Brasil; Considerando que es necesario conocer los orfgenes de la precipitacién en la Cuenca Amaz6nica y, de esta forma, determinar los diversos sistemas de flujos de las masas de aire himedo en Ia region como madio para defi: nir el comportamiento de este elemento atmosférico; De conformidad con lo dispuesto en el Articulo Ill del Acuerdo BAsico de Cooperacién Cientifica y Técnica, firmado el ocho de octubre de mil no- veclentos setenta y cinco; Acuerdan lo siguiente: ARTICULO 1 Las Partes Contratantes convienen en realizar estudios conjuntos para la Identificaci6n de las posibles fuentes de vapor atmosférico precipitado y para la obtencién de datos para e! balance isotépico de la reglén amazénica. ARTICULO Il EI Gobierno peruano designa, como entidad ejecutora del presente Pro- tocolo, al Servicio Nacional de Meteorologia e Hidrologfa (SENAMHI), con la colaboracién de! Instituto Peruano de Energia Nuclear (IPEN); y el Gobierno brasilefio designa, con la misma finalidad, al Centro de Energia Nuclear en fa eer cultura (CENA), con la colaboracién de la Universidad Federal de Rio de iro y del, Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonfa (INPA). ARTICULO III En el marco del presente Protocolo, el Centro de Energla Nuclear en Ie Agricultura tendré a su cargo: 8) asesorar en la seleccién de las estaciones peruanas; b) proveer el material para el almacenamiento y transporte de las muestras; ¢) analizer las muestras de agua de precipitacion; y, d) conduelr ta interpretacién de los datos obtenidos. De Ia misma manera, el CENA sufrogaré los gastos relatives : a) materiales para la toma, almacenamiento y transporte de muestras: b) viajes y alojamiento de personal de intercamblo; ©) transporte internacional de as muestras y de sus ani 4) Impresién del informe final. ARTICULO IV EI Servicio Nacional de Meteorologia e Hidrologfa tendré a su cargo: 8) asesorer en la seleccién de diez estaciones peruanas actualmente en operacién; b)_medir y almacenar el agua precipitada en las referidas estaciones; ce] remitir al Brasil, cada dos meses, la precipitacién colectada; d) poner a disposicién del Grupo de Trabajo la Informacién elimatolé- gica de las estaciones selecclonadas; ©) colaborar en los andlisis de las muestras de agua de precipitacién; y, f) colaborar en la interpretaci6n de los datos obtenidos, De la misma manera el SENAMHI sufragard los gastos relativos a: 8) operacién de las estaciones peruanas selecclonadas; b) reproduceién y envio de los datos climatolégicos; y, c) transporte de muestras de las estaciones hasta Lima. apie quiera y/o proporcione. Una vez finalizado el presente Protocolo, los mis: mos podran ser donados a una de las entidades, medianto previo acuerdo de lag Partes. ARTICULO V Los bienes de capitel adquiridos y/o proporcionados. por las entidades ejecutoras referidas on el Articulo Il pertenecen a fa entidad que los ad- ARTICULO VI Los resultados de los esiudics realizados como consecuencia del pre- sente Protocolo constituirén propiecad inteléctual de ambes Partes. ARTICULO VII El presente Protocolo entraré on vigencla en Ia fecha de su: firma, ten- dré una duracién dé tres afics y podré ser modificado 0 ampliado por mutuo acuerdo de las Partes Hecho en Lima a los veintiséls dias del mes de junto de mil novecien- tos ochenta y uno, en dos ejemplares originales, en los idiomas éspafiol y portugués, siendo ambos textos igualmente euténticos. (Firmas) CONVENIO ENTRE CENTRAIS FLETRICAS BRASILEIRAS S.A. Y EMPRESA ELECTRICIDAD DEL PERU Centrais Eletricas Brasileiras S.A. y Empresa Electricidad del Pert: Animados del deseo de fortalecer los tredicionales lazos de amistad que las unen y con el propésito de intensificar la cooperacién mutua en los campos de accién que les son comunes. Considerando, que el intercambio de informaciones, experiencias, estu dios y de personal vinculados con las actividades de empresas de Servicio Publico de Electricidad, asi como la transposicién y desarrollo de nuevas tecnologias, métodos de trabajo, estudios y la realizacién de proyectos de cooperacién técnica, constituyen ecciones de beneficio mutuo que contri- buirén al mejoramiento de sus respectivos servicios. De acuerdo con el Tratado de Amistad y Cooperacién celebrado entre el Peri y Brasil el 16 de Octubre de 1979, asi como con otros instrumen- tos bilaterales y multilaterales suscritos por ambos paises. ayo —: “Convienen celebrar el siguiente Convenio de Cooperacién: Conste por el presente documento el Convenio que celebran de una ‘parte Centrais Eletricas Brasileiras S.A. ELETROBRAS, en adelante deno- nada ELETROBRAS, Sociedad de economia mixta constituida de acuerdo la Ley N° 3890-A de 25 de Abril de 1961, con sede en la cludad de Brasilia DF., Brasil, y con Oficina Ceniral en la Ay. Presidente Vargas 642-100 piso, en la ciudad de Rio de Janeiro, R. J. Brasil, inscrito en of Gatastro General de Contribuyentes con el N? 00001180, representada por “gu Presidente Sr. José Costa Cavalcanti y por su Director Ing. Mauro ‘Moreira, y de otra parte Empresa Electricidad del Pert, ELEGTROPERU, en ‘adelante denominada ELECTROPERU, Empresa de! Estado, constituida do “acuerdo con el Decreto Legislative N° 41 de 04 de Marzo de 1981, con sede on Ia ciudad de Lima, domiciliada en Paseo de la Repdblica N° 144, ‘4to. Piso, en Ia cludad de Lima, con LT. N® 9868399 representada por su dente de Directorio Ing. Eduardo Caillaux Angulo con L.T, N° 9627055 y su Gerente General Ing. Ricardo Sanchez Sobero, con L.T. N? 0276448, los términos y condiciones siguientes: ARTICULO | OBJETIVO DEL CONVENIO El objetivo de este Convenio es el de continuar y ampliar mutuamente ‘Va colaboracién entre ambas empresas, en Ios campos de sus actividades. ARTICULO II ALCANCE DE LOS SERVICIOS. La colaboracién comprenderé la prestacién de consultorfa técnica en todos los sectores de la enorgia oléctrica, tales como producci6n, Ia trans- ‘misin y la distribucién, y también los estudios para la Investigacién, el planeamiento, Ja construccién y la operacién de instalaciones y fa admi- “nistracién en general. Las partes no se consideran obligadas a cooperar en las materlas cu." lertas por secretos comerciaios o industriales u otras materia que no ARTICULO Ill FORMA DE COLABORACION La colaboracién pocré asumir las siguientes formas que no son |iml- 3:1 Intercambio de informaciones verbales o dscritas y de documentes. 3.2 Visitas o viajes de estudio por técnicos especialistas de ambas par- “tes o stages de informacién. 3.3 3.4 3.5 3.6 44 4.2 43 4.4 AS 4B Envfo de técnicos o delegaciones de técnicos especialistas para mi- siones que puedan ser acordadas sea en el Brasil o en el Pert. Entrenamiento de personal en programas existentes o especiales. Estudios de problemas de organizacién y gestién, sobre los aspectos administrativos, comercial, financiero, econémico o en asuntos de for- macién y de administracién de personal. Estudios de problemas técnicos, de planeamienito y de operacion de nueves Instalaciones y servicios y para el mejoramiento de la util zacién de les instalaciones existentes. ARTICULO IV CONDICIONES DE APLICACION El envio de documentacién seré efectuado a través de simples soll- citudes de uno de los dos contratantes y sin cargo para los casos de Informaciones de rutina., En la hipétesis de que la preparacién de la documentacién solicitada acarree gastos, el respectivo envio seré efectuado solamente después de haber manifestado la parte solicitan- te su ecuerdo con el importe de aquellos gastos. Los gastos de viaje de estudio y de “stage” inclusive los de estadaa sern de responsabilidad de la parte solicitante. Todos los gastos relativos a las misiones de técnicos especialistas, Inclusive los de programas especiales de entrenamiento serén, en principio, de responsabilidad de la parte solicitante. El importe de los gastos con la participacién de los técnicos especialistas y/o con pro- gramas especiales, seré objeto de aprobacién previa por la parte In- ‘teresada. Los estudios mencionados en los items 3.5 y 3.6 del Articulo Ill, en cada caso y siempre que sea necesario, deberén ser solicitados y cos- teados por la parte interesada en la forma acordada mutuamente en los casos especificos. Para acelerar la permuta de informaciones, las partes se comunicarén entre si datos sobre el programa de colaboracién que cada una pre tende desarrollar. En el caso de programas de entrenamiento y de visitas, la parte so- ilcltante deberd der a la otra parte un aviso previo con anticipacién minima de 1 (un) mes antes de la fecha de Iniclacién de los progra- mes de entrenamiento o de visitas. Para flexibilizar y hacer en ciertos casos la colaboracién més direc- aa Hoe tae Inmediata, las partes podrén delegar a sus empresas subsidiarias © asociadas fa relacién de lo estipulado en el presente Convento. ARTICULO V CESION DE PERSONAL Cuando una de las partes contratantes lo solicite a la otra, Ia cesién de técnicos o especialistas podré ser hecha, en principio en las siguientes "condiciones, _ 5.1 Disponer de personel calificado entre los técnicos y especialistas per- tenecientes a los cuadros de la parte contratente y que reciba la so- licitud, 0 en los cuadros de alguna de sus empresas controledas o coligadas. 8.2 La cesién seré hecha por un perfodo determinado, en principio noma yor de dos afios (2), pudiendo ser prorrogada mediante acuerdos. 5.3 Los especialistas cedidos temporalmente serén considerados en ml- sién de interés para la empresa cedente. | 5.4 Durante el perioco de cesién, la empresa interesada efectuaré el go a los especialistas que haya eolicitedo, de una asignacién por pre: clén de servicios especiales que en cada caso seré acordada entre la empresa y les contratados. ARTICULO Vi REEMBOLSO DE GASTOS En los casos de elaboracién de estudios especiales fuera de las rutinas _ ya existentes en cualquiera de las empresas y que sean solicitados a la otra por una de las partes, en el célculo de! valor a ser reembolsado por la empresa interesada sera considerado apenas el costo directo del per- sonal Involucrado, y si fuera e! caso, el Gosto de utilizacién de equipos es | peciales. tales como computadora u otros. : i ARTICULO VII COORDINACION DEL CONVENIO. i ELETROBRAS y ELECTROPERU designarén respectivamente a un repre- _ Sentante y a un suplente por empresa, quienes para los efectos de elecucién _ de este convenio coordinarén las providencias necesarias para su implemen- _ tacion en sus empresas. h ARTICULO VIII VIGENCIA El presente Convenio entraré en vigor en la fecha de su suscripcién y tendré una duracién de 5 (cinco) afios, pudiendo ser prorrogada por con- sontimiento mutuo mediante entendimiento epistolar. ARTICULO IX RESCISION El presente Gonvenio podré ser rescindide en cualquier momento y por cualquiera de las partes, o por la ocurrencia de hechos que lo vuelvan ma- terial 0 formalmente impracticable deblendo la respectiva comunicaciéi expresa efeciuarse con una anticipacién de por lo menos 3 (tres) meses. Pardgrafo Unico.—Las cuestiones que se originen de este Convenio asi como los casos omitidos, serén resueltos de comin acuerdo entre e| Direc- torio de ELETROBRAS y e! Directorio de ELECTROPERU. Y por estar eof justas y convencionadas (en sefial de conformidad con lo que antecede) ELETROBRAS y ELECTROPERU por sus representantes, sus- criben este documento en dos (2) ejemplares en los idlomes portugués y espafiol, de igual tenor y forma para un solo efecto. Lima, de de 1981 Preparado por el Embajador Carlos Alzamora Traverso, Secretario Permanente del SELA EL SELA EN SU QUINTO ANIVERSARIO » - E117 de octubre de 1975 tiene un significado muy profundo para nues- tros pueblos. Sin excepcién alguna, todos los goblernos de los Estados so- beranos de la regién, en ese momento, pasaron por encima de cualquier di- ferencia y decidieron crear su propia organizacién regional para analizar con autonomia su problemética y coordinar con independencia la defensa de sus Intereses. Asi, con la firma del Convenio de Panamé, nacié ¢| Sistema Eco némico Latinoamericano, Por su concepcién, finalidad y objetivos el SELA no es sélo. una orga- nizaci6n internacional sino también un pacto regional, esteblecido sobre un consenso en torno a las metas y objetivos finales del proceso iniciado en 1975 sobre la premisa basica de que la integracién y la cooperacién regio. nales no son ni pueden ser para América Latina clemenics aislados en el proceso histérico de su desarrollo econémico y social, do su efirmacién co- Mo. conjunto de intereses propios y distintos, sino armas efectivas de it dependencia econ6mica e instrumentos trascendentes para la ¢réacion de una auténtica comunidad econémica latinoamericana. A esa tarea se proyecta el SELA, cumplido el primer lustro de ‘Su crea cién, estimulado por el creciente dinamismo y el reconocimiento regional e Internacional de su accién, fortalecido por el apoyo politico e imbuido de fe y aliento en el éxito final de la coman responsabilidad. Los gobiernos de los Estados Miembros, con motive de la celebraci6n de este Quinto Anlverserlo, enviaron a la Secretarfa Permanente del SELA significativos mensajes de reafirmacién de su voluntad para soguir mar- hando juntos. Estos mensejes fueron explicitos al reafirmar “la permanente voluntad de hacer cuanto sea posible para que América Latina ocupe el lugar que degitimamente fe corresponde en el seno de la comunidad Internacional, pa- a lo cual ese organismo aporta diariamente su inclaudicable esfuarzo", el reconocimiento del SELA como “genuino foro de la regién y de valiosa area de consulta, coordinacién y cooperacién econémica que realizar” y la Satisfaccién por fo que, en tan poco tiempo, alcanzé SELA en la consecu- sién de sus objetivos de cooperacién y cootdinacion regionales’ eee Los alentadores mensajes de los jefes de Estado y Canoilleres latino- americanos relteraron también “su fe en un Sistema que en cinco cortos pero brillantes afios, se ha constituido en nuestra vida de la capacidad de nuestra América Latina para atender a sus problemas econémicos por encl- ma de diferencias y egoismos”, renovaron sus votes porque “el organismo pueda continuer ejecutendo sus actividades en pro del desarrollo ragio- nal", y expresaron su reconocimiento por “el adecuado funcionamiento de ese organismo regional latinoamericano, que ha sabido cumplir con sus obje- tivos de estrechar la unidad latinoamericana e incrementar la presencia de la regién en la comunidad internacional”. ‘A Julclo de tan enaltecedoras expresiones, “el SELA ha contribuido = un conocimiento més preciso de las potencialidades de América Latina, de la urgencia de depender cada vez mas del esfuerzo propio, de controlar y desarrollar los recursos naturales de la regién y de impulsar la cooperacién entre los pafses que la integran” por lo que se hace merecedor a “un Inva- rlable apoyo politico, una activa participacién y un permanente comproml- 80 con los principios y propdsitos del Sistema” en “el deseo de dinamizar evn més su capacided de negoclacién conjunta y de promocién de posiclo- nes comunes de América Latina’. En otros mensajes, los Gobernantes Latinoamericanos afirman que “desde eu creacién el SELA ha jugado un papel cada vez més relevante en la defensa de los intereses de América Latina, y constituye un magnifico ejemplo de los resultados que estamos alcanzando en el camino de hacer realidad el pen- samiento de nuestros préceres y el ideal bolivariano de construir una Améri- a Latina unida en la defensa de su soberania” y expresan su reconocimien- to a las fructiferas actividades que ha venido desarrollando este importan- te foro regional la cooperacién horizontal y de promocién de posiciones co- munes para contribuir a reforzar la presencia de América Latina en la comu- nidad internacional y a la obtencién ds un nuevo orden econémico inter- nacional”. Las declaraciones conjuntas formuladas por diversos jefes de Estado La- tinoamericanos a lo largo del afio abundaron en esos mismos conceptos. La més reciente de ellas reiter6 que el Sistema es “el foro més adecuado y entativo de la regién" y “requiere de un continuo y reforzado apoyo politico" porque “los objetivos del SELA tienen plena vigencla y especial Importancia en la época actual”. Fortalecida por el respaldo reiterado en esos mensajes provenientes de regimenes de diverso tipo, que reflcjan el grado de undnime confianza en el SELA como organismo puesto exclusivamente al servicio del interés latinoamericano, seguiremos en nuestro propésito y trabajos para cumplir una etapa de més alias metas. Una etapa en la cual la toma de conclencla de su propio potencial y la movilizacién de sus mejores capacidades, perml- tan a la regi6n lograr el cambio cualitativo en las relaciones econémicas in ‘entre los Estados Miembros y entre éstos y el resto del mundo como se Propuso el Convento do Panamé. EI apoyo asf consagrado en el dmbito regional se complementa y re uerza con el reconccimiento internacional del carécter representativo del SELA y el prestigio de su accién en los foros internacionales que culminé Fecién con la admisién de la Secretaria Permanente como organismo gu- _ bernamenta! en la Asamblea General de Naciones Unidas en cardcter de “Observador Permanente. Poco antes, con ocasién de la Asamblea General raordinarla’ se habla invitado a la Secretaria Permanente a participar en ‘ella en la misma calidad de Observador. Lo propio habfa ocurrido, en julio, ) fa reunién del Consejo Econémico y Social (ECOSOC) de las Naciones Unidas, celebrada en Ginebra. Estos no son elementos meramente formales. Por primera vez América _ Latina —como regién— ocupa un sitlal en esos foros mundiales, en igual- _ dad de condiciones con otros importantes organismos como la Comunidad Econmica Europea, la Organizacién de la Unidad Africana (QUA), el Con- ‘sejo de Ayuda Mutua Econémica de los paises socialistas (CAME), la Liga de Estados Arabes, la Comunidad Briténica de Naciones (Commonwealth) y la "Liga Ielémica, Es ésta una nueva y muy importante tribuna para nuestra re- gin a través de su orgonismo auténticamente representativo. Quisiera destacar un hecho, dentro de este panorama de acciones in- _ ternacionales todas importantes. Se refiere a la misién de expertos en | pesqueria, del SELA, enviada a la sede de la Comunidad Econémica del Africa Occidental (CEAO), el més importante eequema de integracién de ese _ gontinente, con el objeto de Proporcionar asistencia técnica a los paises gue conforman dicha Comunidad. La trascendencia de este proceso es obvia. Una agrupacién de pafses en desarrollo —el SELA— acude a colaborar, en misién técnica, con otra _gntidad regional del Tercer Mundo: La CEAO. Mientras el diélogo Norte-Sur, $e estanca y esteriliza, mientras les negociaciones globales que comienzan ‘en las Naciones Unidas parecen detenorse por la intransigencia y frio cdlcu- lo de los paises industrializados, dos organismos regionales de! mundo en desarrollo colaboran desinteresadamente, con visién y pragmatismo, en con- traste con la miopia y mezquindad del proceso de cooperacién Internaclo- Ral. Es un buen ejemplo de lo que puede hacerse en la cooperacién Sur-Sur. Con Ia conciencia de nuestra propia y creciente presencia como regién _ en la escena mundial los letinoamericanos vamos adquiriendo asi la sensa- _eién de disponer de auténtices opciones, de poder determinar cada vez con “Mayor libertad vinculaciones exteriores y de utilizar en provecho propio la ‘fueva situacion Internacional, lo que genera una marcada eutoconfianza en la capacidad desacostumbrada de hacer prevalecer nuestros propios intereses. A su vez, esa autoconfianza en la capecidad do accion, exterior, se re- fuerza y se inspira en una creciente toma de conclencia de las posibilidades y el potencial de la cooperacién regional, de una visién cada vez més clara da las prioridatles necesarias para ponerla en marcha y del reclamo de una expresién de volunted politica que permita una movilizdcién de las energias y recursos de la regién en ls busqueda de los objetivos fundamentales de esa cooperactén. La cooperacién en la nueva etapa debe buscar por ello areas trascen- denies y significativas que significan realmente un cambio cualitativo para la regién. EJecuter sélo proyecto de cardécter puntual resulta un camino tan largo como hacer flaquear los énimos, las decisiones, y las esperanzas. La unidad latinoamericana, la cooperacién de nivel y alcance que la haga posible, no puede esperar tanto. Requiere decisién y accidn, inmediata. La definicién de un nuevo Programa de Cooperacién resulta determina te para la vida del Sistema. Para trazarlo, se requiere un alto sentido poll- tico @ histérico del rol para el cual fue concebido el SELA, del proceso de construccién de la unidad latinoamericana y de su proyeccién en el esquema mundial; y de la magnitud que exige la empresa para corresponder a la mi- sién y la responsabilidad del SELA, concebido como entidad siempre alerta ‘alas demandas de cooperacién y ayuda mutua regionales y preparada para activarla, En esia perspectiva se Inscribe la necesidad de articular la accién de todos los mecenismos latinoamericanos de accién —esquemas de Integra: cidn, Comité de Accién, empresas multinacionales, asoclaciones de produc tores, etc— de forma que se coordinen y apoyen mutuamente en la conse- cucién de sus respectivos objetivos. A corto, mediano o largo plazo, esos objetivos converyen en el interés coméin latinoamericano, para Ir confor. mando la idea y el sentido del Sistema que se dio desde su orlgen a la acoién del SELA. En la emergencia o la adversidad es donde se ha probado mejor fa vo- cacién letinoamericana de cooperacién y solidaridad. Esto hace recomenda- ble el establecimiento de un mecanismo de emergencia que movilice la ca- pacidad de accién solidaria de los pafses latinoamericanos en socorro y apo- yo de Un pais hermano en caso de desastre o de grave y urgente situacion de emergencia, sin esperar la Instancla o la demanda de organismos ex. trarregionales. Los Comités de Accién, escuela de letinoamericanismo por excelencia, que sprovechan cada vez més su especial cepacidad para ampliar multilateral. mente el potencial de cooperacién y evolucién hacia formas permanentes de accion én sus respeciivas areas, deben también incorporarse en forma més an‘ S7iex gtiva y articulada a los grandes objetivos de los programas de la coopera- l6n regional. Los pronuncimientos de los paises, la experiencia recogida en los Con- Latinoamericanos y el consenso emergente, conceden prioridad, en el ma de Cooperacién Latinoamericana, a las reas de. energfa, finanzas, _alimentacién y tecnologia. | En el campo do la energia el SELA, desde la X Reunlén Ministerial de LADE, promueve la idea de'un Programa de Cooperacién Latinoamericana “Que, con visién politica y sentido de estrategia regional, persiga un objeti- "vo de autonomia energética regional para poner a los procesos de desarro- de los pafses latinoamericanos a cubierto de contingenclas mundiales coordine os esfuerzos para deserrollar al beneficio colectivo el vasto potencial energético de la regién, A Juicio del SELA ese Programa debe preserver su carfcter estricta- ‘mente latinoamericano a fin de que el control de los recursos energéticos y ta autonomia en la disposicién de los mismos dé a la region una sdlida po- Siclén negociadora en la procure del apoyo financiero y tecnoldgico que e: Gesarrollo energético requiere. Debe buscar también la formacién de un frente solidario entre produc: ‘tores y consumidores latinoamericanos para resistir mejor las Presiones ‘externas y consclidar la eutonomia energética de América Latina como un ‘tequerimiento esencial de su estrategia de desarrollo independiente. Al mismo tiempo el Programa necesita abordar prioritariamente la apre- " Mmiante situacién de los paises del menor desarrollo relative —como ya se viene haciendo, en el marco del acuerdo mexicano-venezolano y Ia facilidad _ etrolera trinitarla— y prever otras situaciones que requieren ser encaradas por un mecanismo de emergencia para situacion de escasez extrema de -suministro. En el campo financiero se esta dando cumplimiento a los mandatos de* Ja | Reunién de Ministros de Finanzas y Presidentes de Bancos Centrales de _ los Estados Miembros del SELA. Se terminan los estudios respoctivos, con mires ala celebracion de la Il Reunién que la coyuntura econémica mundial hace cada vez més aconsejable para consolidar ese importante foro propio Para el anélisis auténomo de los problemas financieros y monetarios, En esta tarea destacan la necesidad de fortalecer la cooperacién mone: _fatia ampliando y reforzando los mecanismos regionales de page y su. gra dual vinculactén; fa financiacién de la expansién del comercio intarrregional _@n la magnitud que reclaman la estructura de produccién de Latinoamérica ‘48 demanda de sus mercedos y su proceso de desarrollo; el fortalecimiento @ Integracion de los mercados de capitales latinoamericanos; e! estableci- miento de consorcios entre instituciones bancarias y financieras regionales —8— para ampliar y vigorizer su acci6n; la eliminacién de los elementos discriml- natorios que paradéjicamente subsisten contra la Inversin y la complemen- tacién financlera Intralatinoamericana, para otorgerles en cambio un trato preferente; la formacién de bancos y empresas multinacionales y la defini Gién del régimen juridico de las mismas para que esta nueva y promisora figura de la empresa multinacional estatal latincamericana rociba en la regién un trato homogéneo. En lo que se refiere a la alimentacién ta regién va cobrando conclencla del peligro que reviste la acontuada dependencia en que va cayendo al tor- arse gradualmente de exportadora en Importadora neta de allmentos, mien- tras se constata lo Infructuoso que han sido los esfuerzos hechos hasta aho- ra para revertir esta situaciGn. Tal vez con el tecnolégico, el sector alimenticio representa el desafio més grande a la capacided de accién regional concertada, y el que demanda la prioridad més epremiante, tanto por su complejidad como porque Ia re- gidn no ha acertado aparentemente con el camino para Iniciar su exitosa resolucién. Todo ello nos reciama el planteamiento de una accién regional de mas ‘amplio alcance y mayor profundidad, que refleje una definida voluntad polft!- ca de participacin y garantice asi el éxito del proceso dificil y complejo, pero que resulta indispensable tanto para el desarrollo mismo de los pal- ‘se8 ol bienestar de sus pueblos y la eficacia de una estrategia regional de poder, que reclama autonomla independencia en un rengién de tanta tras: cendencia y efecto politico como el de la ellmentacién. Esta estrategia reclama también una atencién especialisima en el sec- tor de la ciencia y la tecnologia, convertidos hoy por efecto de su revolucio- nario adelanto, en elementos doterminantes del desarrollo y, en consecuen- cia, factores decisivos en la brecha entre paises desarrollados y en desarro- Ilo, que en los nuevos campos de la informética, la cutomacién, la Ingenle- ria genética y sus trascendentes efectos en la industria, la agricultura, la educacién, generan mAs que otros la amenaza del neocolonialismo y la de- pendencia. Asi se hace cada vez més evidente la interrelaci6n © interaccién de los dos grandes de la cooperaci6n interna y la coordinacién exterior, en el objet!- vo comdn de consolidar el concepto de América Latina como regién y como conjunto econémico capaz de adquirir influencia y peso politico internacio- nal, en l@ bisqueda de una capacidad efectiva de respuesta, y de una ma- yor facultad de accién auténome y propia para la transformacién del orden de cosas existente. La tragedia de este vasto € intenso esfuerzo latinoamericano por la unidad y la cooperacién reside en el hecho de que es reiterada y delibera- damente Ignorada desde afuera, Desconocimiento e intencién se mezclan en problema, que no se reduce a un nivel técnico. Detrés de esto hay nbién un método, que afecta también la difusién de la tarea en la propia gin. Y hay que compenserlo, dinamizando el servicio de Informacion la- camericana, no tanto en torno a temas neutros o localistas, sino sobre ‘que hacemos para unirnos, para ayudarnos, para fortalecernos como regién. Ello exige ebordar el tema con decisién y realismo, utilizande como cen: tro de difusién la propia Secretarfa y su estructura informativa, reforzada Sus recursos, y como canales los medios disponibles y los que se pue- den movilizar dentro y fuera de la regién, mediante acciones ya previstas por la Secretaria Permanente, que no conllovan cuestiones de principio paces de afectar la solidez y unidad regionales, que es en detinitiva ef vo al que éste, como los otros campos de accién en el SELA, deben dirigidos. Aunque somos el conjunto mas homogéneo de paises debemos en todo ento tener conciencia realista de la diversidad pero también de la ne- jidad de fa unidad y la potencialidad del apoyo recfproce y Ja accién con ta al servicio del interés comin. La cooperacién sdlo es factible si existe una motivacién politicamente wlada que demuestre su potencial. Debemos preparar con paciencia un ndimiento constructive y una estrategia realista para ir eliminando las Idades que perjudican @ América Latina para superar en el didlogo junto los Interlocutores mundiales més importantes la fragmentacion latinoamericana. Hablar del SELA es, necesariamente, hablar de América Latina y su fu: 0. El Sistema nacié y vive con el objetivo de construir la solidaridad tiva de toda la regién. Una accién unitaria —cuya utilidad y necesidad nés ha sido discutida por nadie— que se percibié como ineludible desde Racimiento mismo de nuestras repiblicas y que hoy es més vigente que la hora nos sefiala la necesidad do reafirmar el rumbo de nuestro 10, definiendo claramente ante los demés lo que somos y lo que nos onemos llegar a ser. Porque la historia no espera y América Latina que asumir ya el lugar y la importancia que le corresponde en el mun. do, Quienes trabajamos en la SELA, en sus organismos comunitarios o en 98 diferentes sectores de decisién de los Paises Miombros, los latinoame. panos todos hemos recibido un mandato de la historia... para hacer Es hora de cumplirlo a cabalidad. CARLOS ALZAMORA T. —00.— EL SELA UN MECANISMO PARA LA ACCION FRANCISCO JAVIER ALEJO HECTOR HURTADO I PROCESO DE CREACION DEL SELA La creacién del SELA tiene como antecedente ha CECLA en lo que se yefiere a las relaciones con el resto del mundo y como inspiracién la Carta de Derechos y Deberes Econémicos de los Estados y el Programa de Accién ‘sobre el establecimiento de un nuevo orden econdmico internacional. Otra serie de antecedentes pueden encontrarse en documentos y declaraciones a lo largo de América Latina. En forma més 0 menos concreta la Idea ha- bia adquirido ya una dimensién continental cuando fue expuesta como pro- grama de accion por el Presidente Echeverria durante una visita al Pera que formaba parte de una gira de ese estadista por los paises sudamericanos, En esa misma gira el Presidente Luis Echeverria visité Venezuela, don- de la idea de creacién de un “foro proplo y permanente de consulta y coope- raclén econémica” fue acogida calurosamente por el Presidente Carlos Andrés Pérez. En la declaracién conjunta firmada por ambos mandatarios al’ conclulr la visita de Estado, se delinean las caracterfsticas generales que sus paises espereban de un organismo de tal natuarloza y eo cubroya que sus funcio- nes y émbito de operacién deben responder real y eficazmente a las necesi- dades y aspiraciones comunes de los pucblos latinoamericanos. De esta de- clarecién se desprends la concepcién del nuevo organismo latinoamericano como un mecanismo de accidn. En la misma oportunidad ambos presidentes decidieron establecer una comisién mixta que debia reunirse dentro de los treinta dias siguientes a la visita del Presidente Echeverria a Venezuela. De acuerdo a lo establecido en la declaracién conjunta, la comisién se teunié en Caracas. La parle mexicana estuvo presidida por Horacio Flo- res de la Peja, para entonces Secretario del Patrimonio Nacional, y la parte yenezolena por Héctor Hurtado, Ministro de Hacienda, con la presencia de Manuel Pérez Guerrero, Ministro de Estado para Asuntos Econémicos Inter- nacionates, de Venezuela ' En esta primera reunién se discuticron los linoamientos generales que debia tener el nuevo organismo y la forma en que la iniclativa debia ser presentada al resto de los paises latinoamericanos. Al definir el ambito de operacién del mecanismo se acordé que debcria incluir a todos los paises de la regién, pero que para su funcionamicnto y puesta en marcha bastarla con que ung mayoria significativa se adhiriera a él. Con respecto a la for- ma que tendria el mecanismo, se ratificé su carécter eminentemente pragma —s— y la necesidad de no crear un aparato burocrético voluminoso que fue. ides por otros organismos que actdan en la fo era necesarfo que le comisién mixta ets. ) Pues en sus versiones finales ésta debfa ser Ode! esfuerzo y la Imaginacién de todos los paises de la region, En reunién surgi6, también, el nombre del nuevo organismo: “Sistema 6mico Latinoamericano”, SELA. P Posteriormente fa comisién mixta se reunié en México, 4. En dicha reunién se elaboré en su versién final at doc Un Sistema Econémica Latinoamericano” & los gobiernos latinoamericanos junto « e los objectives del SELA”. en octubre de umente “Bases (SELA), el cual seria’ presen- on un anexo, “Nota explicati- d Se ecordé también, como mecenismo de tra p Para la presentacién de Ia ‘dea, que misiones encabezades por in mi io, mexicano, o blen por un ministro venezolano, visitaran los diferentes de Ia regién, a nombre de los presidentes de México Venezuela, © a” entrege <9 les documentos mencionados a los présidentes, minis. de Relaciones Exteriores y ministros de Economia de cada uno de los Estas visitas fueron programadas para comenzar durante él més de di bre de 1974. Entretanto se habla convocado a le reunion de presiden. $ de Venezuela y Centroamérica y del Jefe de gobierns de Panamd, que “efectué en diclembre de 1974 en Ciudad Guayana. Venezuela. En esa sion ol Presidente de Venezuela tuvo la oportunidad de exponer la idea del SELA y entregar les documentos mencionados a sus colegas de Centro. Nérica y Panamé Las visitas 2 los diferentes paises se cumplieron da acuerdo a lo pro- do durante diciembre de 1974 y enero y febrero de 1975. En su mayoria delegaciones fueron presldidas Por Héctor Hurtado, de parte de Veno. Por Horacio Flores de la Pofia, de parte de México: 0 por Francisco Alejo, también de México, que pari entonces habia esumido la Se: la del Patrimonto Nacional de su pals En esas visitas se puco recoger el consenso general que existia en tor Ja propuesta y ecoger les diversas ideas que expusieron los altos fun os visitados con el objeto de mejorarla. Asimismo se pudieron acla ’ serle de dudas que Ia enunciacién de la inictativa habla hecho con en diferentes paises. Una primera duda de caracter anecdético, que no fue expresada pero-st ida, cra sobre el volumen de los documentos. En muches partes ge supor fa que la comisién mixta habia elaborado documentos mds extensos que ran presentados a los gobiernos. En realidad esos eran los’ Gnicos’ do- lentos que existian. La idea bésica era incorporar en documentos ulterio Jas propuestas que se recogieran durante el Programa de visitas. Muchas de las dudas que surgieron habfan sido previstas por la coml- ‘si6n mixta. Otras tantas eran novedosas. La primera duda cra en torno a la conveniencia de crear un nuevo organismo internacional en América Latina. Se expresaba que existen tantos ‘arganismos internacionales en la regién que uno nuevo podria venir a ocupar espacio en un unlverso ya superpe- blado, con la posible conscouencia de que se asfixlara elgin organismo ya existente sin que se pudiera predecir cual seria la victima. Al abundar so- bre los objetivos y la concepcién del SELA esta duda tendia a desvanecerse. ‘Aceptado el organismo, le preocupacién surgia sobre su tamafio y so bre el costo que en recursos humanos podria significar para los pafses una rueva burocracia internacional. Esta preocupacién s6lo sirvio para reafirmar la concepcién de una Secretaria pequefia, pero de sito nivel y realmente eficiente. Més graves eran las dudas con respecto al cardcter mismo de Ia Institur clén. Por analogia con experiencias anteriores y por la desinformacién crea- da por algunas agencias noticiosas se temia que se fuera a crear un ora fnlemo supranacional que pudiera de alguna manera limitar a soberania de sus paises miembros. Ante esta objecién quedé claro que en Ia préctica al SELA serfa solamente lo que sus miembros —todos o algunos de ellos— ‘quisieran que fuera; que e! organismo no significaba un tipo de accién es- pecifico ni constituia el marco para un tipo de compromisos predetermina- Hos: que para sus miembros el SELA serfa una posibilidad de acclén y que el contenido de cada una de las acciones a que diera lugar esteria deter- minado por la voluntad de los paises miembros comprometidos en ell Fsto es, que el SELA seria un organismo multinacional y no un orga: nismo supranacional. Otra de las preocupaciones expresacas por varios pafses se referta al Ambito de operacién del sistema. Se insinuaba que de abercer todos los paises del continente, incluyendo a Cuba, esto podria limttar la entrada de otros paises, con lo que se perderia la universalidad. Esta era una de les du das previstas. Se explicé que de los pocos principios de! SELA sobre los cuales se tenian ya ideas determinadas era que el Gnico requisito para ser iembro seria ser Estado soberano latinoamericano, pues se partia de la base de aceptar el pluralismo ideolégico. De tal manera que si Cuba acogla Ja Idea y mostraba interés en pertenecer al SELA las puertas estarfan abler- tas para ella, Se expuso también que aunque hobia ol deseo y se tenia el objetivo de que todos los paises de América Latina formaran parte del sia- tema. Se estimaba que ésta no era una condicién indispensable para su crea cién y puesta en marcha. Al respecto cabria hacer una disgresién y recoger una frase del prest- dente Perén, dicha en conversacién privada cuando se comentaba una idea que si bien todabia no era ol SELA tenfa mucho de lo que después fue ’ “Sreado en Panama. Al comentar que habia que emprender nuevos esquemas | que los compromisos internacionales estimularan en vez de frenar esfuerzos de cooperacidn, decia: “No se puede ir a la velocidad del mas 0". Algo de eso habia en las primeras concepciones del SELA. La preocupacién que se anot6 anteriormente estaba ligada a otra idea e difundieron las agencias de prensa, logrando crear un malentendido que ortunadamente fue répidamente disipado. Se referfa ésta a la relacién del con Estados Unidos y con la Organizacién de Estados Americanos, Para la época en que se efectuaron las visitas a los jefes de Estado habia ocurrido la conferencia en Quito de los cancilleres de los paises Ja OEA. En ella una mayoria de paises habia planteado la eliminacién Jas sanciones que ese organismo habla impuesto @ Cuba. Como la ma- oria no fue suficiente para hacer predominar aque! oriterio, se hablaba Por ese entonces, de “la crisis" de la OEA, Algunas agencias de interpreteron que la proposicién de crear el SELA se hacfa como un to de sustituir le OEA y que por esa razén la creacién del SELA po- ser vista como un intento de confrontacién con los Estados Unidos de a. La difusién de esta falsa idea logré confundir a algunos pafses. embargo, los documentos y las conversaciones sostenidas demostraron, “¢omo lo han ratificado acontecimientos posteriores, que el SELA ni busce- ba confrontacién alguna ni intonteba sustituir un organismo en el que es- aban representados y formaban mayoria casi todos los paises que poten lalmente podian ser sus miembros. pj omo alcance, #8 expueo' ginte, aata preocupacién ais ef SELA ‘teabirkd de complementar y recoger la experiencia de los otros organismos interna. nales que actiian en la regién y de aprovechar los recursos técnicos que _ ta misma preocupaci6n con respecto al dmbito de operacién dio ort @ una Idea, que si bien no se expresé ablertamente, matizaba algunas das explicitas. Se pensaba que algunos paises Ppodrian tratar de hacer de un organismo multilateral una especie de “club ideolégico” en donde - 1s posiciones particulares tuvieran resonancia y as de otros paises fue- fan silenciadas. Esta duda no fue disipada por una explicacién sino por actitud, también por la certeza generalizada de que en la medida en el dmbito de operacién del SELA fuera mayor y mayor el nimero de miembros, las posiciones que eventualmente éste adopte serén mas pletamente latinoamericanas y menos exclusividad de un grupo de paises. _ Otra consideracién en la que a pesar de las declaraciones hechas en ontrario persistfan dudes, era la relacién del SELA con los esquemas do Integracién existentes. Surgia a veces la pregunta de si el SELA era o no ‘Mecanismo de integracién. Al respecto se hacia la consideracién de ue’ no lo era si por integracién se entendian acuerdos vinculantes enca- al ostablecimiento de formas més o menos rigurosas de un mer- — 64 cada comin. Pero que si lo era si por integraci6n se entendia un conjun- to de acciones que lleven a la vinculacién de mercados, intereses y bases: productivas de los paises del érea y complementen los ecuerdos vinculan- tes ya mencionados. Hecha este explicacién. la preguma Att se presenta- be ora si las actividades del SELA no podian significar una Intromision ‘en los planes que desarrollan los esquemas subregionales de integracién. fA este respecto hubo unanimidad entre los paises en sefisier que esto no era conveniente. Que la unica intromisién posible del SELA en los proce: eos subregionales deberia ser la de indicar las posibilidades abiertos para nuevos programas y para la coordinacién de los pronesos subregionales en- tre sf, Hubo un acuerdo general en que siempre que se respetara la autono- fafa de los proceaos subragionales y se apoyara su fortalecimiento era hece: serio establecer formulas que complementaran su eceién. Otro punto’ sobre el que ce expresaron preocupadiones y sobre el que hubo un acuerdo general fue el destino del CECLA. Se pensé que si el SELA Ilegaba a funcionar tal y como se imaginaba, el CECLA tenderfa a desaperecer, pues traténdose de un mecanismo que sélo funciona en caso do que surja la conveniencia de que lo haga. al existir un mecanismo per- manente de atribuciones similares dificilmente sus reuniones serfan con vocadas. En ta medida en que se disiparon les dudas y las: preocupsciones se entré en el terreno de lo positivo. La comisién mixta inform6 a los pre- Sdentes de México y Venezuela el resultedo de su gestién y la amplia acogida que habfa rectbido la idea do constituir el SELA. En seguida, los presidentes aprovecharon la oportunidad de su encuentro on la ciudad do México, en marzo de 1975, peta hacer pdblica la recopeién fevorable que habfa recibido la propuesta y para sugerit la conveniencia de una reunién latinoamericana, a nivel de representantes especiales de los presidentes, que tuviese como objeto la preparacién de un proyecto definitive para la creacién del Sistema Econémico Latinoamericano, Los presidentes ‘Pérez y Echeverria formalizeron esta invitacion mo diante una carta que dirigieron a todos los mandatetics’ de Ia rogién et So de marzo de 1975. En ella se hecia notar que el lugar y fecha de la feunién eorian determinados en consulta con todos’ los pafsés. Esta post Clén fue reiterada al dfa siguicnte en la declaracién conjunta que firmaran Gn ta ciudad de México. Inmediatamente después de su viaje 9 México ef Presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez, visité Panamd, con el objeto de reunirse con el jefe de gobierno de Panamé, general Omar Torrijos, con @! Presidente de Colombia, Alfonso Lépez Michelsen y con el Presidente de Costa Rica, Daniel Oduber. En esa oporiunidad el general Torrijos ofrecié & Panam& como sede de la reunién que hablan sugerido los presidentes de México y Venezuela. La respuesta favorable fue Inmedtata por parte de todos los pafses Ge a: y la reunién de ministros se convecé pata el 29 de jullo do 1975. Esta unién estaria precedida por otra a nivel de oxportes quo debfe comenzar 27 de julio. A esta reunion se. presentaron dos documentos, patrocinados México y Venezuela y apoyados por Ponamd. El primero era un proyes- de resolucién mediente el cual se resolvia creer el Sistema Econémico noamericano y se especificaben sus objativos. El segundo era un Pro o de Estatutos para la consideracion de los goblernos de la regién. La reunion se efectué de acuerdo a lo convenido el 29 de julio bajo @ presidencia de Nicolés Ardito Barletta, ministro de Planificacién y Polf- ‘Econémica de Panamé. En ella estuvieron representados los veinticin paises que a la postre Integrarian el SELA. Los delegados eran funcio- jos de los mds diversos minicterios: Economia, Hacienda, Relaciones Exte . Planificactén. Desde un primer momento la discusién se centré en el proyecto de re- ucién. Algunos paises expreseron que no era conveniente dar por crea- el Sistema sin tener una idea més concreta de cuél seria su forma dofi- |. Otros, expresaron dudes sobre la conveniencia de delimitar taxativa- te los objetivos a esa altura, pues un estudio més detallado, en base resolucién misma y al Proyecto ce Estatutos presentado por México y ela, podria permitir empiior y perteccionar dichos objetives. Como resultado de las conversaciones, la reunién de ministros Ilegd én de un Sistema Econémico Letinoamericeno y se daba por iniciado s0 do constitucion. A ia vez se rosolvia que la misma reunion isterial completaria el proceso de creacién mediante un procedimianto inclufa la convocatoria de una reunién de Expertos de Alto Nivel “qua pare el Proyecto de Estatutos de! Sistema Econémico Latinoamericano os demas elementos necesarios para la puesta en marcha del Sistema, BI como oe} programa de trabajo inmediota” y une reuntén.do ministros que bberia reunirse a mds terdor cl 15 de octubre. Esta segunda reunién de ros tendria como documentos de bese Ics trabajos preparados por # grupo de expertos y debia concluir la constitucién del SELA. "Con respecto a los objetivos, se acord6 presentatlos como propésitos enerales, de manera de dar mergen @ su perfeccionamiento. En relacién Proyecto de Estatutos presentedo por México y Venezuela, se toméd Stade él y se oxpreseron opiniones, generales como una manera de avar el trabajo que se tenfa por delante “De acuerdo a lo convenido, el Grupo de Expertos de Alto Nivel se reu. en Panama el 15 do setlembre. Nuevamente estuvieron presentes los ses de América Latina. Las reuniones durano 11 dias, en los que se 6 un trabajo exhaustivo y estuvieron presididas por Didgenss de la =i a Rosa, de Panamé, actuendo como vicepresidente Juan Manuel Figuerero, de Argentina. A esta reunién, Venezuela y México presentaron un nuevo proyecto de estatutos que recogia las opiniones expresadas en la reunién de Panam por los representantes de los distintes paises. Se presentaron también, a modo indicativo, documentos sobre posibles areas de accién del SELA y Pposibles proyectos concretos. En el transcurso de la reunién, Argentina present6 un proyecto de es- tatutos y otros paises contribuyeron con mejoras a los textos presentados. Los trabajos se organizaron a través de subgrupos: uno, encargado de los objetivos y la parte formal del Convenio Constitutivo; otro, encargade de la estructura orgénica: y un tercero, encargado del programa de acci6n, pre- supueste y puesta en marcha provisional del organismo. £1 resultado de los dos primercs subgrupos fue un proyecto de Con- venlo Constitutive que se Ilevé a a la Reunién de Ministros con un minimo de puntos de divergencia, casi todos ellos formales, El resultado del ter- cer subgrupo fue un proyecto de resolucién para la puesta en marcha provisional de.los mecanismos operativos del sistema, un calendario de trabajo para la constitucién y puesta en marcha del SELA, un proyecto de Reglamento de! Consejo Latinoamericano y unos criterios generales para la fijacion de cuotas presupuestarias. Todos estos documentos fueron elevados a la reunién de ministros. El Grupo de Alto Nivel se reunié por segunda vez del 12 al 14 do octubre de 1975, para afinar sus conclusiones, y el 15 de octubre se reunie- ron fos ministros, con el objeto de concluir la creacién del Sistema Econd- mico Latinoamericano, El calendario de trabajo propuesto por los expertos contemplaba que el dia 18 de octubre, después de haberse firmado ¢! Convenio Constitutivo, se constituyeran Ios ministros en Consejo Latinoamericano, 6rgano supremo del SELA. La reunién de ministros tuvo tanto éxito que pudieron constituirse ‘en Consejo Latinoamericano el dia 17 de octubre, en seguida después de la firma del Convenio de Panamé. Cuendo se reunieron los ministros e! 15 de octubre, quedaabn pocas diferencias y aquellas que quedaban pudieron ser resueltas fécilmente. Ast, el 16 de octubre en la mafiana se aprobé definitivamente el texto del Con- venlo Constitutive y se eligié, por aclemacién, a Caracas como sede del Sistema. Como primera resolucién se acordé denominar al convenio, Gonve- nio de Panama. La tarde del 16 de octubre se adopté la entrada en vigor de los mecanismos operacionales previstes en el Sistema. En la mafiana del 17 se fijaron los criterios presupuestarios, A tes custro da ly terde del dia 17 de octubre, en acto solemne que Ri contd con la presencia del Presidente de Panamé, Demetrio Lakas, 23 pal- ses suscribleron el Convenio de Panamé. Barbados y Grenada no pudieron hacerlo en esa oportunidad por problemas Internos de procedimiento, pero lo hicieron durante el mes de noviembre, con lo que el Sistema Econémico Latinoamericano quedé constituido por todos los estados soberanos latino- americanos existentes para la fecha. Esa misma tarde se constituyé el Consejo Latinoamericano, érgano supremo del SELA, y se realizé su primera reunién ordinaria. En ella se eligié al primer secretario, Jaime Moncayo, de Ecuador, y se decidié ta ce- lebracién de una primera reunién extraordinaria a realizarse en Caracas du- rante el mes de enero de 1976. En menos de una semana, el 23 de octubre de 1975, la secretaria del Sistema comenz6 a funcionar en su actual sede, ubleada en el Parque Cen tral de Caracas, Venezuela. ll, REALIDAD Y CARACTERISTICAS DE SELA El Convenio de Panamé recoge en su texto el resultado de una volun tad latincamericana y establece una estructura de organizacién novedosa con la que se aspira a formar un organismo gil y pragmatico. En sus objeti- vos se expresan las 4reas de mayor preocupacién y posibilidad de accién para la regién en el campo econémico y social. Sin embargo, el Convento de Panama no es un programa de accién. Es, més bien, una posibilidad de accién, A través del SELA podrén realizarso las Iniciativas més diversas de cooperacién y coordinacién cuando exista la voluntad politica de hacerlo y cuando se hayan Identificado proyectos concretos. Una de las novedades del ‘Sistema es que no se requerird de la voluntad undnime de los paises miem- bros para realizar acciones de cooperacién, Bastard con que dos o més pal- "ses mlembros estén dispuestos a llevar adelante programas conjuntos para que éstos se realicen. Se trata, esto es, de posibilitar la accién, no de re- gimenterta. las freas de accién del SELA pueden dividirse en dos aspectos clara mente identificables. Por una parte, la consulta y coordinacién entre os pat ses de América Latina para formular posiciones y estrateglas comunes sobre temas econémicos y sociales ante terceros paises y agrupaciones de paf- ‘ses. Por la otra, Ja promocién de ta cooperacién regional, incluyendo en ella el apoyo a los procesos de integracién. En el pritner aspecto el SELA recoge la tradicién de CECLA, Incorpo. randole nuevas ideas y sobre todo un sentido de permanencia y organiza- cién. En este aspecto el SELA tendr4 como misi6n coordinar las Posiciones _ de los paises miombros y preparar posiciones conjuntas de América Latina frente a los paises industrializados, en foros internacionales como Naciones Unidas, la UNCTAD, el Fondo Monetario internacional, el Banco Mundial, etc, A la vez la adopci6én de posiciones comunes servird Para facilitar la coordinacién de posiciones.con otros paises y agrupaciones de paises del Tercer Mundo. En el segundo aspecto, ol SELA se plantea una diversidad de objetivos que tienden al logro de un desarrollo Integral, autosostenido, independionte de los paises de la regién, y @ incorporar a nivel regional. los principios de justicla y desarrollo arménico que América Latina aspira para las relaciones ceonémicas internacionales. Dentro de estos principios cabe destacar el trato preferente para los paisos de menor desarrollo relativo. _ Aunque claramente Identificables, estos dos aspectos estén intimamen- £8 ligados entre sf. Verlas de las acciones que ¢e proponen como objetivos de cooperacién implican una toma de posicién en las relaciones. interna- clonales y, a su vez, su posibilidad de éxito exige la adopcién de estrategias conjuntas en su apoyo, Sirva de ejemplo le creacién de mecanismos y for- mas de asociscién para la defensa de los precios y mercades de las mate- tias primas. E! respaldo a les acolones que se emprendan en este sentido y la coordinaci6n de estrategles entre las diversas asociaciones do producto- reo requlere la adopcién de posiciones conjuntas on foros y negociaclones internacionales. A su vez, la creacién de estas asociaciones requiere del’ es- fuerzo interno de los paises del drea en un ospiritu de verdadera coopera~ cién. A unque en casos particulares la formacién de una asociacién de pro- ductores interese directamente sdlo a un grupo de paises, el epoyo de todos ‘en el Ambito Internacional sera une garantia de éxito para esa agrupacién y abrird las puertas para la formacién de nuevas asociaciones que sean de interés para otros de los paises miembros del SELA. Les Areas de accién a las que so ha hecho referencia estén recogidas como “Propésitus Fundamentales” del Sistema en el articulo 3 del Convenlo de Panama y desarrollados como “‘Objetivos" en su articulo 5. En relacién 2 la cooperacién, ademés de tas asociaciones de producto- res cabe destacar que el Convenio contempia la promocién de empresas multinccionales latinoamericenas; ei estimulo a politicas regionales de pro- duceién' y abestecimiento, especialmente en materia agricola y productos bésicos; ol impulso a politicas de industrializacién y complemontacién in. dustrial; la utllizacién conjunta de la capacidad negociadora con, respecto a blenes de capital y tecnologia; Ia conalizacion de recursos financleros ha- cla proyectos y programas pricritarios; la coordinacién e intercambio de in- formacién en politicas con respecto a educacién y tecnologia, empresas: iransnacionales, transporte, comunicaciones, turismo y conservacién; y la promocién de programas y proyectos conjuntos de Interés para la regién. Este emplio'aspecto de objetivos de cooperacién recoge en muchos ca- 908 séctores en los cuales ya se han emprendido importantes acciones, Sin embargo, a través del SELA seré posible coordinar los esfuerzos Iniciados anteriormente y conferirles un apoyo a nivel politico y técnico que les per- mita un mayor dinamismo y un Grea de acclén mds amplia, En otros casos se trata de la primera afirmacién colectiva de una vo- luntad politica de accién. Por ejemplo, en el caso de empresas multinacio- nales latinoamericanes, las asociaciones de productores, las politicss de pro duccién y suministro y la negociacién conjunta de adquisiciones. En todos estos casos podemos encontrer entecedentes. Pero a través del. SELA adquie- ren la posibilidad de convertirse en herramientas fundamentales de politi- ©4 econémica Internacional. Las empresas multinacioneles latinoamericanas constituyen uno de los pilares fundamentales en la concepcién del SELA. En la medida en que los paises de la regién han tomado el control, 0 aspiren 2 tomarlo, de sus ro- cursos bésicos .se ha planteado la necesidad de utilizer y exploter esos re- cursos de de manera complementarla. En una 6poca se sostuvo que las econé- *mias de América Latina no eran complementarias. Esta era una apreciacién “posfactum", pues partia del hecho de que la complemaniacién de sus re- cursos basicos se hacia fuera de la regién. Se conisderaban economias na- *cionales s6lo la produccién de alimentos y productos intermedios para el consumo, Pero en lo que atafie a recursos naturales, y en especial a recur. ‘sos minerales. las economias de América Latina tienen amplias posibilidades para la complementacion. Sirva de ejemplo e! proyecto actualmente en es- tudio, de combiner los recursos de bauxita del Carlhe y Guyana con loe re. cursos hidroeléctricos y financieros de Venezuela, México y Costa Rica. La constitucién de empresas multinacionales latinogmericanas tendré la misma flexibilidad y agilidad que se prevé para las otras actividades del ‘SELA, Aunque, por ser el SELA un organismo formado por pafses, la iniciati- va para la formacién de tales empresas se originaré en los estados, Jas empresas multinacionales latinoamericanas podrén estar constituidas por ca- pital estatal, paraestatales, privado o mixto con Ia Unica restriccién de que cada Estado garantice el cardcter nacional de esos capitales. Esta concepcién permite contar con el aporie de los capitales privados nacionales, allf donde se estime necesario, y da margen para que los Este- -dos Miembros participen de acuerdo a las peculiaridades de su propia orga. nizaci6n social y econémica-y de acuerdo a las politicas que estén levando @ cabo con respecto al tratamiento de los capitales nacionale: En los casos en que no existe complementariedad econémica, se ha re. currido a la conjuncién de esfuerzos como una manera de evitar competencia que pueda ser dafiina para quien compite frente a los poderosos, Tento en el caso de la produccién, como en el ceso de las adquisicionos, so espira a mejorar la posicién negociadora de la regién en beneficio de cada uno do sus miembros. En el caso de la produccién se cuenta ya con la experiencia exitosa do los paises productores de petréleo y con intentos que en menor o mayor Fado han avanzado en esa direccién, como es el caso de los paises pre- Lh ductores de cobre jezdcar y benano, Asimismo, @ simple vista ee pueden identificar algunos productos en los que una politica de este tipo podria ser beneficiosa. Por ejemplo, y entre otros, el caso del café, les carnes, el estafio y los cereales y el ya citado de la bauxita. Gon respecto a la adquisicién de equipos y tecnologia, la experiencia de América Letina durante los tltimos afios ensefia que por falta de Inter- cambio, de informacién y de utlizacién conjunta de la capacidad negociadora comGn, muchos paises se hen visto perjudicados en la Instrumentacién de sus proyectos de desarrollo. América Latina es actualmente una regién im- portante en cuanto a volimenes de importacién en el comercio internacio- nal y debe convertir este hecho en una ventaja para su desarrollo por cor traposicién al beneficio que ha significado hasta ahora para los especula- dores comerciales de los paises industrializados. En este aspecto, técnicos latinoamericanos han elaborado importantes proyectos para la instrumenta- cin de la idea y con una verdadera volunted politica los pafses miembros del SELA podrian hacer avances significativos en un tlempo relativamente corto. Con respecto a la politica de suministro en productos agricolas y pro- ductos bésicos, el SELA recoge una preocupacién que habia tomado cuerpo ‘en América Latina durante los ultimos afios. Esta se refiere a que tanto en politicas nacionales como en politicas de intercambio comerclal intrala- tinoamericano, se habia hecho excesivo énfasis en los productos manufactu- rados en detrimento de la produccién agricola. Al ampliar el alcance de ml- ras de les politicas de cooperacién, se estima que se abrird un amplio mar- gen de nuevas posibilidades que no sélo servird de alivio para algunos pal- ses de produccién principalmente agricola, sino que podré ser de gran ut! lidad para casi todos los paises de la regién. Para realizar y alcanzar propésitos y objetivos, se disefié una estructura orgénica de! sistema que tiene como objetivo ser lo més flexible y pragms- tica posible y que esté orientada predominantemente hacia la accién. El tipo de accion que deserrollaré el SELA es el de identificacién y promo- clén de proyectos y programas para dos o més paises y el de indicar dreas en donde los esfuerzos ya en marcha puedan tener una mayor coordinacién y coherencla A la vez y cuando sea necesario, e! SELA tendré la oportunl- dad de hacer pronunciamientos a nivel politico para fortalecer la marcha de las acciones concretas en la direccién deseada. En la concepcién de la estructura organica del SELA se intent6 ser lo més realista posible, de manera de no repetir experiencias anteriores en las que un exceso de celo por el contro! de los mecanismos contribuyera a su paralizacin o en las que un exceso de imaginacién y rigor juridico los conviertan en utopias. Se partid de la base de que se trata de un organis- mo de los gobiernos, pero que necesita de una Secretarfa con capacidad de proposicién ¢ imaginacién. Si bien se tuvo el culdado de que la Secreta- ae Stel @ no pudiera convertirse en una cepecie de ente supranacional, también | tuvo en cuenta que la secretaria deblera ser capaz de Indicarle a los go- s rumbos deseables, tenlendo éstos la facultad de aceptar o.no tal i6n. La estructura orgénica del SELA esté basada en tres tipos de 6rganos: | Consejo Latinoamericano, los Comités de Accién y la Secretaria Perma. nte. i: £1 Consejo Latinoamericano es el érgano supremo del SELA y esté In- do por representantes de los Estados Miembros, Para ejercer la maya de sus atribuciones deberé reunirse a nivel ministerial, pero puede irse a nivel no ministerial para cumplir con varias de elles. Ademds de las funciones normales de direccién, orientacién y supervi- si e| Consejo Latinoamericano es el llamado a cumplir con la funcién ‘eoordinaci6n de posiciones comunes frente a terceros paises, lo que du- ante las reuniones de Panama se denomin6 le “funcién CECLA” del SELA. El Consejo deberé reunirse por lo menos una vez al afio a nivel mints- ferial y podra celebrar reuniones a nivel ministerial 0 no ministerial cuan- ast la decida la reunién ordinarla o a solicitud de por fo menos un ter. Glo de los Estados Miembros. Los dos niveles a los que puade reunirse el Consejo Latinoamericano fiuyen un primer elemento de flexibilidad en su estructura. A través ‘este mecenismo se intenta mantener el control por parte de los Esta- Miembros de todas las actividades del sistema, sin que esto Imolique entrabamiento para su funcionamiento. A la vez, se pretende que dada a cantidad de actividades que el Consejo debe cumplir, particularmente en que se refiere a la “funcién CECLA”, éstas no se vean retrasadas por las mitaciones de tiempo que los ministros pueden tener, o bien que por esa n rezén las reuniones de ministros lo sean solamente de nombre, per- diendo de esta forma la jerarquia que les corresponde. Formalmente, sin embargo, les reuniones del Consejo Latinoamericano iran la misma jerarqufa si s8 efectien a nivel ministerial o a nivel no nisterial, siempre que en este dltimo caso se limiten a Jas atribuciones j@ le son asignadas por Convenio Constitutivo. El Consejo Latinoamericano adopta sus decisiones por mayorla de dos os de los miembros presentes, excepto en los casos que se explican itinuaci6n Cuando fos dos tercios de los miembros presentes sean un ro menor a la mayorfa absoluta de los Estados Miembros se adoptarén ecisiones por esta ultima mayarfa, »El establecimiento de politices generales, la interpretacién del conve- © aceptacién de enmiendas, asi como la aprobacién de posiciones y es see Dee trategies comunes de ios Estados Miembros frente a terceros se adoptardn por consenso. Respecto a esto Ultimo. cabe anotar que se partid del crite- rio decue une posicién comin que no contara con el consenso de todos los Estados Miembros dificilmente podria llamarse latinoamericana. En el articulo 18 del convenlo se. establece que “los acuerdos y pro- yeotos coneratos y espectfices que se refieren a la cooperacién regional s6l0 serén obligatorios para los paises que participen en ellos”. Esto articu- lo es especialmente interesante, pues lejos: de constituir una limitacién da pie para la formacion de los Comités de Accién, que son el instrumento més novedoso y, podria decirse, el motor del sistema. ‘A través del SELA los Estados de América Latina esidn unidos en una voluntad de eccién. Pero esta accién no predetermina compromisos de for- me especifiea ni limita a aquellos paises que guieran complementar mo- dalidedes de cooperacién més eudaces que les que elgunos o incluso la ma- yorfa de los Estados Miembros estén dispuestos a emprender. Al no exigirse ja eprobacién por parte de todos los Estados Miembros de los acuerdos y pro- yestos cepecificos, se ha evitado el veto de uno, de varios e incluso de la mayorfa de elles @ empresas y programes de cooperacién que sean de inte- rés para algunos de los paises micmbros. “Para la realizacién de estudios, programas y proyectos especificos y pa- ra la prepatacién y adopeién de posiciones negociadores conjuntas de interés para més de dos Estados Miembros, se constituirén Comités de Accién inte- grados per representantes de los Estados Miembros Interesados". constitu'rAn por decisién del Consejo 0 por decision de los Estaclos interescdes. La Secretarfa podré proponer al Consejo la crea- cién de Comités de Acctén. En le medida de lo posible un funcionarto de la Secrotarfa Permanento ejercera la Secretaria de los Comités de Accién y en todo caso la Secretaria deberé ser Informada de los avances y resultados de log trabajos de los comités. Los comités estarén abiertos a la participacion de todes los Estados Miembros y su funcionamiento terminaré cuando con- cluya el cometide para el cual hayan sido formados. El financlamiento de los Gomités de Accién estaré a cergo de los Estados Miembros que participen en alles. Los Comités da Accién no sélo constituyen tos verdaderos prometores dentro del Sistema, sino que es a través de ellos que se van a concretar, a hacer realidad las inicietivas y foe proyectos concretos que los Estados Miem- bros puedan concebir. Los Comités de Accién constituyen el mecenismo para analizar las propuestas concrefas y pata estudiar la forma de llevarias a la practica, no sélo en su especto juridico sino incluso en su aspecto operacio- nal, Los Comités de Accién no tendrén a su cargo la administracion de los proyectos y programas que promuevan, pero velardn porque éstos iniclen su funcionamionto en las condiciones més adecuadas. “eo La flexibilided con que, hacienco interés de parte de varios paises miem- bros, se pueden constituir los Comités de Accién dentro del marco del SELA, convierte al Sitema on un organismo vivo que da cabida a las iniciativas de todos sus participantes. Esta flexibilidad no implica que cualquier proyecto, " por infimo que sea, vaya a dar lugar a un Comité de Accién. Las actividades de los Comités de Accién deben, de acuerdo al convenio, ajustarse a los obje- | tives generaics dol SELA y deberan hacer un informe enue! de sus activida- des al Consejo Latincamericano. Los Comiiés de Accidn no significan une dispersién de les actividades de " Gooperacién, sino que, por e! contrario, al estar abiertos a la participacién de todos los Estados Miembros y al participar de un mismo sistema, tenderén a darle coherencia y a permitir la coordinacién de las diferentes politicas latinoamericanas de cooperacién. La Secreterfa Permanente es el Grgano técnico administrative del SELA. Est4 dirigida por un Secretario Permanente, quien sera asistido por un Se- Gretario Permanente Adjunto. El personal de la Secretaria dependeré direc- tamente del Secretatio Permanente. Desde un primer momento |a Secretaria Permanente se concibié como un 6rgano pequeiio, pero de alto nivel técnico y con capacidad de movilizer Jos recursos técnicos existentes tanto en los gobiernos de los Estados Miem- bros como en los organismos internacionales que operan en la tegién. La Secretaria ser& el punto de apoyo y coordinacién de los Comités de Accién y ejecutard las funciones que le encomiende el Consejo Latinoamerl- cano. A la vez, deberd realizar ecciones que le permitan identificar y promover proyectos de interés regional. Tendré capacidad para proponer al Consejo pro- gramas y proyectos de interés comin, asi como temas para su consideracién. También podré proponer {a realizacién de reunicnes de expertos y promover wcuerdos con paises y otros organismos, Como se observa, la Secretaria Permanente tendré una gran capacidad de accion y de proposicién. Ha sido concebida como un centro intelectual @ imaginativo del Sistema que. dentro de los lineamientos generales esta- tablecidos por el Consejo Latinoamericano, sea capaz de sugerir a los Esta- dos Miembros ¢ incluso a los esquemes subregionales de integracién, cur- sos de accién que lleven a la rezlizacién de los objetivos y propésitos funda- - mentales del Sistema. Como se dijo anteriormente y como lo ratifica la descripclén de su es- tructura orgénica, el SELA es un marco pera la accién y para la integracién latinoamericana. En la redaccién del ConVenio Constitutive los representantes fueron bastante culdadosos en eviter un organismo supranacional que fuera a lesionar la soberania y las politicas nacioneles de los paises integrantes o la estructura juridica y las politicas de los acuerdos de integracién. Como mar- co para la acelén, su contenido dependera de la voluntad real de Jos peises ec I co que lo integran y del sentido que queran derle los pueblos latinoamericanos a su accién conjunta. Una primera demostracién de la voluntad de accién de las naciones que se adhirieron al convenio fue la resolucién segun la cual se pusieron inmediatamente en marcha los mecenismos operacionales del SELA, lo que ‘que lo integran y del sentido que quieran darle los pusblos latinoamericanos @ ‘su accién conjunta. permitié que el mismo dia en que se suscribi6 el Convenio de Panama se reuniera al Consejo Latinoamericano, eligiera al Secretario del Sistema y convocara para una primera Reunién Extraordinarie a celebrarse en Caracas en enero de 1976. Queda s6lo por definir el sentido de esa voluntad de accién. Esté cla- ro que tiende hacia la unidad y la integracién de América Latina; que avanza en la direccién de un mejor aprovechamiento de los recursos naturales de la regién por parte de los latincamericanos; que es parte de los esfuerzos del Tercer Mundo por obtener condiciones més justas para sus materias pri- mas y por lograr un nuevo orden econdmico internacional; y que se trata de un intento por aprovechar més plena © independientemente las posibi- lidades econémicas y de desarrollo de América Latina. Debe asegurarse ahora que también sea un instrumento para el mejoramiento de los pueblos latinoamericanos y para el disfrute més justo y la mejor distribucién do la riqueza creada. CONVENIO DE PANAMA CONSTITUTIVO DEL SISTEMA ECONOMICO LATINOAMERICANO ocada para constituir el Sistema Econémico Latinoamericano. ‘CONSIDERANDO: | Que es necesario establecer un sistema permanente de cooperacién émica y social interregional, de consulta y coordinacién de las posicio- es _de América Latina, tanto en los organismos internacionales como ante C paises y agrupaciones de paises; | Que la dindmica actual de {as relacones Internacionales, en los cam- 39 econdmicos y social, hace asimismo, necesario que fos esfuerzos e ivas realizadas hasta el presente para alcanzar la coordinacién entre los latinoamericanos, se transformen en un sistema permanente que por jera vez incluya a todos los Estados de la regién, asuma los acuerdos y rincipios que hasta el momento se han adoptado conjuntamente por la to- id de los paises de América Latina y asegure su ejecucién mediante ac- concertadas; Que dicha cooperaci6n debe cumplirse deniro del espfritu de la Decla- 6n y del Programa de Accién sobre el establecimiento de un Nuevo Orden émico Internacional y de la Carta de Derechos y Deberes Econémicos los Estados. y en forma congruente con ios compromisos de integracién ue han asumido la mayor parte de los paises de América Latina: Que es imprescindible propiciar una mayor unidad de los paises de la ica Latina, a fin de garantizar acciones solidarias en el terreno de la peracién econémica y social intra-regional, acrecentar el poder de negooia- de la rogién y esegurar que la América Latina ocupe el lugar que legi- mente le corresponde en el seno de la comunidad interaacional; Que es necesario que les acciones de un sistema permanente de coor- cin intra-regional, de consulta y de cooperacién de América Latina, se jarrollen sobre la base de los principios de igualdad, soberania, indepen- cia de los Estados, solidaridad, no intervenci6n en los asuntos inter- beneficio reciproco, y no discriminacién, y sobre ta base del pleno respe- los sistemas econdmicos y sociales libremente decididos por los | Que es convoniente fortalecer y complementar los diversos procesos tino canos de integracién, mediante la promocién conjunta de progra- Y proyectos especificos de desarrollo; — Que, en consecuencia, resulta conveniente y cportuno crear un organis- mo regional para el desarrollo de estos propdsitos; y Que en la Reunién de Panamé celebrada ef 31 de julio al 2 de agosto de 1975 se llegé a un consenso para crear el Sistema Econémico Latino americano. ACUERDAN CELEBRAR EL SIGUIENTE CONVENIO CONSTITUTIVO CAPITULO | NATURALEZA Y PROPOSITOS ARTICULO 1 Los Estados signatarios deciden constituir, mediante este instrumento, el Sistema Econémico Latinoamericano, en adelante denominado SELA, cuya composicién, facultades y funciones se especifican en este Convenio Cons- titutivo. ARTICULO 2 El SELA es un organismo regional de consulta, coordinacién, cooperacion y promocién econémica y social conjunta, de cardcter permanente, con per- sonalidad juridica internacional, integrado por Estados soberanos latino- americanos. ARTICULO 3 Son propésitos fundamentales del SELA: a) promover la cooperecién intraregionel, con el fin de acelerar el desarro- Ilo econémico y social de sus miembros; b) ‘promover un sistema permanente de consulta y coordinacién para la adopcién de posiciones y estrategias comunes sobre temas econémicos y sociales, tanto en los organismos y foros internacionales como ante terceros paises y egrupaciones de paises ARTICULO 4 Las acciones del SELA se basardn en los principios de Igualdad, sobe- fania © independencia de los Estados, la solidarided y la no intervencién en os asuntos Internos, y el respeto a las diferencias de sistemas politicos, econdémicoes y sociales. Asimismo, las accioncs dol SELA deberén respetar las caracteristicas propias de los distintos procesos de integracién regional y subregionalas, asi como sus mecanismos fundamentales y su estructura juridica. -7— CAPITULO II OBJETIVOS ARTICULO 5 ‘objetivos del SELA son: jover la cooperacién regional, con el fin de lograr un desarrollo egral, autosostenido e independiente particularmente mediante accio- 8 destinadas Propiciar la mejor utllizaci6n de los recursos humanos, naturales, ‘técnicos y financieros de |a regién, mediante la creacién y fomento de empresas multinacicnales latincamericanas. Dichas. empresas multinacionales latinoamericanas podran constituirse con aportes de capital estatal, pareestatal, privado o mixto, cuyo carécter nacional sea garantizado por los respectivos Estedos Miembros y cuyas acti- vidades estén soinetidas e la jurisdiccién y supervisién de los mis- mos; Estimular niveles satisfactorios de produccién y suministro do pro- ductos agricolas, energéticos y otros productos basicos, prestando especial atencidn al ebastecimiento de alimentos, y propiciar acciones enceminadas a la coordinacion y suministro con miras a lograr una poltica latinoamericana en esta materia; Impulsar en la regién la transformacién de materias primas de los Estados Miembros, la complementacién industrial y la exportecién de productos manufacturados; Sin perjuicio de prestar taco el apoyo necesario a los sistemas y mecanismos de coordinacién y defensa de los precios de las materias Pprimas a los que ya pertenezcan paises del drea, disefiar y reforzar mecanismos y formas de 2sociaciones que permiten a ics Estados Miembros obtener precios remuneradores, ascgurar mercados este- es para la exportacién de sus productos basicos y manufacturados y acrecentar su poder de negociacion; Mejorar la capacidad de negociecién para adquisicién y utilizacion de bienes de capital y de tecnologia; Propiciar la cenalizacién’ de recursos financioros hacia Proyectos y programas que estimulen e! deserrollo de los paises de la region; Fomentar la cooperacién latinoamericana para la creacién, el desa- rrollo, 1a adaptacién e intercambio de tecnologia © informacién cien- tifica, asi como el mejor desarrollo y aprovechamiento:de loe recur- 80s humanos, educativos, cientificos y culturales; =a fh) Estudiar y proponer medidas para asegurar que las empresas trans- nacionales se sujeten a los objetivos del desarrollo de la regién y a los intereses nacionales de los Estados Miembros, asi como inter- cambiar informacién sobre las actividades que dichas empresas desa- rrolien; 1) Promover el deserrallo y coordinaci6n del transporte y las comunica- ciones, especialmente en el 4mbito intra-reglonal; J) Promover la cooperacién en materia turistica entre los pafses miem- bros; k) Estimular la cooperacién para la proteccién, conservacion y mejora- miento de! medio ambiente; 1) Apoyar los estuerzos de ayuda a los paises que afronten situaciones de emergencia de tipo econémico, asf como les provententes de desastres naturales; m) Cualesquiera otras acciones afines a las anteriores que coadyuven a lograr el desarrollo econémico, social y cultural de la regién. 2. Apoyar los procesos de integracién de la region y propiciar acciones coordinadas de éstos, y de éstos con Estados Miembros del SELA y en especial aquellas acciones que tienden a su armonizacién y convergencia, respetando los compromisos asumidos en el marco de tales procesos. 3. Promover Ja formulacién y ejecucién de programas y proyectos econéml- cos y sociales de interés para los Estados Miembros. 4, Actuar como mecanismo de consulta y coordinacién de América Latina para formular posiciones y estrategias comunes sobre temas econdémicos y sociales ante terceros paises, agrupaciones de paises y en organismos y foros internacionales. 5. Propiciar, en el contexto de los objetivos de cooperacién intre regto- nal del SELA, los medios para asegurar un trato preferente para los pai- ses de menor desarrollo relativo y medidas especiales para los paises de mercado limitado y para aquellos cuya condicién mediterrénea incide en su desarrollo, teniendo en cuenta las condiciones econémicas de cada uno de los Estados Miembros CAPITULO Ill MIEMBROS ARTICULO 6 Son miembros del SELA los Estados soberanos latinoamericanos que sus- criban y ratifiquen el presente Convenio Constitutivo. = ARTICULO 7 El presente Convenio quedaré abierto a la adhesién de los demés Esta: dos soberanos latinoamericanos que no lo hubieren suscrito, los cuales de- berdn depositar, a tal efecto ante el Gobierno de Venezuela el correspondien- pte instrumento de adhesin. El Convenio entrar en vigor para el Estado adhe- ph “rente treinta (30) dias después del depésito del respectivo instrumento ! CAPITULO IV ESTRUCTURA ORGANICA ARTICULO & Son érganos del SELA. a) El Consejo Latinoamericeno; b) Los Comités de Accién; y ©) La Secretaria Permanente. ARTICULO 9 EI Consejo Letinoamericano es el érgano supremo del SELA y estard in. tegrado por un representante de cada Estado Miembro. Se reuniré normalmen- te en la sede de la Secretaria Permanente. ARTICULO 10 Cada Estado Miembro tiene derecho a un voto, ARTICULO 11 EI Consejo Latinoamericano celebraré una reunién ordinaria anual a nivel ministerial y podré celebrar reuniones extraordinarias, a nivel ministerial o ‘no ministerial, cuando asf lo decida ta reunién ordinaria, o a solicitud de por lo menos un tercio de los Estados Miembros. El Consejo, por consonso de los Estados Miombros, podré modificar la proporcién mencionada en el pérrafo anterior. ARTICULO 12 Las reuniones ordinarias de! Consejo Latinoamericano a nivel ministerial, _ serdn precedidas por una reunidn preperatoria. La convocatoria de cada reu. “niin extraordinaria estableceré si ésta deberd ser precedida por una reunién preparatoria. ARTICULO. 13 El Consejo podré constituirse con fa presencia de por lo menos la mayo- fla de los Estados Miembros. ARTICULO 14 El Consejo Latinoamericano, elegira, para, cada, reunién, un Presidente, dos Vicepresidontes y un Relator. ee xe 12. 13. 14. 15. ARTICULO 15 Son atribuciones del Consejo Latinoamericano: Establecer las politicas generales del SELA. Elegir y remover al Secretario Permanente y al Socroterio Permanente Adjunto. Aprobar su Reglamento y e! de los demas érganos permanentes del SELA. Considerar y eprobar, en su caso, el Informe Anual quo presente la Secretaria Permanente. ‘Aprobar el presupuesto y los estados financieros del SELA, asi como fijar las cuotas de los Estados Miembros. Considerar y aprober el programa de trabajo del SELA. Considerar Ice informes de los Comités de Acci6n. Decidir sobre |a interpretaci6n del presente Convenio constitutive. Aceptar, a proposicién de los Estados Miembros, las enmiendas al presente Convenio Constitutivo. Examinar, orlentar y eprobar las actividades de los érganos del SELA. Aprobar posiciones y estrategias comunes de los Estados Miembros sobre temas econémices y socicles, tanto en crgen'smes y foros Inter- nacionales como ante terceros pzises o agrupaciones dé pafses. Considerar las propuestas y los informes que le semeta la Secretaria Permanente sobre materies do su competencia. Decidir la celebracién de reuntones extraordinarlas. Decidir el lugar en que se cfectuarén sus reuniones, en caso de que no se realicen en la sede de la Secretaria Permanente. Aprobar los acuerdos operativos concertados por el Secretario Perme- nente en funcién de lo dispuesto por e! erticulo 21, inciso &. ‘Adopter las medides necesarias pera la ejecucién del presente Conve. nio y examinar los resultados de su aplicacién. a oe 47. Decidir sobre los demés asuntos de su interés relacionados con los objetivos del SELA. ARTICULO 16 Las atribuciones previstas en los numerales 11 al 17 de! articulo ante- ‘flor podrén ser ejercidas por una reunién a nivel no ministerial cuando los tados Miembros asf lo acuerden. ARTICULO 17 El Consejo Latinoamericano adoptara sus decisiones: Por consenso, en lo referente a las atribuciones establecidas en fos numerales 1, 8, 9 y 11 del articulo 15 del presente Convenio, y Por mayorfa de dos tercios de los Miembros presehtes, 0 por la mayorfa absoluta de los Estados Micmbros, cualquiera fuere la mayor, en lo fe- ferente a las atribuciones cstablecidas en los demés numerales del citado articulo 15. Cuando un Estado Miembro considere que un asun- ‘to comprendido en los terminos del numeral 17 del articulo 15 sea de fundamental Importancia para su interés nacional, y asf lo comunique al Consejo, la decisién respecto al mismo se tomaré por consenso ARTICULO 18 Los acuerdos y proyectos concretos y especificos que ee refieren a la cin regional sdlo serén obligatorios para los Paises que participen allos. ARTICULO 19 El Consejo Latinoamericano no adoptaré decisiones que efecten a las politicas nacionales de los Estados Miembros. } De los Comités de Accién ARTICULO 20 _ Para la realizacién, de estudios, programas y proyectos especificos y ra la preparacién y adopcién de posiciones negocisdoras conjuntas de in- para mas de dos Estados Miembros, se constituiran Comités de Ac- Integrados por representantes de los Estados Miembros Interesados. ARTICULO 21 Los Comités se constituirén por decisién del Consejo o por decisién los Estados interesados, los cuales deberdn comunicarlo a la Secretaria vente para que ésta lo transmita a los otros Estados Mismbros. Los ‘és, cuya funclén temporal termina a la conclusién de su cometido, n abiertos a la participacién de todos los Estados Miembros. ee La Secretaria Permanente podré proponer al Consejo la creacién de Co- mités de Accién. ARTICULO 22 El financiamiento de los Comités de Accién estaré a cargo de los Es- tados Miembros que participen en ellos ARTICULO 23 Cada Comités de Accién establecerA su propia secretarta, la cual, en Ia medida de lo posible seré ejorcida por un funcionario de la Secretarfa Permanente, con el fin de apoyer sus tereas y contribuir a la coordinacion de los Comités de Accién. Los Gomités de Accién deberdn mantener, en todas los casos, Informa da a la Secretaria Permanente sobre, los avances y resultados de sus trabajos ARTICULO 24 El cumplimiento de los objetivos relatives a la cooperacién regional, 3 través de los Comités de Accién, s6lo seré obligatorio para los Estados Miembros que participen en ellos ARTICULO 25 Las actividades de los Comités de Accién deben ajustarse a los objeti- vos generals del SELA, no deberén tener ofectos discriminatorlos, ni crear situactones de conflicto, en perjuicio de otros Estados Miembros del SELA. ARTICULO 26 Los Comités de Accién elevarén a consideraci6n del Consejo Latino- americano un Informe Anual de sus actividades. Los Estados Miembros podrén solicitar, cuando asi lo requieran, informaci6én a la Secretaria Per- manente sobre la marcha de los Comités de Accién. ) De la Secretaria Permanente ARTICULO 27 La Secretaria Permanente es e! 6rgano técnico-administrativo del SELA y tendré su sede en la ciudad de Ceracas, Republica de Venezuela. ARTICULO 28 La Secretarfa Permanente, seré dirigida por un Secretario Permanente, de quien depender& el personal técnico y administrative necesario para el desempefio de las funciones de la Secretarfa Permanente. E| Secretario Permanente ejerceré a representacién legal de la Secreta. _fla Permanente y en los casos especificos que determine el Consejo Latino- Americano, ejerceré la representacién legal del SELA. El Secretario Perma- _fiente sera electo por un perfodo de cudtros afios. Podra ser reelecto por una _ Sola vez, pero no por periodos consecutivos, nl sustituido Por una persona de la misma nacionalidad. En las mismas condiciones seré electo un Secre- tario Permanente Adjunto, quien no podré ser de la misma naclonalidad que el Secretario Permanente. ARTICULO 29 EI Secretario Permanente seré ciudadano y nacional de uno de los Es- _ tados Miembros y perticiparé con voz, Pero sin voto en el Consejo Latino- americano, ARTICULO 30 El Secretario Permanente responder4 ente el Consejo. Latinoamericano | Por el ejercicio adecuado de las atribuciones de la Secretaria Permanente. _ En el desemperio de sus funclones, el Secretario Permanente y el per _ fonal de la Secietaria no solicitarén ni recibirén instrucciones de ningdn Gobierno, nj tampoco de organismos nacionales o internacioales. ARTICULO 31 La Secretaria Permanente tendr& las siguientes atribuciones: 1. Ejercer las funciones que le encomiende el Consejo Latinoamericano é y, cuando corresponda, poner en ejecucién sus decisiones. 2. Propicier y realizar los estudios preliminares y tomar las providencies necesarias para la identificacién y promocién de ‘proyectos de interés para dos 0 mas Estados Miembros. Cuando tales nociones tengan in. cldencia presupuestaria, su realizacién dependeré do la d'sponibilidad de fondos para tales fines. * / 3. Feclitar ol desarrollo de las actividades de ton Comitée de Acclén y _ contribuir a la coordinacién entre ellos, Incluyendo ayuda para realizar los estudios correspondientes. 4. Proponer al Consejo programas y proyectos de interés comin, sugi- rlendo las formas de Ilevarlos a la practica y otras medidas, incluso reuniones de expertos, que pueden contribuir al mejor logro de los objetivos del SELA. 5. Elaborar y someter a consideraci6n de los Estados Miembros el pro- yecto de temario para las reuniones del Consejo y preparar y distribuir los documentos relacionados con dicho temario. 6. Elaborar los proyectos de presupuestos y de programas de trabajo para someterlos a la aprobacién del Consejo. 7. Presentar a la consideracién dl Consejo los estados financteros del SELA. 8. Promover y concerter, sujeto a le aprobacin del Consejo, erreglos para la realizaci6n de estudios, programas y proyectos con organismos e Ins- tituciones internacionales, especielmente los de caracter regional, na- clonales de los Estados Miembros y de terceros paises. 9. Formalizar les convocatorias de lzs reuniones de los Srganos del SELA. 49. Flecaudar Iss contribuciones de los Estados Miembros, administrar el patrimonio y ejecutar el presupuesto de! SELA. Elaborar el informe anual de sus actividades para someterio a la con- sideracién del Consejo en su reunién ordinaria, y coordinar |a presen- tacién de los informes de los Comités de Acci6n, en el perfodo men. clonado, sin perjulolo de los Informes directos que éstos, presenten al Consejo, 12. Seleccionar y contratar el personal técnico y administrative de la Ss cretarla. CAPITULO V RATIFICACION Y VIGENCIA ARTICULO 32 Cada Estado signaterio ratificaré el Convenlo Constitutive conforme a sus respectivos ordenamientos legales. Los Instrumentos de ratificacién serén depositados ante el Gobierno de Venezuela, el cual comunicaré la fecha de depdsito a los Goblernos de los Estados que lo hayan firmado y a los que, a su caso, se hayan adherido. ARTICULO 33 EI presente Convenlo entraré en vigor para los paises que Io ratifi quen, cuando la mayorfa absoluta de los Estados signatarios haya efectua do el depésito del instrumento do ratificacién y para los demas Estados signatarios a partir de la fecha de depdsito del raspectivo instrumento de ratificacién, en el orden en que fueren depositados dichos instrumentos ARTICULO 34 Las reformas del presente Convenio que sean propuestas por cualquier . i i Estado Miembro, estarén sujetes a la aprobacién del Consejo Letinoame- __. Las reformes entrarén en vigor, pra los Estados que las hayan ratifi- - cado, cuando las dos terceras partes de los Estados Miembros hayan efec. tuado el depésito del instrumento correspondiente. ARTICULO 35 Este Convenio regiré indofinidamente. Podré ser denuncledo por cual- " quiera de los Estados Miembros, mediante comunicacién escrita al Gobier- “no de Venezuela, el cual la transmitird sin demora a los demas Estados “Miembros. Transcurridos noventa (90) dfas a partir de la fecha en que el Gobierno de Venezuela reciba la notificacién de denuncia, el presente Gon vento cesaré en sus efectos respecto del Estado denunciante. El Estado Miembro cumpliré cualesquiera oblinaciones a las que so hublere comprometido antes de notificar su retiro, no obstante el hecho de que las mismas se extiendan durante un plazo posterior a la fecha en que se haga efectivo dicho retiro. CAPITULO VI DISPOSICIONES GENERALES ARTICULO 36 Los Estados Miembros del SELA sufragardn los gastos que origine eu | funcionamiento, para lo cual el Consejo, al aprobar el presupuesto anual, fi- | jaré las cuotas de los miembros, de acuerdo con la formula que sea conve- “nida al’ efecto. ARTICULO 37 El SELA, sus 6rganos, los funcionarlos de la Secretarfa Permanente y _ los Representantes Gubernamentales, gozarén en el territorio de cada uno de los Estados Miembros, de la capacidad juridica, privilegios e inmunida- des que sean indispensables para el ejercicio de sus funciones, para lo cual _ se celebrarén los acuerdos correspondientes con el Gobierno de Venezuela _y los demas Estados Miembros. ARTICULO 38 | Son Idiomas oficiales del SELA, e! espajiol, el francés, el inglés y el - portugués. ARTICULO 39 El presente Convenio quedaré abierto para su firma por un periodo de treinta (30) dias a partir del 17 de octubre de 1975.