Está en la página 1de 1

G�nesis

Cap�tulo 1

1:1 En el principio cre� Dios los cielos y la tierra.


1:2 Y la tierra estaba desordenada y vac�a, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y
el Esp�ritu de Dios se mov�a sobre la faz de las aguas.
1:3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.
1:4 Y vio Dios que la luz era buena; y separ� Dios la luz de las tinieblas.
1:5 Y llam� Dios a la luz D�a, y a las tinieblas llam� Noche. Y fue la tarde y la ma�ana un
d�a.
1:6 Luego dijo Dios: Haya expansi�n en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas.
1:7 E hizo Dios la expansi�n, y separ� las aguas que estaban debajo de la expansi�n, de las
aguas que estaban sobre la expansi�n. Y fue as�.
1:8 Y llam� Dios a la expansi�n Cielos. Y fue la tarde y la ma�ana el d�a segundo.
1:9 Dijo tambi�n Dios: J�ntense las aguas que est�n debajo de los cielos en un lugar, y
desc�brase lo seco. Y fue as�.
1:10 Y llam� Dios a lo seco Tierra, y a la reuni�n de las aguas llam� Mares. Y vio Dios que
era bueno.
1:11 Despu�s dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que d� semilla; �rbol de
fruto que d� fruto seg�n su g�nero, que su semilla est� en �l, sobre la tierra. Y fue as�.
1:12 Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla seg�n su naturaleza, y �rbol
que da fruto, cuya semilla est� en �l, seg�n su g�nero. Y vio Dios que era bueno.
1:13 Y fue la tarde y la ma�ana el d�a tercero.
1:14 Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansi�n de los cielos para separar el d�a de la
noche; y sirvan de se�ales para las estaciones, para d�as y a�os,
1:15 y sean por lumbreras en la expansi�n de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue
as�.
1:16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que se�orease en el
d�a, y la lumbrera menor para que se�orease en la noche; hizo tambi�n las estrellas.
1:17 Y las puso Dios en la expansi�n de los cielos para alumbrar sobre la tierra,
1:18 y para se�orear en el d�a y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios
que era bueno.
1:19 Y fue la tarde y la ma�ana el d�a cuarto.
1:20 Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la
abierta expansi�n de los cielos.