Está en la página 1de 40

14 Lecciones

Maestras para
Conseguir un
Aumento de Sueldo

    

Índice
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.

El plan infalible para conseguir un aumento de sueldo
Reconoce los síntomas de estar estancado
Averigua si estás mal pagado
Evalúa tus posibilidades de conseguir el aumento
Evalúa otras opciones. El salario emocional
Decide el mejor momento para pedir un aumento de sueldo
Piensa en tus posibilidades: el coach profesional
Elabora tu estrategia; cómo pedir el aumento de sueldo
Trabaja tu aumento de sueldo con antelación e inteligencia
Prepara la entrevista para negociar el salario
Cómo negociar el sueldo
Errores a evitar durante la negociación
Cuando el aumento de sueldo tiene que ver con cómo ascender en el trabajo
Qué hacer si fracasas al pedir tu aumento de sueldo. El plan B.

 Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin

2

    

1. El plan infalible para conseguir un aumento de
sueldo

Fuente imagen: FLICKR/ 401(K) 2012
Es   una  práctica  habitual  de  las   empresas   revisar  objetivos   y   salarios   una  vez   al  año,  hacia  el  final  del  mismo.
Una  buena  oportunidad  de recibir un aumento de sueldo significativo sucede asimismo cuando se promociona, es
decir,  cuando  se  ocupa  un  puesto  de  mayor  responsabilidad,  lo  que  puede  ocurrir  en  cualquier  momento  y   por
razones   variadas;  que  se  jubile  un  compañero,  que  el  jefe  directo  promocione  y   deje  un  puesto  vacío,  que  se
marche de la empresa algún empleado de mayor responsabilidad o, simplemente, que surja una nueva necesidad.

En  cualquier  caso,  suele  suceder  que  tenemos   la  sensación  de  que  los   salarios   se  incrementan  en  un  mayor
porcentaje  fuera  del  mercado  que  en  nuestra  propia  empresa.  Esta  percepción  es,  en  la  mayor  parte  de  las

 Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin

3

    

ocasiones,  absolutamente  cierta.  Nuestro sueldo suele crecer a un ritmo más  lento cuando llevamos  años  en una
empresa.  Sin  embargo,  cuando  cambiamos   de  compañía  se  nos   presenta  la  oportunidad  de  renegociar  las
condiciones económicas con mayores ventajas.
El  resultado  es   que  al  final,  después   de  unos   años   en  el  mismo  puesto  de  trabajo,  nos   sentimos   estancados   y
mal  pagados.  ¿Es   este  tu  caso?  Si  es   así,  tienes   que  solucionarlo cuanto antes  o tu frustración irá en aumento.
¿Cuántas   veces   has   pensado  en  pedir  un  aumento  de  sueldo  pero  no  te  has   atrevido?  Nunca  parece  ser  el
momento  más   adecuado,  te  angustia  pensar  qué  harás   si  no  te  lo  dan  y   al  final  vas   posponiendo  el  asunto
mientras   te  come  el  día  a  día  del  trabajo,  de  manera  que  el  deseado  aumento  de  sueldo  nunca  se  llega  a
producir.
Eso  no  puede  ser.  Tienes   que  combatir  tus   miedos   y   averiguar si objetivamente estás  bien o mal pagado. ¿Cual
es   la  medida  en  relación  a  la  que  debes   poner  tu  salario?  El  primer  punto  de  comparación  es   interno,  debes
medirte  en  relación  con  otros   compañeros   que  realizan  el  mismo  trabajo  que  tú  dentro  de  tu  empresa.  Por  otro
lado, otro punto de control es  el mercado, es  decir, los  empleados  de la misma categoría en otras  empresas  de tu
sector. Mantenerse al día en este sentido es muy conveniente.
Además,  si  quieres   pedir  un  aumento  tendrás   que  valorar  tus   posibilidades.  La  crisis   ha  hecho  mucho  daño  y
muchas   personas   no  se  atreven  ni  a  mencionarlo.  Sin  embargo,  desde  un punto de vista cuantitativo, ¿cómo va
tu  empresa?  ¿cuáles   han  sido  sus   resultados   en  los   últimos   dos   años?  Seguramente  mucho menores  de lo que
el jefe espera, pero quizá no tanto como para no poder afrontar tu aumento de sueldo.
Otra  pregunta  que  debes   hacerte,  si cabe más  importante que la anterior es, ¿cómo de importante eres  tú para la
empresa? La respuesta a esta pregunta te dará los argumentos para negociar tu aumento de salario.
Valora  también  otras   posibilidades,  el  tan  mencionado  “salario  emocional”,  consistente  en  obtener  otros
beneficios   más   allá  del  económico,  como  más   vacaciones,  jornada  de  trabajo  flexible  o  teletrabajo.  Muchas
veces   conseguir  más   dinero  no  es   el  único  factor  que  nos   hace  sentirnos   bien  pagados.  ¿Qué  tal un cambio de
empresa?  Es   una  opción que tendrás  que plantear en un momento u otro.¿Tienes  posibilidades? En este sentido,
es   buena  idea  estar  siempre  atento  a  nuevas   oportunidades,  no  cerrarse  puertas   por  comodidad  o  temor  a  la
incertidumbre.
Por  otro  lado,  una  vez   que  has   decidido  que  vas   a  pedir  el  aumento  de  sueldo,  es   vital  elegir  el  momento  más
adecuado  para  solicitar  el  incremento  de  salario.  Ten  en  cuenta  el  período  del  año  en  el  que  te  encuentras,
porque  no  todos   los   meses   son  iguales   para  la  empresa.  Los   meses   de  verano  no  son  buenos   para  hacer  la
solicitud,  Averigua  cuándo  se  cierran  los   presupuestos   anuales,  que  suele ser a final del periodo anterior, porque
suele ser el mejor momento para demandar el aumento.

 Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin

4

  La  inteligencia  emocional  y   el  manejo  de  la  situación  a  nivel  psicológico  son  factores  de éxito en este  momento.     Tendrás   que  decidir  además   quién  es   el  interlocutor  más  adecuado para recibir tu petición y  qué estrategia vas  a utilizar  con  él. Entrénate y prepara  la  reunión  clave. Tendrás más oportunidades.  ten  preparado  un  plan  B  por  si  fracasas.  Evita los  errores.  ¿Qué  harás   si  recibes  una negativa por respuesta? No te lo tomes como algo personal.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 5 . Por  último.  porque  en  ella  te  lo  jugarás  todo. aprende a negociar y  a bloquear las objeciones.  Asesórate  bien  sobre  tus   opciones   con  un  coach  profesional  si  tienes   la posibilidad. pero empieza a trabajar en ellas desde ahora.

Sientes   que  tu  contribución  a  la  empresa  no  es   significativa.  En  las   conversaciones   de  pasillo  es   tu  frase habitual.  que  tengas  un trabajo excesivamente automático que no requiera esfuerzo intelectual y  que.  que sucede  cuando  llevas   un tiempo prolongado en el mismo puesto en la misma empresa.  antes   que  enfrentarte  a  retos   y destacar por tus logros. ● Falta  de  compromiso:  unida  a  la  falta  de  entusiasmo. al  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 6 . ● Falta  de  retos:  puede  suceder  que  tu  puesto  no  te  permita  adoptar  esos   desafíos   que  te  gustaría acometer.     2.  que  tu  trabajo  realmente  no  sirve  para mucho. estás quemado.  sucede  en  el  momento  en  el  que  prefieres   ser transparente. Reconoce los síntomas de estar estancado Fuente imagen: Flickr/Geoffrey Fairchild El  estancamiento  laboral  no  solo  reduce  tus   posibilidades   de  conseguir  un  aumento de salario.  de  modo  que  decides   no  implicarte  demasiado. ¿Cómo puedes  reconocer si sufres estancamiento? Averigua si padeces los siguientes síntomas: ● Falta  de  entusiasmo:  la  parálisis  laboral comienza cuando dejas  de ilusionarte por el trabajo que realizas.  Es   un  riesgo  latente  al  que  se  enfrentan  todos   los   empleados. sino que pone en peligro  tu  empleabilidad  actual  y   futura.  pasar  la  jornada  laboral  sin  demasiados   sobresaltos.

  o  hacer  lo  mismo  te  requiere menos esfuerzo.  dos   cualidades   imprescindibles   para  ascender profesionalmente.  Por  eso. vuelvas a casa hastiado.  ¿Llegarás   a  la  meta  al  final  del  día  o  de  la  semana?  Esta  estrategia ayudará a que no te dejes vencer por la monotonía y adoptes un papel más activo.  Plantéate  volver  a  formarte  en  alguna competencia  que  te  permitiera  adquirir  nuevas   responsabilidades   y   hazle  saber  a  tu  jefe  que  lo  estás   haciendo.  Pasar  por  diferentes   áreas   de  la  compañía amplía  la  visión  y   dota  al  empleado  de  mayor  perspectiva.  Ya  ni  te  acuerdas   de  cuándo  fue  la  última  vez   que  aprendiste  algo  nuevo  relacionado  con  tu trabajo.  venir  del  contexto  o de la imagen que la empresa se  ha  formado  de  ti  como  trabajador.  la  próxima  vez   que  surja  una  oportunidad.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 7 . Evitar el estancamiento Para  salir  de  esta  situación  tan  perjudicial  para  tu desarrollo profesional debes  analizar la situación y  conocer los motivos   concretos   de  tu  estancamiento.  Las   últimas   promociones   ni  siquiera  te  rozaron  de  lejos   y. ● Exceso  de  comodidad:  controlas   perfectamente  cada  aspecto  de  tu  trabajo.  De  hecho.  siempre  asignan  a  otros compañeros.  Pueden  ser  externos.  pero  también  es   posible  que  la  parálisis   surja  de  tu  propia  actitud  de conformismo. Así. También  puedes   optar  por  solicitar  movilidad  dentro  de  la  empresa.  has   perdido  la cuenta de cuándo te subieron el sueldo por última vez.  nada  se sale  de  lo  normal.  algunas   empresas   cuentan  con  programas   que  promueven  este  tipo  de  movilidad entre departamentos diferentes.  cada  vez   haces   menos.     final del día.  tus   metas   a  corto  plazo. ● Transparencia:  cuando  surgen  proyectos   nuevos.  Nunca. pues  es  la única forma de  destacar  como  empleado  excelente  y   encaminarte  hacia  un  buen  desarrollo  profesional  y   un  aumento  de salario.  nunca  se  piensa  en  ti.  probablemente  se  acuerde  de  ti  y   te  llame  para  realizar  tareas  o proyectos diferentes. ● Falta  de  actualización:  hace  mil  años   que  no  haces   un  curso  de  reciclaje. Tu  objetivo  es   volver  a  recuperar  la  ilusión  y   las   ganas   de dar lo mejor de ti en el trabajo.  no  hay   sorpresas.  Estructura  tu  jornada  como  una  competición  contra  ti  mismo donde  tienes   que  ir  superando  obstáculos. Después   de  este  análisis.  piensa  en  estrategias   para  automotivarte.  ni  dentro  ni  fuera  de  la empresa.  en  realidad. Fíjate  tus   propios   logros.  por  supuesto.

 cada persona negocia según su valía.  En  España.  comparar  tu  salario  con  el  de  tus   compañeros   puede  provocarte estrés  y  angustia.     3. más  aún si se encuentra en una situación de relativa competencia en relación contigo o si no tienes  una excelente relación de confianza que supera el  ámbito  laboral. Aunque existen los  rangos  salariales. Averigua si estás mal pagado Fuente imagen: Flickr/Jinx! ¿Cómo  puedes   identificar  cuándo  tu  salario  es   justo de acuerdo con las  tareas  que realizas?¿Tiene sentido pedir un  aumento  de  sueldo  si  consideras   que  cobras   lo  suficiente?  Son  dos   preguntas   que  tendrás   que  plantearte  si quieres ver tu sueldo incrementado a corto o medio plazo.  culturalmente  es   de  mala educación  preguntar directamente a otra persona cuánto cobra.  aunque  te  puede  dar  una  orientación  de  tu  posicionamiento  dentro  de  la empresa  si  tienes   la  suerte  de  conocer  el  salario  de  tus   colegas.  De  todos   modos. con lo que tu  interés   debe  centrarse  en  averiguar  dónde  estás   colocado  en  función  del  rango  salarial  aplicado  a  tu  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 8 . Valoración de salarios internos ● El  salario  de  los   compañeros:  tomar  como  referencia  el  sueldo  de tu compañero de trabajo es  un asunto delicado  y   poco  concluyente.

  la  cantidad  de  40. ● Fuentes  de información: para enterarte de cuáles  son los  salarios  de mercado de un puesto como el tuyo.  las   pagas   extras   y los   beneficios   de  otros   tipos. Revisa los  criterios  metodológicos  y geográficos   en  base  a  los   que  se  han  realizado  los   informes   que  estás   valorando.  Si  pides   demasiado. Si por el contrario pides demasiado  poco.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 9 . En otra empresa.  debes   tener  en cuenta  no  solo  la  cantidad  fija.000  euros   brutos   al año. para el mismo  puesto  cobran  30. En internet está toda la información  que  buscas. Es una pregunta muy lícita y muy normal. Desarrolla tu propia opinión al respecto y documéntala con fuentes fiables. no es  lo mismo  el  salario  de  un  asistente  de  marketing  en Madrid que en Albacete. Compara para saber cuánto debes pedir Saber  cuánto  deberías   cobrar  de  acuerdo  con  tu  puesto  te  ayuda  también  a  calcular  qué porcentaje de aumento debes   pedir.  demostrarás   que  no  te  valoras   como  empleado  y   causarás   una  impresión  negativa  sobre  tu trabajo que puede tener consecuencias futuras en tu desarrollo profesional.     puesto de trabajo.  Cuando  llegue  el  momento  de  negociar. puedes   acudir  a  varias   fuentes   fiables.  puede  ser  que  en una empresa y  para un puesto determinado los   empleados   cobren. Nada te  impide  acercarte  al  responsable  de  Recursos   Humanos   de  tu  empresa  y  preguntarle abiertamente por estos rangos salariales.  teléfono  móvil  y   un  plan  de pensiones. te podrás  mostrar más  flexible y rebajar hasta la cantidad que habías pensado originalmente.  Esta  cifra  es   más   importante  de  lo  que  piensas.  Tanto  los   sindicatos   como  los   colegios   profesionales   y   las escuelas   de  negocio  publican  habitualmente  estadísticas   e informes  al respecto. ● Los   rangos   salariales   de  la  empresa:  la mayor parte de las  empresas  establecen una serie de categorías profesionales   y   un  tope en el sueldo.  ¿En  cuál de los  dos  casos  los  empleados  están mejor pagados? Tenlo en cuenta a la hora de comparar. Ten  en  cuenta  también  que  la  negociación  irá  a  la  baja. tanto máximo como mínimo. Valoración del mercado ● Comparar  peras   con  manzanas:  En  la  valoración  de  tu  salario  respecto  del  mercado. para cada categoría establecida.  los   complementos   salariales. pero ten cuidado y  compara varias  fuentes.  imaginemos.  sino  incluir  el  variable.  Por  ejemplo.  tu  demanda  podría  resultar descartada  por  demasiado  ambiciosa  y   te  colocaría  el  estereotipo de persona codiciosa.000  euros   pero  disfrutan  de  coche  de  empresa.  así  que  cuenta  con  ello  pidiendo  un  poco  más   de  la cantidad  que  realmente  consideras   justa. Por ejemplo.

 quizá debes explorar  todas   las   opciones   para  intentar  mejorar  tu  situación  presente.  si  tienes   argumentos   para  demostrar  que  lo  mereces.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 10 .  Antes   de  pensar  en  cambiar  de  trabajo porque no te sientes  bien pagado en el tuyo.  pero  la  buena  noticia  es   que  el  85%   de  ellos   obtuvieron  una respuesta  positiva.  muy   pocas   personas   se  animan  a  pedir  un  aumento  de  sueldo. Evalúa tus posibilidades de conseguir el aumento Fuente imagen: Flickr/Philip Taylor Cada  año.  los   resultados extraídos   por  Accenture  en  una  encuesta  de  2011  en  la  que  preguntaron  a  más  de tres  mil empleados  de treinta países   si  habían  solicitado  un  incremento  salarial. Quizá  pocos   piensan  que  tienen  posibilidades.  Como  ejemplo.  Solo  el  44%   de  las   mujeres   y   el  48%   de  los   hombres respondieron positivamente.     4.  Estas   cifras   avalan  que  tienes   que  animarte  a  compartir  tus   necesidades   con la empresa en la  que  trabajas.  tanto  en la cuestión económica como en el resto de aspectos. Así.  anímate  a  expresar  tus   expectativas   y   aspiraciones.

● Mis   últimos   proyectos   han  sido  un  éxito. ● Llego siempre puntual.  ¿qué pierdes por intentarlo?  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 11 .  no te mereces  un aumento. Repasa en primer lugar los aspectos más básicos: ● Llevo  años   en  la  empresa  con  sensación  de  estar  estancado. ● Estoy   sobrecualificado.  Si  tienes   la  posibilidad. Analiza  además   en  qué  situación  se  encuentra  la  empresa. ¿Por qué habría de hacerlo? En cambio.  revisa  sus   cuentas   de resultados   en  los   últimos   dos   o  tres   años. si respondes positivamente a alguna de las cuestiones siguientes. Si  destacas   de  alguna  forma. la crisis  que vivimos  en los  últimos  años  ha hecho que las   compañías   no  vean  la  forma  de  conseguir  sus   números. Si  te  limitas   a  ser  un  empleado  promedio. ● Mis compañeros a menudo acuden a mí en busca de consejo o ayuda.  sin  aumentos   de  sueldo  ni  cambios   de categoría. ● Últimamente he adquirido mayor responsabilidad y/o mayor carga de trabajo. ● Cumplo con mis funciones.  he  colaborado  en  conseguir  más   ventas   para  la  empresa. ● Además   de  no  recibir  ninguna  queja. ¿Has   respondido afirmativamente a estas  tres  cuestiones? Es  un buen comienzo.  puedes   dar  por  seguro  que  no  tendrás   la oportunidad y además resultarás desconsiderado tanto con la empresa como con el resto de tus compañeros. ya es otra cuestión: ● No solo cumplo con mis funciones.  Por desgracia. sino que siempre intento hacer más y mejor.  si  tienes   razones   objetivas   para  considerar  que  mereces   un  incremento  de  salario.     Sé exigente con tu empresa.  o reducir sus costes considerablemente. En  cualquier  caso.  de  forma  que  el  trabajo  que  realizo  no  aprovecha  todo  mi  conocimiento  y habilidades. sino que será una sensación que habrá calado a tu alrededor.  Tu  pregunta  en  este  caso  debe  ser:  ¿qué  tipo  de  colaborador  soy   para  mi  empresa?  Partiendo  de  la base de que nadie es  imprescindible. soy un referente para ellos. tengo un gran potencial. Podría hacer mucho más.  Si  la  situación  es   inestable  y   tu  empresa  está despidiendo  a  otros   empleados   por  motivos   económicos   justificados. no recibo ninguna queja de mis superiores ni de mis compañeros. pues  la empresa no te va a pagar más  por hacer lo mismo que firmaste en el contrato el día que te incorporaste a tu puesto.  a  menudo  mi  jefe  me  felicita  formal  e  informalmente por un trabajo bien hecho. tu posicionamiento dentro de la empresa puede variar de ser considerado un empleado con potencial y talento a estar catalogado en el grupo de los empleados mediocres.  no  solo  lo  percibirás   tú  mismo. pero no te asegura el aumento. igual que ellos lo son contigo.

  pero  en muchos   casos   harán  que no restes. Sin embargo. tickets  de comida o la posibilidad de trabajar desde  casa  son  opciones   que  a  veces  te pueden llevar a ahorrar más  de lo que ganarías  con la subida de sueldo que persigues. Disponer de coche de empresa. Las   retribuciones   en  especie  y   las   posibilidades   de  conciliación  no  sumarán  en  tu  cuenta  bancaria. es  muy aconsejable  que  te  hagas   una idea clara de qué otro tipo de beneficios  aceptarías  a cambio de los  económicos  si no  fuera  viable  obtener  todo  el  aumento  que  pides. es  tu objetivo inicial. El salario emocional Fuente imagen: Flickr/Ed Yourdon El  dinero  no  lo  es   todo.  que  se  denominan  “el  salario  emocional”. Evalúa otras opciones.  Averigua  cuáles   son  las   políticas   de  la  empresa  en  este ámbito y ganarás muchas más posibilidades de negociación.     5. Con  respecto  a  estas   posibilidades.  ¿has   contemplado  cuáles  son tus opciones?  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 12 .  pero  en  el  incremento  de  salario  que buscas.

 cuando los  aeropuertos  están a rebosar.  Necesitas   concentrarte  y   encima  el  día  ha  amanecido  lluvioso  y   hace  un  frío  de perros.  aprecian  este  tipo  de  retribuciones   como  muy beneficiosas. al fin y  al cabo.  Semana Santa.  De  buena  gana  te  quedarías  revisando el informe en casa.  Más   autonomía  es   lo  que  millones  de empleados  desean.  Infórmate  sobre  las   posibilidades   en  este  sentido. las   revisiones…  unos   miles   de  euros   al  año  que  seguirán  en  tu  bolsillo. para sentir que tienen el control de sus vidas. Navidad y  poco más.  ya  que  aumentarán  tu  calidad  de  vida  y ayudarán en tu percepción positiva de la empresa al sentirte mejor pagado. utilizados  para motivar a los empleados. ¿Y si pudieras  hacerlo? Solo la posibilidad de decidir desde dónde quieres  trabajar hoy  supone una  ventaja  increíble. ¿Cuándo fue la última  vez   que  pudiste  tomarte  el café tranquilamente un día de diario mientras  leías  el periódico? Salir a media  mañana  para  llevar  al  niño  al  dentista  o  terminar  la  jornada  un  poco  antes   para  llegar  a  tiempo  a esas   clases  de yoga que te interesan… aunque el resto de la semana tengas  que compensar quedándote un  rato  más.  que  están  en  constante  movimiento.  el  impuesto  de circulación.  Si  eres   de  los   que  prefieren viajar de otra manera.  No  tienes   reuniones.  Si  consigues   eliminar  la  tiranía  del  reloj  de  tu jornada.  Si  además   no  te  cuesta  dinero  porque  la  compañía  para  la  que  trabajas   te  lo  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 13 .  Te  podrás   olvidar  de  la  ITV. la tarea te llevará toda la  jornada. verano. verás  como aumenta tu calidad de vida. Precisamente las  épocas  del año en que todo el mundo se va de vacaciones.  no  se  paga  con dinero. ● Horario  más   flexible:  llegar  más   tarde  por  la  mañana. lo que a la empresa le interesa.  la  formación  es   otro  aspecto  negociable  dentro  de los  incentivos  no económicos. Una factura menos  de la que acordarse.  aparcamiento. ¿por  qué  no  proponer  a  tu  empresa  que te permita coger las  vacaciones  en mayo o en octubre? Siempre que tus tareas y proyectos lo permitan. ● Teletrabajo:  hoy   no  te  apetece  ir  a  la  oficina. los  billetes  de avión más  caros  y  al llegar  a  tu  destino  las   calles   están  llenas   de  turistas.  Especialmente  los   perfiles comerciales. pero también  aumentará  tus   posibilidades   de  ascender  internamente  y   tu  empleabilidad  de  cara  al  día  que necesites   marcharte.  es   un gran  alivio contar con teléfono de empresa. es una opción negociable.  solo  terminar  ese  informe  que  tanta lata  te  está  dando. También tener coche de  la  compañía  supone  un  ahorro  considerable. ¿Estarías dispuesto a renunciar a parte de tu aumento de salario por esto? ● Formación:  por  último.     Compensaciones a un salario bajo ● Retribuciones   en  especie:  tickets   de  comida.  seguros   privados.  sin  estrés. ● Flexibilidad  en  la  elección  de  vacaciones:  muchas   empresas   tienen  establecidos   periodos   vacacionales concretos.  lo  prefieres. Realizar  cursos   de  reciclaje  o  un  máster  mejorará  tus  capacidades. guardería… cada vez  las  empresas  se suman más  a este tipo de beneficios.  planes   de  pensiones. ● Coche  o  teléfono  de  empresa:  aunque  las   tarifas   de  teléfono  cada  vez   sean  más   competitivas.

Cambio de trabajo Marcharte  de  la  empresa  siempre  es   una  posibilidad  que  hay   que  tener  en  cuenta. Asegúrate  de  que  tienes   cobertura  suficiente  para  un  tiempo  e  inténtalo  solo si lo ves  claro porque llevas  mucho tiempo  en  tu  negocio.     financia.  lo  conoces   bien  y   dispones   de  los   contactos. Autoempleo Es   una  posibilidad  que pocas  personas  tienen en cuenta. puede conllevar muchas gratificaciones. No tiene nada que ver el trabajo a  las   órdenes   de  otra  persona  que  cuando  eres   tú  quien  lleva  el  timón  del  barco.  La  contrapartida es  que este tipo de acuerdos  suelen estar sujetos  a contratos   blindados.  Permanece siempre  atento  al  mercado  y   sus   movimientos.  Trabajarás   mucho  pero  la  recompensa también será grande.  supone  otra  buena  opción.  en  busca  de  oportunidades   que  te  permitan mejorar tanto a nivel económico como profesional.  Pero  si  valoras   esta alternativa y  te sale bien. debido a su alto riesgo.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 14 .  Asegúrate  que  las   condiciones   te  interesan  si  decides   optar  por  una  alternativa de este tipo.  Normalmente  el momento de firmar  el  primer  contrato  con  una  compañía  es   el  más   ventajoso  para  negociar  tus   condiciones. tanto a nivel profesional como personal.  donde  si  te  marchas   antes   de  un  tiempo  concreto.  A  muchas  personas  les  puede esta  responsabilidad  y   terminan  por  no  atreverse.  debes   devolver  parte  de  la inversión  a  la  empresa.

  Tampoco  es   igual  si  es   verano  o  si  es   final  de  año.  Influye  además   si  acabas   de  conseguir  cerrar  una  operación  de éxito o finalizar un gran proyecto que ha reportado beneficios directamente a la empresa. Una  solicitud  adecuada  en  un  momento equivocado puede provocar un resultado negativo.  Por  un  lado  de  tus posibilidades   como empleado.  justo  cuando  se  cierra  el ejercicio y  se preparan los   presupuestos   para  el  año  que  viene.  que estarán marcadas  por tu rol dentro de la empresa (aspectos  internos). Decide el mejor momento para pedir un aumento de sueldo Fuente imagen: Flickr/Victor1558 Tener  éxito  o  fracasar  en  la  solicitud  de  aumento  de  salario  depende  de  varios   factores. por otro lado  de  la  situación en que se encuentre la empresa (aspectos  externos)  y  también del momento y  el modo en el que esta subida de sueldo se solicita (aspectos contextuales). No es  lo mismo entrar en  el  despacho  de  tu  jefe  para  pedir  un  aumento  el  día  antes   de  que se marche de vacaciones  a hacerlo justo a su  vuelta.     6.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 15 .

 tus  posibilidades  de negociar aumentarán  exponencialmente. donde  los   proyectos   se  ralentizan  y   no  se toman grandes  decisiones  de cara al último semestre del año.  anota  los   momentos   concretos   en  los   que  se  cerrarán  los  proyectos  en los que  estás  trabajando.  Si trabajas  bien y  se terminan de forma satisfactoria. observes y analices para decidir cuándo vas a actuar.  Este  suele  ser  un  buen  momento. El  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 16 . Por eso es importante que seas paciente. ● Ciclo  del  jefe:  ponte  en el lugar de tu superior y  piensa en qué momento del año estará más  predispuesto a  escuchar  tus   demandas.  pues   las   empresas   están preparando  sus  presupuestos  para el año próximo.  pues  serás  considerado como un empleado de valor para la compañía. Para él.  Además.  En  consecuencia. por lo que valorará que le hagas la  petición  en  un  momento en el que tiene margen para negociarlo con sus  superiores.  es   decir. ganar  más   y   gastar  menos.  el  verano  es   un  momento  de  inactividad  general  para  la  empresa.     Elegir  el  mejor  momento  para  pedir  un  incremento  salarial  te  coloca  en  mejor  disposición para negociar. tu subida de sueldo es   un  pequeño  conflicto  de  intereses   que  tiene  que  afrontar;  los   intereses   de  la  empresa  frente  a  tus motivaciones   personales. ● Cierre  del  ejercicio:  marca  en  tu  calendario  hitos   clave  como  el  cierre  del  ejercicio  y   la  negociación  de objetivos.  Por  mucho  que  te  aprecie. El  objetivo  de  una  compañía  durante  los   trimestres   finales   es   salvar  la  cuenta  de  resultados. ● Vacaciones: señala también en el calendario las  vacaciones  para descartarlas  como momento idóneo.  tendrá  este  factor  muy   en  cuenta.  Márcalos   como adecuados. Tu jefe  estará pensando en sus  vacaciones  y  no querrá oir hablar de problemas. al igual que aquellos  en los  que está establecida la celebración de reuniones de evaluación. Planificación concreta frente al calendario Una práctica muy aconsejable es estudiar el momento directamente sobre un calendario del año. encuestas de empleados y similares.  las   partidas   de  gastos   nunca  se  amplían  en  estos periodos. Piensa que tu jefe tiene asignado un presupuesto para su  departamento  y   que  subirte  el  sueldo  puede  provocar  un  desajuste  que  vaya  en  contra  de  sus objetivos. ● Proyectos   clave:  por  último. que serán quienes seguramente tomarán la decisión final.  que  suele  ser  a  final  de  año.

  durante  el  fin  de  semana tu jefe tendrá tiempo para meditar sobre lo que habéis tratado y valorar su decisión. aquel momento en el que tienen más visibilidad para el mando directivo de la empresa.  has   encontrado  tu momento.  Si  él  elige  el  día  y   la  hora.     final  de  un  proyecto  de  éxito  suponen  los   “quince  minutos   de  gloria”  para  los   empleados   que  han trabajado en él.  Establecer la reunión un viernes también  es   una  buena  idea.  Aunque  resulte  obvio. Si  tienes   la  suerte  de  compartir  ocasiones   informales   y   privadas   con  tu  superior.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 17 .  intenta  que  sea  antes   de  una  pausa. Si  al  comenzar  la  entrevista  ves   que  ha  tenido  un  mal  día  o  lo notas  de mal humor.  por  si  la  conversación  se  alarga. El mejor lugar para negociar El  lugar  donde  te  acercas   a  tu  jefe para pedirle que te suba el sueldo es  tan importante como el momento en que lo  haces.  Así.  una  comida  de  trabajo  o  similar.  puedes   aprovecharlos   para  anunciarle tu intención y  pedir una cita formal con él donde le expongas tus argumentos.  evitarás   que factores  externos  en los  que no tienes nada que ver se vuelvan contra ti durante la negociación.  Por  otro.  el  pasillo  no  es   el  mejor  lugar  para  acercarte  con  este  tipo  de  demandas.  Evitarás   interrumpirle  cuando  está  ocupado  o  nervioso  por  cuestiones   que  desconoces   o  entretenerle cuando está a punto de salir. ¿Algunos   de  estos   eventos   coinciden  en  la  misma  semana  del  año?  Estás   de  suerte.  planifica  esa reunión  formal. un “aquí te pillo.  tendrás   la  seguridad  de  que  es   su  mejor momento. aquí te mato” y le predispondrá de forma negativa. aplázala a otra ocasión. Por un  lado  agradecerá  tu  consideración  y   se  sentirá  aliviado. La  reunión  es   importante  por  ese  motivo. Solicitar una reunión Una  vez   que  tienes   señalada  en  el  calendario  la  fecha  en  que  tendrás   las   mayores   oportunidades. Parecerá una amenaza. Por  eso.  como  la  vuelta  de  una reunión con  clientes.  donde  puedas   disponer  del  tiempo suficiente como para exponer las  razones  que te han llevado a considerar que mereces un incremento de salario y tu jefe tenga la predisposición para prestarte toda su atención.

  Hay   que  aprender  a pedir. lo que conlleva a la frustración constante de sentirse mal pagado).  ni siquiera  se  plantean  muchas   veces   si  se  lo  merecen. Piensa en tus posibilidades: el coach profesional Fuente imagen: Flickr/Ulisse Albiat Los   expertos   señalan  que.  Hay   muchos   factores   en  juego.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 18 .  la  petición  de  aumento de sueldo es  el segundo evento más  difícil de la  vida  laboral  de  una  persona. Esperar  a  que  la  compañía  tenga  la  iniciativa  de  valorar  económicamente  los   esfuerzos   de  los   empleados   a veces   funciona.     7. El  resultado  es   que  la  mayor  parte  de  las   personas   no  saben  cómo  ni  cuándo  pedir  un  aumento  de  sueldo.  el  empleado  teme  que  un  rechazo  vea comprometida su carrera.  En  otros   casos.  tanto  económicos   (un  aumento  de  salario  lleva asociada  una  mejora  en  la calidad de vida) como psicológicos  (el miedo al fracaso paraliza en muchas  ocasiones la petición.  pero  no  todas   las   empresas   han  diseñado  adecuadamente  sus   políticas   de  remuneración  y reconocimiento  y   en  ocasiones   el  aumento  de  salario  tan  deseado  y   merecido  nunca  llega. muchos profesionales deciden buscar la ayuda de un coach.  tras   el  despido. Por estas razones.

  Por  el contrario.  Así  pues.  ¿A  que  no  vas   a  visitar  a  tus   clientes   sin haber preparado la reunión? En  este  caso  es   lo  mismo.  que  son autolimitantes. pero habrás quemado un cartucho y pasará tiempo antes de que estés en condiciones de volver a intentarlo.  Esto  significa  que.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 19 .  te  permitirá  llegar  a  la negociación  mucho  más   seguro  de  ti  mismo  y   convencido  de  que  lo  que  estás   pidiendo  es   razonable.  Prepararte  bien  la  reunión. ese gran enemigo Si  decides   pedir  consejo  a  un  coach  profesional  debes   tener  claro  qué  puede  hacer  por ti un perfil de este tipo y no  crearte  falsas   expectativas.  Si tienes éxito  tus   condiciones   se  verán  directamente  mejoradas.  difícilmente  tendrás   éxito. a analizar todas tus opciones de manera objetiva y a buscar la mejor estrategia para conseguir tu propósito.  Pedir  un  aumento  es   como  vender  un  proyecto. si fracasas  no es  el fin del mundo.  que  vas   a  fracasar  en  tu  objetivo. Desarrollo de habilidades El coach es  un entrenador personal que ayuda a desarrollar las  habilidades  clave y  a bloquear obstáculos  como el miedo  antes   mencionado.  Su  principal  tarea  es   ayudarte  a  deshacerte  de  los   miedos.  tus   miedos   te hacen  tener  inseguridades   y   pensar  que  vales   menos   de  lo  que  vales. porque de lo contrario.  Si  no superas   estos   pensamientos   tan  destructivos   desde  el  punto  de  partida.  Un  coach  te  ayudará  a  pensar  con  claridad ante la situación difícil que se te presenta. tienes que deshacerte del miedo.  cuando  analizas   una  situación  o  te  enfrentas   a  un  problema. El miedo.     La preparación como clave de éxito La  preparación  es   fundamental  en  un  asunto  que  tiene  consecuencias   tan  importantes   como  la  petición  de  un incremento  salarial.  con  ayuda  de  un  profesional. simplemente no puedes negociar bien.

Razona por qué te mereces el aumento. ¿En  qué  proyectos   de  éxito  has   participado?  ¿Cuáles   son  tus   aportaciones   a  la  empresa. Elabora tu estrategia. has  valorado los  pros  y  los  contras  y  has  trabajado las  objeciones  tendrás  sin duda muchas más posibilidades de éxito.  tanto  cuantitativas como  cualitativas?¿Eres   un  empleado  ejemplar?¿Estás   comprometido  con  los   objetivos   de  la empresa?¿Colaboras   en  conseguirlos?¿Ayudas   a  tus   compañeros?  Todas   estas   preguntas   te  ayudarán  a elaborar  una  lista  por  la  que  empezar  a  evaluar  hasta  qué  punto  te  mereces   un  incremento  de  salario objetivamente.     8.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 20 . cómo pedir el aumento de sueldo Fuente imagen: Flickr/Gabriel Saldana Conseguir  el  aumento  de  sueldo  que  deseas   va  a  depender  en  gran  medida  de  cómo  lo  pidas.  Si  has   pensado bien  en  tu propuesta.

  y   ten  la  seguridad  de  que  lo  hará. Cuánto pedir Aunque  la  empresa tendrá la última palabra en qué porcentaje verá aumentado tu salario.  Piensa  que el objetivo de una empresa es  ganar dinero.  son  cuentos”. Justificar  con  números   el  importe  que  se  solicita  siempre  es   muy   recomendable.  por  lo  tanto  el  único  para  valorar como representante de la empresa si mereces  el aumento.  más   comprobará  tu  jefe  que  has   razonado  tu  propuesta  y   más  claros  verá los  beneficios  de subirte el  sueldo. debes  hacer seriamente el ejercicio de qué importe consideras  justo que te suban. además  de que establecen rangos  u horquillas   salariales   por  puestos.  Por  eso. ¿Cuánto ha ganado gracias  a ti? ¿Cuánto dejaría de ganar si no hicieras tan bien tu trabajo? Por  otro  lado. Se convertirá  en  tu  apoyo  interno  e  intervendrá  a  tu  favor  cuando  el  asunto se escale al Departamento de Recursos Humanos o a los altos directivos.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 21 . sino aliados. Estrategia del valor Como  dice  el  refrán. De modo que sé paciente y actúa paso a paso. Algunas   personas   deciden  saltar  al  jefe  directo  y   acudir al director de departamento con el objetivo de establecer una  mayor  presión.     El interlocutor más adecuado Tu  jefe  directo  es   la  persona  con la que debes  hablar sobre este tema. por lo que cuanto más  le hagas  ganar directa o indirectamente. pedir un aumento de sueldo no deja de ser una negociación donde las dos partes tienen distintos intereses y hay que llegar a  un punto de acuerdo común.  de  manera  que  cuantos   más   números   aportes   en  la negociación. como debe ser.  en  tus   argumentos intenta  calcular  tu aportación económica a la empresa.  Es   un  error.  calcula cuánto es ese recorrido y establece un porcentaje razonable. como trabajador y   como  persona. Algunas  compañías  tienen por  norma  no  aumentar  más   de  un  porcentaje  determinado  en una sola vez. Es  quien más  te conoce.  Al final. No te interesa crearte enemigos en este asunto.  Si  te  queda  recorrido  hasta  llegar  al  tope  máximo  de  tu  rango  salarial.  “lo  que  no  son  cuentas. más indispensable resultarás y más posibilidades tendrás de negociar.  pues   cuando  pregunte  a  tu  jefe  inmediato.  debes   tener  en  cuenta  los   límites   en  ajustes   de  salario  de tu empresa.  a éste  la  noticia  le  caerá  por  sorpresa  y   probablemente  le produzca una sensación negativa.

Puede  que  tomar  este  riesgo  se  te  vuelva  en  contra  y   al  final.  tus   gastos   forman  parte  de  tu  ámbito  personal  y   no puedes   pretender  que  la  empresa  en  la  que  trabajas   se  involucre  en  la  gestión  de  tus   finanzas.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 22 .  tu  alineación  con  la  filosofía  de  la  empresa  y   tu  implicación  para  conseguir  la excelencia en el trabajo que realizas.  Aunque  tengas   la  seguridad  de  que compañeros   tuyos   con  funciones   similares   perciben  un  mayor  salario.  Señala  tu actitud optimista.  Incluso  así.  que  también  son  muy   importantes. Por  otro  lado. Evita  también  los   agravios   comparativos.  No  menciones   tu  situación  económica.  no  te  salga  bien  la  jugada  y   tengas   que  abandonar  el  trabajo  cuando  tu  objetivo inicial  no  era  éste.  hay   empresas   que  tienen  la  política  de  no  contraofertar. Estrategia de la amenaza Por  muy   buen  trabajo  que  realices.  Por  eso  las  amenazas  no funcionarán  durante  la  negociación.  si  tienes   éxito  y   consigues   el aumento.  por  lo  que  no  es   una  estrategia segura. dejarás  una secuela. un poso.  no  los   menciones   directamente. crees   un  ambiente  negativo. Estrategia de la compasión Adoptar  una  actitud  de  víctima  es   el  primer  paso  para  que  la  empresa  considere  que  no  mereces   el  salario  que estás   pidiendo.  no  te  benefician  en  nada. que mantendrá la percepción de que te concedió el aumento porque no tenía otro remedio. en tu jefe. siempre positiva  y   dispuesta  a  ayudar.  No  es elegante  y   puede  incluso  llegar  a  perjudicar  el  desarrollo  profesional  de  esas   personas   con  las   que  te  estás comparando.  No  olvides   que  tu  objetivo  es   conseguir  que  te  suban  el  sueldo  y   debes   acercarte  a  él  con actitud positiva y humilde.  ten  claro  que  no  eres   imprescindible.  por  culpa  de  radicalizar  en  exceso  tu  posición.     Aporta  también  beneficios   cuantitativos.  Nadie  lo  es.  Evita  lanzar  ultimátums   a  no  ser  que  tengas   una  oferta  en  firme  de  otra compañía.  No  es   su competencia.

Trabaja tu aumento de sueldo con antelación e inteligencia Fuente imagen: Flickr/Matt Wynn ¿Quieres   cobrar  más?  Tendrás   que  demostrar  que  te  lo  mereces.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 23 .     9.  Tómalo  como  una  carrera  de fondo en la que tendrás que empezar a trabajar en tu incremento salarial mucho antes de pedirlo.

  pero  ¿cómo  pones   buena  cara cuando  hay   un  compañero  que  te  molesta  o  cuando  tienes   problemas   personales   que  te  afectan  en  el trabajo?  Seguro  que  no  todo  es   malo  en  tu  jornada  laboral.  Cuando  veas   que  afloran  los sentimientos   negativos.  Si  consigues   hacerte indispensable  para  él.  incluso  las   malas.     ● Trabaja  tus   relaciones:  el  networking  es   un  aspecto  clave  a  la  hora  de  conseguir  el  éxito  profesional.  son  un  aprendizaje. cultivar siempre  una  actitud  positiva  despertará  las   simpatías   de  tus   colegas   y   tus   superiores.  tómate  una  pausa  y   pregúntate  cuál  es   la  razón  de  que  te  sientas   así  para bloquearla. con  lo  que  harás   más   y   mejor  trabajo  en  menos   tiempo  y   destacarás   sobre  tus   compañeros   en  este sentido. actitud muy apreciada  por  las   empresas.  conseguirás  alcanzar mayores  cotas  de productividad.  de  modo  que  puedas   asegurarte  de  que  puedes   dejar  de pensar  en  una  tarea  que  debes   hacer  después   sin  que  se  te  olvide.  sigue  sus   pasos   y   conviértete  en  su  mano  derecha. Tu jefe será además   tu  mejor  aliado  a  la  hora  de  negociar  el  nuevo  salario  con  el  Departamento  de  Recursos Humanos   o  con  las   personas   que  tomen  la  decisión  final.  Haz   una  lista. aprende a gestionarte y suma puntos en tu carrera hacia el aumento de sueldo. ● Trabaja  tu  actitud:  relacionado directamente con el trabajo en las  relaciones  con tus  compañeros.  Nunca  sabes cuándo te pueden echar una mano.  No  te  olvides   tampoco  de  las  relaciones  con tus   compañeros.  Muéstrate  siempre  en  disposición  de  ayudar.  Hay   muchos   otros   trucos   para  ser eficiente.  Cada  experiencia.  Destaca  tus   pequeños   éxitos   para  ganar  visibilidad  sin  desmerecer  los logros   de  tus   compañeros. Al sonreir  a  menudo  generas   un  impacto  muy   positivo  en  las   personas   que  hay  a tu alrededor. Clasifica tus  tareas entre  urgentes   e  importantes   y   concéntrate  en  las   primeras   (las   importantes   pasarán  a  ser  urgentes cuando  las   hayas   acabado).  Recuerda  por  último  cuidar  las   relaciones   con  tus   clientes.  así  que  concéntrate  en  las   partes   buenas   y saca  lo  positivo. Déjate  aconsejar  por  él.  tendrá  más   miedo  a  perderte  y   estará  más  predispuesto a escuchar tus  demandas. ● Trabaja  tu  eficiencia:  si  gestionas   bien  tu  tiempo. Verás que poco a poco. Construir  una  buena  relación con tu jefe es  una de las  mejores  formas  de empezar a trabajar en tu futuro.  sé  amigable y  aprecia el trabajo ajeno.  de  manera  que  valore  el  beneficio  directo  que  supone  en  su  día  a  día  contar contigo. ● Trabaja  tu  compromiso:  demuestra  que  respetas   a  la  compañía  en la que trabajas  y  te preocupas  por su  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 24 . con entrenamiento.  Aleja  los conflictos   y   colabora  en  el  buen  ambiente  de  trabajo.  Elimina  los   ladrones   de  tiempo de tu zona de trabajo y  procura no distraerte. conseguirás que tus días sean mejores.  Decirlo  es   fácil.

● Trabaja  tus   competencias:  mantén  tus   conocimientos   al  día  con  acciones   de  reciclaje  y   no  pares   de aprender  cosas   nuevas.  Los   empleados   comprometidos   son  una  especie  en  peligro  de  extinción y por ese motivo destacan sobre la masa gris restante.  podrás   asumir  más   responsabilidades   cuando  estés   preparado  para  ello  y   ese  será  un  buen momento para solicitar el aumento de salario que persigues.  haz   tuya  la  estrategia empresarial  y   ve  a  por  todas.  Pide  a  tu  jefe  que  te  forme.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 25 .     éxito. Si te enseña lo que sabe.  Colabora  de  buen  grado  en  las   propuestas   encaminadas   en  este  sentido.  pégate a él todo lo que puedas.

     10.  haciendo  un  esfuerzo  por entender  cuáles   son  los   criterios   que  tendrá  tu  jefe.  convincente  y   basada  en datos  por un lado te ayudará a demostrar a tu jefe  que  efectivamente  mereces   el  aumento  y   por  otro  le  facilitarás   a  él  los   argumentos   para  realizar  la  venta interna  con  el  Departamento  de  Recursos   Humanos   o  la  alta  dirección.  como  representante  de  la  empresa  en  la  que  trabajas.  Durante  toda  la  negociación  habrá  que  buscar  el  consenso.  hay   que  prepararla  para  tener  las   mayores posibilidades   de  éxito.  quien  finalmente  tomará  la  decisión. Presentar  una  argumentación  justificada.  para valorarte.  La mejor manera de preparar tus argumentos es haciendo listas:  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 26 .  como  tal. Prepara la entrevista para negociar el salario Fuente imagen: Flickr /Eduardo Pedir  un  aumento  de  sueldo  es   una  negociación  y.

 autonomía. Argumentos Estratégicos ○ Proyección  futura:  proyectar tus  resultados  presentes  hacia el futuro es  una muestra de madurez profesional.  plantea  qué  supondría  para  la  empresa  en términos económicos no contar contigo. ○ Felicitaciones   y   reconocimientos   recibidos:  recuérdale  a  tu  jefe  todas   las   veces   que  te  ha felicitado  por  tu  buen  trabajo. ○ Evolución  en  la  empresa:  haz   una  exposición  de  tus   progresos   desde  que  entraste  en  la compañía  o  desde  la  última  vez   que  te  ascendieron.  Argumenta  no  solo  en  términos   de  logros. ○ Situación  del  mercado:  analiza  cuál  es   la  demanda  actual  del  mercado  para  puestos   como  el tuyo  y   cuál  es   la  remuneración  media  ofrecida.  aumento  de  ventas. No está de más llevar un listado para hacer un pequeño repaso de ellas si lo ves necesario.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 27 . Argumentos Económicos ○ Tiempo desde la última vez  que te subieron el sueldo: haz  memoria.  en  cuanto  a  eficiencia  en  costes. ¿cuánto tiempo hace que no percibes   un  incremento  en  tu  salario?  ¿De  qué  porcentaje  fue  este  aumento?  Recuérdaselo también a tu jefe.  pero  necesitarás   tener  iniciativa  y   estar  dispuesto  a  asumir  mayores responsabilidades. ○ Posición  de  valor:  sin  que  suene  a  una  amenaza.  aún  puedes conseguir  el  aumento.     Argumentos Operativos ○ Tareas   y   responsabilidades:  muchas   veces   los   jefes   están  inmersos   en  la  vorágine  de  su día a día  y   no  son  conscientes   de  la  cantidad  de  tareas   que  realizas   y   responsabilidades   que  tienes.  visión  y   compromiso  con  la  empresa.  calidad. ○ Fortalezas   y   capacidades:  argumenta  que  puedes   hacer  mucho  más   de  lo  que  haces actualmente.  Documéntalos   lo mejor  que  puedas. ○ Logros:  destaca  los   resultados   que  has   obtenido  desde  tu  último  aumento.  Hoy   en  día  es   fácil  obtener  esta  información  de informes   públicos   sectoriales. productividad…. A veces el tiempo pasa tan rápido que ni nos damos cuenta.  Indica  que  ves   tu  futuro profesional dentro de tu compañía y que no tienes intención de abandonarla. que todavía tienes potencial por explotar e indica en qué ámbitos. etc. sino de competencias y conocimientos adquiridos.  el  feedback   de  los   clientes   satisfechos   o los  reconocimientos  que has recibido de la alta dirección.  Si  ya  estás   en  tu  máximo  respecto  del  mercado.

 Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 28 .  aumentando  un  X  mi  productividad”. ○ Posibles   objeciones:  ¿qué  razones   podrían  llevar  a  tu  jefe  a negarte el aumento de sueldo? Haz una  lista  también  de  estas   para  que  no  te  pillen  por  sorpresa  cuando  te  las   plantee.  Ponte  tus   propios   objetivos. No  olvides   que  las   empresas   no  aumentan  los   sueldos   en  base  a  las   necesidades   de  los empleados.  sino  a  las   posibilidades   que  esos   empleados   tienen  de  aumentar  sus   beneficios   o disminuir sus gastos.  de  manera  que desmontes todos los razonamientos en contra que tu jefe pueda imaginar.  del  tipo:  “conseguiré  X clientes   más   al  mes”.  Tus   contrargumentos   también  deben  estar  justificados.     ○ Beneficios   ¿qué  obtiene  la  empresa  si  te  sube  el  sueldo?:  Plantea que tu incremento salarial es también  un  empuje  a  tu desarrollo profesional.  estarás   más   motivado y  comprometido y  por tanto resultarás  más  productivo. de manera que estás  dispuesto a asumir mayores responsabilidades.  el  mercado.  Analiza  el contexto.  “me  esforzaré  para  ganar  eficiencia.  ponle  números   también  a  esto. Si  puedes. ○ Contrargumentos:  reflexiona y  encuentra una respuesta para cada una de las  objeciones  posibles que  has   imaginado.  la  situación  económica  de  la  empresa…  todo  lo  que  se  te  ocurra  que pueda trabajar en tu contra.

 más  posibilidades  de éxito conseguirás.  A  nivel psicológico.  Evita  los   enfrentamientos. puedes utilizar las siguientes tácticas: Clima Durante  la  reunión  de  negociación. En este sentido.     11.  Las   negociaciones   son  en  general  difíciles.  crea  un  clima  amistoso.  Aunque  la negociación del sueldo es siempre un momento incómodo.  Conoces   a  tu  jefe.  tómatelo  con  calma. Comunicación no verbal Sonríe.  conciliador. para evitar la angustia que esta situación  puede  provocarte.  no  muestres   nervios.  debes   intentar  plantearte  esta  reunión  como  un  asunto  más   del  día  a  día.  pero  puedes conseguirlo. intenta aligerar la tensión lo máximo posible.  Es   difícil.  por  lo  que  cuanta  más   experiencia  y  más recursos   tengas   a  la  hora  de enfrentarte a ésta.  Así  le  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 29 .  Siéntate  en  la  silla  de  forma  relajada.  tratas   con  él  todos   los   días. Cómo negociar el sueldo Fuente imagen: Flickr/FacebookSeite Puede  que  tu  jefe esté de acuerdo con todos  tus  planteamientos  pero igualmente tengas  que negociar algunas  de las   cuestiones   que  pides.

 o bien un poco a la baja.  Lo  único  que  te  falta  exponer  es   cuál  es   tu  petición  en  cuanto  al  aumento  de sueldo que consideras justo.  Obsérvale  bien  y   déjale  tiempo  para  que  procese  y   se exprese.  que  sabes   escuchar  y   que  estás dispuesto  a  rectificar  tus   errores.     quitarás parte del peso que tiene. Busca los  elementos  en común para conseguir un acuerdo viable. Flexibilidad Aunque  sientas   que  estás   siendo  razonable  sobre la subida de salario.  si  no  consigues   el aumento que buscas. Propuesta Tu  propuesta  sobre  el  incremento  salarial  debe  ser  la  consecuencia  de  los   argumentos   que  has  expuesto.  sino  de  que  aproveches   para  preguntar  a  tu  jefe  si  está satisfecho  con  tu  trabajo.  de  manera  que  la  empresa  solo  te  pagará  si  has   producido  el  beneficio  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 30 . o  un  aumento  progresivo  durante  los   próximos   años.  Demuestra  que  pones   atención  a  lo  que  te  dice.  en la que ambas  partes  resulten beneficiadas. Tienes  mucha información y  tiene que  procesarla  toda. al menos tendrás pistas sobre qué comportamientos mejorar para intentarlo la próxima vez.  además   de  causar  una  muy   buena  impresión  en  él. no le sobrecargues.  Así. Los silencios Trata  de  dejar  tiempo  a  tu  jefe  para  que  asimile todo lo que le estás  contando. Actitud Busca  una  solución  consensuada. de forma que úsalo inteligentemente alternando la conversación con los silencios. Tienes tiempo.  También  puedes   proponer  que  tu  aumento  esté  sujeto  al cumplimiento  de  ciertos   objetivos. Intercambio No  se  trata  solo  de  que  tú  expongas   tus   argumentos. acepta negociar.  una  proyección  de  tu  potencial  y   una  estimación de cuál es   tu  valor  en  el  mercado.  A  estas   alturas   ya  tienes   una exposición  de  tus   resultados   durante  el  último  periodo. Debe resultar  proporcional  a  esos   argumentos   y   al  mismo  tiempo  razonable  y   viable.

  no  estás   pidiendo  que  te  hagan  un  favor. Serán algunos   días   más   de  incertidumbre  para  ti.  la  empresa  te  acompañará porque tu crecimiento supone mayores beneficios para todos.  un  error  muy   frecuente. Infórmate previamente sobre la política retributiva de tu empresa para asegurarte de que tu petición resulta viable.  Por  otro  lado. Tiempo Pese  a  que  lo  que más  te gustaría es  zanjar el asunto al terminar la reunión. probablemente no es  lo que suceda. sino que te correspondan con algo que es justo y que te mereces.  no  debes   confundir  humildad  con  servidumbre.  de  forma  que  todo  lo  que  hagas   por despertar  sus  simpatías  a nivel emocional te ayudará a conseguir tu objetivo.  pero  intentar  forzar  a  tu  jefe  a  que  tome  una  decisión  durante  la entrevista  resultará  sin  duda  perjudicial. en este sentido. Dale  tiempo  a  tu  jefe  para  valorar  tus   argumentos   y   las   posibilidades  de la empresa y  tomar una decisión.     esperado para ella.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 31 . La humildad.  Si  no  temes   crecer. acuerda los tiempos y la manera en la que verás reflejado tu aumento de salario.  La  decisión  final  está  en  tu  jefe. Compensación Si  no  puedes   conseguir todo el aumento que pedías  y  tienes  que negociar a la baja.  En  caso  de  que  la  respuesta  sea  positiva. Iniciativa Si  la  cosa  está  difícil. en este momento o en unos días.  No pidas   disculpas   por  solicitar  el  aumento.  o  en  el  jefe  de  tu  jefe. Humildad Debes  ponerte en valor a ti mismo como empleado y  al trabajo que realizas.  para  mejorar  tus   posibilidades   puedes   proponer  la  opción  de  asumir  nuevas responsabilidades   a  cambio  del  incremento  salarial  que  pides. pero sin resultar demasiado orgulloso o  presuntuoso. intenta conseguir otro tipo de retribuciones   en especie. es  un valor  muy   apreciado.

  Agradece  el  tiempo  que  te  ha  dedicado  tu  jefe.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 32 .     Despedida Sea  cual  sea  el  contenido  de la reunión que habéis  tenido.  y  la posibilidad que te ha brindado de expresar tus inquietudes. Es importante causar una impresión profesional y madura hasta el último momento. termina la conversación de forma relajada y  despídete amablemente.

  A  pesar  de  ello. Las quejas   lo  único  que  provocan  es   energía  negativa.  hay   que  poner  al  mal  tiempo  buena  cara  y   buscar  siempre soluciones   para  conseguir  mejores   resultados.  Si  eres   una  de  esas   personas   que  todo  lo  ven  negro.  Si  estás   nervioso  o  no  te  has preparado  lo  suficiente.  Crear valor sí  lo  hace.  trabaja  tu  actitud  y   la  manera  en  que  ves   el mundo antes  de ir a pedir tu incremento de salario.  El  mercado  es   igual  de  complicado  para  todos.  o gris.  en  el  contexto  actual  hay   que  trabajar  más para  conseguir  menos.  minan  el  ánimo  de  los   que  tienes   alrededor  y   hacen que  te  conviertas   en  una  persona  difícil  de  tratar.  ¿Quién  querría  darte  un  aumento  de  sueldo  en  estas circunstancias?  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 33 .  puede  que  llegues   a  la  reunión  con  tu  jefe  sin  convicción  suficiente  en  lo  que  pides   y cometas alguno de estos errores: ● Quejarse  del  trabajo:  las   actitudes   negativas   y   derrotistas   no  justifican  aumentos   de  sueldo. Errores a evitar durante la negociación Fuente imagen: Flickr/Victor1558 La  negociación  de  un  aumento  de  sueldo  es   un  momento  de  gran  tensión.     12.

● Compararse  con  otros  compañeros: debes  demostrar que mereces  el aumento por tu trabajo.  céntrate  en  lo  positivo.  tienes   préstamos.  que  suelen  percibirse  como  muy desesperados.  Analiza  la  situación  y   revisa  tu  desempeño  y   tu  productividad para la empresa.  es   la  actitud  que  estás   adoptando  para expresarlo  lo  que  no  funciona. ● Apelar  a  la  situación  económica  personal:  el  coste  de  la  vida  cada  vez   es   más   alto. pues hará que la empresa perciba el beneficio y quiera retenerte.  argumentar  en  este  sentido:  “Es que  mi  compañero  Ramón  cobra más  que yo”. mientras  ves  pasar a otros  compañeros  que en dos  o tres  años  ya han visto  progresar  sus   carreras.  hace  mucho  que  no  te  suben  el  sueldo  y   ves   que  a  otras   personas   sí constantemente.  todo  sube.  Al  contrario. Destacar en tus  logros  es  lo único que te garantiza el aumento.  de  modo  que  olvida  este  razonamiento  como  argumento durante tu negociación.  Es   un  comportamiento  muy   común. denota  debilidad  y   necesidad  de  que  te  compadezcan. Tus  argumentos  no pueden circular alrededor de cuántos  años  hace que te incorporaste.  lo  cual  no  es   una  actitud  que  se  valore positivamente  en  el  entorno  laboral.  vas   a tener  un  hijo  y   tus   gastos   van  a  aumentar. ● Mostrar  tristezas   familiares   o  momentos   duros:  el  chantaje  emocional  no  suele  funcionar.  Puede  que  tengas   razón  en  todo  lo  que  dices.     ● Hacerse  la  víctima:  porque  tú  te  lo mereces  pero son los  demás  que no te valoran nunca lo suficiente.  pero  ir  de  víctima  no  te  ayudará  a que  lo  sea  más.  ¿Por  qué?. ● La  antigüedad  no  es   un  argumento:  puede  que lleves  cinco años  en la empresa y  no hayas  mejorado tus condiciones   u  obtenido ascensos. el trabajo  es   muy   difícil.  una  hipoteca…  ¿y   quién  no?  No  puedes culpar  a  la empresa si tienes  más  gastos  de los  que puedes  asumir.  porque  no  es   justo…  ¿y   qué?  La  vida  no  es   justa.  Transforma  tus   negaciones   en  afirmaciones. sino  sobre lo que has  conseguido durante ese tiempo.  Evita absolutamente este tipo de afirmaciones. no por el de los   demás. Provocarás un resultado mucho mejor.  aunque  poco  maduro.  Una  cosa  es   que  te  lleves   bien  con  tu  jefe  y   durante  momentos   de intimidad  informal  compartas   con  él  un  problema  personal  y   otra  muy   distinta que aproveches  la reunión de  negociación  del  sueldo  para  apelar  a  este  tipo  de  argumentos. La compañía para la que trabajas  no es   responsable  de  tus   finanzas   personales. Comparar  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 34 .

     tu  salario con el de otros  trabajadores  es  un argumento que no suele gustar a los  jefes  porque denota una personalidad  envidiosa. si caes  en ellos. Por eso. ● Elegir un mal momento ● Elegir un mal lugar ● Elegir un mal interlocutor Una  última  recomendación  tiene  que  ver  con  la  discreción.  lo  que  es   probable.  Si  consigues   el  aumento. Si  tu compañero supo negociar su salario durante la contratación mejor de lo que tú lo hiciste.  ¡enhorabuena!.  Si  no  las   consiguen.  Sé  lo  suficientemente  reservado  como  para  no  divulgarlo  por  toda  la  empresa.  Esta actitud no suele ser bien apreciada y  puede originar que otros  empleados  comiencen en masa a pedir sus  subidas salariales   por  compararse  contigo.  pero celébralo  discretamente. harán que no llegues a tu reunión clave en las mejores condiciones. trata también de evitarlos.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 35 . no intentes beneficiarte de ello. No arriesgues en este sentido a no ser que tengas una oferta en firme de otra compañía. Existen  también  errores   comunes   que  se  cometen  antes   de  la  negociación y  que. me voy  de la empresa”.  además   de  que  es   una  muestra  de  inmadurez profesional.  que  está  más   preocupada  por  lo  que  hacen  los   otros   que por los  logros  propios. Lo más  probable es   que  se  vuelva  en  contra  tuya  y   tengas   que  cumplirlo. ● Amenazar:  suele  ser  el  último  recurso  cuando  nada  de  lo  demás   funciona.  puede  provocarte envidias  hacia ti y que surjan enemistades con tus compañeros que hasta ahora no existían. Aprende para conseguirlo tú también.  Hay   que  evitar  por  todos  los medios   lanzar  un  ultimátum  del  tipo  “si  no  me  das   el  aumento.

 que el incentivo económico no es adecuado al grado de responsabilidad que asumirás.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 36 . Cuando el aumento de sueldo tiene que ver con cómo ascender en el trabajo Fuente imagen: Flickr/Victor1558 Un  ascenso  normalmente  va  acompañado  de un aumento de sueldo. valorar las  ventajas  e inconvenientes  que conlleva el nuevo puesto. lo que sí significa es  un reconocimiento  a  un  trabajo  bien  hecho.     13. ● Aceptación (o rechazo): momento en el que asumes (o no) el nuevo puesto. Aunque no lo haga.  pasamos   por  varias   fases   cuando  la  compañía  para  la  que trabajamos nos ofrece una promoción: ● Reconocimiento:  la  primera sensación que te invadirá es  el orgullo de haber recibido un reconocimiento al trabajo bien hecho.  En  general. Es un enchufe de motivación de cara a aceptar el nuevo puesto. ● Valoración:  supone  analizar  las  condiciones  al detalle. ● Negociación:  implica  que  tratarás   de  mejorar  las   condiciones   del  ascenso  si  consideras   que  no  son justas.

Así.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 37 .  a  veces   ocurre  que  los   sentimientos   juegan  una  mala  pasada  y   te  sientes   tan  alagado  por  la propuesta de ascenso. analizar cómo cambiará tu vida si aceptas.  si  esperabas   la promoción pero las  condiciones  (económicas  o de otra índole) no se ajustan a tus   expectativas   o  si  bien  has   salido  del  escenario  anterior  considerando  que  no  podrás   asumir  el nuevo puesto porque  no  tienes   la  preparación  suficiente. te enfrentarás  a un dilema.     Ahora  bien. existen dos posibles escenarios: ● ¿Estoy preparado? Si  el  ascenso  no  estaba  en tus  planes.  Hablar  con  la  persona  que  ocupaba  el puesto antes que tú.  En este momento. que además mereces.  comparando  la  nueva  situación  y   el  nuevo  puesto con  el  anterior.  cuando  pasas   de  la  primera  fase  (reconocimiento)  a  la  cuarta  (aceptación)  sin  transitar  por  la  segunda  y   la tercera  (valoración/negociación).  tu  pregunta  girará  acerca  de  las   consecuencias   de  rechazar  el ascenso.  tendrás   la  oportunidad  de  negociarla  y posiblemente mejorarla.  imagina  que  una  vez   que  asumes   el  nuevo  puesto.  puedes   caer  en  el  riesgo  de  que  tu  promoción  se  vuelva  contra  ti  porque  los incentivos   económicos   que  vas   a  recibir no están compensados  con la carga de responsabilidad o el aumento de intensidad de trabajo que conlleva el nuevo puesto. que olvidas valorar la situación antes de aceptar el ascenso.  sucede  que  te  encuentres   en  la  circunstancia  de  trabajar  mucho  más   y   con  muchas   más responsabilidades pero cobrando proporcionalmente menos. Es   decir. El dilema Si  eres   precavido  y   una  vez   pasada  la  etapa  del  reconocimiento  vuelves   a  poner  los   pies   en  la  tierra  valoras adecuadamente  la  propuesta  que  te  ha  realizado  tu  empresa. ● ¿Puedo rechazarlo? En  cualquier  caso. ¿tengo las  capacidades  que se requieren para ocupar el nuevo puesto? ● ¿Se ajustan los incentivos a la realidad del nuevo puesto? Tendrás   que  reunir  los   datos   suficientes   para  responder  a  esta  pregunta. pedir opinión a tu jefe inmediato.

  Enfréntate  al  rechazo  con  sinceridad  para  que  tu  empresa  entienda  cuáles   son  tus   motivos   y  no lo interprete como una falta de compromiso. Si aceptas  sin esta negociación. es  el momento de negociar.  Porque  si  aceptas   y   fracasas. es  más conveniente  rechazarlo  y   enfrentarse  a  las   posibles   consecuencias.  Plantea  entonces   un  variable  sujeto  a  objetivos. si tienes  el convencimiento de que no reúnes  los  requisitos  que exige el nuevo puesto.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 38 .  Es   fácil  caer  en  la tentación de subirte a un tren que no es para ti y llegar a un destino que no era el que buscabas”.  evitarás   la frustración de asumir un puesto de trabajo que no se corresponde con un salario adecuado al mismo y  la empresa desembolsará  la  cantidad  pactada  solo  si  le  ha  reportado  los   beneficios   esperados.     Rechazar antes de fracasar En  el primer caso.  la  empresa  no  está  predispuesta  a  un  aumento  del  salario  base  más   allá  de  las  condiciones pactadas.  el  impacto  negativo  que  generarás   es   peor  que  las  consecuencias del  rechazo.  cuando  tus   expectativas   sobre  el  nuevo  puesto  no  se  adecúan  a  las   condiciones económicas  que te ofrecen.  Así  demostrarás   que  lo  mereces. Negociar en fijo o variable En  el  segundo  caso. preparación y   experiencia. Tanto eres. En  algunos   casos. tanto vales. Valora  tus   motivaciones   y   asegúrate  de  que  tus   limitaciones   se  basan  en  razones   objetivas   y   no  miedos irracionales. tu puerta se habrá cerrado y habrás perdido una buena oportunidad.  Es   una  situación  en  la  que todos ganan.  Deben  poder  hacer  un  listado  de  límites   que  resulten insolventables  con entrenamiento.

  es  decir.  las empresas   son  simplemente  entidades   con intereses  un poco diferentes  a los  nuestros. No tengas  miedo de preguntar a tu jefe  por  qué  ha  rechazado  tu  petición. si puedes  colaborar significativamente en el logro de esos  beneficios.  aunque  no hayas  conseguido el aumento de salario que buscabas  esta vez.     14. Fuente imagen: Flickr/UrbaneWomenMag Por  encima  de  todo. Solemos   pensar  en  las   empresas   como  enemigos   contra  los   que  hay   que  estar  alerta. Un  aspecto  importante  es   conocer  las   razones   que  han  llevado  a la negativa.  no  lo  tomes   como  un  fracaso.  Si  logras   que  tus   intereses   se acerquen  a  los   suyos. De  todas   formas. El plan B.  Si  sus   razones   están  fundamentadas. Qué hacer si fracasas al pedir tu aumento de sueldo. el aumento no se te resistirá.  tienes   una  pista  sobre  cómo  crear las condiciones apropiadas para el aumento o en qué momento volver a pedirlo. ya sea ahora o más adelante.  pero  por  las   circunstancias   actuales   tiene  las manos atadas. En muchas ocasiones   a  tu  jefe  le  encantaría  darte  el  aumento  de  salario.  Sin  embargo.  Tampoco  pienses   que es  una cuestión personal. no significa que no  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 39 . La razón de existir de una empresa  es   siempre  la  supervivencia  a  través   de  la  obtención  de  beneficios.

  habrás   aprovechado  la  oportunidad  para  preguntarle  en  qué  cree que debes  mejorar y  cuál es  el perfil de empleado modelo en su opinión. Si se asocia al nivel retributivo de otros  compañeros.  Si  se  da  esta circunstancia.  en  este  caso.  nada  te  impide  plantear  otras   posibilidades.  Porque  puedes   estar  seguro  de  que  habrá  una  próxima  vez   y   tu  jefe  tomará  en cuenta tu petición en el futuro.  Si  has   sido inteligente. que te guíe en tu desempeño.  Comparte la guía en: Twitter • Facebook • Linkedin 40 .  probablemente  sufrirás   de  estancamiento  profesional  y   lo  más   beneficioso para ti será cambiar de empresa. También  puede  suceder  que  las   razones   que argumente tu jefe para su negativa no sean del todo justificadas. Probablemente  a  partir  de  ahora  tu  jefe  te  vea  de  un  modo  diferente. podrás  analizar qué ha salido mal y  la próxima vez  no volverás a  cometer  los   mismos   errores. De  este  modo.  Quizá  te  haya  explicado  con  más   detenimiento  del  que  lo  había hecho nunca cuáles son tus posibilidades de proyección y de desarrollo dentro de la compañía.  además   de  que  le  has  dado la oportunidad para  que  te  transmita  directamente  cuáles   son  las   expectativas   tanto  de  la  empresa  como  de las  suyas  propias subre  tu  trabajo  y   tu  posición  en  la  empresa. En  estos   casos.  pasados  unos  días  tras  la reunión. Solo eso ya es un logro.  como  buscar  otro  empleo.  El  lado  positivo. Pídele  a  tu  jefe  que  te  ayude  a  planificar  esta  próxima vez. no en los de otros empleados.  Has   reunido  el  valor  suficiente  para  asumir  la frustración  de  sentirte  mal  pagado. Por  último. Tu petición es personal y se basa en tus propios méritos.  es   que  gracias  a tu demanda te has  dado cuenta de la situación mucho antes de lo que lo hubieras hecho si no hubieras pedido el aumento de sueldo.  has   hecho  una reflexión profunda sobre tu situación y  tus  motivaciones  y  has conseguido exponérsela a tu jefe y que te escuche. ¿Cómo puedes  ser un empleado  más   productivo  para  la  empresa?  ¿Qué  necesitas   hacer  para  progresar  en  tu  puesto?  Valorará  muy positivamente tu iniciativa y tus ganas de mejorar.  te  habrá  dado  las   claves   sobre  qué  debes   hacer  para  conseguir  el  salario  que  deseas. llegarás  a la conclusión de que estás  infravalorado.     hayas   ganado  nada  en  la  reunión.  Piensa  en  el  lado  positivo.