Está en la página 1de 2

En el siglo V en Europa la economía se vuelve de tipo rural.

Era rudimentaria
porque solo se pretendía que el campo produjera lo necesario para el uso y
consumo.

Esto explica la frecuencia con que en esta época apareció la plaga del hombre.

Grandes propiedades se le daban a los cartesianos a cambio del


reconocimiento del señor, protestando el señor, fidelidad, lealtad, promesa que
se debía de renovar cada ves que había cambio del señor.

Los aldeanos estaban divididos en dos categorías: los ingenuiles u hombres


libres (no podían ser sometidos a trabajo serviles), los siervos (realizaban los
trabajos viles, eran los sucesores e los esclavos).

EL VASALLO
El vasallo tenia obligaciones que se podían dividir en dos: 1) la relativas o la
prestación de servicios personales y 2) las relativas o las prestaciones
económicas.

PERSONALES
Entren las personales se encontraban el servicio militar (era acompañar al
señor a las guerras, permanecer de guardia en el castillo y alojar en su casa a
los visitantes del señor), también esta obligado a dar consejos en los negocios
concurriendo a las audiencias, que reglamentadas solo se celebraban 3 veces
al año (pascua, Pentecostés y noche buena).

ECONOMICO
Entre las prestaciones de carácter económico estaban las de ayuda con dinero,
pagar el rescate del señor, equiparlo para las cruzadas, cuando se casaba su
hija y cuando se armaba caballero su hijo.

Si el vasallo vendía su feudo con el consentimiento del señor debía de pagar


un impuesto, que a veces era de tres años de renta o cuando heredara el feudo
algún pariente colateral se cobraba relieve.

LOS SIERVOS
Los siervos tenían 2 clases de obligaciones: 1) prestación de servicios
personales y 2) de carácter económico.
ECONOMICO
La capacitación: era lo que se pagaba por cabeza (cada miembro de la
familia) generalmente al año.

El formariaje o servidumbre: era la cantidad que pagaba por siervo o sierva


por casarse con personas extrañas al feudo o del mismo.

La mano muerta: el derecho de apoderarse le señor de la herencia de sus


siervos para que percibiera la herencia debía de pagar un crédito de rescate
llamado “derecho de relieve”.

LAS RENTAS MAS COMUNES ERAN LAS SIGUIENTES:

El censo, era una renta en metálico que se tenía que pagar en proporción de su
predio.

Pecho o talla, se llamaba así por que al momento de pagar el impuesto se


hacia una talla con un chuchillo en un pedazo de madera en un pedazo de la
puerta. Era impuesto una o varias veces al año.

Las tasas de rescate, eran cantidades que se pagaban en cambio de la


supresión de prestaciones de servicios personales o en especie.

Otras prestaciones consistían en cargas en especie.

Se cobraban en derecho de metálico o en grano por cada cabeza de ganado


por la venta.

Los labriegos estaban obligados a cocer su pan en el horno del señor, moler
trigo en el molino del señor debiendo pagarlo en especie (banalidades).

PRESTACIONES PERSONALES

Los aldeanos debían de cultivar las tierras del señor, cuidar sus viñedos, cegar
sus trigos, almacenar sus mieses, debían transportar la leña, la piedra, los
alimentos, reparar los caminos y los edificios.

Intereses relacionados