Está en la página 1de 1

P.G.O.U.

Peñíscola (XXXI): ¿Qué puedo hacer en Suelo No


Urbanizable?

Hasta ahora hemos venido hablando de los sectores de suelo urbanizable. No obstante,
a pesar de las enormes reclasificaciones de terreno sigue apareciendo una porción residual de
Suelo No Urbanizable en el proyecto de Plan general propuesto. Veamos.

Ley del Suelo No Urbanizable.


El Suelo No Urbanizable Común tiene una serie de usos permitidos, según la ley del
Suelo No urbanizable (LSNU), entre ellos, construcciones e instalaciones agrícolas, ganaderas,
conegéticas o forestales, vivienda aislada y familiar, vivienda rural vinculada a explotacción
agrícola, asentamientos rurales-históricos, explotación de canteras, recursos geológicos, mineros
o hidrológicos, y generación de energía renovable, actividades industriales, productivas y
terciarias o de servicios, dentro de las cuales se consideran, establecimientos de restauración,
hoteleros, centros recreativos, campamentos de turismo o similares...

Vivienda aislada. LSNU Vs PGOU.


La Ley establece una parcela mínima para este uso de 10.000 m2; el proyecto PGOU
de Peñíscola 20.000 m2. La LSNU establece una ocupación máxima del 2 %; el proyecto lo
rebaja en Peñíscola al 1 %. Por si esto no fuera suficiente veamos otras restricciones:
– Se prohíbe por completo en la SNUC-1. Esto significa que en Peñíscola solamente
podrá edificarse vivienda aislada al oeste de la vía férrea. No podrá edificarse en el suelo no
urbanizable situado entre el camí de la Volta, la Ratlla del Terme y el Sector 3.
– No se podrá edificar a menos de 500 m de suelo urbano no urbanizable. Teniendo
en cuenta que en esta zona está el sector 18 de Peñíscola Hills, esto significa una restricción
importante.
– La edificación se situará a más de 15 m de los lindes de la finca. Teniendo en
cuenta la forma y superficie de las fincas esto es una restricción importante.
– En un radio de 100 m no pueden existir más de 3 viviendas.

Conclusión
El uso de vivienda aislada queda virtualmente prohibido en el término municipal de
Peñíscola. Y otra vez nos encontramos en que las restricciones que está imponiendo el equipo de
gobierno del Ayuntamiento de Peñíscola en su proyecto de Plan General de Ordenación Urbana
van más allá de las que marca incluso la legislación valenciana. Continuará.