Está en la página 1de 397
2911}98/9 eiH1aUa ap Sewajsis ap UBS RSET | RRR NERA IN NN NN Anidlisis y operacién de sistemas de energia eléctrica RAR RRR MAMA een manna wWwvwvwuwey PUY EUYYEYVEYEBUUUUUUYuUWUNYOUUY Presentacién ‘Me proporciona uaa gran satisfaccién decir unas palabras acerca de esta obra, que ha coordi- nado Antonio Gémez, nuestro querido compaiero en la aventura docente. Tengo miilkiples azones para ello. Bn primer lugar, me halaga, porque al solicitarme esta. presentaciSn, ‘cuando en suestro campo de la energia cléctrica hay tautas personas relevantes y de mucho ‘més mérito, revela que Antonio corresponde al mucho afecto y estimacién que yo le tengo. Ademés, creo sinceramente que soy yo el que més we honra atendiendo a su requerimiento. Hay también razones objetivas, que son las més importantes. Bn efecto, esta obra, Andiisis y operacin de los sistemas de energia eléctria, significa una verdadera revolucin, como herramienta docente, en el campo que le es propio. Usualmente, los libros de texto, utilizados en los cursos introductorios a la ingenieria, tienen por finalidad proporcionar una, formacién bésica y general, como capacitacién para abordar conocimientos més especificos ¥ profundos, bien en materias que tienen entidad y caracteristicas para constituir una asignatura propia, bien en los estudios de postgrado, o bien en el ejercicio profesional. Por 1 contrario, en esta obra que presentamos se rompe con esa actitud tradicional y se tiende 2 presentar el estado del arte, en la actualidad, de los distintos temas. No en vano, los ‘autores de les disiintos capitulos son protagonistas de vances importantes y actuales en las materias que exponen. Otro motivo de satisfaccién es que se haya producido tan estrecha colaboracién entre ‘tan diversos autores, dieciocho en total, cada uno aportando sus conocimientos en su émbito de mayor competencia. Es una experiencia de la que no conozco antecedentes en nuestro campo de la ingenierfa eléctrica, al menos en cuanto a una obra de finalidad docente se refiere. Partiendo del hecho reconocido de que, en la actualidad, la aportacién global de autores, de lengua espatiola sl avance en las diversas parcelas de les sistemas de energia elétrica, hha alcanzado un volumen significativo, como se aprecia en las publicaciones téenicas més destacadas, Is ides que ha presidido la realizacién de este libro ha sido la de actuar conju- tamente, de forma que cada autor, al exponer los tema en que tiene mayor competencia, pueda proporcionar al lector una informacién profunda y de vanguerdia. Una consecvencia es clara. Los alumnos se benefciardn asf de una informscién de primera mano que es proporcionaré, sin duda, los matices y reflexiones que sélo se aleanzan ‘cuando se ha trabsjado profundamente en un tema y, mucho més, cuando se ha aportado ‘una novedad 0 arance significativo, como ea el caso, tra consecuencia va.a ser el éxito editorial de la obra. Ast lo preveo, tanto en nuestra patria como en Hispanoamérica, En cuanto a Estados Unidos y Canad, son validas las sistas razones que para las naciones de lengua espafiola. Ademés, la participacién, como tantores, de algunos profesores de gran prestigio internacional, que ejercen la docencia y la investigacién en universidades de estos paises, avala también el libro. ‘De cualquier forma, este Ibo va a ser un revulsivo en Is ensefianza de Jos sisternas de cenergfa eléctrica, Mazcaré un hito, habré un antes y un después. Y mejorard notablemente Js capacitacién de las nuevas generaciones de ingenieros, Esto es un suedo, un sueo que ‘hemos seariciado por largos aiios y que esperamos con ilusién ver convertido en realidad. Consideramos también importantisimo para los estudiantes el ejemplo de colaboracién ‘que han dado los discincho autores. Atunque nuestros alumnos no reflexionen concretamente sobre ello, siempre operard en su subconsciente el hecho de que resulta ventajosa y de utilidad la colaboracién en el trabajo. Y esto es una ensefianza apreciable. 'No considero necesario decir més. Si acaso, como resumen, seialar que esta obra pre- tende ser el vebiculo directo para encaminar a nuestros estudiantes de ingenieria eléctrica, y 2 los profesionales correspondientes, hacia los conocimientos més avanzados en ese campo. Valentin M. Parra Prieto Profesor emérito Contenido Prélogo 1. Los sistemas de energia el 1.1 Una primera visién : LL. El producto electicidad . |. 11.2 El mayor sistema industrial creado por la Humanidad 1.13 Evolucién histérica: los origenes LA) Bvolucién histériea: Ia organizacién del sector eéctrico 11.5 Blimpacto medioambiental . . 1.1.6 Los puntos de vista teenol6gico, sobémico rer 12 13 1.31 El sector eléctrico y la actividad econémica |. |. 1.3.2 La gestién econémica de un sistema eléetrieo: planificacién y opera clén del sistema... . : 1.33 Las funciones de expansiin y operacién en el contexto tradicional . 134 Las funcioe de plninin y opera el auevocoterto rene lador del sector... . sees 14. El contexto regulador ei 141 Regulacin tradicional y regulscién en competencia 14.2 La nueva regulacién elictrica: motivacién 143 La nueva regulacién eléctrica: en qué consiste 144 Naturaleza de las actividades eléctricas 1.4.5 Separacién de actividades . . . 14.6 Las actividades de generacién 14.7 Las actividades de red 14.8 Las actividades de transaccién RRA RRAR RAR RAR ROAR ARAMA AMAA > > > : 149. Actividad Tia tea conve aortas > 1411 1a acted de coordinaciéi 8 ee de coordnaiin ey > Ppp aheledamindy seamed eta oo 39 2 Elementos de los si S oe a es 3s memes rate : ame = sap ntoanerbamrnaT a aeie ase : > Vales pr ane en a ears > 221 Defnce ee 38 Aplin «eds de dtl ee ; : ; nt a de gran dime ‘ibuciéa rediales | : . Bt este aie eer 8 4. Bstimactén d 3ensin oo Sia > pare pees : a : e 1 > Pe rome one bey keen : ie. oa auras es pena ac Reseed 163 ; a sae : Dt 421 del probler 283, Modi de ta is 7 a al eld ; a > brel omaimanaaneireated ee eee 7 43a redane las er del sistema de medi eo > vi 225 Lines limentando ad cane ee 9 tae ee eed 1 > eee oe oe 7 seit eterna . ean a rand monotis oS ad at Andi na : 4 : Tastee eee : 0 eran : : 179 ; ua ee ee : ae 45 Peeters ee ae _Destrmnte epi : 105 451 sine res see 185 > as ea Ep aceib me BE {51 Retrincia cog eee > 242 Mégunn abroad rte ; a a6 Deceit ei seis area : a 2 > cones de ‘indian ns ‘én icioes de igual 11 26 Guo de cio deo : u Deen eet arlene esi 3 at Lenin donde tore posal 7 462 eens eee ; 26 Laman oi en ere de polo ate ot ae 462, Ghsicacion ds poaranagripgane ae rit 5 271 Modelos esac . : oe 46. peoceseemerere = Lit ass > BEY Mo tana : 126 ar Seti toe erréneos : aaa yd > 27. funcional : 128 stimadores bia dares eae ‘ cae 2 Models fncinas 42 Estos no cudrtes erréne08 vee . predictivos a Phen ween : ir ; Finjo de cargns : 132 481" Enna yes paints : 197 31 Tatrodceign 153 2 Eximecén detocas eens : at ie ; = fre peonpekroan el ; Sena 5 reer = fee 5 Cont gicos ee on Saas : . : 139 rol de frecuer . oe > Hy dodo de Gauesel oe igor bela 4 > - B42 | bode bdo ded ee cesses Sid Estructura i i SS . ae Srp pues del conte > Set esa sphere spedancias : ta 52 82 Boni amonr : 27 $05 ° ne po prmario: 0 complem uo re pene toe + M6 pat cera male complementari. | a a Frm retaga : ae 821 Control de tenia sfncrono se m9 5 Mee docs ie eeeeeereeeeeaean ne Geen ak eee : oS > * jes elles a : : 2 an Seated seems de a reterees BD > 'y reguladores 181 53 Fj deca fees o . : 152 31 Flo de eras endo 22-2 a oo 7 ' He ee os : + 156 533, Ley deo jos ples = cee 188 Fy seeieenta : oe a : ee fae SAL (moana ut a multidrea ane eee 5 a 247 wee) Ur vest 28 € € 5.42 Modelo de interconexién eldstica 254 7.6.4 Pérdidas en el transporte . os Beaea HE es Sense Ee € 5.43 Modelo de interconexiéa rigida 256 7.6.5. Servicios complementaris ee 3 c 544 Control en un sistema multiérea |. 258 121 Plabiidad en sistemas de energiaelictrca || : 1a € 5.5 Control tercario de frecuencia y de tnsiones . 250 TTA. Modelos de los elementos en los andlisis de fabilidad | lan : 12 Estructura jerérqica en los esudios de fabiidad x9 6 Operacién del sistema de goneracién 261 773 Indice de Babilied > =. 380 € 6.1 Introduccién 261 7.7.4 Céleulo de indices de fiabilidad 381 € 62 Derpacho econo 252 : 621 Despacho econmico Uésco | | TL a2 8 Anilisis de transitorios electromagnéticos 389 622 Despacho econémico sin pérdidas y sin limites de generacién . ... 263 8.1 Procesos transitorios en sistemas eléctricos de energia ..-. 2.0.2... 389 € 6.2.3 Despacho econémico sin pérdidas y con limites de generacién .... 267 82 Per sete eeepc tachi sees ce . 31 € 624 Despacho eoonémico con pérdidan 1 260 821" Introduccin eee : 301 ¢ 6:25 Deepecho econémico on lites de red 2 m6 822 Componentes béscos |. ee 2 aa : 6.26 Reparto dptimo de cargas 28 83. Andlisis de transitorios eleciromagnéticos |... : aw 63. Programacién horaria y coordinacién bidrotérmica 280 831 Introducciin ss = we 64 xplotacén competiiva 1 oa 83.2 Téenicas anabticns |... nose me 65. Algoritmes de cere de mercado. 1 oes 83.3. Téenioas gricas . =. oe mg 681. Subasta mono-periode 286 834 Téonias numérica... s ssc sc ssscecveceeseees 412 6.5.2 Subasta multi-periodo . . 290 ‘8.4 Representacién de componentes: 433 € 6.5.3 Subssta walrasiana: . ae . 294 8.4.1 Seleccién de modelos zi 433 € 6.54 Gestién de saturacionesy asignacin de reais 207 842 Chasifcacién de fecuencias a ¢ 66 La perpectiva del productor : 208 843. Repreontacién de componente ene fluo de tanstorios 1. 88g 6.61 Productor preco-sceptante 208 45 Scbretensiones en estes elactrens de energia “0 6.6.2 Productor fijador de precios 303 8.5.1 Clasificacién de sobretensiones . ean, € 6.7 La perspectiva del comercnizador | 305, 852 _Anslss de sobretensiones : wo ¢ 68 Ta perspective del consumidor mt 07 853 Caracteristicas de las eobretensiones eee ag 69 Resumen y concusiones =. ss. DELIIE a0 854 Limitacién de sobretensiones : 3 1 Operacin del srtomn de transporte 311 9 Andlisis de faltas y protecciones 483 € TA Introduosin : aul 91 Introducci. a 12. Setados del sistema eletico a2 92 Relacion entre ls regimenes tansitoro yextaconaro en eortocrcuitos . 464 7.3 Evaluacién de la seguridad: is de coutingeocias wees BB 9.3. Cortocircuitos equilibrados en redes 469 € 731. Andlsis de contingencias basado en factores de distribucin as 94 Componentes simetricas m € 732 Andliss de contingencins basedo en fujos de cargas ..../.... 325 : 942" Model aipnente siti dew ate € 1A Flujoe de cargas dptimor 3 de tension trifisicn - a6 : 15 Operacién del sistema de transporte ee en 942 Modelo en componente: simetricas de lineas | a 7.51 Operacin en estado de emergencia 37 943 Modelo en componentes siméricas de transformadores |... 478 € 752. Operacién en estado de lerta a7 95 Cortacreitos desoqilibradce . » - ae 753. Operacén en extado seguro . - 353 951 Falta lineetierra u ees ‘ 754 Operacén en estado de repsiin Soiree 952 Falta linewlinea. - peeesaae” 7.6 Operacién del transporte en sistemas abiertos a la compen . 357 9.5.3 Falta linea-inea-tierra . ween 488 € 7.6.1 Resolucién de restricciones técnicas . . 358 9.5.4 Andlisis matricial de cortocireuitos desequilibrados 490 € 162. Tarifas de traneporte : os 9.6 Cortocruitos en redes con maqunessincronss a1 « 7.63. Derechos de transporte 308 96.1 Modelo en components snécias dena méquinnaincrona | 405 € xiii € € MMO e www woOUWwYUUWUYYUYUUYUUUUOWUYUVUUUWUWNY 9.7 Cortocircuitos en redes con méquinas asineronas : 9.7.1 Modelo en componentes simétrieas de una méquina asfnerona 9.8 Los sistemas de ponte 8 cre deed puna de it dl en de cot circuitos 9.9. Ejemplo de construccién de redes de secuenciasy céleulo de cortocireuitos 9.10 Proteccién ante faltas en redes eléctricas ‘ 9.10.1 Nocesidad de un sistema de proteccién . . . . 9110.2 Caracteristias funcionales de un sistema de proteccién 9.103 Estructura de un sistema de proteccién 9.10.4 Blementos de un equipo de proteccién . « 9.105 Funciones de proteccién. 9.11 Protecciones de sobreintensidad 9.111 Redes radiales 9.112 Redes malladas 9.12 Protecciones de distancia. 9.13 Protecciones diferenciales 9.18. Proteccin diferencia de barras 9.14 Otras protecciones 9.15 Tipos constructivos 10 Estabilidad de angulo y de tensiones 10.1 Introduccién 1022 Defniciones y clascaciones del problema de estabilidad - 303 Modelo dmpicao dl generar sfacono 103.1 Modelo mecdn‘o . 1032 Modelo eléctrico a 1033 Conexién de los modelos mecinico y eléctrico . 104 Bstabilidad de gran perturbacién con modelos simplificados 10.4.1 Generador conectado a un nudo infinite: crterio de las éreas 10.42 Generador conectado a un nudo infnito: simulacién en el tiempo 1043 Sistema multiméquina: simulacién en el tiempo 10.5 Estabilidad de pequeda perturbacién con modelos simplificados 105.1 Generadorconctad a un mado infito 105.2 Sistema multiméquina 10.6 Modelo detallado del generador . . . . 10.6.1 Modelo detallado de la miquina sfncrona 106.2 Modelo detallado del sistema de excitacién 10.63 Modelo detallado de la turbina - 107 Efectos del modelado en la estabilidad,de dngulo 10.71 Efecto en la estabilidad de gran perturbacién 10.72 Efecto en la estabilidad de pequeda perturbacion . . 10.8 Métodos de mejora de la estabilidad de éngulo . 10.81 Métodos de mejora de la estabiidad de gran perturbacin 10.82 Métodos de mejora de la estabilidad de pequeiia perturbaciéa 498, 499 500 502 508 507 510 512 516 518 520 10.9 Estabilidad de tensiones 10.9.1 Definiciones basicas 10.9.2 Bifurcaciones en sistemas de energie eléctrica 10.93 Técnicas de andlisis eRpeonee 10.94 Aplicaciones précticas 11 Flujo de cargas con arménicos 11.1 Introduecién 11.1.1 Consideraciones previa 11.1.2 Arménicos caracteristicos y no earacteristicos 11.2 Modelos de elementos de la red lineal 11.21 Lineas de transporte 1122 Generadores 11.23 Transformadores 11.24 Carga convencional 11.25 Filtros y batertas de condensadores 11.8 Modelos de cargas no lineales 11.3.1 Modelo de rectificador 11.82 Modelo de horno de arco 11.33 Modelo de compensador . 11.3.4 Ajuste del punto de funcionamiento 11.35 Consideraciones sobre transformadores de rectificadores y hornos 11.36 Sensiblidades de las corrientes a las tensiones arménicas . 114 Penetracién de arménices . . . 11.4.1 Equivalentes de red 1142 Resonancis 11.5 Interaccién arménica - : 11.5.1 Algoritmos de resolucién en um sistema monopuerta. 122 ‘Altice 2 emule en wn eee mupurta, 111.6 Flujo de cargas com arménicos. . . . . 11.6. Partes constitutives del Sujo de cargas arménico 11.6.2 Aplicaciones 17 Normative 12 Flujo de cargas trifisico 12.1 Introduecién. 12.1.1 Estado del arte. : 121.2 Formulacién basada en residuoe de intensidad 12.2 Eeuaciones que definen el fujo de cargas - 12.2.1 Eeuaciones asociadas a los nudos PQ 12.22 Beuaciones asociadas a los nudos PV 12.8 Soluciéa por ef método de Newton-Raphson 124 Blomentos modelados como admitancia constante 1241 Condensadores, ftros y cargas de impedancia constante 592 602 612 617 621 ea 624 669 670 en or2 673 era 615 678 678 TL a za 1s ost, owe oH a a, ov om om sepsovew op sogpay sojoq01 oye! ap yonp reusd oporeyy 9-9 ‘openoue oxerfuesia, to eopnenq sopowwA $e siuesery op soxopeoy diye & samme ye, EMG Op SOPRA EE sBuestey op soxopeandetou & uomeaNO Ca ‘uppeied ap OPO TS et ‘ones ap sopopy -souopor2¥s91 Uoo e¥suegong sepaaysp vazombar ou anb s0pe%9 Hy SPE, supulintucs sonoR094p 9p SPC YY EL WORMEN ED SOPH EYE OMAN 9 OPORINE ISL Z sa vu eu um om om 802 son ToL ToL onorpeid op opeHPU EE LP uppniee ap soposyyy“souoRORED: us SuEOIgONe ye Peprenipop & poprans ap aap oes tem enuoNgond ee sou UE SELON FEAL Prpmsstdo 9p senoppto “wom om wppMRmeBos gy 77 opamood Cugeaytae ap SHENG ee seo & upoeagtues Bp OPO TEL ‘eo tiny ouy MORESO ee pepe sr Peps Ht raps op owas ta ET Tora eareedeg ETH compan €9puyi ee ETL Pour wopoureoeg Te opgymmoyou upeUREIOs U0KID OP soucpoNOL A YD UOEERONNE gry vprowinediuoy souenbod sqvoqsamnbar Ey ‘uaruidype uppoUpRL Z-9y + eopuead sowopeamir TOY seqzopeamnbo £ sauO}OpO gry, AT SO} op uNPERIEMDY Gey 11 jopmd uppemonaey Tay ‘sc9}oH900 op EU Y oP LOPLOYIPO sry : . werdap maa py founda eatooan & uppmaORs w ap ary EY O11 UoDUEpOION LeMSRNNE HOFMAN. Ey . oponpaNM Ty sojvoutt sotoysens9 op semzansts op upg MOR ‘oUaoaNoo Bw soMUaNROX BOPEHINAEY FET qoroanp wed ap pee Ect sop ST 9P aT POW LUT Sopa YL Op GaSY pax Ect : ‘ugpeoRele op sorlwot ey sniopt38 go] wed majovor eu OM op SEAN Oz soqmayinp vw ap OPH pat ‘onnow us epesqygnbonp wB0 op orepory. fa ‘oxqnat doo epeicmnbeeop www op OPOW, eet sepeiqyynt sqnouremyonayce eure op sojepopy 192 ‘aywejauce wpno,od 9p souopayoedse N00 soneKIER 9'CT seouyT EvZE smopecusopest, Z1PT 3 2 oO a oO sninqeuiw op oar jp upon > 'eqEHOdIN aysE OMPPHUOD ND seUDA so] =MIOPDOIER nb pao) sossyoud po ‘sqezsouzyen9 sop 9p 0 ‘end vanyouH un 9p euoda 98 78g sopopyaroaren ovunSy wo quay fopestuxy ayer uno & voy wun ‘soon somnqeUTES sop ue emaueyo3 ww eemaqno epend joxoTEE FI "Ted pUEEd OFED op Osa OmOD TATA ‘wopond earta93 ojpnaeo op Soman sexosyara ‘oun peo op (Hod jap OfN ne optinped 2p ‘oyu Ana 99 07304 2489 OPIN A an sO] v SH0}20) ap Onn ‘OMNES m0 ‘jredure nan ymomdans & eopo9 w8r0u9 9p seus aaqoe HORA NPFIEULG] eM HONEY RA an $510) oj ved soyronsoyre uae somo somreyeuq onb wpyquIV, OpRABo| Wy 96 ‘opom 369 act any or30 uo opumasng opens us sordaocco 9o}np JO}ot fe INpAEGeS equNUTEABEBR PE ‘gang a onb sown enbsod ‘sepwuojounja wpWUppSY eeUNSE KENER “oF OPS -ozd ay sow oprteno somo 20240 20320] re epuyrun: £ somansax soyde[p soos opuaknpar ‘zo0uo9 ogop cong aso oper anb sw soq 2UpIAKO UI “CORI epuL of s0d-roeodum wind oetonj oxqo}OR tm OTRO soMoY ‘oBloLs e%E ap soHPINEL "SET odo op vjzouut wun ed 19) ope ‘soxoHoom eomDy op oFPEduID osoutUOR UR UD juoampgyo2zrraauo0 pond Yequs eyur onb of sxgoe opuargHe soja 9p oun YpRo ‘o10qn Bf 20d opeyapar ope} op oxgy| un “ADO P No oMTED TIyBUOHNA | No o¥KM ‘eorpedoNo ue oqmoqueTEs Je oygHOd of 9p BpIPEUI | uO AUHAD WIE ORE FOI aya Kopumnoe T= “uponrpedso eye sueafiouous wo aqwomensgery sopeyes sosEeD SOK OP LEN BL ‘2 'se0j97 zoo sotyyzpod onb sojayo sy 89po4 199 Uo OqwO v opeAAA UPoDHTpUNyDAT ‘pa sof op uigqurEy wouD.ADId su pUARAT Sor ‘STR SOIPIP ta teprOge ee OLED A IW #s0pdeou0 sagan soypjosqo opefop 0 operquino ax an ‘eon aR. wD e 9p 12208 (8 faye eouy 90] ua opuotate yo an upgonjases wf 30d opanmony Ope wy = OxFaKGO OH opr cqnoquniumo jo ‘oyonrepomnszoyy “oOyeur WI BugOR SATOUITENYDE s|UNPLD SOUNDS -aurj0u op ox908 ‘sosqy sonand 2p opwund jo oprpuTe Zores un xeode onb Bq ‘9H -RUUNI NRL “=H|gUION MEI 90491 90| aR 9p eyLORD aouNP BOU gD Mw EITM BORE ‘opr Ore 9p eaeD9 sO URI) RITRY WjLagep OAoRKOxE Bo an oAdIAC um apERP sowvsnod 'oxp op sefouosoetnga S15 eo] uo ayraniypesoKs opeted wy 98 vA TOSS eprunnioo vy onb ooyedso ogod jo epuapowesas ‘apy ONO Joa “wARHuy wnBuay vod sniayaasup-opeurmop ‘woroy eye | OP opuII ofeyduied A oyeRA te apRNA|AOD ‘eyeREW xeon aezqeer ep soGOPIPUCD TO .KyE SOWIBD ‘c-+T op scPEloAd soso.UE fo > > ' CAPITULO 1. LOS SISTEMAS DE ENERGIA ELECTRICA —— on ae bajo, puede ad que el nivel de Dire eta emerge pomens ‘sofisticados dispositivos de medida, proteccién. a as — ‘que permiten modific aoe ios eee it icar en forma flexible la uae jee erento eas ‘generacién eléctrica son unas instalacic See oe as Seatraned ntpemmees enim ee oman rane ee ee sa tema eb ico requiere cues ase = ey ee rt ee a am epi eo aa rea diferentes magnitudes eléctricas en rai ae maa : medidas brutas alimenta diversos ite a yverifican y contrastan, que detectan y elimins ap barat > oe y .an las que conside Se predecir aportamiento del sistema bajo condi eo Caan a again ‘Hay modelos que estiman ones fn o i eoclgea catia las o meses de anticipaciéa. Otros determinan nadine papier Da esta demanda. Otros calculan i : ee ho cers oe eee lpg ca FF audos. i, bajo sts aoa eee es So peepee gpreae on sors me ge aaa oem man i eon cuando el problema ocurre, sino también. a ee foes ia, ; eee re, sino te anticipar la ea otis tn on nr ee Sencar aren at ip reereereneeemee eerie ee ae —— mayoria del tiempo el sistema se eae oe spear Se seguridad, sino que son te ee eae =) = eens también las més econémicas. at eas — ‘en forma previsible, es deseable respond peg uipaatee ‘econémi ‘pave ai thenen eapacidad stilizar. a ee ie ie el aa Bo mange nce a aC oe ‘més bajos costes variables que cere i 7 = Foenek ynduce a una dimensién nueva en el func haat Devcon prehsdunente intricacy toes las sae cin saber ricadas en todas las esc eae aa sec riecrrconse ag eae Sd Sowa an pay Dmantenimiento de k ae oe : rie cen ini ae los grupos y también las decisic i apap ae an aeaere nane tie seem rir, ale lic i i ; iy = disponit lidad de las instalaciones, respecto ie aes Sead fa > proceso de produccic ma = aoe aioe ién —los combustibles en particular—, e inch owe Saaaeeoa “LUNA PRIMER vionre = 1.1.8 Bvolucién histories: los origenes cn sisteres de luz cléetrica naceron e=to ‘al fo 1870 y consistian en gene ves res individuales, que limentabar, Mersin dlctrica —lémparas de arco 1 ot idenci ina para de incandescenci ezededor de 15% Prfovo edema in ies de sumentar it ri el proce, utlizando un dco generecce vier generadior de Edison —movide tas pérdidas ¥ te eocala de Ta produccion y el tr dsicn a 18 KV. BI 24 de agosto de 165%, corr primera wea crvente trifisicn ere Mcatral hidroeléctrics de Laulen Y 1 Poe rmclonel de Prancfor, situada 8 175 Key TEL ingeniero swizo Brown —furdedor 9 cog Ia empresa Brown-Boveri, BEC, Droyeets el alternador tsi ye) ‘ransformador central. 5 aan alan Eni Baers BLP, 1990 el acuerdo Se Bar la fecha del 24 de agosto de 2691 com? i i orriente alterna y de So transporte La capacided 9 Pnporte en cases aeraa delas De neSoO a mi, meas eel SS oS cr eon inmate (Observe aoe DoF CERT wea derechos de paso serén similares PAT® sarees vnsiones). Es por tanto caro el fen superar las barrras tenieicas a0 a engoT0 ya oe habin sleanzado ls 150 73 2 ‘tensiones méximas joreionalmente Je vtiizecién en corrente alterns no vMomentar, como se muestra en 18 ure 1. Sin embargo Ta coriente conn nde «hs dejado de utiizarse, pues presents ales como le traccién eléctrica Ys ventajas so Particularmente, el transporte do Mectricided —ye sea con Xneas aére8s © ‘subterréneas— Pago lan ditancis 208 excess Dara 1950 ae alterna. La Figure 1.1 también wp on el tempo las tensiones marinas ‘utilizables pardmetros bésiens de see peraive que Jos ogipos generac Y py lo que implica menos pes, nos voNnes ‘menos en emepave de material) Pere, POF ott Todos CAPITULO 1. LOS SISTEMAS DE ENERGIA ELECTRICA ‘Figura 1:2. Broloci cone impo de las tnsones miximas de transporte ("vents [1D cen las linens de transporte y distribucién, Algunos pafses EEUU, Canadé, los pales de América Central y los més ‘adeptaren Ia frecvencia de 60 Ha, mientras que en ‘ea Buropa y Africa se adoptaron los 50 Hz. Ta fl, ecb el objetivo de normalizar en lo in embargo, no fueron capaces de unificar la frecvencia, que dividiendo a los paises en dos bloques. conectar entre silos distintos pequeiios sistemas eléctrens alsledos se ‘La Gabilided de cada uno de los sistemas individuales aumenta, bir de los demés en cazo de emergencia. Se reduce la necesidad en reserva, ya que se puede contar con ls reservas de Pistemes, Las inerconexioves permiten ademés utilizar en coda momento fuceln que més econéasicamente pueden cubrir la demanda, Io que es ante cuando las demandas méximas de los dstintas sistemas no fando In mezcla de tecnologias de generacién —por ejemplo, cada sistema. Ya en 1926 el Parlamento el objetivo de conectar entre sf las 500 mayores ‘mediante una red de ata tensién. “Martin Artojo fue el promotor intelectual de la creaciéa esta en servicio en Espalia de lineas 30 kV (1904, la més elevada de ‘80 KV (1913), 110 KV (1914), 192 kV 1964), que permiti el acoplamleato 2 la red europea de Ta red de 400 KV y 220 KV en Eapaia, en construceén aumenta las caidas de tensi6n entre los que se encuentran jonsles de América del Sur— tes patoes de América del Sur, ‘Comision Blectrotéenica Internaciont posible los equipos ‘sctualmente sigue hicieron pronto patentes. por el apoyo que puede rec ‘capecidad de generacién las plantas de prod particularmente interes Coinciden en el tiempo Y cu ‘térmiea— no es la misma en inglés crea la Central Electricity Board, con ccentrales de produccién entonces Bn Expadia, el P. Jost Ignacio de la red nacional de alta tensién [3]. Las fechas de px (los distintos niveles de tensién ban sido las siguientes: po), 50 KV (1905), 66 kV (1909), ‘en funcionamiento ‘Buropa en aquel tiem (1923), 220 RV (1951) y 400 KV (1 alte tensién. La Figura 1.2 muestra ano eat a yao so (ED de Bspaii. Un trabajo reciente de send oR tin ea roma, 0. 0 200: E 1 gona etn indsin cesica oP baste mY niga ye aumento Geen cia Pod lsat dear ee and ngs 0 ve peoPipareconetar 18 ees ae nea eos EA en cn eoiupen a2 108 si CORR A RRR ARR a ARARRARR AAA ARAN, OUCH UE UOUYUUUUUO TUE WEUUUYUUWOUVUVUVTEVNY 8 CAPITULO 1. LOS SISTEMAS DE ENERGIA ELECTRICA para construir las grandes centrales de generacién levaron a que en muchos paises hayan ‘convivido empresas locales de distribucién —con escasa o ninguna capacidad de produc- ‘iéa— junto con grandes empresis verticalmente integradas que, ademés, venden energie. cléctrica al por mayor a las pequefias distribuidoras. Las caracteristicas especiales dela cloctricidad han motivado que su suministro haya sido considerado un servicio piblico en la mayoris de los paises, propiciando la intervencién del ‘Estado para garantizar una calidad y precio razonables. Esta intervencién en unos cases se hha coneretado en la nacionalizacin de a industria eléctrica, como ha sido el caso en la mayor parte de los paises europeos hasta los afios noventa. En los casos restantes, la intervencién hha consistido en imponer a las empresas la regulacin tipica de un monopolio —esto es, niveles minimos obligatorios de calidad de servicio y precios regulados que remuneran los costes incurridos, incluyendo una rentabilidad razonable del capital invertido—, pues asf se centendia que habfa que regular a este sector industrial. Tanto en uno como en otro caso no ‘se cuestioné la estructura de integraciOn vertical de las empresas. Desde el comienzo de los aos noventa ha comenzado a ganar terreno una visin radical- ‘mente distinta del negocio elétrico, que precisamente ha puesto en tela de juicio la estruc- ‘tura de integracién vertical de la empresa eléctrica, y que se esté imponiendo répidamente en el mundo entero. La fuerte capacidad de interconexién de la red de transporte en la ‘mayoria de los patses, y también eatre paises distintos, permite que generadores situados en ‘cualquier nudo de ls red puedan competir entre si por suministrar electricidad en cualquier otro nudo de Ia red. Ast pues es posible separar las actividades de red —estrictamente ‘monopolstas— de las de generarién y comercializacién, que pueden realizarse en régimen de competencia. Bajo esta nueva concepcin del negocio eléctrco, la operacién y Ia planificacién de los sistemas de energia eléctrica cobran una dimensin diferente. Cada empresa de generacién decide individualmente cudndo y euénto produci, la gestién del agua en sus embalses y Jos programas de mantenimiento de sus plantas. Las decisiones de inversién en nuevas centrales de producciéa no se toman centralizadamente por ninguna entidad o empresa responsable de garantizar el suministro, sino por inversores privados que consideran que su inversidn resultaré rentable y que no son responsables de la garantia de suministzo global. La activided de dstribucion no es modificada signifcativamente por este cambio regulatorio, excepto por el hecho de que debe sogregarse de la actividad de comercializacin, que ahora pasa a ser realizade en competeacia. Por el contraro, la actividad de transporte esté siendo ‘sujeta a una importante revisia, por su critica importancia en determinas las condiciones dde competencia de ls agentes en el mercado mayorista. Bl peso de los aspectos regulatorios —sin descuidar por ello los aspectos tecnolégicos YY econémicos— se hace comparstivamente mayor cuando aumenta el dambito geogréfico y Politico de los sistemas eléctricos, particularmente en un entorno de libre competencia. Este 5 el caso, cata vex més extendido, de los sistemas elétricas regionales o supranacionales, ‘ya que hay que sentar Iss bases de mercedes internacionales que antes apenas existian, Un caso paradigmiético, en el que Espaiia esté directamente involucrada, es el del Mercado Interior de lo Electricidad de la Uniin Europes, que comprende 17 paises —los 15 de la ‘Unién Europea més Noruega y Suiza. Otros mercados regionales, en diferentes estados de implantacién, son el Mercado Nacional Australiano —que incluye varios estados de este 111 UNA PRIMERA VISION 9 pais—, Mercosur —ave integra a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, el Mercado Elketrico Centroamericano —atin en proyecto—, 0 las Regional Transmission Organiza- tions norteamericanas, que engloban diversas compadas eléctrcas aunque son gestionadas centralizadamente. La motivacién fundamental para el establecimiento de estos mercados regionales es la econdmica: reduccién de es costes de mantener la soguridad del propio sistema en aisl- miento y aprovechamiento de las transacciones econémicas mutuamente beneficiosas entre Jos distintos sistemas. La interconexén de sistemas elétricos presenta interesantes proble- ‘mas tecnolégioos —tales como la. cooperacién para mantener la frecuencia comin a todo sistema, el mantenimien:o de los intercambios comerciales estipulados entre los distin- tos paises, el apoyo en situaciones de emergencia, el andlsis y control global de ciertos fenémenos de estabilided de las redes,o a gestién de las resriociones de red resultantes del comercio internacional— que han sido fundamentalmente resueltos 0 se han mantenido bajo control en el citado contexo de empresas eléctricas verticalmente integradias , com reglas bien establecidas de apoyo en casos de emergencia, con un clima de cooperacién y escasa ‘competencia y con un mimero reducido de intercambios comerciales (4) Estos problemas técniess se han agudizado —y su complejdad ba crecido al afadir- se consideraciones econémicas y regulatorias— en el reciente contexto de apertura a la ‘competencia, pues las transacciones internacionales proliferan y se plantean en forma to- talmente descentralizada, al ser promovidas por los agentes individuales —compradores y vendedores— con derecho de acceso a I red regional completa. A los anteriores problemas ‘tecnolégicos deben ahora aiadirse los de armonizar y compatibilzar las regulaciones de los social de un pais. El grado de consumo eléctrico. per eépita y sobre todo el nivel de electrificacién de un pais son claras sefiales del nivel de. bbienestar. No es sorprendente, ya que sspectos tan bésicos y esenciales como el alumbra. do, el acceso al agua potable, los frigoriios, y los electrodomésticos dependen del acceso 8 la electricidad. Las gréficas que se reproducen en la Figura 1.4 reflejan claramente el ‘crecimiento del consumo eléctrico en relacién oon otros indicadores bésicas, como son el Producto interno bruto, la poblacién o el consumo energética. La tasa de crecimiento obviamente mas clevada en aquellos paises con un nivel bajo de consumo de electicided ero con un alto nivel de crecimiento eccnémico [5]. EE nivel de electrificacin (es decir, porcentaje de la poblacién con servicio eléctrico) en dlistintas partes del mundo es muy desigual, as{ como el consumo de electricidad per edpita, La Tabla 1.1 proporciona una muestra sufcientemente significativa de estas diferencias (6) ‘De los seis mil millones de personas que habitamos la Tierra, la tercera parte no tiene acceso ala eletricidad (7) ‘Tabla 1.1. Consumo de ortrcidad per pita (kWh), 1980-1906. REGION 1980 1985 19001996 ‘América del Norte 39869359 20509 11.390 OCDE 5686 6227 7177 8053, Asia del Este 23 31446 od Asia del Sur 16 157228313 Africa Subsahariana 444 44048839, Medio Oriente 485 7819251166 China 253° 331450687 Beonomias en transiciin 2925 3553 3823 2788 Palses menos desarrollades 74 6660 #83 Mundo 157617411927 2027 Es significative que algunos paises fuertemente endeudados y en claro crecimiento eco- ‘némico hayan liberalizado y privatizado su sector eléetrico en busca de capital privado ¢ internacional con el que afrontar las cuantiosas inversiones en centrales de generacicn, cléctrica que los erecimientos previstos de consumo eléctrico exigen, conscientes de que la falta de abastecimiento eléctrico supone una importantisima traba al desarrollo econdmico 1y social del pais. Pero el crecimiento de consumo eéctrico no es sélo caracteristico de los paises en de- sarrollo. Los paises desazrollados evidencian una cierta saturacién en el crecimiento pero fen ningtin caso un estancamiento. Es verdad que la mentalidad consumista puede estar en parte en el origen de este crecimiento, pero también es cierto que la eloctricidad encuentra 14 CAPITULO 1, LOS SISTEMAS DE ENERGIA ELECTRICA Figura 14 Crecimiento del consumo elctrco on relain com otros indicadores bisicos (fete [3 os aren del cups daze ver mors epteaclns, Ea ets paso poeraacln SEUGLRIS Titec cre Geni tnglndore oder dora ola pel ia tn dco eta oe esi ete «Adoni, enientes seis dl como eliotn pest de asm petite sajna ectace ts kes debs enapey rooee que wane sage emp gir emp ier peemeghd enpenuedrnerp erect clare cris nis fer es nveind drole crs ene om olde cnr sonnei contr dl > See tained ceede 9 en mgt wand de rar nature goede, melas ny sorsodanrat ane sbtndvergeeracn! qe perma pts Sestiioa wanes tn mde ealgsanmle expe cn eum rps So Sole ; (05M: Demand Sie Te th aprenden de td a danas 08 ‘Management en la terminologia anglosajona) acuiiado en Estados Unidos y que agrupa MEINE ie'y cones Scant s alin deo be arg ce Sci rates scent aden ds incite y dara en ets aes, Shanice pve po ons reauins tet een een, Ea DSM so Fro couo ta mt eae veal deci al ae couame oto 1.2 EL CONTEXTO TECNOLOGICO 15 sin por ello perder prestaciones en los servicios que proporciona la electrcidad, tratando asi de reducir y controlar el impacto medioambiental. Se trata, por ejemplo, de sustiaiy fenormes inversiones en ceatrales de generacién eléctrica y cuantiosas horas de produecién quemando carbén, gas, fue-oil 0 acumulando residuos radicactivos, por el uso més efciente del consumo existente. La gestién de la demanda deberia por tanto estar presente de forma muy activa en el futuro de los sistemas de energie eléetrica, como sintoma de que fe esté tratando de interralizar os costes medioambientales tates veoes ignorados, “Bl papel y la correcta reglamentacién de este tipo de actividad son uno de los retos que tended que afrontar la nueva organizacién y regulacién del sector eléetrico nacidas del proceso de. liberalizacién. Bn este sentido puede ser importante que las sofisticadas sefiles econémicas que los Drocesos de desregulacién estén permitiendo hacer legar a lo distintos agentes que partich Pan en el sector eléctrico —productores, transportistas, distribuidores, comercializalores ‘también alcancen al iltime y principal eslabén de la cadena que es el consumidor. Sefales de precios que tranemitan al consumidor el verdadero coste (econémico y medioambiental) 4 cubrir su consumo, tenfendo presente su pauta de consumo (perfil horario y canted), tar provisto de sofsticados elementos de medida, control, supervisin, y debe tener siempre disponible generacién de reserva lista para producir. Cuando en nuestras casas, oficinas © {abricas pulsamos el interruptor para encender una luz 0 poner en marcha un equipo, segu- ramente ni sospechamos que se ponen en marcha multitnd de sistemas, servicios y proceso que garantizan el servicio que requerimos. 1.2.3 La produccién La electricidad necesaria para satisfacer este consumo se genera en centros de produccién comnmeate denominados centrales elictricas. Se encargan de transformar una fuente pri- ‘maria de energia en energia eléctrica de caracteristicas bien definidas. En concreto se genera 22 CAPITULO. LOS SISTEMAS DE ENERGIA ELECTRICA pre ea nay : haar “ =e ouealor = — Figura 1.8. Centmle eftricasconvencionales. ‘un sistema tii sinusoidal de tensiones, con una frecuencia (50 He en Europa y buena parte de Sudamérica y 60 Hz en América del Norte y Central y en Brasil) y amplitud de onda estitamenteexandarizadas y controladas. Existen muy diversas temologias de generacién, normalmente asocindas al tipo de com- bustibe, De este modo, ls centrales convencionales se agrupan en hidrdulica, trmicas y ucleares [o}cuyo funcionamiento se eaquematiza en la Figura 1.9. Una detallada descrip- cién de su funconamiento y de los equipos que las componen tambiéa te puede encontrar ea [10,1 Las centrale hidréulicas © hidroeléetrcas wtiizan como fuente de energfa primaria cl agua, que eoergticamente se expresa en términos de caudal y velocidad. Le energia, hidrdlica, gracias la denominada turbina hidréuliea, e transforma en mecénica que se sanifesta por un par mecénico y una velocidad en un eje de acoplamiento del generador cléctrico, De ete modo, la energahidrSulica se convierte en energiaeléctrica en el genera- dor y se manifesta en forma de tensa e intensidad en bornes del generador. Por el tipo de fuente primaria, ls centrale hidroeléctrieas son lat que presentan menor contaminacién, ‘Sin embargo, requieren una fuerte inversién en su construccién y necesitan, para su regu- lacién y captacin de recursos, I inundaclén de grandes supericies geogrdfcas de embale Una ventaja de ee tipo de centrales, ademés del coste del combustible y no contamine- i6o, es su fexbiidad para su conexién y desconexién, lo cual las hace muy adecuades como centales de reglacién para ajustar la produccign las necesidedes de la demanda, ‘No obstante, al estar suetas a las precpitaciones de la 2ona su funcionamiento tiene una, considerable componente aleatoria. alas cetrale trmices la energie primaria es un combustible fi (carbén, fuel-il 0 125), denomindndose centrales de carbén, de fuel ode gas, respectivamente. El principio de funcionamiesto de ete tipo de centrales es bésicamente el siguiente: 1) el combustible es ‘quemado ena caldera donde se produce vapor de agua; i) el vapor a alta presion es transfor- ado a través dela turbina de vapor en energia mecénica, y ii) la energla mecénica, como 4.2ELCONTEXTO TECNOLOGICO 2 or eke combinedo Figura 1.10. Contralieelcrins de gue y de clo combinado, fen el caso de una central hidréulic, se convierte en energia elétrica gracias al generador. De este modo, en las centrales térmicas se presentan las conversiones de energia térmica, ‘mecénica-eléctrics y, por tanto, su eficiencia energética dependeré fundamentalmente del poder calorfico del combustible. El rendimiento del ciclo no supera en cualquier caso el 45% Por la inercia térmica de la caldera, en torno a siete horas, estas centrales presenton cierta rigides en su conexién y desconexién, que las hace poco flexibles en su utilacién, Por ello, las centrales térmicas son objeto de estudios de arranque-parada para elaborar sus érdenes de funcionamiento y, en ocasiones, operan en caliente (standby) sin produceién, ‘Aunque el combustible puede estar sujeto a variabilidad en su precio, ependiendo del pals, ate puede considerarse como disponible y, por tanto, este tipo de cetrales puede wtilizarse para regulacién, siempre considerdndose su inercia de conexién, Dentro del grupo de las centrales térmicas existen otros dos tipas de teenologtas que utiizan el gas como combustible. Por un lado son las ceatrales de turbinas de gas, en las que, a modo de los reactores en los aviones, se utiliza la combustin del gas con aire 4 presidn para alimentar la turbine y conseguir la energia mecinica con la que alimentar alternador. Y por otro lado las centrales de ciclo combinado que combina ua cielo de ‘urbina de vapor con un ciclo de turbina de gas para conseguir tendimientor mucho rode clevados. Su funcionamiento se exquematiza en la Figura 1.10. Por ser la tecnologis hoy en dia, més solicitada, los ciclos combinades mereoen una mencién aparte. Como su nombre india, se combinan des tpos de cclos. El cielo principal Jo consttuye una turbina de gns. Un comprsor acoplado al «je de la turbine se encarga de absorber aire a presién atmostérica, comprimislo y dirigilo a una cémara de combustion donde se inyecta el gas que desencadens la combustién. El gas resulante ee expande en los Alabes de le turbine consiguiendo una primera transformacin & energia mecdnica. El ges expulsado, todavia a alta temperatura, se aprovecha para calentar un eircuto de agua-vapor SAAR AAR RA AAR EERE RANA RRA NAM NA PPOWOVUYUUUVOUCWUUUYUUUUOYVEUBUVEUVUUVOUUOUUY 24 CAPITULO 1, LOS SISTEMAS DE ENERGIA ELECTRICA «que permit transformar Ia energfa calorfica ain latente en el gas en energia mecénica ‘por medio de una turbine de vapor. Uno o dos alternadores conectados al ee comin o separado de cada una de las turbinas genera finalmente la eletriidad. Los rendimientos de estos cis, gracias los itimes avgnoes en ln tecnologia de cerdmicas que protegen los dlabes de ls altisimas tempersturas, son netamente superiors a ls cclos ablertos de las turbinas de gas o lo cicos de las turbines de vapor, aleanzdndoee el 60% en algunos equlpos. Esto, junto con unas tasas de emisionescontaminantes netamente inferiores, a une ran modulatidad y a unos cote de inversién razonable, hace de esta tecnologia una de Jas més compeitivas,legando a desplazar al resto précticamente para cualquier franja de utilizacion (bse, punts) dependiendo del precio del gas como combustible. Las centraes nucleate o también denominedas termonucleares son slempre ceutrales base y raramente operan en regulacién. Ello se debe al peligro que se presenta cuando se cambian ls condiciones de retrigeracién del reactor nuclear. Bésicamente las centrales nucleares constan de un reactor niclear, donde por el proceso de fin del material nuclear (ranio) se produce una gran cantidad de calor. Este calor es transferido # un fuldo (didxido de carbon, odio quid) que a su ver, mediante un intreambiador, se tranfire ‘un cireuito con agua. De este modo, como en el caso de las centrale térmicas, el vapor de ‘agua e transforma primero en energla mecénica, gracias a laturbina de vapor, y después en cnergia elétice, mediante el gneradoreléetrco. Este tipo de cenralesnucleares presentan dos inconvenientes de dif slucn que las hacen poco aceptables socalmente: el elevado riesgo de un posible filo y Is difaltad en la eliminacién de sus residues. Por elo, exsten pales que ban impuesto una moratoria nuclear que no permite Ia construccién de nuevas centrale nuclear En las reds de energiaelctrica, la produccién masiva actuslmente se realiza en Tas ‘denotinadas centralesconvenconales descritas. No obstante, existe otro tipo de centrales que estan empezando a tener, dependiendo de las zonas y paises, cierta relevancix; estas son las centrlescomplementaras o alternativas, muchas de ellas denominadas de energia enovable por eleducdo impacto ambiental que provocan: eélicas, biomésicas, fotovltaicas 1 de cogeneraién, Ena Figura. 1.1 se muestra esqueméticamente este tipo de centrales La conversién de energia que iene lugar en las centraesfotovoltaicas es directa dexde Ia nergia solar eneria léctrica en forma de corrente continua [12, 13). Las demés requieren una transformacn intermedia: elca-mecinica-létrica para la elie, térmica-meedaica- cléctrien parn In hiomas y thrmica-macénica-eléctrica para la cogeneracién [La exstenca de teenclogias tan diversas, todas llas operando en la mayor‘a de los Pies, tiene muchas y vara justiicaciones, En primer lygar, retomando lo exbozado en el spartado dedicado al consumo, existe una justficacién puramente econémica que se de- rive dela curva de pefl de carga de a demanda. El rango de costes jos de inversion para construi Is central y de costes de operacin para generar oon le central vara mucho de una tecnologia a otra. As ls centrales nucleares roquieren unos altisimes costes de inversin, pero sin embargo presetan unos costes de operacién (derivados del precio del combustible, este cao el uri, y del rendimiento del proceso de transformacién energética) compa rativamente muy educids, lo que converte & la nuclear en una tecnologia stractiva desde el punto de vista que aqu se comenta para cubri la franja de la curva de demanda que se ‘ectiende ls 8760 horas de ao. Enel otro extremo Ia tecnologia basada en las turbinas de 1.2 EL CONTEXTO TECNOLOGICO 25 .fotovtaiea .cogeneracéa ae ru, Ove onbin a ar Zs Geseraer @) Figura 1.11, Omtrales elética suernativas, gas es de las més caras en costes de operaciéa pero muy barata en costes de inversién, por Jo que es un tipo de generacién muy atractivo para cubrir las puntas de demanda durante Jas pocas horas del ao en las que tienen lugar. En un punto intermedio se encuentran las centrales térmicas convencionales. Obviamente las hipstesis en las que se apoyan los andlisis econémicos que permiten justifcar la convivencia de distintas tecaologias siempre contienen un cierto nivel de incertidumbre, como por ejemplo el perfil futuro de la curva, de Ia demands, el coste de los combustibles, el funcionamiento concreto de cada central de produccién, los costes de capital, las decisiones de los reguladores o en su caso el valor de los precios det mercado, ete Pero no sélo pesan razones econdmicas, sino también y mucho, razones de politica es- tratégica y medioambiental, para explicar la variedad tecnol6gica en materia de generaci6n ‘léctrica. Asegurarse el abastecimiento de combustible con la mayor independencia posible de las crisis politcas y econémicas, ya sean de cardcter internacional, como las crisis en el precio del petréleo, o de carécter nacional, como una huelga del sector de la mineria, exige adoptar estrategias de diversificacién. Asimismo, crterios econémicos de internalizacién de Jos costes medioambientales y planteamientos de medio y largo plazo de sostenibilidad me- ioambiental, exigen la adopcién de medidas regulatorias para la promocién de tecnclogias de produccién con menor impacto ambiantal. La mayor parte de la generacién eléctrica suele actualmente tener Iugar en grandes ccentros de producciéa repartidos a lo largo de toda la geografia del pais, fecuentemente lejos de los grandes centros de consumo. Perece natural que las centrales se instalen cerca del lugar de abastecimiento de combustible (es decir, cerca de mins y puertos para el carbén, cerca de las refinerias para el faehoil, cerca de rogasificadoras y de la red de gas para las centrales de gas, en los rios de gran caudal o salto para las centrales hidrdulicas) y ademés cerca de la costa o de los rios, ya que el agua es un elemento vital para Ia refrigeracion de las grandes centrales termicas. En general se procura situar las grandes 26 CAPITULO 1, LOS SISTEMAS DE ENERGIA ELECTRICA ‘Tnbla 1.2 Capacdadintalada energa producida por tecaologas en el sistema elético espaol Capacidad instalads Energia producida ‘Tecnologia Mw % cWwh% Hidréulica 16525 74 27a 170 ‘Nuclear 7799 ©1404 «= 62206 28.38, Carbén 12052 21.69 79846 (36.43 Fuel/Gas 1os7d 19.21 17627804 ‘Total négimen ordinario 47050 «84.68 «(187522 85.56 ‘Régimen especial 8518 15322721012 Intercambios internacionales, 4440 2.02 ‘Total 55563 100.00 __219174(e) 100.00 (©) de ls canies 8569 GWh corresponden cousumos propios de las centrales de generacién y 4907 GWh * comumas de cantrals de bombo. contrales de produccién térmica lejos de los grandes nicleos de poblacién, a causa de los problemas de contaminacién y de los riesgos de un eventual accidente nuclear. Bs a red de transporte la encargada de trasladar Ia electricidad generads hasta los centros de consumo, El gran tamafio que han ido aleanzando las centrales de produccién de clectrcidad es una consecuencia de la economia en costes que se ha venido consiguiendo al aumentar el tamafio de las centrale hasta alcanzar los que son actualmente habituales. Este efecto, denominado economia de escala, ha favorecido por ejemplo la aparicién de centrales nucleares de hast 1000 MW, o de earbén 0 fuel-oil de 500 MW o més, al ser més competitivas que pequefias ceatrales de Ins mismas tecnologias. La aparicién de la tecnologia de ls cilos combinados de gas ba cambiado esta tendencia pues, al ser mucho més modular, permite construir ‘ceatrales competitivas de menor tamafio. Las préximas décadas verén posiblemente un desarrollo espectacular de generacién mucho més distribuida y cereana al consumo, apoyada por medidas regulatorias de diversificacién, ahorro energético (por ejemplo, eogeneracién) 1 reduocin del impacto ambiental En Eopaia Ja diversidad de tecnologias es amplia como se ilustra en la Tabla 1.2, en la ‘que se aprecia el peso de cada una de ella en el aio 2000 tanto en potencia instalada como en energia producida, yen la Figura 1.12, en la que se representa la evolucin histérica® de Ja potencia instalada por tecnologias. Como es légico las teenologias de base presentan un ratio en energia mucho mayor que en potencia, a laiaversa de lo que le ocurre por ejemplo ‘a una teenologa de punta, como es el fuel-il. A tono con la tendencia internacional, es de ‘esperar en el futuro préximo un fuerte incremento de los ciclos combinados de gas y de las ‘energas renovables. Una amplisima informaciSn sobre el sistema espatiol puede encontrarse ‘en los informes de REE, del OMEL y de la CNE y en sus respectivas péginas Web [8, 15,16). La actividad de produccién de energia eléctrica con grandes centrales se caracteriza ‘econémicamente por requerir unas inversiones muy elevadas y amortizables & muy lar- Tih ewan obewvar dl gran doarollo de in tcnologla nucle 10 aine despa (Dsicament el ‘empo de conrtrucdn) de In gran cine dele abn clan eh ls pres el pele. Las ental de ‘bn mien stone ambi bs fers inpals. 12 ELCONTEXTO TECNOLOGICO 27 Figura 1.12. Brolucin histrica de la potenca instalads por tecnologiae on Eapasa (fuente [8) 40 plazo (25-30 afios) después de varios aiios de construccion (hasta 5-10 ails o incluso ‘més para centrales mucleares © contrales hidréulicas de gran tamaio). El elevado riesgo econémico que lo anterior supone sélo es asumible por entidades de propiedad publica 0 or Ia iniciativa privada cuando existe una garantia estatal suficente, que asegure la re- cuperacién de los costes de inversién y operacién por medio de unas tarifas reguladas al ecto. La irrupeiGn de la tecnologia de los clos combinades de gas ha modificado sustan- cialmente las condiciones de contorno, al disminuir el riesgo significativamente (centrales més flexibles, modulares y competitivas, de tamafio més reducide y con menor tiempo de construccién). Lo anterior ha facilitado grandemente la necesaria inversién privada tras los recientes cambios regulatorios para introducir libre competencia en el soctoreléctrco, 1.2.4 El transporte La red de transporte es la encargada de conectar los grandes centros de producciém, geo- sriBcamente muy dispersos, con ls grandes nicleos de demands, normalmenteubicados cerca de ciudad y sonas industrials, a como de mantener In cohesgn global del sistema déctrico, funcionando en sincronismo’. Esta red ha de transportar grandes cantidades de tnergia a largas distancia y por ello debe funcionat a muy lta tensén, en Hepa «220 37 400 RV. La red de transporte veribra todo el sistema Utic, intrconertando entre S todes sus centros neurlgio. Es un elemento clave en el equilrio dinmico entre In produceién y el consumo, y por ello adopta tna configuracén tpicamente muy mallada, permitiendo que todas ln centrales puodanseviee de espldo entre els para cibrir even 7 Bien eaten dlc ntacooeidon por as en conte contin que 0 masisen ete 4 sincroinno de Bec B od cso en Cos aba por lar do apo RRA R A ARR AAA EAR AR ARR A AA AMAA AA NANA MAMMA POC CU COU UOTE OUEST OO U OOOO W OYE YWUUUUUYUGNOUEY 28 CAPITULO 1. LOS SISTEMAS DE ENERGIA ELECTRICA tales fallos, y se le dota de sofisticados equipos de medida, proteccién y control para que Jas fates (cortocircuites,rayos, falas maniobras, fllos de equipos) no comprometan el co- recto funcionamiento de todo el sistema. La red de transporte ha adquirido una relevancia, ‘especial en el nuevo marco regulatorio abierto a la competencia, pues es el elemento facill- tador del mercado mayorista, el punto de encuentro entre los agentes del mercado, como se ‘comentard més adelante. El desarrollo de la conectividad de las redes de transporte y de su capacidad, tanto en el interior de los paises como en las interconexiones entre los rmismos, hha permitido el planteamiento de mercados eléctricos de dimensiGn regional o internacional. Los grandes centros de consumo ubicedos en Is red de transporte pueden ser grandes industrias intensivas en el uso de energie eléctrica directamente conectadas a esta red, 0 bien grandes centros de interconexidn lamados subestaciones de los que cuelgan redes de ‘cardcter més regional local (redes de distribucién) que alimentan con tensiones progresiva- ‘mente menores al conjunto de consurnidores medios y pequelios. Las redes de distribucién, presentan unas configuraciones bien distintas, adaptadas a sus funciones. Los principales elementos que componen la red de transporte son las lineas y las su bestaciones. Las subestaciones cumplen tres funciones principales: son Jos centras de in- ‘teroonexidn de todas las ineas entre si, son los centros de transformacién desde los que se alimentan las redes de distribucién que Uegan hasta el consumo, y son los centros donde se instalan los elementos de proteccin, corte y maniobra del sistema [14]. Tipicamente «a ellasllegan varias lineas de alta tension y, tras una transformacién de la tensin, salen de alla las lineas de la red de distribucién o red de reparto. Fisicamente Ia subestacién se articula en torno a unas gruesas barras a las que se conectan las diferentes lineas. Equipos de apertura y cierre de las lineas aseguran las conexiones o desconexiones que sean nece- sarias para maniobras, cambios de configuracién o el aislamiento de las Iineas o elementos ‘en situacin de fallo. Existen muy diversas configuraciones de subestaciones. El niimero de Darras (subestacién de barra simple, partida, doble, triple, de transferencia o de apoyo, en ‘anillo) y el mimero de equipos de corte y maniobra por cada linea de salida o de entrada ‘jan el tipo de configuracién. Aumentar el nimero de estos equipos aumenta asimismo los costes de la subestacién pero también la seguridad de la misma, evitando por ejemplo cortes ‘ransitorios de suministro aguas abajo del sistema por una simple maniobra. Una configu- racién bastante extendida en la red de transporte espafiola es la denominada de interruptor ¥ medio (doble barra y tres equipos de corte por cada dos lineas de entrada o salida, de ahi ‘el nombre), ya que represonta un equilibrio razonable entre coste y seguridad. Dejando para més adelante una breve descripcign de los equipos de corte y maniobra, <1 equipo tecnolégico més representativo de las subestaciones es el transformador encar™ gado de reducir, o elevar, segiin se mire, la tensién. La transformacién se realiza electro- ‘magnéticamente por medio de dos juegos de bobinas (de alta y baja tensién) enrolladas fen tomo a un material ferromagnético y todo ello sumergido en una cuba de aceite que garantiza un mejor aislamiento de los conductores. Son equipos voluminosos, costosos y pesados, de muy alto rendimiento, que presentan una tasa de fallo muy reducida. Las lineas de la red de transporte son cables de aluminio (el alma del cable es de acero) que descansan sobre torres de soporte. El diseio de la lines [] tiene una fuerte componente mecinica y eléctrica. El diseio de las torres, con estructura tipicamente en eelosia y muy distintas formas, tiene que prever el considerable peso que tienen que soportar (el peso 1 1.2EL CONTEXTO TECNOLOGICO 29 de gruesos cables con un importante coeficiente de seguridad para aguantar las capas de hielo y nieve que en invierno se pueden instalar sobre ellos, asi como el efecto del viento) y tiene que asegurar distancias mfnimas de seguridad entre todos los eables y de éstos con la torre para reducir la posibilidad de cortocircuitos. Asimismo la distancia entre torres, ¥¥ la tensién mecénica de los cables requiere diseéar correctamente el vano formsdo por el ‘cable desde una torre a la siguiente. Ea su punto més bajo el cable debe mantener una