Está en la página 1de 100
io) ee mod dW 7X , La Caida del ee Los pecados capitales que _La vida cotidiana en una precipitaron su decadencia: villa hispanorromana elo CM aa} invasiones, colapso a Cele econdmico, corrupcién... _ El alba del poder bizantino Peeks UE) SANTIAGO POS TEGUILLO TRAICION, GUERRA Y AMOR EN TIEMPOS DE TRAJANO TRILOGIA DE TRAJANO TRILOGIA DE TRAJANO II SANTIAGO so cera POSTEGUILLO Sa ABD / LOS ASESINOS DEL EMPERADOR El coloso romano, de rodillas {el imperio Romano en clase de Historia, se atibuia a a reajacién de costumes que caractera6 st ima etapa: incluyendo la amen za iplicta de que, \allofbamos acabe aque Espa era a reserva espinal de aceidente, Pero, desando la doct siones béebaras, el crisanismo, ¢ colapso econsmico, la debilidad del ejéreio, la. comupcin... San muchas las casas que se baja ‘oxias elas jugazon su olen la nde un inmenso Estado ‘que parecia inmune ala Daqueza, Pero precisamente suc fexiensin contbuy6 ta extn: un temonio de 2 kun resulta imposible de ino sombra ala agonizante Roma godos en la batalla de Adkian6pols yla muerte de Romulo slo, ito emperador ‘se consuné el in del imperio Romano de Occidente, contin @: ln Laila Las estructuras defensivas dellmpero (at: a, as murallas de Constantinopiaerigdas or Teodosio I) no lograron sofocala ole ‘da. de invasiones des pueblos barbares, ‘paride siglo Il, escasearon victorias, ‘como las que conmemora la Colurmna Trajana,y as legiones se baroarizarony se desangraron en querasintestinas 2 Alena ear) ooo mane SSovacecamen S50 Contato eon tohprencioa cone Vode tien nem ica Gerais ‘enaieltnpercon Monon on 95 “ Lacaida del Imperio en fechas Elfin dea cviiza cién romana nelle ‘96, una para ‘tro: fue un proceso largo.en el que int yeron factors coma las desigualdades sociales entre una clase rabsjadoraes Clava (iaquierda) y luna clase dominante corrupt, la galopan: oelespectacularas- ‘censo de cristianis: PEs ae eaten as toe ry Olt a es JUNIO 2015 Presentaci6n: Eldeterioro de Roma sual: Escenarios de antiguos combates La crisis del siglo III El fin de las legiones Vida cotidiana en Carranque CeiOE INNS 4 oni Np eee oy yim EY yn — $10 on cee eg Constantinopla y Roma Elempuje Los pecados capitales romanos Europa tras el afio 476 Cea Enemigos del Imperio 5 42 2 94 98 MUYHISTORIA 3 £POR QUE SE DEBILITO EL PODER ae oe re hi Bats aire de un imperio 22 Ellargo proceso de decadencia que sufrié el Imperio Romano ha sido siempre un foco de interés muy atractivo para los apasionados por la Historia antigua. El analisis de la convulsa época vivida en el llamado Bajo Imperio (siglos Ill, IV y V) evolucioné a medida que aparecieron corrientes de pensamiento que planteaban nuevas hipotesis sobre el fin de Roma. Dh ee I a SOTO Defendiendo las posesiones. Ene! mes germanicus.den- tro delacadena de forticaciones que protegiae nore det Imperio Romano, se ‘encontaba este cas tellumcontunciones ‘e uerte mila Us ‘mado hoy Saaburg (derecha), esta ubio oenelactual Estado alemande Hesse, ‘eMUY HISTOR ‘os aficionados al cine seguramente recuerden una pelicula titulada La caida del Imperio Romano, cestrenada en 1964, rodada en Espafa y dirigida por A. Mann, de la que existe un. remake: Gla diator (2000), de R. Scott. La accidn de ambas se sitia en époea de la muerte del emperador Marco Aurelio (180) y del reinado de su hijo Comodo (180-192). Mas de uno se cextrafiard de ese titulo para una historia fechada casi dos | siglos antes de la deposicion del emperador-niio Romulo Augistulo por Odoaero, convencionalmente considera dda en la historiografia moderna como el fin del Imperio Romano en su parte occidental. El publico culto anglo sajon se extrariara menos por la influencia del libro de E. Gibbon Historia del declive y caida del Imperio Romano (2776), que termina con la toma de Constantinopla por los ‘otomanos en 1453. Seguin Gibbon, la deeadeneia del Im perio Romano se inicia en el reinado de Marco Aurelio. Interpretaciones ilustradas. La obra de Gibbon tuvo gran resonanci. Se basaba en ideas dela Mustracién, que consi El efecto en este peri ain era po- tencialmente muy bueno, pero no estaba ‘anoyadoporlainfaestuctirade os sigios ‘precedentes. La mayoia des bases prn- ‘pales fueron abandonadas, o que te leva ‘a preguntarte dene enrenaban se jee ‘aban y deseansaban no sélolos hombres, sino también los cabal y otros animales de transporte. Un buen estudio sobre el cto dels siglos Vy V concluyd que losromanas sigueron ganandi la mayor ‘elas batalas enlas que combatieron. Eso es certo, pero ignora el echo de que las baallas conta oros romans eran tan co: tientes como las baalasconra enemigos cexterires, Porque el sistema ronterizay la estrategia ‘etensiva empezaronaflloren al sigio I? El deteriora aranca con ia gueras iv les. Las tropas abandonaron sus puesto, yas estructuras de rontera slo funcio- naban si estaban adecuadamenteatend- «das, Tan pronto come aigunasincursiones yataques comienzan a tener éxo, os to manos empiezan a parecer débiles,y los cenfrentamienios se mutipican Requeriaun ‘ran estuerzo restaurar el dominio romano en una fronera,y ne sola haber tiempo ni recursos disponibles parahacerestoento- das partesal mismo tempo, IOMUY HISTORIA En su libro enfotiza la tendlenca de oigu nos historiadares a exageror la fuero de los enemigos del imperio en est periodo. Siprestasatenciéna cémo luchaban los pueblos germanas, es evidente que hay eseasa diferencia en organizacion ytact- €as (y solo un poco en armamento) com patada conto tiempos de César La dinas- li sasdnida conquisté el poder mediante una guera civil y necesitaba un enemigo eterior para uni ala gente bajo et nuevo ren. Su éxito coincidié con la debi dag romana. De todas maneras, en un pat de generacionesia amenaza sasanidads- ‘minuyo considerablemente yen os siglos stucesivos dependeria de ia agresividad @ inseguridad de monarcas concretos. Si Roma hubiera sido mas estabe le puertas adeno, dudo quelos sasdnidas hubieran tenido tanto eit, Pone especiolmente el foco en os querras ives yen{os contcios domestica, quizé “subestimados por fo mayora de historia. dores. ¢Fueron esas querres. ues, més decisvos quelopresién de los barbaras en ‘el colapso del impeno? Sin duda, porque lo debiltaron enor- memente y siempre se les dio proridad frente a otras amenazas. Un enemigo ex- terior diiclimente ibaa poder dernibar el Impero, y sélo ocasionalmente mataron 9 capturaron a emperadores. Un val in- tema tenia como tnico propésito matar a emperador y quedarse con el puesto. Muchos historiadores especialistas en este periodo restan importancia a estas dueras evils, sin reparar en el enorme dao que éstas causaban al Estado y 2 las insttuciones, PREECE P00 olgin coudilo 0 rey bérboro caper com de erigze na sole en amenaza sino también TEE 2 cteratv alpoderromane? Dc Realmentena Almenosno en undreade- errr ere rmasiado extensa durante un largo periodo etiempo Lamayora decaudilosbarbaros aspiraban a forjarun eno que les permite ra dstutarde os jos del prestigio de los {gobernantes romans. Eso es todo, Nunca consttyyeron unaatternativa real Fue fe expansin del eitanisma una de lescausasdelcolapsa? ,Contnbuyé al des “Los caudillos barbaros aspiraban a forjar un reino que les permitiera disfrutar de los lujos y el prestigio romano” ‘gaste del dented romano como en su so sugiié Edward Gibbon? La identidad romana habia cambiado ‘mucho alo largo de os sigls. En simis- ‘mo, e!crstianismo na altré sustanciat ‘mente la ideologia del Imperio 0 el modo lene que funcionata la polticao luchaba ejército. Aunque el retro de a vida pi- blica de monjes yeremitas era un fenéme- no llamativo, en teminos numéricos 0 de ‘moviizacion de recursos realmente fue un factor insignfcante. Construir una iglesia feos siglos Vy Vimplicaba trabajo para los abanies, clentea para os proveedo- res de material, etc, exactamente igual {que constuirun tempo o unas termas en los siglos precedentes. Lanza una interesante advertencia en su iro: toy el poder san temporaes,y a civlzacién no siempre gana io boro CConsiderando las multiples amenazos @ las que se enfento actualmente el mundo ‘ccidental, quiz los lideres internaciona- les deberian tomar note del colapso de Roma.) Si efectivamente creo que es peligroso \iuiren a continua expectativa del éxito. La ‘mayoria de nasotrs, en el mundo occiden- tal actual, no podemos siquiera concebie {que las cosas se compliquen de verdad y fendemos a asumir que la paz es lo nor- mal y que la prosperidad deberia seguir ‘aumentando indefinidamente. Est itima ‘es cada vez menos una cetezaenios tem os que wivimos, per la mayoria de nues- teoslideres parecen dar por supuesto que € problema se arrears por si solo con el paso deltiempo. En su itr habla de emperedores uy Un- ca obsesién ypreacupocién es mantenerse en el tora. y de la importancia dela buro- cratizacién excesva, fa prvatizacién del ttcito 0! triunfo de fa lealtod frente al talento ene colopso de sistema. Nos en- frentamos actuoimente o reas parecidos ‘os que wniran os manos cet siglo V? Sly no Actualmente, no exste amenaza de guerra cv Por otro fado, en muchos paises los lideres poiiticos parecen mas Interesados en conquistar y mantener e poder que en lagrar objetivo alguna, Los femperadares romanos del Baja Imperio ‘aprobaron un sini deleyes, e hicieron to- da case de proclamas, subrayando lo mu- cho que estaban mejorando el mundo y la vida detodos, en genera. En ealidad, nada de esto se cum. Augusto era un maestro dela propaganda, pero ademas gobernaba com resultados: lamayoriade a gente iia mejor bajosu gobierno. © COLECCION DE MONEDAS EN PLATA DE LEY Un legado que perdurara La declaracién de 15 ciudades espanolas 6imo Patrmonio da la Hunjanidad por la UNESCO, es la mayor distincién 310 international otorga pararfeconocer y proteger las Mavi ‘olaboracién con el Grupo de Ciudades Patrimonio de la H ase fa coleccién de 15 monedas en plata de!ley,que’se completard en noviembre: Santiago de fartagona, Toledo y Ul ‘eet Alcalé de Henares Avia Serie It Salamanca 8. Cristobal de La Laguna CARACTERISTICAS Plata: $25 milésimas Peso: 13,5. Calidad: Proof Tirada maxima: 7.500 unds. Diametro: 33. mm PVP. 99,93 €/und. Ciudades = Patrimonio Tt de la Humanidad ee ee ESCENARIOS DE ANTIGUOS CoM LABATALLA DE ADRIANOPOLIS Corria el verano de 78 y elemperador romiano de Oriente, Valente, establecia un ‘campamento militar fortificado juntoa los muros de Adria ‘n6polis, una ciudad dela historica region de Traciaa la que dos aos antes habian egado 200.000 visi godos con el permiso del propio monarea. Pero la situacion habia cambiado: los visigodos asentados cen tierra imperial se hhabian rebelado y el enirentamiento se vaticinaba inminente Yasi fue, un comba tecorto pero brutal enel que el caos se apoders de las fils romanas; una verda dera matanza en la aque Valente también perdié la vida. Al pa recer, el emperador, herido en el campo de atalla, se ref. gi¢ en una easa que fue incendiada por sus perseguidores Con las fronte aetuales, Tracia co rresponderia a Bul garia, la parte norte de Grecia ya franja continental europea turca, terrtorio este tltimo donde se en. cuentra Adrianopolis, cconocida hoy como Edirne (en la foto, una vista panorimica dela ciudad desde ‘uno de los minaretes dela mezquita) MUY HISTORIA 13 ROMA TRIUNFA EN CARTAGO. El gobierno romano delemperador Aecio dirigi su objetivo Tn conquista rede Alri donde se topé con los eércitos del reino \indaloal mando del rey Genserico, que lo esperaba alas puertas ‘de artago actual ciudad de Tinez~. Era elafio 456 las flas de Genserico contaban con un contingente «de 45,000 hombres, cifra superior aladel feito romano, lgobernante vindalo ‘diol primer pasoa las afueras de Cartago. Lasuertede la batalla parecia indecisa, pero luna inmensa Tuva de fechas romanas lend elcielo, apuntando hasta al mismisimo Genserico, Elejército hhirbaro, desmorali zado al ver caido asu rey, perdi terreno y los ansiosos romanos sehicieron con la vie toriaantes decaer la noche. Esta contienda ‘ajo muchas con: secuencias, algunas muy beneficiosas para Roma, yaque Carta goera un lugar clave ‘nel Mediterrineo occidental por ser tun centro comercial importantisimo, Por otto lado, la derrota brirbara en esta ba talla demostré que Roma no estaba tan ‘débil como parca Ena foto, lasruinas de las Termas de Antoni ‘no, también lamadas de Cartago, atestiguan elpasodela cultura romana por Tine7, 14 MUY HISTORIA ROMANOS CONTRA SUEVOS Amediados del siglo V,elreino suevo 0c paba la zona norte de Hispania y Aecio, cemperadc Imperio Romano, consideraba que ésta era un territorio elave ‘a conquistar. En 460, elaugusto emprendi con sus tropas eami no hacia la antigua provincia romana de Gallaecia para expul sar de ella alos bar baros. Al llegar Asturica Augusta ~ Astorga- los suevos, {que libraban entonces civil, poco pudieron hacer para responder ‘laamenaza romana, Aecio siguid su ruta hasta aleanzar Lucus Augusta (Lugo); en la foto, as murallas ro ‘manas de la ciudad, ‘monumento Patti ‘monio de la Human dad, Las tropasde. fensoras dela ciudad fueron sorprendidas yeelejército romano judo tomarla en poco tiempo. Un aio des pues dela conquista de Lucus Augusta, el norte dela peninsula Iberica era completa. mente r nocida es la ambicién conquistadora de Ro- ‘ma, asique el contlic to bélico contra los suevos continu co: sechando mis vieto Bracara Augusta (Braga) y Portus Cale {Oporte), Portugal MUYHISTORIAI7 CONTIENDA CIVIL. EN POETOVIO La ciudad de Poeto: vio -Pauj, en la actual Eslovenia~ fue una préspera colonia ro. ‘mana bautizada por clemperador Trajano ‘en elafio 69 como Colonia Uipia Traia- nna Poetovio, en la ‘que se asenté la Legio ‘Ill durante varias ‘centurias, Fueron aos de esplendor para la villa, con una poblacién de 40.000 habitantes,cifra que no volvié « aleanzar. En 288 fue el esce nario de una batalla, pero esta vez era una ‘contienda civil: las tropas de Teodosio I emperador de Oriente, lucharon ‘contra las de Magno Clemente Miximo, que habia tomado el poder en la parte oe cidental del Imperio Romano tras expulsar Valentiniano Il. La batalla de Poetovio cabs con el reinado de Maximo y propor: ‘cioné la hegemonia imperial a Teodosio Pero el splendor romano della ciudad ‘se perdié con la im petuosallegada de los ‘hunos, que arrasaron, oetovio; acabé incendiada y ocupada por évaros yeslavos. En la foto, el rio Dravaallos pies de la vieja ciudad es lovena de Pty, IS MUY HISTORIA ANTECEDENTES: fe as El principio de un 10 MUY HISTORIA Los primeros signos de la decadencia de Roma aparecieron en el siglo Ill y tuvieron varios frentes: el choque en Oriente con los persas, en el Rin con los germanos y, de puertas adentro, entre distintos jefes militares. \S AY GN i aaa Hh | Ha f, enct aio235 (ada, tgrabade coloreado 4, Maguncia. Otros U7, corcieronta misma suerte enos aos Ms cue siguieron, largo ocaso EE sell el final del Mundo An 10 dio pasoa l Edad Media, en la que nue’ pueblos ocuparon el vaio de pader que se habia producido tras Ia des ‘membracién del Imperio. Ast, ta supuso el ocaso de la ci que en la Antighedad di Ios plares sobre los que se constru YO Occidente, tanto en su vertiente ‘Zeopolitica como eultural. Ala hora de buscar en la Historia las posibles ccausas de dicho ocaso, encontramos seftales que parecian anunciarlo en diferentes escenarios L jente. A princi pos del sig Il el rey Ardacer Ise hhabia hecho con el poder en Pe pponiendo fina un largo perioda de lu chas intestinas que habian debilitado Ja monarquia, circunstancia apro- ida por Roma para mantener su egidn. Ardacher rlta para extender sus dominios a cos tade los terrtorios fronterizos con el Imperio Romano. En aguel tiempo el cemperador era Alejandro Severo, un joven debil dominado por su madre, Julia Mamea, mujer de fuerte ears ter que con sus decisiones gobernaba Roma. El propio Alejandro Severo en ccarnaba algunos de ls proble Ihabian condueido al inicio del deel ve de la mayor potencia de la época Nacido en Ia ciudad era originario de la p Imperio, Con apenas trece: accedido al trono en el ato 222, des pués del asesinato de sw antecesor, Heliogibalo, cen evidenei del regimen ‘unas arcas puiblicas en bancarrota y un eército descontento que sutria el retraso en el pago de las soldadas, MUY HISTORIA 21 > En Oriente, los problemas no tar daron en multiplicarse. Ardacher, co nociendo la debilidad de su enemigo, atacé en 230 la provincia romana de Mesopotamia. Los legionarios que la defendian habian pasado los wltimos afios combatiendo en guerras cviles su falta de cohesién se unian su in- disciplina y escaso entrenamiento. La ‘campafia fue un auténtico paseo mili tar para Ardacher, que hallé la puerta abierta para saquear Mesopotamia, Alejandro Severo intents negociar tun acuerdo, pero las conversacio- nes fracasaron ante la intransigencia mostrada por los enviados persas. El Emperador se preparé entonces para Ja guerra, dirigiéndose hacia Oriente alirente de una fuerza expedicionaria reclutada en todos los rincones del Imperio, pero la moral de los legio- narios era muy baja y se produjeron varios motines antes de iniciarse las ‘operaciones militares, Mas alla del Rin. A pesar de los pro. Dlemas que afeetaban a las tropas del Emperador, la simple presencia del ejército de Roma sirvié para que los persas se retirasen precipitadamente de la provineia, Finalizada la eampa fia, Severo volvié a Roma para cele brar su triunfo, aunque la alegria no duré demasiado, En 234, apenas un afio después de su regreso, hubo de partir hacia la frontera del Rin para hacer frente a nuevas difcultades. Pee Las tribus germanas situadas en la ribera oriental dl Rin siempre habian, sido consideradas por Roma un ene ‘igo peligraso, Con el propésito de pacificar la region, el emperador Au- gusto elabord un plan para anexionar las tertitorios que se extendian desde el Rin hasta el Elba, pretensién que seria olvidada cuando sus legionarios, fueron masacrados por los germanos cen laatalla del bosque de Teutoburgo. Rebs ar. Este fracaso oblig6 a Roma a mantener guarniciones en as orillas opuestas del Rin y del Da: rnubio, que se convirtieron asf en el limite de demarcaciin de las fronte- ras del Imperio, Sin embargo, en las primeras décadas del siglo Ill se hizo tevidente que eran insufteientes para proteger los asentamientos romanos de las continuas incursiones de los ggermanos. El emperador Alejandro Severo, acompatiado por su insepara- ble madre, acudio al Rin para asumir fen persona el mando de las legiones con las que pensaba contener a los Ibirbaros. Consciente desu debilidad y en un intento de ganar tiempo, envid importantes cantidades de oro y plata para sobornar a los principales eaudi los germanos mis proclives a Roma. Estos gestos conciliadores fueron {nterpretados por los legionarios co- ‘mouna ofensa, Cansados desoportar las arbitrariedades de su emperador Y has veleidades de sus mandos, Ios [ErelsigiotRoma.laviejaca- glasbloelcenourbana,mienras durante todo el siglo ly pincpios pitalengreidadelimperio era que barosenteros uedaban lue- dell. LosGtimas estudos histo unaciudad vunerablequeensuradesuparaguasdefensve Hay _ricosyarqueolégjcos seflan que esplendordecadenteno.contaba quetenerencuentaque,apesar en ese perado acudad lego tener una pobiacién querandaba 1 milén ymedio éehabitantes. conunamuraa quela delendiera de sulentoocasa lacaptalde! Ce otras pueblos que empezaban _Imperiose sigué expandiendo allamar asus puetas. En 274, el ‘emperador Aueiano, reocups 0 porestacireunstancia, deco levantaruna mura de lacitopa raprotegerlaciudsd Cuando este ‘intr defensivo esto acaba 0, contaba con un permetro de casi veintekldmetos alo largo Cel cual se habia egies clentas ochentay res torres, con decisis grandes puerta yotras leciséismas pequenas, Proteccién parcial Apesar de suenome extension. esta mula La Porta Magglore (Puerta Mayor) también lamada Porta Prenestina, norodeabatodalaciudad:prote- es unade las mejor conservadas dela Muralla Aurelia de Roma, 22MUY HISTORIA soldados se amotinaron en el eam: pamento imperial establecido en las cercanias de la actual ciudad de Maguneia, asesinaron a Alejandro Severo y a su madre y proclamaron ‘emperador a Maximino el Tracio, ve terano general al mando de la legio- nies acantonadas en la frontera, APo- yado por la guardia pretoriana, su ombramiento fue confirmado por ‘el Senado, aunque la mayoria de sus miembros no viesen con buenos ojos sus origenes humildes y ascenden- cia goda. De esta forma, Maximino se convirtié en el primer emperador ‘con sangre barbara en sus venas, El primero de una sangrienta lis ta. El asesinato de Severo en 235 fue 1 inicié de la que ha sido conocida ‘como la crisis del siglo Il, periodo mareado por la anarquia politica de rivada del intervencionismo militar. En un plazo de cincuenta aiios hubo veintistis emperadores, de los cuales todos salvo uno musieron de forma ‘volenta en conspiraciones y golpes de Estado, Durante esta etapa, el Im perio Romano tambien se enfrenté a una serie de graves problemas eco: rndmicos y sociales que acabaron mi nando sus cimientos. “Tras acceder al trono, Maximino 1 Tracio desarrollé una politica que reineidié en los mismos errores de ‘su antecesor. Logré poner fin a la campana militar contra los birba- ros con algunas victorias pirricas, que lo nieo que consiguieron fue posponer el problema, Enirentado al Senado y a las clases nobles, que nnunca lo aceptaron, increment sus impuestos con el fin de financiar los {gastos militares, aumentando asi su descontento y recelo. Elejército ha bia dejado de ser una fuerza de com: bate cohesionada y efeetiva y se divi dig en facciones armadas dispuestas 4 apoyar las ambiciones politicas de ssus mandos, 0 de todo aquel que les prometiera comida y botin. Ademis, para contener el imparable auge del cristianismo, elemperador ordens la persecuecidn sistemitica de los cris tianos, a los que declaré enemigos babe imino el Tra- «io, Veterano gene- ing oer eres fiers Fragmentacion, del Imperio. Ou- rante a arga sis elsigioliaausen- a dena figura po- Hea la suicente- mente fuerte como Paragarantzarla unidad del Estado acab6 por descom- poner el pero en varias entidades ‘geografcas de dura ‘lonefimera. Como puede verseen este ‘mapa, ene ao 260 Tas provincas de a alia HispaniayBi- tanlase escindleron ‘nelilamado Impe- ‘lo Galo, Dos anos mis tarde, Sia, Pa lestinay Egptofr- mmaronasuveretin- perio de Palmira, 24 MUY HISTORIA > mica que amenazaba con destruir la prosperidad de Roma, Las eiuda des languideeieron y muchas fueron destruidas 0 abandonadas, Incluso la todopoderosa y orgullosa capital se protegié con aitas murallas para de fenderla de sus eada vez mis pode rosos enemigos, va fueran internos 0 exteriores, Colapso financiero y comercial. El comercio, uno de los pilares de la riqueza del Imperio, tambien se vio gravemente afectado. Durante Ja Pax Romana, el intercambio de productos agricolas y manufacturas centre distintos lugares del Imperio no habia dejado de crecer, favoreci do por las ealzadas romanas y el tri fico entre los puertos de las riberas del Mediterraneo, y habia generado ingentes beneficios para los merea dderes y una interdependencia entre las distintas provinelas que contri buia a su cohesion administrativa y politica. Sin embargo, la erisis del siglo Ill provoes el colapso del sis tema, al que también contribuys la politica fnanciera del Estado, Para el funcionamiento y- mante- nimiento de su estructura politica y milltar, Roma dependia de la recau: dacién de impuestos, tarea dificil de llevar a cabo debido a las corruptelas internas y alas grandes distancias que la separaban de'las lejanas provineias Mar det Wi Norte P% eborscum a “Cat Bega Tuga Trevor Océa ATiGeti co” Agutania tmpera Rom Imperi Galo aman Pacbtas pg Limes Germaniens Iperio de Patra InperioPersa— @ Cludad importante dll Imperio. Para compensar este pro Dlema, los emperadores optaron por depreciar la moneda, reduciendo el contenido en oro y plata de las piezas acufadas: de esta forma, disponian ripidamente de fondos para cubrit las necesidades del Estado, aunquea costa de reducir su valor de forma conside: rable, Esta medida coyuntural se aca bo generalizando, provocando que las, moniedas romanas no fueran acepta das en las transacciones comerciales Ademés, al no existir mercadas exte riores donde colocar las exportacio nes tampoco habia dinero para pagar las importaciones. Los precios de los [productos baisicos aumentaron de for ‘ma incontrolada y el pueblo empezs a pasar hambre, Muchos emigraron al ‘campo en busea de nuevas oportuni dlades mientras las ciudades se despo- Dlaban. En medio dela ruina general zada, el eomercio queds reducido asia ‘una economia de subsistencia, Un emperador para el cambio. Has ta entonees, la explotacién de los re ‘cursos de los terrtorios conquistados habia servido para apuntalar el apara to del Estado y equilibrar el sistema, pero la interrupeidn de la expansion. del Imperio corts de golpe esa fuente de recursos que hasta entonces habia parecido inagotable. Cuando el desas: te parecia inminente, surgié una fi gura decisiva que invirti la stuacién, IMPERIO ROMANO A MEDIADOS SIGLO III Como los de algunos de sus antece: sores, os origenes del emperador Dio- cleciano fueron humildes, Soldado de las legiones que habia ascendido por méritos de guerra, tras la muerte del ‘emperador Caro y su hijo Numeria- no en el transcurso de las campaiias contra los persas fue aclamado empe rador por las tropas en el aio 284, Su cleccién no fue admitida por C hij tambien de Caro, quelle disputs el trono y al que tuvo que derrotar mil tarmente para acceder al poder. DEL Pablo cio Verano Enperar cs Roma (253200) Su Po 2 Este deo (Friedrich Gunkel, 1857 represen ‘aalcaudlilo germano Amino enlabatala del bosquede Teutoburg, en aque des- truyé tres egiones bajo el mando de Varo @ inf una Rumilate derotaa Roma. Los problemas que afectaban al im perio eran de tal magnitud que, con buen criterio, Diocleciano decidis nombrar un eoemperador con el que ‘compartir las responsabilidades de gobierno. El nombramiento recays fen la figura de Maximiano, veterano oficial del ejéreito y hombre de su confianza, que habia servido a su la do durante muchos afios. Decidido a absoluta anarquéa militar. En este lima, el comercio y la produccion agricola aumentaron su erisis. Por otra parte, las guerras intestinas no hicieron mas que debilitar las de- fensas, lo que facilité la ereciente penetracisn de los biebaros a través de unas fronteras cada ver mas per ‘meables, Roma pasaba ala defensiva Las reformas de Diocleciano y Constantino. En 284 subié al trono imperial un enérgico militar, Diocle ciano, decidido a poner remedio alos ales del ejército, Mantuvo el grue- so de las legiones en las fronteras y aumenté sus efectives, que pasaron de unos 380.000 hombres hasta cer ‘ea de 590,000, sobre todo en la zona occidental del Imperio, para tratar de frenar la amenaza creciente de los ‘germanos. El nlimero teérico de le siones era de132, alas que habia que aiadir cientos de unidades auxiliares ¥ de aliados, Pero este esfuerzo ne- ‘esitaba de mis impuestos, pues era nnecesario reclutar a birbaros como ‘mercenarios ante la falta de roma- nos, lo que supuso un empobreci miento de la poblacién, Tratando de mantener legionarios romanos, Diocleciano también convirtié en hereditaria la profesién militar, por lo que ser soldado pasé a convertirse casi en una forma de esclavitud. Pero su mayor preocupacién era acabar con los golpes de Estado y las guerras civiles, de modo que separé el poder militar del politico ereando coman- dantes militares amados duces, {que estaban al mando de las legiones de cada provincia, Para controlarlos se crearon los comes, cargos de ab- soluta confianza del emperador, lo que evitaba la concentracién de po- dery dificultaba el intervencionismo rilitar, Pero su reforma mis signifi cativa fue la division del ejéreito en dlos grandes grupos: los limitanei y los comitatenses. Los primeros es taban situados en los limes, las fronteras del Imperio, y era su principal mision repeler las invasiones.birbaras, Los segundos, ue eran mejores, mis ri- pidos y en teoria de mayor fidelida, estaban ubjcados mas en retaguar dia, cerca de los eentros politicos el Imperio, y su mision era acudir donde hiciese falta su presencia, fuese para rechazar uns invasion ex tranjra o para sofocar una revuelta interna. Los limitanei, ijados a las fronteras, se fueron convirtiendo, en muchas ocasiones, en un ejrcito de campesinos que cogian las armas ‘ocasionalmente, mientras que los comitatenses eran una fuerza m6vil obra, preferentemente de ‘mucho mis profesional zaday controlada por el emperador. Cuando en 312 suid al poder Cons- tantino, ain dio mis poder alas fuer zasmovilesencdetrimento delasfijas, lo que se tradujo en que las legiones comitatenses, aungue eran menos ‘que la limitanei, cobrasen mis, es Debarbaro a césar. A finales de siglo W,un 40% dela topay un25% delos ‘oficiales romanos eran fo- ranges. ¥ algunos legaron faniejas como Magnenci, (germane autoproctamado ‘emperador(écha. enuna ‘moneda de ora dels. N).