Está en la página 1de 2

EL TOMO 4 DE LA REPUBLICA DE PLATON.

SINTESIS.

Lo que Platón plasmo en el tomo cuarto de su obra la república es un dialogo entre


Dimanto y Sócrates en el cual Dimanto expresa y toca temas como:

La Riqueza, las Pobreza, el espíritu del estado, el alma, el estado social del hombre dentro
de la república, sus gustos y apetitos enmarcados en el contexto de sus emociones y sueños
en lo que quieren, en lo que desean, en lo que ven como una necesidad primordial par el
bienestar propio y de los suyos. Con esto Dimanto busca dejar sin respuestas a Sócrates
por medio de las dudas que le apañan.

Analizando este dialogo se puede entender de la siguiente manera:

En el estado no debería existir ni la riqueza ni la pobreza, pues si alguien cayera en alguno


de estos dos extremos, dejaría de trabajar y no sería provechoso para la sociedad.

Estando en un punto de equilibrio social los soldados de la república en el caso que tuvieran
que luchar contra otro estado vecino más rico y opulento, los soldados y guardias de la
república estarían mejor preparados, pues los enemigos serian gordos e inexpertos
militarmente.

El estado debería de estar dotado de espíritu en el cual sus pilares fundamentales serian: La
Sabiduría, La Valentía, La Moderación y La Justicia.

La sabiduría del estado debe de estar basada en ser ”prudente” ya que la prudencia y la
sabiduría se dicta por los gobernantes y sus guardianes, pues el artesano no es sabio y
tampoco tiene la necesidad de serlo.

Siendo el estado fuerte, inspira a la valentía ya que en el estado, es valiente el que es fiel a
sus principios en todo momento.
La moderación en el estado hace que todos sus habitantes repriman sus deseos haciendo
que lleven una vida pulcra y recta de acuerdo con la educación qye se les ha proporcionado
desde el estado.

Siendo justo el estado adoctrina a cada miembro de la sociedad a que asuma sus tareas y no
invada el territorio de los demás.

Para ser justos en el gobierno, depende de un estado puro del alma donde el juicio gobierne
al espíritu, el sentido de pertenencia controle al ímpetu y le dé cabida a la razón llevando a
reprimir a el apetito el cual es la parte irracional, siendo ella misma, corrompe al el alma y
son asu como el juicio y el sentido de pertenencia suprimen al sentimiento de no razón
dándole el equilibrio manteniendo a el alma limpia transparente y justa.

Para ser el gobernante soberano y reconocido ante los habitantes con el respeto y
obediencia de sus decisiones y leyes al igual que su voluntad, debe de ser de alma justa y
con un buen equilibrio de la razón ya que por sus actos se mide y se pesa tanto lo negativo
como lo positivo siendo así conductor de sentimientos con los que el pueblo se identifique
y consientan.

Sócrates al igual que Platón coincidían en que la república no podía ser gobernada por una
persona del común ya que no tenía la sabiduría suficiente y no podían ejercer la labor de un
buen gobernante ya que poseían un conocimiento limitado y una manera de pensar no
racional dejándose llevar por su apetito el cual no lo dejaría tomar buenas decisiones para el
colectivo si no, para el beneficio propio, llegando al extremo de la ignorancia y tomando
malas decisiones para el colectivo, empujándolos por el camino de la tiranía y eso jamás se
puede permitir en el estado ya que es el cáncer que la destruye.

También podría gustarte