Está en la página 1de 1

ASU MARE 2 O LA ANTICRTICA

Por Diego Alarcn

Dice Humberto Eco que incluso si tenemos el corazn de piedra lloraremos con
Love Story. Ello, seala, por una razn sencilla: las pelculas de este tipo han sido
concebidas para hacer llorar. Y por lo tanto hacen llorar. Esto no significa que la
produccin de los efectos esperados (lgrimas, carcajadas) sea la ltima palabra
sobre la calidad de la pelcula. De ah que Eco agregue: Despus siempre podemos
criticarnos por haberlas sentido [las emociones en mencin], o criticarlas
tachndolas de repelentes, o criticar las intenciones con las que ha sido montado
el mecanismo que las ha provocado.
Con Asu Mare 2 nos hemos quedado en la risa. No hay crtica posible porque,
dicen, la pelcula nunca se propuso ser cine de autor, slo entretenimiento. (Como
si solo se criticaran las pelculas de autor). Ergo no digas nada; si no te gusta, ponte
cable o anda a Polvos Azules. La trampa est en mirar los fines y no el contenido.
Eso, de entrada, ya prefigura una crtica sesgada. No mires las incoherencias del
guion, la chatura del montaje, los personajes acartonados; si la gente se re, bien.
Esto me hace recordar una escena de Idiocracy: Los personajes entraban a una sala
de cine y slo se proyectaba el primer plano de un trasero; la gente se rea. Una
pelcula (o una cancin, o una novela) no se puede juzgar nicamente por los
efectos que produce. Si el efectismo es la medida de las cosas, Arjona sera un juglar.
Por qu el roche con decir que Asu Mare 2 es una pelcula nada creativa y bastante
torpe? Uno de los tpicos de la ficcin popular es ser reafirmativa: La gente, desde
luego, no va a ver Asu Mare para sentirse incmodo. No buscan una subversin
problemtica del sistema de valores vigentes. De ah que, en la pelcula, la sociedad
en desorden (los 90!) se encuentre sin embargo en equilibrio. Por eso Asu Mare
consigue una cosa curiosa: Trata un tema polmico (el clasismo) y todos salen bien
librados, nadie se incomoda. (Justamente aquello que busca el humor de verdad:
incomodar) El roche con decir que Asu Mare 2 es un bodrio es que implica
cuestionar la ideologa de, para usar el trmino de un defensor de la pelcula, el
espectador tpicamente peruano. El xito de la pelcula radica justamente en
explotar el imaginario de ese espectador: el focus group como esttica. La pregunta
que pocos quieren hacer es si ese imaginario es cuestionable. (Si la hacen, aqu viene
el sambenito del elitismo y la correccin poltica).

También podría gustarte