Está en la página 1de 3

Traje de Jawa

MATERIAL NECESARIO:

• Tela. La de saco o arpillera es perfectamente válida.


También se puede utilizar un lino basto o una tela de
tapizar. Si no se encuentra del color adecuado elíjase del
color más claro posible para luego teñirla.
• Una aguja, hilo de color castaño y tijeras, cinta métrica y
un marcador para la tela (el ideal es el jaboncillo de
sastre, pero la tiza o el lápiz valen perfectamente).
• Una máquina de coser facilita el trabajo pero no es
fundamental.

ADVERTENCIAS

• Si la tela no tiene originariamente el color adecuado, aprende de nuestros errores y tíñela


antes de cortar o coser, sobre todo si vas a utilizar una tela que encoja mucho o con
tendencia de deshilacharse (como es el caso de la arpillera). El tinte Iberia Marrón nº 18 es
perfecto y permite utilizar la lavadora para teñir, lo que ahorra muchos quebraderos de
cabeza y muchas salpicaduras problemáticas.
• La tela de saco o arpillera es muy barata pero resulta muy rígida para niños muy pequeños,
además si necesitamos hacer algún lavado nos arriesgamos a que se deshilache totalmente y
se nos abran las costuras. Por ello si optamos por este tipo de tela es mejor no lavar con
posterioridad a la confección del traje.

MEDIDAS

• A: Con los brazos extendidos en cruz, de


punta a punta de los dedos.
• B: Desde la base del cuello hasta los pies.
• C: Contorno de hombros entre 2 (p.e. 60/2=
30)
• D: Desde la coronilla hasta el sobaco
• E: Desde la frente hasta el cogote + tanto
vuelo como se quiera dar a la capucha (sin
llegar a doblar la cantidad inicial o se le
caerá sobre los ojos y no verá nada, pero
con cierta holgura para que caiga amplia
sobre los hombros).

Página 1 de 3
PROCEDIMIENTO

Sigue las instrucciones para el dibujo del patrón mirando la foto adjunta, verás todo mucho más
claro ;)

• Trazamos un cuadrado de ancho A y alto B, sobre


la tela, de modo que la parte que correspondería a
la zona superior de los brazos quede doblada
(para evitar costuras). Para ello buscamos el lado
en el que mejor se aproveche la tela. Lo ideal es
conseguir, como en la figura, que nos quede la
doblez sobre los brazos y el remate de la tela en
los pies.
• Marcamos el centro del ancho del cuadrado y
repartimos a ambos lados de dicha línea la
distancia C + un margen de holgura del traje que
dependerá de la relación entre la distancia A y la
C. Si das demasiada holgura al cuerpo
desaparecerá la forma de la manga (quedará una
capa) y si no das holgura suficiente quedará un
traje entallado más propio de la princesa Leia.
Lamentablemente no hay medidas absolutas pero
debe quedar algo similar a lo que se aprecia en la
foto.
• Para obtener la forma de cruz sólo nos queda dibujar el ancho de manga desde la doblez
superior y por todo el ancho de la pieza. De nuevo dependemos de la medida del usuario del
traje pero hay que pensar que debe quedarle como un kimono, por lo que se toma este
contorno y se divide a la mitad, siendo el alto del rectángulo de los brazos de la cruz.
• Aprovechando la marca del centro del cuerpo y en la parte
superior (donde la tela está doblada) cortamos la forma del
cuello que deberá tener no menos de 7 cm de radio. Los
niños pequeñitos tienen una cabeza proporcionalmente
mayor por lo que lo ideal es empezar en 7 cm y probar
sobre el usuario si la medida necesita ampliarse.
• Si la tela que tenemos no da un cuadrado tan grande como
A x B, podemos empezar con un rectángulo B x
C+holgura. El restante de C+holgura hasta A se divide a
partes iguales y se hacen las piezas horizontales que faltan para obtener la cruz. Luego
habrá que coser estas piezas para obtener un patrón similar al que aparece en la foto.
• Dibujamos un rectángulo D x E, preferiblemente la doblez de la tela debe corresponder a la
zona de la coronilla.
• Cortamos la tela dejando entre 1 y 2 cm de margen donde vamos a realizar costuras.
• Es fundamental dar un cosido en zig-zag (con la máquina de coser o a mano) en todos los
extremos que no vengan rematados de fábrica en todas las piezas para evitar que la tela se
vaya deshaciendo a medida que trabajamos con ella.
• El cuerpo ha de coserse por los laterales y la zona inferior de los brazos. Los puños no
llevan dobladillo. Pese al zig-zag algunos hilos se irán soltando junto a las manos. Esto

Página 2 de 3
ocurre con los trajes que se utilizaron en la película y es, por tanto screen-accurate.
• Para la capucha cosemos uno de los altos y al otro le hacemos un dobladillo (como las
bastillas o bajos de los pantalones).
• El traje ya está prácticamente listo. Sólo queda probar si la abertura del cuello se nos cae
mucho sobre los hombros. De ser así podemos coser dos cintas a lazos en los lados y para
cerrar un poco la abertura una vez puesto. La capucha tapará este apaño sin problema.
También tenemos que probar la capucha y dar unas puntadas para cerrarla desde el mentón
hasta el final de la tela.
• Si nos sobra tela podemos cubrir enganchando con unas puntadas a modo de harapos las
zapatillas que vayan a llevar.
• Los cinturones y saquitos pueden hacerse con los que encontramos baratitos en un bazar
chino o en el mercadillo, o bien pueden hacerse más blanditos y ligeros con fieltro color
chocolate, como en la foto. Para esto sólo necesitamos contar unas dos tiras largas, unirlas
por sus extremos y coser encima ataditos con forma de cartera. No tienen que abrirse, sólo
figurar y como el fieltro no se deshilacha pueden hacerse como si se tratase de papel para
luego fijarlos con pegamento de tela (de venta en mercerías).
• Los cinturones son los que aguantan la capucha en su sitio, van sobre lo que cae de la misma
en los hombros.

Buena suerte.

Este Jawa está realizado con tela de saco teñida.


Como se aprecia en las fotos de patrón y corte,
hemos tenido que repetir la operación porque se
deshilachó tanto en el lavado que ya no sirve para
utilizarse.
Así que ahora, bien gordecho de comer tantas
ropas viejas, será nuestra mascota en el taller de
Santiago de Compostela.

¡¡¡UTCHITIIIIII!!!!

Página 3 de 3

Intereses relacionados