Está en la página 1de 1

Textos científicos .

UD6 Energía y trabajo

¿Es posible el movimiento perpetuo?

Durante siglos, desde la antigüedad, todo tipo de ingenieros, alquimistas y


filósofos se sintieron atraídos por la posibilidad de construir un sistema que,
gracias a algún ingenioso mecanismo, fuese capaz de mantenerse en continuo
movimiento, sin necesidad de aportarle energía desde el exterior en ningún
momento. El problema ha sido conocido desde siempre por la alocución latina
perpetuum mobile, y su resolución habría supuesto una auténtica revolución si
hubiese sido posible aprovechar su actividad para realizar algún trabajo sin
gasto de energía.

Entre las varias soluciones que se propusieron al problema destaca por su


sencillez de planteamiento la que ilustra el dibujo.
Según sus mentores, durante la rotación de la rueda
las pesas van cayendo y mantienen el movimiento
porque las pesas que se elevan hacen menos fuerza
al estar situadas a una distancia mayor del eje. La
primera vez que se propuso semejante ingenio fue en
el siglo XIII, y aunque fueron muchos los que se
lanzaron a construir diferentes versiones del aparato,
ninguno consiguió que el sistema funcionase.

Lo sorprendente es que ya en pleno siglo XX una


institución científica rusa aceptara examinar un
proyecto basado en el mismo principio, a pesar de
que desde el siglo pasado está demostrado que
semejantes artilugios son imposibles y que violan
leyes como la conservación de la energía.

Extraído del libro de texto 1ºBachillerato “Física y Química” Editorial SM

(Si quieres seguir ampliando conocimientos acude a

la webquest Perpetuum mobile de este blog)

Página 9