Está en la página 1de 1

PRUEBA DE VELOCIDAD N 1090

Valencia es el pas ms alegre del mundo: alegre como su


cielo, como sus campos, como el rostro bellsimo de sus mujeres. Los valencianos se hallan siempre dispuestos para una
broma, son adoradores de la improvisacin. Una paella, un da
de campo, es bastante para que olviden sus penas; y valindonos de una frase vulgar, diremos que el cuerpo les pide fiesta.
Por eso sin duda la etnologa representa la cabeza del valenciano llevando alrededor del cuello un rosario de cascabeles.
En las fiestas de la calle no falta nunca la funcin de plvora: la traca, especie de culebra de plvora que rodea las
iglesias: els masclets, coleccin de pequeos tubos de hierro
cargados de plvora y hundidos en la tierra, puestos en batera
delante de la puerta principal del templo, y els cuets borrachos que la gente joven va a disparar por la noche delante de
casa de su amada.
Hay monumentos en que la calle se convierte en un verdadero
campo de batalla: tal es el fuego que se hace y la plvora que
se quema. Pero todo esto es en loor de la mujer que se ama,
y cuanta ms plvora se quema, ms firme es la pasin que
inspira, y ms satisfecha queda la dama de su galn.
Por la tarde, a esa hora que el sol declina, la procesin sale
del templo. Rompe la marcha una lujosa bandera, de la que
cuelgan sus anchas listas de raso, y cuyo remate es un santo
tallado en madera; detrs de este pendn de damasco encarnado van el tabalet y la donaina, y en derredor de esta
msica popular, los mozos del pueblo, con sus pauelos de
seda de vistosos colores, sus pintorescos trajes, disparando al
aire sus escopetas. Cuando se llega delante de la puerta de la
mujer que se ama, las descargas se redoblan, el fuego graneado es espantoso, el jbilo inmenso, y no pocas veces se retiran
del balcn los convidados temorosos de que una baqueta olvidada dentro del can convierta en luto la fiesta y en lgrimas
la alegra. Detrs siguen los hermanos de las cofradas, el
ayuntamiento, el santo del pueblo y el ciero.
Sin plvora, el valenciano no se divierte. Cuando las autoridades la prohben, el buen humor y la alegra desaparecen y
la fiesta se convierte en un entierro.

77
134
188
246
303
360
417
474
532
588
649
709
766
821
836
888
945
998
1053
1102
1159
1211
1265
1321
1377
1430
1489
1545
1601
1659
1715
1773
1831
1871
1929
1986
2022