Está en la página 1de 20

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN ANTONIO

ABAD DEL CUSCO


FACULTAD DE INGENIERIA QUIMICA E
INGENIERIA METALURGICA
CARRERA PROFESIONAL DE INGENIERIA
METALURGICA

ASIGNATURA: INGENIERIA AMBIENTAL

TEMA: CONVENIOS INTERNACIONALES DEL


MEDIO AMBIENTE

DOCENTE: Mgt. Pedro Camero Hermosa

ALUMNOS: Alvaro Huaman Quispe


910925
Christian Jose Sihua Quispe 020675
Eddy Segura Molina 901234
Romario Conde Suni 032549

CUSCO - PERU
CONVENIOS INTERNACIONALES DEL MEDIO AMBIENTE

Acuerdos Ambientales Multilaterales


Los Tratados Multilaterales con incidencia ambiental constituyen una fuente importante
de Derecho Ambiental Internacional y contribuyen a la generación de las políticas de
cada nación en este tema. Cada pais ha suscrito gran parte de los tratados
internacionales sobre medio ambiente, los que han sido ratificados por cada pais,
promulgados y publicados.

Descripción
Estos convenios constituyen una fuente importante de Derecho Ambiental Internacional
y contribuyen a la generación de las políticas de cada nación sobre este tema. Uno de
los más importantes es el Convenio de Estocolmo, ratificado en 2005. Este acuerdo
internacional, suscrito junto a otras 112 naciones a comienzos de la década, faculta a las
partes firmantes para adoptar las medidas jurídicas y administrativas que estimen
convenientes para reducir o eliminar las emisiones derivadas de la producción y
utilización intencional de los denominados Contaminantes Orgánicos Persistentes
(COPs). Se trata de sustancias químicas que se utilizan en la industria, o que se
producen de manera no intencional a partir de ciertas actividades económicas, como los
procesos de combustión o incineración, entre otros.
Algunos acuerdos son:
• Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes
• Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología
• Convenio de Rotterdam sobre el Procedimiento de Consentimiento Fundamentado
Previo aplicable a ciertos Plaguicidas y Productos Químicos Peligrosos objeto de
comercio internacional
• Protocolo de Kioto
• Convención de las Naciones Unidas de lucha contra la desertificación en los países
afectados por sequía grave o desertificación, en particular en África
• Convenio sobre Diversidad Biológica
• Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático
• Convenio de Basilea para el Control de los Movimientos Transfronterizos de Desechos
Peligrosos y su Eliminación
• Convención para la Protección de la flora, la fauna y las bellezas escénicas naturales
de América
• Convenio Internacional para la regulación de la caza de la ballena
• Tratado Antártico
• Convenio sobre zonas húmedas de Importancia Internacional, especialmente como
hábitat de aves acuáticas.
• Convención sobre Conservación de Focas Antárticas
• Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y
Flora Silvestre.
• Convenio sobre la conservación de especies migratorias de la fauna salvaje
• Convención para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos
• Convenio para la protección del medio ambiente y la zona costera del Pacífico Sudeste
• Acuerdo sobre la cooperación regional para el combate contra la contaminación del
Pacífico Sudeste por hidrocarburos y otras sustancias nocivas en caso de emergencia
• Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar
• Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono
• Protocolo de Montreal relativo a las sustancias agotadoras de la capa de ozono

Otros instrumentos ambientales internacionales como son la Declaración de Río, la


Agenda 21 y la Declaración de Santa Cruz de la Sierra, y participa en diferentes Foros
Internacionales Globales tales como la Comisión de Desarrollo Sustentable de las
Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de Desarrollo Sostenible de la
Organización de Estados Americanos, el Grupo de Valdivia, el Fondo Mundial para el
Medio Ambiente y el Consejo de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y El
Caribe

El derecho público internacional dirige la conducta entre estados y demás personas


internacionales, específicamente, las organizaciones públicas internacionales. El Banco
Mundial, el Banco Interamericano y otras entidades financieras son organizaciones
creadas y gobernadas por la legislación pública internacional, realizan sus operaciones
en cumplimiento de los principios aplicables de la misma. Estos son comúnmente
reflejados en instrumentos legales como tratados, convenciones, u otros acuerdos
multilaterales, regionales o bilaterales.
Los asuntos ambientales y de conservación caben dentro del ámbito del derecho público
internacional, en varias instancias.
Primero, muchos temas en torno a los recursos y el medio ambiente, sólo pueden ser
tratadas correctamente si cierto número de estados adoptan normas comunes para la
solución de los problemas planteados, siendo los ejemplos que con mayor frecuencia se
citan, aquellos que afectan a toda la comunidad global (P.ej. crecimiento del mar,
atmósfera). El principio se aplica, igualmente, dentro de un alcance geográfico más
limitado (p.ej. mares o ríos regionales). Asimismo, la correcta administración de los
recursos compartidos (como el pescado), sólo puede lograrse mediante una acción a
nivel regional o sub-regional.
Segundo, acciones tomadas en un estado pueden producir efectos que interfieran con
los recursos o calidad ambiental de uno o más estados adicionales o más allá de los
límites de la jurisdicción nacional. Estos resultados pueden ser directos y aparentes,
como en el caso de los contaminantes del aire que afectan a un estado, viento abajo de
sus fuentes; o, pueden ilustrar consecuencias más complejas de la acción denunciada,
como cuando un estado ribereño bajo sufre de la inundación o sedimentación
ocasionada por la deforestación en un estado aguas arriba.
Alcance de la Legislación Ambiental Internacional
Más de 300 tratados multilaterales y acuerdos formales respecto a la protección
ambiental, han sido adoptados desde 1869, y muchos de estos conllevan obligaciones
substantivas para los estados que los suscriben. Además, muchos más acuerdos
bilaterales han sido concluidos, que van desde las empresas inter-estatales de
intercambio de información y cooperación científica, hasta cuestiones substantivas
como las que tratan el control de las aguas fronterizas. En casos donde un país ha
asumido obligaciones ambientales internacionales o bilaterales, deben ser tomadas en
cuenta en el diseño de los proyectos para evitar su violación y, de ser posible, promover
su cumplimiento. Asimismo, la evaluación ambiental determinará la existencia de
obligaciones del prestatario frente a la legislación ambiental internacional, que podrían
afectar al proyecto o ser afectados por el mismo.
Los contenidos de los instrumentos de derecho ambiental internacional incluyen:
• (a) asuntos que tradicionalmente han sido considerados globales; y,
• (b) asuntos que tradicionalmente se consideraron nacionales pero cuyos nexos
ambientales o consideraciones del uso de recursos, hicieron necesaria la
cooperación internacional.
Históricamente, la contaminación marina de alta mar recibía la mayoría de la atención.
En años recientes, se ha concentrado cada vez más en otros problemas globales, como:
• la protección de la capa de ozono
• la comercialización de especies en peligro de extinción.
• la reglamentación de los mares.
• la comercialización de sustancias tóxicas.
• También se está elaborando una ley global de la atmósfera.
En la categoría de asuntos, tradicionalmente, considerados nacionales, la mayoría de la
actividad legislativa internacional ha correspondido a la conservación de los recursos
naturales. En particular:
• La Convención sobre las Tierras Húmedas de Importancia Internacional
Especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas, 1971, (comúnmente conocida
como la Convención Ramsar), proporciona mecanismos internacionales para
declarar a las tierras húmedas nacionales como de importancia internacional que,
una vez así declaradas, conllevan obligaciones estatales de protegerlas.
• La Convención Sobre la Protección del Patrimonio Cultural y Natural del
Mundo, 1972, constituye un mecanismo internacional para el reconocimiento de
importantes sitios de patrimonio nacional, de excepcional valor cultural o
natural, con similares obligaciones nacionales.
• También existen varios tratados o acuerdos bilaterales para enfocar los
problemas del manejo de los recursos regionales, tales como el uso de las zonas
pesqueras regionales, la protección del hábitat natural o el manejo de las cuencas
fluviales.
• La Convención Africana sobre la Conservación de la Naturaleza y de los
Recursos Naturales, 1968, la Convención para la Protección de la Naturaleza y
Preservación de la Vida Silvestre del Hemisferio Occidental, 1940, y el Acuerdo
sobre la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales, 1984, de la
ACNRN, incorporan principios para la protección de la vida silvestre y de
parques y el uso sustentable de recursos naturales cosechados.
• Recientes iniciativas a favor de una convención general global para la
conservación de la biodiversidad (tanto del hábitat como de las especies) han
producido un borrador, pero aún no comienzan las deliberaciones formales por
parte de los estados.
Análisis de las obligaciones bajo la Ley Internacional
Al identificar las obligaciones de un prestatario particular bajo la legislación ambiental
internacional, es importante ver más allá del texto de los tratados formales, a un número
de mecanismos subsidiarios que pueden ser empleados para evitar demoras en la
ejecución de los tratados multilaterales. Una de las formas más comunes de acuerdo
subsidiario es el "protocolo", autorizado por el tratado en cuestión y que generalmente
contiene muchas más provisiones detalladas sobre algunos aspectos del tema del
tratado, que el texto del mismo. Algunos ejemplos familiares incluyen los protocolos
bajo los Acuerdos Regionales del Mar, correspondientes al control de la contaminación
con petróleo, el control de las fuentes terrenas de contaminación, y las áreas
especialmente protegidas. Asimismo, existe el Protocolo de Montreal sobre las
Substancias que Disminuyen la Capa del Ozono, 1987, bajo la Convención de Viena
para la Protección de la Capa de Ozono. Es importante saber qué protocolos han
firmado los estados prestatarios, pues tales acuerdos tienen el potencial de evolucionar
casi como si fuesen sub-convenciones, tratando cuestiones precisas con aplicaciones
muy específicas, en cuanto a las obligaciones estatales resultantes.
Otro mecanismo subsidiario empleado en el derecho internacional para apurar la
implementación y actualización regular de los tratados, es la colocación de referencias a
asuntos técnicos en un apéndice o anexo, mientras que el tratado especifica que las
enmiendas a los anexos son posibles por medios menos rigurosos o formales que para el
contexto del tratado en sí. Ejemplos comunes de este enfoque incluyen la lista de
especies protegidas en apéndices al CITES, varios anexos de convenciones que tratan de
la contaminación marina proveniente de diversas sustancias peligrosas, y la nueva
Convención de Basel sobre el comercio tóxico (aún no en vigencia). Como parte del
análisis de las obligaciones de un país bajo los tratados, es importante comprender el
contenido específico de tales anexos técnicos y la situación legal del prestatario en
relación con los mismos (p.ej. si el prestatario los ha ratificado, renunciado, hecho
reservaciones, etc.).
Implementación
Los tratados internacionales o bilaterales por sí solos tienen poco impacto directo sobre
la calidad ambiental o la conservación de los recursos naturales. Operan
primordialmente por medio de políticas, estatutos y programas nacionales. Pueden
surgir un número de situaciones bajo la legislación nacional en las que un tratado es
ratificado por un estado y provoca una obligación de implementación. Primero, el
tratado en cuestión puede ser practicado y acorde completamente con las leyes internas,
y en consecuencia ser implementado exactamente como una ley interna. Segundo,
paralelamente el tratado puede requerir que el gobierno realice un seguimiento o
presente un informe de las condiciones ambientales o de la degradación de los recursos
naturales, para un organismo internacional u otro país; así, el tratado puede asignar a las
autoridades gubernamentales un rol en la implementación que no tenían anteriormente
(p.ej. informe sobre el CITES, informe de los desechos tóxicos, informe del CFC).
Tercero, el tratado puede requerir un cambio material en la legislación.
Otra consideración de la implementación, arraiga en qué organismos nacionales tienen
esta responsabilidad. Aunque comúnmente corresponde al Ministerio de Asuntos
Exteriores (o su equivalente) negociar tratados en el extranjero en nombre del país, una
vez ratificado un tratado o acuerdo multilateral, algún organismo técnico, generalmente,
será responsable de su implementación. Frecuentemente, la capacidad local para
manejar complejidades técnicas y requisitos de notificación y ejecución puede hallarse
rezagada en relación con lo anticipado durante el proceso de negociación del tratado.
Por lo tanto, un análisis de la capacidad institucional existente para implementar las
obligaciones del tratado, también puede proporcionar importante información sobre la
factibilidad del cumplimiento en la práctica, y qué medidas de fortalecimiento se
justifican para asegurar el cumplimiento.
Información y análisis legal
Existen varias publicaciones sobre los tratados internacionales y acuerdos en vigencia.
Estas son actualizadas periódicamente (ver las Referencias). Los Directores de Trabajo
pueden obtener la información más reciente para un país en particular, consultando con
el consejo del país en el Departamento Legal de la institución financiera internacional, o
en el mismo pais, consultando la legislación vigente. La identificación de las verdaderas
obligaciones ambientales nacionales bajo el derecho público internacional, requiere,
generalmente, la ayuda de expertos legales en el país en cuestión. Normalmente, el
Ministerio de Justicia y/o de Asuntos Exteriores (o su equivalente) mantienen una lista
de acuerdos internacionales y bilaterales firmados por el estado. Con esta lista, es
posible identificar las obligaciones que pueden tener relación con los proyectos
propuestos de desarrollo. El Departamento Legal de los organismos financieros se
encuentran a su disposición para ayudar, mediante los consejos nacionales y
ambientales, en la identificación de abogados locales, en la colaboración con los
mismos y en la revisión de los detalles de las obligaciones bajo tratados particulares y
sus aplicaciones para los proyectos propuestos.

Referencias.
1. (Convención de Viena para la Protección de la Capa de Ozono, 1985)
2. (Convención sobre el Comercio Internacional de la Flora y Fauna Silvestre,
1975, comúnmente conocida como CITES)
3. (Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho de Mar, 1982, aún no en
vigencia)
4. (Convención sobre el Control del Traslado entre Fronteras de Sustancias
Peligrosas, 1989, comúnmente conocida como la Convención de Base - aún no
en vigencia hasta 1995)

ONU
busca lograr el "desarrollo sostenible".
El medio ambiente es el conjunto de todas las cosas vivas que nos rodean. De éste
obtenemos agua, comida, combustibles y materias primas que sirven para fabricar las
cosas que utilizamos diariamente.
Al buscar o hacer mal uso de los recursos naturales que se obtienen del medio ambiente,
lo ponemos en peligro y lo agotamos. El aire y el agua están contaminándose, los
bosques están desapareciendo, debido a los incendios y a la explotación excesiva y los
animales se van extinguiendo por el exceso de la caza y de la pesca.
Debido a esto, la ONU busca lograr el "desarrollo sostenible". Este concepto quiere
decir el hecho de lograr el mayor desarrollo de los pueblos sin poner en peligro el medio
ambiente. Para ello se creó, en 1972, el Programa de las Naciones Unidas sobre el
Medio ambiente (PNUMA), que se encarga de promover actividades medioambientales
y crear conciencia entre la población sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.
Con el fin de preservar el medio ambiente de la Tierra, que es "la casa mayor de todos
los seres humanos", la Organización de las Naciones Unidas trabaja con intensidad para
lograr acuerdos internacionales que ayuden a preservar y respetar el medio ambiente,
como el mejor legado o herencia que los adultos puede dejar a los niños.
Así, en 1992, la ONU celebró la "Cumbre para la Tierra", en la cual se adoptó el
"Programa 21", que es un plan de acción que explica las medidas para lograr un
desarrollo sostenible. Más de 1,800 ciudades del mundo han hecho su propio programa
21 local, basándose en el que se adoptó en la Cumbre para la Tierra. En esta Cumbre,
también:
• Se definieron los derechos y deberes de los Estados en materia de medio
ambiente
• Se abordaron las cuestiones relacionadas con:
○ La protección de los bosques
○ El cambio climático y la diversidad biológica
○ Las poblaciones de peces migratorias
○ La desertificación
○ El desarrollo sostenible de los Estados Insulares (islas).
En 1997, tuvo lugar la "Cumbre de Río+5", que tenía como principal objetivo analizar
la ejecución del "Programa 21", aprobado en la Cumbre de 1992. En la Cumbre de
1997 se obtuvieron diversas acuerdos que se plasmaron en el documento final de la
sesión.
Cumbre de Johannesburgo
Como seguimiento a las Conferencias celebradas en 1992 y 1997, en 2002 se llevó a
cabo la "Cumbre de Johannesburgo", organizada por las Naciones Unidas, la cual fue
la reunión internacional más grande de la historia en donde se trató el desarrollo
sostenible. Su tema principal fue cómo transformar al mundo para asegurar la
conservación de la vida a largo plazo, revisando para este fin, temas esenciales para
asegurar la sostenibilidad de la tierra
Esta Cumbre incluyó las voces, experiencias y puntos de vista de un conjunto amplio de
partes interesadas que se han comprometido en favor del desarrollo sostenible. En la
Cumbre de Johannesburgo participaron representantes de distintos grupos de la
sociedad, tales como:
• Funcionarios de Gobierno y Jefes de Estado
• Organizaciones no gubernamentales
• Empresas e industrias
• Poblaciones indígenas
• Trabajadores y sindicatos
• Comunidades científica y tecnológica
• Campesinos
• Autoridades locales
• Agencias y programas de la ONU
• Niños y jóvenes
La Cumbre abordó los siguientes temas, entre otros:
• Cómo erradicar la pobreza y elevar el nivel de vida
• Producción y consumo sostenibles
• Gestión sostenible de los recursos naturales (no sólo visto como cuestión de
protección y conservación, sino como una actividad económica)
• Seguridad Alimentaria y Agricultura
• Energía
• Agua (reciclaje, justa distribución, acceso, conservación y gestión de cuencas)
• Asentamientos Humanos
• Salud
La Cumbre culminó con una declaración de los dirigentes del mundo: la "Declaración
de Johannesburgo", la cual reafirmó su determinación para trabajar en favor del
desarrollo sostenible.
Acuerdo internacional para la reunión de Copenhague
Llegar a un acuerdo internacional ambicioso en la conferencia sobre cambio climático
de Copenhague requerirá objetivos de reducción de emisiones para países desarrollados
y en desarrollo, financiación de los compromisos y sanciones por incumplimiento.
Dos meses antes de la reunión de la COP 15 en Copenhague en diciembre, que se espera
concluya en un acuerdo internacional sobre un marco para la lucha contra el cambio
climático para el período posterior a 2012, los eurodiputados han pedido a los jefes de
Estado y de Gobierno que den a este asunto la máxima prioridad y demuestren liderazgo
político.

Se insta a la UE a desarrollar una política climática externa y de mantener un papel de


liderazgo en las negociaciones de la COP 15. La UE espera llegar a un acuerdo sobre un
mandato en el Consejo de Medio Ambiente el 21 de octubre y el Consejo Europeo de
los días 29-30 de octubre. Además, el septiembre pasado, la Comisión publicó un plan
para financiar la lucha contra el calentamiento global en los países en desarrollo, que
propone una contribución comunitaria de entre los 2.000 millones y 15.000 millones de
euros por año para 2020.
Carácter del acuerdo
Acuerdo meramente político, que enumera los propósitos de quienes lo han suscrito. Lo
previsto hasta noviembre, desde hace dos años, era un acuerdo con forma legal,
vinculante, que se firmara en Copenhague.
Paises participantes
En su inicio, únicamente EEUU, China, India, Brasil y Sudáfrica lo suscribieron. En la
noche de ayer viernes los demás países, hasta un total de 193, debían adherirse a dicho
acuerdo que era el único existente. Formalmente la Conferencia “tomó nota” del mismo,
pero no decidió realmente su aceptación. Un numerosísimo número de países en
desarrollo (PED), encabezados por los Estados-Isla del Pacífico y el Caribe,
proclamaron su intención de mantenerse al margen. De momento, la aceptación
colectiva del acuerdo está en el aire y reina la confusión.

Proceso negociador pots Copenhage


Desde que en noviembre se constató la imposibilidad de cerrar en Dinamarca un tratado
de naturaleza legal, se pretendía incluir en la declaración política el plazo de junio de
2010 para consensuar dicho acuerdo o, a más tardar, diciembre de 2010, como fecha
improrrogable. El acuerdo de ayer no recoge ninguna fecha límite para cerrar el
acuerdo; dejando un calendario abierto, las negociaciones pueden continuar durante
años.

Límite del calentamiento global


El acuerdo establece en 2º centígrados el máximo de calentamiento que debería
permitirse durante el presente siglo. Las reclamación de los PEDs, de hace una semana,
para fijarlo en 1,5º C, no ha prosperado.

Reducción de las emisiones hasta 2020


Se recogen en dos anexos. Cada uno de los países desarrollados declararán cual es su
objetivo; la UE, por ejemplo, ya se ha comprometido unilateralmente al 20% , con
independencia del resultado de la cumbre. Para otros, como EEUU, su objetivo (4%
respecto a 1990) es condicional de la decisión final de su Congreso. En ningún caso,
estas reducciones son legalmente vinculantes. Los PED, enumeran en otro anexo las
medidas de mejora de la eficiencia energética de sus economías y para las energías
renovables que, voluntariamente, se proponen introducir.

Reducción de las emisiones a medio plazo: 2050


La mención que se hacía en anteriores borradores a que en 2050 el conjunto mundial de
las emisiones de los países ricos y de los en desarrollo (PED) se redujese un 50%
respecto a 1990, ha desaparecido. La única mención es a que “se requieren grandes
reducciones” de las emisiones.

Mecanismo internacional de supervisión y control de las emisiones


Para los países desarrollados se mantendrá, básicamente, el sistema vigente. Para las
economías emergentes (como China, India, Brasil …), hasta ahora exentas de toda
obligación, se establece un instrumento de informes a la ONU cada dos años,
acompañado de un control muy poco exigente, como reclamaba principalmente China.

Ayuda financiera a los países pobres


En términos generales el texto declara: “Los países desarrollados proporcionarán
recursos financieros en volumen adecuado, predecible y sostenible, así como
transferencia de tecnología y ayuda para construir capacidades administrativas a los
países en desarrollo, para que les sea posible aplicar planes de adaptación” al cambio
climático. Para el periodo puente 2010-2012, los países desarrollados aportarán
alrededor de 30 miles de millones de dólares. Un anexo recogerá las aportaciones de
cada nación; de momento, EEUU se compromete a 3,6 miles de millones de dólares, la
UE a 10,6 y Japón a 11.
Respecto al medio plazo, el documento declara: “Los países desarrollados se fijan la
meta de movilizar conjuntamente 100.000 millones de dólares al año, que se alcanzarían
en 2020, para cubrir las necesidades de los países en desarrollo. Dichos fondos
provendrán de una variedad de fuentes, tanto públicas como privadas, bilaterales y
multilaterales”.

ESFERAS MEDIOAMBIENTALES
La ONU también ha trabajado en otras esferas medioambientales, tales como el uso
sostenible de los recursos energéticos, la protección de las especies animales en peligro
de extinción, la contaminación marina, los problemas ambientales y deterioro de los
recursos naturales que enfrentan las grandes ciudades altamente contaminadas y los
pequeños estados insulares o islas.
Lluvia ácida
La lluvia ácida se ha reducido de forma considerable en Europa y Norteamérica tras una
Convención de 1979 que marcó un hito histórico y que fue administrada por la
Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa.
Desechos y productos químicos peligrosos
Con el objetivo de regular los casi 4 millones de toneladas de desechos tóxicos que
cruzan las fronteras nacionales cada año, en 1989 los países negociaron el Convenio de
Basilea sobre desechos peligrosos, administrado por el PNUMA y ratificado desde
entonces por 121 países. En 1995, el tratado fue reforzado para prohibir la exportación
de desechos tóxicos de los países desarrollados a los países en desarrollo, que a menudo
no disponen de la tecnología para eliminar los desechos de forma segura. En 1998, más
de 100 Gobiernos aprobaron un tratado internacional, negociado bajo los auspicios de la
FAO y el PNUMA, sobre el intercambio de información sobre el comercio de
elementos químicos y pesticidas peligrosos.
Recursos ícticos y marinos
El control mundial de las reservas de peces lo lleva a cabo la Organización de las
Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que calcula que un 70
por ciento de los caladeros de pesca comercial están agotados o se están recuperando de
la sobrepesca.
En diciembre de 1995 se adoptó un acuerdo jurídico de la ONU con el objetivo de
regular la pesca en alta mar, el cual fue negociado como fruto de la Cumbre para la
Tierra. Casi 60 países han firmado ya este acuerdo que pretende evitar la sobrepesca, así
como aliviar las tensiones internacionales causadas por la competencia en torno a las
reservas de peces, cada vez más limitadas. Sin embargo, tan sólo 21 de los 30 países
necesarios para que pase a ser jurídicamente vinculante lo han ratificado.
Contaminación marina
La contaminación causada por el petróleo procedente de los barcos se ha reducido en un
60 por ciento desde 1981 tras la adopción de una Convención jurídica negociada por la
Organización Marítima Internacional, un organismo de la ONU. El tratado, que ahora se
aplica a más del 85 por ciento de las flotas mercantes del mundo, también establece
controles muy estrictos para la eliminación de basura por parte de los barcos.
En 1995, los Gobiernos aprobaron un plan de acción sobre fuentes de contaminación
marina procedentes de tierra. Han comenzado las conversaciones para alcanzar un
acuerdo jurídico con objeto de regular los contaminantes orgánicos persistentes, tales
como DDT, PCB y la dioxina.
Desertificación
La desertificación es la degradación de las tierras causada principalmente por
variaciones climáticas y actividades humanas tales como el cultivo y el pastoreo
excesivo, la deforestación y la falta de riego. Según el Programa de las Naciones Unidas
para el Medio Ambiente, la desertificación amenaza a la cuarta parte de las tierras del
planeta, así como a 250 millones de personas y el sustento de más de 1,000 millones de
personas, la mayoría muy pobres.
Para combatir este problema, la ONU ha elaborado la "Convención Internacional de
lucha contra la desertificación en los países afectados por sequía o grave o
desertificación, en particular en Africa". La Convención tiene como objetivo principal
el promover una acción efectiva a través programas locales y cooperación internacional,
estableciendo las pautas para luchar contra la desertificación y disminuir los efectos de
la sequía en los países afectados, a través de
• El mejoramiento de la productividad del suelo
• La rehabilitación del suelo
• La conservación y ordenación de los recursos de
las tierras y los recursos hídricos

Bosques
En la Cumbre para la Tierra la comunidad internacional
aprobó una "Declaración de principios sobre los bosques" que analiza diversos temas
afines al desarrollo sostenible de los bosques entre los que se encuentran:

• La búsqueda de una cooperación internacional para acelerar el desarrollo


sostenible de los países en desarrollo y las políticas internas relacionadas
• La lucha contra la pobreza
• El fomento del desarrollo sostenible de los recursos humanos
• La integración de la perspectiva de medio ambiente y desarrollo en la adopción
de decisiones

Se aprobaron para este fin más de 100 propuestas de acción hechas en 1997 por el
"Grupo Intergubernamental sobre los Bosques", el cual fue establecido por la
Comisión de Desarrollo Sostenible.
Asimismo, con el fin de contar con un foro central sobre los bosques, en la Cumbre para
la Tierra+5 de 1997 se estableció el "Foro Intergubernamental sobre los Bosques",
que promueve y vigila la aplicación de las propuestas hechas por el "Grupo
Intergubernamental sobre los Bosques", relativas a la conservación, el ordenamiento y
el desarrollo sostenible para los bosques. También en el 2000 se creó un "Foro de las
Naciones Unidas sobre los Bosques" para promover la aplicación de las medidas
propuestas durante cinco años de deliberaciones a nivel mundial.

Protección de la capa de ozono


El ozono es un gas que forma una capa en la parte
superior de la atmósfera y que protege la
superficie terrestre de la radiación ultravioleta
dañina del sol. La ausencia de esta capa protectora puede causar cáncer de piel y daños
imprevisibles al ecosistema mundial.
Para evitar el adelgazamiento de la capa de ozono, el PNUMA ayudó a negociar el
"Convenio de Viena sobre la Protección de la Capa de Ozono" (1985), así como el
"Protocolo de Montreal" (1987) y sus enmiendas. Asimismo el PNUMA se dedica
actualmente a administrar estos acuerdos. Los países desarrollados han acordado a
través de estos acuerdos prohibir la producción y venta de clorofluorocarbonos (CFCs)
que agotan la capa de ozono, a más tardar en el año 2010.
Gracias a estas acciones la cantidad de compuestos combinados que agotan la capa de
ozono alcanzó su punto máximo en 1994 y desde entonces ha disminuido
paulatinamente. Si se lleva a cabo al pie de la letra el "Protocolo de Montreal", la capa
de ozono estará totalmente restaurada a mediados del Siglo

Cambio climático
El uso excesivo de combustibles fósiles en
las actividades humanas y la tala inmoderada han contribuido al aumento de la
temperatura atmosférica, debido a la acumulación de gases de efecto invernadero,
especialmente bióxido de carbono (CO2).
En la Cumbre de Río de 1992 se elaboró y firmó la "Convención Marco de la Naciones
Unidas sobre el Cambio Climático", en la que los países desarrollados - responsables
de aproximadamente 60 % de las emisiones anuales del bióxido de carbono en el mundo
- se comprometieron a reducir antes de 2010 sus emisiones de gases de efecto
invernadero a los niveles que tenían antes de 1990.A pesar del adelanto logrado con esta
Convención, se hizo evidente que era necesario lograr un acuerdo más estricto. Por ello
en 1997 en Kyoto, Japón se llegó a un protocolo jurídicamente vinculante en el que los
países desarrollados se comprometen a reducir sus emisiones colectivas de seis gases de
efecto invernadero en un 5.2 % entre 2008 y 2012,
tomando los niveles de 1990 como base de referencia.
Este documento es conocido como "Protocolo de
Kyoto".

Agua
Todos dependemos del agua para gozar de salud, para producir alimentos, para bañarnos
y para transportarnos, para la irrigación y la industria. También la necesitamos para los
animales y las plantas.
Sin embargo, a pesar de la importancia que el agua tiene sobre nuestras vidas y nuestro
bienestar, la desperdiciamos y la contaminamos.
Actualmente, el 20 % de la población carece de agua suficiente y para el 2025 esa cifra
aumentará al 30 %, afectando a 50 países. En un futuro es probable que existan guerras
por el agua.
Durante el "Decenio Internacional de Agua Potable y el Saneamiento Ambiental", de
1981 a 1990 se ayudó a alrededor de 1,300 millones de personas de países en desarrollo
a obtener acceso al agua potable y diversas agencias de la ONU siguen trabajando para
promover el desarrollo sostenible de recursos hídricos frágiles y no renovables en sus
ámbitos de acción.
La ONU también concientiza a la gente acerca de la importancia del agua con
celebraciones tales como el "Año Internacional del Agua: 2003" y el "Decenio
Internacional de Agua Potable y Saneamiento
Ambiental 1981-1990".

Agua dulce
Una evaluación de 1997 organizada por la ONU descubrió que un tercio de la población
mundial vive en países enfrentados con la escasez de agua dulce utilizable, en un grado
que va desde la escasez moderada hasta la escasez severa; para el año 2025, esta cifra
podría alcanzar los dos tercios si no se toman medidas. Los Gobiernos y los expertos
están trabajando para alcanzar un consenso sobre las políticas relacionadas con el agua.
Energía
Un problema de gran importancia es el de la desigualdad en el consumo de energéticos.
En el 2050, el consumo de combustibles fósiles se habrá duplicado en los países
desarrollados, mientras que más de 1,800 millones de personas, principalmente de zonas
rurales de países en desarrollo, aún no tendrán acceso a servicios comerciales de
energía. El uso excesivo de energéticos en otras zonas del mundo afectan en el cambio
del clima mundial y local, así como en la contaminación del aire por:
• El uso de combustibles fósiles
• La acidifación de las tierras
• La contaminación marina y acuática por derrames de petróleo
• La destrucción del hábitat por operaciones de obtención de combustibles fósiles
• La deforestación para aprovechar los combustibles provenientes de la madera
• El ruido de máquinas y plantas productoras de electricidad
El programa de energía del PNUMA busca que se tomen en cuenta las cuestiones
ambientales en la toma de decisiones relacionadas con la energía, a través de las
siguientes acciones:
• Enfocándose en las necesidades de las economías en desarrollo y en transición
• Buscando el uso de energía renovable
• Aumentando la eficiencia en el uso de la energía
• Apoyando en el desarrollo de políticas de medio ambiente y de transporte
sostenibles, así como para inversiones en en el sector de la energía renovable

Biodiversidad
La biodiversidad es la amplia variedad de seres vivos
(plantas, animales y microorganismos ) sobre la Tierra y los ecosistemas donde habitan.
El ser humano al igual que el resto de los seres vivientes, es parte integrante de este
sistema y también depende de él.
La biodiversidad provee al ser humano de recursos biológicos que han servido de base a
las civilizaciones y han sido base de la agricultura, la farmacéutica, la industria , la
horticultura y la construcción, por mencionar algunos.
Muchos de los seres que componen esta diversidad biológica llevan a acabo procesos
tan importantes como:
• La purificación del aire y el agua
• La destoxificación y descomposición de los desechos
• La estabilización y moderación del clima de la Tierra
• La polinización de las plantas, incluidos muchos cultivos
• El control de las plagas y enfermedades

El daño a la diversidad biológica también nos afecta culturalmente ya que nuestra
identidad cultural está profundamente arraigada en nuestro entorno biológico. Las
plantas y los animales son los símbolos de nuestro mundo y están preservados en
banderas, esculturas y otras imágenes que nos definen a nosotros y a nuestras
sociedades.
La ONU acordó en la Cumbre para la Tierra de 1992 el "Convenio sobre la Diversidad
Biológica", que establece:

• La conservación de la diversidad biológica


• La utilización sostenible de de la diversidad biológica
• La distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de la utilización de
los recursos genéticos.
El Convenio obliga a los Estados a que conserven la diversidad biológica y que se
utilicen de forma sostenible los recursos que la componen. Asimismo obliga a que se
compartan de forma más justa y equitativa los beneficios derivados del
aprovechamiento de los recursos genéticos.
La protección de las especies en peligro de extinción se garantiza a través de la
"Convención de 1973 sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de
Fauna y Flora".

Financiación para el medio ambiente


El Fondo para el Medio Ambiente Mundial
(FMAM), dirigido de forma conjunta
por el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el
PNUMA, se ha convertido en la fuente principal de préstamos multilaterales para que
los países en desarrollo lleven a cabo sus proyectos medioambientales. En 1998, los
países donantes repusieron el FMAM con un objetivo de más de 2.750 millones de
dólares.
Acuerdo internacional para la reunión de Copenhague
Llegar a un acuerdo internacional ambicioso en la conferencia sobre cambio climático
de Copenhague requerirá objetivos de reducción de emisiones para países desarrollados
y en desarrollo, financiación de los compromisos y sanciones por incumplimiento.
Dos meses antes de la reunión de la COP 15 en Copenhague en diciembre, que se espera
concluya en un acuerdo internacional sobre un marco para la lucha contra el cambio
climático para el período posterior a 2012, los eurodiputados han pedido a los jefes de
Estado y de Gobierno que den a este asunto la máxima prioridad y demuestren liderazgo
político.

Se insta a la UE a desarrollar una política climática externa y de mantener un papel de


liderazgo en las negociaciones de la COP 15. La UE espera llegar a un acuerdo sobre un
mandato en el Consejo de Medio Ambiente el 21 de octubre y el Consejo Europeo de
los días 29-30 de octubre. Además, el septiembre pasado, la Comisión publicó un plan
para financiar la lucha contra el calentamiento global en los países en desarrollo, que
propone una contribución comunitaria de entre los 2.000 millones y 15.000 millones de
euros por año para 2020.
PERU
EL MARCO LEGAL Y EL DESARROLLO SOSTENIBLE.
Un marco legal adecuado es un instrumento muy importante para poner en práctica las
políticas sobre el medio ambiente y el desarrollo, no sólo mediante los métodos de
mandato y control, sino también como marco normativo para llevar a cabo la
planificación económica y establecer instrumentos de mercado que incentiven a hacer
las cosas bien.

Para integrar en forma eficaz el medio ambiente y el desarrollo en las políticas y


prácticas del país, es indispensable elaborar y poner en vigor leyes y reglamentos
integrados, que se apliquen en la práctica y se basen en principios sociales, ecológicos,
económicos y tecnológicos racionales. Asimismo, es indispensable implementar
programas viables para difundir las leyes, los reglamentos y las normas que se adopten,
y para hacerlos cumplir.

La promulgación y aplicación de las leyes y los reglamentos es también indispensable


para aplicar la mayoría de los acuerdos internacionales relacionados con el medio
ambiente y el desarrollo, pues de otra manera éstos quedan como compromisos en el
papel.

El marco legal nacional para un desarrollo sostenible debe perseguir no sólo objetivos
de veda, control y sanción, sino también fomentar nuevas alternativas para incentivar
acciones positivas de corrección de aspectos de impacto negativo, y para abrir el camino
a nuevas actividades de uso racional y sostenible de los recursos del ambiente,
apoyando las iniciativas ciudadanas al respecto.

El Perú posee un voluminoso marco legal referente al medio ambiente, a los recursos
naturales y al desarrollo, expresado en los siguientes niveles:

1. La Constitución Política de 1993. Aprobada por referéndum. Es la ley fundamental


del Estado.

2. Los tratados, convenciones y convenios internacionales. Estos documentos


jurídicos han sido firmados y ratificados por el país, y, en consecuencia, forman parte de
la legislación nacional y son de cumplimiento obligatorio.

3. Los códigos y leyes que regulan el uso de los recursos naturales (minería, pesquería,
agua, bosques, tierras) y los impactos sobre el medio ambiente.

4. Numerosos reglamentos y normas (resoluciones supremas, ministeriales, etc.) que


establecen al detalle los aspectos a tenerse en cuenta en el uso de los recursos naturales
y los impactos sobre el medio ambiente.

En lo que se refiere al marco legal nacional para un desarrollo sostenible, se deberían


tener en cuenta los siguientes aspectos:

· Aumentar la efectividad de las leyes y los reglamentos para hacerlos eficaces en la


práctica a nivel nacional, estatal, local y municipal.

· Establecimiento de procedimientos judiciales y administrativos más eficaces.


· Suministro de información jurídica y servicios de apoyo en el complicado sistema de
normas existentes.

· Monitoreo de la implementación y el cumplimiento de los instrumentos


internacionales.

· Elaboración e implementación de programas nacionales eficaces para el examen y el


cumplimiento de las leyes sobre medio ambiente y desarrollo.
LOS TRATADOS Y COVENIOS INTERNACIONALES DEL PERU
El Perú ha firmado y ratificado varios tratados internacionales, comprometiéndose a
conservar el medio ambiente y el patrimonio natural y cultural.

La Constitución Política del Perú (1993), Capítulo II, De los Tratados, Art. 55, establece
que: "Los tratados celebrados por el Estado y en vigor forman parte del derecho
nacional".

1. Tratados, convenciones, convenios y protocolos


Los principales tratados firmados y ratificados por el Perú, referentes al medio
ambiente, los recursos naturales y la conservación del patrimonio natural y cultural son
los siguientes:

· Convención para la Protección de la Flora, de la Fauna y de las Bellezas


Escénicas Naturales de los Países de América (Washington, 1940). Ratificada por el
Perú en 1946. Es un compromiso para proteger áreas naturales y especies de flora y
fauna.

· Convención para el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de


Extinción (CITES). Firmada en 1973 y ratificada por el Perú en 1974. Compromete a
establecer controles de comercio de productos y especies de flora y fauna amenazadas
de extinción.

· Acuerdo entre Perú y Brasil para la conservación de la flora y de la fauna de la


Amazonía. Firmado en 1975 y que compromete a los dos países a cooperar en la
conservación de la flora y fauna amazónicas.

· Tratado de Cooperación Amazónica. Firmado en 1978 entre 8 países (Bolivia,


Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela) para cooperar en un
desarrollo armónico de la Amazonía.

· Acuerdo entre Perú y Colombia para la conservación de la flora y de la fauna de


la Amazonía. Firmado en 1979. Establece un compromiso entre ambos países para
cooperar en la conservación de la flora y fauna silvestres.

· Convenio para la Conservación y Manejo de la Vicuña. Firmado entre Perú,


Bolivia, Chile y Ecuador en 1979, y adherido por Argentina. Establece las normas y la
cooperación entre los cinco países para la conservación y el aprovechamiento de la
vicuña y el comercio de sus productos.

· Convención para la protección del patrimonio mundial cultural y natural.


Establecida por la UNESCO en 1972 y ratificada por el Perú en 1981. Establece un
compromiso mundial para proteger el patrimonio cultural y natural del mundo y de los
países.

· Convenio sobre Diversidad Biológica. Firmado en Río de Janeiro en 1992 y


ratificado en 1993, establece los compromisos mundiales y nacionales referentes a la
identificación y monitoreo de la biodiversidad; la conservación in situ (áreas protegidas,
introducción de especies foráneas, mantención y protección los conocimientos de las
poblaciones locales) y ex situ (colecciones biológicas y bancos genéticos); el uso
sostenible de los componentes de la biodiversidad; la investigación, capacitación,
educación y conciencia públicas; el control y minimización de impactos negativos; el
acceso a los recursos genéticos y a la tecnología; el intercambio de información y
cooperación entre los países desarrollados y en desarrollo para la conservación y uso
sostenible de la biodiversidad.

· Convención de Viena para la Protección de la Capa de Ozono. Adoptada el 22 de


marzo de 1985. Está orientada a proteger la capa de ozono.

· Protocolo de Montreal sobre Sustancias que Agotan la Capa de Ozono. Adoptada


el 16 de setiembre de 1987. Establece normas para prohibir o limitar el uso de
sustancias que afectan la estabilidad de la capa de ozono.

· Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los


desechos peligrosos y su eliminación. Adoptada el 22 de marzo de 1989. Establece
normas para el transporte y la disposición internacional de desechos peligrosos
(radiactivos y tóxicos).

· Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Adoptada el 4


de junio de 1992. Establece el marco internacional para encauzar acciones conjuntas
para la prevención de los cambios climáticos a nivel global.

· Convención Relativa a los humedales de importancia internacional especialmente


como hábitat de aves acuáticas (RAMSAR, 1971). Ratificada por el Perú. Se refiere al
compromiso internacional de proteger sitios húmedos que son utilizados por las aves
migratorias para descanso.

· Convenio OIT No. 169. Ratificado por el Perú. Se refiere a garantizar los derechos
culturales y de tierras de los pueblos indígenas y de poblaciones minoritarias.

2. Decisiones del Acuerdo de Cartagena


El Perú es miembro de la Comunidad Andina (Acuerdo de Cartagena o Pacto Andino),
en cuyo marco se adoptan decisiones que tienen carácter de ley y de cumplimiento
obligatorio por parte de los países.

· La Decisión 345 fue aprobada en 1993 y se refiere al régimen común de protección de


los derechos de los obtentores de variedades vegetales, y entró en vigencia el 01 de
enero de 1994. Establece lo siguiente: "Los países miembros otorgarán Certificados de
Obtentor a las personas que hayan creado variedades vegetales, cuando éstas sean
nuevas, homogéneas, distinguibles y estables, y se hubiese asignado una denominación
que constituya su designación genérica" (Art. 4).

· La Decisión 381 (1996) norma el acceso a los recursos genéticos.

Otros compromisos
El Perú también es parte de diversos compromisos internaciones, que no tienen el rango
de tratados y convenios. Mediante ellos se asumen compromisos para encauzar acciones
referentes a diversos aspectos relacionados con el desarrollo sostenible y la
conservación de los recursos naturales.

1. Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (14 de junio de


1992). Aprobada por Resolución 1 durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre
el Medio Ambiente y el Desarrollo. Proclama 27 principios referentes al medio
ambiente y al desarrollo.

2. Programa 21. Aprobado por Resolución 1 en la Conferencia de las Naciones Unidas


sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (14 de junio de 1992). Establece un ambicioso
programa de acción sobre todos los aspectos concernientes a la integración del medio
ambiente con el desarrollo.

3. Declaración sobre Bosques. Aprobada durante la Conferencia de las Naciones


Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (1 4 de junio de 1992). Llama la
atención sobre la destrucción masiva de los bosques a nivel mundial y proclama la
necesidad de tomar acciones decisivas para protegerlos.

4. Metas y Principios de la Evaluación de Impacto Ambiente. Decisión 14/25 del


PNUMA (1 7 de junio de 1987). Establece 13 principios sobre la evaluación de los
impactos sobre el medio ambiente.

CONCLUCIONES.
El azufre en un país causa la lluvia ácida. El agotamiento de la capa de ozono debido a
los CFC utilizados en una nación pueden provocar cáncer de piel en el extremo opuesto
del mundo. En un mundo cada vez más interdependiente, las Naciones Unidas tienen
que desempeñar un papel fundamental en relación a la degradación del medio ambiente
que no conoce fronteras. Esta es la opinión de la Comisión de Medio Ambiente del PE,
que ha argumentado que las futuras generaciones podrían no ser capaces de controlar el
cambio climático si la acción mundial se retrasa más.
* Los países desarrollados debe reducir considerablemente sus emisiones
colectivamente (en el extremo superior del rango de 25-40% y por un objetivo a largo
plazo de reducción de al menos 80% en 2050 respecto a 1990)
* Los países en desarrollo como grupo deben limitar su crecimiento de las emisiones
entre un 15 y un 30%
* Los objetivos deben revisarse cada cinco años, para asegurarse de que mantener el
ritmo de los últimos descubrimientos científicos y con el objetivo de los -2ºC
* La contribución colectiva de la UE para los esfuerzos de mitigación de los países en
desarrollo y sus necesidades de adaptación no deben ser inferiores a € 30.000 millones
de euros anuales de aquí a 2020
* Tanto los objetivos de reducción de emisiones como los compromisos de
financiación, deben estar sujetos a un régimen de cumplimiento más estricto, incluido
un mecanismo de alerta temprana y de sanciones
* Estrictos estándares de calidad del proyecto debe ser parte de los futuros
mecanismos de compensación, para garantizar confiables, verificables y reales la
reducción de emisiones.
Los eurodiputados subrayan que un acuerdo en Copenhague, podría estimular un "New
Deal sostenible", impulsando el crecimiento económico, la promoción de tecnologías
ecológicamente sostenible, la reducción del consumo de energía y asegurando nuevos
puestos de trabajo tanto en países industrializados y países en desarrollo.

En cuanto a la aportación de otros países desarrollados a la conferencia de Copenhague,


los eurodiputados instan los EE.UU. a que marque como obligatorios los objetivos
establecidos en la campaña electoral, hacen hincapié en que también es muy importante
que la India contribuya, reconocen el compromiso de Japón a reducir sus emisiones en
un 25% en 2020 y acogieron con satisfacción las señales positivas procedentes de China
a la luz de estos acontecimientos.

Las negociaciones orientadas a alcanzar en las Naciones Unidas un acuerdo de lucha


contra el cambio climático a partir de 2012, momento en que dejarán de estar vigentes
disposiciones clave del Protocolo de Kioto, deben concluir en la Conferencia de
Copenhague, que se celebrará entre el 7 y el 18 de diciembre de 2009.
Las emisiones con la protección del medio ambiente a escala mundial y con el fomento
del desarrollo sostenible son los objetivos de los acuerdos ambientales.