P. 1
Curso de Contratos

Curso de Contratos

5.0

|Views: 26.014|Likes:

More info:

Published by: René Alberto Langlois on Feb 15, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/17/2015

pdf

text

original

A. El depósito es un contrato real

El depósito es un contrato real, por cuanto se perfecciona con la entrega de
la cosa. El art. 3459C. expresamente lo dispone cuando dice que «el contrato de
depósito se perfeccionará por la entrega que el depositante hace de la cosa al
depositario».

La entrega no convierte al depositario en dueño o poseedor, sino en un

mero tenedor1

.

El art. 3460C. permite que se haga la entrega de cualquier modo que
transfiera la tenencia de lo que se deposita, es decir, se admite la entrega ficti-
cia o simbólica. En el inciso segundo del referido artículo se contempla expre-
samente la tradición brevis manus. Dice: «Podrán también convenir las partes

1

Art. 1800C.

240

en que una de ellas retenga como depósito lo que esté en su poder por otra
causa». Ejemplo: si Juan es comodatario de un carro de José, pueden convenir
posteriormente que Juan se quede como depositario del carro. No es preciso
que Juan le entregue el carro a José, en virtud del comodato y que posterior-
mente José vuelva a su vez a entregarlo a Juan, en virtud del depósito. Se
acepta, pues, la entrega brevis manus.

B. Es gratuito por naturaleza

De acuerdo al art. 3451C. el depósito es por su naturaleza gratuito, pero no
obstante, pueden las partes estipular una gratificación para el depositario. Por
otra parte, el secuestre es remunerado2

. La gratuidad no es un elemento esen-
cial del contrato de depósito, sino de la naturaleza del depósito con figura jurídi-
ca.

En el Derecho romano, el depósito era esencialmente gratuito. Tal criterio
lo aceptan algunos códigos, como el chileno3

, y el colombiano4

siguiendo en

esto al francés.

El art. 2517 del Código Civil mexicano vigente, suprime el carácter natural-
mente gratuito que tenía en el art. 2547 del Código Civil de 1884, modelo de
nuestro art. 3451C, se dispone que, salvo pacto en contrario, el depositario tiene
derecho a exigir retribución. Por otra parte, dejó de ser real, pasando a ser con-
sensual. En resumen en la legislación mexicana el depósito es consensual y
bilateral.

C. Es unilateral

El depósito está clasificado entre los contratos unilaterales, ya que al per-
feccionarse sólo resulta obligado el depositario. No obstante, será bilateral si los
contratantes estipularon una gratificación al depositario.

D. Es un contrato principal

El depósito es un contrato principal, con existencia propia, es decir, no es
preciso que exista otra relación jurídica para poder subsistir.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->