Está en la página 1de 52
REVISTA DE SINATOA 1 presag LA VIVIENDA ES EL RINCON DEL HOMBRE EN EL UNIVERSO CW INFONAVIT INSTITUT DEL FONDO NACIONAL DE LA VIVIENDA PARA LOS TRABAJADORED presagio REVISTA DE SINALOA. ANO 4 NUM, 43 ENERO 81 DIRECTORIO DIRECTOR GENERAL. José Ma. Figueroa Diaz SUBDIRECTOR Enrique Ruiz Alba JEFATURA DE REDACCION Profr. Jorge Guillermo Cano CONSEJO EDITORIAL Lie, Francisco Higuera Lépez Ing. Rodolfo de la Vega Lic. Ratil René Rosas Echavarria Manuel Ferreiro y Ferreiro Dr. Juan Leén Rodriguez, Profr. David Rubio Gutiérrez DIRECCION ARTISTICA Rina Cuéllar Lie, Héctor Lopez Gamez Arturo Moyers Villena TECNICA FOTOGRAFICA Enrique Guadiana Serrano Ing. Luis Salgado Ledezma Jorge Pinta Zazucta DOMICILIO PRESAGIO Francisco Villa 290 Ote, Benito Judrez 209-2 Ote. ‘Teléfonos: 281-96 y 365-25 CULIAGAN, SIN. EN MEXICO, D.F. ‘Tels; 518-61-69 y 518-11-49 REVISTA MENSUAL Impresa y hecha en los talleres de offset de Editorial “El Mundo”, Ramén Aldana 39, colonia Vista Alegre, México, D.F. SUSCRIPCION 600 PESOS ANUALES. i CUARTO NUMERO DEDICADO AL MUNICIPIO DE GUASAVE CONTENIDO Pip. Sabian 1981 De Moet Prada esis Wa, meta y st hte. Por Rina Cuéllar Ped Ian et Grsare Por Enrique Ruiz Alba Nojcay Mima en Gusev Por Victor M. Bown y Hest, Nesirsy tps... Por Jorge Aldana Mendoza a soa al ts Cot dR, “tera” Por Héctor Lopez Gamez tail Cnanes shat Por José de Jestis Montiel Por fon rariso Etoai Por José Ma. Figueroa Diaz ull ame rst de fon lis bara Moraes Por Lourdes Ruiz Miramontes la Ea Eta Ese Por Olivia R. de Contreras Gro, Poet en su Tier. Por Enrique Ruiz Alba it is eon aso, Delp de SP. P. Por Arturo Figueroa Galvez, i Conenio uae Por Juan Le6n Rodriguez Pease Act y Hana fe Pescato er Prt. Por Jorge Guillermo Cano 1a Faia Meta Peta de Act j Hine de Pescaio en Pei Por Jorge Guillen isto de Sina, isn tia Pre a de iestigzcin fea ESA ~UAS. Por Gabriel Jiménez Mellado PRESAGIO 3 Paes Ai iniciarse e| afio de 1981, PRESA GIO estara cumpliendo tres anos y mo: dio de edad. Es un nifio aun en tiempo —lo reco- nocemos— que ha logrado sobrevivir gra- cigs al estimulo nutricional de amigos y colaboradores, pero “maduro" en lo que se refiere al esfuerzo y sacrificio que una labor periodistica-cultural de este tipo, significa. No nos quejamos por ello, supimos desde un principio lo que nos esperaba y vamos a seguir: no buscamos el fin de lu- cro, solo los medio necesarios que nos permitan el propésito de rescatar para las generaciones actuales y venideras lo mejor de la entidad sinaloense en lo que se refiere a su historia, costumbres, for- mas actuales de vida, obra de sus prin- cipales personajes y capitulos destaca- dos en lo econémico, social y poli En cumplimiento a tal propésito, pe- netramos a los municipios de Cosala, El Rosario, Ahome, Escuinapa, Salvador Al- varado, Mocorito, Badiraguato, Angos- tura y Guasave, pues sdlo asi, dejando el comodo asiento de Ia capital, recorrien- do la geografia, ora por caiinos. polvo- rientos, ora por caminos lodosos o bien pavimentados, estariamos en condicio- nes de llevar a cabo nuestro propo- sito fundamental. En ese lapso tuvimos tiempo de ded! car ediciones con temas generales, dos de tipo especial al magisterio sinaloen- se, una al profesor Enrique Félix Castro, reconocido por muchos como el mejor pro- sista de Sinaloa, y una mas al general Ra- fael Buelna Tenorio, el afamado “Grani- to de Oro", originario de Mocorito. 1981 nos recibe con renovados brios: hemos programado las préximas edicio- 4 PRESAGIO SALUTACION 1981 nes:la de febrero también a Guasave y luego al municipio de Sinaloa; las si- guientes: la del mes de mayo dedicado nuevamente al magisterio sinaloense, y « partir de agosto Ia relativa al munici- de Culiacén, que en este aio (30 de septiembre) cumple 450 afios de su fun- dacién. Seré esta una dedicacién espe- cial que la conmemoracién amerita. Esperamos seguir con vida en 1982 para adentrarnos en la vida de los mu- nicipios de El Fuerte, Choix, Elota, San Ignacio, Mazatlan y Concordia, para cu- brir asi la historia de toda la entidad si- naloense, sin que ello signifique la cul- minacién de nuestra meta, pues esta va més allé de tal propésito. A pesar de su corta edad, PRESAGIO es testigo de hechos significativos en la tierra de los once rios: el nacimiento de una nueva década —peniltima del si glo—; iniciacién de un nuevo afio —1981— y la de un nuevo gobierno es- fatal y 17 municipales que a partir del primero de enero regiran los destinos de nuestro pueblo. El principio de afio nuevo, tradicio- nal en buenos deseos, coincide, trae apa- rejada las esperanzas de mejores tiem- pos para Sinaloa, no en razén de que el gobierno saliente no haya sido bueno, sino en el anhelo de que el entrante sea mejor, y ese propésito lo comparte PRE- SAGIO en razon de lo que ello significa para el progreso de nuestra tierra y la elevacion del nivel material y cultural de sus gentes. Para nuestros amigos, colaboradores, lectores y habitantes en general, PRESA- GIO desea fervientemente que el afio que se inicia traiga a todos ellos la rea- lizacion de sus mejores anhelos, compar- tidos con sus familias. De nuestra portada: Ei acanoioaae pueblo se debe a la enerzia creado- ra de sus manos y mentes y ala capacidad de estas pa~ ra convencer o seducir a la naturaleza de que sea pro- diga. v-{Bienvenido! Este es el mensaje del jo- ven artista Jerénimo Uribe, inserto en la bien lograda ale- goria que engalana nuestra portada de hoy, y que cons- tituye ademas su carta de pre- sentacién en PRESAGIO. Manos recias, vigorosas, simbolizando a un_ pueblo: una muestra en su palma los granos prédigos que produce su tierra; la otra, una red pa- ra la pesca. La primera acti- vidad (agricultura) es funda- mental, la segunda es de gran importancia para el desarro- Ho econémico de la re; La coneepeién ar Jeténimo, nos dice que pueblo esté en desarrollo, porque la capacidad creado- ra y de trabajo de su gente, lo ha logrado. De otra mane- fa, esas manos simbdlicas, es- tarfan secas, sin frutos y sin vigor. No falta decir que la ale- goria de nuestra portada se refiere a Guasave, pueblo in- dustrioso al que esté dedica- do el nimero de PRESAGIO. correspondiente al mes de enero, como ya lo fueron tres ediciones anteriores y lo ser también la del mes venidero, iGracias y bienvenido a nuestro equipo, Jeronimo Uribel. , PRESAGIO 5 mis hijos, sera el busto de su padre. Las manos que retratan en concreto mezela en la moldura. “Es un: “Lo sorprendi con las manos ex le nasaade plastina, aplicdndsla on una mejilla jemérite”, JESUS MARIA ARMENTA Y Trnaginé encontrarlo en bata de tres euartes, bigotes ala Dali, me- Jena tarzaniana y boina espafiola; pensé estarfa en el estudio, marti- Tio y eincel en manos —esculpien- do la figura de un procer; y hasta supuse que de estar trabajando no me recibiria, Excepto que trabajaba, erré en Jo demis: ni bata, ni bigotes, ni melena, ni boina, ni martillo ni cit cel...ni estudio cerrado. ;Vaya equi- voeaciéa la mial Ante mi, sin poder saludar si- quiera — le sorprendi con las ma- nos en la masa...de plastiline— e- taba aquel hombre delgado, de 6 PRESAGIO SU ARTE Por Rina Cuéllar ‘origen campisino y ojes vivaces, de quien of hablar antes y tuve interés en conocer. A la sombra de los ar- boles, rodeaco de plantas y gallinas, . saturado de naturaleza, estaba Je- sis Armenta Espinoza, modesto es- caltor guasavense, aplicando plasti- lina en una mejilla del Benemérito, Ja que luego sobaba con pacfencia, con habilidad artesanal. Ni siquiera interrumpié el tra- bajo, le dije a lo que iba y me con- t6 muchas cosas delante de Juérez, de Francisco I. Madero, de Emilia: no Zapata, de Lézaro Cardenas y José Lépez Portillo, cuyas figuras, —algunas blanqueadas por exere- mentos gellindcess— reposan en aquel taller al aire libre sobre la su- perficie del suelo. Me conté que no es profesional, sino simple aficionado del modela- do, aficién que nacié aos atrés — 41948?— cuando en una pelici la vio a un actor modelar una ‘gura,, “Eso lo puedo hacer yo"— se dijo para Sus adentros— y puso ma- nos a la obra. Fue a tina laguna cercana al ejido, recogis barro y se puso a modelar un mono que rega- 16 después. Desde entonces no ha parado, si ‘gue haciendo “monos”, pero ahora son verdaderos retratos’ en concreto (marmolina, cemento, varilla) que causan la admiracién de quienes los conocen y dicen: “noms les Falta hablar’. “Chumaco” me platicé también ue solo curss hasta el tereer ano de primaria, que nunca compré un método o recibié lecciones sobre artes plasticas, mucho menos asis- ié « talleres 0 academias de la ra- ma. Es un empirico, un autodidae- ta que con el tiempo y la préctica ha venido perfeccionando su tra- ajo. Sus manos y sus ojos lo ha- ‘een todo, Para hacer un busto, so- lo requiere fotografias del persona- je a modelar, de frente, de perfil, de su parte posterior; sus manos se cexcargan de hacer el retrato en con- cxeto. gue su personaje pre- ferido es Benito Juarez, tanto por su ejemplar actuacién histériea como ‘por sus rasgos indigenas, que en ma- teria de moddlado, le atraen sobze- manera, De Juérez ha hecho unos » diez bustos distintos. Otros perso- najes que han “nacido” de sus ma- nos son: Miguel Hidalgo, José Ma- ria Morelos, Francisco I. Madero, miliano Zapata, Rafael Buelna, Salvador Alvarado, Lézaro Cirde- nas, José Lépez Portillo y un lider sindical de Los Mochis cuyo nom. bre no pudo recordar pero cuyo busto esta colocado en e ejido J quilpan. Al momento de entrevistarle modelaba un nuevo busto de Jus- rez, retoraba uno de Salvador Al- varado y echaba el vaciado en un molde de otra figura, Le pregunté acerca del proceso de modelado y escultura, de los materiales que empleaba y del tiem po usado en cada figura. Explicé que la plastilina sig fica un 99% de adelanto en el mo- delado (antes se usaba el yeso), pues es materia suave y de fécil manejo; este es el trabajo princi- pal, requiere de mucha paciencia, hay que encontrar las formas idén- ticas del personaje, “retratarlo” con plastilina, Hecho el modelo, lo de- més es facil. Este se cubre con ye- so para hacer la moldura. Cons- truido el molde, solo es cuestién de vaciar en él la mezcla de marmoli- na y cemento que tienen varilla de fierro como refuerzo. Segiin el ta- mao de la figura es el tiempo em- pleado en lx misma, pero general- mente el proceso tarda unos quince dias. Me sorprendié al decirme que no cobra por su trabajo, cuando le ordenan un busto pide le den los materiales, 1a gratificacién, que llega, queda 2 conciencia del cliente. Tal bondad le ha hecho tra- bajar gratis en ocasiones, incluso perdiendo les materiales adquiridos de su propio peculio. Me conté un caso, el de Rafael Buélna, “El Gra- nto de Oro”. En la pasada administracion municipal se le dijo que por ins- trucciones del gobernador del Es- tado debja hacer un busto de Buel- na, para colocarlos en Mocorito. Pi- dié materisles, el PRI los propor- cioné y puso manos ala obra. Ter- minada la efigie intenté cobrar sus honorarios, pero el PRI y el Ayun- tamiento local se tiraron la bolita rehuyendo la cuenta. El partido arguyé que habia dado los mate- riales, la comuna que solo cumpli6 ordenando —como intermediario— la hechura del trabajo, sugiriendo al artista el cobro de honorarios al Ayuntamiento de Mocorito. Total, nadie le pagé, y ni modo de traer- se el busto de Rafael Buelna, de Mocorito. Pero Jess Maria Armenta, tie- ne y practica buena filosofia. Dice que mas vele tener un amigo que mucho dine‘o, El dia que exista ver- dadera amistad entre los hombres —tecalea—. terminarén los conflic- tos que amenazan la paz del mun- Sigue haciendo retratos a do. Yo prefiero ganar amigos que muchos pesos. Hasta hoy, lo que més me han pagado por un traba- jo, son tres mil pesos. Sigue trabajando y platicando, Ojos y manos son su herramien- ta, no utiliza espatulas ai buriles en al modelado, Cesa un momen- to para vaciar conereto en un mol- de nuevo, coge la pla y arroja la mezela en la moldura. Le pregunto que figura surgiré de allt. 's una peticién de mis hijos —tiene seis— y ni los materiales me dieron. Sera el busto de su pa- dre...mi propia efigie, en eso estoy trabajando tambie Jestis Maria Armenta Espinoza, ‘como tantos otros artistas modestos pero con talento, es victima de la incomprensién oficial y privada. En varios puntos del municipio, as co- mo en los de Ahome y Mocor to, obras suyas son admiradas por el pueblo, ignoréndose el nombre del autor. Pero él sigue adelante, hacien- do “monos” y haciendo amigos, el dinero no le atrae, vive con humil- dad de las utilidades de un pedazo de tierra (2 hectéreas) que le han dejado los invasores y las resolucio- nes agrarias. Cultiva plantas y é- boles frutales, y ala sombra de és- tos, la aficién de su vida: el mode- lado. Asi vive y asi quiere morir, de acuerdo con su propia filesofia. PRESAGIO 7, Por Enrique Ruiz Alba Pedro Infante en Guasave “Tarolero” de la Orquesta Ibarra ar a ENA, * Aquella noche que lloré Negrete Mario Castro, gran amigo de Pedro infante, posa su diestra sobre ef hombre del liorade actor; presenies tam! ctor berto Castro “el bizco”; Mario Castro, comersiante, peina canas a los 64 aitos y medio de edad y conserva, entre otras sa- tisfacciones, la de haber sido ami- 0 de Pedro Infante Cruz, inclv dable sinaloense que vivié once aos en Guasave y brillé por mu- chos més como la maxima estrella del firmamento artistico de México. Pedro tuviera ahora 63 atos, pues yo era aio y medio mayor que 61, nos dice al empezar. Chema Figueroa y yo, sentados frente a nuestro entrevistado, inter- ‘cambiamos miradas optimistas: un rdlato de quien haya vivido cerca del idolo de México —antes de que 8 PRESAGIO. ez Zarueta sgiere” y Antor lo fuera— siempre aportard cosas interesantes, —Lley aqui a los 7 anos, sien- * do “plebe” todavia. Don Delfino, su padre, vino contratado por Pan- cho Mena para trabajar con un con- junto musicel que con el tiempo to- m6 el nombre de Orquesta Ibarra, en la que después, el propio Pedro, fue titular de la bateria, agrega Mario en su informe. Pregunto cémo nacié la ami tad entre ambos, cuanto duré y qué recuerdes'gratos se guardan de la misma. —Don Delfino, doia Cuquita y la descendencia se instalaron en ‘una casucha de la calle Norzagaray; yo que tenia 8 aios y medio de ‘edad, vivia al lado de mis padres por la misma calle, en donde aho- ra se localiza la finca de mi eufa- do Miguel Leyson Pérez. Asi pues, fuimos vecinos de les Infante en ésa, que fue, su primera venida a Gua- save. Mario deja entrever que hubo residencia posterior, por lo que pi- do ampliacion del dato. —Bueno, es que vivieron once afios aqui, pero en dos etapas. La familia se fue un tiempo a Guamdé- chil; alli aprendié Pecro la earpin- En plena fama, Pedro vino varias veces a Guasave, donde dejé muchos at idoras le redean y ofrecen un refreseo ‘grup teria con don Gorénimo Bustillos, construyé su primera guitarra y asimil6 tonos y pisadas. Regres6 a Guasave cuando tenia entre 17 y 18 aiics, pero entonces ya vino a tra- bajar de mtsico, como su papa, pe- ro ademés, mont6 un sillén de pe- luquero frente a le plazuela, y. ia pelar incautos! MEJOR MUSICO QUE FIGARO Entre la misica y el arte de la peluqueria, existe compatibilidad absoluta. Desde las viejas monar- quias aprendemos cémo el barbero real, en sus ratos de ocio, pulsa- ba viejos instrumentos musicales como el laid, la vihuela, Ia man- dolina, la guitarra ete. Sélo que hay peluqueros a les que les entra la miisica por un ofdo y les sale por el otro, también filarménicos con aficién a la tijera que atin trasqui- lando ovejas se moririan de hambre. y avepta y consu Pedro, cuando empezé como peluquero, pertenecia a estos ulti- ‘mos: no daba una; en cambio to- caba la baterfa como nadie, pero sobre todo, en accién sorprendente, vencié la timidez caracteristica en ly pronto empez6 a despuntar co- mo cantante dentro de la misma orquesta; no pas6 mucho tiempo si- n que sus fecultades fueran reco- nocidas_y pronto se le tuviera co- ‘mo el tenor preferido en fiestas y se- renatas. Breve diigresién: gPudo haber sido timido en efecto, cuando en peliculas, aciuaciones, discos, festi- vales, etc. le vimos u oimos actuar con gran soltura y naturalidad? —Cuand> joven fae muy timi do. A mi me sorprendié el cambio operado en &, casi no lo crefa cua: do le vi deser volverse como bateris- ta y como cantante, en la orques- ta Ibarra, Reeuerdo que fuimos in- vitados a una reunién familiar, a la (que asistieron unos “gringos”. Pe. dro se sublim6, canté como nun. a, y los gringos al final le propu. sieron llevarlo a Estados Unidos y obtener un contrato de actuacién para él, lo cual no acept6. Quién sabe que hubiera pasado entonces: pudo haberse repetido e! caso de un Joxé Mojioa, que triunfs cantan- do y filmando peliculas en Holl wood; tal vez Pedro Infante se hn- biera convertido primero en idalo de los gringos y después de los me- xicenos, quién sabe que hubiera su- cedido....quién sat Si Pedro fue mujerieyo siempre y dondequiera, Guasave no iba a ser la excepoién jque caray! Tié ane davistes con él, platicanos algo de sus amores aqui. —Tuvo una novia que conside- 10 fue la ilusién de su vida: Bochi- ta Angulo. Vivia por la Madero, frente a la gasolinera, en donde esta ahora la funeraria, Yo le ecompa- aba @ darle serenatas. El tocaba la guitarra y cantaba, y cosa rara en un muchacho: pensaba en serio con Bochita; sin embargo el destino se interpuso, Pedro se fue a Culia- cn, Bochita al norte en donde se cax6 y todo quedé en Ia nada. Cla- +0, hubo otros amares, fue rovio de una sefiorita Valdés y supe de una tas pero no recuerdo el nombre. En esa su segunda estancia en Gua- i” \\ae Petro Infante, en sus momentos PRESAGIO9 save. Pedro duré tres aitos, luego se fue a Culiacdn, tocé la bateria en la orquesta Royal, conocié a Maria Luisa y dio el brinco a México.. a la fama, al estrellato, luego de intensa lucha apoyado por Maria Laisa Conposteoridad la amistad en- tre el triunfador y sus viejos ami- gos se mantuvo firme. —Es que Pedro, dentro de sus grandes cualidades humanas, fue humilde siempre; nunca le mareé Ja altura de la fama, ni le encan- dilaron las luces de la popularidad. ‘Se mantuvo como el hombre senci- lo, franco y sincero que siempre fue. Tan nos recibié en los estudios (0 en su casa de México, como nos visité aqui en Guasave cuando vino ya siendo famoso. De ello podemos dar fe muchos de sus amigos. En 1943, ya siendo artista famoso, lle=* 26 a hospedarse a casa de don Na- cho Bérquez. ‘Como que amiges pudieras citar. —A Héctor Bérquez “el giie- 10”, a Luis Roberto Castro “el biz- co"’y al “mayo” del Amole, a quien* Mamaba “el mayo boedn” por lo mal hablado. Me consta que todos elles, y los maisicos de la Orquesta Ibarra de aquellos tiempos, fueron sus amigos. Inclusive una vez. nos fuimos “el bizco” Castro, “el giie- 10" Bérquez y yo a visitar a Pedro ‘en México, que por esos dias filma- ba con Maria Antonieta Pons la pe- Kicula “Viva mi Desgracia”. Cuan- do terminé la escena y supo que lo esperabamos, salié corriendo, nos abraz6 y nos lev6 a dar un paseo en su coche, un packard color ne- {gro que tenia por esos afios. Claro, también nos invit6 a comer. Al igual que una primera, siem- pre hay también una dltima vez. en la vida, y sobre ésta, la ultima en que se vieron Mario y Pedro, cues- 10 al primero. —Fue en el ano de 1954, en el teatro Lirico, cuando aquel famo- so mano a mano Pedro Infante-Jor- se Negrete, promovido por éte que ya advertia cl ocaso inminente. Lle- inet no, le esperé a la entra- da y alli permancef hasta verle He- 10 PRESAGIO RE gar en camiseta, sudoroso, pues venia de cumplir otro trabajo. Me vio, abraz6 ¢ introdujo a los came- Tinos, Alli me tuvo con é cinco dias, durante las funciones, en donde cibja por igual a otros amigos. At tigué con tristeza como a Jorge Ne- rete, ya nadie le visitaba, Su ca- récter, su enfermedad y su deca- deneia le habjan convertido en un “don nadie”, mientras Pedro le opacaba pasando a ocupar el alto sitial del otrora famoso “charro-can- tor”. El quinto dia de estancia en el Lirico, Pedro me dijo: Mario, sal- te antes de que termine la funcién, pues la gente no nos va dejar llegar al carro. Pensé por un momento, viéndole acompaiado de dos esbel- tas vedettes. que deseaba estar solo con ellas, por lo que abandoné el local; sin embargo los hechos le dieron la razén: esa noche hubo de intervenir la policia, los bomberos, Ja cruz roje y el personal de otras instituciones para poder despejar el camino a Fedro al término de ac- tuac le multitud que vio el duelo Nezrete-Infante, como la que no pudo entrar pero estaba en- terada de que el reinado de Jor- ge habia legado a sa fin, se ent 46 por completo a Pedro y querian verlo, abrazarlo, tocarlo, levarse un recuerdo de él. Solo la presen- El mismo grupo Mario Casiro, gran amigo de Pedro. cia de gran contingent policiaco y socorrista impidié que aqi che Pedro fuera secuestrado por la multitud, y facilitara la tarea de llegar hasta el sitio donde estaba su carro en el que hufmos felizmente. Mientras todo esto ocurrii ‘como por otro lado, sin que se ran en él y con su orgullo boca- bajeado, salia Jorge Negrete aban- donando el local: Lagrimas de hom- bre rodaban por sus mejilles. Fue esa la tiltima vez que vi con vida a mi amigo Pedro Infante. ‘guasavenses cor Potro al centro, camina por de las callejuelas de la plaza de La Ciudadola, bromeande alegremente, MOJICA Y ALEMAN EN GUASAVE Fray José de Guadalupe, ¢o- pierna y mas tarde dejaria de existir on [a ciudad de Lime cl periodiste José Rosario Ber- nal Pinto) PRESAGIO 11 Siihtitese que’ detiaitotes tres palabras, dirfamos que Roque Cha- ez Castro es: hombre de fe: y lo confirma el hecho dle ver corena- das con el éxito todas las empresas aque ha acometido, A fines de la década de los cua- rents, siendo procesador de la An- derson Clayton & Co. (ACO), abrié la valvule de sus inquietudes y expuso ante un grupo de promi- ores su idea de esta~ 1a radiodifusora en Cuasa- Con estudies en Guadalajara, tenia idea de lo que era la radiodi fasidn en aquellos afics, pero tam= brign de lo que llegaria a ser con el 12 PRESAGIO Fundé XEGS en Guasave ROQUE CHAVEZ CASTRO, Pionero de la radio Chavez, pionero de la radiodifusién en Guasave, en una transmision a principios de 1959. A su lado Por Victor M. Zérate Urbina tiempo. Hablé con tal vehemencia y entusiasme que al término de la platica estaba formada la sociedad que dio vida a XEGS, primera «- taci6n radio emisora comercial de Guasave que inicié operaciones en 1948. Fue un econtecimiento grande en aquellos aftos escuchar transmi- siones de ura radiodifusora loc: misica, novelas, anuneios, comu- nicados diversos, asi como la voz. de locutores, unos venidos de fuera y otros nativos; a los pocos meses el auditorio era considerable, no asi los ingresos de’ la naciente empresa. Pasado un aio, los inversionis- tas, acostumbrados a ganar millo- nadas cada temporada con la v ta del algodon, devidieron retirar- se de la empresa al no obtener las utilidades que esperaban. Roque entendi6 el problema, como pudo adquirié las aeciones de los renun- se qued6 como principal _ accionista de la radio, acompanin- dolesu hermano Oscar, que desde 1 principio fungia como gerente. Roque dio asf macstra de fe, tanto, en el futuro de la radio como en si mismo, COMUNICADOR POR EXCELENCIA |» Roque se con= onaria, pero joven mis grande Siendo joven vierte en también sufte la c Los festojos do ania ‘ran en grande. Agi S de su vida a conecuencia del “crack” algodonero. Se queda en la calle. Y vuelve a mostrar la fe que le carae-» teriza, viene al reencuentro de lo que es su vida: le comunicacién, se introduce de Ileno a la radiodi- fusién y se conecta a nivel nacional con gente del medio. Refuerza sus conceimientos para informar, di- vertir, comerciar ¢ introducir in- clusive tarea cultural entre los ra- dio escuchas, presentando entrevis- tas con grandes personajes de la época. Roque se fortalece, penetra en Nogales y funda radio XEXW, que vende més ‘arde por imposibilidad de atenderli. Se introduce en Los Mochi: donde ya ecisten estaciones de ra- dio, pero sv presencia nacional — participa por entonees en las acti- vidades de la Camara de la Indus- tria de la Radio — y las nuevas ideas, le abren el camino del éxito y le convierten en personaje regio- nal: ha levado competencia y en: riquecido el medio. En TNT Radio 65, de Los Mo- chis, penetra al pueblo y llama po- derosamente la atencién. Hace un radio agresivo que incluso llega a notarse en el ambito nacional, tan- to en el manejo de la informacion como en el de talento local artis. tico. (A él se debe el “slogan” publi- citario que dio a conocer a Guasa- ve en el concierto nacional: Guasa- ve, corazén agricola de México”, que en efecto, identifica a Guasa ve en el mapa de la Repablica). Con Ie radio que inaugura en Los Mechis, Roque forma parte del grupo de estaciones que desde en- tonces intentaba desligerse de los “pulpos” de la radiodifusién en Mé- xico. Siempre se lamenté de que la radio comercial se controlara des- de México, imponiendo todos los cartabones del mundo, y creando ademés los habitos que impusieron a través de las compaiias anun- ciantes, accién que beneficiaba so- bre todo a las cadena nacionales. Para dar una idea de la explo- tacién de que eran objeto los em- presarios radiofénicos de la época, va un ejemplo: las cadenas nacio- rales cobraban el 50 por ciento de la publicidad envieda a la radio de provincia, sin realizar ninguna in- versién, Por cuenta de los empresa- rigs locales corrian todos los gastos, inclusive la transmisidn de novelas. Ello gesté un movimiento de in- dependizacién que empresarios de la €p0ca como Enrique Max G6- mez Blanco, Héctor Ramos, Roque Chavez, Oscar Pérez Escoboss, hi- cieron triunfar tiempo después, de- rrotando nada menos que 2 las ca- denas radiofénicas de don Emilio ‘mesa; Roque en primer término, PRESAGIO 13 Como resultado, este grupo de luchadores crean més tarde la em- presa PROMOMEDIOS, que em- pieza a imponer ciertas cosas en Mé xico, a tal extremo que ya tiene oficinas en Monterrey, Guadala- jara y Leén, Gente como Roque Chavez pro- vocan otro tipo de presencia ra- diofénica, entran a los sistemas modernos con audacia y talento; logran audiciones increfbles e impi den que el periédico o la televi sién les arrebaten radioescuchas. Arriba incursiona junto con otros radiodifusores de Sinaloa en la Camara de la Radio y juntos Megan a ser parte determinante en la formulacién de la Ley de Radio y Television. Las inquietudes de Roque le lle- van a crear una radio distinta ya con la visién de FM, orienta la pro- ‘gramacién hacia las cosas distintas. Crea XEZA, se sale del ranche- raje, del grito, de la saturacién de anuncios, de una continuidad ya muy anquisolada y la convierte en una estacién modema y atracti- va. En Guasave se establecié hace 8 afios la FM por inquietudes de 14 PRESAGIO. Comunicador ante todo, Roque ha ocupado muchos cargos dentro de la Camara de la Industria de la Radio —delegacién Sinaloa— ioe incluso en Ia radio nacional. Nunea ha sido industrial del ra- dio, de hecho su incursién al me- dio fue una elecci6n romantica, por- que negocio en aquellos afios lo era el algodén, no la radio. Pero se que- 6 atraido no por un afén de lu- ero, sino por algo que le gustaba. Més tarde su visién le dijo que aquello seria, en el transcurso del tiempo, un buen negocio. ‘Su fe se puso de manifiesto una vez més en estos tiltimos meses, al ser nominado candidato a presiden- te municipal de Guasave. Como todo buen ciudadano, como aspiracién humana, deseaba legar algin dia a ser el represen- tante de su pueblo. Tres afios an- tes se barajé su nombre, aunque las circunstancias no permitieron el cuniplimiento de tal préposito. No se desmoraliz6, continu tra- bajando como siempre, y levando por delante su fe caracteristica vio como en forma undnime sus cote- rréneos le brindaron su apoyo y sim- patia para eneabezar el gobierno municipal de Guasave, a partir del primero de enero de 1981, Otra vez triunfé la fe del hom- bre, BROWN Y HESMIT, médicos apéstoles Por Jorge Aldana Mendoza Han caido tas hojas del calen- dario por varias décadas pero los guasavenses no han olvidedo los hombres de dos doctores HH. Brown y Francisco Hesmit, verda- deros apéstoles de la medicina. Brown, de nacionalidad nortea- mericana, llegé a radiearse a Gua- save a principios del presente sigio y fue pionero y fiel intérprete del juramento hipocritico. Humano, bondadoso, comprensivo, tendié sus manos’ y sus conocimientos a las clases desheredadas. Murié el 30 de junio de 1930, pobre, al grado de que su sepelio fue costeado por aportacién popu- lar, de ese mismo pueblo agradeci- do al que tanto sirvié y amé. Sus restos deseansan en el cementerio lo~ cal de la cabecera de Guasave. Hesmit es otro de los médieas a quien los guasavenses recuerdan con sincero afecto, pri entre las clases ¢: Pedro Guasave, Tecomates, Ran- ito de los Castro, San Gabriel, Maria, Eldorado y otras ran: aadas en la periferia de El pueblo, por su filantropia y ~ su don de gentes, lo lamaba ca- rinosaménte “Don Panchito Cabe- za Amarrada”. Su deceso ocurrido en el extranjero fue muy sentido entre los guasavenses Otros médicos que dejaron hon- da huella entre el pueblo de este municipio, por su espiritu de servi- cio a la comunidad. fucron Joaquin Camacho Téllezy Séstenes Merca- do, PRESAGIO 15” Hiesiaat ine Ganita hesteriat tan sencilla como ejemplar, tan in- teresante como positiva, que he mes conocido en nuestro recorrido por los caminos de Guasave, y que ‘uisiéramos encontrar en todos los municipios de Sinaloa. Es una historia real, exenta de ficcién, euyo contenido nos mueve a narrarla como un homenaje al esfuerzo, organizacién y honesti- dad de una agrupacién modelo en el campo de la industria sinaloen- se. Es la vida corta pero fruetifera de la Asociacién Rural de Interés Golectivo de Responsabilidad Hi- ISPRESAGIO ‘UNA INDUSTRIA SINGULAR La Asociacién Rural de Interés Colectivo de R.I. “Libertad” Por Héctor Lopez Gamez. mitada “Libertad”, cuya existen- cia_y_prosperidad’ simbolizan el mentis més rotundo a la pesimista tesis de la incompatibilidad de aso- ciacién entre ejidatarios y peque- hos propieiarios. Esta planta despepitadora, ami- gos lectores, es PROPIEDAD de eiidatarios y pequefos agricultores: que en sold 7 afios de sociedad, con trabajo, armonia y honestidad, han logrado pasar de simples socios a PROPIETARIOS de una factoria en constante crecimiento en el muni- cipio de Guasave. Pero empecemos de la historia el principio. UN CADAVER RESUCITADO Por allé en 1972-1973 la planta despepitadora “Libertad” era un cadaver insepulto. Estaba cerrada, intervenida por el Banco Nacional de Crédito Agricola, $.A. , en ga- rantia de un adeudo de 3 millones 200 mil pesos que para la construc- cidén de la misma otorgé en 1970- 1971. Debido a, varios factores, prin- cipalmente la deshonestidad de quienes la manejaron, la planta fracasé y quedé “muerta” por es- cio de das anos. En 1973, el Ing. Agustin Muri- qa. En acto especial, el gobernador Gelder entregé la escritura Virlio a gjidatarios y pequefes propietarios en dueiios absolutes y legitimos de la planta despepitadora. El adeudo se cubr llo Romero se hizo cargo de la ge- rencia del Bangricola en Sinaloa, al enterarse del problema, decidis que era preferible intentar la reca- peracién de la inversion a que esta permaneciera ociosa y sin produ- tir, por lo que hablé con un gr po de pequenos propietari datarios, deposité su confianza en ellos y les dio la responsabilidad de administrar la planta. y ee A mayor prueba de confianza y apoyo, el Ing, Murillo Romero convedié a los nueves administra- dores un plazo de 8 anos para pa- gar el adeudo, pero ademas les otor- 6 un nuevo préstamo por unm lin 760 mil pesos, destinados a re- parar la planta y construir una bo- dega para el almacenamiento de al- godén. Bajo compromiso de liquidar anualmente 439 mil 707 pesos co- mo abono al adeudo y responder a la confianza en ellos depositada, bo- rrando a la ver la imagen negati- va dejada por sus antecesores, los nuevos dirigentes de la sociedad pusieron manos a la obra, sclieitan- ron y obtuvieron la asesoria del DAES y su titular el Lie. Manuel de Jestis Llanes Valdés, quien eon su equipo de colaboradores dio to- do Io que estuvo a su aleanee en con tres anos de anti materia de organizacién, No era tarea facil la que les es- peraba. Por encima de los proble- mas naturales que representa “re- vivir” una empresa dormida por e pacio de des afos, estaba el con promiso de cumplir con las obliga- ones contraidas. En este punto e: taba reflejado ef futuro de la nue- MR Siondo candidato al gobierno fadora, Aqui recit va empresa, ol éxito 0 al ftacaso de- pendia del mismo. AMPLIACIONES EN LA PLANTA La reanudacién de actividades mareé al mismo tiempo el creci- miento de la planta, pues la de- manda de procesamiento indus. trial del algodén fue aumentado cada dia, a grado tal que pronto las instalaciones resultaron insafi- cientes. Ademds de maquilar et al oda de sus asociados, la despepi- tadora procesé tarhbién el de eji- datarios y pequenos propietarios de Ahome y Guasave. Se recurrié, obviamente, a ea- lizar la ampliaeién de la planta en varios aspectos, a efecto de aten- der las demandas cada vez mayo- tes de los solicitantes de servicio. ‘Vamos a resumir, en pocas li- neas comparativas, el avance lo- grado en materia’ de almacena- iento y produecién de pacas: En 1973, la capacidad de al- macenamiento era de 900 tonel das de algodén y hueso: actualmen- te la capacidad es de 3,400 tone- ladas, lo que representa’ un incre- mento del 280% en este renglén; el promedio de produccién diaria de Pacas era de 124, ahora es de 184, ay Sinaloa, el senor Antonio Toledo Corr vist la explicaciones del presidente 1 Consejo de Ad- PRESAGIO 17