Está en la página 1de 1

Los mocos de Pablo ya no estn en su nariz.