P. 1
Revista Proceso - Feb 7 2010

Revista Proceso - Feb 7 2010

|Views: 3.178|Likes:
Publicado porgustavo.ramirez
Los Juvenicidios en Juárez
Los Juvenicidios en Juárez

More info:

Published by: gustavo.ramirez on Feb 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/18/2013

pdf

text

original

INDICE 1736.

indd 3 2/6/10 1:57 AM
CISA Co mu ni ca ción e In for ma ción, SA de CV
Con se jo de Ad mi nis tra ción: Pre si den te, Ju lio Sche rer Gar cía; Vi ce pre si den te, Vi cen te Le ñe ro;
Te so re ro, En ri que Ma za


DI REC TOR: Ra fael Ro drí guez Cas ta ñe da
SUB DI REC TOR DE IN FOR MA CIÓN: Salvador Corro
SUB DI REC TORA DE COMERCIALIZACIÓN: María Scherer Ibarra
SUB DI REC TOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto Herrero
SUB DI REC TOR DE FINANZAS: Alejandro Rivera
ASIS TEN TE DE LA DI REC CIÓN: Ma ría de los Án ge les Mo ra les; ayudante, Marlon Mejía
ASIS TEN TE DE LA SUBDI REC CIÓN DE INFORMACIÓN: Gra cie la Ze pe da
COORDINADORA DE FINANZAS DE RE DAC CIÓN: Be a triz Gon zá lez
EDI CIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Gerardo Albarrán de Alba; Cuauhtémoc Arista, Tomás Domínguez,
Ser gio Lo ya, Enrique de Jesús Martínez
REPORTEROS: Carlos Acosta, Mi guel Ca bil do, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Patricia Dávila, Gloria Leticia Díaz,
Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Ale jan dro Gu tié rrez, José Daniel Lizárraga, Ra úl Mon ge, Ricardo Ravelo, Ro dri go Ve ra,
Rosalia Vergara, Jenaro Villamil
CO RRES PON SA LES: Campeche, Rosa Santana; Co li ma: Pe dro Za mo ra; Chiapas, Isaín Mandujano; Gua na jua to: Ve ró ni ca
Es pi nosa; Jalisco, Fe li pe Co bián; Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos, Arturo Rodríguez;
Tabasco: Ar man do Guz mán; Tamaulipas, Ma. Gabriela Hernández
IN TER NA CIO NAL: Ho me ro Cam pa, coordinador; Corres pon sa les: Buenos Aires: Santiago Igartúa; Madrid: Alejandro
Gutiérrez; Pa rís: An ne Ma rie Mer gier; Washington: J. Jesús Esquivel
CULTU RA: Ar man do Pon ce, edi tor; Ju dith Ama dor Tello, Ja vier Be tan court, Blan ca Gon zá lez Ro sas, Estela Leñero Franco,
Isa bel Le ñe ro, Ro sa rio Man za nos, Jor ge Mun guía Es pi tia, Jo sé Emi lio Pa che co, Al ber to Pa re des, Eduardo Soto Millán, Ra quel
Ti bol, Flo ren ce Tous saint, Rafael Vargas, Co lum ba Vér tiz de la Fuente, Niza Rivera Medina; cultura@proceso.com.mx
ES PECTÁCU LOS: Ro ber to Pon ce, co or di na dor. espectaculos@proceso.com.mx
DEPORTES: Alejandro Caballero, Coordinador; Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra
FO TO GRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Ger mán Can se co, Miguel Dimayuga, Ben ja mín Flo res,
Oc ta vio Gó mez, Eduardo Miranda; ar chi vo histórico, Fran cis co Da niel; asistente, Au ro ra Tre jo; auxiliar, Violeta Melo
AU XI LIAR DE RE DAC CIÓN: Á ngel Sán chez
AYU DAN TE DE RE DAC CIÓN: Da mián Ve ga
ANÁLI SIS: Co la bo ra do res: John Ackerman, Ariel Dorf man, Sabina Berman, Jesús Cantú,De ni se Dres ser, Miguel Ángel Gra-
nados Chapa, Marta Lamas,Pa blo La ta pí Sa rre, Car los Mon si váis, Car los Mon te ma yor, Rafael Segovia, Ja vier Si ci lia, En ri que
Se mo, Er nes to Vi lla nue va, Jorge Volpi; car to nis tas: Gallut, Helguera, Hernández, Na ran jo, Ro cha
CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Ro ge lio Flo res, co or di na dor; Juan Car los Bal ta zar, Li dia Gar cía, Leoncio Rosales
CO RREC CIÓN TIPOGRÁFICA: Jor ge Gon zá lez Ra mí rez, co or di na dor; Se ra fín Dí az, Ser gio Da niel Gon zá lez, Pa tri cia Po sa das
DI SE ÑO: Ale jan dro Val dés Ku ri, co or di na dor; Fer nan do Cis ne ros Larios, An to nio Foui lloux Dá vi la, Ma nuel Foui lloux Ana ya,
Ernesto García Parra
COMERCIALIZACIÓN
PU BLI CI DAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ánge les, Ru bén Báez
eje cu ti vos de cuen ta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062
VEN TAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, Norma Velázquez. Circulación:
Mauricio Ramírez, Christian Arcos, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual Acuña, Fernando Polo, Andrés Velázquez. Suscrip-
ciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080. Delfina Cervantes, Luis Coletor, Ulises de León.
ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Julio Aguilar, Jonathan García.
ADMINISTRACIÓN
RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadora
SIS TE MAS: Jor ge Suá rez, gerente; Eduardo Alfaro, Betzabé Estrada, Javier Venegas
AL MA CÉN y PRO VE E DURÍA: Mer ce des Gue rra, co or di na do ra; Ro ge lio Val di via
MANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor Ramírez
FINANZAS
CON TA BI LI DAD: Ma ría Con cep ción Al va ra do, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, Fe li pe Suá rez, Ra quel Tre jo Ta pia
COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz
OFI CI NAS GE NE RA LES: Re dac ción: Fre sas 13; Ad mi nis tra ción: Fre sas 7. Co lo nia Del Va lle, Mé xi co, DF. CP: 03100
CON MU TA DOR GE NE RAL: Ka ri na Ure ña; 5636-2000
FAX: 5636-2019, Dirección; 5636-2055, Subdirección de Información; 5636-2086, 5636-2028, Redacción.
AÑO 33, No. 1736, 7 DE FEBRERO DE 2010
IM PRE SIÓN: Impresora Transcontinental de México; Durazno 1, Col. San José de las Peritas 16010 México DF.
DIS TRI BU CIÓN: D.F. y Zona Metropolitana: Unión de Expendedores y Voceadores de Periódicos de México, A.C;
Resto de la República y Locales Cerrados: Publicaciones Citem, S.A. de C.V., 5366-0000, Voceadores Puebla, Pue.: Jorge G.
López Morán; Tel. 467-4880
se ma na rio de in for ma ción y aná li sis
agen cia pro ce so de in for ma ción
Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios
Registro No. 105 / 19
EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx
Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 5636-2017
Cer ti fi ca do de li ci tud de tí tu lo No. 1885 y li ci tud de con te ni do No. 1132, ex pe di dos por la Co mi sión Ca li fi ca do ra de
Pu bli ca cio nes de Re vis tas Ilus tra das el 8 de sep tiem bre de 1976. Proceso es una Reserva para uso exclusivo otorgada
por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de Autor en favor de Comunicación e Información, S.A.
de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102
Re gis tro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309
EDI TO R EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Jorge Pérez, Manuel Robles; asis ten te: Ma ría Ele na Ahe do;
Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006
EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010
Soporte técnico: Jorge Suárez y Jorge García; Tel. 5636-2106
COORDINADOR: Alejandro Caballero; procesoradio@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010
Sus crip cio nes DF y zona Metropolitana: Un año, $1,100.
00
; 6 me ses, $660.
00
; Guadalajara, Monterrey y Puebla: Un año,
$1,200.
00
; 6 meses, $720.
00
. Ejem pla res atra sa dos: $40.
00
. Ser vi cios in for ma ti vos y fo to grá fi cos: AP, No ti mex, Reu ters.
Pro hi bi da la re pro duc ción par cial o to tal de cual quier ca pí tu lo, fo to gra fía o in for ma ción pu bli ca dos sin au to ri za ción ex pre sa
de Co mu ni ca ción e In for ma ción, S.A. de C.V., ti tu lar de to dos los de re chos.
agen cia de fotografía
7 de febrero de 2010 • No. 1736
Índice
NARCOTRÁFICO
6 Ciudad Juárez: olor a sangre /Patricia Dávila
10 Del feminicido al juvenicidio /Marcela Turati
14 El Paso-Juárez: el tráfico de la muerte
/J. Jesús Esquivel
16 La estrategia que urge /Jesús Cantú
18 Veracruz, bajo control de La Compañía
/Jorge Carrasco Araizaga
21 La Compañía, sus directivos y su modus operandi...
/Jorge Carrasco Araizaga
POLÍTICA
24 Las alianzas de nadie con nadie /Rodrigo Vera
CORRUPCIÓN
30 Negocios (y transas) de familia /Rosalía Vergara
TRABAJO
34 “Si lo que quieren son mártires…”
/Arturo Rodríguez García
INDUSTRIA
37 El etanol, a extranjeros /Jesusa Cervantes
Foto Portada: Ricardo Ruiz
INDICE 1736.indd 4 2/6/10 1:57 AM
INTERNACIONAL /FRANCIA-MÉXICO
40 Algo personal… /Anne Marie Mergier
INTERNACIONAL /HAITÍ
44 Enemigos sin rostro /Marcela Turati
ANÁLISIS
50 El gatopardismo mexica /Javier Sicilia
51 Ciudad Juárez /Naranjo
52 Interés Público /Miguel Ángel Granados Chapa
54 Familias homoparentales: sus desafíos
/Marta Lamas
55 Imagen sin derecho /Ernesto Villanueva
57 Narrando contra la muerte /Ariel Dorfman
POR MI MADRE, BOHEMIOS
CULTURA
60 Primero el dinero, después la UNESCO
/Judith Amador Tello
66 Páginas de crítica
Arte: ¿Cómo puede ser exitoso un museo?
/Blanca González Rosas
Teatro: Xavier Rojas /Estela Leñero Franco
Danza: Migrantes errantes /Rosario Manzanos
Cine: Un hombre serio /Javier Betancourt
Televisión: Capital 21 /Florence Toussaint
Libros: La atrocidad /Jorge Munguía Espitia
ESPECTÁCULOS
72 Hidalgo, de Serrano, incomodará a la Iglesia
/Columba Vértiz de la Fuente
DEPORTES
74 La bala caprichosa /Raúl Ochoa
77 XLIV Super Bowl: De Manning a Brees
/Beatriz Pereyra
80 Palabra de Lector
82 Mono Sapiens /Adopte un candidato
/Helguera y Hernández
58
77
30
24
44
14
INDICE 1736.indd 5 2/6/10 1:58 AM
Patricia Dávila
C
IUDAD JUÁREZ, CHIH.-
Según el diagnóstico
Incidencia delictiva de
Ciudad Juárez, marca-
do como “confidencial”
por la Dirección de Po-
lítica Criminal y Esta-
dística de la Secretaría
de Seguridad Pública
de Chihuahua, todo el
centro y las principales avenidas de Ciu-
dad Juárez prácticamente están en manos
de la delincuencia.
El reporte fue elaborado bajo la gestión
del entonces secretario Víctor Valencia de
los Santos, quien unas horas después de la
masacre de 15 personas en la colonia Vi-
llas de Salvarcar –que aparece en el citado
análisis como una de las zonas más violen-
tas– renunció a su cargo para contender en
la elección interna del PRI por la presiden-
cia de este mismo municipio.
En áreas como Casas Grandes, Mar-
garitas, Bella Vista, Chamizal, Zarago-
za, Pronaf y Subcentro Urbano (Avenida
Ejército Nacional y Avenida Tecnológi-
co), marcadas como territorio peligroso,
se registraron 221 ejecuciones, tan sólo
del 15 al 21 de enero pasado...
Además, hubo 479 robos con violencia
a locales comerciales, 155 robos sin vio-
lencia a establecimientos, 23 asaltos vio-
lentos a casas habitación, otros 225 sin
violencia, 1,682 robos de autos…
Este desbordamiento de la delincuen-
cia común se suma, inevitablemente, a
la violencia y la inseguridad que aquí se
vive por la delincuencia organizada. El
martes 2, El Diario de Juárez dio a co-
nocer que el día anterior el gobierno de
Estados Unidos había señalado, por se-
gundo año consecutivo, que esta ciudad
permanece bajo una “amenaza crítica”
debido a la violencia derivada de la lucha
contra el narcotráfico.
Los pormenores de la matanza de los
R
i
c
a
r
d
o

R
u
i
z

/

P
r
o
c
e
s
o
f
o
t
o
El lugar de la matanza
Juarez.indd 6 2/6/10 1:51 AM
ñó su hermano menor, José Luis. Siempre
andaban juntos. Yo me puse a ver tele pa-
ra esperarlos. Era mi costumbre. ¡Ninguno
lo presentimos!”
Marcos tenía 19 años, cursaba el ter-
cer semestre de la carrera de Relaciones
Internacionales en la Universidad Autóno-
ma de Chihuahua, en Ciudad Juárez. Jo-
sé Luis, de 16, acudía al Colegio de Ba-
chilleres 9.
Ahora, mientras vela el cuerpo de Mar-
cos y espera la llegada de su hermano, Luz
María sigue recordando:
“Oí balazos. Salí corriendo. En la calle
la gente gritaba. De pronto alguien decía:
‘¡Ahí vienen otra vez!’, y nos agachába-
mos debajo de un carro. Cuando entré a la
casa, al primero que encontré fue al gran-
de, boca abajo. Muerto… Más adelante vi
a mi otro niño: aún respiraba. Mi esposo
lo cargó y en la camioneta lo llevamos a
la Clínica 66 del IMSS, pero no quisieron
atenderlo y nos mandaron a la 35. Al día
siguiente falleció”
Pese a las llamadas telefónicas, nun-
ca llegaron ambulancias. Padres y veci-
nos trasladaron en sus autos a los sobrevi-
vientes. En Ciudad Juárez, invadida por 10
mil efectivos, entre militares, policías fe-
derales, estatales y municipales, ninguno
de ellos acudió para ayudar a los atacados
o para perseguir a los asesinos. Los solda-
dos sólo se presentaron 60 minutos des-
pués para acordonar la zona.
Para las 12:30 ya la gente se había lle-
vado a sus heridos. Los diez que sobrevi-
vieron aún están entre la vida y la muerte.
Los fallecidos fueron sepultados con tris-
teza e indignación.
El miércoles 3, cuando las familias se
disponían a sepultar a ocho de los jóvenes,
el gobernador José Reyes Baeza acudió a
darles el pésame. Ahí, a gritos, le exigie-
ron justicia. “¡El que agarraron, el que di-
cen que es el asesino, no lo es! –se des-
garraba la garganta Patricia Dávila, tía de
Marcos y Luis Piña Dávila– ¡Queremos a
los culpables! ¡Si no pueden, pidan ayuda
al gobierno de Estados Unidos!”. También
le dijo al mandatario que las armas descri-
tas por el detenido José Dolores Arroyo no
concuerdan con las que usaron los asesi-
nos el 30 de enero.
La lluvia, el viento, el frío, no alcanza-
ban a distraer de su dolor a los padres, los
hermanos y los amigos, que lloraban fren-
te a la hilera de ataúdes metálicos y gri-
ses. Como homenaje, los muertos recibie-
ron rosas blancas y rojas, alguna corona.
Brenda fue enterrada con la canción
“Te vas, ángel mío”. Ella, igual que su no-
vio Rodrigo y otro jugador de futbol ame-
ricano, Carlos Medrano, antes de ser lleva-
dos al cementerio recorrieron en hombros
de sus compañeros el enlodado campo don-
de entrenaban cada mañana. El entrenador
animaba: “¡Este juego aún no termina, mu-
chachos!”, y sus padres les daban indica-
ciones como en sus mejores partidos.
Las porras de directivos, maestros y
alumnos para Los Jaguares resonaron en
la escuela. Ni el 62 de Rodrigo ni el 12
de Carlos se volverán a asignar en el equi-
po; los últimos jerseys con esos números
se les entregaron a sus familiares.
Al final del sepelio se soltaron cientos
de globos blancos que llevaban reclamos
estudiantiles escritos con plumón negro:
“¡Queremos paz!”, “¡Queremos justicia!”.
También frases de despedida: “Los vamos
a extrañar”, “son los mejores”.
Se referían a los estudiantes Rodrigo
Cadena, de 17 años; Carlos Lucio Moreno,
de 18; Brenda Ivonne Escamilla Pedroza,
de 17; José Adrián Encina Hernández, de
17; Horacio Alberto Soto Camargo, de 19;
Jesús Armando Segovia Ortiz, de 15; Jo-
sé Luis Aguilar Camargo, de 19; Marcos y
José Luis Piña Dávila, de 19 y 16, respec-
tivamente; y Juan Carlos Medrano, de 17.
Con ellos perdieron la vida los adul-
tos Eduardo Becerra, Édgar Martín Díaz
Macías, Jaime Rosales Cisneros, Manuel
Hernández y Jesús Enríquez Miramontes.
En la calle Villa del Portal aún hay olor a
sangre. Pero huele peor la impunidad.
jóvenes juarenses, que no estaban en un
centro de rehabilitación, sino en la casa
de uno de ellos y con la aprobación de sus
padres, muestra que por terribles que sean
las cifras, siempre son más aterradoras las
historias que las resumen.
Brenda Escamilla tenía 17 años cuan-
do concluyó el sexto semestre en el Cen-
tro de Bachillerato Tecnológico Industrial
y de Servicios (Cbtis) 128 y era alumna
destacada del grupo de ecología. Quería
ser doctora.
El sábado 30 de enero se reunió con un
grupo de amigos en la casa de la calle Vi-
lla del Portal 1308, colonia Villas de Sal-
varcar, para celebrar el cumpleaños de Je-
sús Enríquez, uno de sus compañeros de
estudios. Con Brenda fue Rodrigo Cade-
na, su novio, de la misma escuela, que era
buen estudiante y, dicen, un excelente ju-
gador de Los Jaguares, el equipo de futbol
americano de la Liga Juvenil AA.
En la fiestecita todo iba bien. Había
música, carne asada, botanas y refrescos.
A las 11:30 de la noche, el señor Jai-
me Rosales salió de su casa, ubicada en el
1311, enfrente de donde los jóvenes feste-
jaban. Iba a meter su auto cuando vio que
varias camionetas se atravesaron para ce-
rrar la calle y de ellas bajaron hombres ar-
mados. Le dijo a su esposa que no saliera
para nada y corrió al 1308 porque su hi-
jo estaba en la fiesta. Ya estaba cerca de
él cuando los sicarios dispararon. Lo acri-
billaron por la espalda. Murió, pero logró
salvar a su hijo.
En unos cuantos segundos murieron
15 personas. Diez quedaron heridas. Atro-
pellados relatos, como el de Luz María
Dávila, dan forma a la historia:
“Una semana antes, Marcos, mi hijo
mayor, me platicó que estaba organizan-
do el festejo de su amigo Jesús. El día de
la fiesta me dijo: ‘Mamá, me voy a rasurar
para irme’. Le dije que para qué se arregla-
ba tanto y me contestó que iban a invitar a
unas amigas. Compraron carne para asar.
Se fue a las ocho de la noche. Lo acompa-
La indignación es el sentimiento que impera en Ciudad Juárez por la
masacre de un grupo de jóvenes en la colonia Salvarcar. Y lo es porque
el presidente Calderón dio por hecho que se trató de un enfrentamiento
entre delincuentes; porque el gobernador José Reyes Baeza visitó a los
deudos tan sólo para tomarse la foto, y porque el secretario de Segu-
ridad Pública estatal abandonó la investigación del caso para lanzarse
como precandidato a la presidencia municipal. Entretanto, un diagnós-
tico oficial revela: Juárez está, literalmente, en manos de la delincuencia.

1736 / 7 de febrero de 2010 7
NARCOTRÁFI CO
Juarez.indd 7 2/6/10 1:51 AM
El plan de “La Línea”
Después de perder a los jóvenes, sus fami-
lias tuvieron que aguantar las declaracio-
nes del presidente Felipe Calderón, quien
desde Tokio, Japón, la mañana del martes
2 dejó entrever que las víctimas pertene-
cían a una banda delictiva: “Se trata de un
ajuste de cuentas entre pandillas”, aseguró
antes de cualquier investigación.
Horas más tarde, en la guarnición de la
V Zona Militar, la procuradora de Justicia
del estado, Patricia González Rodríguez, y
el encargado del Operativo Conjunto Chi-
huahua, Felipe de Jesús Espitia, presenta-
ron a los medios de comunicación a Jo-
sé Dolores Arroyo Chavarría como uno de
los “vinculados” con la masacre.
Durante el interrogatorio ante el agen-
te del Ministerio Público federal, el deteni-
do admitió que pertenece a la organización
La Línea, brazo armado del cártel de Juá-
rez. Declaró que, por instrucciones de El 10
o El Diego, acudieron a Villas de Salvarcar
porque uno de sus “chavos”, vecino de la
colonia, lo llamó para decirle que había una
fiesta de puros doblados (una banda cono-
cida como Doble A o Artistas Asesinos).
El Diego fue identificado como José
Antonio Acosta Hernández, originario de
la ciudad de Chihuahua. Según El Heral-
do de Chihuahua, este cabecilla ocupó el
cargo de agente B de la Policía Ministerial
Investigadora desde el 1 de mayo de 1999
hasta su renuncia, el 19 de octubre de 2007.
En la declaración ministerial de Arro-
yo Chavarría se lee: “El 30 de enero de
2010 recibió por teléfono la instrucción de
su jefe Ramón, de apodo El Rama (Adrián
Ramírez), de presentarse en la bolería de
Plaza Juárez. Al llegar, se encuentra con
su jefe El Rama y los integrantes del gru-
po que conoce por los apodos: 15, 16, 18,
26, 27, El 24, El 28, El 30, El 32 y El 37”.
El Rama les informó que iban a “tra-
bajar” a unos doblados que estaban en
una fiesta en Villas de Salvarcar. Para ello
pidió apoyo a la célula que dirige El 51,
quien proporcionó a los sicarios y unos ve-
hículos. Luego lo interroga el MP:
–¿Qué iban a hacer?
–A ejecutarlos.
–¿Por qué los iban a ejecutar?
–Porque eran doblados.
–¿Para quién trabajan Los Doblados?
–Para El Chapo, señor.
–¿Quién les dio ese jale?
–Un trabajador, El 10.
–¿Quién lo autoriza?
–El 51 lo apoyó.
–¿Quién es El 10?
–El Diego, nada más así lo conozco. Es
el jefe de la plaza.
–¿A cuántos ejecutaron ahí?
–Supe que eran 14. No supe más.
–¿Quién te avisa?
–El 12.
–¿Al terminar qué te dicen?
–Que ya me abra, que ya habían
terminado.
Arroyo Chavarría reveló que antes de
la matanza un vehículo peinó la zona de
Villas de Salvarcar para comprobar que no
hubiera policías ni militares en las inme-
diaciones. También dijo que otro halcón
(vigilante), a quien se refirió como El 15,
fue apostado en un libramiento por donde
está un Smart.
Al jale en Villas de Salvarcar fueron El
12, Ramón o El Rama, El 15, El 16, El 18,
El 26 y El 27. Llevaron cuatro vehículos,
con seis sicarios en cada uno, armados de
cuernos de chivo y R-15. La instrucción
era ejecutar a todos los chavos que se en-
contraban ahí.
Se dividieron en dos células: una la di-
rigió El Rama y otra El 51. Arroyo Chava-
rría recibía 2 mil pesos a la semana y le fue
entregado un teléfono y un auto Grand Am
2002, color gris, que conducía el lunes 1,
cuando lo capturaron los militares.
Ese día lo acompañaba su jefe, El Ra-
ma, cuando se disponían a ejecutar a Da-
niel Becerra Vicencio, un integrante de la
Doble A que se pasó a Los Aztecas. Éste
iba en una camioneta Ford Explorer 2004
con una mujer. El Rama murió al enfren-
tarse con los soldados, mientras que Arro-
yo Chavarría fue detenido.
La colonia Villa de Salvarcar, al su-
reste de Ciudad Juárez, no tiene más de
una década de haber sido fundada. Según
la Secretaría de Seguridad Pública del es-
tado, ahí no se ha detectado ninguna pan-
dilla específica. Sin embargo, está encla-
vada en un sector con alto nivel delictivo:
en colonias aledañas, como Bosques de
Salvarcar, dominan Los Tequilanos y Los
Sobacos 13, mientras que en Ejido Sal-
varcar operan varias pandillas, denomi-
nadas “barrios”: Los CO68, Topos, San
Juan y Negro. También están presentes
Cobras 38 y Corona. La colonia Prados
de Salvarcar es territorio de El Kiosco y
Los Bufones.
El citado reporte Incidencia delictiva
de Ciudad Juárez establece que la zona de
Salvarcar es una de las ocho regiones más
delictivas de la ciudad: ahí se registraron,
del 15 al 21 de enero pasados, 27 de los
221 homicidios dolosos.
También se cometieron ahí 47 de los 479
robos con violencia a locales comerciales;
16 de los 155 robos sin violencia; tres de los
23 robos con violencia en casas habitación;
y 27 de los 185 robos sin violencia a casa ha-
bitación. De los mil 417 robos de vehículos
en Ciudad Juárez, 126 se reportaron en Sal-
varcar, 28 de ellos con violencia.
La colonia Villa de Salvarcar tiene, en
general, un nivel socioeconómico bajo.
R
i
c
a
r
d
o

R
u
i
z

/

P
r
o
c
e
s
o
f
o
t
o
El cortejo. Al frente, el ataúd de Brenda
8 1736 / 7 de febrero de 2009
Juarez.indd 8 2/6/10 1:51 AM
En su mayoría la conforman viviendas de
interés social de una sola planta. Muchos
de sus habitantes adultos trabajan en las
maquiladoras.
Indignación y pavor
En varios sectores de la sociedad juaren-
se causaron indignación las declaraciones
de Felipe Calderón desde Tokio y la con-
fesión de Arroyo Chavarría.
El obispo de Juárez, Renato Ascencio
León, oró junto a los féretros y dio la con-
dolencia de la Iglesia católica a la familia
de cada uno de los jóvenes asesinados. Pro-
ceso lo entrevista el martes 2 al mediodía.
–Felipe Calderón atribuyó el asesinato
de los jóvenes a una venganza entre pandi-
llas rivales. Ello implica que los estudian-
tes estaban involucrados en actividades
ilícitas… –plantea la reportera.
–Con todo el respeto que me merece,
con todo y que sea el presidente, ¿cómo es
posible? No puede dar una declaración de
esa naturaleza cuando ni siquiera está en el
país. ¡Eso es una mentira en relación con
quienes murieron!
–¿Se dejó crecer a uno de los cárteles?
–Yo no me meto en eso. Para mí, todos
son hijos de Dios. Pregúntele al señor pre-
sidente por qué permitió que eso sucedie-
ra. Yo no sé de cárteles; yo sé que en Ciu-
dad Juárez hay exceso de violencia.
Esa misma la noche el obispo celebró
una misa por los muchachos asesinados,
frente a sus domicilios, en un altar que im-
provisó sobre una camioneta. Esa noche y
la siguiente la calle de la tragedia se con-
virtió en un velatorio con fogatas, música
y mucha gente que rezaba y lloraba.
El obispo pidió a las familias que reali-
zaran gestiones para construir un templo,
que deberá denominarse “de la Sangre De-
rramada”, en un predio del municipio, cer-
cano al lugar del crimen.
Para la luchadora social Cipriana Jura-
do, no es creíble la declaración de Arroyo
Chavarría sobre su participación:
“Primero, porque el lugar en donde
el halcón estaba vigilando está muy le-
jos de la colonia, y los que conocemos
la zona sabemos que un convoy militar
o de la policía podía entrar por cualquier
otra área. Segundo, es medio inverosímil
lo que dice que iban a ejecutar a Artis-
tas Asesinos. Los jóvenes sí pertenecían
a la AA, pero a la Liga ‘doble A’ de futbol
americano, no como nos lo quieren hacer
creer las autoridades. Estamos en contra
de que se siga criminalizando a las vícti-
mas por falta de una investigación seria y
confiable. La impunidad que estamos vi-
viendo es responsabilidad de los tres ni-
veles de gobierno.”
Hasta el cierre de esta edición, el úni-
co indicio que las autoridades tenían para
relacionar a las víctimas con alguna banda
delictiva es la foto de una pistola, supues-
tamente encontrada en el celular de uno de
los fallecidos, aseguró el alcalde de Ciu-
dad Juárez, José Reyes Ferriz.
No obstante, el miércoles 3 por la no-
che, Juan Manuel Alcántar Anguiano, de
20 años; Francisco Javier Perea García, de
16; Alejandro López, de 15; y Juan Carlos
Villalobos, de 18 –que asistieron a la trá-
gica fiesta–, fueron levantados con violen-
cia por hombres armados y encapuchados,
que los subieron a camionetas de modelo
reciente. Sus familiares denunciaron el se-
cuestro en la Subprocuraduría de Juárez,
pero los jóvenes permanecieron ilocaliza-
bles cerca de 12 horas.
La mañana del jueves 4, la Subprocu-
raduría dio a conocer que ya se encontra-
ban en sus casas. No obstante, la reportera
intentó localizarlos y encontró sus vivien-
das abandonadas. Incluso, personal de
Atención a Víctimas adscrito a la Procu-
raduría General de la República, que esa
mañana pretendía auxiliar a las familias de
los jóvenes, ya no encontró en sus hoga-
res a esas ni a otras familias agraviadas. ●

1736 / 7 de febrero de 2010 9
NARCOTRÁFI CO
Juarez.indd 9 2/6/10 1:51 AM
En Ciudad Juárez la violencia no distingue eda-
des y su estadística criminal la convierte en la más
golpeada del país. Tras la matanza de jóvenes la
semana pasada, la socióloga Teresa Almada, maes-
tra de varios de los caídos, dice a Proceso que la
estrategia del gobierno federal para combatir al
crimen organizado ha sido fallida. Y se lanza con-
tra las autoridades: “Estamos ante un juvenicidio;
están asesinando a muchos jóvenes, a niños, a ni-
ñas. Necesitamos que se pare ya esta masacre”.
Marcela Turati
U
n rap se escuchaba en un pan-
teón de barrio en Ciudad Juá-
rez el 11 de diciembre:
Mi ciudad está sufriendo y
lo que necesita es paz, las ca-
lles están manchadas de san-
gre, desempleados terminan
robando y no por el gusto más bien por el
hambre, mientras que las mafias se disputan
por la plaza un cuerpo es encontrado eje-
cutado a dos cuadras de mi casa, prendo la
televisión buscando diversión y lo primero
que veo es una jovencita de tan sólo 12 víc-
tima de violación, los Estados Unidos se lu-
cen poniendo un muro, sentado en la ban-
queta me pregunto qué será de mi futuro…
Aarón, el adolescente vocalista del
grupo MC Crimen, cantaba con los ojos
cerrados al pie de la tumba de Juan Caza-
rez, un joven de 18 años rafagueado por
los pandilleros de su barrio junto con dos
Marcela Turati
La tumba de “Baser”
10 1736 / 7 de febrero de 2010
Juvenicidio.indd 10 2/6/10 12:46 AM
amigos que hoy descansan en tumbas ve-
cinas. Tenía un pomo de cerveza en la ma-
no que se balanceaba al ritmo del rap.
Tres víctimas de esta guerra en la que
la mayoría de los caídos son jóvenes.
Los amigos del difunto, a quien apoda-
ban Baser, coreaban la canción compues-
ta por Aarón que lleva por título Crónicas
de mi vida, y la cantaban con tanto senti-
miento, como identificados con la rola de
la que conocían bien el estribillo: Las ca-
lles de Juárez, y también los bares, están
siendo testigos cómo se matan los enemi-
gos, escucha, mira y calla o puedes morir
por las balas de una metra-tra-tralla.
El juvenicidio que se vive en Juárez llegó
a su máximo estelar con la matanza de 15 jó-
venes preparatorianos que convivían en una
fiesta casera la noche del sábado 30 de enero.
De pronto, el Congreso de la Unión y el
Senado de la República se preocuparon por
las víctimas de la matanza y condenaron la
violencia que se vive en Juárez, considerada
la ciudad más peligrosa del mundo. El suce-
so escaló espacios en televisoras, periódicos
y radios nacionales e internacionales.
Y cuando la estrategia militar del com-
bate antidrogas comenzó a ser cuestiona-
da, el secretario de Gobernación, Fernan-
do Gómez Mont, y el presidente Felipe
Calderón dijeron que se trató de una riña
entre pandillas; incluso anunciaron planes
futuros para esta ciudad fincada en el ol-
vido y, una vez más, prometieron replan-
tear la fallida estrategia militar que se vie-
ne aplicando desde 2008.
Por todo el país, la gente se preguntó
en qué momento Juárez llegó a esos nive-
les de violencia. Los antecedentes pueden
ser Baser y sus amigos; también los cuatro
jóvenes “fusilados” por otros adolescentes
apenas en diciembre pasado; la veintena
de masacrados en los centros de rehabili-
tación de adicciones también el año pasa-
do; los bebés heridos de bala por ir acom-
pañados de sus papás; los ocho huérfanos
de padre y madre que tuvo que acoger el
DIF; los niños que graban en sus celula-
res las ejecuciones; los 10 mil huérfanos
mutilados de parientes por la violencia…
“Afortunadamente esta masacre (del 30
de enero) parece ser la gota que derramó el
vaso, hemos tenido que esperar a que mue-
ran tantos jóvenes para que la opinión pú-
blica nacional empiece a darse cuenta de lo
que acá está pasando. Se dieron cuenta 4
mil 500 muertos después, y de éstos 80%
eran jóvenes y 30% menores de 19 años”,
dice en entrevista telefónica el diputado lo-
cal por el PRD Víctor Quintana, indignado
como la mayoría de los chihuahuenses.
El legislador, quien se erigió en relator
de derechos humanos y ha subido a la tri-
buna local a denunciar desapariciones for-
zadas, matanzas, excesos de los militares
en la Operación Coordinada Chihuahua,
señala: “Estamos viviendo un juvenicidio.
Los jóvenes de Juárez y del país, ya sean
asesinados o sean ejecutores, son victi-
mas. Y Gómez Mont y Calderón los quie-
ren convertir en culpables y delincuentes”.
El perredista critica los planteamientos
panistas de instaurar toque de queda en esa
ciudad fronteriza, de por sí militarizada y
al tope de retenes, y donde, dice, “los úni-
cos que tienen libertades plenas en el es-
tado son los narcos y sus escuadrones de
exterminación”.
Y explica: “Este hecho nos muestra lo
perverso y el fracaso de la relación del esta-
do con los jóvenes: porque desde 2007 Chi-
huahua era el estado con mayor porcentaje
de jóvenes entre 12 y 18 años que ni estudia-
ban ni trabajaban, con mayor índice de de-
serción en secundaria y prepa, donde a los
jóvenes de 15 a 24 años se les dificulta tres
veces más conseguir empleo y donde la úni-
ca alternativa es la migración forzada o la
pandilla o el narcotráfico o el suicidio. Y to-
dos, ejecutados y ejecutores, son víctimas”.
Futuro roto
Una patrulla me detiene, los polis se ba-
jan y me comienzan a esculcar interrogán-
dome: ¿a dónde te diriges y en qué es lo
que trabajas?, si no te gusta que te miren
mal, entonces por qué no te fajas, como no
traigo nada me dejan libre, más tarde se
escucha una ráfaga y volvemos a lo mismo,
los contrarios de mi vecindario vinieron
acompañados de la muerte, el que está ti-
rado en medio de la carretera es un amigo
y esta vez no tuvo suerte… cantaba Aarón
en el cementerio perdido entre las casas.
La madre de Juan no dejaba de llorar. A
pesar de los anteojos oscuros se le veía la ten-
sión en la cara. Ella fue quien envió un correo
electrónico al rapero, a quien no conocía, y lo
invitó al panteón a cantarle a su hijo.
“A él le gustaban mucho tus cancio-
nes”, le escribió.
La hermana de Baser –pelo negro bri-
lloso, largas pestañas postizas y minifalda
negra– plantaba flores de plástico sobre el
monte de tierra. Al final, una mujer joven le
pidió al rapero su teléfono y le explicó que
lo llamará cuando regrese su hijo quincea-
ñero, el único sobreviviente del asesinato,
a quien tuvo que mandar al exilio para que
los malandros de la cuadra no lo mataran.
MC Crimen es uno de los grupos de
raperos y hiphoperos itinerantes que can-
tan y bailan por la ciudad, y ponen letra y
movimiento a los horrores cotidianos que
viven los niños y jóvenes juarenses que
ven ejecuciones en el patio de la escue-
la o adentro de su propia casa y que están
en riesgo por andar cerca de alguien con
cuentas pendientes. O sin ellas.
Desde el año pasado, los alumnos de la
Universidad Autónoma de Ciudad Juárez
ya habían comenzado a manifestarse por
la paz, a raíz de que desaparecieron dos
compañeras y los asesinatos sucesivos de
profesores y compañeros.
Ahora la tragedia tocó a los Cbtis, los
bachilleres, las prepas y las ligas de fut-
bol. Y, según la información que surge ca-
da día, tocó a puro estudiante y deportista
ejemplar, a aquellos que se habían escapa-
do de la estadística de la exclusión educa-
tiva, a quienes no podían ser culpados de
su propia muerte por andar en pandillas.
“Encima de todo, las autoridades plan-
tean que los mataron por un pleito en-
tre bandas. Es una construcción terrorífi-
ca porque aunque en este caso no fue así,
si lo hubiera sido, ¿a poco eso justifica el
crimen?, ¿qué alternativas de vida dan pa-
ra que miles de chavos dejen de relacionar-
se con bandas?”, dice enojada la socióloga
Teresa Almada, entrevistada por teléfono.
Del feminicidio
al
“juvenicidio”

1736 / 7 de febrero de 2010 11
NARCOTRÁFI CO
Juvenicidio.indd 11 2/6/10 12:46 AM
Directora de Casa Promoción Juvenil e
integrante de la Mesa de Infancia del Con-
sejo Ciudadano de Desarrollo de Juárez,
Almada dice que los jóvenes juarenses son
doblemente víctimas, porque: “o son ase-
sinados, resultan heridos o presencian el
crimen, o sufren por la falta de oportuni-
dades y algunos finalmente se enrolan en
el crimen organizado, porque la sociedad
no les ofrece más que violencia”.
E insiste: la línea divisoria entre víc-
tima o victimario es frágil, si se tiene en
cuenta que 30% de los adolescentes de en-
tre 12 y 15 años no estudian ni trabajan,
que faltan prepas, que la crisis económi-
ca vació secundarias y que todos están ex-
puestos a una violencia generalizada.
Ni los niños se salvan
El rap que coreaban ante la tumba es certe-
ro: Mujeres mueren, niños mueren, por la
maldita crueldad que los sicarios tienen
y no conviene quitar la vida por riqueza,
ya que si algo nos enseñó el de arriba fue
la nobleza, recuerda que las drogas y la
ambición al pozo llevan…
La bitácora de la violencia en Juárez es es-
calofriante: en febrero de 2009, Bryan Marce-
lino González, un charro de 10 años que cur-
saba cuarto grado de primaria, fue asesinado
en un bulevar cuando acompañaba a su her-
mano a transportar alfalfa; el 3 de octubre de
ese mismo año, Laisa, de nueve años, es ve-
lada, mientras su hermano Enrique, de ocho,
está en terapia intensiva con un disparo en la
cabeza. Los dos fueron baleados en el parque
donde jugaban cuando desde una camioneta
dispararon contra su papá y su patrón.
En la estadística de 2008, también fi-
guraban menores: el 18 de abril de 2008,
la pick up del policía municipal Alejandro
Martínez Casas quedó perforada por las rá-
fagas que recibió. El uniformado quedó sin
vida, junto con su hijo Alejandro, de ocho
años. Alrededor, 245 casquillos percutidos.
El 12 de mayo siguiente, el quincea-
ñero Jorge Alfonso Zamora muere herido
por una bala perdida que le atravesó el ab-
domen mientras estudiaba en su casa. Y el
9 de junio, Alexia Belem Moreno camina-
ba a la tienda con unas amiguitas cuando
unos hombres la forzaron a subir a su ca-
mioneta y la usaron como escudo antiba-
las. Un balazo de AK-47 le dio en la cabe-
za. No alcanzó a terminar la primaria.
Semanas después, el 18 de julio, que-
daron tendidos Raúl Alexander Golpe Ji-
ménez, de 14 años, y Édgar Domínguez
Galicia, de 15, estudiantes de secundaria;
rafagueados por desconocidos.
El Norte de Juárez elaboró una esta-
dística de la violencia a partir de informa-
ción proporcionada por la Subprocuradu-
ría de Justicia, según la cual de enero de
2008 a septiembre de 2009, 132 niños y
adolescentes menores de 18 años fueron
asesinados. Entre las víctimas hubo infan-
tes de ocho meses.
Sin embargo, una estadística más pun-
tual, elaborada por El Diario de Juárez
con cifras oficiales, reveló que sólo en
2008 fueron asesinadas con arma de fue-
go al menos 460 menores de 25 años y que
otras 900 víctimas tenían menos de 35.
Sólo 300 de los asesinados ese año pasa-
ban los 35.
Registros de la Dirección de Seguridad
Pública municipal indican que al menos
14 mil adolescentes de entre 13 y 17 años
forman parte de 521 pandillas que operan
en 86 colonias. Y la Asociación de Maqui-
las sostiene que la violencia en la ciudad
ha dejado a 10 mil huérfanos.
Teresa Almada, maestra de algunos
de los bachilleres asesinados, lamenta:
“No hay ningún resultado en dos años de
presencia de los militares; no sabemos a
quiénes combaten, porque no hemos visto
ningún enfrentamiento contra narcos, só-
lo retenes y abusos contra la población ci-
vil. La estrategia es totalmente equivoca-
da, mejor que les congelen las cuentas a
los narcos, que elaboren una estrategia in-
tegral que prevea alternativas de vida, eco-
nómicas y productivas para los jóvenes que
han visto en el narcotráfico una opción, y
que se haga una importante inversión en
educación, en desarrollo, en creación de
empleo”.
La especialista dice que debe replan-
tearse la estrategia que, insiste, sólo ha de-
jado a los juarenses “sumidos en la tris-
teza”, y señala: “El año pasado hubo 120
menores asesinados y en lo que va de este
año hemos tenido asesinatos de bebés de
nueve meses, de un año. A un niño de sie-
te años que balearon con su padre, aunque
iba herido del pie e intentó correr, lo alcan-
zaron las balas”.
Y remata: “Estamos ante un juvenici-
dio; están asesinando a muchos jóvenes, a
niños, a niñas. Necesitamos que se pare ya
esta masacre”. ●
M
a
r
c
e
l
a

T
u
r
a
t
i
11 de diciembre de 2009. La despedida
12 1736 / 7 de febrero de 2010
NARCOTRÁFI CO
Juvenicidio.indd 12 2/6/10 12:46 AM
Juvenicidio.indd 13 2/6/10 12:47 AM
14 1736 / 7 de febrero de 2010
E
L PASO.- La zona limítrofe en-
tre Ciudad Juárez, Chihuahua,
y esta ciudad, es desde hace
varios meses la principal puer-
ta de entrada para las armas de
fuego y el dinero del narcotrá-
fico que llegan a México de Es-
tados Unidos, como consecuencia de la
corrupción que afecta al sistema aduanal
mexicano, sostienen agentes federales
estadunidenses.
“Creemos que por Ciudad Juárez entra
a México más de 65% del dinero proceden-
te de la venta de drogas en Estados Unidos,
además de un gran número de armas de
fuego que es muy difícil de calcular”, co-
menta en entrevista con Proceso un agente
federal estadunidense que fue ubicado en
El Paso para rastrear dichos flujos.
El martes 2, Dennis Blair, director
nacional de Inteligencia del gobierno de
Barack Obama, reportó al Comité Selecto
de Inteligencia de la Cámara de Senadores
El Paso-Juárez:
J. Jesús Esquivel
el tráfico de la
muerte
Oficina de Aduanas y Patrulla Fronteriza
(CBP), ambas dependientes del Departa-
mento de Seguridad Interior, refieren que
en Ciudad Juárez aumentó la entrada de
armas de fuego y dinero de la droga desde
hace más de seis meses, cuando se forta-
leció la vigilancia, “con nueva tecnología
y más personal de varias agencias federa-
les”, en los puntos de Arizona y California
colindantes con México.
“Y no es porque aquí en El Paso no ten-
gamos el personal suficiente o la tecnología
para detectar el flujo de armas o de dinero;
lo que pasa es que del lado mexicano las ins-
pecciones son menos rigurosas o casi nulas,
sobre todo a las personas que entran cami-
nando a Ciudad Juárez”, indica al reportero
un agente de la CBP en el puente Santa Fe.
De acuerdo con los análisis de las
agencias de seguridad de Estados Unidos
que operan en esta ciudad, los cárteles
mexicanos han ubicado en Ciudad Juárez
sus principales centros distribuidores de
las armas y el dinero que llegan por El Pa-
so desde más de 35 estados de los 50 que
componen la Unión Americana.
Otro funcionario federal estaduniden-
se que también está asignado a El Paso ex-
plica de la siguiente manera dicho tráfico:
En lo que se conoce como Operación
Hormiga, miembros de los cárteles mexi-
canos en Estados Unidos ubican a perso-
nas (casi en su totalidad mexicanos) que
que la venta de drogas en Estados Unidos
genera a los cárteles del narcotráfico ga-
nancias anuales de 18 mil a 39 mil millo-
nes de dólares, y aseguró que 90% de los
narcóticos sudamericanos en EU ingresan
por el territorio mexicano.
“El gobierno de México se queja de que
nosotros no hacemos todo lo que debiéra-
mos para detener las armas y el dinero que
terminan en manos del narcotráfico, y pro-
bablemente tenga algo de razón, pero parte
del problema recae también en el sistema
aduanal mexicano, que no es tan riguro-
so en las inspecciones a los peatones que
llegan a Juárez por esta zona fronteriza”,
anota el agente estadunidense durante una
entrevista realizada bajo la condición de
que no se revele su nombre.
La ciudad de El Paso es un punto estraté-
gico en la lucha de Estados Unidos contra el
narcotráfico, el lavado de dinero y el tráfico
de armas y de personas, pero desde allí se pal-
pa también lo que ocurre en Ciudad Juárez.
Agentes y funcionarios de la Ofici-
na de Servicios Migratorios y Aduana-
les (ICE, por sus siglas en inglés) y de la
Ricardo Ruiz
El Paso 1736.indd 14 2/6/10 12:41 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 15
Según agencias de seguridad de Estados Unidos, varios
cárteles mexicanos establecieron en Ciudad Juárez los
principales centros de acopio de armas y dinero que, de
manera ilegal, ingresan al territorio mexicano por El Paso,
Texas. Agentes y funcionarios entrevistados revelaron que,
en medio de la corrupción aduanal o la falta de inspección
en los cruces hacia México, una gran cantidad de peatones
y automovilistas que recorren diariamente los puentes
introducen narcodólares y armamentos con novedosas
estrategias, como dividir un arma en partes que trasladan
diferentes personas…
NARCOTRÁFI CO
cruzan diariamente la frontera para traba-
jar o hacer compras de todo tipo aquí en
El Paso o en Las Cruces, Nuevo México,
pero que viven en Ciudad Juárez.
Tras llegar con ellas a un acuerdo, las
hacen introducir a México todos los días
ciertas cantidades de dólares o pesos, así
como armas en partes, dentro de sus mo-
chilas, carteras, bolsas del supermerca-
do, cajas de juguetes, etcétera. Es decir,
cada arma de fuego es dividida en partes
que trasladan diferentes personas.
En cuanto al dinero, se trata de cantida-
des moderadas de 5 mil a 10 mil dólares, y
a cada hormiga le pagan entre 500 y 700
dólares, mientras que el traslado de armas
en partes se tasa entre 100 y 500 dólares.
“Por los puentes que hay entre Ciu-
dad Juárez y El Paso (Santa Fe, Reforma,
Córdoba-Américas y Zaragoza-Ysleta)
entran caminando a México miles de per-
sonas todos los días, sobre todo al final
de la jornada –entre las 17:00 y las 21:00
horas–, lo cual hace aún más fácil el tráfi-
co ilegal de armas y dinero, y más difícil
y menos rigurosa la inspección aduanal a
peatones”, puntualiza el funcionario.
El pasado 27 de enero, el reportero y el
agente de la CBP permanecieron entre 40
y 45 minutos –poco después de las 16:00
horas– observando el cruce peatonal hacia
México sobre el puente Santa Fe. En ese
lapso, los aduaneros mexicanos no revisaron
a ningún peatón ni los paquetes, bolsas, mo-
chilas y/o cajas que portaban los migrantes.
Ni siquiera los hicieron pasar por debajo de
la máquina detectora de metales (arco).
“La clave para encontrar el dinero ilegal
o las armas que se introducen a todo México
por Ciudad Juárez es la inspección detallada
de todas las personas que entran caminan-
do por los puentes”, advierte el agente de la
CBP, para de inmediato subrayar: “… Pero
como usted lo ha visto, no se hace, o se hace
muy poco ese tipo de inspección”.
Las agencias federales de Estados Uni-
dos localizadas en El Paso coinciden en que
su tarea no es hacer el trabajo de las autorida-
des mexicanas, más allá de los compromisos
de cooperación bilateral. Los funcionarios
consultados por Proceso sostienen que su
prioridad es revisar autos, personas y camio-
nes de carga que llegan a esta ciudad texana a
través de Ciudad Juárez.
“Del otro lado, ese trabajo correspon-
de a las autoridades mexicanas”, matiza
un funcionario de Estados Unidos para el
que “la problemática sigue siendo la co-
rrupción por narcotráfico que ha permea-
do al sistema aduanal en Juárez”.
Agentes del Buró de Alcohol, Tabaco,
Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por
sus siglas en inglés) que operan en El Pa-
so están a cargo de las labores de inteli-
gencia para detectar autos que transportan
armas o dinero hacia México, además de
informar a sus homólogos mexicanos en
caso de que un automóvil sospechoso ha-
ya logrado ingresar al territorio de México
(véase recuadro).
“Lo que más nos afecta es la corrup-
ción. Existe en ambos lados de la frontera,
no lo voy a negar, pero no puede ser que
un gobierno como el de México, que re-
clama tanto por el tráfico de armas y de
Año fiscal 2008 Año fiscal 2009
Total de drogas confiscadas 39.59 toneladas 39.81 toneladas
Mariguana 39.48 toneladas 39.65 toneladas
Cocaína 107.5 kilos 148.3 kilos
Heroína 6.89 kilos 3.68 kilos
Metanfetaminas 680 gramos 9.07 kilos
Personas detenidas 30 mil 312 14 mil 999
Personas rescatadas 47 22
Personas encontradas muertas 8 5
(El año fiscal en Estados Unidos empieza el 1 de octubre y termina el 30 de septiembre)
Acciones del lado estadunidense
dinero que va de este lado para allá, no
ponga más atención al sistema aduanal,
como el de Juárez, que es una de las ciuda-
des más violentas de todo el país”, mani-
fiesta el agente federal de la CBP.
Entre las tácticas o estrategias que los
cárteles aplican en el cruce fronterizo, las
agencias federales estadunidenses destacan
la que denominan “el entrampamiento”…
Se trata de un auto manejado por una
persona que procura llamar la atención
con su nerviosismo, por lo que agentes
aduanales mexicanos lo someten a una
rigurosa inspección con diversos aparatos
y con los perros entrenados para la detec-
ción de armas y dinero.
Mientras todo esto ocurre –e inclusive
si el conductor del vehículo es arrestado
por transportar pequeñas cantidades de
municiones o efectivo–, otros automóviles
formados en las líneas del cruce fronteri-
zo que llevan grandes cantidades de armas
o dinero logran pasar a Ciudad Juárez sin
inspección por la distracción que provoca
el incidente del automóvil detenido.
“Ese momento –subraya el agente de la
CBP– también es aprovechado por los nar-
cotraficantes para meter armas y dinero me-
diante las personas que entran caminando a
México. Hay incluso ciudadanos mexicanos
(hombres y mujeres) que sólo se dedican a
eso: a trasladar dinero de El Paso a Juárez.”
A la oficina central del ATF, con sede
en Washington, Proceso le solicitó las es-
tadísticas sobre las cantidades de armas
o dinero que sus agentes han confiscado
durante el último año, pero hasta el cierre
de esta edición la dependencia no había
respondido a la solicitud.
Por su parte, la oficina de ICE en El
Paso, cuya tarea primordial no es confis-
car armas o dinero sino contener el tráfico
de drogas y personas –indocumentados–
de México a Estados Unidos, entregó a
este semanario las cifras de narcóticos y
personas que confiscó o detuvo en esta
línea fronteriza durante los años fiscales
2008 y 2009. ●
El Paso 1736.indd 15 2/6/10 12:41 AM
16 1736 / 7 de febrero de 2010
Después de 38 meses de empecinar-
se en defender su estrategia de combate al
narcotráfico, el presidente Felipe Calderón
reconoció el martes 2 en Japón: “Lo que sí
me queda claro es que no basta la acción
policiaca o del gobierno, de las Fuerzas Ar-
madas. Se requiere una estrategia integral
de recomposición social, de prevención y
tratamiento de adicciones, de búsqueda de
oportunidades de empleo, de esparcimien-
to y educación para jóvenes”.
Después de que los asesinatos relacio-
nados con el narcotráfico casi se multipli-
caron por 10 en los tres años de su mandato,
se da cuenta que no basta la fuerza bruta
para resolver el problema, cuando las voces
de alerta surgieron desde el día que decidió
enviar al Ejército a Michoacán. En 2005
se contabilizaron aproximadamente 850
homicidios por este motivo; en 2009, de
acuerdo con los medios de comunicación,
ascendieron a casi 8 mil, y tan sólo en ene-
ro de 2010 rondaron los 950 asesinatos. Es
decir que en 2005 el promedio de homici-
dios diarios fue de 2.3, en 2009 de 21.9 y en
enero de 2010 de 31.6.
El asunto es todavía peor en Ciudad
Juárez, que se encuentra bajo la responsa-
bilidad del Ejército desde el 27 de marzo
de 2008 y que durante 2008 y 2009 fue
la más violenta del mundo, con un índice
de 191 homicidios por cada 100 mil habi-
tantes, como señaló José Antonio Ortega,
presidente del Consejo Ciudadano para la
Seguridad Pública y la Justicia Penal de
esa urbe. Ahí, en 2007, se cometieron 350
asesinatos; en 2009, más de 2 mil 630 y,
en enero de 2010, casi 230.
No es la primera vez que Calderón ha-
bla de una estrategia integral para enfren-
tar a la delincuencia organizada. El 7 de
marzo de 2007, poco menos de tres meses
después de haber enviado fuerzas militares a
Michoacán –el 11 de diciembre de 2006, 10
días después de su toma de posesión– anun-
ció el programa llamado Estrategia Integral
para la Prevención del Delito y Combate a
la Delincuencia. Sin embargo, al presentar
los detalles se vio que se concentraba sobre
todo en medidas y acciones para tratar de me-
jorar el desempeño de las fuerzas encargadas
de combatir el crimen organizado (Ejército,
Armada, Policía Federal y las corporaciones
estatales y municipales), lo mismo que para
La estrategia que urge
avanzar en la coordinación entre ellas y, desde
luego, promover la “cultura de la legalidad” y
la participación ciudadana, ésta limitada a los
consejos consultivos.
Ahora por lo menos Calderón reconoce
la necesidad de atender los problemas socia-
les y enuncia ámbitos ajenos a los militares,
policiacos y de justicia. Sin embargo, todo
indica que se pretende complementar la es-
trategia de combate a la delincuencia orga-
nizada con otras medidas, no replantear la
estrategia en sí misma, que es lo necesario.
Lo primero que debe hacerse para ela-
borar una estrategia exitosa es tener un
diagnóstico adecuado, y para contar con él
es preciso reconocer los grandes cambios
que ha sufrido el narcotráfico en el mundo
y particularmente en América:
a) Hubo un importante cambio en la
oferta de drogas. Antes eran principalmente
de origen natural, lo cual hacía que los paí-
ses latinoamericanos fueran los principales
productores; pero ahora se trata sobre todo
de drogas sintéticas, que los países desa-
rrollados, particularmente Estados Unidos,
pueden producir autónomamente; b) esto se
traduce en una disminución de la demanda de
droga latinoamericana por parte de los esta-
dunidenses, al margen de cómo se comporte
su consumo, ya que muchos sólo cambiaron
de producto. Esto recrudece la disputa por los
mercados latinoamericanos, que a su vez se
agudiza en México; y c) el desplazamiento
del control del narcotráfico de Colombia a
México: hoy los cárteles mexicanos contro-
lan los principales mercados.
Estos tres cambios fundamentales, au-
nados a los ancestrales problemas estructu-
rales de México en los ámbitos económico
y social, enmedio del vacío generado en el
ámbito político por el derrumbe del pre-
sidencialismo metaconstitucional que to-
davía no tiene un reemplazo institucional,
constituye el caldo de cultivo ideal para el
fortalecimiento de dichos cárteles.
Como segundo paso en la implanta-
ción de una estrategia eficaz, hay que estar
dispuesto a explorar nuevas alternativas.
Esto implica diseñar políticas públicas de
manera conjunta para atender los cuatro
ámbitos básicos: político, económico, so-
cial y de seguridad y justicia.
De manera enunciativa, no exhaustiva,
en el ámbito político deben definirse las
responsabilidades y atribuciones de los tres
órdenes de gobierno y de los tres poderes,
tanto en el caso de los estados y como en
la federación. En lo económico se necesita
enfocar el presupuesto, junto con políticas
que permitan detonar el desarrollo de re-
giones específicas. En el aspecto social im-
pactan directamente las políticas de salud,
de educación y de combate a la pobreza,
que deben aplicarse de forma integral y no
como miscelánea o de manera aislada.
Una nueva estrategia también exige
cambiar totalmente el enfoque de seguridad
y justicia, pues si bien es cierto el mayor
problema de este ámbito es la impunidad
reinante en México, deben ser cuestionadas
profundamente tres premisas vigentes has-
ta hoy: una, el rechazo a discutir siquiera
la legalización de algunas drogas; dos, la
participación del Ejército y la Marina en el
combate al narco; y tres, la lógica de que
mayores sentencias penales se traducen au-
tomáticamente en menor delincuencia.
La mayor resistencia al tema de la lega-
lización proviene de Estados Unidos, que
hasta hoy ha impuesto sus reglas porque
le conviene, aunque no suceda así con los
países que tienen que aplicar sus políticas.
Por una parte el gobierno estaduniden-
se, a través de convenios como la Inicia-
tiva Mérida, canaliza recursos públicos
para apoyar a sus empresas y organizacio-
nes de la sociedad civil, como documen-
tó El Universal el lunes 1: “70% de los
montos autorizados ya están contratados
(por el gobierno de Estados Unidos) para
transferir equipo y tecnología que ayuden
al gobierno mexicano en la lucha contra el
crimen organizado”. Entre los consorcios
favorecidos se cuentan Bell, DynCorp,
Cessna, Harris y Northrop Grumman Cor-
poration. Pero también incluye programas
como el de la “cultura de la legalidad”.
También se beneficia la industria es-
tadunidense de las armas, pues como re-
veló el propio Calderón en conferencia de
prensa, de las 50 mil armas, los 7 millones
de cartuchos y las casi 3 mil granadas que
se han decomisado al crimen organizado,
“la mayoría de ellas (fueron) vendidas le-
galmente en Estados Unidos”.
La discusión sobre la legalización de al-
gunas drogas también influye en el aspecto
económico, pues como señaló el escritor
16 1736 / 7 de febrero de 2010
J E S Ú S C A N T Ú
El Paso 1736.indd 16 2/6/10 12:41 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 17
Mario Vargas Llosa en un artículo publicado
en el diario Reforma el pasado 10 de enero:
“El problema no es policial sino económico.
Hay un mercado para las drogas que crece
de manera imparable, tanto en los países de-
sarrollados como en los subdesarrollados, y
la industria del narcotráfico lo alimenta por-
que le rinde pingües ganancias”.
Además, la descriminalización permi-
tiría redireccionar grandes sumas de dine-
ro a los otros ámbitos y, eventualmente,
incluso captar más recursos para el erario
público, en el caso de que no únicamente
se legalice el consumo de algunas drogas,
sino además se grave su venta.
Esto ya se está estudiando en el Con-
greso de California. Según una nota publi-
cada en Reforma el 13 de enero, el Comité
de Seguridad Pública de la Legislatura de
California dictaminó favorablemente una
propuesta del legislador Tom Ammiano
para autorizar la venta libre de mariguana
en el estado y establecer impuestos a su co-
mercio, con lo que, calculan, pueden captar
mil 300 millones de dólares anuales.
Las voces en favor de la legalización se
multiplicaron durante los últimos meses.
En marzo de 2007, el exfiscal colombiano
Gustavo de Greiff Restrepo se manifestó en
ese sentido en una entrevista con Proceso.
Por las mismas fechas, el escritor mexicano
Carlos Fuentes, en el marco del IV Con-
greso Internacional de la Lengua Española,
que se realizó en Cartagena de Indias, Co-
lombia, señaló: “Se debe legalizar (la droga)
pero tiene que ser una medida universal, una
medida que adopten todos los países. No
pueden ser uno o dos los países, tienen que
ser todos porque (en la lucha contra el nar-
cotráfico) se ha derramado mucha sangre”.
En febrero de 2009, el expresidente
de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, el
colombiano César Gaviria y el mexicano
Ernesto Zedillo propusieron lo mismo, a
fin de que los Estados privilegien la pre-
vención de adicciones. Vargas Llosa, en
el artículo citado, señala como alternativa
“descriminalizar el consumo de drogas
mediante un acuerdo de países consumi-
dores y países productores, tal como vie-
nen sosteniendo The Economist y un buen
número de juristas, profesores, sociólogos
y científicos en muchos países del mundo
sin ser escuchados”.
Hay que escuchar a esos especialistas
y, al menos, discutir el tema abiertamen-
te, ya que se trata de una opción viable.
Como señala De Greiff, “la medida no
significa una invitación al consumo de
estupefacientes, sino quitarle el negocio a
los narcotraficantes y regularlo. Significa
suprimir la corrupción” (Proceso 1590).
Vargas Llosa también da un excelente
argumento sobre el problema de la corrup-
ción: “El resultado de movilizar al Ejército
en un tipo de contienda para la que no ha
sido preparado tendrá el efecto perverso de
contaminar a las Fuerzas Armadas con la co-
rrupción y dará a los cárteles la posibilidad
de instrumentalizar también a los militares
para sus fines. Al narcotráfico no se le debe
enfrentar de manera abierta y a plena luz,
como a un país enemigo: hay que combatir-
lo como él actúa, en las sombras, con cuer-
pos de seguridad sigilosos y especializados,
lo que es tarea policial”.
Así que, si bien la lucha antinarco no
puede ganarse con las policías actuales,
tampoco tiene sentido mantener la participa-
ción militar masiva, pues como se constató
en el operativo donde murió Arturo Beltrán
Leyva, ya se tuvo que recurrir a la Marina
ante la sospecha o evidencia de que el capo
ya tenía comprado al Ejército. Y después de
la Marina ya no hay otra instancia.
Donde todavía hay mayor espacio para
ensayar vías alternas es en el ámbito de las
penas judiciales y la aplicación de la ley. El
pasado 10 de enero, Jeffrey Rosen, profe-
sor investigador de la Universidad Geor-
ge Washington, publicó en The New York
Times un excelente artículo donde muestra
los resultados de las políticas aplicadas en
Hawai, Boston y Chicago para combatir la
delincuencia, con base en el enfoque de que
la estrategia más efectiva para disuadir la
criminalidad debe “centrarse en incrementar
la legitimidad del sistema de justicia crimi-
nal a los ojos de quienes han violado la ley o
son propensos a hacerlo”.
Rosen indica que “las personas son más
propensas a obedecer la ley cuando son
sujetas a castigos que perciben como le-
gítimos, justos y consistentes, que cuando
los perciben como arbitrarios y capricho-
sos”. Y cita al juez Steven Alm, de Hawai:
“Cuando el sistema no es consistente y pre-
decible, la gente piensa que los criminales
son sancionados arbitrariamente” por pre-
juicios, influencias o caprichos, y no per-
ciben “que todo el que quebranta la ley es
tratado igual y de la misma manera”.
La inspiración de Alm fue David M.
Kennedy, profesor del John Jay College,
pionero de este nuevo enfoque de disua-
sión a través de penas menores y dise-
ñador del programa de cese al fuego en
Boston, cuya base es la promesa de “me-
nos crimen y menos castigo”.
En Boston se logró reducir los asesi-
natos en más de 60% con este programa.
En Chicago, la tasa de homicidios mensual
cayó en 37% y actualmente se encuentra en
el nivel más bajo de los últimos 30 años.
Y en Hawai bastaron seis meses para que
cayeran en 93% los resultados positivos de
los exámenes antidrogas que se aplican a
los infractores liberados bajo palabra.
Ya que el presidente Felipe Calderón y
el secretario de Gobernación Fernando Gó-

1736 / 7 de febrero de 2010 17
mez Mont reconocen la necesidad de una
estrategia integral, las opciones son múlti-
ples, pero requieren de una acción decidida
y comprometida de los tres poderes.
En materia de seguridad pública, el Con-
greso tiene mucho que hacer además de lla-
mar a comparecer a los secretarios del ramo
y exhibirlos públicamente o escuchar sus
argumentos triunfalistas; los legisladores
deben abocarse a participar en el diseño de
las muchas reformas que precisa una nueva
estrategia contra el narcotráfico.
Las opciones contra la delincuencia or-
ganizada no son combatirla frontalmente,
negociar con ella o cederle el control. Se trata
de construir una estrategia integral que verda-
deramente la limite y someta, lo cual requie-
re de un enfoque totalmente nuevo y de la
participación ciudadana, no únicamente en
consejos y comités de evaluación, sino en la
construcción de una nueva cultura cívica, en
la legitimación del enfoque de disuasión y
en el trabajo comunitario.
Pero hay que recordar que para involu-
crar a los ciudadanos primero es necesario
ganar su confianza. Esto implica crear ins-
tituciones eficientes y efectivas, no sim-
plemente sacar al Ejército a la calle y dar
golpes mediáticos. ●
El Paso 1736.indd 17 2/6/10 12:41 AM
C
on protección institucional, Los
Zetas establecieron su dominio
en Veracruz a través de una or-
ganización conocida como La
Compañía, en la que partici-
pó también el cártel del Golfo
y que es investigada en Estados Unidos.
En México, exempleados de la admi-
nistración de Fidel Herrera Beltrán decla-
raron como testigos protegidos sobre los
supuestos vínculos del gobierno estatal
con esa organización.
Los informantes, que entre 2005 y
2009 trabajaron al mismo tiempo para
el gobierno veracruzano y para el grupo
que se inició como brazo armado del cár-
tel del Golfo, detallaron a la Procuraduría
General de la República (PGR) cómo se
hicieron Los Zetas del control de las acti-
vidades delictivas en el estado, al amparo
–afirman– de la protección oficial.
En sus declaraciones ministeriales, los
testigos revelaron también cómo funciona
la estructura que le ha permitido a Los Ze-
tas controlar prácticamente todas las acti-
vidades de delincuencia organizada, desde
venta de drogas hasta el robo de gasolina a
Pemex, pasando por el secuestro, la extor-
sión y el tráfico de indocumentados.
Los señalamientos contra las auto-
ridades de Veracruz, sin embargo, fue-
ron desestimados por la Subprocuraduría
de Investigación Especializada en Delin-
cuencia Organizada (SIEDO), según la
cual la PGR “no se mete en política”.
Proceso entrevistó a esos informantes,
cuya identidad fue plenamente acreditada,
aunque, por su condición de testigos anó-
nimos y el peligro que eso entraña, no pue-
de revelar sus nombres.
Jorge Carrasco Araizaga
Miguel Ángel Carmona / Procesofoto
Herrera Beltrán. Malas influencias
ZETAS.indd 18 2/6/10 1:38 AM
El cobijo institucional que tiene el exbrazo armado
del cártel del Golfo en Veracruz, “no se entiende” sin
el concurso de las principales autoridades del esta-
do, aseguran a Proceso testigos protegidos que ope-
raron en ambos bandos y que dan fechas y lugares
de supuestos encuentros entre el gobernador Fidel
Herrera y los líderes del grupo en la entidad. Así lo
declararon a la SIEDO, pero sus señalamientos fueron
desestimados porque eso, les dijeron, “es política”.
Si bien los informantes detallaron las operaciones
criminales y la estructura de Los Zetas en la entidad,
ahora han quedado fuera del programa de la PGR y
claman por ayuda al presidente Felipe Calderón.
Los testigos se quejan del fiscal Guiller-
mo Domínguez y de “su sobrino”, el titu-
lar del área de Delitos contra la Salud de la
SIEDO, Javier Humberto Domínguez, por
haber omitido en la indagatoria sus decla-
raciones contra funcionarios del gobierno,
además de utilizarlos para fabricar acusacio-
nes contra personas que niegan conocer.
Renuentes a declarar en averiguacio-
nes previas de hechos que no les cons-
tan, la PGR no sólo les redujo significa-
tivamente los beneficios del programa de
testigos protegidos, sino que amenaza con
procesarlos y encarcelarlos.
Según los entrevistados, ellos no son
los únicos que están en esa situación: el
21 de diciembre pasado, 13 testigos prote-
gidos enviaron al titular de la PGR, Artu-
ro Chávez Chávez, una carta para quejar-
se del trato y la manipulación que reciben
de la SIEDO.
.
La organización
Empleados de Los Zetas al mismo tiem-
po que trabajaron en el gobierno de Fidel
Herrera Beltrán, los informantes entrevis-
tados dieron a conocer la estructura y el
funcionamiento de la organización que en
años recientes logró establecerse en ese
estado del Golfo de México.
“La Compañía –dicen al referirse a
Los Zetas– logró el control de todo cuan-
to pasa en el estado: droga, secuestros, ex-
torsiones, tráfico de centroamericanos, pi-
ratería, robo de gasolina… todo; aunque
ellos no siempre actúan directamente.”
Explican: en los secuestros participan
policías, ya sea como informantes, como
muros –encargados de dar protección fí-
sica a delincuentes– o como responsables
directos de los levantones; las extorsiones
las controla La Compañía, y en el caso de
robo de gasolina les cobra a quienes “or-
deñan” las tuberías de Pemex. Los ven-
dedores de mercancía pirata también de-
ben pagar su cuota. “Hasta el juguero paga
renta. El que no trabaja para ellos, paga
cuota. Por eso, Veracruz aporta mucho a la
organización”.
Para dar una idea de las ganancias
de La Compañía, señalan que la nómina
quincenal de sobornos a policías va de 500
mil a 600 mil pesos. Es decir, más de 1
millón de pesos mensuales. Los pagos, di-
cen, se hacen los días 5 y 25 de cada mes,
en efectivo. Los policías firman recibos
con su nombre por los sobres que reciben.
Los montos varían de acuerdo con el
rango de los uniformados dentro de la Se-
cretaría de Seguridad Pública (SSP) del
estado –a cargo del general de división re-
tirado Sergio López Ezquer–, de la Poli-
cía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río
o de las direcciones de Policía Municipal.
Según los testigos, también entregaron
dinero a policías ministeriales del estado,
efectivos de la Agencia Federal de Investi-
gación (AFI) y militares de la 29 Zona Mi-
litar, con sede en Minatitlán.
En la SSP, precisan, los sobornos más
bajos oscilan entre 2 mil y 5 mil pesos
quincenales para los policías que sirven
de protectores, vendedores de droga o in-
formantes. Los mandos medios reciben 50
mil, y los más altos, 100 mil al mes.
Identifican como supuestos benefi-
ciarios al exdelegado de la SSP estatal en
Coatzacoalcos, de apellidos Arellano Ca-
no, y al exsubdirector operativo de la mis-
ma corporación en la zona sur, también de
Coatzacoalcos, Alfonso Lara Montero.
Aseguran que “la mafia y la policía fun-
cionan como dos estructuras paralelas”,
pues La Compañía considera como propios
a los tenientes y subtenientes de la corpora-
ción estatal. “Incluso, si alguno es despedi-
do, pasa a ocupar el cargo que ya tiene en la
organización”.
De acuerdo con su versión, esta es la
estructura operativa de La Compañía:
“Quienes están en el nivel más bajo son
los halcones, que se encargan de dar infor-
mación sobre los movimientos en las ca-
lles”. Entre ellos hay taxistas y gente común.
Luego están los escoltas, en los que
participan policías que dan protección y
vigilan las actividades del narcomenudeo
con radios de telecomunicación tipo Nex-
tel proporcionados por la organización de-
lictiva. Arriba de ellos están los sicarios
y los comandantes de estaca, encargados
de grupos operativos. “Después vienen
los comandantes de plaza y el comandan-
te del estado”. Los estacas, dicen, siempre
acompañan al comandante de la plaza y
son los encargados de ordenar los secues-
tros y las ejecuciones.
Una vez dentro, cuentan, es muy difícil
que los policías estatales o intermunicipa-
les deserten de La Compañía. Y no es sólo
porque están comprados: tienen informa-
ción de las relaciones del grupo delictivo
con las corporaciones.
Desde noviembre de 2007, La Compa-
ñía es investigada en Estados Unidos, y pa-
ra mayo del año pasado el Departamento
de Justicia ya había fincado cargos contra
19 miembros de la organización por opera-
ciones de narcotráfico entre 2006 y 2008.
Aunque la alianza entre Los Zetas y el
cártel del Golfo se rompió, la justicia esta-
dunidense busca la extradición de siete lí-
deres de Los Zetas, seis del cártel del Gol-
fo y seis de La Compañía por actividades
realizadas bajo esta organización.
Los encuentros
Pagados “por la mafa” durante los años
que coinciden con el gobierno de Fidel
Herrera, los testigos sostienen que la pro-
tección de La Compañía en Veracruz no
se entiende sin las principales autoridades
estatales. Y mencionan varios hechos de
esa presunta relación.
El primero, una supuesta reunión de
Fidel Herrera y sus principales jefes de
seguridad y justicia con Braulio Arellano
Domínguez, conocido como El Zeta-20,
El Gonzo o El Verdugo, muerto el pasado
3 de noviembre en un enfrentamiento con
elementos federales e infantes de Marina
en el municipio de Soledad de Doblado,
en el centro de Veracruz.
Los declarantes sostienen que el ale-
gado encuentro con el entonces jefe de

1736 / 7 de febrero de 2010 19
NARCOTRÁFI CO
ZETAS.indd 19 2/6/10 1:38 AM
Los Zetas en Veracruz ocurrió a finales de
2008 en el hotel Mabiel, frente al hospital
Valentín Gómez Farías, en Coatzacoalcos.
Aseguran que Herrera Beltrán estuvo
acompañado por el entonces subcoordina-
dor de la SSP estatal de la zona conurbada
Veracruz-Boca del Río y actual subsecreta-
rio B de la dependencia –que corresponde
a la misma zona–, Remigio Ortiz Olivares,
quien ha trabajado en esa área desde finales
del gobierno de Miguel Alemán Velasco.
Los informantes dicen que a esa reu-
nión también asistieron el exsubdirector
operativo Lara Montero, y el subprocura-
dor general de Justicia del estado, Jorge
Yunes Manzanares.
Agregan que en noviembre de ese mis-
mo año, en la víspera de su IV informe de go-
bierno, Fidel Herrera acudió a un festejo en
una casa del fraccionamiento Las Ánimas,
donde vive el propio gobernador, su secreta-
rio de Gobierno, Reinaldo Escobar Pérez, y
los empresarios más ricos del estado.
Según su versión, en la fiesta estuvie-
ron El Gonzo y Miguel Treviño Morales,
el presunto jefe de Los Zetas en Veracruz.
También refieren otros festejos que tuvie-
ron lugar en el mismo fraccionamiento en
diciembre último.
Añaden que a finales de 2008, dos ayu-
dantes de Escobar fueron detenidos con fo-
tografías de familiares y casas de los em-
presarios que viven en el fraccionamiento,
además de que les confiscaron cámaras de
video, radios de telecomunicación y armas
de uso exclusivo del Ejército. Sin embargo,
fueron puestos en libertad al día siguiente.
Relacionan un hecho más: el asesinato
de cuatro escoltas de la familia del gober-
nador del Estado de México, Enrique Peña
Nieto, integrantes de la Agencia de Segu-
ridad Estatal. Indican que el ataque, ocu-
rrido en mayo de 2007 en Boca del Río,
camino al puerto de Veracruz, fue ordena-
do por El Gonzo, al confundir el convoy en
el que iban los hijos de Peña Nieto con in-
tegrantes de La Familia michoacana.
Para el operativo, además de los sica-
rios, se movilizaron alrededor de 30 pa-
trullas, tanto de Coatzacoalcos como de
la intermunicipal Veracruz-Boca del Río.
En total, estiman, fueron ocupados unos
90 uniformados, incluidos los de Coatza-
coalcos, que está a cuatro horas del puerto.
Ninguno de los agresores está detenido.
Los entrevistados dicen que ese episo-
dio y el de las fiestas en el fraccionamiento
Las Ánimas también fueron omitidos por
la SIEDO, con el argumento de que “eso
es política”.
Testigos abandonados
A uno de los testigos la SIEDO lo inte-
gró de inmediato al programa de testigos
protegidos, no así al otro, a pesar de haber
declarado ministerialmente.
El testigo oficialmente reconocido di-
ce que rindió su declaración inicial ante el
entonces titular del área de Delitos con-
tra la Salud de la SIEDO, a quien identi-
fica como el “licenciado Cabrera”. Sostie-
ne que este funcionario le ofreció entrar al
programa de testigos protegidos junto con
su familia, una mensualidad de 10 mil pe-
sos, gastos escolares y médicos, así como
apoyo para vivienda.
Asegura que desde el principio sus de-
claraciones y las del otro testigo sobre Fi-
del Herrera y su equipo quedaron fuera de
la averiguación previa. “El fiscal Faustino
Angulo” omitió “mucha información de la
mafia, incluido lo que dijimos del gober-
nador”, con el argumento de que “así era
más rápido para entrar al programa”, refie-
re. Angulo fue sustituido por “el licencia-
do Francisco Vera, quien también se negó
a incluir esa información”.
En una carta enviada al presidente Fe-
lipe Calderón en diciembre pasado, am-
bos testigos señalan que el actual titular
del área de Delitos contra la Salud de la
SIEDO, Javier Domínguez, y el coordina-
dor Guillermo Domínguez, no sólo persis-
ten en omitir esa información, sino que les
han retirado casi todo el apoyo que reci-
bían, “porque somos delincuentes”.
Ahí cuentan que Javier Domínguez les
dijo que la SIEDO “no era beneficencia
pública” y que todos los testigos deberían
“estar en la cárcel”, o mejor entregarse a
las mafias a las que pertenecen “para que
nos mataran”.
Abunda uno de los testigos en el escri-
to: “De manera amenazante y burlona, me
dijo que no se me ocurriera hablar algo en
contra de ellos, porque ya sabía él que la
mafia nos había fabricado… una denuncia
y que no le importaba que la persona que
denunciaba estuviera dentro de mi decla-
ración… y que él, con una mano en la cin-
tura nos podía poner en el reclusorio… pa-
ra que nos terminara de matar la mafia”.
Se queja también de que debía ganar-
se los apoyos del programa declarando en
contra de unos detenidos a los que no co-
noce. Afirma que Guillermo Domínguez, el
otro funcionario de la SIEDO, le dijo que si
no los conocía “no había problema, que eso
sólo lo sabíamos él y yo, y que el juez no te-
nía por qué saberlo”. Desde entonces, ex-
pone, “me han hecho declarar en contra de
personas que yo jamás he visto, pues me di-
jo que mi familia está amenazada”.
El otro informante, que no fue incor-
porado al programa de testigos protegi-
dos, sostiene que le ofrecieron ser “testigo
oculto” o “testigo colaborador”. El exem-
pleado del gobierno veracruzano rechazó
la propuesta.
Y refiere que, ante la negativa, Guiller-
mo Domínguez lo amenazó: “Te advierto
que si hablas algo de cómo estamos traba-
jando, van a tener problemas tú y tu fami-
lia, o la mafia puede dar con ustedes o sus
hijos. Así que te conviene declarar o aten-
te a las consecuencias”.
La carta enviada a Calderón concluye:
“Señor presidente, no omito manifestar-
le que no me estoy negando… a seguir co-
laborando ni estoy renunciando al progra-
ma (de testigos protegidos), pero me dirijo
a usted y ante los medios de comunicación,
ya que si algo me llega a pasar a mí o a mi
familia… (responsabilizo) al señor Guiller-
mo Domínguez, ya que nos han amenazado
que si nosotros decíamos lo que han hecho
con nosotros, nos podían poner a disposi-
ción o desaparecernos”.
En entrevista, los testigos dicen que
ante esas presiones accedieron a firmar
averiguaciones que les dieron los fisca-
les de la SIEDO y que contienen informa-
ción aportada por los propios informantes,
a pesar de lo cual prácticamente les han re-
tirado los beneficios del programa.
Los testigos ahora temen ser procesa-
dos por falsedad de declaraciones o sufrir
represalias de las organizaciones delicti-
vas, como les ha ocurrido a otros testigos
protegidos.
La reiterada negativa de los testigos a
participar en nuevas declaraciones fabri-
cadas llevó a Domínguez a endurecer las
amenazas: “Lo que les pase de ahora en
adelante ya no es de mi incumbencia”, les
dijo el pasado 29 de diciembre.
Una semana antes, 13 testigos prote-
gidos le enviaron una carta al procurador
general de la República, Arturo Chávez
Chávez, para quejarse de los tratos de
la SIEDO, a cargo de Marisela Morales
Ibáñez.
En ese escrito, enviado también a la
Presidencia de la República con una no-
ta para Felipe Calderón solicitándole su
apoyo, le piden al procurador “un diálo-
go de unidad” para detener los abusos de
funcionarios de la Subprocuraduría de In-
vestigación Especializada en Delincuen-
cia Organizada.
“Nosotros no somos la solución, pero
somos parte de la solución para ganar es-
ta guerra contra los cárteles de las drogas,
a (los) que pertenecimos”, dice la carta fir-
mada con las claves que les han asignado
en la SIEDO.
Los 13 testigos protegidos le piden al
procurador “garantizar nuestros derechos
humanos y garantías individuales”, ade-
más de un trato no discriminatorio, “como
nos los a (sic) dado algunos funcionarios y
funcionarios públicos sin escrúpulos”, di-
ce el escrito entregado en la PGR y en Los
Pinos el mismo 21 de diciembre.
20 1736 / 7 de febrero de 2010
NARCOTRÁFI CO
ZETAS.indd 20 2/6/10 1:38 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 21
NARCOTRÁFI CO
Mientras el gobierno de Felipe Calderón demuestra
cada día la inoperancia de su estrategia de comba-
te al crimen organizado, la justicia estadunidense
mantiene desde hace dos años una amplia y por-
menorizada investigación en torno a Los Zetas. Este
trabajo revela las identidades de presuntos narco-
traficantes pertenecientes a La Compañía, una or-
ganización que operaba cuando el cártel del Golfo y
los propios zetas trabajaban de común acuerdo.
Jorge Carrasco Araizaga
U
na investigación que la justicia
estadunidense sigue desde hace
dos años puso al descubierto la
estructura, los mandos y la for-
ma en que operaban el cártel del
Golfo y Los Zetas para traficar
droga desde Centro y Sudamérica hacia Es-
tados Unidos bajo el nombre de La Compa-
ñía, y con la protección oficial en México.
De acuerdo con acusaciones hechas
por el Departamento de Justicia ante la
Corte Federal para el Distrito de Colum-
bia en Washington, La Compañía ope-
ró en años recientes para traficar droga a
Estados Unidos y dinero a México bajo la
dirección de una tríada en la que partici-
“La Compañía”,
sus directivos
y su modus operandi…
“Tony tormenta”
“El Canicón”
“El Coss”
“El Hummer”
“El Lazca”
Rejón Aguilar
ZETAS.indd 21 2/6/10 1:38 AM
22 1736 / 7 de febrero de 2010
NARCOTRÁFI CO
paron los principales jefes del cártel del
Golfo y Los Zetas.
Según el gobierno estadunidense, La
Compañía surgió como un “consejo de
gobierno o triunvirato” integrado por An-
tonio Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony
Tormenta; Jorge Eduardo Costilla Sán-
chez, El Cos, El Doble X o El Dos Equis,
y Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca o
El Licenciado.
El proceso judicial se inició en no-
viembre de 2007 al fincarse acusaciones
contra 11 integrantes de la organización.
La investigación está en curso y ahora el
Departamento de Justicia estadunidense
tiene cargos contra ocho personas más, a
quienes busca extraditar desde México.
Dos de los acusados ya fueron deteni-
dos aquí el año pasado, pero la mayoría aún
aparece en el programa de recompensas de la
Procuraduría General de la República (PGR).
Entre ellos están los principales reque-
ridos por Estados Unidos: Tony Tormenta,
El Cos y El Lazca. La investigación seña-
la a Tony Tormenta como un líder propio de
La Compañía; a El Cos, como “activamen-
te involucrado en las actividades del cártel
del Golfo”, y a El Lazca, como líder de Los
Zetas, que fue jefe de seguridad del cártel
del Golfo. También identifica a qué orga-
nización pertenece el resto de los acusados
y establece un quién es quién dentro de La
Compañía, el cártel del Golfo y Los Zetas.
El proceso
De acuerdo con la causa criminal CR-057
abierta por la justicia federal estaduniden-
se, La Compañía operaraba en todos los
estados de la costa del Golfo de México,
por donde trafcaba embarques de cocaína
y mariguana procedentes de Venezuela,
Colombia, Panamá y Guatemala con des-
tino a Texas, para después distribuirlos en
distintas ciudades de Estados Unidos.
En el caso de México, la indagatoria se
enfoca principalmente a Tamaulipas, pe-
ro incluye a Veracruz y Tabasco, en la cos-
ta occidental, y a Coahuila, Nuevo León y
Chiapas, zonas de operación del grupo o
de alguno de sus integrantes. Según la acu-
sación, esa alianza también ejercía el con-
trol de miles de kilómetros en la frontera
de México con Estados Unidos.
Elaborada por la Agencia Antidrogas
estadunidense (DEA, por sus siglas en
inglés), la investigación identificó a los
mandos de las plazas y el papel jugado por
cada uno en operaciones realizadas por La
Compañía entre 2006 y 2008.
El Departamento de Justicia indica que
la información en torno a esa alianza la ob-
tuvo a partir de intervenciones telefónicas
a los miembros del grupo. Así se enteró de
datos logísticos, costos de las transaccio-
nes, precio de la droga y referencias acer-
ca de sobornos a autoridades mexicanas.
La investigación sigue abierta y, a pe-
tición del Departamento de Justicia, el tri-
bunal de Columbia decidió mantenerla ba-
jo reserva. Lo único que se conoce es la
acusación, en donde se fincan tres cargos
contra 19 personas.
Además de Tony Tormenta –hermano
de Osiel Cárdenas, detenido en 2003 y ex-
traditado en 2007 a Estados Unidos–, El
Cos y El Lazca, el gobierno estaduniden-
se acusa a Miguel Treviño Morales, al que
identifica como Zeta 40 o Cuarenta y co-
mo jefe de La Compañía en Veracruz.
En seguida aparecen Jaime González
Durán, El Hummer –detenido en Reyno-
sa en noviembre de 2006–; Samuel Flores
Borrego, El Tres o El Metro Tres; Mario
Ramírez Treviño, Mario Pelón o X-20; Al-
fredo Rangel Buendía, El Chicles, y a una
persona que sólo señala como Lino.
Incluye también a Gilberto Barragán
Balderas, El Tocayo; Juan Reyes Mejía
González, R-1, Kike o Reyes; Omar Tre-
viño Morales, El 42; Jesús Enrique Rejón
Aguilar, El Mamito o El Caballero; Alfon-
so Lam-Liu, El Gordo Lam, y Eleazar Me-
dina Rojas, El Chelelo.
El resto de los acusados son Aurelio
Cano Flores, Yankee o Yeyo; Carlos Cerda
González, Puma o Carlitos; Víctor Hugo
López Valdez, Jorge Hernández Martínez,
Chiri o Chiriquas, y Sigifredo Nájera Ta-
lamantes, El Canicón, Chito, Chito Can,
Chito Canico o Chito Canicón. Este últi-
mo fue operador del grupo en Nuevo León
y detenido en Saltillo en marzo de 2009,
acusado del asesinato del general Mauro
Enrique Tello Quiñones en Cancún, en fe-
brero del año pasado.
A todos se les responsabiliza de cons-
pirar para manufacturar y distribuir cocaí-
na y mariguana destinadas a Estados Uni-
dos entre junio de 2006 y marzo de 2008.
A 10 de ellos, además, les levantaron car-
gos por distribución de cocaína para im-
portarla a ese país en octubre de 2007, y a
otros cuatro por tráfico de cocaína en no-
viembre del mismo año. El Cos, X-20 y
El Metro Tres aparecen en los tres cargos.
A partir de lo que describe como “una
investigación de largo plazo de una orga-
nización de tráfico internacional de cocaí-
na que opera en México y otros lugares”,
el Departamento de Justicia asegura que
los acusados pertenecen al cártel del Gol-
fo o a Los Zetas y actuaron juntos bajo el
nombre de La Compañía.
Originalmente reclutados por Osiel
Cárdenas como brazo armado del cártel,
los militares de élite desertores del Ejér-
cito que formaron Los Zetas adquirieron
fuerza propia dentro de los grupos de de-
lincuencia organizada y se desprendieron
del cártel del Golfo a finales de 2008.
Según el gobierno estadunidense, La
Compañía dividió su territorio en áreas
conocidas como plazas a lo largo de mi-
les de kilómetros de la frontera México-
Estados Unidos, con sus respectivos jefes.
Sobre las tres acusaciones, indica que
el triunvirato dirigía el transporte de co-
caína y mariguana mediante barcos, aero-
planos y automóviles desde Colombia y
Venezuela a Guatemala, y de ahí a varias
“plazas” en México. En Estados Unidos,
operaba en Texas para después distribuir
la droga en otras ciudades.
El gobierno estadunidense también
responsabiliza a ese grupo y a otros miem-
bros de La Compañía de “organizar, diri-
gir y llevar a cabo varios actos de violencia
contra oficiales de procuración de justicia
mexicanos y narcotraficantes rivales como
represalia e intimidación a quien o quienes
interfirieran o fueran considerados como
potenciales obstáculos a sus actividades”.
Como característica común para el
embarque de la droga y la evasión de la vi-
gilancia policial, señala la utilización de
teléfonos Nextel y equipo de radioteleco-
municación UHF/VHF, además del len-
guaje codificado para disfrazar y ocultar
sus actividades.
También se valía de equipo sofisticado
de computación para mantener “una am-
plia base de datos” con información sobre
las cantidades de cocaína embarcada, las
identidades y localidades de los jefes de
plaza, las nóminas, los pagos hechos a las
autoridades mexicanas y el dinero recibi-
do y prestado.
Si bien la acusación no hace públicos
los detalles de esos registros, se apoya en
“actos manifiestos” conocidos a partir de
decenas de conversaciones telefónicas in-
terceptadas al grupo.
Quién es quién
Entre los 19 acusados, el Departamento
de Justicia de Estados Unidos describe
el liderazgo y el papel de seis jefes de La
Compañía, seis del cártel del Golfo y siete
de Los Zetas.
Los líderes que identifica como pro-
pios de La Compañía son Tony Tormenta,
El Tocayo, El 42, El Yankee, El Puma y El
Chiriquas. A El Tocayo lo ubica como el
encargado de obtener información sobre
los operativos contra la organización. A El
42, como operador en Coahuila junto a El
Mamito, de Los Zetas. Y a El Yankee co-
mo introductor también de heroína a Esta-
dos Unidos. De El Chiriquas asegura que
le llevó asuntos personales y de negocios
a Heriberto Lazcano relacionados con La
Compañía, incluidos lugares de ubicación
y llamadas telefónicas.
Como integrantes del cártel del Gol-
fo menciona a El Cos, El Metro Tres, El
X-20, Lino, El R-1 y El Gordo Lam. Del
ZETAS.indd 22 2/6/10 1:38 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 23
Metro Tres dice que, además de haber si-
do el encargado de informar sobre las ope-
raciones del gobierno contra el grupo, ha
operado en Chiapas desde 1996, mientras
que a Lino lo señala como uno de los pri-
meros contadores de La Compañía.
De Los Zetas integrados a la alianza ubi-
ca a El Lazca, El Zeta 40, El Hummer, El
Chicles, El Mamito, El Chelelo y El Cani-
cón. Del Chelelo dice que ha operado en
Monterrey junto a El Canicón, quien fue de-
tenido en Saltillo, en marzo del año pasado.
Sobre las actividades de los tres prin-
cipales dirigentes de La Compañía, en las
acusaciones que se siguen en la corte esta-
dunidense se dice que Tony Tormenta “se in-
volucró activamente” en sus actividades, in-
cluida la recepción de “grandes cantidades”
de dinero de Estados Unidos a México.
A El Cos lo identifica no sólo como
parte del triunvirato, sino como uno de los
principales responsables de las activida-
des del cártel del Golfo, incluido el mane-
jo de dinero producto de la venta de la co-
caína y la mariguana en Estados Unidos.
De El Lazca menciona que además de
líder de La Compañía y de Los Zetas, era
el jefe de seguridad del cártel del Golfo,
involucrado directamente en actividades
como el manejo de los embarques con los
recursos económicos llegados desde Esta-
dos Unidos.
Después de ellos menciona a Miguel
Treviño Morales, El 40, Zeta 40 o El Cua-
renta. Lo ubica como el segundo al man-
do de Los Zetas y un activo participante
en las actividades de ese grupo y del cártel
del Golfo, tanto en el trasiego de droga co-
mo en la recepción de dinero.
Dentro de La Compañía, su función
era la de supervisar las actividades en
áreas de México cerca de la frontera con
Estados Unidos, así como en Nuevo Lare-
do y Veracruz, donde tiene el control de la
Policía Ministerial, según sus propios di-
chos referidos en la acusación.
Al ya detenido El Hummer, uno de los
fundadores de Los Zetas, lo ubica como
activo operador de la alianza en Tamauli-
pas, especialmente en Nuevo Laredo, Mi-
guel Alemán y Reynosa.
La relación entre El Hummer y El Ze-
ta 40 era intensa, a decir de la acusación
estadunidense. Cita varios casos. Uno, el
del 21 de octubre de 2006, cuando en una
llamada telefónica Treviño Morales le in-
dicó a González Durán que la organiza-
ción pagaba “bonos” según el nivel de sus
integrantes, y que en el caso de los jefes
era de 10 mil dólares. Además, acorda-
ron que Treviño le vendería mil kilos de
mariguana.
Otro es de una llamada intervenida el 21
de mayo de 2007, en la que El Zeta 40 bus-
caba asegurar el embarque de 300 a 400 ki-
los de cocaína con el apoyo de El Hummer y
El Canicón. Según la acusación, El Zeta 40
tenía una gran capacidad para traficar droga.
Además de ese embarque, refiere el trans-
porte, un mes después, de 400 kilos de co-
caína desde Camargo, Tamaulipas, a la ciu-
dad de Río Grande, en Texas.
Otra llamada, del 25 de junio de 2007,
lo involucra en los preparativos logísti-
cos en Altamira y Tampico, en Tamauli-
pas, “para recibir miles de kilos de cocaí-
na desde Colombia”.
Poco después, el 24 de julio, Miguel
Treviño Morales le ordenó a El Hummer
contactar “a un individuo para decirle que
sólo la carga de La Compañía era la permi-
tida para pasar por la ciudad de Camargo”.
Además de facilitar el paso de marigua-
na de El Lazca por Reynosa, El Hummer
también estableció relación con Omar Tre-
viño Morales, El 42, para la movilización
de los recursos económicos producto de la
droga.
Según el Departamento de Justicia,
el 26 de marzo de 2007, El 42 le dijo a
El Hummer que estaba movilizando “una
gran cantidad de dinero en efectivo” en
una camioneta sport tipo pick up marca
Chevrolet Avalanche, color gris con pla-
cas de Tamaulipas.
Las conversaciones también dan cuen-
ta de pérdidas de efectivo, como la incau-
tación de 2 millones 700 mil dólares, en
Texas, cuya propiedad fue adjudicada por
El Hummer a El Zeta 40.
Sobre los precios de la cocaína, la acusa-
ción señala que entre junio y agosto de 2006,
El Canicón le compró a La Compañía 65 ki-
los de cocaína, por un total de 877 mil dóla-
res, a un precio de 13 mil 500 dólares por ki-
lo. El siguiente año, según una conversación
del 29 de mayo entre El Hummer y El Lazca,
La Compañía ya había bajado a 12 mil dóla-
res el kilo de cocaína.
En el caso de la mariguana, el 8 de febre-
ro de 2007, El Chiriquas le dijo a El Hummer
que El Lazca quería saber el precio que co-
braba La Compañía por un kilo en Reynosa.
La respuesta fue que la organización vendía el
kilo entre 150 y 170 dólares.
Además, el costo del embarque por ca-
da kilo de mariguana fijado por La Com-
pañía era de 20 dólares, según una conver-
sación de El Metro Tres y El Zeta 40. En
esa misma conversación, de fecha 26 de
marzo, El Zeta 40 le dijo a su interlocutor
que tenía el control de la Policía Ministe-
rial de Veracruz.
Sobre el control de autoridades, la acu-
sación menciona una llamada del 8 de ma-
yo de 2007. Según el Departamento de
Justicia, El Cos autorizó a El X-20 y a El
Metro Tres pagar “un soborno de 2 millo-
nes de dólares a funcionaros del gobier-
no mexicano”. Amparado en que se trató
de una conversación en lenguaje codifica-
do, el gobierno estadunidense evita preci-
sar los nombres y niveles de las autorida-
des mexicanas involucradas.
Otro ejemplo de corrupción aparece en
una conversación del 11 de mayo de 207,
cuando El Metro Tres le indica a Tony Tor-
menta que les confiscaron 300 kilos de co-
caína, pero que la persona detenida –no
identificada en la acusación– “podría sa-
lir bajo fianza”.
Las grabaciones también registran las
incautaciones sufridas por La Compañía
durante 2007, como las siete toneladas de
mariguana que estaban en ruta entre Rey-
nosa, Tamaulipas, y McAllen, Texas, en
marzo; 400 kilos de cocaína en febrero;
cinco toneladas de cocaína en abril; 300
kilos en mayo, y 2.4 toneladas en Pana-
má, en diciembre.
El gobierno estadunidense también re-
gistró las amenazas y reglas de La Compa-
ñía. El 10 de febrero de 2007, El Cos y El
Metro Tres acordaron imponer una tarifa
de 20 mil dólares a la semana a un indivi-
duo –no identificado en la acusación– que
estaba transportando mariguana a través
de Reynosa, territorio identificado como
de El Cos.
En octubre de ese año, la coerción fue
más intensa cuando El Chicles advirtió
que los inversionistas de un cargamento
de cocaína asegurado en Altamira tenían
72 horas para pagar el dinero del embar-
que o serían asesinados.
ZETAS.indd 23 2/6/10 1:38 AM
alianzas
Las
de nadie con nadie
El expriista José Rosas Aispuro, flanqueado por Jesús Ortega y César Nava
P
R
D
Política Reforma 1736.indd 24 2/6/10 12:32 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 25
L
as alianzas electorales que, al
margen de sus principios, ac-
tualmente están fraguando el
PRD y el PAN para arrebatar-
le gubernaturas al PRI en los
próximos comicios, son un re-
flejo más de “la profunda cri-
sis y descomposición interna” por la que
atraviesan los tres principales partidos del
país, asegura Enrique Dussel, especialista
en filosofía política.
El filósofo y catedrático universitario
agrega con desencanto:
“Se comenta que esas alianzas elec-
torales corromperán a los partidos. No es
cierto. Los partidos ya están corrompidos.
Desde hace tiempo atraviesan por una cri-
sis de principios realmente espantosa.”
–¿Esas alianzas son entonces un pro-
blema menor?
–Son alianzas coyunturales que a los
partidos ni les quitan ni les agregan nada.
Pueden hacerlas sin deteriorarse más de lo
que ya están. Con alianzas o sin alianzas,
su profunda crisis y descomposición inter-
na seguirán siendo las mismas.
–¿Se desdibujaron las peculiaridades
ideológicas que los distinguían?
–Totalmente. El PRI, por ejemplo, no
tiene más principios; ya ni siquiera sabe si
es de izquierda o de derecha. Al PAN no le
queda ninguno de los principios que le in-
culcaron sus fundadores; de aquella gente
proba y honesta salieron panistas corrup-
tos que hoy ganan sueldos estratosféricos.
Y del PRD ni se diga: su presidente, Jesús
Ortega, acaba de decir que su partido de-
jará de lado sus principios para emprender
estas alianzas electorales.
“Todavía en su congreso de Oaxtepec,
realizado en diciembre pasado, el PRD re-
novó sus principios y prometió darle im-
portancia a la ética. Y ahora, a las primeras
de cambio, dice que las alianzas están fue-
ra de los principios. ¿De qué se trata? No
hay ninguna coherencia. Lo cierto es que
ni siquiera la más mínima alianza puede
hacerse sin principios.
“Otro reflejo de la crisis de los parti-
dos es que, actualmente, todos carecen
de escuelas de formación de cuadros. Si
un joven quiere entrar a un partido y di-
ce: ‘Denme formación, quiero ser un
profesional del partido’, seguramente lo
pondrán a cargarle el portafolio a algún
diputado para que le vaya aprendiendo sus
malas mañas.”
Doctor en filosofía por la Universidad
Complutense de Madrid y la Sorbona de
París, Dussel es actualmente catedrático
de filosofía política en la UAM-Iztapala-
pa. Es autor de varios libros, en los que
analiza las formas del poder, entre ellos 20
tesis de política, Política de la liberación,
Para una ética de la liberación latinoame-
ricana y El encubrimiento del otro.
Una de las tesis centrales del filósofo
es que el poder –“hilo conductor de toda
la filosofía política”– reside originalmente
en la comunidad, que lo delega a sus repre-
sentantes, pero éstos suelen corromperse
y ejercerlo en provecho propio, cayendo
así en la “fetichización” del poder.
Entrevistado en su estudio de Co-
yoacán, en la Ciudad de México, Dussel
asegura que esto es justamente lo que hoy
ocurre con los partidos que ya empiezan a
disputarse las gubernaturas.
“Por desgracia, los partidos tienen el
monopolio de la política. Todos los aspiran-
tes a las gubernaturas deben pasar por los
partidos. No hay ninguna otra vía para que el
ciudadano tenga participación”, dice.
Por lo pronto, el PRD y el PAN ya se
aliaron para disputarle al PRI la guberna-
tura de Durango y están en negociaciones
para hacerlo también con las de Oaxaca,
Hidalgo, Puebla y Quintana Roo. Sólo
aliándose, alegan, podrán romper los ca-
cicazgos priistas en esos estados, pese a
que en sus respectivas declaraciones de
principios PRD y PAN guardan posturas
opuestas.
El PRD, en el último documento sobre
su “línea política”, producto de su congre-
so en Oaxtepec, claramente se autodefine
como de “izquierda” y estipula que su
“estrategia se finca en establecer una po-
lítica de claro contraste y diferencia con
las derechas del PRI y del PAN”, ya que
estos partidos, dice, defienden “los intere-
ses oligárquicos y el programa neoliberal”
que tanto daño le han hecho al país.
Agrega el PRD que el PAN usurpó la
Presidencia de la República en los comi-
Rodrigo Vera
¿Cómo pueden aliarse dos partidos que en su declara-
ción de principios son francamente opuestos? ¿Cómo
pueden explicar estas alianzas ante sus electores,
cuando van contra las plataformas políticas que les
pidieron impulsar? Esto sólo es posible porque dichos
partidos no se conciben como representantes de na-
die una vez que obtuvieron los votos, y sólo defienden
sus intereses de élite en el poder, responde Enrique
Dussel, prestigiado especialista en filosofía política.
POLÍ TI CA
Política Reforma 1736.indd 25 2/6/10 12:32 AM
26 1736 / 7 de febrero de 2010
cios de 2006 y, ya en el poder, el blan-
quiazul “no combatió la corrupción, no
impulsó la generación de empleos ni la
consolidación democrática”, por lo que
“el PAN es una derecha desgastada y des-
legitimada”, a la que hay que oponerse
“con congruencia teórica y práctica”.
El PRD –prosigue su documento doc-
trinal– aboga por los derechos “de las
personas con preferencias sexuales di-
ferentes”, así como por “el respeto a la
libertad de la mujer para disponer de su
cuerpo”, por lo que se abre a los matrimo-
nios entre homosexuales y a la despenali-
zación del aborto.
Muy al contrario, en su Proyección de
principios de doctrina, el PAN rechaza ta-
jantemente el aborto:
“El derecho a la vida humana es in-
violable. Por ser fundamento de todos los
demás derechos, debe ser respetado, ga-
rantizado y protegido por el Estado… na-
die es dueño de la vida ni de la muerte…
El embrión humano es persona. Tiene dig-
nidad y derecho a la vida, a la identidad, a
la protección por el Estado y la sociedad.”
Ahora, ambos partidos hacen a un lado
esos lineamientos para aliarse electoral-
mente. El pasado lunes 1, Jesús Ortega y
César Nava, presidente del PAN, aparecie-

L
a iniciativa de reforma política
propuesta por Felipe Calderón,
en diciembre pasado, es una
iniciativa deshilvanada, mediocre
y mal intencionada, que pasa por alto
los grandes problemas del país, como
son la crisis económica, el desempleo, la
injusticia social o la pérdida de soberanía”,
afirma Porfirio Muñoz Ledo, diputado por
el Partido del Trabajo y quien desde hace
años viene promoviendo una reforma de
Estado.
Añade el legislador: “¡Esa iniciativa
quedó hecha trizas! Los juristas y los
partidos políticos la destrozaron. Ya no
existe. Es cosa del pasado. A Calderón le
salió el tiro por la culata”.
El linchamiento contra la iniciativa
de Los Pinos –asegura– fue orquestado
por el “mañoso” Manlio Fabio Beltrones,
coordinador de la bancada del PRI en
el Senado, quien “ilegalmente” le dio
entrada para después exhibirla y ahora
intentar sacar provecho del rechazo que
provocó.
“Por desgracia, todo es sólo un regateo
político barato. Beltrones quiere sacar
provecho de la golpiza que le propinó a
Calderón. Pretende negociar para rescatar
algunas cosas de la iniciativa de Calderón
e incluir algunas propuestas del PRI en el
Senado”, advierte Muñoz Ledo.
–¿Ya se vislumbra qué puntos se
rescatarán de la iniciativa de Los Pinos y
qué propondrá el PRI? –se le pregunta.
–Todavía no. Lo importantes es
saber qué meterá el PRI. Y si es el PRI
o es Beltrones, ya que en ese partido
hay tres poderes: el de su presidenta
(Beatriz Paredes), el de Peña Nieto y el de
Beltrones. Aunque ahorita la pelota está en
la cancha de Beltrones… ¿Cómo quedará
ese engendro?... Ya lo veremos.
Enfatiza Muñoz Ledo que fue
precisamente Beltrones quien,
“ilegalmente”, le dio entrada en el Senado
a la iniciativa de reforma política que
Calderón presentó en diciembre pasado y
la cual contiene 10 propuestas de reforma.
“Al margen de la ley, mañosamente,
Beltrones le dio entrada a esa iniciativa de
Calderón, siendo que, previamente, ya
había unas 20 iniciativas en el Congreso
sobre cada punto de la iniciativa de
Calderón. No hay ningún tema que no
hayamos tocado.
“Es más, en 2007 el mismo Beltrones
convocó a realizar una ley del Congreso
para la reforma de Estado. Se realizaron
cinco reuniones ciudadanas de las que
salieron 6 mil 300 propuestas. De los
partidos políticos salieron 920 propuestas.
Yo fui consultor de ese ejercicio.
“Legal y constitucionalmente, primero
debieron pasar las iniciativas que ya
teníamos y después la de Calderón. ¿De
qué privilegios goza entonces Calderón?
Se le dio iniciativa preferente, que es
cuando una iniciativa del Ejecutivo pasa
antes que la del Legislativo. Pero en
México no existe la iniciativa preferente del
Ejecutivo. ¡No la hay! Ilegalmente se le dio
entrada, para dictamen, a esa iniciativa.
“Después de esto, Beltrones convocó
a los juristas para que externaran su
opinión, concretamente al Instituto de
Investigaciones Jurídicas de la UNAM,
al que pagó una fortuna. Los juristas
reaccionaron con ferocidad. Otro sector
que también reaccionó contra la iniciativa
fueron los partidos políticos. Así, Beltrones
terminó por darle una madriza preferente
Rodrigo Vera
La reforma de Calderón,
a la iniciativa de Calderón. Y repito: todo
con el fin de sacar provecho político”.
Pura retacería
En la amplia biblioteca de su residencia de
Lomas Reforma, Muñoz Ledo da un sorbo
a su café, se recarga en el sillón y exclama
con ironía: “Todo está muy claro y tiene
un nombre técnico: se llama violencia
intrafamiliar; ¡Beltrones le dio una golpiza a
la mujer para llevársela a la cama!”.
–¿Y qué pretende Calderón con sus
reformas?
–Es una pequeña iniciativa de reforma
política, derechosa y deshilvanada,
destinada a golpear a los partidos de
oposición, fundamentalmente a la izquierda.
Además, intenta entregar el control de los
procesos políticos a los poderes fácticos.
“La habilidad de Calderón fue que su
iniciativa ganó el impacto mediático. Sin
embargo, no la consensó con nadie, ni
siquiera con su partido. En el PAN no están
de acuerdo con varias de sus propuestas de
reforma. Le salió el tiro por la culata.”
pequeña y deshilvanada
Política Reforma 1736.indd 26 2/6/10 12:32 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 27
ron flanqueando y levantándole la mano a
su candidato común para contender por la
gubernatura de Durango, el expriista José
Rosas Aispuro.
De espaldas a los “representados”
Acerca de los argumentos con que los lí-
deres del PAN y del PRD han defendido
su programa de alianza en varios estados,
basados en la necesidad de acabar con los
“cacicazgos del PRI”, comenta Dussel:
“En las elecciones del año 2000 tuvi-
mos la experiencia del llamado voto útil
y ya vimos lo que pasó: no se produjo el
cambio, todo fue un desastre. Se piensa
que todo termina con ganar la elección,
pero no, el problema apenas empieza.
¿Cómo van a cogobernar dos partidos con
principios distintos? Ese es el punto.
“Aunque también es cierto que en al-
gunos estados hay cacicazgos y poderes
corporativos del PRI que deben elimi-
narse. Éste sería el enemigo principal a
vencer que puede justificar las alianzas,
siempre y cuando en éstas se fijen com-
promisos claros y se lancen candidatos
honestos, con un limpio historial político.
Aún en este caso, también deben cumplir-
se ciertos principios políticos”.
POLÍ TI CA
–¿Ni siquiera es coherente?
–¡Para nada! Es una iniciativa
desarticulada y mal planteada que se
robó propuestas nuestras. Está hecha de
retacería. A quienes la hicieron yo les llamó
los pozoleros de la política. Agarraron una
oreja de aquí, una trompa de allá y así las
metieron a la olla, como quien hace pozole.
Es una iniciativa sin futuro.
“La reforma política de (Jesús) Reyes
Heroles, por ejemplo, sí tenía coherencia
y objetivos concretos; desahogar la guerra
sucia dándole personalidad a los partidos
clandestinos, y metiendo diputados no
sólo de la izquierda, sino también del
sinarquismo. No era una reforma contra el
sistema, sino para fortalecer al sistema.”
Presentada el 15 de diciembre último en
el salón Manuel Ávila Camacho, en Los Pinos,
la iniciativa de reforma política de Calderón
contiene 10 propuestas al Congreso:
–Implementar la segunda vuelta electoral
para la elección de presidente de la República.
Se elegirá como presidente a quien obtenga
más de la mitad de los votos emitidos. Si
ningún candidato obtiene la mayoría absoluta,
los dos candidatos que hayan obtenido
el mayor número de votos pasarían a la
segunda vuelta. Ésta se realizará en la misma
fecha de la elección legislativa.
–Dejar en libertad a las legislaturas
locales y a la Asamblea del Distrito Federal
para establecer la elección consecutiva, hasta
por un periodo de 12 años, de alcaldes y
demás miembros de los ayuntamientos, así
como de los jefes delegacionales.
–Permitir la elección consecutiva de
legisladores federales y locales, en periodos
que tengan un límite de hasta 12 años.
–Reducir el número de integrantes
del Congreso. En la Cámara de Senadores
se eliminarían los 32 escaños electos
de una lista nacional para un total de
96 senadores. La Cámara de Diputados
se reduciría de 500 a 400 legisladores,
240 por mayoría relativa y 160 por
representación proporcional.
–Aumentar el mínimo de votos para
que un partido político conserve su
registro. El porcentaje necesario pasaría de
2% a 4%.
–Agregar la figura de “iniciativa
ciudadana” para que las personas puedan
proponer iniciativas de ley sobre temas
de su interés que no se encuentren en la
agenda legislativa.
–Incorporar la figura de las
candidaturas independientes a nivel
constitucional para todos los cargos de
elección popular.
–Reconocer a la Suprema Corte de
Justicia de la Nación la atribución para
presentar iniciativas de ley en el ámbito de
su competencia.
–Facultar al Poder Ejecutivo para
que pueda presentar al Congreso dos
iniciativas preferentes que deberán votarse
antes de que concluya el periodo. En caso
contrario éstas se considerarían aprobadas.
–Establecer la facultad del Ejecutivo
para presentar observaciones parciales
o totales a los proyectos aprobados por
el Congreso y al Presupuesto de Egresos
de la Federación. Establece la figura de la
“reconstrucción presupuestal”.
Los cuestionamientos
El decálogo de Calderón se ganó de
inmediato un rechazo generalizado por
parte de los partidos de oposición en
la cámara alta. El senador perredista
Carlos Navarrete dijo que es un
“engaño” pretender que le reelección
de legisladores quedará en manos de
la ciudadanía, pues serán los partidos
los que decidan. Dante Delgado,
coordinador de Convergencia, dijo que
Calderón debió presentar su iniciativa al
inicio de su gestión, y no ahora, cuando
prevé la derrota de su partido en 2012.
Para el senador priista Pedro Joaquín
Coldwell, la iniciativa es un “golpe de
timón ante los resultados adversos y
precarios en materia económica y de
seguridad”.
Varios juristas también reaccionaron
en contra. Diego Valadés, del Instituto
de Investigaciones Jurídicas de la UNAM,
elaboró por escrito su postura donde
sostiene que esa reforma “promueve la
concentración del poder y su ejercicio
irresponsable. Es un diseño para reforzar el
autoritarismo en México y para adicionar
obstáculos al equilibrio y a la cooperación
entre los órganos del poder”.
Sobre las candidaturas
independientes propuestas por
Calderón, dijo Valadés que “en realidad
encubrirían las elevadas posibilidades
de manipulación electoral, los recursos
oscuros en las elecciones, la creciente
intervención de los grupos con poder
financiero”, además de que podría haber
candidatos “con el apoyo subrepticio de
organizaciones delictivas, de gobiernos
extranjeros o de caciques convertidos en
grandes electores”.
La Cámara de Diputados también
manifestó su rechazo a la propuesta
de Calderón. El lunes 1, los grupos
parlamentarios del PRI, PRD, PT, PVEM,
Nueva Alianza y Convergencia anunciaron
que no aprobarán la iniciativa de
Calderón, sino una reforma que fortalezca
los controles del Congreso de la Unión al
Ejecutivo.
Adelanta Muñoz Ledo:
“En la Cámara de Diputados vamos
a proponer la gran agenda de la reforma
del Estado. Entre nuestra propuesta y la
de Calderón habrá una diferencia abismal.
Exhibiremos la pobreza intelectual del
gobierno panista.” ●
Benjamín Flores
Muñoz Ledo. Crítica
Política Reforma 1736.indd 27 2/6/10 12:32 AM
28 1736 / 7 de febrero de 2010
–¿Cómo cuáles?
–En primer lugar debe cumplirse un
principio, llamémoslo material, cuya fi-
nalidad es afirmar el desarrollo de la co-
munidad; procurarle alimento, vestido,
medios de vida, hacer que el pueblo sea lo
más feliz posible. En segundo lugar, que
las decisiones sean democráticas, que en
ellas participen los involucrados. Y por
último, que las acciones emprendidas ten-
gan factibilidad estratégica. Son tres prin-
cipios universales de la política que no
pueden conculcarse nunca.
“Cuando hay un enemigo principal a
vencer, se han dado alianzas entre partidos
que, por su declaración de principios, nor-
malmente no podrían ir juntos. En Alema-
nia, por citar un caso, el Partido Socialista
llegó a gobernar con el Demócrata Cristia-
no. Algunos dirán que esto no es revolu-
cionario, y así es”.
Sin embargo, Dussel insiste en que
el actual pacto electoral entre el PRD
y el PAN no garantiza a futuro un buen
gobierno ni resuelve la crisis por la que
atraviesan los partidos. Menciona algu-
nas fallidas alianzas hechas anteriormente
entre el PRD y otros partidos para ganar
gubernaturas, como las que llevaron a Ze-
ferino Torreblanca al gobierno de Guerre-
ro y a Juan Sabines al de Chiapas.
“Así como en este momento el PRD y
el PAN se están aliando para desplazar a
los gobiernos priistas en algunos estados
–agrega–, puede suceder que en el
futuro el PRI y el PAN se junten pa-
ra desplazar al gobierno perredista
del Distrito Federal. A estas alturas
todo es posible.
“De manera que las alianzas son
completamente insatisfactorias. Lo
importante es la reconstitución in-
terna de cada partido, que empiecen
por ser coherentes con sus princi-
pios. Un partido político es como
un ejército que se lanza a la batalla
electoral. Y ya lo han dicho algunos
teóricos; en la guerra, lo princi-
pal es preservar al propio ejército.
Si el ejército queda desarmado, ya
ni guerra puede hacer. Ahí está el
PRD, debilitado por sus divisiones
internas y por no situarse claramen-
te en la oposición.”
Para Dussel, sin embargo, lo
más grave es que todas esas batallas
entre partidos mermados y sin prin-
cipios –que de pronto se alían y se
enfrentan unos con otros– se están
librando para su provecho propio,
de espaldas a la comunidad que de-
berían representar.
“El problema central es que
la gran mayoría de la población
quedó excluida de la participación
política; los partidos la han rele-
gado, pero también el Congreso,
los gobernadores… la clase gobernante.
El pueblo quedó oprimido y excluido de
la política. En México, son los supuestos
representantes de la comunidad quienes
realmente detentan el poder. Así, el poder
quedó fetichizado en la representación.”
–¿Cómo se manifiesta esta fetichiza-
ción del poder?
–El gobernante dice: ‘Ustedes me eli-
gieron, ahora yo soy el poder y ustedes ya
no cuentan’. De esta manera, todo lo po-
lítico lo gestionan los elegidos, y el pue-
blo ya no tiene canales para hacer llegar
sus dolores y las injusticias que sufre. Los
más de 40 mil trabajadores electricistas
que fueron despedidos realmente no cuen-
tan; al gobierno no le importa golpear sus
derechos, tiene al Ejército y a la policía
para reprimirlos.
“Por otro lado, el fondo de toda la
rebatinga de los políticos es ganar los
salarios estratosféricos que les dejan los
cargos de gobierno. Con esos sueldos ya
no necesitan robar. Los partidos políticos
se convirtieron en bolsas de trabajo donde
se reparten gubernaturas, senadurías, di-
putaciones y alcaldías para los amigos y
los miembros de la tribu.
“Mucha gente de izquierda que antes
no ganaba más de 50 mil pesos mensuales,
ahora gana salarios de 250 mil pesos. Se
han convertido en verdaderos señorones.
¡Pura corrupción! Miembros del PRI, del
PAN, del PRD, de todos los partidos, es-
tán metidos en esa lucha por el dinero y
los cargos.
“El sistema judicial está igualmente
fetichizado. Nadie lo puede tocar. Nues-
tros jueces se fijan ellos mismos salarios
mensuales de 450 mil pesos, más los bo-
nos millonarios de fin de año. Son unos la-
drones los miembros de la Suprema Corte.
Ahí los jueces demuestran que son injus-
tos, ¿cómo van entonces a juzgar?
–¿No puede la política desligarse de la
ética?
–Los principios éticos dan marcos de
referencia para tomar decisiones. Si no
existen esos marcos, vienen el zigzagueo,
la contradicción y después la disolución.
Los principios éticos se hacen normati-
vos en el campo de la política. Por eso, en
México es urgente emprender una reforma
de Estado donde se pongan mecanismos
como la revocación de mandato, para que
sea la participación popular la que contro-
le y juzgue a la representación.
“Todavía es muy común usar el térmi-
no de ‘Estado soberano’, que es de hace
un siglo. No, el único soberano es el pue-
blo, porque es el que delega el poder. En
todo el mundo también está en crisis esa
división del poder en los estratos del Eje-
cutivo, Legislativo y Judicial, y eso cual-
quier estudiante de derecho lo sabe.
“Algunos países tienen avances en
ese sentido, como Noruega, donde los
ciudadanos tienen facultades legales pa-
ra fiscalizar y controlar a los jueces.
En Bolivia ningún funcionario gana
más que el presidente Evo Mora-
les, cuyo salario es de 2 mil dólares
mensuales, que vienen siendo unos
26 mil pesos mexicanos. Ese es el
salario máximo”.
–¿Qué opina sobre la reforma po-
lítica que está proponiendo el presi-
dente Felipe Calderón?
–Son puros parches para darle
continuidad al PAN en el poder. Y
también para que, con su propuesta
de segunda vuelta en las elecciones
presidenciales, solamente el PAN y
el PRI puedan elegir al presidente.
Es pura corrupción. Una verdadera
reforma implica una nueva concep-
ción de Estado, donde el pueblo pue-
da fiscalizar a partidos, legisladores,
gobernadores, alcaldes, jueces…
–En sus escritos, usted menciona
que el poder fetichizado es una esta-
tua de oro con pies de barro que suele
derrumbarse…
–Sí, los grandes momentos crea-
dores y de crecimiento son cuando el
pueblo recupera el poder. Por princi-
pio, el poder reside en el pueblo. Pero
tampoco soy ingenuo; las cosas no
siempre terminan bien. Hay pueblos
que han desaparecido por su propia
irresponsabilidad.
POLÍ TI CA
G
e
r
m
á
n

C
a
n
s
e
c
o
Gabino Cué. Candidato aliancista en Oaxaca
Política Reforma 1736.indd 28 2/6/10 12:32 AM
Política Reforma 1736.indd 29 2/6/10 12:32 AM
30 1736 / 7 de febrero de 2010
L
a Cooperativa La Cruz Azul
compró a sobreprecio el terre-
no donde construyó sus ofici-
nas, a un costado del centro
comercial Gran Sur, de la Ciu-
dad de México. Socios de la
cooperativa, entrevistados por
este semanario, sostienen que
esa maniobra fue realizada por familiares
y asesores del director general, Guillermo
Álvarez Cuevas, a fin de beneficiarse per-
sonalmente, en perjuicio de la empresa.
Para ello, el director jurídico de La
Cruz Azul, Víctor Manuel Garcés Rojo,
creó la firma Andrómeda Constructores
Inmobiliarios, S.A. de C.V., con la parti-
cipación de su esposa María Gilda Álva-
rez Cuevas –hermana de Guillermo y de
Alfredo, el gerente comercial– y de cin-
co asesores de la dirección: Jesús Rafael
González Collado, Fernando Luis Arista,
Roberto Guízar, José Besil Bardawil y
Carlos Javier Terroba Wolf.
Sin embargo, afirman que este caso es
tan sólo una muestra del abuso de poder
y de la impunidad con que opera Garcés
Rojo en la cooperativa.
Según las fuentes, tras recabar “infor-
mación fidedigna” sobre los negocios del
A punto ya de cumplir 80
años de creada, una de las
tres cementeras más im-
portantes del país, consi-
derada modelo en el ámbi-
to de la industria nacional,
la Cooperativa La Cruz Azul
vive una crisis interna. So-
cios de la empresa llaman
a cuentas a la directiva que
encabeza Guillermo Álva-
rez Cuevas. El motivo: una
serie de irregularidades
en las que presuntamente
incurrió su cuñado, el direc-
tor jurídico Víctor Manuel
Garcés Rojo.
Rosalía Vergara
director jurídico desde 2008, 350 socios
convocaron a una asamblea extraordinaria
para el próximo sábado 20, en la que se re-
visarán esa y otras graves irregularidades
detectadas en auditorías a empresas que
trabajan para La Cruz Azul, así como en
las cooperativas de servicios, el proyecto
Médica Azul, la administración del hotel
Ixtapa, Concretos Cruz Azul, y Concretos
y Cementos Nacionales (Cycna).
En dicha asamblea participarán mil
260 socios de La Cruz Azul, una de las
tres cementeras más importantes del país,
que el 2 de noviembre cumplirá 80 años.
El 23 de enero de 2007, la coopera-
tiva le compró el predio para sus nuevas
oficinas a Guillermo Peredo Merlo, una
especie de intermediario de la empresa
Andrómeda Constructores Inmobiliarios,
S.A. de C.V., creada por Garcés Rojo y los
cinco asesores el 16 de agosto de 2002, de
acuerdo con la escritura 6530 formalizada
por el notario público 202, José Gutiérrez
Valdés.
La compraventa fue por 49 millones
de pesos y, según los entrevistados, par-
te de esa cantidad se pagó en dólares en
cuentas bancarias que Garcés Rojo y los
asesores poseen en Estados Unidos. Este
solo caso provocó un quebranto financiero
que podría llevar a la cooperativa a la ban-
carrota, de acuerdo con los reportes finan-
cieros que los socios inconformes dicen
haber visto y los cuales presentarán en la
asamblea extraordinaria.
Los problemas en La Cruz Azul son
conocidos desde 2008, cuando varios
medios publicaron que el abogado ex-
terno David Cohen había entregado a los
hermanos Álvarez Cuevas un expediente
detallado sobre supuestas irregularidades
cometidas por el propio Cohen en compli-
cidad con Garcés Rojo, en la creación de
empresas privadas para brindar servicios a
(y transas) de f
Negocios
Corrup Cruz Azul 1736.indd 30 2/6/10 12:40 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 31
la cooperativa y revender cemento y con-
creto a sus propias empresas, sin consultar
a los directivos ni a los socios.
Las anomalías abarcarían seguros de
vida, seguros médicos, el hospital Mé-
dica Azul (llamado Guillermo Álvarez
Macías), seguros de gastos médicos ma-
yores; fianzas, bienes inmuebles, unifor-
mes deportivos y publicidad, así como la
situación financiera del hotel Azul Ixtapa,
Concretos Cruz Azul y en las auditorías
realizadas a las empresas que trabajan pa-
ra la cooperativa y en Concretos y Cemen-
tos Nacionales que se ubican en Oaxaca,
Hidalgo, Aguascalientes y Puebla.
El caso Andrómeda
Tras la constitución de la constructora An-
drómeda, en 2002, Jesús Rafael González
Collado fue nombrado administrador úni-
co, el mismo cargo que tenía en el hotel
Azul Ixtapa, declarado en quiebra técnica.
Ese mismo día, Andrómeda le compró
a Constructora Rommel, S.A. de C.V., el
terreno conocido como condominio Uya-
sa o Plaza Zapato, según la escritura 6531
ante el mismo notario, por un precio de 14
millones 155 mil pesos.
El 26 de septiembre de 2006, Garcés
Rojo armó la estrategia para vender el
mismo predio a La Cruz Azul en 49 millo-
nes de pesos, a través de un tercero.
Un oficio firmado por él mismo dejó
testimonio de la operación:
“Compra venta de terreno de Andró-
meda. El terreno será vendido por An-
drómeda a una persona física en el valor
mínimo posible, según avalúo comentado
por el notario que es 18 millones 200 mil
pesos, por lo que se determinará una uti-
lidad fiscal para la empresa de 3 millones
200 mil pesos, un ISR aproximado de 928
mil pesos y un Impuesto Sobre Adquisi-
CORRUPCI ÓN
ción de Bienes Inmuebles aproximado de
1 millón 50 mil pesos.
“En segundo lugar, el terreno será ven-
dido por la persona física en un valor de
20 millones de pesos, produciendo una
utilidad fiscal aproximadamente para la
persona física de 750 mil pesos, lo que
producirá un ISR aproximado de 217 mil
500 pesos.”
Esa persona física fue Guillermo Pe-
redo Merlo, quien compró los terrenos al
precio real declarado por un valuador de
bienes.
La Cruz Azul habría pagado a Peredo
Merlo 20 millones de pesos, en México,
y habría depositado 2 millones 360 mil
dólares en cuentas personales de Garcés
Rojo y sus asesores en el Bank of America
de Estados Unidos, según los socios entre-
vistados por la reportera.
La escritura 11647, siempre ante el
mismo notario Gutiérrez Valdés, hace
constar el contrato de compraventa de
esos terrenos entre Peredo Merlo y la
Cooperativa La Cruz Azul, pero no regis-
tra el monto de la operación.
Sin embargo, un oficio firmado por
Guillermo Álvarez Cuevas, el 8 de no-
viembre de 2006, ordena al actuario
Carlos Terroba Wolf “que el pago de 3
millones de dólares (sic) por el terreno de
Andrómeda deberá ser realizado a través
de B.E. (depósitos en el extranjero), en 36
pagos mensuales de 83 mil 330 dólares,
cada uno a partir de la fecha de escritura-
ción de este predio”.
Este dinero sale de la cooperativa, sos-
tienen los socios, quienes calculan que en
toda la operación se movieron 4 millones
300 mil dólares, es decir, alrededor de 49
millones 450 mil pesos. Al final, la ganan-
cia individual de los involucrados fue de
37 millones de pesos, dicen.
Con esas maniobras, los implicados
habrían evitado la carga fiscal por el mon-
to depositado. La utilidad fiscal que ge-
neró la maniobra se la repartieron cuando
decidieron liquidar a la empresa, en marzo
de 2007, aseguran los cooperativistas.
Dos meses después firmaron oficios
para que cada asesor, Garcés Rojo y su es-
posa, recibiera 3 millones 440 mil pesos
por la entrega de las acciones de la empresa
declarada en liquidación. Proceso tiene co-
pias de los cheques a nombre de cada uno
de ellos. El oficio de María Gilda Álvarez
Cuevas de Garcés lo firmó su esposo.
El 15 de agosto siguiente recibieron
otros 107 mil 847 mil pesos de Pere-
do Merlo por concepto del finiquito del
“Proyecto Andrómeda”, de acuerdo con
el oficio dirigido a Fernando Luis Arista,
Roberto Guízar Díaz y González Collado,
cuya copia tiene Proceso. Se trata de los
750 mil pesos de utilidad fiscal producida
familia
M
i
g
u
e
l

D
i
m
a
y
u
g
a
La cooperativa. Crisis
Corrup Cruz Azul 1736.indd 31 2/6/10 12:40 AM
32 1736 / 7 de febrero de 2010
por la venta del predio Andrómeda de Pe-
redo Merlo a La Cruz Azul.
Negocios privados
Además de Andrómeda, Víctor Manuel
Garcés Rojo y su esposa, María Gilda Ál-
varez Cuevas (hermana de Guillermo y
Alfredo Álvarez Cuevas), fundaron la em-
presa Arrendadora Sport Clinic, S.A. de
C.V., en la que también participó su hija
Erika María Garcés Álvarez. A esta clínica
asisten los jugadores del Cruz Azul pa-
ra rehabilitación.
Los vínculos comerciales de Garcés
Rojo y su familia con David Cohen Sa-
cal inician con la empresa Homofortis,
S.A. de C.V., en la que participó José
Besil Bardawill, socio de Garcés Rojo en
Impulso Business Operating Solutions,
Inmobiliaria Azul Celeste, Impulso In-
mobiliaria de Mixcoac, Inmobiliaria de
Puerto Vallarta, Sport Clinic Lomas y
Servicios Médicos Sport Clinic.
Cohen era abogado externo de La
Cruz Azul. Antes de la asamblea ge-
neral de socios de la cooperativa, ce-
lebrada de julio de 2008, entregó a los
Álvarez Cuevas evidencias de trian-
gulación de empresas, fraude, tráfico
de influencias y aumento de precios
de bienes y servicios en la coopera-
tiva, según publicaron El Universal y
Zócalo el 30 de julio de ese año.
Víctor Manuel Garcés Rojo, quien
lleva más de 20 años como director
jurídico de la cooperativa, creó Sport
Clinic, S.A. de C.V., con su hermano
Alejandro y Nicolás Zarur Mina; con
José Besil Bardawill y Fernando Luis
Arista constituyó MC2 División de
Acabados; se asoció con Jesús Rafael
González Collado en Ingeniería Cre-
diticia, S.A. de C.V., Sofom y ENR,
y con Juan Carlos Terroba Dodero en Pro-
ductos Cementeros Mexicanos.
“Alvarezlandia”
La Cooperativa La Cruz Azul cuenta con
cuatro plantas: La Ciudad Cooperativa La
Cruz Azul, en Tula de Allende, Hidalgo;
la planta de Lagunas, Oaxaca; la planta de
Cemento en Palmar de Bravo, Puebla, y la
planta de Comunidad Arroyo Hondo, en el
municipio de Tepezalá, Aguascalientes.
CORRUPCI ÓN
En los 15 años que los hermanos Ál-
varez Cuevas han estado al frente de la
cooperativa, la sociedad se ha dividido
en dos bandos: los “altos mandos” y el
grupo opositor conocido como Los Vein-
tes, el número de socios que iniciaron ese
movimiento. Estos últimos sostienen que
el caso Andrómeda no es el único, “hay
muchos más, pero Garcés Rojo dice que
todo lo sabe Guillermo Álvarez Cuevas”.
Otros temas a tratar, dicen, será el
caso de Concretos Cruz Azul que hi-
zo negocio con PCM, una empresa de
Grupo Impulso, en cuya web aparecía
el nombre de Garcés Rojo como socio,
pero en la actualidad está fuera de ser-
vicio. Esta empresa, afirman, nunca pa-
gó el cemento que le compró a La Cruz
Azul hace poco menos de cinco años. El
dueño era Carlos Javier Terroba Wolf,
asesor de la dirección.
La cooperativa está formada por la di-
rección general, 18 consejos, direcciones,
gerencias y jefaturas. El gerente comer-
cial es Alfredo Álvarez Cuevas, a quien
Garcés Rojo y sus “secuaces” pretenden
culpar por todas las irregularidades, según
los socios.
“La administración necesita un giro
porque el riesgo de que la cooperativa
truene es inminente”, dicen. Entre los su-
puestos abusos y la carga por concepto de
jubilaciones, pensiones y retribuciones, la
cooperativa ya no genera utilidades.
De seguir así, prevén, a lo mucho so-
brevivirá hasta 2017.
Más de 20 mil personas dependen
de la Cooperativa La Cruz Azul, que
además incide en la vida de más de 10
comunidades alrededor de la planta
de Hidalgo y sus cooperativas distri-
buidas en toda la comunidad, como
Bomintzhá, que explota yacimientos y
tritura piedra caliza, además de fabri-
car block y concreto.
En un reportaje publicado en el nú-
mero 1498 de este semanario se des-
cribe cómo la Ciudad Cooperativa La
Cruz Azul se convirtió en “La ciudad
de los Álvarez”, donde predominan
los símbolos de la empresa; la mayo-
ría de las casas están pintadas de azul,
blanco y rojo. “La ciudad cooperativa
es una especie de Alvarezlandia”, se
publicó entonces.
Cinco años después, en Ciudad
Cruz Azul nada cambia. Hay un
nuevo hospital Guillermo Álvarez
Macías exclusivo para gente de la
cooperativa. Los pobladores de los
alrededores se quejan de que única-
mente a familiares de algún socio
les dan trabajo, “pero entrar está
difícil; sólo los hijos de los socios
son socios”
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s
E
s
p
e
c
i
a
l
Las nuevas adquisiciones. Cuestionamientos
Garcés Rojo y Álvarez. Complicidad
Corrup Cruz Azul 1736.indd 32 2/6/10 12:40 AM
Corrup Cruz Azul 1736.indd 33 2/6/10 12:40 AM
34 1736 / 7 de febrero de 2010
C
ANANEA, SON.- Invisibles, to-
das las noches los mineros ha-
cen sus rondas. Están en huelga
desde el 30 de julio de 2007. A
veces sólo la tenue brasa de un
cigarro delata la presencia de
algún vigía. Y cuando alguien
merodea por la zona, se oye el sonido me-
tálico de un tubo que retumba en el empe-
drado de la Puerta 1 de la mina. Al instante
decenas de sombras acuden veloces.
“Pensamos que era de la federal”, di-
ce uno de los vigilantes, al tiempo que
levanta una mano para detener a sus com-
pañeros, quienes surgen de sus trincheras,
armados de piedras y balines de acero del
tamaño de una pelota de beisbol listos pa-
ra repeler un eventual ataque.
En lo alto de un cerro se ubica el pues-
to de mando. Desde ahí se dominan los
enormes tajos de la mina y toda la opera-
ción extractiva.
Los controles, palancas y equipos de ra-
diocomunicación lucen intactos. Cables de
20 centímetros de grosor, tendidos por va-
rios kilómetros en el piso, son de cobre y na-
die los ha robado. La palas, gigantes moles
de acero, exhiben instalaciones impecables.
El pasado 17 de enero, desde Canadá,
donde se encuentra refugiado, el dirigen-
te del Sindicato Nacional de Trabajadores
Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos de la
República Mexicana (SNTMMSRM), Na-
poleón Gómez Urrutia, advirtió que Grupo
México y la Secretaría del Trabajo y Previ-
sión Social (STPS) presionan a los magis-
trados del Segundo Tribunal Colegiado del
Primer Distrito en Materia Laboral del Dis-
trito Federal para que se pronuncien y den
por terminadas las relaciones laborales de
manera definitiva.
TRABAJ O
Larga ha sido la huelga de los mineros de Cananea. Ini-
ciada en julio de 2007, los trabajadores han resistido los
embates de Grupo México para que el movimiento sea
declarado inexistente, y del gobierno federal que, sos-
tienen los trabajadores, se pliega a la patronal. Sergio
Tolano Lizárraga, de la Sección 65 del sindicato minero,
dice a Proceso que el paro es legal, mientras que Jesús
Verdugo, presidente del Comité de Huelga, se queja
porque sus compañeros están igual de jodidos que ha-
ce 100 años. Y sentencia: “Si lo que quieren son mártires
de Cananea, aquí los van a encontrar, en las puertas de
la mina”.
dicen los mineros, el paro laboral surgió
porque la empresa violó el Contrato Co-
lectivo del Trabajo (CCT) y porque se
negó a remediar las condiciones de inse-
guridad en la mina de Cananea.
El día que los trabajadores de Cananea
se fueron al paro, junto con los de Sombre-
rete, Zacatecas, y los de Taxco, Guerrero,
Grupo México declaró que los movimientos
eran ilegales. La JFCA le dio la razón una
semana después, el 7 de agosto, por falta de
sustento. Sin embargo, los huelguistas obtu-
vieron un amparo definitivo el 13 de diciem-
Arturo Rodríguez García
El líder defenestrado denunció también
que la empresa propietaria de Mexicana
de Cananea intenta desalojar de manera
violenta a los huelguistas; incluso, dijo,
armaron grupos de choque y contrataron
esquiroles en Nacozari. Tras el mensaje,
los huelguistas redoblaron su vigilancia,
bloquearon los caminos en dos de los tres
accesos, desplazaron maquinaria pesada
hacia la maya perimetral y colocaron es-
combros sobre la vía del ferrocarril que in-
gresa al complejo minero.
–¿Irán a entrar disparando? –pregunta
el más veterano de los guardias.
–No, primero entran los granaderos –
responde uno de sus compañeros.
–Lo que no entiendo es si en los des-
alojos disparan –insiste.
Con la resolución de los magistrados
concluirá el proceso iniciado el 14 de abril
de 2009, cuando se dictó el laudo del expe-
diente IV-61/2009 que dio por terminadas
las relaciones laborales con los mineros
en huelga. Ese expediente, el más recien-
te de los que ha encausado Grupo México
sobre el diferendo laboral sin que medie
ninguna negociación con los trabajadores.
En aquella fecha, la Junta Federal de
Conciliación y Arbitraje (JFCA) declaró
legal la huelga, pero también resolvió po-
ner fin a las relaciones laborales “por cau-
sas de fuerza mayor”, luego de que Grupo
México alegó que las instalaciones de
Mexicana de Cananea, así como los ma-
teriales, equipos y herramientas estaban
inservibles o habían sido objeto de rapiña.
Desde que se inició la huelga, el 30 de
julio de 2007, los trabajadores han inter-
puesto cuatro amparos contra los laudos
de la JFCA, según los cuales el movimien-
to es inexistente o ilegal. Sin embargo,
Trabajo 1736.indd 34 2/6/10 12:58 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 35
bre de ese año (expediente RT 2381/2007).
El 11 de enero de 2008, la STPS infor-
mó que la JFCA declaró que la huelga era
inexistente. El argumento: no había sido
anunciada en tiempo y forma. Los mine-
ros de Cananea fueron desalojados por la
Policía Federal. Diez días más tarde, los
trabajadores consiguieron un amparo.
De esos tiempos, los huelguistas compu-
sieron un corrido que cantan con frecuencia
durante las prolongadas guaridas nocturnas:
Llegaron varios camiones /repletos de uni-
formados /Pero ellos nunca pensaron /el
cuatro que habían formado /Eran más de
mil mineros /y ahí los dos se enfrentaron.
Confabulaciones
El dirigente de la Sección 65 del SNTMMS-
RM, Sergio Tolano Lizárraga, asegura que
Grupo México, la STPS y la Secretaría de
Gobernación están sincronizados. Siempre
declaran lo mismo, distorsionan los plan-
teamientos de los huelguistas y no dejan
de presionar a los magistrados para que se
pronuncien a favor de la patronal.
Entrevistado el 20 de enero, el dirigen-
te afirma que los mineros están prepara-
dos para lo peor. Y relata que en octubre
y noviembre de 2009 realizaron una cara-
vana a la Ciudad de México, donde se en-
trevistaron con funcionarios de la STPS,
de la Secretaría de Gobernación, así como
con diputados y senadores.
Le sorprende, dice, que mientras ellos
exponen sus razones e intentan negociar,
la STPS emitió un comunicado en la que
decía todo lo contrario. Grupo México, la
STPS, Gobernación hacen lo mismo. “No
“Si lo que quieren son
mártires...”
O
c
t
a
v
i
o

G
ó
m
e
z
Trabajo 1736.indd 35 2/4/10 11:48 PM
36 1736 / 7 de febrero de 2010
olvidemos que Gómez Mont fue abogado
de Grupo México”, dice Tolano.
Explica que desde el principio, el ti-
tular de la STPS, Javier Lozano Alarcón,
llamó a los huelguistas intransigentes, in-
cluso los responsabilizó de la depresión
económica regional.
También, dice, “sabemos que la empre-
sa ha contratado esquiroles en Nacozari y
en Hermosillo. Cuando hace eso es para
enfrentarnos en las puertas, para quebran-
tar nuestro movimiento, que es legal”.
Además, en las radiodifusoras locales
Grupo México pregona que quienes de-
seen recoger su finiquito en las oficinas
de la JFCA, pueden hacerlo. Habla de una
indemnización de tres meses de salario,
prima de antigüedad, bonos pendientes,
prestaciones y utilidades que oscilan entre
175 mil 800 y 295 mil 700 pesos.
Tolano asegura que esa campaña se ini-
ció el año pasado. Asimismo, agrega, la pa-
tronal promete generar 2 mil empleos para
reconstruir la mina y ofrece mil 200 plazas
para quienes deseen trabajar en ella, así co-
mo 5 mil empleos indirectos más, una me-
jora en el entorno urbano, y programas de
salud y educación para la ciudad.
Según el dirigente sindical, en San Juan
de Sabinas y otras zonas del país Grupo
México trabaja con un nuevo sindicato.
“¡Es tan absurdo! –exclama–. Es como si
quisieran casar a un desconocido por la
fuerza y pidieran el apoyo del gobierno”.
Hasta ahora nadie ha aceptado el fini-
quito, comenta Tolano. Todos los mineros
en huelga esperan la ratificación de las
suspensiones provisionales IV-61/2009,
64/2009 y 740/2009, acumuladas en el
Tribunal de Circuito para invalidar el lau-
do que la JFCA emitió en abril de 2009.
Si el tribunal da la razón a los trabaja-
dores, insiste, se tendrá que desahogar la
revisión contractual de 2007, el tabulador
de 2008 y la revisión de contrato de 2009.
Dice Tolano que las artimañas de Gru-
po México y la JFCA son para golpear al
sindicalismo. “El ejemplo más reciente –
señala–, es el de los compañeros del SME”.
Y advierte: “No queremos que las
fuerzas federales nos vayan a tomar por
sorpresa e intenten desalojarnos. Estamos
decididos a todo por mantener nuestra
fuente de empleo”.
El dirigente de la Sección 65 comenta
al reportero que el argumento de Grupo
México, según el cual las instalaciones y
la maquinaria de la mina de Cananea “es-
taban inservibles o habían sido objeto de
rapiña”, que avalaron la Dirección Gene-
ral de Minas de la Secretaría de Economía
(SE) y la JFCA, que incluso emitió el lau-
do en abril de 2009, es una falacia.
Para refutarlos, Tolano invita a Proceso
a un recorrido para mostrar el estado en que
se encuentra el complejo minero. Durante
el trayecto, explica: “Lo que nosotros ex-
pusimos como motivo de la huelga –dice–
fue el deterioro del equipo y la inseguridad
laboral. La empresa nunca quiso admitirlo.
Luego comenzó a argumentar que la rela-
ción de trabajo debía terminar”.
Y muestra al reportero que las dos
subestaciones eléctricas están en buen es-
tado y funcionando, pero según la empre-
sa son inservibles. Para demostrarlo, los
huelguistas encienden los camiones y las
grúas. Ahí, en los cuartos de herramientas
se observan, apiladas, varas de soldadura,
linternas, herramientas, guantes, botas y
otros materiales de trabajo.
En el informe de producción del 23
de julio de 2007, presentado una semana
antes de la huelga, se incluye el inventa-
rio del equipo: nueve palas, 45 camiones
y ocho perforadoras. Los huelguistas en-
cienden algunos vehículos para que el re-
portero observe que sí funcionan.
El recorrido incluye la mina, la concen-
tradora y las plantas de tratamiento quími-
co del mineral. Y termina en el cementerio
de asbesto, la vieja fundición convertida
hoy en una monumental pila de chatarra y
el corralón de camionetas en desuso.
Casos de depresión
“Yo soy minero retirado y mi hijo es huel-
guista”, dice el veterano Arnulfo Espinoza.
Y expone: “Lo que más nos duele es
que hayan cerrado el hospital Ronquillo,
porque ahí nos atendían muy bien. El go-
bierno metió el Seguro Popular, pero nunca
hay medicina… Por el trabajo que hacía-
mos muchos estamos enfermos de cáncer”.
El nosocomio cerró sus puertas el 10
de mayo de 2008. A partir de entonces, los
trabajadores se quedaron sin servicios mé-
dicos; luego les quitaron el agua, el gas,
incluso les cancelaron las becas de estudio
a sus hijos. Y el miércoles 20, justo el día
de la entrevista con Tolano y otros dirigen-
tes mineros, les cortaron la electricidad.
Por momentos, la población de la zo-
na se ensaña con los huelguistas. “En un
principio fue tan grave –comenta Tolano–,
que en la sede del sindicato se enfrenta-
ban hermanos, padres e hijos. Afortuna-
damente, la gente ha ido entendiendo que
nuestra lucha es justa”.
Como sea, en las calles se percibe aún la
inconformidad.
Anselmo Cortina, otro minero retirado,
comenta: “Los gringos… esos sí eran pa-
trones”. Y rememora que antes la empresa
daba útiles escolares, pintaba y remozaba
las viviendas, auspiciaba programas asis-
tenciales y hasta mantenía El Círculo, un
casino con el primer boliche que hubo en
México, y el club campestre con su campo
de golf.
–Pero el movimiento de 1906 fue por
la represión de patrones gringos ¿no? –co-
menta el reportero.
–Pero eso fue más antes…
Una joven a punto de casarse espeta al
reportero:
“Oiga, que ya los quiten de la mina, no-
más andan de revoltosos, y mientras aquí
en el pueblo todo está muerto”. Se queja
porque, dice, su novio se empleó con los
contratistas, pero como los huelguistas no
los dejaron entrar a la mina, hoy está des-
empleado.
La cárcel de Cananea, famosa por el
corrido atribuido a Francisco El Cucha-
rón de Batuc, hoy es un museo y remite a
1906, cuando los obreros de la zona fue-
ron reprimidos por exigir un salario igual
al trabajo que realizaban sus compañeros
estadunidenses. Pero de esa historia, el
ayuntamiento apenas menciona una línea
sobre esa represión que muchos conside-
ran como el antecedente del movimiento
revolucionario de 1910.
Jesús Verdugo, presidente del Comité
de Huelga, dice: “El gobierno de Calderón
trae un escándalo con lo del Centenario de
la Revolución. Todos sabemos que aquí
empezó todo. A más de 100 años, estamos
igual de jodidos. Pero como en aquellos
tiempos, hoy estamos dispuestos a todo.
Si lo que quieren son mártires de Cananea,
aquí los van a encontrar, en las puertas de
la mina”.
E
d
u
a
r
d
o

M
i
r
a
n
d
a
TRABAJ O
Cananea. Acoso
Trabajo 1736.indd 36 2/4/10 11:48 PM
Jesusa Cervantes
P
etróleos Mexicanos pretende
excluir del millonario mercado
del etanol a productores mexi-
canos de caña de azúcar y sorgo
dulce, además de quitarles la po-
sibilidad de que se asocien con
industriales mexicanos, lo cual deja el pa-
so libre a empresas extranjeras, principal-
mente brasileñas, para que surtan al país de
este combustible no fósil.
Con ese propósito, el gobierno de Feli-
pe Calderón realizó una serie de movimien-
tos de funcionarios en Pemex y en la Secre-
taría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo
Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa). El 3
de noviembre de 2009, Mariano Ruiz Funes
pasó de la jefatura de asesores de Pemex a
Con la primera licitación para proveedores de etanol –biocom-
bustible elaborado a base de sacarosa de caña, maíz o sorgo y
que sustituirá al aditivo MTBE en las gasolinas–, Pemex viola la
Ley de Promoción y Desarrollo de los Bioenergéticos: en vez de
contribuir a la sustentabilidad del campo mexicano, favorece
la importación de insumos, sostienen productores mexicanos.
En este esquema, empresas brasileñas se perfilan ya como las
beneficiarias. De hecho, los presidentes de México, Felipe Calde-
rón, y de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, tienen previsto reunirse
a finales de este mes para tratar lo relativo a los negocios entre
ambos países. El objetivo: la eventual firma de un tratado bila-
teral de libre comercio.
extranjeros
A
P

p
h
o
t
o

/

D
o
u
g
l
a
s

E
n
g
l
e
El etanol, a
Refinería brasileña. Potencial
I NDUSTRI A
Industria impar.indd 37 2/4/10 11:55 PM
la Subsecretaría de Agricultura de la Sagar-
pa, y el 20 de enero Jordy Herrera, subsecre-
tario de Planeación Energética y Desarrollo
Tecnológico de la Secretaría de Energía (Se-
ner), fue nombrado director de Pemex Gas
y Petroquímica.
Una vez que Jordy Herrera salió de la
Sener, Calderón decidió que la Dirección
General de Investigación, Desarrollo Tec-
nológico y Medio Ambiente, encabezada
por Diego Arjona Argüelles, se encargue
de diseñar las nuevas bases de la segunda
licitación de etanol, según se dio a cono-
cer el 29 de enero en el Diario Oficial de la
Federación.
La subsidiaria de Pemex que ahora enca-
beza Jordy Herrera se encargará de verificar
la construcción de una planta de etileno en
Veracruz –obra que se le adjudicó sigilosa-
mente en noviembre pasado a la empresa bra-
sileña Braskem, S.A.–, la cual utilizará como
materia prima principal el etanol, que actual-
mente no se produce en el país por ser incos-
teable, tanto para los productores como pa-
ra los industriales mexicanos por separado.
El pasado 29 de septiembre, Pemex Re-
finación lanzó la convocatoria para licitar la
compra de 176 millones de litros de etanol
por año y durante un quinquenio, para abas-
tecer al estado de Jalisco. Las bases fueron
diseñadas en la Subsecretaría de Planeación
Energética y Desarrollo Tecnológico de la
Sener, el área que encabezaba Jordy Herre-
ra antes de pasar a la paraestatal, porque el
20 de marzo de 2009 la secretaria Georgina
Kessel le confirió esa responsabilidad.
El objetivo de la licitación es adquirir
millones de litros de etanol para sustituir
con él al éter metil tert-butílico o MTBE,
un aditivo utilizado para elevar el octana-
je de las gasolinas sin plomo y que es muy
contaminante. La convocatoria no estable-
ce a cuánto asciende el valor de la compra,
pero de acuerdo con cálculos del dirigen-
te nacional de la Confederación Nacional
Campesina (CNC), el diputado Cruz Ló-
pez Aguilar, la operación tendría un valor
anual de 28 mil millones de pesos, es decir,
140 mil millones en el quinquenio previsto.
La presentación de propuestas econó-
micas de los competidores se programó
originalmente para el 1 de diciembre pa-
sado; pero la inconformidad de los concur-
santes y la intervención de la CNC obliga-
ron a posponer la fecha.
En noviembre, una vez aprobado el
Presupuesto de Egresos de la Federación
para 2010, el diputado López Aguilar y al-
gunos concursantes inconformes lograron
entrevistarse con la secretaria de Energía,
Georgina Kessel; con el titular de la Sagar-
pa, Francisco Javier Mayorga, y con el di-
rector de Pemex, Juan José Suárez Coppel.
En entrevista, el dirigente de la CNC, sin
poder precisar la fecha de ese encuentro, co-
mentó que ahí Kessel se comprometió a redis-
cutir las bases y posponer la presentación de
propuestas económicas hasta abril de 2010.
También acordaron reunirse de nuevo en ene-
ro, pero nunca se concretó. Por el contrario,
Pemex Refinación anunció que las propues-
tas se abrirían el 22 de enero, y así sucedió.
Más de 30 empresas concursantes se
desistieron de la licitación por conside-
rarla inviable. Sólo quedaron tres: Destil-
mex; Destiladora del Valle, propiedad de
Melchor Monterrosas, y Biotecnología de
Combustibles, S.A. de C.V., ésta formada
por la empresa brasileña Andrade y Gutié-
rrez, S.A. de C.V. (constructora), el Grupo
Perc (dedicado a la franquicia de gasoline-
ras en el Estado de México) y el empresario
Mario Novelo con sus familiares.
De entrada, Destilmex ofreció un pre-
cio muy por encima del exigido por Pemex
Refinación, lo que en caso de que no se de-
clare desierta la licitación, deja el triunfo
entre Destiladora del Valle y Biotecnolo-
gía de Combustibles.
Los industriales, excluidos
Uno de los industriales que desistió de con-
cursar es Salvador Romero, propietario de
Alcoholera Zapopan, la segunda producto-
ra de ese insumo en el país.
En entrevista, detalla los “absurdos” de
las bases de la licitación. Dice que lo pri-
mero, que eliminó a la mayoría de los com-
petidores, fue que Pemex Refinación par-
tió de un precio de 8.20 pesos por litro de
etanol, cuando tan sólo producirlo cuesta
8.60, sin pensar en utilidades.
Al respecto, René Martínez Cumming,
director de la Cámara Nacional de la Indus-
tria Azucarera y Alcoholera (CNIAA), consi-
dera que ese costo es de 10.50 pesos por litro.
El segundo “absurdo”, dice Romero, es
que se exigió a las competidoras contar con
un capital contable (dinero líquido) de 337
millones 430 mil pesos, “que ninguna empre-
sa tiene en efectivo, sino en edificaciones”,
más una fianza de 674 millones de pesos.
Otra condición que generó desacuer-
dos fue que el mercado se repartiría entre
dos empresas ganadoras, una con 70% y
otra con 30% del abastecimiento.
“Nuestra pregunta es: ¿por qué dividir
el mercado en dos empresas? ¿Y por qué
no comprarnos a cada uno de los industria-
les, que nos asociaríamos con los producto-
res de caña o sorgo, lo que pudiéramos ven-
der a nuestra capacidad? Pero además, bajo
esas condiciones económicas se nos esta-
ba obligando a asociarnos con una empre-
sa más grande y a estar supeditados a ella”,
recrimina Romero.
El industrial sostiene que lo más impor-
tante en el negocio del etanol no es tener un
contrato para hacer una planta que lo proce-
se, sino contar con la materia prima: la ca-
ña o el sorgo. “Este va a ser un negocio pa-
ra unos cuantos o va a ser un detonante para
el desarrollo del campo mexicano”, plantea.
Se refiere a que en 2007 la Cámara de
Diputados creó la Ley de Promoción y De-
sarrollo de los Bioenergéticos, cuyo eje su-
puestamente es el estímulo al campo.
A decir del diputado Cruz López, quien
como líder de la CNC fue uno de los promoto-
res de esa ley en la LX Legislatura, detalló que
su eje central es el artículo 15, que establece la
obligación de “impulsar el desarrollo susten-
table de la producción y comercialización de
los insumos (caña de azúcar, sorgo y maíz) y la
producción, el transporte, la comercialización
y el uso eficiente de los bioenergéticos”. Esto
se violó en la licitación de la paraestatal para la
compra de etanol, afirma.
“La cifra que demanda Pemex en esta
primera licitación –enfatiza López Agui-
lar– dimensiona y vuelve muy apetitosa
la demanda nacional. ¿Por qué se pone un
sinfín de obstáculos a las empresas mexi-
canas? Ante tal evidencia, la pregunta se
convierte en sospecha: ¿no será que el pro-
pósito es favorecer a quienes se dedican a la
importación de alcohol potable, el cual me-
diante un procedimiento de bajo costo (des-
hidratándolo) pueden convertir en etanol?”
Reitera que el enfoque de la ley es impul-
sar el campo mexicano para que los produc-
tores de las materias primas se asocien con in-
dustriales y puedan surtir de etanol a Pemex.
Pero evidentemente, agrega, “la licitación
fue elaborada desde la óptica de la paraesta-
tal, que con esta convocatoria abre la puer-
ta para que el (mercado de) etanol tenga un
componente extranjero de 50% en todos y ca-
da uno de los eslabones de la cadena”.
Por esto, señala, “el perjuicio mayor
se ubica en las dos comercializadoras pro-
veedoras de Pemex, que se quedarán, una
con 70% y otra con 30% del contrato; es-
to obliga a asociaciones forzadas y crea las
condiciones para la importación masiva de
alcohol potable y su deshidratación en te-
rritorio nacional. Las empresas trasnacio-
nales brasileñas productoras de etanol de-
ben estar relamiéndose los bigotes”.
Ofertas irrealizables
Los industriales, la CNIAA y la CNC de-
mandaban que se pospusiera la licitación
b
l
o
g
d
o
f
a
v
r
e
.
i
g
.
c
o
m
.
b
r

38 1735 / 31 de enero de 2009
Industria impar.indd 38 2/4/10 11:55 PM
del etanol y pedían elevar el precio base a
10.90 pesos por litro, pero Pemex se man-
tuvo en 8.20.
El 22 de enero, las tres empresas que se
quedaron ofrecieron los siguientes precios:
Destilmex, 10.98 pesos; Destiladora del Va-
lle, 7.87, y Biotecnología de Combustibles,
8.16 pesos por litro de etanol.
La primera queda automáticamente fue-
ra, pero llama la atención el bajo precio que
propone Destiladora del Valle, porque sólo
tiene dos destiladoras: una llamada también
Del Valle, con una capacidad de producción
de 250 mil litros diarios y que fue cerrada el
mes pasado por falta de insumos (caña de
azúcar), y la Destiladora del Papaloapan,
con una capacidad de 100 mil litros diarios.
Su dueño, Melchor Monterrosas, cuen-
ta con un historial de violaciones a la ley por
contaminar con sus empresas el Río Blanco
en Veracruz. En 2007, la Comisión Nacional
del Agua cerró temporalmente Destiladora
del Valle por carecer de permiso; ese mismo
año la Procuraduría General de la República
le decomisó cerca de 50 mil litros de tequi-
la adulterado, y posteriormente el juez pri-
mero de Primera Instancia, José Luis Bou-
zas García, le giró orden de aprehensión por
estar involucrado en la compra de más de 45
mil litros de alcohol que fueron robados a la
empresa Zapopan Jalisco.
Además, el 6 de febrero de 2009, Monte-
rrosas fue detenido por la portación de armas
de uso exclusivo del Ejército: dos fusiles de
asalto AK-47 y dos armas cortas, según pu-
blicó el diario en internet Bbmnoticias.com.
De acuerdo con versiones que pudo re-
cabar Salvador Romero, a Destiladora del
Valle le correspondería el contrato por 70%
de la licitación de Pemex Refinación.
“¿Cómo podría quedarse con la licita-
ción si no cuenta con la materia prima y
una de sus destiladoras no tiene la capaci-
dad para producir etanol? Además, con es-
te historial, ¿cómo es que Pemex le dará la
licitación? No lo entendemos”, dice Rome-
ro. “En este negocio, si no tienes la mate-
ria prima estás fuera, a menos que importes
el alcohol y luego lo deshidrates”, agrega.
En su opinión, como la licitación per-
mite que 50% del insumo sea de nacionali-
dad extranjera, “seguramente Monterrosas
le meterá 85% de materia prima de Brasil y
no habrá nadie de Pemex que lo verifique,
convirtiéndose en un importador de etanol
en la práctica”.
En el caso de Biotecnología de Com-
bustibles, de la que forma parte la brasi-
leña Andrade y Gutiérrez, considera que
también podría importar el etanol de Bra-
sil, ya que esta empresa “ni siquiera está
en el ramo” y se dedica a la construcción.
Proceso buscó al representante de Biotec-
nología en México, José Carlos Márquez,
para que opinara al respecto, pero no esta-
ba en la ciudad.
Ilegalidad
Biotecnología de Combustibles también está
asociada con el Grupo Perc, cuyas gasoline-
ras fueron objeto de tres operativos federales
durante 2004 y 2005 por presunto contraban-
do, robo y adulteración de hidrocarburos.
Actualmente, Biotecnología tiene un
litigio con los comuneros indígenas de To-
matlán, Jalisco, quienes la acusan de pre-
tender despojarlos de tierras que ellos en-
tregaron en comodato al Instituto Nacional
de Investigaciones Forestales, Agrícolas y
Pecuarias (INIFAP) de la Sagarpa a fin de
que instalara en ellas un semillero con sor-
go dulce y varios tipos de caña para crear
variedades con mayor contenido de saca-
rosa, idóneas para la producción de etanol.
El 18 de febrero de 2009, los comune-
ros denunciaron ante el Órgano Interno de
Control (OIC) de la Conagua que el encar-
gado del distrito de riego, Héctor Ricardo
Pereyra Cobos, promovió “la invasión” de
sus tierras para beneficiar a Biotecnología.
El 30 de septiembre del mismo año, el
OIC les comunicó que archivó la denun-
cia “por falta de elementos”, porque “no se
acompañaron a sus señalamientos elemen-
tos de prueba que sustentaran la interven-
ción directa del C. Héctor Ricardo Pereyra
Cobos, ni de ningún otro servidor públi-
co adscrito a la Conagua y, por su parte, se
cuenta con la negativa del servidor público
involucrado, quien negó haber participado
en la invasión de sus parcelas”.
El licenciado Raúl Piña, abogado de los
comuneros, explica en entrevista que sus
clientes interpusieron un juicio de restitu-
ción de derechos porque ellos tienen el tí-
tulo de propiedad de las áreas en disputa
y desde 2003 la Conagua pretende expro-
piarles esos terrenos.
Ese juicio permanece aún en la etapa
pericial, detalla el abogado. De todas for-
mas, dice que Biotecnología sostiene, en
sus propuestas a Pemex Refinación, que
posee las tierras, aunque a los comuneros
nadie les ha podido mostrar los títulos de
propiedad correspondientes.
“Cuando la comunidad se da cuenta de
que la Conagua pretende quedarse con los
terrenos mediante decreto expropiatorio
–relata Piña–, la comunidad promueve el
juicio de restitución agraria.
“Los comuneros dicen que la Conagua
le vendió ahora a la familia Novelo esos te-
rrenos (Mario Novelo es uno de los socios de
Biotecnología), y en la licitación la familia
Novelo maneja que el etanol lo obtendrá a
través de la caña cultivada en Tomatlán. Sin
embargo, esa caña le pertenece al INIFAP,
que (en las tierras disputadas) es donde tiene
su campo experimental de semilla. Así, Bio-
tecnología argumenta ante Pemex Refina-
ción que ella tiene los sembradíos de caña”
Por eso, el pasado jueves 21 los represen-
tantes de los comuneros, Rodrigo Betancourt
Santana y Guillermo Rodríguez Rubio, entre-
garon a Pemex Refinación un documento para
notificarle que no se puede realizar legalmente
la licitación, debido al juicio 457/06 por la pro-
piedad de las tierras mencionadas. Al día si-
guiente se abrieron las propuestas económicas
de Biotecnología de Combustibles y las otras
dos empresas que participaron.
Tomatlán es el lugar más cercano a
Guadalajara de donde se puede obtener la
caña para producir etanol, de ahí que la tie-
rra de los comuneros se haya convertido en
la manzana de la discordia en esta licita-
ción, comenta el licenciado Piña.
Según el abogado, mientras Biotecno-
logía alega ante la paraestatal que los terre-
nos son de su propiedad, por otro lado les
ha ofrecido a los comuneros el pago de una
renta de 6 mil 500 pesos anuales por hec-
tárea. Además, el gobierno del estado, en-
cabezado por Emilio González Márquez,
anunció el 26 de enero que, con una inver-
sión de 183 millones de dólares, creará un
desarrollo turístico denominado Costale-
gre en los poblados de José María More-
los y Campo Acosta, justo donde el INIFAP
tiene los semilleros, en los terrenos que le
entregaron en comodato los comuneros.
Para el director de la CNIAA, René
Martínez Cumming, todas estas irregulari-
dades se traducen en “falta de condiciones
de certeza y seguridad para los inversionis-
tas, además de falta de condiciones regula-
torias legales y carencia de una política pú-
blica para producir etanol”, por lo que esa
licitación debe suspenderse.
“Sin una política clara de bioenergía en
nuestro país –añade el dirigente empresa-
rial– sólo se darán palos de ciego y lo único
que provocarán será desalentar la inversión y
abrir la puerta para que productores de otros
países vengan a limitar la posibilidad de un
desarrollo del campo (mexicano). Lo lógico
es que se piense que se va a importar el etanol.
¿De dónde van a sacar la materia prima esas
empresas que están de finalistas?”
Se espera que la segunda semana de fe-
brero se dicte el fallo y que este mismo mes
se lance una segunda licitación, por un monto
similar, para abastecer de etanol a Monterrey.
“Pensar en una segunda licitación es absur-
do, si estamos pidiendo que ésta se suspenda
de manera indefinida”, comenta el dirigente
de los industriales del alcohol y del azúcar.
En lo que respecta a los negocios ener-
géticos de México con Brasil, como el que
atañe a la producción de etanol y que ya be-
neficia a empresas del país sudamericano,
los presidentes Felipe Calderón y Luiz Iná-
cio Lula da Silva tienen previsto reunirse a
finales de este mes, al término de la Cum-
bre de América Latina y el Caribe que se
efectuará en Cancún, Quintana Roo. El ob-
jetivo: la eventual firma de un tratado bila-
teral de libre comercio.

1735 / 31 de enero de 2010 39
I NDUSTRI A
Industria impar.indd 39 2/4/10 11:55 PM
40 1736 / 7 de febrero de 2010
P
ARÍS.- El título es duro: A
l’ombre de ma vie, prisonnière
de l’Etat Mexicain (“A la som-
bra de mi vida, presa del Estado
mexicano”). El estilo es sobrio;
el relato, impactante, y ardiente
el deseo de Florence Cassez de
convencer a los lectores de su inocencia.
Desde 2006 esa joven francesa, acu-
sada por la justicia mexicana de haber se-
cuestrado a Cristina Ríos Valladares y a su
hijo Cristian, así como a Ezequiel Elizal-
de, y condenada por ello a 60 años de cár-
cel, ha sido tema de múltiples reportajes
en los medios de Francia y México.
Algo personal...
Anne Marie Mergier
Fue su abogado francés, Frank Berton,
quien la convenció de dar a conocer su pro-
pia versión de los hechos en un libro que
empezó a circular en Francia el jueves 4.
“Al principio no le gustó la idea –ex-
plica su madre, Charlotte Cassez–. Vol-
ver a recordar todo lo que vivió desde su
detención secreta el 8 de diciembre de
2005 hasta finales del año pasado para
poder contarlo con rigor, le parecía una
tarea irrealizable. Pero fuimos varios en
estimularla. Finalmente se lanzó. Llenó
múltiples cuadernos y Eric Dussart, perio-
dista de La Voix du Nord, diario del nor-
te de Francia, la ayudó a pulir su relato.
También la apoyó otro periodista, Jacques
Yves Tapon, reportero de Radio France y
France Bleu Nord, quien fue el primero en
cubrir su caso y escribió el prefacio.”
En los primeros capítulos de su libro de
230 páginas, Florence Cassez evoca su vi-
da en Francia, su llegada a México, donde
radicaba su hermano, sus primeros meses
en el país y su encuentro con Israel Vallarta,
quien encabezaba a una banda de secues-
tradores y se convertiría en su pareja.
También describe en forma detallada su
detención la mañana del 8 de diciembre de
2005; las 24 horas que pasó presa en un ve-
hículo estacionado en la sede de la Subpro-
curaduría de Investigación Especializada
en Delincuencia Organizada (SIEDO); la
escenificación de su detención ante las cá-
maras de televisión –la mañana siguiente–,
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s
Inter Francia 1736.indd 40 2/4/10 11:49 PM

1735 / 31 de enero de 2010 41
y sus primeros interrogatorios.
El resto de su testimonio es el relato
cronológico de sus tres meses de arraigo;
su estadía en la cárcel de Santa Martha
Acatitla y luego en el reclusorio de Tepe-
pan; las inacabables audiencias de su pri-
mer juicio, y la creciente mediatización y
politización de su caso, que afecta cada vez
más las relaciones entre Francia y México.
Ofensiva diplomática
El testimonio de Florence Cassez des-
taca la creciente participación del pre-
sidente francés Nicolas Sarkozy en su
defensa. Su apoyo era conocido: Sarko-
zy siempre dio publicidad a las entre-
El presidente francés Nicolas Sarkozy habla por telé-
fono con su compatriota Florence Cassez –recluida en
la prisión femenil de Tepepan por el delito de secues-
tro–; le promete que no la va a abandonar, le ofrece
consejos y estalla ante el rechazo del presidente Felipe
Calderón a la solicitud de enviarla a Francia en virtud
del Tratado de Estrasburgo. Es la propia Cassez quien
revela sus diálogos con el mandatario galo. Lo hace en
un libro de su autoría: A la sombra de mi vida, presa
del Estado mexicano, publicado el jueves 4 en París y
en el que cuenta detalles de su caso, que amenaza con
tensar aún más las relaciones entre Francia y México.
I NTERNACI ONAL / FRANCI A-MÉXI CO
vistas que sostuvo con sus padres desde
mayo de 2008 e hizo pública su deter-
minación de lograr su transferencia a
Francia durante su estadía relámpago en
México, en marzo de 2009.
Pero A la sombra de mi vida revela
que, al paso del tiempo, el “caso Cassez”
se fue convirtiendo en un asunto cada vez
más personal para Nicolas Sarkozy: el
mandatario considera el cambio de actitud
de su homólogo Felipe Calderón y el en-
durecimiento de su posición como un con-
flicto político y diplomático, y sobre todo
como una afrenta personal. Eso aparece
claramente en las conversaciones telefóni-
cas que sostuvieron Sarkozy y la reclusa
de la cárcel de Tepepan.
Una se dio durante el viaje de Sarkozy
a México. Florence acababa de ser conde-
nada, en segunda instancia, a 60 años de
cárcel. El presidente de Francia hizo lo
imposible para que aceptara su transferen-
cia a su país. Eso implicaba no apelar su
condena, hipótesis que rechazaba la joven
francesa. En su libro cuenta cómo buscó
convencerla, y evoca el diálogo:
–Florence, va a ser preciso que usted
me tenga confianza. Tengo un plan en la
cabeza, creo que ya usted está al tanto de
eso. Para empezar, tendrá que aceptar la
repatriación. 
–No estoy de acuerdo.
Me salió eso espontáneamente. Le ex-
plico que es demasiado difícil aceptar re-
conocer mi culpabilidad. Llevo tres años
pensando en eso y no estoy dispuesta a
capitular.
–Insisto, Florence. Le repito: es preci-
so que usted me tenga confianza (…)
–No sé qué pensar. Tengo ganas de no
contestar ahora y de reflexionar en todo
eso (...)
–Florence, es como si usted fuera par-
te de la familia. La voy a sacar de ahí.
Al final, Florence Cassez aceptó.
Asombrosa resulta otra conversación
telefónica entre el presidente y su conciuda-
dana encarcelada, realizada en julio del año
pasado, pocos días después de que Felipe
Calderón rehusara en definitiva el traslado
de Florence Cassez a una prisión francesa:
–Habla Nicolas Sarkozy.  ¿Como está
usted, Florence? Estamos en mi oficina
con Frank Berton, Thierry Lazar (diputa-
do del norte de Francia) y sus padres. Co-
necto el altoparlante.
En el tono de su voz percibo su
exasperación.
–Las cosas no andan como lo pensá-
bamos, Florence. ¡Se burlan de nosotros!
Aparentemente alguien en su oficina
le aconseja ser prudente. Pero insiste:
–Yo, Nicolás Sarkozy, se lo digo, Flo-
rence, no la voy a abandonar.
Por supuesto, sus colaboradores sa-
ben que el teléfono está intervenido y por
eso le sugieren que no se lance demasia-
do. Yo también sé que nos escuchan y casi
tengo ganas de decirle lo mismo. Pero es
obvio que no le importa en lo más mínimo.
–Ya sé que el teléfono está interveni-
do. ¡Que nos oigan, pues!
Y durante dos minutos habla de (Ge-
naro) García Luna (secretario de Seguri-
dad Pública). Dice que quiere demandarlo
ante la justicia.
(…) Hago grandes esfuerzos para re-
cordar cada una de sus palabras de la for-
ma más precisa posible, para guardarlas
en mi memoria y poder recordarlas cada
mañana al despertarme.
Esta vez el presidente se lanzó en se-
rio. Habló de Luis Cárdenas Palomino, el
brazo derecho de García Luna. La pren-
Inter Francia 1736.indd 41 2/4/10 11:49 PM
42 1736 / 7 de febrero de 2010
sa mexicana dice que tiene las manos
manchadas con sangre. Hay frecuentes
alusiones al hecho de que uno de sus ami-
gos mató a sangre fría a un chofer de taxi
porque no tenía dinero para pagarle y que
el pobre hombre insistía en cobrar la de-
jada. Anabel Hernández (autora del libro
Los cómplices del presidente) me lo con-
tó. También me dijo: ‘Palomino siempre
protegió a su amigo’. Nicolas Sarkozy, a
propósito, me dice por teléfono:
–Sabemos lo que le hizo al chofer de
taxi.
Ahora que vuelvo a pensar en eso me
digo que el presidente francés estaba real-
mente enojado. A veces no sé qué pensar de
eso. En esa misma conversación telefónica
atacó directamente el Estado mexicano:
–Si me toca decir que México es un
país que se pone al margen de la diploma-
cia, ¡pues lo diré! ¡Es inadmisible que no
apliquen la Convención de Estrasburgo!
La frustración de Sarkozy es tan grande
como los esfuerzos que desplegó para en-
contrar una solución con Felipe Calderón.
Basándose en confidencias del mismo pre-
sidente, de su abogado francés y de sus pa-
dres, Florence Cassez describe toda la labor
de acercamiento de Sarkozy con Calderón.
Incluso, en diciembre de 2008, el man-
datario francés pidió a Ingrid Betancourt
que abogara a favor de Florence Cassez en
la plática que sostuvo con Felipe Calderón
durante su estadía de dos días en México.
Betancourt sólo aceptó esa misión des-
pués de haber consultado un expediente
elaborado por Frank Berton. Sarkozy con-
fiaba en el prestigio de la exrehén de las
Fuerzas Armadas Revolucionarias de Co-
lombia (FARC) y, sobre todo, en su larga
amistad con Calderón. Ambos se conocie-
ron como estudiantes en la universidad.
Pero no prosperó la iniciativa.
Cassez insiste sobre las entrevistas se-
cretas que Jean Claude Marin, procurador
general de París, uno de los magistrados
más importantes de Francia, sostuvo con
los asesores jurídicos del presidente Calde-
rón pocos días antes de la llegada de Sarko-
zy a México y en vísperas de la segunda
condena de Florence Cassez a 60 años de
cárcel, a principios de marzo de 2009.
Reproduce la carta fechada el 27 de fe-
brero de 2009, dirigida a Nicolas Sarkozy,
en la que Felipe Calderón habla claramente
de la aplicación de la Convención de Estras-
burgo sobre traslado de presos. También re-
lata los vanos intentos de Sarkozy para tocar
el tema en su reunión privada con Calde-
rón durante su estadía en México.
“Felipe Calderón se quedó helado
cuando se abordó mi caso en la conversa-
ción, o más bien, cuando Nicolás Sarko-
zy buscó abordar el tema. El presidente
mexicano estaba totalmente cerrado y
firmemente decidido a no tocar el tema”,
cuenta en su libro, y asegura que los ser-
vicios secretos franceses llevaron y siguen
llevando sus propias investigaciones del
caso en México. Aunque no da muchos
detalles, precisa:
“Frank Berton me dice que ya obtuvie-
ron informaciones extrañas sobre la juez
Olga Sánchez Contreras, que me condenó
en primera instancia. Descubrieron que
tuvo problemas durante su carrera. Siguen
investigando.”
Si bien Florence no lo precisa, los
agentes secretos de Francia habrían inves-
tigado a Eduardo Margolis, el exsocio en
México de su hermano Sébastien. Ella es-
tá convencida de que este sujeto juega un
papel preponderante en su caso.
La venganza
En su libro Florence revela que, después
de la escenificación de su detención ante
las cámaras televisivas, el 9 de diciembre
de 2005, ella e Israel Vallarta fueron lleva-
dos a la SIEDO para ser interrogados.
Asegura que ahí Vallarta sufrió agre-
siones físicas, en tanto que los policías
que la interrogaron a ella la maltrataron, la
hostigaron, la humillaron y la amenazaron
con una pistola, pero no la torturaron físi-
camente. Le hicieron muchas preguntas so-
bre su relación con Eduardo Margolis. Y en
dos oportunidades le gritaron, amenazan-
tes: “Ahora sí, te va a chingar Margolis!”.
Florence relata que su hermano Sé-
bastien y Eduardo Margolis crearon una
compañía de importación de material para
salones de belleza. Cuando Sébastien des-
cubrió que su socio tenía otro tipo de nego-
cios, decidió cortar con él. La ruptura fue
violenta. Margolis se dedicaba al blindaje
de vehículos, la protección de personajes
importantes y negociaciones para liberar a
personas secuestradas a cambio de rescate.
Sébastien Cassez le aseguró a la re-
portera que Margolis había llegado al
extremo de llamar por teléfono a su en-
tonces esposa mexicana para amenazarla
de muerte; le dijo que secuestraría a sus
dos hijos. El caso acabó en los tribunales
y duró varios años. A pesar de múltiples
presiones, Cassez ganó el pleito legal, pe-
ro optó por regresar a vivir a Francia.
Por sus negocios, Sébastien Cassez
mantenía frecuente contacto con la comu-
nidad judía de la Ciudad de México. Afir-
ma que todos conocían a Eduardo Margolis
y que lo describían como un exmiembro
del Mossad, el servicio de inteligencia is-
raelí. Le temían y le debían favores.
Según explican Florence Cassez en su
libro y Sébastien en entrevista, Eduardo
Margolis no perdía oportunidad para va-
nagloriarse de sus estrechos lazos con la
Agencia Federal de Investigación (AFI).
Al analizar los reportes de entradas
y salidas de la SIEDO, el abogado Frank
Berton descubrió que Eduardo Margolis
se encontraba en la dependencia el 9 de
diciembre de 2005, el día de la escenifica-
ción de la detención de Florence Cassez.
Florence y Sébastien Cassez están
convencidos de que Margolis se enteró
de que la AFI buscaba a Israel Vallarta e
influyó en el procesamiento de la joven
francesa, “detenida casualmente”, para
vengarse de Sébastien.
El libro de Cassez. Diálogos privados
A
P

p
h
o
t
o

/

H
A
D
/
S
I
P
A
Charlotte Cassez y Bertón. En el palacio del Eliseo
Inter Francia 1736.indd 42 2/4/10 11:49 PM

1736 / 7 de febrero de 2010 43
Desde el momento en que llegó la nue-
va misión diplomática francesa a México,
en 2008, el embajador Daniel Parfait y la
cónsul general Vera Valenza consideran el
caso como prioritario. Ambos trabajan en
estrecha colaboración con Damien Loras,
encargado de seguir la situación de Florence
y uno de los más cercanos colaboradores de
Sarkozy.
A Cassez le resulta extraña la actua-
ción de Jorge Armando Ochoa, el primer
abogado contratado por su familia.
Dice Sébastien Cassez a la corresponsal:
“Fue difícil encontrar un buen abogado
dispuesto a defender un caso tan mediati-
zado como el de Florence, que desató tanta
violencia en la prensa y la opinión pública
de México. Todos pedían sumas astronó-
micas. Creo que querían alrededor de 250
mil dólares. Finalmente nos presentaron a
Jorge Armando Ochoa, que propuso que
se le pagara un salario mensual de 10 mil
euros, alrededor de 13 o 14 mil dólares.”
En su libro, Florence menciona sus
frecuentes enfrentamientos con Ochoa y
su incapacidad para entender sus actitu-
des. Reconoce que nunca supo realmente
quién era.
Refiere que mientras seguía bajo arrai-
go, el abogado le dijo que tenía la prueba
de que los rehenes no habían podido ser
secuestrados en la cabaña del rancho Las
Chinitas y que habían sido liberados antes
del 8 de diciembre. Ochoa aseguraba tener
un videocasete de vigilancia de Perisur,
con fecha del 7 de diciembre, en el que
aparecía Cristina Ríos Valladares hacien-
do compras en ese centro comercial.
“No entendí bien de qué se trataba. Si
ese casete existía realmente era algo gigan-
tesco, la prueba de que todo eso había sido
inventado, montado, un elemento clave que
comprobaba mi inocencia. (…) Ochoa di-
jo que no podía obtener tan fácilmente ese
casete y que necesitaba 30 mil euros… que
estaba en manos de otra persona… Al paso
del tiempo dejó de hablar del casete.”
Sébastien Cassez confirmó a la repor-
tera la historia del videocasete e indicó que
Ochoa, quien había sido policía antes de
desempeñarse como abogado, logró con-
seguir extractos de la cuenta bancaria de
Cristina Ríos Valladares. Descubrió que
había hecho compras en Perisur el 7 de di-
ciembre y tuvo acceso al videocasete.
Su propuesta no inspiró confianza a la
madre y al hermano de Florence. Ambos
la rechazaron…
Tiempo después, Frank Berton y
Agustín Acosta, el nuevo abogado de Flo-
rence Cassez en México, intentaron en-
contrar la pista del video. Ochoa insistió
en que pagaran el precio, pero por antici-
pado. Berton quiso ver el video primero.
“Murió el asunto pero quedó la duda”,
recalca Sébastien Cassez.
Florence describe las múltiples au-
diencias de su primer juicio, que duró dos
años. Le asombra que la juez nunca estu-
viera presente, que los testigos no respon-
dieran a las convocatorias y que muchos
padecieran una especie de amnesia.
Dice que los policías que la detuvie-
ron junto con Israel Vallarta “no recuerdan
bien los hechos; tampoco Eduardo Mar-
golis logra acordarse de lo que hacía en la
SIEDO el 9 de diciembre de 2005. Tanto
los policías como Margolis se muestran
desafiantes con el personal del Ministerio
Público, que no se atreve a interrogarlos
a fondo. Pablo Reinah, reportero de Tele-
visa, nunca se presentó como testigo. Su
camarógrafo vino, pero no dijo nada, am-
parado por el secreto profesional”.
Al igual que Alain Devalpo y Anne Vig-
na en su libro Penas mexicanas (Proceso
1727), Florence Cassez hace la lista de las
declaraciones contradictorias de Cristina
Ríos Valladares y de su hijo Cristian, y de
Ezequiel Elizalde, los tres exrehenes que la
acusan de haberlos secuestrado.
A la sombra de mi vida cuestiona el
futuro de Florence Cassez: si Nicolas
Sarkozy es realmente tan determinado
como aparece en el libro, las relaciones
diplomáticas y políticas entre Francia y
México amenazan con tensarse cada vez
más. La próxima etapa del enfrentamiento
debería darse ante la Corte Internacional
de Justicia de La Haya y la Corte de Justi-
cia de París.
Lacónica, Florence remata su relato
con un diálogo de Woody Allen:
–¿Quisiera terminar con un mensaje
de esperanza?
–No tengo. No sé si en cambio le con-
vendrían dos mensajes de desesperanza.
I NTERNACI ONAL / FRANCI A-MÉXI CO
Inter Francia 1736.indd 43 2/4/10 11:49 PM
44 1736 / 7 de febrero de 2010
P
UERTO PRÍNCIPE.- Los úni-
cos haitianos que festejaron el
terremoto que dejó inservibles
tres cuartas partes de esta ciu-
dad y mató a 200 mil personas
fueron los presos detenidos en
La Pénitentiarie.
Cuando la tierra dejó de traquetearse,
la turba de 5 mil 100 prisioneros aprove-
chó la incertidumbre de los custodios y
escapó sin problemas. Tres murieron en
la confusión y uno hasta se dio el lujo de
regresarse a quemar los archivos con los
expedientes criminales.
Desde que las autorida-
des informaron que el
terremoto propició la
fuga de todos los pre-
sos de la penitenciaría
central, los miedos y
los rumores se desata-
ron en Haití: que ya se
encuentran armados y
listos para la revancha,
que comandan los sa-
queos de la ayuda hu-
manitaria, que ya se pu-
sieron a las órdenes de
los narcos colombianos,
que preparan un golpe
de Estado, que… Pero
ni la policía haitiana ni
las fuerzas de la ONU
saben quiénes son estos
“peligrosos exreos”: no
tienen nombres ni foto-
grafías ni expedientes...
Marcela Turati
Esa prisión de gruesos muros se man-
tiene en pie y sus paredes lucen sin un
solo boquete. Unos candados tan grandes
como los de las caricaturas mantienen ce-
rradas las rejas oxidadas. Las paredes de
las oficinas están tiznadas; las láminas que
servían de techo ahora están en el piso,
calcinadas entre una alfombra de cenizas.
En La Pénitentiarie no hay ni una so-
la alma purgando condena. Sus antiguos
inquilinos viven ahora en los relatos –al-
gunos ficticios como fábulas, otros cimen-
tados en la verdad– que, de boca en boca,
se cuentan los haitianos. Porque pareciera
que todo mundo aquí tiene una historia que
contar sobre estos criminales.
Está por ejemplo el relato de una mi-
nistra que entre la confusión del primer
momento se topó con uno de ellos, a quien
conocía, y que quitado de la pena le pidió
ayuda. Está la de los asesinos que fueron
recibidos con honores en sus barrios. La del
policía acusado del asesinato de su amante
que se presentó a trabajar en su comisaría,
como si estuviera en servicio, y dejó un re-
cado indicando dónde iba a hospedarse. O
la del violador de barrio que al reaparecerse
causó el desmayo de varias vecinas…
Inter Haití 1736.indd 44 2/4/10 11:52 PM

1736 / 7 de febrero de 2010 45
En la ciudad circulan rumores sobre
estos presos, los cuales, de ser ciertos,
podrían causar daños tan graves como los
del terremoto del 12 de enero. Se dice, por
ejemplo, que ya planean un golpe de Esta-
do, que ahora mismo comandan el pillaje
a los camiones con ayuda humanitaria,
que en este momento violan mujeres en
los campamentos, que ya arman milicias
en la favela de Cité Soleil, que esperan
instrucciones de los narcos colombianos o
que comenzarán a matar a Cascos Azules.
La policía, que perdió a 2 mil agentes
en el sismo, aún no circula fotos ni nom-
bres de los reos. “Las oficinas se nos ca-
yeron”, se apresura a explicar el jefe de la
policía Mario Andresol, quien labora al
aire libre, con su escritorio bajo una pal-
mera.
La gente los conoce por sus apodos:
Ziclot (costilla, en creole), Sibló, Blade,
Ti Blanc (blanquito) o Tikouto (cuchillito,
porque, según explicó un músico, “si te
agarraba te cortaba la tripa”).
Lo cierto es que unos 3 mil 300 de los
fugados ni siquiera estaban condenados,
eran pobres sin dinero para un abogado o
víctimas de la burocracia judicial. El resto
eran traficantes de drogas, secuestradores,
asesinos, paramilitares, violadores, varios
de ellos con cadena perpetua. Muchos en-
carnan en sus historiales los fantasmas del
pasado y las pesadillas del presente.
Y, según apuntan los entrevistados,
ahora mismo están armándose en Cité
Soleil, el enorme suburbio ubicado a es-
paldas del aeropuerto, donde se concentra
la miseria extrema de la capital y donde
muchas veces se jugó la historia del país.
“Ya regresaron”
Cité Soleil fue el bastión de apoyo del ex-
cura nacido en la pobreza y convertido en
presidente, Jean-Bertrand Aristide, quien
durante su primer mandato fue depuesto
por un golpe militar, y posteriormente re-
habilitado en el poder con ayuda de Esta-
dos Unidos, que luego, en 2004, lo depuso
de nueva cuenta y lo obligó a vivir en el
exilio.
Este barrio de casas hechas de lámi-
nas ya oxidadas, sin servicios, con agua
sucia ya gelatinosa en las calles, se pobló
de campesinos que fueron rellenando el
mar en los años ochenta, durante la dicta-
dura de Duvalier. En los noventa el lugar
era famoso por albergar a secuestradores.
En 2004 fue el semillero de las bandas
armadas que combatieron a los oposito-
res del gobierno.
En las fachadas de las casas de la ave-
nida Brooklyn y por las calles principales
aún se ven los agujeros de las balas que
quedaron como recuerdo de la disputa del
terreno entre las pandillas y las fuerzas de
paz de la ONU, que llegaron a Haití desde
2004 para “estabilizar” al país y en 2006
pacificaron el barrio, lo que era conside-
rado uno de los mayores logros del actual
presidente René Préval. Hasta que llegó el
terremoto…
“Los que estaban en prisión ya regre-
saron y empezaron a ajustar cuentas que
tenían. Ya el miércoles (27 de enero) hubo
un muerto. En las noches se escuchan dis-
paros. Todos tenemos miedo. (Los presos
que se fugaron) están acostumbrados a
matar, a robar, y por el terremoto la policía
no puede hacer mucho”, explica el ancia-
no Petit Frére Faniel, uno de los pocos ha-
bitantes de esta ciudad perdida que tenía
trabajo fijo en una fábrica destruida por el
sismo.
De por sí Cité Soleil es un concentra-
do de la miseria haitiana, en un país don-
de 80% de la gente no tiene trabajo y vive
con un dólar al día.
“Ya hay dos barrios en conflicto cons-
tante: el Boston y el Pequeño Boston. Ya
mejor ni nos enteramos. En cuanto se es-
cuchan disparos, todos nos metemos a la
casa”, comenta Ryswick Saint Fleir, quien
sin rostro
Enemigos
I NTERNACI ONAL / HAI TÍ
A
P

p
h
o
t
o

/
G
e
r
a
l
d

H
e
r
b
e
r
t
Inter Haití 1736.indd 45 2/4/10 11:52 PM
46 1736 / 7 de febrero de 2010
P
UERTO PRÍNCIPE.– Cuando Auguste
Petit Freóle llegó al hospital a visitar
a su hija Guinours que se recuperaba
de los golpes que sufrió en las piernas
y la cadera durante el terremoto, ya no la
encontró. La embajada francesa se la había
llevado a Martinica con otros cuatro niños.
En ese momento comenzó el peregrinaje
de Auguste para recuperar a su hija de
13 años, a la que había rescatado con sus
propias manos de la casa derrumbada de
sus tíos. Ellos estaban muertos, a ella la sacó
con vida.
“El domingo 24 de enero la sacaron del
hospital de campaña instalado en el Liceo
Francés y la desplazaron en helicóptero
hacia Martinica, pero sin documentación,
sin registro, sin permiso, sin dejar un papel
de referencia. Auguste pidió en el hospital
una constancia de que habían entregado a
su hija pero se la negaron, sólo le dieron un
número de teléfono y el nombre del hospital
a donde la trasladaron, pero por más que
llamaba no lo dejaban hablar con la niña
ni lo atendían”, explicó Lule Marrero, de la
organización internacional Ananda Marga
Universal Relief Team (AMURT), que fue
la que dio el primer chequeo médico a la
niña y recomendó al joven padre llevarla al
hospital, y es la que ahora lo asesora para
recuperarla.
Auguste habla con esta activista de Islas
Canarias en creole. Se mantiene callado
durante la entrevista con Proceso.
Robos
Marcela Turati
hacia él porque saben que denunciamos el
caso ante el UNICEF, pero no sabemos qué
pasó con los otros cuatro niños que también
fueron sacados”, explica Marrero.
La “misión”
El 22 de enero, el UNICEF alertó sobre
robos de niños en hospitales haitianos y su
eventual tráfico hacia otros países. Pese a ello,
las embajadas estadunidenses y europeas
sacaron rápidamente a niños que estaban
en trámites de adopción; gobiernos como
el francés y el estadunidense comenzaron
a trasladar a sus territorios a niños
hospitalizados; y los orfanatos comenzaron a
recibir niños que perdieron a sus familias, que
no han sido encontrados por familiares o que
están siendo entregados por sus parientes
para que los den en adopción.
La sospecha del tráfico de infantes
pareció confirmarse la noche del 29 de
enero, cuando 10 estadunidenses de la
iglesia bautista fueron detenidos en la
frontera mientras intentaban sacar a 33
niños a los que iban a concentrar en el
Refugio para Menores Nueva Vida, en
Cabarete, República Dominicana.
El domingo 31, Proceso tuvo acceso a
la cárcel de la Dirección Central de la Policía
Judicial (DCPJ) donde estaban detenidos los
estadunidenses: cinco mujeres solas en una
misma celda austera, tendidas en el piso; los
hombres en la celda contigua, ya atiborrada
de gente. Hasta ese momento no habían
recibido la visita de ningún funcionario de
su embajada.
“Nos los dieron un grupo de pastores
haitianos para trabajar por los niños, para
amarlos, para cuidarlos, para que no
sufrieran más”, explicó a la reportera la jefa
de la “misión de rescate” de huérfanos,
Laura Silsby, una mujer de rostro y hablar
sereno, que en cada frase menciona a Dios.
A su lado estaba una mujer también adulta
y una joven rubia de unos 20 años, de grandes
ojos azules, que se asomaba por la reja de
gruesos barrotes, asustada como conejito.
Durante toda la entrevista, Silsby
sostuvo que la intención del grupo era amar
a los huérfanos y mostrarles el amor de Dios,
y que ella los recogió de varios orfanatos
que estaban destruidos y donde estaban
sufriendo mucho.
–¿Qué ocurrió en la frontera? –se le
preguntó.
–Llevábamos los papeles que nos dio
el pastor, pero ahí nos enteramos de que
teníamos que haber llevado otros papeles,
que no teníamos todos los que nos pedían.
Aunque les pedimos que nos dejaran
regresar para pedírselos al pastor, ya no nos
dejaron, nos arrestaron y nos trajeron aquí.
–Específicamente, ¿quién fue el pastor
que se los dio?
con protección diplomática
“Al quinto día (29 de enero) nosotros
intervenimos y presionamos por teléfono
–porque aquí el color de la piel importa
mucho para el trato que te dan— y hasta
ese momento le comunicaron a su hija. Pero
el lunes (1 de febrero), cuando llamó otra
vez, le dijeron que no estaba registrada en
el hospital, y él estaba muy preocupado”,
explica Marrero a este semanario.
En el Liceo, los médicos explicaban
que el registro de los niños trasladados
lo tenía la embajada francesa y que se
dirigiera allá a pedir informes, pero cuando
Auguste pedía permiso para entrar en el
edificio no le permitían el acceso, así que
regresaba al hospital a insistir que le dieran
una constancia de que ahí había estado
internada su pequeña. Después de mucho
insistir logró obtenerla.
El martes 2 fue recibido por primera
vez por personal de la embajada francesa.
Marrero cree que fue porque iba
acompañado de las activistas europeas de
AMURT.
“La gente de la embajada no fue muy
clara en su responsabilidad sobre lo que
ocurre con la niña. Dicen que tienen eso
controladísimo, que no hay forma de que
se les pierda un niño, que los papás pueden
hablar cuando quieran, pero cometieron
un abuso porque nadie le quiso explicar a
él directamente lo que iba a ocurrir con la
niña ni lograba que se la comunicaran. Ya
notamos un ligero cambio en su actitud
A
P

p
h
o
t
o

/
G
r
e
g
o
r
y

B
u
l
l
Inter Haití 1736.indd 46 2/4/10 11:52 PM

1736 / 7 de febrero de 2010 47
como Petit Frère pasa estos malos días pi-
diendo protección a Dios en ceremonias
evangélicas.
Varios jóvenes, sentados afuera de una
casa de cemento de un solo piso, provis-
ta a lo mucho de dos habitaciones, gritan
amenazantes cuando ven pasar a la repor-
tera y a los fotógrafos: “¡Está prohibido el
paso!”.
Cité Soleil es el Bronx de todos los
Bronx, la favela con 34 barrios de nom-
bres “Juan”, “Simón”, “Boston”, “Pe-
queño Boston”, “Belle Cour”, primera,
segunda y tercera “Ciudad de Jean Claude
Duvalier”, “Madera Nueve”, “Lento” 1 y
2, “Pequeño Haití”, “La Aduana”, “So-
leil” del 1 al 19 o “Pelé Simón”, que aún
conserva adornos para honrar a Aristide.
Un vecino que lleva una pistola debajo
de la camisa, y que sirve de guía por las
calles, explica que entre los platanares que
se ven en las orillas la gente esconde ar-
mas. Que la Carretera 9, por la que transi-
tamos, es famosa por los secuestros y por
el aterrizaje de avionetas que trafican de
todo: drogas, personas, armas…
“Esa gente regresó por sus armas y se
las llevó. Andan por ahí, en algún lugar,
escondidos”, le cuenta una señora de la
calle Madera Nueve que en el porche de
su casa le hace trenzas a una vecina.
Un convoy de marines estadunidenses
pasa de largo, resguardando un cargamen-
to de comida.
“Acá no ha llegado comida ni agua
ni ayuda. Nadie ha venido a ver si nece-
sitamos algo”, lamenta el pastor Clebert
Lavache mientras sus feligreses rezan sen-
tados sobre escombros, durmiendo a piso
pelón. En los campamentos de damnifi-
cados no se ven tiendas de campaña co-
mo en el resto de la capital. Aquí la gente
confeccionó techos con bolsas de plástico
delgadas y rotas.
“Hasta los camiones de ayuda tienen
miedo de entrar”, lamenta una damnifica-
da, quien, como todos, dice que no puede
dormir bien por miedo a los presos.
Los presos dan rostro a la historia re-
ciente de este país caribeño azotado por
la miseria extrema, golpes de Estado,
ocupaciones extranjeras, deforestación,
inestabilidad política, huracanes y ahora
el mortal terremoto. Aquí bien podría apli-
carse el dicho: dime a quiénes tienes en
tus cárceles y te diré qué historia tienes.
Desde que el presidente René Préval y
su gabinete sesionan en el edificio de la
Dirección Central de la Policía Judicial
(DCPJ), Frantz Thermilus, jefe de ese or-
ganismo policiaco, se mudó a un cuarto
contiguo, estrecho y sin luz. Ahí explica a
la reportera el origen de los fugados:
“Los más peligrosos eran los secues-
tradores. Esos operaron sobre todo entre
–El pastor John Sandio.
–¿Y qué iban a hacer con esos niños
después? ¿Darlos en adopción?
–Quizás en un futuro sí, si comprobamos
que no tienen familia, pero ahora sólo
queríamos llevarlos a Santo Domingo.
Tenemos un lugar que tiene 45 cuartos y
todo para que ellos estén seguros y a salvo.
Pero ahora no sabemos dónde están los
niños ni cómo la están pasando.
Al final de la entrevista, las mujeres se
dijeron confiadas de que saldrían libres.
“Tenemos al mejor de los abogados, al Big
Guy”, soltó una de las mujeres, en referencia
a Dios. Explicaron que las iglesias bautistas
estadunidenses ya están movilizándose
para explicar el “malentendido”. Dieron la
bendición a la reportera y a su traductora, y
agradecieron la visita.
Las cadenas estadunidenses de televisión
acampaban afuera.
Sin embargo, los estadunidenses
no han salido bien librados. El lunes 1,
el primer ministro haitiano, Jean-Max
Bellerive, señaló que “los secuestradores”
sabían que estaban cometiendo un delito.
Y ese mismo día comenzaron a aparecer
los padres biológicos de los niños para
reclamarlos, aunque, según publicó el
diario español El País, ellos autorizaron su
traslado con esos “blancos” desconocidos,
porque confían en que van a darles una
mejor vida.
El jefe de la Policía de Haití, Frantz
Thermilus, quien tiene su oficina
provisional a unos metros de las celdas,
dice a este semanario: “Desde antes de
la catástrofe no había un control sobre
eso (la salida de los niños). No hace falta
decir qué pasó después. Todo mundo está
tratando de conseguir un niño y cruzar la
frontera. Por eso establecimos en la DCPJ
una oficina de protección al menor que
trabaja en la frontera y en el aeropuerto,
para ver qué niños salen e impedir que lo
hagan”.
Thermilus señala que el robo de niños:
“Ese problema es viejo, tiene más de 20
años: personas organizadas crean orfanatos
que son pantallas, se organizan para hacer
salir a los chicos del país, lo hacen parecer
legal, pero es para venderlos. El costo
depende de la edad, una familia que quiere
un niño puede pagar 10 mil dólares para
obtener uno”.
La funcionaria haitiana del Unicef,
Mireille Triebe, señala que el control de los
soldados estadunidenses en el aeropuerto
dificulta llevar un control sobre los infantes
que abandonan el país por este lugar.
Reporteros han visto llegar a la embajada
de Estados Unidos a ciudadanos de ese país
que cargan a varios niños haitianos. Puertas
adentro, es difícil saber sobre su destino.
Durante la última semana de enero el Liceo
Francés fue un lugar de concentración de
niños huérfanos.
“Entiendo que unos quieren sacar niños
por acto humanitario, para ayudarlos, y
otros por un fin distinto. A éstos se los
tenemos que impedir”, dijo Thermilus.
Sobre la situación de los presos
estadunidenses que se encuentran a unos
metros de su oficina provisional –porque su
verdadera oficina la ocupan el presidente
René Préval y los miembros de su gabinete–
dijo: “Estas personas han violado ciertas
leyes, no han hecho las cosas como
deberían. Actuaron mal, un haitiano les dio
a los niños y lo que hicieron es ilegal”. ●
I NTERNACI ONAL / HAI TÍ
Estadunidenses de la iglesia bautista. “Búsqueda” de huérfanos
A
P

p
h
o
t
o

/
R
a
m
o
n

E
s
p
i
n
o
s
a
Inter Haití 1736.indd 47 2/4/10 11:52 PM
48 1736 / 7 de febrero de 2010
2004 y 2008, porque esos años se junta-
ron dos condiciones: el derrocamiento de
Aristide y el control político de algunas
zonas excluidas del desarrollo. Lugares
como Cité Soleil y Grand Rabine, que
estaban muy politizadas, se volvieron
campos libres para el secuestro. Y es que
cuando los políticos utilizaban a la gente
para enfrentarse a la autoridad, a la policía
se le dificultaba entrar a la zona, y eso ha-
cía que ahí pudieran mantener a gente se-
cuestrada, porque nadie daba información
y no podías entrar a buscarla.”
Continúa: “Los asesinatos fueron en
esa época, pero creo que más por pro-
blemas sociales, porque la situación eco-
nómica es muy difícil, y en la lucha por
sobrevivir algunos terminan matando.
Ahora disminuyeron muchos de esos de-
litos. Se dieron en una época de crisis den-
tro de la sociedad, porque generalmente la
gente aquí es tranquila”.
A unos cubículos de distancia de la
oficina donde labora Thermilus se ven
dos celdas repletas de gente detenida en
las últimas dos semanas, porque ya no hay
cárcel donde meterla. Él admite que desde
hace 30 años Haití ha sido lugar de paso
de la droga colombiana, que en 2009 se
había contenido. “La debilidad del Estado
lo permite”.
Los omnipresentes
Los presos no sólo se esconden en Cité
Soleil; en todos los barrios y más allá de
las fronteras se tienen referencias suyas.
Según Terra Noticias, una inmigran-
te haitiana en Dominicana “se desmayó”
al identificar a Perre, un compatriota que
cumplía una condena de 20 años por ha-
berla violado, robado y herido a ella y a
otras mujeres, dos años atrás en la ciudad
de Cabo Haitiano.
El diario español Público difundió el
testimonio de un reo que vio por última
vez al secuestrador Thompson subido en
un autobús y gritando: “¡Me voy para Do-
minicana!”, junto con el relato de un tal
Zokot (encarcelado por golpeador), quien
contó cómo todos los habitantes de La
Pénitentiarie festejaron el temblor y salie-
ron del penal. El periódico menciona que
desde la puerta del Hotel Ibolele el poli-
cía asesino Essant Dourfielle fue saludado
efusivamente por sus excompañeros.
Hasta la ministra de Cultura y Co-
municaciones, Marie-Laurence Jocelyn,
tiene una historia para contar: “Me encon-
tré a uno de los presos tres horas después
del sismo. Era un vecino que estaba en la
cárcel por un problema de tierras. Me sor-
prendió porque se acercó y me dijo: ‘mi-
nistra, ¿me puede ayudar?’. Yo le pregunté
que por qué no estaba en la cárcel y me
contó que la puerta se abrió, y en ese mo-
mento me enteré de la fuga”.
Una activista de la organización AMURT
refirió que se topó con un vecino que en 2004
se dedicaba, junto con su banda, a saquear,
matar y violar, y que rotulaba los pies de sus
víctimas para identificar de quién era el cuer-
po al que le cortaban la cabeza.
La haitiana-argentina Francois Dejean
cuenta que en el campamento donde duer-
me hay cuatro fugados. “El otro día vi que
mi mamá saludó muy efusiva a un hombre
que yo no conocía. Le pregunté quién era
y me dijo: ‘Es un vecino que asesinaba a
quien lo veía con mala cara; le habían da-
do muchos años de cárcel, pero lo saludé
así para que no piense que tenemos nin-
gún problema con él”.
Cuestión de tiempo
Todos los policías aseguran que en cuanto
se repongan de los destrozos y las ausen-
cias van a aprehender a los 5 mil 63 crimi-
nales, aunque 47 ya se entregaron.
“En cuanto me den sus fotos los aga-
rro”, comenta Pierre, uno de ellos, que tie-
ne en su celular las fotos de cuando estuvo
herido en el hospital a raíz de que su casa
se cayó.
Rony Antoine, jefe de la Brigada de
Investigación e Intervención (BRI, por sus
siglas en francés), explica que, en cuanto
colecten las fotos y la lista de fugados, van
a pegar anuncios con sus rostros por todo
el país, como se hacía en el Viejo Oeste.
“Algunas personas, cuando ven a los
fugados, llaman a nuestras oficinas de la
estación central, pero no podemos atender
el teléfono porque el presidente está tra-
bajando en nuestro edificio y no tenemos
acceso”, dice.
Después de reunirse en su oficina al
aire libre con un grupo de marines esta-
dunidenses, Mario Andresol, director en
jefe de la Policía de Haití, informa que el
Departamento de Asuntos Internos está
investigando cómo se dio la fuga, porque
no se destruyó nada y el principal respon-
sable de la cárcel desapareció.
“Cuando escaparon regresaron a Cité
Soleil y están peleando ya el control. Aho-
ra es un lugar peligroso. Quieren crear una
situación como la de antes, pero no los va-
mos a dejar”, dice a la reportera.
El oficial luce sereno. Asegura que con
la ayuda de los marines y de la ONU La
Pénitentiarie, una vez habilitada, volverá
a llenarse. Nadie ignora en estos días la
fiereza de los policías haitianos que dispa-
ran a matar a quien osa robar algún carga-
mento de comida.
“Si los arrestamos una vez cuando
eran intocables, los arrestaremos otra vez,
y otra más si se necesita. Difundiremos su
foto tan rápido como sea posible, aquí y
en República Dominicana, en Jamaica.
Ahora, por el terremoto, no tenemos ca-
pacidad. Todo colapsó, pero pediremos
la ayuda de la ONU, de los marines y de
todas las fuerzas que podamos integrar.
Iremos con miles de hombres para cap-
turarlos. Es cuestión de tiempo, créame”,
asegura. ●
I NTERNACI ONAL / HAI TÍ
Frágil control
Benjamín Flores
Inter Haití 1736.indd 48 2/4/10 11:52 PM
Inter Haití 1736.indd 49 2/4/10 11:52 PM
50 1736 / 7 de febrero de 2010
No sólo la política encabezada por
Felipe Calderón está llevando al país al
desastre. A ello se suma la crisis de identi-
dad de los partidos que desde hace tiempo
sólo contienden en la arena política por la
impunidad y los beneficios económicos
que otorga detentar el poder en nuestro
país.
Mas habría que preguntarse si es la cri-
sis de identidad de los partidos sin rumbo,
buscando tomar el timón de una nave que
hace mucho perdió la brújula, lo que se
manifiesta en las alianzas que pretenden
hacer el PRD y el PAN para evitar que el
PRI vuelva a tenerlo todo.
Delante de esta promiscuidad políti-
ca, que sólo parece incomodar a algunos,
habría que preguntarse igualmente si real-
mente existe en el espectro electoral de
nuestro país una verdadera izquierda y
una verdadera derecha.
Es evidente que, en el orden del PAN,
el pensamiento de derecha no existe. No
sólo el enanismo ideológico y la enorme
capacidad de corrupción que un elevado
número de miembros de Acción Nacio-
nal han mostrado a lo largo de su estancia
en el poder, sino también la pequeñez de
sus supuestos ideólogos –como el clase-
mediero César Nava, tan pequeño que no
alcanza el tobillo de González Luna en
México o de Drumont, Bernanos o Mau-
rras en Francia–, muestran cuán alejado
está el PAN de sus orígenes históricos.
Fuera de cierta doble moral que, en
el peor de los saduceísmos, es dura hacia
afuera –el condón, el aborto, la defensa
de la familia– pero laxa al interior –una
familia plagada de divorcios y promis-
cuidades–, el PAN es, en el mejor de los
casos –y frente la ausencia de verdaderos
pensadores e ideólogos de derecha–, una
beata al servicio de los poderes fácticos,
del sindicalismo al estilo PRI y del merca-
do, una beata que los domingos se persig-
na y bebe agua bendita, para entre semana
revolcarse con toda suerte de clientes que
le permitan mantener su estatus de virgen
escandalizada.
Más problemático es el caso del PRD.
Hijo del viejo PRI populista y naciona-
lista, que se escindió cuando la corriente
neoliberal lo desplazó, el PRD sólo adqui-
rió el maquillaje de la izquierda cuando
parte de la verdadera izquierda históri-
ca –desconcertada frente a la debacle de
la Unión Soviética, la caída del Muro de
Berlín y el desprestigio del marxismo– se
aglutinó en torno a Cuauhtémoc Cárdenas
y López Obrador.
Pero ni Cárdenas ni Andrés Manuel ni
la mayor parte de los dirigentes perredis-
tas que tienen altos cargos en el partido y
en el poder son verdaderos hombres de
izquierda. Su rancio priismo, que no co-
noce más que el populismo mimético co-
mo forma de acceder y mantener el poder,
no sólo abrió sus puertas a esa parte de la
izquierda histórica que, cansada de man-
tenerse en las márgenes, decidió creer en
la vía democrática, sino a un conjunto de
parvenus que, como Fernández Noroña,
sólo conocen el resentimiento y la intran-
sigencia, o como Jesús Ortega, Sabines,
Ebrard, etcétera, que sólo saben del opor-
tunismo arribista.
A los verdaderos ideólogos de iz-
quierda –pienso en González Casanova,
Luis Villoro, Roger Bartra, Bellinghau-
sen, Taibo II, el subcomandante Marcos,
etcétera– el PRD los ignora; a sus inter-
locutores naturales –el zapatismo, el EPR
y la izquierda dura–, los combate o los
margina. De allí parte su divisionismo y
su incapacidad para construir un verdade-
ro proyecto de izquierda. Mimético como
el antiguo PRI, ignorante del verdadero
pensamiento de la izquierda tradicional,
incapaz no sólo de releer con otros ojos a
Marx, sino de haberlo leído –dudo mucho
que los personajes de la política partidista
y del gobierno que he nombrado lo hayan
leído realmente–, oportunista, pragmático
y corrupto como los hombres y mujeres
que se instalaron en el PRI, el PRD es una
prostituta que no duda en señalar hacia
afuera la inmoralidad de sus contrincan-
tes y sus insostenibles beaterías, pero ha-
cia adentro se revuelca con ellos con tal
de mantener su estatus; en síntesis, una
prostituta que se exhibe con ademanes de
beata populista.
Frente a esta realidad, la crisis política
que vivimos no pertenece a ninguna crisis
de identidad; es, como lo mostró admi-
rablemente Lampedusa, un simple gato-
pardismo que quiere mantener intocadas
las viejas estructuras, mientras pretende
El gatopardismo mexica
ANÁLI SI S
J A V I E R S I C I L I A
Análisis (1) 1736.indd 50 2/4/10 11:30 PM

1736 / 7 de febrero de 2010 51
hacernos creer que se defienden posicio-
nes políticas que, en uno u otro extremo
del verdadero pensamiento político, bus-
can la justicia; un gatopardismo nacido
de una falsa transición democrática: el
PRI, que algún día nos gobernó… el pe-
rro que, en uno de sus ladridos, dijo algún
día que “defendería el peso” como tal…
se convirtió a finales del siglo XX en un
cancerbero de tres cabezas que custodia el
infierno de la corrupción y el mimetismo,
y que lleva al país a la deriva.
En este sentido, las alianzas entre
el PAN y el PRD no son, como algunos
pensarían, innaturales. Son sólo la lógi-
ca del gatopardismo que pretende en su
inmoralidad que todo cambie para man-
tener el statu quo: el del poder al servicio
del dinero y de la corrupción. Lampedu-
sa lo dijo mejor: “Si queremos que todo
siga como está, es necesario que todo
cambie”; “¿Y ahora qué sucederá? ¡Bah!
Tratativas pespunteadas de tiroteos ino-
cuos y, después, todo será igual, pese a
que todo habrá cambiado (...) una de esas
batallas que se libran para que todo siga
como está”.
Además opino que hay que respetar
los Acuerdos de San Andrés, liberar a to-
dos los zapatistas presos, derruir el Cost-
co-CM del Casino de la Selva, esclarecer
los crímenes de las asesinadas de Juárez,
sacar a la Minera San Xavier del Cerro de
San Pedro, liberar a los presos de Atenco y
de la APPO, y hacer que Ulises Ruiz salga
de Oaxaca. ●
Naranjo
Ciudad juárez
Análisis (1) 1736.indd 51 2/6/10 12:30 AM
I
n
t
e
r
é
s

P
ú
b
l
i
c
o
MI G U E L ÁN G E L GR A N A D O S C H A P A
52 1736 / 7 de febrero de 2010
ANÁLI SI S
A pesar del voto en contra de dipu-
tados panistas, en la Comisión de Puntos
Constitucionales de la Cámara de Dipu-
tados dio su primer paso una sencilla pe-
ro significativa reforma al artículo 40 de
la Constitución. Se presume que el mar-
tes 9 de febrero será discutida en el pleno
de San Lázaro. Con un puñado de legis-
ladores panistas, ajenos al fundamenta-
lismo de la mayoría, la enmienda puede
ser aprobada y pasar al Senado, donde
sus promotores esperan también de los
liberales del PAN el apoyo preciso para
lograr la mayoría calificada requerida en
las adiciones constitucionales.
Se trata de agregar sólo una pala-
bra a los adjetivos con que caracterizó
el Constituyente a la República Mexi-
cana. Ya dice que “es voluntad del
pueblo mexicano constituirse en una
república representativa, democrá-
tica, federal…”. Se trata de que diga
también que la república es laica. El
adjetivo cabría, según el dictamen de
la comisión legislativa, en penúltimo
lugar, antes de “federal”. Gramatical-
mente la operación es fácil. No lo es
políticamente.
Desde diversos orígenes, hace ya
tiempo se alzan voces que alertan con-
tra el riesgo en que se halla el carácter
laico del Estado mexicano. Se da por
sentado que esa nota definitoria existe,
pero bien miradas las cosas no hay en
el texto constitucional ninguna afirma-
ción al respecto, definiendo como laico
al régimen, si bien la palabra respectiva
aparece claramente en el artículo 3º, al
enumerar los atributos de la educación
que imparta el Estado.
Ésta deberá ser laica, dice en primer
lugar esa porción del credo constitu-
cional. Y, además, debe ser obligatoria,
República laica
democrática, nacional, gratuita, y “con-
tribuirá a la mejor convivencia humana”.
Para que la educación sea laica, la Consti-
tución manda que se mantenga “por com-
pleto ajena a cualquier doctrina religiosa”,
que se base “en los resultados del progreso
científico”, y luche “contra la ignorancia y
sus efectos, las servidumbres, los fanatis-
mos y los prejuicios”.
Hace ya tiempo que, por mudanzas en
el temperamento político y en las leyes,
la educación impartida por particulares
ha quedado sustraída a esas definiciones
constitucionales. No contenta con enseñar
religión al mismo tiempo que cumple con
los planes de estudios oficiales, la Iglesia
católica pugna a través del PAN por avan-
zar hacia la libertad de enseñanza, especio-
so concepto que implica impartir cursos de
religión en los establecimientos públicos.
Amén de pretender con ello que el Estado
cumpla un deber suyo, desatendido respec-
to del grueso de la población, de transmi-
tir la historia, la doctrina y los valores del
catolicismo, el clero respectivo pretende
socavar el hasta ahora único fundamento
constitucional de la laicidad, que aun sin
definiciones está en la base de la conviven-
cia nacional. Para que sea democrático, el
Estado mexicano debe ser laico, es decir,
mantenerse aparte y sobre las creencias re-
ligiosas, sin ceder siquiera a la censalmente
mayoritaria.
Esa percepción constitucional está en
jaque. Con la unión de dos partidos con-
servadores, el PAN y el PRI, 18 Constitu-
ciones locales han sido reformadas en un
plazo menor a dos años, y, evidentemente,
conforme a un plan rector para que decla-
ren de manera solemne que esos ordena-
mientos jurídicos protegen la vida humana
desde el momento de la concepción. Esa
es una noción religiosa propagada por al-
tos jefes de la Iglesia católica. Creen que
así se entra en el ámbito de respeto a la
vida privada. Los clérigos tienen derecho
a enseñar ese dogma y a proponerlo co-
mo base de la conducta de sus feligreses,
que con toda libertad pueden hacerlo su-
yo. Pero cuando esa verdad válida para los
creyentes de una fe se convierte, como ha
sido el caso, en norma legal que obliga a
todos, aun a quienes no conceden crédito
a ese concepto ni a sus fundamentos reli-
giosos, se lesiona el Estado laico.
La reforma constitucional es la base
requerida para enmiendas a la legislación
penal. Si la vida está protegida desde el
momento de la concepción, interrumpirla
es un delito, y así debe ser estipulado en
los códigos que antaño se llamaban “de
defensa social”. Con ese criterio religioso,
el fundamentalismo católico, que aspira
a que sus dogmas se conviertan en leyes
y a que las leyes divinas (definidas como
tales por la jerarquía eclesiástica) se co-
loquen por encima de las leyes civiles, ha
reaccionado exitosamente contra el riesgo
de atentados contra la vida que tienen su
origen en la Ciudad de México.
La cruzada por la reforma constitucio-
nal local en materia de protección a la vida
es el blindaje con que el conservadurismo
se propone evitar que cundan las nociones
laicas, fundadas en la investigación cientí-
fica, sobre la concepción. Como las nocio-
nes de que provee la ciencia aclaran que no
hay vida de ser humano en el momento de
la concepción y varias semanas después,
no es delito interrumpir el embarazo dentro
de un término fijado por la ley, que en el
caso capitalino es de 12 semanas y en no
pocos países es aun mayor, hasta llegar al
extremo –australiano, según recuerdo– de
fijar como plazo para el aborto lícito el do-
ble del nivel mexicano, 24 semanas.
Análisis2 1736.indd 52 2/6/10 12:29 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 53
El fundamentalismo católico buscó
impedir esa reforma. Sus diputados fraca-
saron en el empeño y tampoco pudieron
iniciar una acción de inconstitucionalidad
contra el ordenamiento que despenaliza
el aborto practicado dentro de aquel tér-
mino. Y entonces, en una operación de
pinzas –por un lado las reformas constitu-
cionales locales, y por otro estas acciones
ante la Suprema Corte de Justicia–, dos
órganos del Estado pugnaron por que el
máximo tribunal declarara contrario a la
Constitución lo que era ciertamente con-
trario a creencias religiosas respetabilísi-
mas pero que no pueden ser impuestas a
una sociedad heterogénea, donde diversas
porciones minoritarias no deben ser obli-
gadas a acatar el credo de la mayoría. Así
como es reprobable que un juez munici-
pal o un alcalde sancione con duras pe-
nas, que pueden llegar hasta la exclusión
a quien no aporte dinero o trabajo para una
celebración religiosa, lo es también la ac-
tuación de la Procuraduría General de la
República y de la Comisión Nacional de
los Derechos Humanos, que bregaron ante
la Corte como si representaran el parecer
del alto clero.
Fueron derrotadas en su empeci-
namiento. Pero la PGR ha vuelto a las
andadas ante la reforma al Código Ci-
vil que define el matrimonio como la
“unión de dos personas”, en vez de la
“unión de un hombre y una mujer”. Ha
iniciado una nueva acción de inconstitu-
cionalidad, basada de nuevo en frágiles
argumentos jurídicos; frágiles porque en
realidad esconden alegatos propios de la
moralidad católica, basada a su vez en
una concepción religiosa de la vida. Hay
que decirlo una vez más: tal noción es
respetabilísima y los fieles de ese cre-
do han de contar con plena libertad pa-
ra profesarla. Pero no tienen derecho a
convertirla en norma jurídica o en pro-
hibición judicial que se imponga a los
no católicos.
Por esos embates, voluntades tenaces
procedentes de muchos orígenes –cito
sólo a título de ejemplo a Juventino Cas-
tro y Castro, María de los Ángeles Mo-
reno, Beatriz Pagés, Rodolfo Echeverría,
Roberto Blancarte, Bernardo Barran-
co– pugnan por rebautizar a la república
para que también se llame laica. No los
asalta el candor de suponer que la reali-
dad se modifica con una enmienda legal,
por más que sea de rango constitucional.
Fían, sí, en el carácter de escudo que la
carta constitucional puede adquirir en la
disputa por el tono y la densidad que de-
be tener nuestra convivencia, no una con-
vivencia dificultada por la intolerancia,
sino la que resulta de “desarrollar armó-
nicamente las facultades del ser humano”
y de fomentar en él, “a la vez, el amor
a la patria y la conciencia de la solida-
ridad internacional en la independen-
cia y la justicia”.
Ese es el credo de la educación laica
en una república que, siendo laica, debe
ostentar ese carácter en su definición. ●
Análisis2 1736.indd 53 2/6/10 12:29 AM
54 1736 / 7 de febrero de 2010
En estas páginas he ale-
gado que los padres y madres
no “heredan” sin más su iden-
tidad sexual a los hijos (¡los
homosexuales son hijos de he-
terosexuales!), y que vivir úni-
camente entre mujeres o entre
hombres no confunde a nadie
sobre el proceso de procreación
o sobre su propia sexuación.
Los niños pueden aprender, si
se les explica, que aunque la
crianza se realice por personas
del mismo sexo, la procreación
requiere la colaboración de dos
sexos. En el caso de los hijos de
parejas homosexuales este sa-
ber los lleva a indagar quién es
el otro genitor que participó en
su concepción.
No sólo a las parejas ho-
moparentales les incumbe de-
cir a los niños la verdad sobre
su origen. También lo debe-
rían hacer las parejas hetero-
sexuales que requieren asis-
tencia para procrear y las que
adoptan. Pero en el caso de una pareja
constituida por un hombre y una mujer
es más fácil ocultar la intervención de la
persona que donó los gametos (óvulos o
espermatozoides). La heterosexualidad
facilita el secreto. En cambio, en las pa-
rejas homosexuales es evidente que hu-
bo otro genitor y tarde o temprano sur-
girá la pregunta de los hijos sobre quién
es esa persona.
Resulta necesario conocer los ante-
cedentes del propio nacimiento, aunque
luego se tenga que realizar un duelo por la
ausencia del genitor que no está presente.
Todas las personas tienen derecho a saber
de dónde vienen, y justamente por eso es
que han ido cambiando las leyes que regu-
Familias homoparentales:
sus desafíos
lan la adopción y la donación de gametos.
Ahora, en muchos países, los hijos adop-
tados y los concebidos por reproducción
asistida tienen la posibilidad legal de bus-
car a quienes los procrearon. Este asunto,
nada fácil de abordar emocionalmente, es
uno de los desafíos que enfrentan hoy las
parejas lesbigays.
Para las personas homosexuales, el
deseo de tener hijos se resuelve por dos
vías: la adopción de una criatura ya naci-
da o la concepción de una nueva vida, en
la que un integrante de la pareja pone su
colaboración genética (óvulo o esperma)
o biológica (útero). El avance de las leyes
sobre reproducción asistida permite hoy
combinaciones novedosas en la forma-
ción de estas nuevas familias.
Está, por ejemplo, el caso de
las dos lesbianas españolas que,
para ser las dos realmente “ma-
dres” de la criatura, una donó
el óvulo que sería fecundado in
vitro e implantado luego en el
útero de la otra, que asumió el
proceso de gestación. Así, una
fue la madre “genética” y la otra
la madre “biológica”. Están tam-
bién los dos británicos que usa-
ron su esperma para fecundar
por separado, y en dos ocasiones
distintas, a la misma mujer que
les donó sus óvulos y alquiló su
útero. Las dos criaturas que na-
cieron, en momentos distintos,
tienen la misma madre genética
y biológica, pero distinto padre.
Estas criaturas son medio her-
manas entre sí, y están siendo
criadas por dos gays, cada uno
padre de una de ellas. Hay mu-
chas madres heterosexuales que
tienen hijos de dos padres, pero
aquí lo raro es que son ellos, los
hombres, los que buscaron y asumieron
a las criaturas.
Además del dilema sobre el secreto
o la verdad del origen, está la cuestión
cardinal de la crianza. Se pueden dis-
cutir los criterios de calidad respecto a
la educación de los infantes, pero es un
hecho que la composición sexuada de
los cuidadores per se no garantiza bue-
nos resultados. No basta tener una ma-
dre y un padre, como atestiguan criatu-
ras educadas en familias tradicionales
que presentan serios trastornos emo-
cionales. Lo que se requiere es que las
figuras parentales ejerzan bien sus fun-
ciones de cuidado y educación, en un
clima de afecto y disciplina. Y ningún
ANÁLI SI S
54 1736 / 7 de febrero de 2010
MA R T A L A M A S
Análisis2 1736.indd 54 2/6/10 12:29 AM
E R N E S T O V I L L A N U E V A
tipo de familia, tradicional o moderna,
nuclear o ampliada, heterosexual u ho-
mosexual, es garantía, a priori, de una
buena crianza. En ese sentido, el desti-
no de los niños en las familias homopa-
rentales no es muy distinto del destino
de los que han sido criados en familias
tradicionales: hay de todo.
Lo que probablemente sí es muy di-
ferente es el entorno social que tienen
que enfrentar. Todos los niños, hasta
llegar a cierta madurez, no quieren ser
distintos de sus compañeros y temen
sus burlas o agresiones. Y sí, pueden
sufrir rechazos por vivir en una familia
homoparental, como les ocurrió hace
años a los hijos de padres divorciados.
Pero así como la solución entonces no
fue prohibir el divorcio, hoy en lugar
de prohibir las familias con dos papás
o dos mamás se deberían alentar con-
diciones sociales de respeto y compren-
sión. Además, las actitudes hirientes
de los compañeritos también se dan
cuando se trata de niños de una religión
distinta, de otra nacionalidad o con una
discapacidad. El asunto es enseñar a los
niños a respetar todas las diferencias y a
no permitir la discriminación de nadie.
Las encuestas encargadas por el
PAN sobre matrimonio gay y adop-
ción de niños por parejas del mismo
sexo dan resultados distintos: si se trata
del matrimonio gay, una leve mayoría
de las personas está de acuerdo (BCG
46%, y GEA-ISA 47%, porcentajes
mayoritarios ante las preguntas plan-
teadas), mientras que una aplastante
mayoría (71% BCG, y 74% GEA-ISA)
está en contra de la adopción. Para disi-
par las tinieblas de la ignorancia y del
prejuicio es indispensable más debate
público y más información. ¿O hay otra
solución? ●
Libertad de informar no significa
licencia para violentar derechos de las
personas, para solazarse ante las desgra-
cias ajenas o para erosionar los mínimos
razonables de la civilidad democrática.
El derecho a la propia imagen se ha re-
ducido en México a una imagen sin de-
recho. En efecto, cada día se puede ver
cómo los medios de comunicación di-
funden imágenes bajo la lógica de que,
mientras más sangre y violencia, mejor
negocio. La nota roja ha pasado de los
últimos espacios a las primeras planas
sin que nadie diga ni haga nada. Lo peor
de todo es que, en el mayor número de
los casos, los responsables no saben que
su conducta no concuerda ni con el de-
recho ni con la ética. Veamos.
Primero. El derecho a la propia ima-
gen significa la prerrogativa de toda
persona para decidir la figura o repre-
sentación de su propia identidad y, por
ende, la reproducción de su imagen per-
sonal. No es, por supuesto, un derecho
absoluto. Como bien señala el Tribunal
Constitucional español: “No puede de-
ducirse (…) que el derecho a la propia
imagen, en cuanto límite del obrar aje-
no, comprenda el derecho incondicio-
nado, y sin reservas, a permanecer en el
anonimato. Pero tampoco el anonimato,
como expresión de un ámbito de reser-
va especialmente amplio, es un valor
absolutamente irrelevante, quedando
desprotegido el interés de una persona a
salvaguardarlo impidiendo que su ima-
gen se capte y se difunda”.
El equilibrio entre la libertad de in-
formar y el derecho a la propia imagen
resulta de ponderar si se trata de una
persona pública o no, y si se trata o no
de una información de interés público.
Imagen sin derecho
La persona pública no sólo es un servidor
público, sino también aquella que volun-
taria o involuntariamente se ha sometido
por su comportamiento a un escrutinio
social recurrente, renunciando así al ano-
nimato original. Por su parte, la informa-
ción de interés público no reside en la
curiosidad de la gente. El interés público
no es el interés del público. Tampoco es
únicamente el criterio periodístico de lo
que es o no noticia. Se trata en realidad de
aquellos datos y hechos que son útiles a la
sociedad para ejercer derechos y cumplir
obligaciones en su más amplio sentido.
Segundo. El principio de pondera-
ción se desvanece en México empezando
por la autoridad responsable de procurar
justicia. ¿Es justo, por ejemplo, “presen-
tar” a los presuntos responsables de un
delito ante los medios de comunicación?
¿No se viola el derecho a la presunción
de inocencia y a la propia imagen de las
personas “presentadas” en los medios?
Paradójicamente, las autoridades de pro-
curación de justicia someten a los pre-
suntos responsables a un doble proceso:
el legal, que es el único aceptable en un
estado mínimo de derecho, y el mediático,
generando presiones indebidas en los juz-
gadores. Se utiliza así ilegalmente todo el
aparato del Estado contra personas que no
han sido declaradas culpables por la auto-
ridad competente. El caso de las fotogra-
fías denostando al señor Alfredo Beltrán
Leyva fue la gota que derramó el vaso de
los umbrales de tolerancia de la razón.
Tercero. Los medios también son res-
ponsables de lo que pasa. Los casos del
desastre en Haití y de los jóvenes muer-
tos en Ciudad Juárez en días pasados son
ejemplos claros de que algo anda mal. ¿Es
necesario mostrar el rostro de un niño vic-

1736 / 7 de febrero de 2010 55
Análisis2 1736.indd 55 2/6/10 12:29 AM
56 1736 / 7 de febrero de 2010
Fue a finales de diciembre de 1973, en la
sala de Redacción del diario La Opinión, que
me encontré por primera vez con Tomás Eloy
Martínez, aunque la verdad es que ya nos ha-
bíamos leído y puede aventurarse, por lo tan-
to, de que éramos de alguna manera amigos,
con esa fidelidad lejana y feroz que suelen
exhibir los lectores hacia un autor admirado.
Eran tiempos nefastos. Yo había lle-
gado la noche anterior de un Chile que le
había prometido al mundo la revolución
de Allende y nos había dado, en cambio, la
asonada de Pinochet y creo que se me nota-
ba en el rostro y en los hombros las muchas
y recientes muertes que cargaba –un aire
casi fantasmagórico que me iba rondando
y que Tomás no tardaría en discernir, él que
era tan familiar con la muerte, tan obsesio-
nado con ella, de la que sabría, por lo me-
nos hasta ahora, milagrosamente librarse.
Venía yo a La Opinión a conversar con
Timerman y cobrar un premio literario, pero
también a juntarme con Osvaldo Soriano; y
Soriano estaba, era que no, conversando ani-
madamente con Tomás, y ahí comenzó todo,
así eran las cosas en esa época, un amigo te
presentaba otro y éste a estotro, y así vamos
sumando, todos los que trabajaban en torno a
cultura en la Argentina formaban parte de una
especie de colmena abigarrada de relaciones
y sueños, se conocían entre sí e insistían en
abrir puertas y ventanas, Galeano me dijo que
tenía que aproximarme a Walsh y Walsh me
introdujo a Paco Urondo y me acuerdo de una
noche infinita en que Roa Bastos me escribió
largas y minuciosas listas con todos sus con-
tactos, incluyendo a Graham Greene, y To-
más, bueno, fue el más expansivo y accesible
de todos. Tomás me ofreció de inmediato, ese
primer día, que yo colaborara en el suplemen-
to cultural que dirigía en La Opinión y que
iba a agenciarme la publicación de un cuento
en primera plana y cualquier otra cosa que
necesitara y estaba yo, de hecho, muy necesi-
tado y sin documentos y sin plata y hallé en él
una generosidad que nunca cesó hasta el día
de su propia muerte. Me armaba reuniones
en su casa con corresponsales holandeses y
curas revolucionarios y Montoneros esqui-
56 1736 / 7 de febrero de 2010
timado? ¿Usted lo mostraría si fuera su
hijo o su hija? ¿Por ser de Haití y ser po-
bres carecen de derechos y puede haber
una intrusión mediática en su intimi-
dad? ¿Cuál es el interés público en mos-
trar el rostro de un menor o incluso de
un adulto victimado, sea civil o militar?
¿No se satisface el interés público ocul-
tando el rostro y mostrando el contexto?
No se trata de cuestiones acce-
sorias; antes bien, son asuntos en los
cuales la sociedad debe reflexionar.
No es para menos. La difamación o la
calumnia pueden ser combatidas por
el afectado mediante la vía civil o el
ejercicio del derecho de réplica. Pero
la exposición de la vida privada con la
difusión ilegítima de la imagen no tie-
ne remedio. El reclamo del agraviado
sólo serviría para dar nueva difusión
precisamente a la imagen que no qui-
so fuera publicada, incrementando el
daño en su patrimonio moral. Y en el
caso de las imágenes de agentes de la
policía y de efectivos militares en es-
cenas de delitos, ni el gobierno ni los
medios parecen preocuparse por la in-
tegridad personal de ellos.
Cuando la ética periodística se extra-
vía, no sólo se atenta contra la dignidad
de la persona cuya imagen fue difundida
sin razón fundada, sino también con-
tra la de televidentes o lectores que son
expuestos a esas imágenes como algo
digno de ser visto y procesado por todos
como algo “normal”. Con ellas no se
denuncia un hecho lamentable o ilegal,
sino que se coadyuva, a veces de manera
involuntaria, a insensibilizar a la socie-
dad ante la violencia y el dolor ajeno, así
como a confundirla sobre lo que es co-
ACLARACIÓN
En la edición pasada (1735), la supresión
involuntaria de algunas palabras en el ar-
tículo de Denise Dresser hizo incompren-
sible una frase del quinto párrafo.
Decía:
(…) En el caso de Beatriz Paredes, es
la historia misma del PRI en México y la
marca que ha dejado tras de sí: 71 años de
caciques y cotos y corrupción que ella es
incapaz de reconocer, incapaz de procesar,
incapaz como distribución del botín, que
la transición no ha logrado cambiar.
Y debe decir:
(…) En el caso de Beatriz Paredes, es
la historia misma del PRI en México y la
marca que ha dejado tras de sí: 71 años de
caciques y cotos y corrupción que ella es
incapaz de reconocer, incapaz de procesar,
incapaz de enfrentar; 71 años de gobierno
como distribución del botín, que la transi-
ción no ha logrado cambiar.
Además, en el Índice se transcribió
erróneamente el título del artículo; así
que en lugar de El extraño caso de la Dra.
Beatriz Paredes y la Sra. Paredes debe de-
cir: El extraño caso de la Dra. Beatriz y la
Sra. Paredes.
rrecto y aquello que no lo es. Se ha crea-
do un círculo vicioso donde se compite
por ver quién ofrece las imágenes más
denigrantes. Esto no debería convertirse
en una fatalidad más. ●
evillanueva99@yahoo.com
Análisis2 1736.indd 56 2/6/10 12:30 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 57
AR I E L DO R F M A N *
Narrando contra la muerte
vos y siempre bien regadas con vino y pasta
y carnes, si bien él prefería, como sucede en
Buenos Aires, usar el café como su oficina
permanente.
Aunque era la urgencia del momento
político lo que nos unía en esas conspiracio-
nes –llegaban noticias todos los días de más
represión en Chile y cada día también era
más inquietante la evolución de una Argen-
tina en que Perón, en su última presidencia,
viraba drásticamente hacia la derecha– se
nos fue infiltrando la literatura en las con-
versaciones, en especial la extraña relación
que guarda la ficción con la realidad en
nuestra América Latina, la fluida tensión
entre lo testimonial/periodístico/histórico y
la forma en que la imaginación está obliga-
da a tejer un escenario paralelo. Me dio a
leer en manuscrito La Pasión según Trelew,
y me pareció una novela más que reportaje
y él me confió que la gran novela argentina
tendría que construirse en torno al enigma
de Perón. Él tenía, me dijo, un proyecto
para armar algo sobre el General y tal vez
sobre Evita y ahí supe de las memorias que
Perón le había dictado a Tomás en Madrid
y como tantas veces cuando Eloy Martínez
contaba algo (y vaya que era narrador em-
pedernido, en la vida y en las páginas que
transcribía), no sabía yo si era cierto o no, si
lo estaba inventando o si en efecto había su-
cedido, ya se estaba especializando en con-
fundir deliciosamente a sus interlocutores,
ya iba juntando una pasión por la verdad y
una compasión por los excluidos de la his-
toria con una mirada mareante y juguetona
que los críticos calificarían en las décadas
por venir como posmoderna.
Lo que no era un invento, en cam-
bio, era el peligro que se cernía sobre la
Argentina en que tanto Tomás como yo
habíamos nacido. Yo estaba desesperado
por irme, veía (con los ojos aciagos que
me había prestado el golpe en Chile) que
estaba por caer sobre Tomás y sus con-
géneres una masacre que haría palidecer
la de Trelew y la más cercana de Ezeiza.
Se lo dije a Tomás y a su primera mujer,
Pinky, la noche que fui a despedirme de
ellos en febrero de 1974 –unos días antes
de que vinieran a buscarme los de la Triple
A al departamento de mi abuela en la calle
Urquiza. “Tienen que partir lo antes posi-
ble –le dije a Tomás y a Pinky en aquella
oportunidad–. Los van a matar a todos”.
Tomás se sonrió y me aseguró que es-
taba equivocado. Algo malo se venía pero
no iba a ser como Chile, él no tenía ganas
ya de viajar, había tanto que hacer y cons-
truir en la Argentina, tanto que escribir.
No lo volvería a ver hasta 1978 cuan-
do visité Caracas, donde él había busca-
do, finalmente, refugio unos años antes.
No me acuerdo si en esa ocasión ya es-
taba casado él con Susana Rotker, una
venezolana con la que yo trabaría una
amistad tan entrañable como la que tenía
con Tomás, pero lo cierto es que a partir
de 1984, cuando se instalaron ellos en los
Estados Unidos, pudimos armar un víncu-
lo más permanente y casi podría decirse
que normal, puesto que residimos durante
tres años en el mismo contorno urbano,
en las inmediaciones de Washington DC.
Fue ahí que leí, antes de que se publica-
ra, la obra de la que me había susurrado
Tomás en Buenos Aires: era La Novela
de Perón, y quedé, por supuesto, deslum-
brado y hasta adelanté el juicio temerario
de que iba a ser imposible que él superara
aquella obra maestra. “Espérate –me dijo
Tomas–. Mira que falta Evita”.
Y me alegra hoy de que en esos años de
nuestra expatriación pude, por fin, devol-
verle la mano a Tomás, ayudarlo a él como
él me había ayudado a mí cuando yo me
encontraba náufrago en un Buenos Aires
donde me perseguía la desgracia. Lo reco-
mendé para una beca en el Wilson Center
en Washington (donde comenzó a escribir,
en efecto, lo que sería Santa Evita), y le
presenté a mi editor en Pantheon (Random
House), Tom Engelhardt, que terminó pu-
blicando The Perón Novel en inglés.
Después de esos tres años, nunca
más convivimos en una misma ciudad
pero jamás nos perdimos de vista. Y en
la medida de que cada cual alcanzó al-
gún grado de celebridad internacional (y
como ocurre en toda auténtica camara-
dería, aclamábamos el éxito del amigo
como si fuera propio), los lazos se for-
talecieron. Aun cuando podían pasar al-
gunos meses en que no nos habláramos
por teléfono o no nos encontráramos en
alguna conferencia o charla, siempre era
posible saber del otro por medio de la
prensa y los libros publicados y envia-
dos y, especialmente, por las crónicas
periodísticas, ya que ambos escribíamos
en El País. No compartimos, desventu-
radamente, tan sólo los premios y las
victorias y las páginas de un diario, sino
que también… Y no hay nada que hacer,
no tengo alternativa, tengo que recordar
aquella madrugada cataclísmica en que
Daniel Divinski me anunció que Susa-
na Rotker había muerto en un accidente
de tráfico en New Jersey. Y más tarde
la voz de Tomás al otro lado de la línea
telefónica, desolado, más allá del dolor,
su vida saqueada y en ruinas, y sin em-
bargo contándome todo como si fuera
una película, como si no pudiera, aun
en los momentos de mayor devastación,
dejar de narrar, como si supiera que so-
lamente relatando esa historia alucinan-
te podía salvarlo de la locura.
Con eso me quiero quedar.
Con su empecinada exigencia de do-
blegar la realidad y construir delirios y
engañar el destino precario, el suyo y el
de su país y el de su continente. Contra y
adentro del lugar común que es la muer-
te. Con eso me quiero quedar, con eso nos
vamos a quedar todos. Su certeza de que
si algo no se cuenta no perdura, no vale la
pena que exista. Su apremio por dejar tras
sí un testimonio, absolutamente real y a la
vez soberanamente ficticio, de lo que sig-
nificó vivir en un tiempo como el que, por
buena o mala fortuna, nos tocó sobrevivir
y, quizás, vencer.
Con eso me voy a tener que quedar. ●
* El último libro de Ariel Dorfman es America-
nos: Los pasos de Murieta.
ANÁLI SI S
Análisis2 1736.indd 57 2/6/10 12:30 AM
58 1697 / 10 de mayo de 2009 58 1736 / 7 de febrero de 2010
PARA MATRIMONIAR NUESTRO OPTIMISMO
Nota de la Redacción (cuando está sola se dice a sí misma la R):
Bienvenidos al refrendo de la congruencia de los altos clérigos.
Entre otros, el siguiente ejemplo: Niños juguete, publicado en El
Semanario, de la Arquidiócesis de Guadalajara (nota de Mauricio
Ferrer, La Jornada, 31 de enero de 2010): “Es verdad que algunos
pequeños están creciendo bajo el techo de parejas homosexuales.
Y, con base en que el hecho está teniendo lugar entre nosotros,
algunos argumentan que la legislación debe ofrecer un marco legal
a lo que está ocurriendo… En tal sentido, entonces deberíamos
legalizar todos los asesinatos, el narcotráfico o cualquier otra ac-
tividad que ya se hizo común para muchos… ¿Para qué están las
leyes? ¿Para tutelar el orden o para ponerse al servicio de lo que
sucede en la calle? El caso es que este principio suele ser mante-
nido según conveniencia, ya que a nadie se le ocurre decir que la
ley no deba penalizar el robo, por ejemplo, basándose en el hecho
incuestionable de la existencia de carteristas y asaltantes... Los
menores arrastran graves complejos al ser adoptados por parejas
homosexuales… No es que los homosexuales, por naturaleza, sean
malos o menos buenos que los heterosexuales, o más malos que
otros. No. Sólo aplica el sentido común: se necesita lo femenino y
lo masculino delante del niño”.
La R: El obispo Juan Sandoval Íñiguez, máximo dirigente de la Arqui-
diócesis de Guadalajara y alma inspiradora de sus publicaciones, deja
atrás la posibilidad de comentario: de acuerdo con su eminencia le-
galizar las uniones homosexuales equivale a bendecir el asesinato, el
narcotráfico, el robo “y demás aberraciones ante la ley de Dios”, ca-
be suponer. El que quiera reemplazarnos en los comentarios, puede
mandar los suyos a Caridad Cristiana. Departamento de Ejecuciones
al Mayoreo www.ccdem.com.
“LLEGASTE TARDE PARA EL PERDÓN, PERO YA QUE HICIMOS EL
VIAJE Y TE FUISTE AL HOYO SIN LA DEBIDA CONSIGNACIÓN AL
INFIERNO, NOS VAS A PERMITIR QUE EXCOMULGUEMOS A TUS
DEUDOS”
La R: Por lo visto escasean los obispos sin su depósito de almas muer-
tas al lado. Otro ejemplo viene de Pedro Pablo Elizondo, obispo de
Cancún-Chetumal, que se expresa en contra de la unión de los seme-
jantes (nota de Hugo Martoccia, La Jornada, 2 de febrero de 2010):
“En el caso de los matrimonios gays estoy del lado de Dios, que ha
enseñado que tal unión sólo se da entre varón y hembra. El matri-
monio es entre el hombre y la mujer; las otras, las sociedades de
convivencia, no son matrimonio… La palabra matri monium tiene
que ver con la función de la madre, y en eso no hay madre, porque
no tienen madre, eso no es un matrimonio. Estas uniones no tienen
madre y la Iglesia católica no es homofóbica porque es la única insti-
tución que se ocupa de ellos cuando se están muriendo de sida”.
La R: Le faltó al primer obispo proveniente de los Legionarios de
Cristo, discípulo fiel del padre Marcial Maciel, cobrar la despedida a
los enfermos. Está bien que se vayan y que reciban la limosna de la
extremaunción, pero las familias deben ser agradecidas.
DE CÓMO AL ANTIINTELECTUALISMO LE DAN VERGÜENZA SUS
ENEMIGOS Y LE APENA LA CORRIENTE DE MODA
La R: Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de México, subraya,
desde el montículo de la autoridad moral, la “falta de serenidad” en
torno al debate de los matrimonios del mismo sexo (nota de Gabriel
León Zaragoza, La Jornada, 2 de febrero de 2010): “El repudio de los
intelectuales ha sido histórico hacia la Iglesia. Han sido formados en
un ambiente jacobino, anticlerical, y como está de moda golpear a
la Iglesia, pero ellos siguen la corriente de moda. Creen que eso es
un gran despliegue de brillantez (sic) cuando en realidad es vergon-
zoso que se dé esto”.
La R: Qué curioso que la Arquidiócesis de México reconozca que
no son algunos sino los intelectuales quienes repudian la ofensiva
antilaica de los clérigos. Se les olvida, injustamente, intelectuales de
la talla de Marianita Gómez del Campo, César Nava, Paz Fernández
Cueto y los gobernadores de Guanajuato y de Jalisco. La Arquidióce-
sis no se muestra agradecida con sus pensadores ilustres.
SI NO ES EN LA CONSTITUCIÓN ACTUAL, YA SERÁ EN LA
PRÓXIMA. NOMÁS DEJEN QUE LA REDACTE
La R: Felipe Calderón Hinojosa, presidente y el más ilustre de los
abogados surgidos de la Escuela Libre de Derecho, defiende la
controversia constitucional de la PGR en contra de los matrimo-
Por mi madre 1736.indd 58 2/6/10 12:48 AM
1736 / 7 de febrero de 2010 59
nios del mismo sexo (nota de Claudia Herrera, La Jornada, 3 de
febrero de 2010): “La Constitución de la República habla explí-
citamente del matrimonio entre el hombre y la mujer, y ahí hay
simplemente un debate legal que tiene que ser resuelto por la
Suprema Corte, pero no tiene ésta ninguna intencionalidad polí-
tica ni parte de ningún prejuicio… Yo, desde luego, respeto ple-
namente las preferencias sexuales de las personas y a las parejas
integradas por personas del mismo sexo, pero la procuraduría
presenta año tras año decenas de controversias constitucionales
donde hay una duda razonable sobre la constitucionalidad de
una disposición de un ámbito legislativo”.
La R: Tiene razón don Felipe. En efecto, no hay ninguna intenciona-
lidad política en la demanda de la PGR, por varias razones: a) es una
controversia contra la Constitución que en ninguna parte, en ningu-
na, habla implícita o explícitamente del matrimonio entre el hombre
y la mujer. Por eso, la PGR seguramente demanda a la Constitución
por sus fallas; b) la controversia es una fantasía jurídica y, como tal,
no dispone de otra intencionalidad ajena a la imaginación, y c) en
efecto, don Felipe respeta las preferencias sexuales de la otredad,
pero proclama la negación de sus derechos porque una cosa es que
existan y otra que recurran perversamente a la ley.
PUESTOS A INVENTAR SON MUY SUPERIORES A AVATAR
La R: El cardenal Ennio Antonelli, presidente del Consejo para la Fa-
milia del Vaticano, urde un litigio en contra de las parejas del mismo
sexo que quieren adoptar hijos (nota de Daniel Barquet, Milenio
Diario, 30 de enero de 2010): “Los homosexuales no tienen derecho
a adoptar niños, a poseerlos, a tenerlos a todo costo o porque les
gustan, pues los niños pueden ser instrumentalizados a los gustos e
intereses, a las necesidades afectivas de otros”.
La R: A esto se le llama una gran encuesta-ficción. El declarante se
va con su equipo de precog al año 2050 (véanse relatos de Philip K.
Dick) y descubre una red perniciosa de adoptados que se quejan de
la instrumentalización de sus falsos padres. Sería conveniente que
trajeran las pruebas del futuro para detenerlos desde ahora.
“SI SON SUS PARIENTES ALGÚN DELITO HAN COMETIDO O VAN
A COMETER, PORQUE NINGÚN CONSANGUÍNEO ES INOCENTE”
La R: Fernando Gómez Mont, secretario de Gobernación, respon-
de así a la pregunta, ¿qué mensaje le daría a los familiares de 16
jóvenes masacrados en Ciudad Juárez (nota de Susana Hernández,
Milenio Diario, 3 de febrero de 2010): “Lo he dicho y lo reitero, sólo
sometiéndose a la ley encontrarán respeto a sus vidas y a sus fami-
lias. La lógica de matar para no morir es una lógica que está trayen-
do destrucción y dolor a la gente”.
La R: ¿De veras oyó bien la pregunta, don Fernando? ¿Está acusando
a los familiares de matar para no morir? ¿Qué amigo suyo bien in-
tencionado le ha aconsejado que se espere un año antes de contes-
tar cualquier pregunta?
SI EL JUICIO ADVERSO DE LA INMENSA MAYORÍA DE LOS
ENCUESTADOS EN CIUDAD JUÁREZ NO ES UN ARGUMENTO
SERIO, SE PODRÁ ENJUICIAR A LOS OPOSITORES DE LOS
OPERATIVOS POR DELITOS DE LESA REALIDAD
La R: En la misma conferencia de prensa, Fernando Gómez Mont de-
fiende los operativos en Ciudad Juárez: “No hay ningún argumento
serio que diga que esta vía (las operaciones ordenadas por el Ejecu-
tivo federal) está equivocada. Se avisó a tiempo que esa contención
podría generar una reacción, pero decidimos y estamos decididos
a romper con una lógica que tenga a las instituciones secuestradas
o cooptadas por las organizaciones criminales. Le estamos dando
frente y le seguiremos dando frente por nosotros, nuestros compro-
misos y por respeto a nuestros hijos”.
La R: Es la primera vez que un gobierno notifica tan tajante punto
de vista: entre las “organizaciones criminales” se encuentra destaca-
damente la sociedad.
UN GRUPO DE “LÁZAROS” SE SUICIDA PREVIA CORDIAL
INCITACIÓN DE UN PANISTA
La R: En la Cámara de Diputados (2 de febrero de 2010) intervie-
ne el diputado del PAN José Francisco Javier Landero Gutiérrez:
“Dieciocho jóvenes a los que les desgraciaron la vida… Y si nos
pusiéramos a pensar un poco en qué pensarían estos jóvenes si
todavía vivieran sobre este debate, creo que les gustaría volverse
a morir y les daría muchas veces asco ver pura perorata, puro ro-
llo sin fondo”.
La R: Así que al oír a los panistas defender lo indefendible, la estra-
tegia del gobierno federal contra el crimen organizado, los jóvenes
asesinados en Ciudad Juárez o Torreón insistirían en morirse. O los
diputados son demasiado persuasivos o a los sicarios de Juárez les
sobraron cargadores.
HASTA QUE NO SE PRUEBE LO CONTRARIO, LOS JÓVENES
VERDADERAMENTE INOCENTES SON AQUELLOS DEBIDAMENTE
RESGUARDADOS POR EJÉRCITOS DE GUARURAS
La R: Las autoridades judiciales lo resuelven todo volviendo a en-
terrar a los muertos (aquellos que no resucitan para suicidarse de
inmediato). La procuradora general de justicia de Chihuahua, Pa-
tricia González Rodríguez, va derecho y no se quita (La Jornada, 4
de febrero de 2010): La matanza de los jóvenes fue realizada por la
banda de Los Aztecas o La Línea, que trabajan para el cártel de Juá-
rez, porque creyeron que los muchachos eran miembros de la pan-
dilla rival de Los Artistas Aztecas al servicio del cártel de Sinaloa…
A los sicarios lamentablemente no les importó que en el domicilio al
que acudieron había jóvenes que nada tenían que ver con un grupo
de pandilla y que quizá había algunos adultos que pudieron estar
implicados en pandillas.
La R: Más claro ni el documento de inconstitucionalidad de la PGR.
Resulta entonces que la matanza de jóvenes desconocidos para los
asesinos fue por equivocación y, lamentablemente, no advirtieron
que los asesinados no eran las víctimas correctas. A esa sagacidad se
agrega la culpabilización de los muertos: algunos adultos pudieron
estar implicados en pandillas. Toda esta destreza en el manejo de
brumas para no admitir que, como investigadores, dependen en
gran medida de los culpables fortuitos, de los muertos por la policía
que se llevaron su culpa al más allá, de las informaciones de la DEA,
de las confesiones forzaditas y del presunto olvido rápido de la opi-
nión pública. Que casi nadie crea en sus “hallazgos”, no conmueve a
estos poderosos de lo judicial. Si nada más se hallaron cadáveres, de
seguro éstos algo tendrían que ver.
Ahórrense la tortura, confesamos de inmediato: CM y JV.
Por mi madre 1736.indd 59 2/6/10 12:48 AM
60 1736 / 7 de febrero de 2010
Y
a no hay marcha atrás en el
asunto de la Organización de
las Naciones Unidas para la
Educación, la Ciencia y la Cul-
tura (UNESCO). Aquí simple-
mente hay que “cuadrar” las
cuentas y ajustarse al plan de austeridad.
En la Organización para la Cooperación y
el Desarrollo Económicos (OCDE) ya se
probó el recorte y no funcionó, y el Es-
tado Vaticano no acepta embajadores do-
bles, así que el representante de la Misión
en París se va.
Se fue. Porque a decir del embaja-
dor Juan Manuel Gómez Robledo, sub-
secretario para Asuntos Multilaterales y
Derechos Humanos de la Secretaría de
Relaciones Exteriores (SRE), desde el
lunes 1 la ministra Cecilia Villanueva es
la encargada de negocios en tanto asume
sus funciones Carlos de Icaza, quien –si
lo aprueba el Senado– será, además de
embajador de México en Francia, repre-
sentante de la Misión Permanente ante la
UNESCO, en sustitución del escritor Ho-
mero Aridjis, quien terminó su encargo el
31 de enero.
En las oficinas de la cancillería en pla-
za Juárez, el subsecretario, maestro en de-
recho internacional por la Universidad de
París y diplomado en relaciones interna-
ciones por el Instituto de Estudios Políti-
cos de la misma ciudad, relata a Proceso
que desde el otoño del año pasado, cuan-
do se tuvo una idea “muy clara” del presu-
Judith Amador Tello
Miembro fundador de la UNESCO –y con un presidente
en sus inicios, el poeta Jaime Torres Bodet–, México se ha
ido alejando de ese organismo internacional, señala el em-
bajador Juan Manuel Gómez Robledo en entrevista, y ex-
plica que en el área a su cargo, urgida por un ajuste presu-
puestal, “se nos ocurrió” como única opción retirar al re-
presentante mexicano ante el organismo. Rechaza que el
informe de éste sobre la penosa realidad educativa que en-
frenta el país influyera en la decisión, pues en la materia se
trabaja con la OCDE, lo cual negó Miguel Székely cuan-
do aún era subsecretario de la SEP.
puesto de la SRE para 2010, se les pidió
recortar el gasto tanto en las oficinas en
México como en el extranjero.
No ofrece estadísticas, datos comparati-
vos de los resultados o beneficios que aporta
cada representación a su cargo. Tampoco es
una decisión vinculada con la pérdida de pre-
sencia e importancia política de la UNESCO
de los últimos años, o a sus escándalos de
corrupción, burocratización e ineficacia en
que se ha visto envuelta; y mucho menos,
una respuesta al último informe anual sobre
la educación en México recientemente dado
a conocer por el organismo, como considera
la investigadora de la Universidad Nacional
Autónoma de México, María Cristina Rosas
(véase recuadro).
Es, sencillamente, el ahorro del sueldo
del delegado permanente, la renta de la re-
sidencia oficial, gastos de “orden social”,
automóvil y otros servicios vinculados a su
estancia en París. Dice el funcionario que
ya se han hecho reducciones en plazas y
gasto corriente en “todos los rubros” de la
cancillería, como viáticos, congresos, con-
venciones, pasajes; incluso los salarios ya
habían tenido una reducción de 10% al ini-
cio del sexenio. El 75% del presupuesto de
la cancillería es para mantener las represen-
taciones en el exterior y, por tanto, se ejerce
en divisas, principalmente dólares y euros.
El funcionario evaluó las áreas a su car-
go. La Misión de México ante Naciones Uni-
das de Nueva York, en la cual forma parte del
después la UNESCO
Primero el dinero,
G
e
r
m
á
n

C
a
n
s
e
c
o
Gómez Robledo. Ajustes
Cult 1736.indd 60 2/6/10 12:49 AM
CULTURA

1736 / 7 de febrero de 2010 61
Consejo de Seguridad, no podía sufrir ajus-
tes. De hecho se incrementó su gasto desde
2009. En la OCDE, recuerda que en el pe-
riodo del canciller Jorge Castañeda, durante
el gobierno foxista, se fusionó la representa-
ción ante este organismo con la embajada, y
al cabo de seis o siete meses se dieron cuenta
de que los asuntos no se atendían adecuada-
mente ante la organización y tiempo des-
pués se reabrió la oficina, por eso ahora no
fue contemplada esa opción.
Tras considerar que en las áreas a su
cargo nada había por recortar, “lo único
que se nos ocurrió fue hacer en París lo
que ya han hecho cerca de 80 países: Que
el embajador ante el gobierno de Francia
o el embajador ante la OCDE, en el caso
de los países miembros, atienden también
los asuntos de la UNESCO”. Y así lo plan-
teó a la canciller Patricia Espinosa Can-
tellano y al oficial mayor Julio Camarena
Villaseñor.
–¿Entonces la decisión fue de su área?
–No, no de mi área. Mi área propuso.
Mi área identificó ese posible ahorro y se
puso a consideración de todas las depen-
dencias involucradas: Educación Públi-
ca (SEP), Conacyt (Consejo Nacional de
Ciencia y Tecnología) y Conaculta (Con-
sejo Nacional para la Cultura y las Artes).
Luego se llevó a la consideración de la
Presidencia de la República, pero es una
decisión colegiada.
Añade que se aprovechó el cam-
bio en la dirección general en la propia
UNESCO, con la salida en octubre del ja-
ponés Koichiro Matsuura y la llegada de la
búlgara Irina Bokova. El Ejecutivo federal
determinó igualmente poner fin a la comi-
sión de Aridjis y así se le hizo saber desde
noviembre, y se establecieron los plazos
para la entrega de la oficina.
Se le pregunta al también exprofesor en
la Universidad Panamericana de la Ciudad
de México, propiedad del Opus Dei e hijo
del desaparecido embajador Antonio Gó-
mez Robledo, si con lo que se ahorrarán se
palia realmente la disminución de presu-
puesto en la SRE. Asegura que contribuye.
–¿Saldremos de la crisis con esto?
–¡Nooo, por amor de Dios, no! Proba-
blemente no, digo, los ahorros que debe-
mos hacer –acabo de decirlo– son en todos
los rubros. Tenemos que ahorrar tanto en
México como fuera. Estamos extraordi-
nariamente limitados ahorita para contra-
tar personal, se han cancelado un montón
de plazas, en fin, los presupuestos se han
reducido, o sea todos tenemos que contri-
buir para que cuadren las cifras, no pode-
mos terminar en números rojos. No ponga
en mi boca palabras de que con esto ya se
resolvió la crisis.
–No lo hago, sólo le pregunto.
Menciona entonces que se cerraron
otras representaciones, como las embaja-
das en Pakistán y Angola, y los consula-
dos en Porto Alegre (Brasil), Guayaquil
(Ecuador) y Guatemala; este último pasó
a ser sección consular en la embajada an-
te esa nación.
Y tras agregar que todos los países ha-
cen continuas evaluaciones sobre la perti-
nencia de sus representaciones, alude a los
cuestionamientos al hecho de cancelar el
puesto del embajador ante UNESCO pero
mantener la embajada en el Vaticano. Ex-
plica que todos los países que tienen rela-
ción con ese Estado tienen un embajador
específico, pues así lo exige su gobierno:
“La santa sede no admite a un emba-
jador acreditado ante el gobierno italiano,
exige un embajador dedicado al Vaticano.”
La pregunta es, frente a los beneficios
que la propia cancillería ha enumerado de
la relación con UNESCO (entre ellos los
sitios declarados Patrimonio de la Huma-
nidad y la participación de México en dis-
tintos comités y comisiones), qué aporta a
México la relación con el Vaticano.
–Ah, yo no llevo la relación con la san-
ta sede. Mi colega la subsecretaria Lour-
des Aranda es quien la lleva, pero le puedo
decir que todos los países, aun aquellos
donde el catolicismo no es una religión
importante, tienen embajador ante la santa
sede. Cuba, por ejemplo, nunca cortó rela-
ciones. Y países donde el catolicismo no
es muy importante como, India y Japón
tienen embajador. De lo demás pregúntele
a la embajadora Aranda.
Problemas de peso
El subsecretario precisa que hace tiempo la
relación con la UNESCO estaba circunscri-
ta a áreas como la cultura y la ciencia, pues
en los últimos años, en materia de educa-
ción, México ha venido trabajando más con
la OCDE “para mejorar el nivel educativo”.
Curiosamente, hace unos meses el ahora
exsubsecretario de Educación Pública, Mi-
guel Székely, afirmó tajante a este semana-
rio que México no recibía ningún tipo de
lineamiento de ese organismo.
Gómez Robledo alude a un informe
presentado en días pasados por el organis-
mo, en el cual –dice– se valora de “mane-
ra muy positiva la alianza por la calidad de
la educación”. Aunque lo que reportaron
los medios en las noticias respecto de este
informe es que los estudiantes mexicanos
siguen teniendo uno de los niveles educa-
tivos más bajos entre los países miembros
del organismo.
Según el embajador, la UNESCO se ha
volcado al tema del analfabetismo y –afir-
ma convencido– éste “no es el problema
mayor de México ni mucho menos”, no obs-
tante que el director del Instituto Nacional
de Educación para los Adultos, Juan de Dios
Castro, admitió hace un par de semanas que
hay 33.4 millones de mexicanos que no sa-
ben leer ni escribir, no han terminado la pri-
maria y secundaria, y lograr que lo hagan
llevará “por lo menos 30 años”.
También se le pregunta qué otros te-
mas son prioritarios para México en su
relación con la UNESCO, además de la
ciencia y la cultura. Y cuál será la agenda
para este 2010. Esto responde:
“Estamos buscando, pero todavía no
sabemos. Primero vamos a esperar que la
nueva directora general presente su progra-
ma de trabajo, que se organice, acaba de to-
mar posesión, está nombrando a su gente,
ya la invitamos a venir a México, no sabe-
mos cuándo se concrete esa visita, pero en
fin, creo que hay un tema que nos intere-
sa mucho, que es la capital mundial del li-
bro: Que una ciudad sea designada en un
momento dado capital mundial del libro, lo
que pasa es que ya ha habido muchas ciu-
dades latinoamericanas que lo han sido, en-
tonces tenemos que ver cuándo hay una
buena coyuntura para ello. Y básicamen-
te también seguir participando en todos los
foros en que participamos siempre, de toda
la vida, y ahora con la nueva directora gene-
ral ver qué prioridades tiene ella.”
El funcionario se muestra optimista
en la naciente gestión de Bokova y con-
fía en que pueda revitalizar a la UNESCO,
la cual “ha pasado por una serie de malos
ratos desde los ochenta”, pues luego de la
salida de Estados Unidos y Reino Unido
cayó en una crisis de imagen.
En los medios se ha hablado incluso de
casos de corrupción durante la gestión del
español Federico Mayor. A decir de Gó-
mez Robledo, Matsuura puso “orden en la
casa”, pero el organismo, como quiera, ha
perdido “mucha visibilidad política”.
A
P

p
h
o
t
o

/
D
a
n

B
a
l
i
l
t
y
Matsuura. Reclamo
Cult 1736.indd 61 2/6/10 12:49 AM
62 1736 / 7 de febrero de 2010
–¿Cuál diría entonces que es el papel de
la UNESCO en el contexto mundial actual?
–No desempeña ya el papel para el cual
fue creado, sin duda alguna. La UNESCO
de hoy no es la de Jaime Torres Bodet, pe-
ro puede desempeñar un papel muy im-
portante en un tema que cada día cobra
más importancia, más allá de todo lo que
le acabo de decir: el tema de la Alianza de
las Civilizaciones. La búsqueda de mejo-
res entendimientos entre Occidente y el
mundo islámico es un tema fundamental
en la política del día de hoy.
Destaca que la Alianza de las Civiliza-
ciones fue una propuesta del presidente es-
pañol José Luis Rodríguez Zapatero y el
primer ministro turco Recep Tayyip Erdo-
gan. Y considera que aunque a la UNESCO
se le ha acusado en ocasiones de caer en la
politización y ocuparse de temas que no le
corresponden, sí debe colaborar en el en-
tendimiento entre musulmanes y judíos, y
advertir cuándo el conflicto puede afectar
sitios o monumentos fundamentales para
cualquiera de las dos civilizaciones.
–¿A México le interesa tener participa-
ción en este tema?
–México es miembro de la Alianza de
las Civilizaciones. Participa en sus reunio-
nes bajo la conducción del expresidente
portugués Jorge Sampaio. Y es un tema en
el cual, a nuestro juicio, la UNESCO de-
be meterse más, porque tiene mucho que
aportar para generar una serie de progra-
mas que propicien una mejor comprensión
entre Occidente y el Islam.
Farol de la calle
No obstante el juicio sobre la UNESCO
del embajador Gómez Robledo, precisa
que México continúa pagando puntual-
mente sus cuotas. Para 2010 se destina-
rán 4 millones 262 mil 582 dólares, más
3 millones 810 mil 247 euros (porque así
se paga, en euros y dólares), que sumados
representan 2.356% del presupuesto total
de la UNESCO, frente a 0.86% que aporta
Brasil, por ejemplo. Estados Unidos apor-
ta 22%, que es su límite de contribución.
Es desde 2002 cuando México comenzó a
contribuir más, pues según el embajador
las cuotas aumentaron “porque nuestras
cifras macroeconómicas han mejorado”.
–¿De algún modo se obtiene entonces
derecho a fiscalizar a la UNESCO?
El subsecretario asegura que sí, y que
incluso México llegó a votar contra incre-
mentos de presupuesto que estaban des-
tinados a la nómina y no a programas
sustantivos, propuestos por el japonés
Koichiro Matsuura.
Durante la gestión de éste, se desarro-
lló la guerra de Estados Unidos contra Irak
y hubo varios señalamientos en el sentido
de que el organismo no había condenado
con firmeza el saqueo del patrimonio cul-
tural del país árabe, documentado amplia-
mente por investigadores como el español
Joaquín María Córdoba Zoilo.
Pero nada de eso ni los escándalos de
corrupción ni la pérdida de su prestigio o de
su importancia en el mundo actual motiva-
ron que México retirara a su embajador. La
razón es simplemente unos miles de pesos:
“Repito: Las cuentas tienen que cua-
drar. El Presupuesto de Egresos de la Fe-
deración lo aprueba el Congreso, le llega
a cada dependencia y con ese presupues-
to tiene que hacer lo que puede, punto. No
hay que buscarle razones donde no las hay,
créalo usted, tenga la certeza, y si quiere
enviar a su corresponsal en París a verifi-
car in situ si sigue el personal de la Misión
trabajando en el 1 de la calle Miollis, ahí
verá a Cecilia Villanueva, a Beatriz Her-
nández y a otros colegas trabajando co-
mo siempre. Y llegará un embajador con
una doble función y la va a desempeñar
tan bien como lo hacen otros tantos paí-
ses. No veo ninguna vinculación entre el
tema de Irak y el tema actual, no tienen na-
da que ver.” ●
L
a investigadora María Cristina Rosas,
profesora de la Facultad de Filosofía
y Letras de la UNAM, coincide con el
embajador Juan Manuel Gómez Ro-
bledo en que la Organización de las Nacio-
nes Unidas para la Educación la Ciencia y la
Cultura (UNESCO) tiene menos peso hoy del
que tuvo en décadas pasadas.
Sin embargo, piensa que sigue siendo
la institución especializada dentro del Siste-
ma de las Naciones Unidas que se ocupa de
asuntos como la alfabetización, el fomento a
las ciencias “duras” y sociales, la promoción
de la paz y los derechos humanos, aun cuan-
do sus recursos sean escasos.
Hoy, además, lidia con el dispar acce-
so de las sociedades a las tecnologías de la
información –que llama “digital divide”, y
otros investigadores, “brecha digital”– y que
“plantea el riesgo de marginar aún más a las
sociedades pobres carentes de infraestructu-
ra y de capital humano en torno a estas nue-
vas tecnologías”.
La UNESCO tiene poco peso frente a cor-
poraciones trasnacionales como Microsoft,
que en materia de nuevas tecnologías son las
que realmente rigen y promueven las reglas
de uso del software o del internet.
Rosas es autora de los ensayos ¿Corrup-
ción en la UNESCO? y La mala educación, es-
te último referido al informe sobre la edu-
cación en México, presentado hace unas
semanas por la organización. Explica vía co-
rreo electrónico que sustentó sus investiga-
ciones en documentos del dominio público,
dados a conocer por el gobierno francés du-
rante la gestión del español Federico Mayor.
Y abarca también la administración del japo-
nés Koichiro Matsuura.
Se le pregunta por qué, frente a esos ca-
sos y a la pérdida de peso del organismo en
el contexto mundial, debe México mantener
su relación con la UNESCO. Explica que to-
dos los organismos internacionales han atra-
vesado por escándalos similares, pues son
“reflejo de la realidad internacional”, ya que
“en el mundo hay corrupción a distintos ni-
veles y los organismos internacionales están
expuestos a ella”.
Luego advierte que el retiro de un emba-
jador específico para la UNESCO tendrá con-
secuencias. México preside ahora muchos
comités en el organismo, pero augura que
en los próximos meses y años esto cambiará
porque “en el mundo diplomático estas co-
sas realmente son muy mal vistas”.
La señal que se está enviando, dice, es
que sólo se quiso correr al último represen-
tante, Homero Aridjis, lo cual da una “ima-
gen pésima”. Agrega que respeta a Aridjis
como intelectual y escritor, pero remata que
deben ser funcionarios de carrera del servi-
cio exterior quienes desempeñen los pues-
tos diplomáticos:
“Ciertamente, hay excepciones que to-
dos conocemos; desafortunadamente, ve-
mos cada sexenio esa tendencia a designar
personas del mundo intelectual para respon-
sabilidades diplomáticas que en general des-
conocen, claro que pueden aprender sobre
el trabajo en una embajada o una agregadu-
ría cultural, pero en muchos casos hemos vis-
to que los grandes intelectuales hacen malos
políticos y diplomáticos. Zapatero a tus za-
patos.” (J. Amador) ●
Decisión errónea
que traerá represalias
AP photo /Jacques Brinon
La sede en París
Cult 1736.indd 62 2/6/10 12:49 AM
Cult 1736.indd 63 2/6/10 12:49 AM
64 1736 / 7 de febrero de 2010
Periodismo y literatura
A
lgunos de los maestros que
enseñaban ciencias de la co-
municación en la Facultad
de Ciencias Políticas de la
UNAM en la segunda mitad
de los años setenta, decían
que el periodismo era un mal oficio para
quien deseara convertirse en escritor. En su
opinión, mientras que el texto periodísti-
co exigía velocidad y cumplimiento estric-
to de ciertas normas –la principal, que toda
nota explique al lector qué, quién, dónde,
cuándo, cómo, por qué–, la pieza literaria
requería de tiempo, mucho tiempo, nume-
rosas correcciones y robusta paciencia para
permitir que la letra madurara.
Visto así, parecía que el periodismo jamás
podría siquiera aproximarse a la literatura, y
que mientras ésta iba destinada a perdurar, la
página periodística comenzaba a esfumarse
en el momento mismo de su redacción.
Pero ya en esos años nadie aceptaba que
la atmósfera de un diario era dañina para un
hombre de letras, a pesar de las densas nu-
bes de humo que convertían a quien entra-
ra en la sala de redacción en un empederni-
do fumador pasivo. Si no abundaban, por lo
menos había varios ejemplos de escritores
excelentes que hacían periodismo de gran
calidad literaria (Salvador Novo, el prin-
cipal de ellos) y de periodistas que escri-
bían con una prosa cargada de imaginación
Rafael Vargas
El último día de enero, vencido
por un cáncer pulmonar, murió
el escritor argentino Tomás Eloy
Martínez, leído y apreciado en to-
da América. Cuatro días antes, el
miércoles 27, en Cornish, New
Hampshire, a los 91 años de edad,
se fue Jerome David Salinger, un
escritor cuya trayectoria nos hace
recordar a Juan Rulfo.
Tomás Eloy Martínez
y Jerome Salinger
y buen estilo, como Manuel Seyde, cuyos
artículos en la sección deportiva del Excél-
sior de entonces atraían aun a quienes no se
interesaban por los deportes.
En todo caso, más interesante y diverti-
do que hacer diferencias entre “letras inmor-
tales” y “letras cotidianas” era citar el veneno-
so dardo de Oscar Wilde: “La diferencia entre
la literatura y el periodismo es que el perio-
dismo es ilegible y la literatura no es leída”.
Hoy es difícil aceptar que existan dife-
rencias reales entre periodismo y literatu-
ra. Siempre fueron porosas y ahora pare-
cen haberse disuelto, no sólo por la gran
cantidad de escritores que ha practicado el
periodismo desde Voltaire hasta nuestros
días, sino por el igualmente crecido núme-
ro de periodistas que escribe con un alto
nivel de calidad literaria.
En realidad, la única diferencia que
siempre podrá trazarse es la que existe en-
tre la buena y la mala literatura, y el buen
y el mal periodismo.
Sin duda, por eso el narrador argenti-
no Tomás Eloy Martínez solía decir que el
principal compromiso ético del periodista es
procurar que su lenguaje alcance la máxima
calidad posible. Gracias a ese empeño, aca-
bó forjando una prosa que no sólo habría de
convertirlo en un periodista destacadísimo,
sino también en un espléndido novelista.
Comenzó haciendo crítica de cine en
el diario La Nación de Buenos Aires en
1957, y el cine es la materia de su primer
libro, Estructuras del cine argentino, pu-
blicado en 1961. Pero su verdadera pasión
siempre fue narrar. Comenzó a hacerlo
cuando, de niño, sus padres lo castigaron
prohibiéndole leer –su actividad favorita–
y él no encontró mejor alternativa que con-
tarse a sí mismo una historia.
Ese ánimo narrativo, presente en todo
su periodismo, lo llevó a escribir su pri-
mera novela, Sagrado, que comenzó a re-
dactar a los 31 años de edad y publicó al
cumplir 35, en 1969. Es una aventura lí-
rica inspirada por escritores a los que ad-
miraba, como Julio Cortázar y Guillermo
Cabrera Infante, a quienes entrevistó por
esos mismos años, cuando trabajaba co-
mo jefe de redacción del semanario Pri-
mera Plana. Con gran modestia, siempre
se refirió a ella como un fracaso, pero no
dejó de reconocer que sin ese ejercicio de
transgresión verbal jamás habría conoci-
do los límites de su lenguaje. Martínez en-
contró su estilo distintivo mientras se pre-
paraba para escribir una biografía de Juan
Domingo Perón, el gobernante argenti-
no, a quien entrevistó largamente en 1966,
cuando éste se hallaba exiliado en Madrid.
Escribir esa biografía le significó tal can-
tidad de problemas de orden ético y estéti-
co, de contradicciones en relación con la ve-
racidad de las fuentes, que acabó por asumir
la imposibilidad de realizarla de manera or-
todoxa y decidió construir un relato que asu-
miera las múltiples dificultades que plantea la
aproximación a un personaje. A propósito de
esas dificultades, sostuvo una entrevista muy
interesante (Proceso 437, el 18 de marzo de
1985) con otro escritor que también ha cul-
tivado la narrativa y el periodismo: Federico
Campbell.
AP photo /Guillermo Arias
El escritor argentino
Cult 1736.indd 64 2/6/10 12:50 AM
CULTURA

1736 / 7 de febrero de 2010 65
El libro resultante, La novela de Perón
(1985), “una ficción que cuenta la verdad”,
le dio cierto renombre internacional y la
posibilidad de dedicar más tiempo a la re-
dacción de más novelas. Pero en los años
siguientes, no sólo no pensó en alejarse
del periodismo, sino que todavía se permi-
tió entusiasmar a un grupo de amigos para
fundar con ellos un diario en Guadalajara,
México: Siglo 21, que tuvo una vida breve
(de 1991 a 1998) pero fecunda, pues en su
redacción se formaron muchos de los ac-
tuales periodistas de Jalisco.
Ni siquiera el enorme éxito de Santa
Evita (1995), otra novela que evidencia
su inmenso interés por el peronismo, lo
apartó del quehacer periodístico, una pa-
sión que explican inmejorablemente las
siguientes palabras, de 1996:
Todos, absolutamente todos los grandes
escritores de América Latina fueron algu-
na vez periodistas. Y a la inversa: casi todos
los grandes periodistas se convirtieron, tar-
de o temprano, en grandes escritores. Esa
mutua fecundación fue posible porque, pa-
ra los escritores verdaderos, el periodismo
nunca fue un mero modo de ganarse la vi-
da, sino un recurso providencial para JDQDU
la vida. En cada una de sus crónicas, aun en
aquellas que nacieron bajo el apremio de las
horas de cierre, los maestros de la literatu-
ra latinoamericana comprometieron el pro-
pio ser tan a fondo como en el más decisivo
de sus libros. Sabían que si traicionaban a la
palabra hasta en el más anónimo de los bo-
letines de prensa, estaban traicionando lo
mejor de sí mismos. Un hombre no puede
dividirse entre el poeta que busca la expre-
sión justa de nueve a doce de la noche y el
gacetillero indolente que deja caer las pa-
labras sobre las mesas de redacción como
si fueran granos de maíz. El compromiso
con la palabra es a tiempo completo, a vida
completa. Puede que un periodista conven-
cional no lo piense así. Pero un periodis-
ta de veras no tiene otra salida que pen-
sar así. El periodismo no es algo que uno
se pone encima a la hora de ir al trabajo.
Es algo que duerme con nosotros, que res-
pira y ama con nuestras mismas vísceras y
nuestros mismos sentimientos.
El 3 de abril de 2002, en la ceremonia
en la que la Fundación para un Nuevo Pe-
riodismo Iberoamericano distinguió a Ju-
lio Scherer como primer recipiendario del
Premio Nuevo Periodismo, Martínez dijo
algo que en buena medida explica su pa-
sión periodística:
“Los proyectos personales de largo pla-
zo pueden enriquecer notablemente la cali-
dad del periodismo latinoamericano (…).
No hay que olvidar que las grandes crónicas
de este continente nacieron como modos de
dar salida a las obsesiones personales.”
Debemos a las personales obsesiones
de Tomás Eloy Martínez el conocimiento
detallado de varios capítulos de la historia
argentina contemporánea que, sobra de-
cirlo, forma parte de la nuestra.
Y a su pasión periodística, muchos
buenos, inteligentes, amenos, informati-
vos artículos sobre los más diversos asun-
tos y personajes. Es indispensable una
selección en dos o tres volúmenes que per-
mitan disfrutar su relectura, tenerlos siem-
pre a la mano.
El prisionero de la fama
The Catcher In The Rye (El guardián en
el centeno, según la traducción de Alianza
Editorial), la legendaria novela que narra
tres días en la vida de un singular adoles-
cente neoyorquino de los años cuarenta,
empezó a circular en las librerías de Es-
tados Unidos a finales de junio de 1951.
En ella se funda, justificadamente,
gran parte de la fama de su autor, Jerome
David Salinger, quien hasta entonces era
conocido en el medio literario sólo como
cuentista, sobre todo por los espléndidos
relatos que había publicado en la revista
The New Yorker.
Cabe suponer que Salinger esperaba
que su novela fuese bien acogida por los
lectores y la crítica, pero quizá nunca de-
seó el éxito que ésta alcanzó, y que puede
resumirse en una frase: es la obra más leí-
da en la historia de Estados Unidos. En 58
años de existencia ha vendido más de 62
millones de ejemplares.
Casi inmediatamente después de su
aparición (según cuenta Peter G. Bei-
dler en A Reader’s Companion to J. D.
Salinger’s The Catcher In The Rye), entró
en las listas de los libros más vendidos, de-
bido a una recomendación del club Book-
of-the-Month.
La edición se agotó a los pocos meses,
y Salinger advirtió que el éxito del libro
podría perturbar su vida. Solicitó entonces
a su casa editorial, Little, Brown & Com-
pany, que en caso de sucesivas ediciones
su fotografía no apareciera en la contrata-
pa, y así se hizo.
Pero el “daño” ya estaba hecho. A co-
mienzos de 1952, Salinger ya era una ce-
lebridad. Editoriales británicas y estadu-
nidenses le manifestaban interés por sus
próximos libros.
Para considerar las cosas con calma, Sa-
linger se dio unas vacaciones a partir de los
últimos días de marzo de ese año. Primero
viajó a Florida y luego vino a México. La
estadía en nuestro país le brindó un pretex-
to perfecto para declinar uno de los prime-
ros honores que le fueron ofrecidos: a finales
de marzo, los directivos de la escuela mili-
tarizada donde cursó sus estudios de educa-
ción media superior, la Valley Forge Military
Academy, le habían escrito para informarle
que era considerado como un exalumno dis-
tinguido y solicitaban su presencia para una
ceremonia honorífica.
Salinger les escribió agradeciéndoles
el honor, pero les aclaró que no le gustaba
ese tipo de atención pública.
Acaso pensaba, como muchos otros
artistas, que la fama es una forma de la
confusión. Lo que es indudable es que
apreciaba la tranquilidad por encima de
cualquier otra cosa. En 1974, en una de las
escasas declaraciones que hizo a la pren-
sa, dijo a un periodista de The New York Ti-
mes que encontraba “una maravillosa paz
en no publicar. Me gusta escribir. Me en-
canta escribir. Pero me gusta escribir por
el sólo placer de hacerlo. Publicar es una
terrible violación de mi intimidad”.
Todo indica que su afán por preservar
la tranquilidad de su vida privada se de-
bía a las traumáticas experiencias que su-
frió durante la Segunda Guerra Mundial.
Salinger participó en el desembarco de las
tropas estadunidenses en Normandía, co-
mo sargento del batallón 126 de infantería
que asaltó la llamada Playa Utah. De los
3 mil soldados que lo integraban sólo 125
sobrevivieron. Y como agente de contrain-
teligencia, fue también uno de los prime-
ros en conocer los espantosos campos de
concentración.
En la dura semblanza que hizo de
su padre en Dream Catcher: A Memoir
(2000), Margaret Salinger recuerda una
frase que éste le confió alguna vez cuando
le habló sobre su experiencia en la guerra:
“Por más años que pasen, nada puede bo-
rrar el olor de la carne humana quemada”.
No sorprende, por lo tanto, saber que
al final de la guerra Salinger haya sufri-
do un colapso mental. Pero saberlo ayuda
a comprender mejor el que Holden Morri-
sey Caulfield, protagonista de El guar-
dián…, se duela por el hermano mayor
muerto en la guerra y tenga una sombría
visión del mundo.
La muerte de Salinger ha provocado las
más diversas reacciones. Bret Easton Ellis,
autor de American Psycho, escribió en su
twitter: “¡Sí! ¡Gracias a Dios que finalmen-
te ha muerto! ¡Habrá fiesta esta noche!”.
Otros señalan que el escritor había
desa parecido desde 1965, cuando dejó de
publicar, luego de la aparición de Hapwor-
th 16, 1924 en las páginas de The New Yor-
ker. Y otros más, como Adam Gopnik, uno
de los principales colaboradores de esa be-
nemérita revista, destacan la hipersensibi-
lidad del autor, que le permitió escribir pá-
ginas conmovedoras y describir las más
delicadas cosas de la vida.
A los mexicanos, la trayectoria de Sa-
linger nos hace recordar la de Juan Rulfo.
Ambos se convirtieron en leyenda con sólo
una novela y un puñado de cuentos, y pro-
curaron sustraerse a la atención pública.
La prensa se pregunta ahora si Salin-
ger habrá dispuesto o no la publicación de
las páginas que decía haber escrito y, so-
bre todo, si todavía existen.
Cult 1736.indd 65 2/6/10 12:50 AM
E
ntre 1988 y 1993 Adolfo Patiño To-
rres (Ciudad de México, 1954-2005)
trabajó en la Ciudad de Nueva York.
Cuando regresó a México sus piezas
de la muy larga serie titulada Marcos de refe-
rencia se quedaron allá. Hace poco el gale-
rista Ramis Barquet las descubrió y, sin tener
antecedentes del artista, quedó tan impacta-
do por sus propuestas audaces y polémicas,
que decidió exhibir en su galería de 41 East
57th Street un lote este año (21 de enero-27
de febrero) y otro el año próximo.
Desde que en 1976 Patiño se interesó
por la fotografía y el diseño, proclamó una
posición antielitista que estimuló su vitali-
dad creativa. Su presentación ante el públi-
co la hizo ese año, tensando en cualquier
lugar céntrico de la ciudad una cuerda de la
que colgaba imágenes suyas y de otros jó-
venes en exposiciones ambulantes a las que
tituló Fotografías en la calle. Simultáneamen-
te comenzó la búsqueda de nuevos lengua-
jes, nuevas formas, nuevos contenidos, sin
consultar ni tomar en cuenta a funcionarios,
patrocinadores o tutores, aunque el autodi-
dacta que era decidió que sus maestros se-
rían Marcel Duchamp, Joseph Beuys, Francis
Bacon y Andy Warhol, a quienes jamás imitó
porque sus impulsos experimentales surgían
de otros apremios, que en una primera eta-
pa culminaron en obra gráfica, en cine ex-
perimental, instalaciones y ensamblajes. Fue
justamente con una pieza de la serie Marcos
de referencia que obtuvo, en 1983, por pri-
mera vez, un premio de adquisición en el
Salón Nacional de Arte.
Los Marcos de referencia llegaron para
quedarse el resto de su existencia. Estaban
construidos con las reglas de uso común
en las escuelas primarias. Con ellas
se proponía una medición objetiva
de cuanto se ha anquilosado en tradiciones
resguardadas por los impositivos intereses
del mercado.
A Patiño no le atraía el dibujo. Su plura-
lismo estilístico acudió siempre al collage, al
uso descontextualizado de objetos de se-
gunda o tercera mano, a la acumulación de
testimonios documentales, de muy diversa
procedencia, transfigurados lingüísticamen-
te con tangenciales referencias autobiográ-
ficas y frecuentes continuidades discursivas.
Con ingenio fresco e indiscutible originali-
dad, le encantaba romper con los fetichis-
mos del objeto artístico. Si aspiraba a acti-
var la mente del espectador lo conseguía
sobradamente, pues le ofrecía posibilidades
de diferentes interpretaciones, dado que
planteaba el arte como un proceso abierto,
como un generador de reflexiones.
Tema recurrente en la
obra de Adolfo Patiño es
Frida Kahlo, quien falleció el
año en que él había nacido.
En la larga serie dedicada a
ella, los Marcos de referencia
encierran un amor platóni-
co tan sincero y tan intenso
que al nacer su hija, en acto
de celebración, le pone su
nombre, cosa que difunde
como melodía a los cuatro
vientos. Cajas triangulares
o cuadradas están tratadas
con sutileza y exquisite-
ces neorrománticas, como
lo prueba una dedicatoria
escrita en 1995: “Alfon-
Arte
¿Cómo puede ser
exitoso un museo?
BLANCA GONZÁLEZ ROSAS
U
n interesante concepto de
sustentabilidad museística
es planteado por Selma
Holo en el libro Beyond the Turns-
tile. Making the Case for Museum
and Sustainable Values, publicado
por Altamira Press e integrado
con participaciones de profesio-
nales provenientes de 13 países.
El material se desarrolla a
partir de 10 valores que, a su
vez, sirven como indicadores
de evaluación cualitativa para
medir el éxito de las actividades
museísticas.
Raquel Tibol
se exponen en Nueva York
Adolfo Patiño
Obras de
so Patiño hizo estos Marcos de
referencia y le puso tu nombre a
su hija, ambas cosas como testi-
monio de respeto, amor y cariño”.
A Patiño también le interesaron
la historia y los emblemas públicos.
Sin temor a ser acusado de irreverente,
utilizó sin solemnidad, casi con burla, la
bandera nacional mexicana o los colores
de ella. También hizo referencias simbólicas
a las culturas prehispánicas con su devoción
a los corazones, a las calaveras, a las flores
o a deidades como Xipe Totec, el que viste
la piel del desollado en el sacrificio ritual. Se
ocupó de episodios clave, como la conquista
del México antiguo por los españoles, pro-
poniendo para ello signos muy diferentes a
los usados habitualmente. Tampoco se le ol-
vidaron los productos botánicos que aportó
Mesoamérica al mundo.
Usó espirales, signos de infinito, especu-
laciones filosóficas o astronómicas. Resumió
la continuidad estética en el diálogo que
sostiene Joseph Beuys con Giorgio Vasari
sobre Vitrubio y el manierismo. Compuso
abstracciones acumulativas. En los planos
situados al fondo de las cajas, las regiones
estelares flotan representadas por pequeños
círculos dispuestos con regularidad geomé-
trica. Todo esto es prueba de que supo huir
siempre de las obviedades narrativas.
Esta no es la primera vez que su obra sin-
gular puede apreciarse en
los Estados Unidos. Durante
su vida tuvo exposiciones
individuales en Houston, Los
Ángeles, Nueva York. En las
más de 150 colectivas en las
que participó, sus obras, con
indudable carga conceptual,
fueron vistas, entre otros
países, en Gran Bretaña, Ve-
nezuela, Alemania, Brasil…
donde se supo comprender
la audacia de sus vivencias
experimentales, que era un
juego de vida en el cual, no
pocas veces, arriesgó la vida
misma. ●
“Portrait of Bacon with pinto
beans” (1922)
“Retrato de Frida pensando
en el futuro comunista” (1989)
Notas Cultas 1736.indd 66 2/6/10 12:51 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 67
A
través de los siglos, la Iglesia cató-
lica ha recurrido a la emasculación
para rectificar, ante los ojos atónitos
de Cristo, la naturaleza misma de su
grey. Castraduras físicas y psicológicas inter-
minables son aducidas a un cometido noble
y purificador que deriva de códigos divinos
impermeables a la duda. ¿Acaso la mujer no
es una criatura abyecta que vive diseminan-
do su estela demoniaca? ¿No son los niños
producto de un abominable pecado que difí-
cilmente encuentra absolución? ¿Debe tole-
rarse que un individuo refute el orden de lo
creado al sentir atracción por otro de su mis-
mo género? ¿No sería nuestra existencia un
anunciado infierno sin las amorosas media-
ciones de los ministros de la Iglesia? Justo es
darles una ovación por sus preocupaciones…
Aplaudamos devotamente la ocurrencia
de San Pablo de sugerir que la mujer calle en
la Iglesia.
1
¿Cómo podría objetarse la sugeren-
cia de un santo si siempre se ha sabido que las
voces femeninas trastornan a débiles y bien-
intencionados? Con delicada obediencia, la
maquinaria eclesiástica ha de proceder para
excluirlas de sus ritos pues, por mandato su-
premo, los criterios polifónicos se establecen
desde la sede del cristianismo, aunque ésta se
halle lejos de Tierra Santa. Es así que la músi-
ca que imita la armonía del cosmos prosigue
sustituyendo las voces de soprano y contralto
por niños y falsetistas, es decir, por hombres
que canten en una tesitura falsa.
2
¿No dieron
la pauta los judíos al segregar a sus mujeres
dentro de las sinagogas?
Instaurada una sana distribución vocal,
surge un inconveniente: para los doctos oí-
dos de Clemente VIII las voces atipladas de
los hombres junto a la insipidez canora de
los párvulos demerita el fin sacro de la mú-
sica. Ésta debe resonar en las bóvedas de las
capillas pontificias con la magnificencia que
su arquitectura demanda. El coro de la Capi-
lla Sixtina debe elevar voces imponentes ha-
cia los frescos que la recubren. ¿No aparece
en ellos Moisés amedrentado por un ángel al
evadir la circuncisión de sus hijos? La alegoría
es muy afortunada. ¿Por qué no incluir castra-
dos para reparar la omisión del profeta? ¿No
son poseedores de un candor pueril que aúna
la potencia sonora del adulto? Los pequeños
sacrificios implícitos en la decisión papal son
nimios respecto al resultado y, de cualquier
manera, se estipulan severas penalidades para
los malnacidos que ejecuten las mutilaciones.
¿Podía imaginar la congregación que sus him-
nos de encubierto proselitismo serían entona-
dos por ángeles prefabricados?
Queda pendiente que rindamos tributo
a Paulo IV por su propuesta de impedir la
contratación de músicos casados para ocu-
par los maestrazgos de capilla; sin embar-
go, la eminencia del asalariado Pier Luigi da
Palestrina (1525-1594) subyuga las inten-
ciones del pontífice, permaneciendo en su
puesto sin renunciar a la vida marital.
Celebremos con fervor la empresa de
manufactura y exportación que organizan los
prelados en pío contubernio con los titulares
de los nacientes conservatorios napolitanos.
3

Entre ambos van a reclutar alumnos para
ocupar las aulas, después los coros y, si no
hay más remedio, los teatros. En este punto
es menester que festejemos el oportuno edic-
to de Clemente IX que reza: Ninguna mujer,
so pena gravísima, podrá estudiar música con
la intención de ser utilizada como cantante,
amén de su brillante iniciativa de construir en
1668 el primer teatro de ópera de la Ciudad
Eterna, para el que escribe los libretos que
ahí han de interpretarse. Con estas providen-
cias se cierra el cerco que garantiza la excelsi-
tud musical en todos los ámbitos y, ¿por qué
ocultarlo?, se abre una discreta fuente de
ingresos para las arcas vaticanas. Falta nada
más cerciorarse de que la miseria imperan-
te en Nápoles sea lo suficientemente aguda
para que las familias regalen, o vendan a un
precio razonable, a sus hijos.
En tiempo récord la popularidad de los
castrados desmiente previsiones. Los con-
servatorios se dan el lujo de seleccionar ta-
lentos, ya que la materia prima se reproduce
casi por milagro. Se dispone de látigos para
los educandos y se impone un ritmo de estu-
dio que sólo implementa un par de horas de
pausa a lo largo de la jornada. Para los alum-
nos con futuro se reservan habitaciones con
Samuel Máynez Champion
temperatura idónea para su voz. ¿No es una
forma piadosa de resarcir las burlas sobre su
condición de impedidos? Barberías en clan-
destinidad estratégica publicitan sus técnicas
quirúrgicas. Hay barberos que recomiendan
la pulverización de los testículos mediante la
fuerza del pulgar. Otros más apegados a la
tradición sumergen en leche caliente al crío
mientras lo atontan con vino y le presionan
las carótidas. La ablación aviene merced a
un tijeretazo y el sufrimiento es mínimo. Na-
turalmente, el costo del servicio incluye un
óbolo que llega hasta la curia y, en el caso
reiterado de muerte, hay ganancias extras.
Desparramada la noticia del éxito comer-
cial hasta rincones remotos del orbe, Roma
dispone que todo ciudadano que tenga más
de cuatro hijos entregue uno para ser capado
en aras de servir a la santa Iglesia. Con un es-
timado de 4 mil castraciones anuales a inicios
del siglo XVIII, la mercancía abarrota teatros
y desborda capillas. Francia se mantiene al
margen, pero sajones e ingleses importan la
moda y los modos; inclusive, allende la mar
océano, los arzobispos de la Nueva España
solicitan la consignación de castrati de color
para presumirlos por su rareza.
Es fértil el campo de experimentación pa-
ra los compositores, pues estas criaturas reali-
zan prodigios que provocan lagrimeo aun en
públicos reacios. En cartelones publicitarios
se leen, entre otros muchos, los nombres de
Monteverdi, Vivaldi, Händel, Mozart y Ros-
sini, en cuyas óperas desfilan castrados ini-
gualables, como Farinelli, Senesino, Cafarelli,
Carestini y Tenducci. No es aleatoria la asig-
nación de los papeles: el héroe victorioso es
aquel que emite la nota más aguda.
4
No escatimemos un último recono-
cimiento para León XIII, quien abolió en
pleno siglo XX la presencia de evirados en
el Vaticano. Con él se detuvo la emascula-
ción física de inocentes; empero, podemos
preguntarnos si la castración psicológica
vigente no impide que nuestros niños al-
cancen esa madurez humana que habría de
garantizarles una vida terrenal tan benévola
como la que los aguarda en el cielo… ●
1 Primera epístola a los corintios, 14:34.
2 El falsete se produce cuando la voz se dirige a
los resonadores de la cabeza.
3 Se recomienda escuchar a Alessandro Moreschi
(1858-1922), mejor conocido como Ángel de
Roma, último castrado del coro de la Capilla
Sixtina. Su voz fue grabada en 1902 en este
Domine Salvum Fac de Giovanni Aldega. Para
oírlo por la red acceda a www.proceso.com.mx
y pulse la liga correspondiente.
4 Se sugiere la audición del aria Scherza infida, de
la ópera Ariodante, de G. F. Hándel, así como
del aria Sei troppo, troppo facile que Vivaldi le
asigna a Cortés en su ópera Motezuma. Ambas
disponibles en la versión electrónica de este
semanario.
El que no reciba el Reino de Dios
como un niño, no entrará en él.
(Marcos 10:15)
De ellos es el
Reino
de los Cielos
Notas Cultas 1736.indd 67 2/6/10 12:51 AM
68 1736 / 7 de febrero de 2010
Conocedora de las ventajas y
desventajas que ha tenido el mo-
delo de administración financiera
en el desarrollo de los museos,
Holo critica el modelo de negocio
señalando que, aun cuando per-
mite enfrentar con más elemen-
tos las crisis económicas, ha con-
vertido a los museos en proyectos
centrados en el espectácu lo con
exposiciones temporales llama-
tivas, excesivos eventos, tiendas
seductoras y constantes remode-
laciones y extensiones arquitectó-
nicas. Características de impacto
inmediato que ni logran implicar
al público en el largo plazo ni
distinguen a los recintos de otras
ofertas de ocio.
Directora del Museo Fisher
de Arte de la Universidad del Sur
de California (USC) y fundadora
del USC Internacional Museum
Institut (IMI), Holo enumera los
siguientes valores: confianza pú-
blica; primacía de las colecciones
permanentes; relevancia; inclu-
sión; globalización; creatividad y
experimentación; nuevas alian-
zas; experiencia auténtica; gene-
ración y diseminación del cono-
cimiento; comunicación.
Con participaciones de pro-
fesionales de Europa, Nueva
Zelanda, Latinoamérica –varios
mexicanos–, Estados Unidos,
Australia y Abu Dhabi, el libro
ofrece distintas interpretaciones
para cada valor. Entre ellas, se
plantea que la confianza públi-
ca se logra sirviendo al público
y no a grupos particulares; que
la presencia de las colecciones
permanentes es indispensable
tanto para construir marca mu-
seística como para contribuir al
sentido de identidad ciudadana;
que la relevancia se define con
base en el bien social que gene-
ran las instituciones; que para
tener un lugar en la globalidad
se debe identificar la misión del
museo; que como cada recinto
tiene misiones y públicos dife-
rentes, los funcionarios deben
provocar distintas experiencias;
y que se debe respetar a las co-
munidades, evitando exponer
obras que las ofendan o provo-
quen reacciones violentas.
Entre los textos más inte-
resantes sobresale el de Shelly
Errington sobre las diferencias
que existen entre los museos de
Artes Populares y Culturas Po-
pulares en la Ciudad de México.
Una temática relegada que incide
en las exclusiones, elitismos y ra-
cismos que rodean la valoración,
exposición y comercialización de
la artesanía y del arte popular.
Editado en colaboración
con Mari-Tere Álvarez –directora
asociada del IMI– y realizado a
partir de un proyecto en el que
está involucrada la Universidad
Nacional Autónoma de Méxi-
co a través del Museo Univer-
sitario de Arte Contemporáneo
(MUAC), el libro comprueba
el rezago profesional, la cultu-
ra antidemocrática y la incon-
gruencia entre discurso y acción
que existe en los museos de
nuestro país. ●
Teatro
Xavier Rojas
ESTELA LEÑERO FRANCO
E
l jueves 28 de enero, a los
89 años de edad, murió
el director teatral Xavier
Rojas, hombre determinante
para el teatro mexicano.
Aunque su trabajo fue igno-
rado por los colegas de su gene-
ración y menospreciado por los
directores jóvenes, sus aportacio-
nes son innegables. Xavier Rojas
impulsó un teatro que buscaba a
su público, y con su grupo Tea-
tro Estudiantil Autónomo presen-
taba en la década de los cuaren-
ta obras en la calle, los mercados
y cualquier espacio al aire libre
que se dejara. Tuvo la capacidad
de hacer realidad sus ideas y,
creyendo en el teatro intimista,
desarrolló en los cincuenta un
teatro de cámara en el Colegio
del Arquitecto ubicado en la ca-
lle de Veracruz.
Después, con el arquitecto
Pedro Ramírez Vázquez, consi-
guió que se construyera el tea-
tro Círculo en lo que ahora es
el teatro El Granero Xavier Ro-
jas. En aquellos tiempos, esos
terrenos eran parte del Campo
Militar Marte y las caballerizas y
el granero se ubicaban ahí; por
eso el nombre. Raro un teatro
círculo en la Ciudad de México;
causaba confusión y extrañeza
en algunos y mucho entusiasmo
en otros que vieron la posibi-
lidad de acercar la acción dra-
mática al espectador. Ideal para
el teatro realista estadunidense
que Xavier Rojas se encargó de
dar a conocer en México. Reto
para actores que los miraban
con lupa y para los directores
que requerían diseñar un trazo
donde los ojos del espectador
estaban por todos lados.
El teatro El Granero se inau-
guró en 1956 con la obra de
teatro Los desarraigados, de
Humberto Robles, dirigida por
el mismo Rojas, y al siguiente
año estrenó, por primera vez en
México, Viaje de un largo día ha-
cia la noche, de Eugene O’Neill,
protagonizada por Isabela Coro-
na y Augusto Benedico. Un par
de años antes había estrenado
con éxito otras dos obras del rea-
lismo estadunidense en el teatro
Cìrculo del Colegio del Arquitec-
to: Corazón arrebatado, de John
Patrick (que reestrenó en El Gra-
nero en 1963), y El deseo bajo
los olmos, de O´Neill. Siguieron
El dulce pájaro de la juventud, de
Tennessee Williams; ¿Quién teme
a Virginia Wolf?, de Edward Al-
bee, y Un sombrero lleno de lluvia,
de Gazzo, entre otras.
El entusiasmo por el realis-
mo llevó a Xavier Rojas a montar
obras de autores mexicanos que
incursionaban en esa corriente,
como Felipe Santander, quien en
1961 le montó Las fascinadoras
y, en 1970, Una noche todas las
noches; a Emilio Carballido le es-
trenó en 1967 Te juro Juana que
tengo ganas; a Luisa Josefina Her-
nández, Los duendes en 1963; y
a Carlos Olmos, Juegos fatuos en
1972 y El eclipse en 1990, con
muy buenos resultados. Su úl-
tima obra en El Granero fue en
1996, Aroma de cariño, de Jesús
González Dávila, protagonizada
por María Rojo, Manuel Ojeda
y Eugenia Leñero, la cual origi-
nalmente llevaba el nombre de
Crónica de un desayuno y que ab-
surdamente, por solicitud del di-
rector González Dávila, tuvo que
inventarle un segundo acto.
Xavier Rojas fue también
maestro por muchos años y di-
rigió el Instituto Andrés Soler de
la ANDA. La semana pasada le
rindieron homenaje en el teatro
El Granero, reconociendo su la-
bor. Su paso por el teatro queda
grabado en las placas conme-
morativas que ahí permanecen
y en la memoria de muchos de
sus alumnos, colegas, amigos y
tantísimos espectadores. ●
Danza
“Migrantes errantes”
ROSARIO MANZANOS
V
ecinos de un mundo que
se antoja inalcanzable, los
mexicanos vivimos sepa-
Rojas. Determinante
Notas Cultas 1736.indd 68 2/6/10 12:51 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 69
rados de los estadunidenses por
un muro interminable, un de-
sierto asesino y un río imposible
de vadear sin recibir un tiro.
Además hay que exponerse
a lo inimaginable: violaciones,
robos, asesinatos, y ser parte de
un grupo de víctimas que ter-
minan abandonados a su suerte
y muertos en un camión cuya
única ruta siempre fue la muer-
te. Eso si no aparecen los caza-
dores de “beaners” que juegan
a sentirse patriotas asesinando a
mansalva a los pobres que cru-
zan por su mira.
Migrantes errantes es el últi-
mo proyecto de Alicia Sánchez
que busca conducir a un grupo
de personas al universo de los
espaldas mojadas, esos pobres y
valientes que intentan día a día
hacerse de otra vida en el imperio
más poderoso que ha existido en
la historia de la humanidad.
Escenificado en el llamado
Trolebús Escénico que se en-
cuentra ubicado en la esquina
de Sonora y el Parque México,
el espectáculo inicia con la clara
advertencia de que “el viaje es
muy difícil, hay que llevar agua
y mucha fuerza de voluntad
porque no todos logran llegar”.
Uno se apunta en una lista, le
entregan un paliacate y un bi-
dón con agua. Y las expectati-
vas crecen.
Arranca entonces el periplo
de un montaje escénico-dancís-
tico que, si bien es un punto a
favor de Sánchez por su deci-
sión de arriesgarse a hacer algo
totalmente diferente a sus ante-
riores creaciones, tiene enormes
vacíos que impiden que una
situación tan brutal como la de
entrar a la convención de ser un
mojado se cumpla.
Por ejemplo, en un viaje en
un camión pollero hace falta la
sensación de movimiento, de
vaivén, del resonar de un espan-
toso motor que no deja de bu-
far. Pero ni el trolebús se mueve
ni se percibe la sensación de
movimiento: no hay viaje.
El montaje de Alicia Sán-
chez está soportado por el efec-
to, por el estereotipo y, lo peor,
por el melodrama. Nadie que
conozca el norte del país o que
haya estado en verdad de cerca
de un “pollero” norteño es co-
mo el personaje líder de Migran-
tes errantes. La identidad está
más allá de la hebilla gigantes-
ca y la bota picuda. El norte de
México es otro país.
Lo mismo pasa con los mi-
grantes. Largas retóricas –con
mal trabajo de voz– tratan de
darle sentido a los personajes, a
sus anécdotas, a su miseria y a
sus contradicciones.
La parte del movimiento es-
cénico es interesante por lo pe-
queño del espacio, pero el con-
tact es un estilo de movimiento
coreográfico muy gastado, ya
que no tiene mayores posibili-
dades que el de ser eco de lo
que miles de grupos de danza
del mundo han hecho ya.
Y por último: El final prede-
cible no conmueve ni induce a
la reflexión, sólo se queda como
una imagen un tanto forzada
que no agrega nada a un tema
tan escabroso como es el de las
migraciones.. ●
Cine
“Un hombre serio”
JAVIER BETANCOURT
L
os admiradores de los her-
manos Cohen respiramos
tranquilos: la veta creativa
permanece a pesar de los Oscar
a No Country For Old Men y de
cintas más complacientes, como
Quemar después de leer; la po-
pularidad obtenida dentro del
cine espectáculo les garantiza
seguir realizando proyectos a la
altura de Barton Fink (1991) o
de Paseo con la muerte (Millers
Crossing, 1990).
Sin lugar a dudas, Un hom-
bre serio (A Serious Man, EU,
2009) puede leerse como una
parodia del Libro de Job trasla-
dada a las inmensas planicies
de Minnessota, tierra natal de
los Cohen. Son los años sesen-
ta: Una cadena de catástrofes
abaten la moral de Larry Gopnik
(Michael Stuhlbarg), cuya ca-
rrera de profesor peligra, entre
choques y problemas económi-
cos, mientras su mujer pide el
divorcio para casarse con otro
miembro de la comunidad ju-
día; un hermano, el tío Arthur,
se ve envuelto en problemas
con la policía, y el hijo menor, a
punto de recibir su Bar Mitzvah,
vive enajenado por la televisión
y la mariguana.
Larry, un hombre serio que
cumple al pie de la letra con el
perfil del buen judo ashkenazi
americano, se pregunta cuál es
el mensaje de Dios; las consultas
y las respuestas de los rabinos,
que de hecho estructuran el
relato, van de absurdas a me-
ros disparates teológicos, tales
como mirar el estacionamiento
para entender la voluntad divina
o la anécdota acerca de un den-
tista que descubre inscripciones
en hebreo en los dientes chue-
cos de un paciente, un goy (no
judío), para colmo. Lo que más
disfrutábamos durante la filma-
ción era encontrar nuevas ma-
neras de torturar a Larry, confie-
san los directores.
Por hilarantes que resulten
algunas situaciones y muchos
de los tics culturales dentro de
esta comunidad, recreada a par-
tir de recuerdos personales de la
infancia de los Cohen en un su-
burbio de Minneapolis, no pue-
de asumirse, sin embargo, que
Un hombre serio sea una película
cómica como lo fue El gran Le-
bowski; una nube negra amena-
za toda existencia, el sentido de
la vida no depende de lo bien
o de lo mal que un individuo
practique sus creencias; el pa-
thos impregna la personalidad
de Larry, la única certeza que
permite la cinta es que la cosas
pueden tornarse incluso peor.
Si se mira bien, los Co-
hen no defienden la causa del
ateísmo ni tampoco se mofan
de Dios; seguramente la tarea
de Larry es reconocer que de-
be aplicar a su vida los temas
que enseña en la universidad,
la Paradoja de Schrodinger y el
Principio de Incertidumbre de
Heisenberg; la misión que los
Cohen se atribuyeron a sí mis-
mos en esta cinta fue establecer
el principio de incertidumbre
como ley narrativa, todo dentro
de la impecable composición
que retrata la cámara de Roger
Deakins. ●
Televisión
“Capital 21”
FLORENCE TOUSSAINT
L
a Cofetel (Comisión Fede-
ral de Telecomunicaciones)
acaba de anunciar que la
frecuencia televisiva digital 21
le será entregada de manera
oficial al Gobierno del Distrito
Federal (GDF). Se ratifica la
decisión tomada en 2007 y que
no pudo seguir su curso debido
a que la Secretaría de Goberna-
ción detuvo el procedimiento.
Sin embargo, se recurrió a un
acuerdo de 2006 según el cual
la Cofetel sola puede dar la
autorización.
Para el GDF, el anuncio no es
para echar las campanas al vue-
lo, pues tiene inconvenientes. El
primero es que la señal podrá ser
captada en un número escaso de
receptores que cuenten con los
instrumentos necesarios para sin-
tonizarla. Ese hecho la manten-
Parodia de Job
Notas Cultas 1736.indd 69 2/6/10 12:51 AM
70 1736 / 7 de febrero de 2010
D
espués de sólo dos días en estado de coma, el excepcional
compositor Vic Chesnutt falleció el pasado 25 de diciem-
bre en un hospital de la ciudad estadunidense de Athens,
Georgia, tras una sobredosis de relajantes musculares.
No se tiene información fidedigna que compruebe que el mú-
sico cometió suicidio, pero su estrecha relación con éste a lo largo
de los años hace suponer a las autoridades y seguidores que así
fue como perdió la vida.
Ya varias veces Chesnutt lo había intentado, incluso compu-
so la canción Flirted With you all my Life (Coqueteé contigo toda mi
vida) para su último disco, en el que confiesa que la muerte lo ha
seducido en repetidas ocasiones.
“Yo puedo cantar una canción de amor a la muerte porque,
no es ningún secreto, he intentado suicidarme varias veces –di-
jo en una de las últimas entrevistas que concedió–. Soy malísimo
para eso, nunca funcionó. Pero tengo una relación de amor y odio
con la muerte, por eso digo en la canción que la muerte me enga-
ña con su dulce alivio. En realidad la canción es para darme cuenta
de que no quiero morir, quiero vivir.”
El anuncio del fallecimiento de Vic Chesnutt fue dado por su
gran amigo el cineasta Jem Cohen (Proceso 1693), quien en 1991
había realizado un documental sobre el cantante y filmado la gra-
bación de su penúltimo disco para el corto Pruebas anecdóticas, es-
trenado a finales de 2009. Cohen dijo ante el suicidio de Chesnutt:
“Lo importante aquí no es la muerte de Vic, sino una vida y
trabajo desbordante de perspicacia, humor y resistencia. Él, des-
pués de todo, fue el hombre que escribió: ‘Siempre creí que tenía
un llamado, yo sólo seguí marcando’. Lo segundo más importan-
te aquí es la consecuencia de un sistema de salud que desprovee
a muchos de los cuidados necesarios para sanar. Y una sociedad
a la que no le importa dar más dinero para generar guerras, pero
lucha hasta con las uñas cuando se trata de cuidar a otros ciuda-
danos. Vic estaba deprimido y con la ayuda de amigos y familia
buscaba una solución. El sistema no se la proporcionó.”
Al día de su muerte, Vic Chesnutt tenía una deuda de alrededor
de 50 mil dólares con un hospital debido a la acumulación de cuen-
tas en medicamentos y cirugías que su seguro medico no cubría.
Chesnutt decía: “Yo pago 800 dólares mensuales de seguro y estoy
a punto de declararme en bancarrota por esa razón. El papeleo es
muy confuso. Me he realizado varias cirugías en un par de años y por
eso ahora debo tanto dinero. Yo soy experto en hospitales y conozco
muchos alrededor del mundo, he visto cómo funciona en otros paí-
ses. Lo que veo ahora con el debate entre Obama y los demás (sobre
una reforma al sistema de salud estadunidense) es verdaderamente
hilarante. Todos son unos incompetentes”.
Chesnutt fue admirado por muchos pero ignorado por la gran
mayoría del público en su país natal, y aún más, a nivel mundial;
su música nunca llegó a ser difundida a gran escala pese a que
nombres tan famosos como Madonna o R.E.M. demostraban su
profundo respeto por él e hicieron versiones propias de su obra.
de Vic Chesnutt
Ricardo Jacob
“El suicidio”
drá como una emisora marginal
con menor presencia incluso que
los canales públicos en cable, y
por supuesto que el 11 y el 22.
No podrá en muchos años com-
petir con el resto para conver-
tirse en una opción diferente en
escala masiva.
El segundo problema es la
inversión. Tiene que comprar
equipos digitales para producir
y transmisores en dicha tecnolo-
gía. Si quiere mantenerse en el
aire deberá renovarse continua-
mente, pues en tres años el im-
porte inicial será obsoleto y mu-
cho más en 2021, para cuando
está planteado el apagón analó-
gico. Y todo ello para ser vistos
por unos cuantos capitalinos
con el poder adquisitivo sufi-
ciente y la afición por la pantalla
chica para comprar receptores
que admitan la señal.
Capital 21 ha estado trans-
mitiendo hace dos años y me-
dio por internet. Tiene una
producción exigua de ocho
horas diarias sobre educación
y cultura, y dos noticiarios.
Obtuvo ya sus instalaciones
fijas para radio y televisión en
el Centro Cultural Futurama
en Lindavista. El siguiente pa-
so iba a ser difundir sus con-
tenidos por cable. Para ello se
estaba esperando el dinero, ya
que requería de 7 mil dólares
mensuales como pago al saté-
lite. Nada había sucedido y de
Notas Cultas 1736.indd 70 2/6/10 12:52 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 71
pronto se anuncia la ratifica-
ción de la Cofetel.
Capital 21 no únicamente
enfrentará problemas técnicos
y políticos al pasar de una señal
cerrada al aérea abierta. La par-
te sustancial de cualquier me-
dio son los contenidos, sin una
propuesta innovadora pasará a
vegetar como una frecuencia
cultural más. Y si además carece
de una administración ágil, ten-
dremos una instancia de gobier-
no pesada y sin capacidad para
moverse al ritmo de los tiempos.
Según se presentan los hechos,
Capital 21 se encamina a ese
derrotero. La idea nació en 2007
con una propuesta de vanguar-
dia: reunir a un grupo de profe-
sionistas para conformar un con-
sejo que pudiese discutir el perfil
del canal y hacer propuestas so-
bre cómo y quién debía estar al
frente. El proyecto fue diseñado
e incluso se dio a conocer en una
rueda de prensa. Y después se
entró en un impasse. El consejo
no se ha vuelto a reunir. El direc-
tor fue nombrado sin consulta, y
los contenidos elaborados a cri-
terio de dos o tres personas.
El Canal del Congreso, en
cambio, amplía sus posibilidades
pues se le otorga la frecuencia
45 digital. Esta emisora había
pedido su salida en señal abierta.
Utilizando la experiencia acu-
mulada en cable, el tránsito a lo
digital le será más fácil. ●
Paralizado de la cintura a los pies y confinado a una silla de
ruedas desde los 18 años, luego de sufrir un accidente automo-
vilístico en una noche de borrachera, Chesnutt (de 45 años al
fallecer) fue uno de los mejores letristas de su generación. El hu-
mor, la tragedia, el amor, el suicidio, la familia, todos eran temas
en los que el cantante oriundo de Jacksonville, Florida, se erigía
como experto. Sus letras siempre inteligentes eran de una cali-
dad exquisita, y su manera tan sincera de interpretarlas conmo-
vía hasta las lágrimas.
Con 16 álbumes lanzados en 20 años, dos de ellos en 2009,
el legado musical de Vic Chesnutt es suficiente para satisfacer las
necesidades de cualquier escucha. Con el sonido de su voz y su
guitarra acústica siempre dominando el espectro en las graba-
ciones la calidez y sensibilidad de sus interpretaciones registra-
das, hacen de todas ellas unas obras maestras. ●
Libros
La atrocidad
JORGE MUNGUÍA ESPITIA
P
ara Jorge Volpi, escribir
ficciones le permite in-
terpretar los problemas
de los hombres y en ocasiones
sugerir posibles enmiendas. En
su trilogía formada por las na-
rraciones En busca de Klingsor, El
fin de la locura y No será la tierra,
realizó una reflexión sobre los
totalitarismos y las respuestas
culturales libertarias. Ahora en
su novela Oscuro bosque oscuro
(Ed. Almadía. Oaxaca, 2009.
147 pp.) aborda el tema de la
truculencia.
La historia está inspirada
en un hecho real que encontró
Volpi cuando investigaba sobre
los nazis para la mencionada
trilogía, en la que un grupo de
civiles fueron incorporados a la
milicia y presionados para ex-
terminar judíos en un pueblo
de Polonia. La descripción inicia
cuando todos los jóvenes se han
ido al frente y sólo quedan los
viejos. Por órdenes superiores,
estos hombres, que se dedican
a la artesanía, la carpintería, la
sastrería o a la pequeña empre-
sa, son reclutados y forman el
batallón 303. Ahí reciben ins-
trucción militar y luego se les
asigna una primera misión. Así,
son movilizados a una pobla-
ción de judíos y se les ordena
concentrar en la plaza a todas
las mujeres y niños. Luego se les
manda asesinarlos en un bosque
cercano. Al principio los reclutas
actúan con reserva, pero el mie-
do provocado en la población
cautiva los enardece y perpetran
el crimen colectivo. A partir de
ese baño de sangre realizarán
otras tareas similares. El relato
es alternado con varios cuentos
infantiles, donde los niños son
devorados por una bruja (Han-
sel y Gretel) o la niña es tragada
por el lobo (Caperucita Roja) o
la hijastra es despreciada por la
madrastra (Cenicienta).
En Oscuro bosque oscuro
Jorge Volpi profundiza sobre la
truculencia. A los hombres en
la sociedad se les enseña, tan-
to en la familia como en la es-
cuela, que para algunos existe
un deleite en hacer el mal. La
enseñanza se da, entre otros, a
través de los cuentos infantiles.
En ellos aparecen personajes
despiadados que realizan actos
atroces y anulan a sus víctimas
para presentar la maldad co-
mo algo natural e inevitable.
Sin embargo, se omiten otros
elementos que equilibrarían la
tendencia, como la simpatía o
la solidaridad, cuya intención
es atemperar la perversión. La
ausencia de estas contenciones
hace que se privilegie a la vileza.
Así, en circunstancias especia-
les, donde los otros son vistos
como inferiores, animales, ig-
norantes, brutos, insignifican-
tes…, los superiores se enva-
necen y actúan con desprecio
o los aniquilan como cosas o
seres despreciables.
Oscuro bosque oscuro está
escrito en verso libre, lo que ha-
ce la lectura rápida y le permite
al autor reiterar varios asuntos
para marcar aspectos relevantes.
También incorpora al lector con
interrogaciones sobre lo descri-
to. En este aspecto, la narración
falla porque no logra integrarlo
debido a lo espaciado de las in-
terpelaciones. Además, el carác-
ter cortado de la sintaxis simpli-
fica las anécdotas e impide un
desarrollo más amplio que el
propio drama exige. No obstan-
te la obra se lee con intensidad
e invita a otro tipo de conside-
raciones, tanto históricas como
actuales. ●
Legado musical
Novela en verso libre
Notas Cultas 1736.indd 71 2/6/10 12:52 AM
72 1736 / 7 de febrero de 2010
G
UANAJUATO, GTO.-
Los creadores del largo-
metraje Hidalgo –el cual
muestra al Padre de la
Patria como mujeriego,
esposo con hijos, bebe-
dor, jugador, entusiasta de la juerga, fa-
nático del baile, intelectual y apasionado
del teatro (montó Tartufo, de Jean-Baptis-
te Poquelin Molière)– coinciden en que el
proyecto incomodará a la Iglesia.
Su director, Antonio Serrano, entrevis-
tado luego de rodar las escenas del fusi-
lamiento del cura Miguel Hidalgo y Cos-
tilla, protagonizado por Demián Bichir,
asegura molesto que “la Iglesia le ha he-
cho mucho daño a este país”.
Embiste:
“¡Ah!, es una vergüenza que niegue que
el sacerdote y militar fue excomulgado.”
Según Leo Eduardo Mendoza, autor
del guión de Hidalgo, a estrenarse el 16
de septiembre, causará polémica “porque
hay gente que asegura que no tuvo hijos”.
Puede, desde luego, importunar a la
Iglesia:
“Evidentemente Hidalgo molestó a
la Iglesia. Ésta no ha cambiado mucho.
Es una institución medieval que no se ha
puesto al día.
“¡Ya veremos qué pasa con el largome-
traje! Al gobierno federal no creo que le mo-
leste, porque no le importa este personaje
histórico; en cambio, Agustín de Iturbide, sí.
“Pasa lo mismo con la Revolución de
1910, no le importa a las autoridades pa-
nistas. Hay que recordar que el PAN nació
Columba Vértiz de la Fuente
El contraste entre un Pa-
dre de la Patria humaniza-
do, terrestre, un poco vivi-
dor, amante de la come-
dia y la bebida, la tertulia
y las mujeres, con el cura
que es ejecutado, provoca-
rá una emoción muy fuer-
te, dice Antonio Serrano,
el director de la cinta que
acaba de rodarse. Hablan
también el guionista, Leo
Mendoza, y el protagonis-
ta, Demián Bichir.
en contra de las ideas revolucionarias de
Lázaro Cárdenas.”
La Cámara baja actual dio marcha
atrás en diciembre pasado a la propuesta
de la legislatura de entonces (proponía que
el gobierno mexicano pidiera formalmen-
te al Vaticano que levantara los edictos de
excomunión a Miguel Hidalgo y Costilla
y a José María Morelos y Pavón), conven-
cida por la arquidiócesis de que los héroes
“no murieron excomulgados, sino en el se-
no de la Iglesia” (Proceso 1734).
Sin embargo, el decreto de excomu-
nión contra Hidalgo puede leerse en el si-
tio de internet de la Universidad Nacional
Autónoma de México.
Mendoza no ha visto dichos documen-
tos, pero señala que existe una excomu-
nión que el cabildo levanta, pero Hidalgo
muere católico:
“No es una contradicción. Este héroe era
un creyente sui géneris, evidentemente.”
Serrano (Sexo, pudor y lágrimas y La hija
del caníbal) menciona que esa polémica de eli-
minar la excomunión no sirve, “¡eso ya pasó!”.
En un breve descanso de la filmación
y ya caracterizado, Bichir afirma que
“un personaje de esta naturaleza gene-
ra discusión”:
“¡Es inevitable! De entrada va a tener
la lupa encima. Lo más importante es hu-
manizar a ese personaje y de alguna ma-
nera aterrizarlo. También que quede muy
claro que no hay muchos hombres con esa
vida tan apasible, tan amable, tan llena de
goce, y que de pronto decidan dejar abso-
lutamente todo, incluso dan la vida por el
bien común. Esa es la reflexión más im-
portante que la película ofrece.”
A decir suyo, para la película se apega-
ron a los hechos y dichos que ocurrieron:
“La verdad no peca pero incomoda…
Supongo que será duro para algunas per-
sonas ver al cura Hidalgo haciendo el
amor, viviendo plenamente, ejerciendo la
libertad de pensamiento y revolucionando
conciencias, pero tampoco en su tiempo
fue bien visto por muchos.”
Ana de la Reguera, quien interpreta a
una de las esposas del sacerdote, asegu-
de Serrano,
incomodará a la Iglesia
“Hidalgo”,
M
i
g
u
e
l

D
i
m
a
y
u
g
a
Bichir y Serrano
Espectáculos 1735.indd 72 2/6/10 12:52 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 73
ESPECTÁCULOS
ra que Hidalgo se apega a la historia, “aun-
que tendrá muchas cosas de ficción, pero sin
afectar los hechos reales, e incitará a re-
flexionar sobre la situación del país”.
¡Hidalgo va a provocar!, advierten sus
productores Lourdes García y Luis Urqui-
za, de Astillero Films.
Urquiza narra que iba para cura, estu-
dió en un seminario de los 12 a los 20 años
de edad, por ello asegura que a la Iglesia le
desagradará el largometraje:
“Ellos tienen un discurso. La Iglesia
no sale, no se abre; debe abrirse, pedir per-
dón e ir hacia adelante. La polémica es que
están ligados al poder y por eso no les gus-
ta que se les cuestione.”
García subraya que Hidalgo va a ser
un escándalo:
“El discurso del cura Hidalgo de la pelí-
cula es muy actual. Estamos en la misma si-
tuación de cuando se desató la guerra de la
Independencia. Finalmente, la intención de
la cinta es conmover y hacer que algo pase.”
Siete semanas de rodaje
En la exhacienda Jaral de Berrio, Serrano
da indicaciones a Bichir para perfeccionar
la escena del fusilamiento de Hidalgo. Le
ayuda el también realizador Walter Doeh-
ner (La habitación azul y El viaje de Teo),
quien ha estado a cargo de la segunda uni-
dad de la película.
A Bichir, como el Padre de la Patria,
lo acompañan cuatro soldados para el fu-
silamiento. Es una escena dramática. Se le
interpela a Serrano qué significa para él
ver morir a ese titán mexicano:
“Es fuerte, sobre todo cuando ha sido
tan gozoso este Hidalgo que hemos creado
en la ficción. Nos ha dado mucha alegría,
porque es un Hidalgo muy vital. Ver a De-
mián con una buena actuación y dejar ese
personaje, se siente feo.”
Hidalgo se sitúa en 1811, mientras el cu-
ra se encuentra en su celda del hospital men-
tal de Chihuahua en espera de ser fusilado. Y
en forma de flashback, el personaje recuer-
da su vida desde que tenía 14 años, como es-
tudiante del colegio de San Nicolás Obispo
en Valladolid (capital de la provincia de Mi-
choacán), del cual posteriormente fue rector.
Serrano destaca el guión de Mendo-
za, ganador del apoyo de Imcine (Insti-
tuto Mexicano de Cine) a guiones para el
Bicentenario de la Independencia y Cente-
nario de la Revolución:
“Yo empecé en el teatro y este largo-
metraje contiene una parte teatral. Tam-
bién he montado a Molière. Me identifico
con este Hidalgo.”
–¿Qué significa para usted ese perso-
naje histórico?
–Es un ser que me cae muy bien. Quizá
me hubiera hecho amigo suyo si hubiera
sido de mi época. Además, se estaba que-
dando pelón, como yo.
Es el último día de la filmación (30 de
enero). El productor Urquiza cuenta que
fueron siete semanas de trabajo demole-
dor, pero agrega contento que el proyecto
ha convocado dinero:
“Empezamos con 22 millones de pe-
sos y ya son 45 millones.”
Participan en la película Wanda Films
(de España), Tequila Cuervo, la aplicación
del artículo 226 de la Ley Federal del Im-
puesto Sobre la Renta (Eficine), Imbursa e
Ina Payán, “quien nos ayudó a conseguir
dinero”. 20th Century Fox la distribuirá.
Destaca el productor la actuación de
Bichir:
“No nos equivocamos al escoger a Bi-
chir. Hasta provocó enfermarse de gripe pa-
ra verse todo madreado. No le hemos paga-
do un peso, pero está aquí por el proyecto,
ha dejado otros por éste.”
Por su parte, la productora García des-
taca que el equipo estuvo conformado por
215 personas, incluyendo extras. También
intervienen los actores Raúl Méndez (Ig-
nacio Allende), Andrés Palacios (José Ma-
ría Morelos), Cecilia Suárez y la española
Mar Saura, entre otros.
El guión
El cuentista, antologador y periodista Leo
Mendoza manifiesta que siempre le llamó
la atención el cura Hidalgo:
“Deseaba saber quién fue realmen-
te, cómo llegó a ser lo que llegó a ser. Y lo
acompañan cosas chuscas, por ejemplo su
retrato oficial, que fue hecho hasta los años
cincuenta del siglo XIX. Lo mandó a hacer
Maximiliano. Leí el libro El cura Hidalgo
y sus amigos, de Paco Ignacio Taibo II, y
vi que fue probablemente el primer novo-
hispano en montar a Molière. Lo tradujo.
Aprendió francés por su cuenta, porque no
había traductores ni diccionarios.
“Él dirigía las obras y actuaba. Todo
eso me llamó la atención y me puse a in-
vestigar más sobre él. Se dedicó al desma-
dre, hacía fiestas, tenía una orquesta, le
gustaban los gallos y los toros.”
No sólo eso, enseñó a los indios alfa-
rería, hablaba lenguas indígenas, también
inglés, era un sabio que no pudo sobresalir
porque era criollo:
“Hidalgo es un personaje con muchos
claroscuros, y obtuve el apoyo del Imcine
para escribir el guión.”
Destaca que esa época se parece a la
actual:
“No digo que habrá una revolución,
pero sí hay una situación de desigualdad.”
Lo mismo opina Serrano:
“No ha cambiado gran cosa el país. Tam-
poco son fuerzas extranjeras ni malignas las
que nos tienen así, somos nosotros. De al-
guna manera aquí es la historia de un hom-
bre que libera a un país porque estaba toma-
do por otro. Sigue la desigualdad, la miseria,
la falta de civismo. Si un país está lleno de
basura, no es problema de extranjeros, ade-
más debemos cambiar, no nada más echarle
la culpa a los poderosos. Sí hay crítica, inclu-
so contra los poderosos en la cinta, pero tam-
bién hay una reflexión de nuestro proceder.”
Así se expresa Bichir de los discursos
de Hidalgo en la película:
“Me suenan muy familiares. Si le echa-
mos un vistazo a la situación de México en
la Independencia y la Revolución, parece
que estamos leyendo el periódico de hoy.
Esa es la gran desgracia.
“¿Qué festejas? Dicen que al pueblo
pan y circo. O si no hay pan, pues circo.”
–Pero este filme forma parte de los
festejos.
–Son cosas distintas. Esta película
se puede filmar en cualquier momento,
en cualquier época del año, bueno, aho-
ra coincide por obvias razones. Hay mu-
chas cosas pendientes antes de festejar,
celebrar, conmemorar y demás, existen un
montón de tareas. Ésta es una manifesta-
ción artística, es una película y como tal
se debe ver. No pretendemos educar a na-
die, y sería además una utopía pensar que
un largometraje puede hacer la revolución.
Al final de su papel, Bichir añade con
entusiasmo:
“Recrear a Hidalgo es un regalo por ser un
personaje muy rico dramáticamente y pode-
roso en los valores que lo conforman.”
Los otros “Hidalgo”
E
n el libro El cine yucateco, Gabriel Ramírez explica que el primer largome-
traje nacional de ficción fue 1810 ¡o los libertadores! (1916), de Carlos Mar-
tínez de Arredondo y Manuel Cirerol Sansores. Allí, Alfredo Vega actuó de
Hidalgo.
Hubo unos cortos antes del filme El grito de Dolores (1907), de Felipe de Jesús Haro,
a la vez intérprete del cura. Trataban sobre episodios nacionales: Cuauhtémoc y Benito
Juárez y Hernán Cortés, Hidalgo y Morelos (1904), de Carlos Mongrand.
La película de Haro se exhibía obligatoriamente hasta 1910 cada 15 de septiembre.
Miguel Contreras Torres hizo ¡Viva México! (1934), con el actor español Paco Mar-
tínez en el papel de Hidalgo. Después filmó otras cintas de la independencia: El padre
Morelos y El rayo del sur (1943). (CV)
Espectáculos 1735.indd 73 2/6/10 12:52 AM
Raúl Ochoa
U
na semana después de
que el futbolista Salva-
dor Cabañas recibiera
un balazo en la cabeza,
desconocida aún la cau-
sa de la agresión, el neu-
rocirujano que lo operó, Ernesto Martínez
Duhart, manejó una versión distinta a la
que se había difundido acerca de la zona
del cráneo donde penetró la bala.
En conferencia de prensa realizada
el lunes 1, sostuvo que el proyectil se
encuentra alojado en el hemisferio ce-
rebral derecho y no en el izquierdo, co-
mo él mismo lo había asegurado luego
de la intervención quirúrgica.
Y precisó que por ese motivo, el ju-
gador que ha estado más despierto y
con un lenguaje más fluido ha mejora-
do el movimiento en las extremidades
izquierdas. También dijo, sin pregunta
de por medio, que Cabañas no recorda-
rá detalles del incidente.
El jefe de los Servicios de Neuro-
cirugía del hospital de especialidades
del Centro Médico Nacional La Raza
del IMSS, Miguel Ángel Sandoval, se
A la serie de dudas sobre la agresión de que fue víc-
tima el futbolista Salvador Cabañas, se agrega ahora
la que tiene que ver con la ubicación de la bala que
permanece en su cráneo. El neurocirujano Ernesto
Martínez Duhart, quien ha atendido al jugador des-
de el momento en que fue hospitalizado, informó en
un principio que el proyectil se encontraba en el he-
misferio izquierdo. Sin embargo, el lunes 1 aseguró
que estaba en el hemisferio derecho. Consultado por
Proceso, el también neurocirujano Miguel Ángel San-
doval sostiene que es imposible que la bala hubiera
cambiado de ubicación.
p
e
r
u
.
c
o
m
74 1736 / 7 de febrero de 2009
Deportes.indd 74 2/6/10 12:53 AM
muestra sorprendido por las versiones
contradictorias en torno a la ubicación
de la ojiva: “Como me lo plantean me
quedo con muchas dudas: ¿Dónde está
alojada realmente la bala y qué trayec-
to recorrió?”.
El neurocirujano no encuentra funda-
mento “ni lógica científica” en la nueva ver-
sión de Martínez Duhart. Por el contrario,
afirma en entrevista con Proceso: “No co-
nozco en el mundo un solo caso en el que
una bala (alojada en el cerebro) cambie de
hemisferio. Tampoco sé si en algún momen-
to se pretendió desviar la atención. Él decla-
ró que la bala estaba del lado izquierdo, y
todas las noticias dijeron que el proyectil en-
tró en el lado izquierdo y que recorrió todo
el cerebro. Ahí me quedé, hasta que encuen-
tro este reporte según el cual resulta que es-
tá incrustada en el lado derecho”.
Sandoval refiere que un día después del
acto contra Cabañas hizo comentarios a un
periódico capitalino: “Dije que (como la ba-
la) estaba alojada en el hemisferio cerebral
del lado izquierdo era probable que Salva-
dor perdiera la memoria y el lenguaje”.
–Teóricamente, ¿es posible que la ba-
la haya tenido un movimiento tan drásti-
co y repentino?
–De ninguna manera. Ahí se aloja y ahí
se queda… ¿Cuándo lo declaró el doctor
Martínez Duhart? ¿Eso dijo? ¿Que la bala
ahora está del lado derecho?... ¡Ah caray!
Además, descarta la probabilidad de
que por error humano se haya creído que
el proyectil estuviera en otro sitio. “No
tengo una explicación. Lo dudo, porque
los estudios de tomografía y rayos X tie-
nen muy bien señalados el lado izquier-
do y el lado derecho; entonces podemos
localizar muy bien el cuerpo extraño sin
lugar a dudas. ¿De qué lado lo operaron?
Obviamente si lo intervinieron del lado
derecho es que la bala estaba en el hemis-
ferio cerebral del lado derecho. Pero si fue
del lado izquierdo, es que está localizada
ahí (ríe). Pero él (Martínez Duhart) sólo
dijo que lo operaron, y ya. Esto está con-
fuso, porque al principio todo había sido
del lado izquierdo. ¿Y ahora dice que está
en el hemisferio derecho?”.
Explica que el hemisferio cerebral de-
recho, donde se supone que está alojado
ahora el proyectil, no interviene en el len-
guaje, la memoria y el raciocinio. “Pero
sí puede tener actividad en el movimien-
to del lado izquierdo. Si ahora me dicen
que está en el derecho, lo que puede per-
der es el movimiento del lado izquierdo y
no el habla o la memoria. Estoy totalmen-
te desconcertado”.
Poco después de la intervención qui-
rúrgica, el neurocirujano Martínez Duhart
explicó: “El proyectil no se ha retirado.
Está alojado en la parte trasera del cere-
bro y haríamos más daño si se lo extrae-
mos”. Sin embargo, una semana después
aclaró: “La bala no está en el lado izquier-
do, está del lado derecho”.
Incluso, el jefe de los servicios médi-
cos del club América, Alfonso Díaz, res-
paldó la postura de Martínez Duhart: “A
lo mejor fue un mal entendido (lo relativo
al lugar donde se aloja el proyectil), pero
se dijo que era del lado derecho”.
La desmemoria
Sandoval acepta que es probable que
Cabañas no recuerde lo ocurrido al mo-
mento de la agresión: “Hay un daño neu-
Mexsport / Omar Martínez
1736 / 7 de febrero de 2010 75
DEPORTES
El neurocirujano Ernesto Martínez. Contradicciones
Deportes.indd 75 2/6/10 12:53 AM
ronal y generalmente se pierde la memo-
ria inmediata después de una alteración
de las neuronas. En casos parecidos, son
pocos –entre 15 y 20%– quienes se acuer-
dan de los acontecimientos”.
–¿Entonces la memoria que no es in-
mediata permanecerá sin afectación?
–La memoria de hechos no recientes
se conserva. Lo que se borra en un acci-
dente es la memoria de sucesos recien-
tes. Este es un hecho que conocemos muy
bien quienes nos dedicamos a esta espe-
cialidad: se elimina todo lo que sucedió
alrededor del percance. Como decimos
vulgarmente: se borra el casete.
–Aún así, las autoridades de la Pro-
curaduría General de Justicia del Distrito
Federal pretendían obtener la declaración
ministerial del jugador…
–Creo que por ley deben recabarla y ver
qué sucedió. Pero es evidente que hay una
justificación científica para su desmemoria.
–Entre las personas que sufren acci-
dentes similares, ¿son pocas las que re-
gresan a su vida laboral?
–Así es. Si una bala está alojada en el
cerebro, menos de la mitad retoma su ac-
tividad normal.
–¿Podría volver al futbol?
–En este momento no lo sé. Si en un
principio se dijo que la bala estaba en el
hemisferio cerebral izquierdo, cuando me-
nos en teoría, debe tener un daño cerebral
importante. Pero si ahora sostienen que el
proyectil se encuentra en otro sitio, es fac-
tible que la afectación no sea tan grave.
“Si la bala pasó fuera de las estructuras
vitales, entonces podría volver a jugar; pe-
ro estamos hablando de seis meses a un año,
no antes. Hasta donde tengo entendido, le
quitaron parte del hueso. En dos o tres me-
ses sería necesario realizarle una craneplas-
tia y valorar su condición para determinar
las secuelas que dejó el proyectil. Definiti-
vamente no regresará pronto a jugar.”
–¿Le destrozaron su vida deportiva?
–En este momento, sí. Ahora, se pue-
de recuperar si la bala no ocasionó daño
cerebral importante.
–¿Tiene lógica que cuando el jugador
despierta del coma inducido lo primero
que hace es hablar en su lengua materna?
–Depende. El lenguaje materno origi-
nal está en el hemisferio cerebral del lado
izquierdo. Si su lenguaje materno inicial
fue el español, se ubica en el lado izquier-
do. Pero si aprendió otra lengua, ésta se
encuentra en el lado derecho. Si a mí me
lesionan el hemisferio cerebral del la-
do izquierdo voy a perder el español, pe-
ro puedo conservar el lenguaje secundario
que es el inglés. No sabemos cuál fue la
lengua original de Cabañas. Si inicial-
mente aprendió a hablar el español, como
todos suponemos, entonces debe conser-
varlo en el lado izquierdo; y un segundo
lenguaje, que sería el guaraní, debe en-
contrarse en el lado derecho.
De acuerdo con Armando Alpízar, neu-
rocirujano adscrito al hospital del IMSS
de Lomas Verdes, con balas pequeñas y
de baja velocidad es factible su movimien-
to: “Como la masa encefálica es un tejido
friable, semejante a una gelatina, existe la
posibilidad de que se pueda desplazar. Re-
cuerdo que en el caso de Patricio Martínez
–exgobernador de Chihuahua– la bala se
movió cuatro centímetros”.
Alpízar explica que por el peso de la
bala, es factible que ocurra un desplaza-
miento. “Es difícil saber en qué momento.
Lo que sí es cierto es que con el paso del
tiempo, cuando empieza a haber un pro-
ceso de cicatrización alrededor del pro-
yectil, se genera una fibrosis, una especie
de cicatriz, y éste deja de moverse porque
se encapsula. Pero mientras eso no ocurra,
es factible que pueda desplazarse”.
–Se asegura que la recuperación del
jugador supera todas las expectativas mé-
dicas. ¿Cuál es su opinión?
–La mejor prueba de su mejoría es el
hecho que ya despertó. Se dice que cuan-
do existe un traumatismo craneoencefáli-
co severo, hay una mortalidad de entre 80
y 90% de los casos. Al parecer recuperó
la conciencia, está despierto y las funcio-
nes van mejor. El resultado ha sido bueno,
pero hay que esperar. Mientras el pacien-
te no se pueda comunicar al 100%, no po-
demos saber la medida en que resultaron
afectadas sus funciones mentales superio-
res, como son el juicio y el razonamiento.
“Las funciones más sencillas son el
movimiento y la articulación de frases
simples. Conforme vaya despertando, nos
daremos cuenta de la magnitud del déficit
que pudiera presentar”, dice Alpízar.
Comenta que por ahora es difícil pre-
cisar las secuelas de la lesión: “Si el pro-
yectil, suponemos, entró del lado derecho,
sufrirá un déficit motor de lado izquierdo.
Aparentemente tiene el movimiento, pero
podría quedar con alguna secuela motora
del lado izquierdo.”
–¿Esta secuela le impediría jugar?
–En caso de traumatismo craneoence-
fálico severo, sobre todo en pacientes que
estuvieron en coma por varios días, la se-
cuela le impide al paciente regresar a una
situación similar a la que tenía antes del
percance. Hay que esperar más tiempo,
pero tratándose de una lesión tan grave
existe el riesgo de que ya no pueda re-
incorporarse a sus actividades como atle-
ta de alto rendimiento. Aún no es posible
saber hasta qué punto podría volver a la
normalidad.
“Hubo muchos factores que lo favo-
recieron, pero todavía podrían presen-
tarse complicaciones; por ejemplo, una
infección. Cuando la bala penetra pro-
duce una onda de vacío que jala la piel
cabelluda y puede introducir bacterias,
sobre todo estafilococo dorado, que pue-
de causar un absceso. Se considera que
la infección puede aparecer después de
la primera semana, y se monitorea me-
diante estudios de resonancia magnética
y de laboratorio.”
Alpízar coincide con Martínez Du-
hart y Sandoval en que el futbolista di-
fícilmente recordará el momento en que
lo hirieron:
–Cuando entra el proyectil destruye
neuronas y hay una desconexión fisioló-
gica. Entonces es muy frecuente que en
ese tipo de pacientes se presenten altera-
ciones amnésicas.
Subraya que así ocurre en la mayoría
de los casos cuando hay un traumatismo
severo. “Hay una amnesia a todo el even-
to quirúrgico. De hecho, a veces recuer-
dan acontecimientos sucedidos mucho
tiempo atrás y no se acuerdan de cosas
más recientes. Por ejemplo, se despertó
hablando en otra lengua porque son re-
cuerdos más antiguos”.
–¿Teóricamente existe alguna posibi-
lidad de que en algún momento recuerde
situaciones recientes?
–En el momento que sucede el acci-
dente, hay un proceso fisiológico mental
de conexión interneural. Cuando ocurre
el trauma se interrumpen esas conexio-
nes, así como los fenómenos fisiológi-
cos. En muchos casos, lo primero que
olvidan es el evento, porque están en ese
proceso fisiológico en el que se están
capturando las imágenes y los datos del
accidente. Por eso se dice que el evento
traumático es el primero que desaparece
de la memoria.
–¿Cuál es el tiempo estimado por un
especialista para que Cabañas recuerde lo
ocurrido?
–Depende de la magnitud del daño.
La primera valoración de éste se efectúa
mediante estudios de resonancia magnéti-
ca y de imagen. Después viene la evalua-
ción mental. No todos los pacientes res-
ponden igual. Algunos deben de aguardar
más tiempo para recuperar sus recuerdos.
Hay algunos acontecimientos que no los
vuelven a recordar debido a la destruc-
ción neuronal. Si la información estaba
en la zona dañada por la bala, será difí-
cil que la recupere. Es difícil responder
en cuánto tiempo estará en condiciones
de recordar lo sucedido y si algún día po-
drá acordarse de lo que pasó el día en que
le dispararon. ●
76 1736 / 7 de febrero de 2009
Deportes.indd 76 2/6/10 12:53 AM
Beatriz Pereyra
P
or primera vez en sus 43
años de historia –y a más
de cuatro de que el huracán
Katrina devastó Nueva Or-
leáns– Los Santos llegaron
al Super Bowl guiados por
Drew Brees, jugador idolatrado por sus es-
fuerzos dentro y fuera del campo.
Su rival, los Potros de Indianápolis y
el mejor quarterback de la NFL, Peyton
Manning, nativo precisamente de Nueva
Orleáns. Peyton enfrentó este domingo 7
a la franquicia en la que su padre jugó 11
temporadas.
El Super Bowl XLIV que debió jugar-
se a las 17 horas de este domingo 7, en-
frentó a los dos equipos mejor sembrados
de la liga –algo que no había pasado des-
Más allá del resultado de la ñnal de la NFL que se juega este domingo,
el atractivo del duelo se centra en sus dos lanzadores: Peyton Manning
y Drew Brees, ambos, los mejores quarterbacks de la segunda mitad de
la década. Manning es el único en su posición elegido cuatro veces el
jugador más valioso. Brees, casi en el semiretiro, resurgió para llevar a
Santos a su primer Super Tazón y se volvió símbolo en Nueva Orleans,
ciudad hambrienta de buenas noticias, a la que ayudó en labores de
reconstrucción. Pero Manning no es ajeno a los latidos de esta región
cuna del jazz. No sólo nació ahí, colaboró con alimentos para los dam-
niñcados del huracán Katrina, y, para rematar, trampas del juego, su
padre defendió 11 temporadas la casaca de los Santos.
de 1993– y a los quarterbacks más des-
tacados de los últimos cuatro años: Man-
ning (16 mil 939 yardas y 122 touch-
downs) y Brees (18 mil 298 yardas y 122
touchdowns).
Si hace 33 años Peyton Manning na-
ció en Nueva Orleáns, hace tres que Drew
Brees tuvo su resurrección deportiva con
los Santos. En 2006, mientras el primero
llevó a los Potros al Super Bowl XLI (en el
que vencieron a los Osos de Chicago 29-
17), el segundo condujo a los Santos a la
primera final de Conferencia en la histo-
ria de la franquicia (que perdieron con los
Osos 14-39) y se quedó a centímetros de
llegar al juego que simbolizaría El Paraíso
si el futbol americano fuera una religión.
La reconstrucción de la ciudad que
Katrina dejó en los huesos en agosto de
2005, ha sido paralela a la de los Santos
de Nueva Orleáns, un equipo que desde
que llegó a la NFL en 1967 ha padecido
un viacrucis: pasaron dos décadas antes
de tener una temporada con más triunfos
que derrotas, sólo ha tenido nueve campa-
ñas ganadoras –cinco de ellas entre 1987
y 1992–, tardó 24 años en conseguir su
primer título divisional (1991) y sólo ha
ganado cuatro juegos de playoffs.
El viento y la lluvia provocados por
Katrina ocasionaron daños que dejaron al
Superdomo de Lousiana en condiciones
no aptas para jugar, sin embargo se habili-
tó como albergue para atender a los miles
de damnificados. Sin estadio, aquel año
los Santos cumplieron con su calendario
DEPORTES
AP photo / J Pat Carter
Deportes.indd 77 2/6/10 12:53 AM
fuera de casa en distintas sedes alternas.
La temporada fue un desastre: 3-13. El
equipo y la ciudad estaban en ruinas.
Paralelamente, en el último partido
de la temporada Drew Brees –quien juga-
ba con los Cargadores de San Diego– fue
lesionado por el tackle defensivo de los
Broncos de Denver, Gerald Warren, quien
le dislocó el hombro derecho. Por la grave-
dad de la lesión, San Diego dejó ir a Brees.
A pesar de que los pronósticos médicos lo
pusieron al borde del retiro, el quarterback
estuvo listo para la campaña 2006.
Dos equipos se interesaron en contra-
tarlo, los Delfines de Miami, que venían
de una temporada de 9-7, y los Santos de
Nueva Orleáns, que el 17 de enero de ese
año contrataron como head coach a Sean
Payton, quien quedó fascinado con la in-
teligencia, el liderazgo, la precisión y la
movilidad de Brees.
“Cuando visité Nueva Orleáns vi lo bue-
no y lo malo. La ciudad estaba devastada.
Los carros estaban sobre los techos de las
casas, las lanchas entraban y salían por las
ventanas. Sentí como si estuviera viendo un
documental de la Segunda Guerra Mundial,
pero pensé que tendría la oportunidad de ser
parte de algo increíble: la reconstrucción de
una ciudad de Estados Unidos. Sentí como
si me llamaran. Como si mi destino fuera
estar aquí”, dijo Brees a la revista Sports
Illustrated en enero pasado.
La resurrección de los Santos
En los tiempos del coach Bill Parcells con
los Vaqueros de Dallas, Sean Payton fun-
gió como coordinador ofensivo y coach
de quarterbacks. Tuvo con Parcells la me-
jor escuela para pulir sus conocimientos
que ha puesto en práctica con Drew Brees.
El quarterback, de 31 años, ha apren-
dido a explotar lo mismo a sus corredores,
receptores y alas cerradas, para ubicar a
los Santos de Nueva Orleáns en 2009 co-
mo la ofensiva número uno de la NFL.
Además, ha desarrollado la habilidad
de leer las defensivas gracias a que su coor-
dinador en este departamento, Gregg Wi-
lliams, practica sus formaciones con él.
En su esquema defensivo, Williams
utiliza muchas cargas para presionar a los
quarterbacks. En los partidos, general-
mente Brees enfrenta menos presión que
en los entrenamientos, a lo que habría que
añadir que es un jugador con mucha mo-
vilidad y difícil de capturar.
Después de haber ganado 13 juegos al
hilo, los Santos perdieron sus últimos tres
partidos de la temporada 2009. En la pos-
temporada, vencieron 45-14 a los Carde-
nales de Arizona y a los Vikingos de Min-
nesota 31-28 en tiempo extra.
Fuera del terreno de juego, junto con
los siete empresarios más ricos de Nueva
Orleáns, Brees ha hecho esfuerzos econó-
micos para la reconstrucción de la ciudad
que aún tiene muchos dolores por aliviar.
Su proyecto favorito fue ayudar a restau-
rar un plantel escolar con 76 años de exis-
tencia en el que se instaló un nuevo cam-
po de futbol y un gimnasio.
Los Santos –cuyo nombre fue toma-
do de la canción que identifica a la ciu-
dad de Nueva Orleáns When the Saints
Go Marching In (Cuando los Santos van
marchando) que al ritmo del jazz Louis
Armstrong inmortalizó con su voz y los
acordes de su trompeta– son el alma y el
corazón de este lugar en el que los fanáti-
cos aman a los buenos jugadores tanto co-
mo a los malos.
La percepción de los habitantes es que
lo que ha hecho Brees por el equipo, y la
ciudad, es incalculable. Drew Brees ha lo-
grado que esta franquicia sea ganadora.
En cuatro temporadas ha metido al equi-
po dos veces a la final de la Conferencia
Nacional, algo que no logró Archie Man-
ning, el quarterback que llegó en 1971 co-
mo el héroe que rescataría a los Santos. Su
mejor marca fue de 8-8. Su peor momento
fue en 1980, cuando terminaron 1-15.
El comentarista local Buddy Diliberto
animó entonces a los aficionados a llamar
al equipo ‘Aints (Los Negados) en lugar
de Saints, y a cubrirse la cabeza con bol-
sas de papel para esconder la vergüenza,
una práctica que luego se generalizó a to-
dos los deportes.
“No me molestaba si había 10 mil
personas con bolsas en la cabeza o sólo
10. Lo que realmente me dolió fue que
mi hijo mayor, Cooper, le pidió permiso a
su mamá para abuchear al equipo”, cuen-
ta Archie Manning.
Para que los Santos logren ganar su
primer Super Bowl, su defensiva tendrá
que burlar a Peyton Manning, el hom-
bre que ha lanzado más de 4 mil yardas
en 10 de las 12 temporadas que ha jugado
con los Potros de Indianápolis.
Potros, a prueba de desplomes
Peyton Manning es el mejor en su posición.
Es el único quarterback que ha sido elegido
cuatro veces MVP (jugador más valioso) en
2003, 2004, 2008 y 2009. La NFL acaba de
elegirlo –junto con Tom Brady, de Nueva
Inglaterra, como el mejor quarterback de la
década. Manning es el coordinador ofensi-
vo dentro del terreno de juego. Es inteligen-
AP photo / Darron Cummings
Manning. El mejor
78 1736 / 7 de febrero de 2009
Deportes.indd 78 2/6/10 12:53 AM
te, se deshace rápido del balón y juega al
más alto nivel, sin importar la calidad de sus
corredores y receptores.
La grandeza de Manning le permitió sa-
lir adelante en 2009 sin sus dos receptores
clave: Marvin Harrison –se retiró este año–
y Anthony Gonzalez –quedó fuera toda la
temporada por lesión en la rodilla derecha–.
Echó mano de los novatos Austin Collie y
Pierre Garçon (de padres haitianos y quien
aún tiene familiares extraviados en la isla a
consecuencia del sismo).
Nadie puede diseñar y ejecutar mejor
un esquema de juego que Peyton Manning.
Ningún equipo ha sumado más triunfos en
temporada regular (115) en la presente dé-
cada que los Potros de Indianápolis. Tam-
poco nadie ha ganado 120 juegos –casi
ocho temporadas completas– sin ligar tres
derrotas.
Lo que ha construido Manning en In-
dianápolis es un equipo a prueba de des-
plomes. La cohesión que ha adquirido es-
te equipo gracias a la continuidad, no se
vio lesionada ni siquiera con la salida del
coach Tony Dungy, quien en enero pasa-
do anunció su retiro del futbol americano,
pero durante años preparó a su asistente,
Jim Caldwell. Dungy –otro cerebro en es-
te deporte– le cedió su lugar a un desco-
nocido que en su temporada de novato es-
tará en el Super Bowl.
Manning puede estructurar en cual-
quier momento un regreso espectacular
–al estilo Joe Montana– si los Potros es-
tán abajo. Los Jets de Nueva York fueron
testigos de eso. Su defensiva, la mejor de
la NFL, que encabeza el coach Rex Ryan,
maniató a Indianápolis desde el princi-
pio del partido, lo que obligó al coordina-
dor ofensivo de los Potros, Tom Moore, a
mandar jugadas por tierra… sin éxito.
Entonces, Peyton Manning se apode-
ró del juego. Perdiendo 17-6 hasta antes
de finalizar la primera mitad del juego,
cuatro jugadas le bastaron para recorrer
80 yardas y conseguir una anotación con
Austin Collie. Comenzó la fiesta de pun-
tos sin regreso para que los Potros se im-
pusieran a los Jets 30-17.
Para derrotar a Nueva Orleáns, los Po-
tros saben que deben contrarrestar el ata-
que defensivo implementado por Gregg
Williams.
Las apuestas favorecían a Indianápolis.
Tanto los Santos como los Potros des-
cansan su fuerza en su ataque aéreo, pero
la defensiva de los Potros (18 de la NFL)
demostró su poderío en los playoffs, don-
de pararon a dos de los mejores ataques
terrestres de la Liga, el de los Cuervos de
Baltimore (5) y el de Jets (1).
Aunque la defensiva no está entre las
mejores de la NFL (es la número 25), en
la postemporada controlaron el ataque aé-
reo de Kurt Warner y de Brett, pero nunca
han enfrentado a una línea ofensiva como
la de los Potros, que es la que menos cap-
turas de quarterback permitió: sólo 13,
10 de ellas a Manning, es decir, menos de
una por partido.
Antes de ganar el Super Bowl XLI, los
Potros –que jugaron en la ciudad de Bal-
timore hasta 1983– habían llegado a otros
dos: el III en 1969 –que perdieron ante los
Jets de Nueva York que comandaba Joe
Namath, a pesar de que el quarterback de
los Potros, Johnny Unitas, era el mejor de
la liga– y el V en 1971 –en el que Unitas
se impuso a los Vaqueros de Dallas.
Gracias a Manning, los Potros consi-
guieron quitarse la mala fama de ser un
equipo muy bueno en temporada regular
(habían conseguido 13 títulos divisionales
sin llegar al Super Bowl) pero eran elimi-
nados rápidamente en la postemporada.
“Comprendo todo lo que hizo Unitas.
Aún siento ese vínculo con la historia de
los Potros que me obliga a ser cada día me-
jor”, declaró Peyton Manning el martes 2
acerca del miembro del Salón de la Fama y
uno de los jugadores favoritos de su padre.
Con todo y que los enfrentó este do-
mingo 7 en el Super Bowl, a Peyton Man-
ning le emociona mucho saber cómo los
Santos y la propia ciudad de Nueva Or-
leáns se han levantado. Él y su herma-
no menor, Eli (quien con los Gigantes de
Nueva York ganó el Super Bowl XLII a
los Patriotas de Nueva Inglaterra), envia-
ron un avión con alimentos a Nueva Or-
leáns días después de la tragedia del hura-
cán Katrina en 2005.
“Mi papá fue parte de la organización
de los Santos por muchos años, así que
tenemos vínculos estrechos ahí. Fue mi
equipo favorito cuando era niño. Los ju-
gadores han hecho cosas maravillosas por
el equipo y por la comunidad”, declaró
Manning.
“Yo apoyo a los Potros 100%. Estoy
muy orgulloso de lo que ha hecho el equi-
po (los Santos), pero deseo que ganen los
Potros porque es el equipo de mi hijo”,
aseveró Archie Manning, quien en 1978
vino a México a jugar con los Santos un
partido de pretemporada contra Filadelfia
en el estadio Azul.
A
P

p
h
o
t
o

/

M
a
r
k

H
u
m
p
h
r
e
y
Drew Brees. La revelación
DEPORTES
Deportes.indd 79 2/6/10 12:53 AM
80 1736 / 7 de febrero de 2010
De Jorge A. García
Señor director:
Con la nota titulada IUSA, monopolio de los
medidores (Proceso 1735), firmada por Ro-
salía Vergara, podemos vislumbrar la pro-
tección y privilegios que buena parte de los
“servidores públicos” del país otorgan a las
mafias económicas que, a cambio de “ga-
nar licitaciones”, reparten entre ellos gran-
des sumas de dinero.
Es lamentable ver cómo una paten-
te desarrollada en México, que supera por
mucho las funciones y la tecnología de los
obsoletos medidores de IUSA, sea simple-
mente desechada debido a esta corrupción.
Lo que estos corruptos no tienen en cuenta
–y seguramente ni les interesa– es que se llevan
entre las patas a los usuarios de la CFE. Con todas
las funciones que tiene la patente en cuestión, en
la CFE no querrán instalarla porque, entre otras
cosas, avisa cuando hay deficiencias en el voltaje.
Tendrían que invertir muchísimo de nuestro di-
nero para renovar el sistema de distribución.
Por ejemplo, en varias calles de la colonia San
Agustín de Ecatepec, Estado México, hay muchos
meses en que se registra un bajo voltaje (aproxi-
madamente de 95 a 105 voltios), deficiencia que
nunca reparó la compañía Luz y Fuerza del Centro
(LFC) y que tampoco será arreglada por la CFE.
Para empezar, en la atención telefónica de la
CFE no quieren proporcionar los números de re-
porte correspondientes, lo cual indica que después
de que uno pierde tiempo hablando para señalar la
falla nunca se avisa a las cuadrillas que pueden in-
tervenir para hacer la reparación.
Afortunadamente, hasta el momento no ha
habido descomposturas de los electrodomésticos
en mi casa, pero tarde o temprano las habrá. ¿A
quién se hará la demanda de reparación de daños,
si LFC está extinta y no hemos celebrado un nuevo
contrato con la CFE?
De lo que sí estoy seguro es de que la CFE nun-
ca ha sido ni será “una empresa de clase mundial”,
excepto por corrupción, ineficiencia, obsolescencia
y pésimo servicio.
Atentamente
JORGE A. GARCÍA
Siguen los abusos en recibos de luz
Señor director:
Le solicito publicar esta carta, remitida al direc-
tor general de la Comisión Federal de Electricidad
(CFE), ingeniero Elías Ayub.
Sobre IUSA, monopolio de los medidores
Señor ingeniero Elías Ayub: Esta es la tercera
carta que le envío sin que las anteriores hayan teni-
do respuesta. Para empezar, le informo que aquí,
en las barrancas de Tetelpan, nos quedamos sin
luz a cada rato y que las interrupciones de la co-
rriente pueden durar días enteros, aunque no ha-
ya vientos.
También, que a dos personas que habitan una
vivienda de dos cuartos con una tele y un refrige-
rador les llegó un recibo por 9 mil pesos. Los cono-
cí en la fila que se formó para aclarar su caso ante la
Procuraduría Federal del Consumidor, y supe que
ahora están viviendo con velas… pues nadie ayu-
da a nadie.
Por mi parte, yo le he enviado a usted mis últi-
mos recibos, que son igualmente una locura. Mo-
ramos dos personas en una casa de tres recámaras,
no planchamos nunca, tenemos dos computado-
ras y una puerta eléctrica del garaje. Y aunque no
estamos allí durante todo el día, nos llegan recibos
de casi 4 mil pesos.
Recientemente, los recibos de varios veci-
nos que envió la CFE aparecieron tirados en pa-
quete en medio de la calle. Al recogerlos para de-
positarlos en los buzones, observé que una fami-
lia de 10 personas que habita una casa sólo paga
500 pesos.
Me pregunté por que la transa recae única-
mente sobre algunos de nosotros. Por cierto que
no ha venido nadie a leer los medidores, y el cuen-
to del prorrateo sobre los últimos pagos no funcio-
na más que a favor de las transas.
Desde el pasado mes de octubre, quito la
energía eléctrica de la palanca del medidor de las
7:00 a las 18:00 horas todos los días, excepto los
lunes, cuando lavo por la mañana. Aun así, los re-
cibos no registran diferencia. ¿Quién puede expli-
carme de qué se trata? ¿Quién nos va a devolver
el dinero que nos han arrebatado?
Lo que dijo el director de Comunicación So-
cial de la CFE en un programa televisivo de Deni-
se Maerker es pura paja. Nadie se lo cree. Si tienen
brigadas para componer los daños de los vientos,
que pongan algunas para leer correctamente los
medidores y verificar que no haya diablitos de los
ladrones de luz.
En cuanto a las aclaraciones que supuesta-
mente se hacen por el número telefónico 071,
no sirven de nada. O la gente que atiende es-
te “servicio” no está capacitada o se hace ton-
ta. El hecho es que yo he hablado cinco veces y
no ha habido ninguna solución. Y no soy la úni-
ca en este caso.
Al ver cómo está la situación actual, vamos a
extrañar a la compañía Luz y Fuerza del Centro. Por
ello espero que usted pueda poner orden en la Co-
misión Federal de Electricidad, pues por la energía
eléctrica que se me proporciona yo no puedo pa-
gar más que lo que recibo como pensión del IMSS.
(Carta resumida.)
Atentamente
LILIAN VÉRINE PETERS
De Óscar Maúrtua de Romaña,
representante de la OEA
Señor director:
Tengo el agrado de dirigirme a usted, señor direc-
tor, a fin de referirme al artículo titulado Otro fraca-
so de la OEA, aparecido en Proceso 1734, del pa-
sado 24 de enero, cuya autoría corresponde al se-
ñor J. Jesús Esquivel.
Al respecto, deseo manifestarle que, a lo lar-
go de la crisis suscitada en Honduras, la Organi-
zación de Estados Americanos (OEA) se ha pro-
nunciado oportunamente, y que en todo mo-
mento ha actuado en el marco del consenso y la
unidad de todos sus Estados miembros. La uni-
dad que se logró mantener fue clave en el ac-
Palabra de lector 1736.indd 80 2/6/10 12:54 AM

1736 / 7 de febrero de 2010 81
PALABRA DE LECTOR
A LOS LEC TO RES
1. Toda car ta de be rá pre sen tar nom bre y
fir ma de su au tor, fo to co pia de una iden ti-
fi ca ción, di rec ción y, en su caso, te lé fo no.
Si el re mi ten te no de sea pu bli car su do mi-
ci lio o su nú me ro te le fó ni co, de be rá in di-
car lo; de lo con tra rio, ta les da tos se rán di-
fun di dos.
2. Ninguna car ta de be rá te ner una ex ten-
sión ma yor de cuar ti lla y me dia (hoja y
me dia ta ma ño car ta a do ble es pa cio).
3. La co rres pon den cia no de be rá acom-
pa ñar se con do cu men tos pro ba to rios; se
pu bli ca rá con for me a su tur no de lle ga-
da, y po drá ser en via da por co rreo, en tre-
ga da per so nal men te o trans mi ti da por el
si guien te nú me ro de fax: 56-36-20-55.
4. La sec ción Palabra de Lec tor cie rra los
miér co les de cada se ma na.
tuar de la comunidad internacional, en primer
lugar en la condena unánime al golpe de Estado
y en el hecho irrefutable de que ningún país en
todo el mundo reconoció al gobierno de facto de
Roberto Micheletti.
La suspensión de Honduras en la OEA se hi-
zo de acuerdo con los lineamientos establecidos
en la Carta Democrática Interamericana. Se pue-
den hacer muchas críticas a la misma y argumen-
tar la necesidad de su reforma, pero lo cierto es
que esta herramienta para el fortalecimiento de
la democracia en el hemisferio se aplicó de ma-
nera efectiva.
Asimismo, conforme al mandato estableci-
do por la Asamblea General, la OEA continuamen-
te promovió y apoyó varias gestiones diplomáticas
e iniciativas conducentes a la restauración del or-
den constitucional; acompañó de cerca las gestio-
nes del presidente Óscar Arias y respaldó el Acuer-
do de San José.
Dicho acuerdo sirvió como base para el Diá-
logo Guaymuras entre el presidente Manuel Ze-
laya y el señor Roberto Micheletti, que fue insta-
lado el 8 de octubre por el secretario general, Jo-
sé Miguel Insulza, con la presencia de los canci-
lleres de Canadá, Costa Rica, Ecuador, El Salva-
dor, Guatemala, Jamaica y México; el secretario
adjunto para el Hemisferio Occidental, de Esta-
dos Unidos; los vicecancilleres de República Do-
minicana y Panamá; los representantes perma-
nentes ante la OEA de Argentina y Brasil; el secre-
tario para Asuntos Iberoamericanos, de España,
y el secretario adjunto para Asuntos Políticos, de
Naciones Unidas.
Con la facilitación de la OEA y el apoyo de
representantes del gobierno de Estados Unidos,
las comisiones negociadoras del Diálogo Guay-
muras superaron el impasse que había bloquea-
do el diálogo y suscribieron el Acuerdo Teguci-
galpa/San José el 30 de octubre, un paso tras-
cendental en la solución de la crisis en Hondu-
ras. Como parte del acuerdo, se estableció la
Comisión de Verificación, integrada por el ex-
presidente Ricardo Lagos; la secretaria del Tra-
bajo de Estados Unidos, Hilda Solís, y dos ciu-
dadanos hondureños, bajo la coordinación de
la OEA.
Aunque la implementación del acuerdo no
transcurrió como se esperaba, lo cierto es que al-
gunas partes del mismo están guiando las accio-
nes del nuevo gobierno de Honduras y de la co-
munidad internacional. En este espíritu, el presi-
dente, Porfirio Lobo Sosa, antes de asumir su alta
investidura, firmó el 20 de enero el Acuerdo pa-
ra la Reconciliación Nacional y el Fortalecimiento
de la Democracia en Honduras, bajo el auspicio
del presidente de la República Dominicana, Leo-
nel Fernández.
En este acuerdo, el presidente Lobo se com-
prometió a dar cumplimiento a los puntos pen-
dientes del Acuerdo Tegucigalpa/San José: la
conformación de un Gobierno de Unidad y Re-
conciliación Nacional; la conformación de la Co-
misión de la Verdad; el otorgamiento de un auto
de salvoconducto a favor del presidente Manuel
Zelaya, y la normalización de las relaciones de
Honduras con la comunidad internacional.
Con el comienzo de un nuevo gobierno el
27 de enero, la OEA espera que bajo el mando
del presidente Lobo Sosa el retorno de Hondu-
ras a la convivencia democrática se dé con la ma-
yor celeridad posible. La OEA continuará colabo-
rando en todo lo que sea necesario para que es-
to suceda.
Al mismo tiempo que solicito a usted pu-
blicar la presente carta en el semanario bajo su
digna dirección, aprovecho la oportunidad pa-
ra reiterarle las seguridades de mi considera-
ción y estima.
Atentamente
EMBAJADOR ÓSCAR MAÚRTUA DE ROMAÑA
Representante de la OEA en México
Del subdirector de Mercados
y Vía Pública de Coyoacán
Señor director:
En relación a la carta titulada Reclaman al de-
legado de Coyoacán frenar la corrupción y hacer
justicia, publicada en Palabra de Lector de Pro-
ceso 1734 (página 80), permítame manifestar
lo siguiente.
En la misiva de referencia, los ciudada-
nos Miguel Duarte Chávez, Consuelo Hernán-
dez Pérez, Karina Sánchez Hernández, Victoria
Ramírez, Rubén Sánchez y Nidia Quiroz Caba-
ñas –integrantes del grupo Comerciantes Uni-
dos de la Alameda Sur de Coyoacán– expresan
su inconformidad por haber retirado de la Ala-
meda Sur, el 20 de diciembre, los puestos de
las señoras Daría Martínez Mejía y Martha Ríos
Gallegos, así como “la carpa y los brincolines
de Javier Richard”, para luego permitir la insta-
lación de otra persona en el lugar a cambio de
300 pesos.
Tras hacer dichas aseveraciones, los denun-
ciantes solicitan la renuncia de servidores públicos
adscritos a esta demarcación.
En atención a lo anterior, y en uso del dere-
cho de réplica que nos corresponde, le comuni-
co lo siguiente:
En cuanto al retiro de los enseres en
cuestión, nos permitimos aclarar
que, por lo que toca al señor
Javier Alberto Richaud
Colorado –tal es
su nombre co-
rrecto–, esto se
hizo en uso de las
atribuciones lega-
les conferidas a esta
autoridad en virtud de
que el señor Richaud uti-
lizó y ejerció su actividad
comercial en una superfi-
cie mayor a la autorizada.
En los casos de Daría
Martínez Mejía y Martha Ríos
Gallegos, quienes solicitaron
y pagaron su permiso de rome-
ría para ocupar o aprovechar la
vía pública, un operativo de super-
visión estableció que ellas ocupa-
ban un lugar distinto al asignado. Por
lo anterior, se les apercibió y conmi-
nó a respetar sus autorizaciones. Al ha-
cer caso omiso, se procedió al retiro de
sus enseres.
Cabe agregar que el solicitante llena
un formato denominado “Solicitud de Per-
miso” donde expresamente acepta que “…el
permiso quedará sin efecto en caso de que in-
cumpla cualquiera de las obligaciones” deriva-
das del mismo.
Así pues, cuando mediante una supervisión
esta autoridad estableció que los puestos para ro-
mería no cumplían con las condiciones asentadas
en los permisos, actuó conforme a lo estipulado
en los ordenamientos de la materia.
Finalmente, y respecto a la afirmación de que
otra persona ocupó el lugar de los ciudadanos en
cuestión por la cantidad de 300 pesos, se niega
plenamente tal aseveración, pues los denunciantes
recobraron sus pertenencias y laboraron, duran-
te el resto de la temporada solicitada, en los espa-
cios asignados.
Atentamente
CHRISTIAN JAVIER LÓPEZ RUBIO
Subdirector de Mercados y Vía Pública
de la Jefatura Delegacional de Coyoacán
Palabra de lector 1736.indd 81 2/6/10 12:54 AM
Palabra de lector 1736.indd 82 2/6/10 12:54 AM

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->