Está en la página 1de 1

EL TEATRO Y LA PESTE.

Como prembulo a su visin del teatro, Artaud analiza un hecho histrico, y a partir de
este caracteriza la naturaleza del Teatro de la Crueldad. En el siglo XVIII la poblacin
europea se vio afectada y diezmada por la peste, fue un suceso que conmocion a la
poblacin y transformo sus dinmicas, Antonin plantea que el teatro debe replegarse y
transformar la sociedad como lo hizo la peste, debe ser un acto que suscite delirio y
por supuesto que sea contagioso, un acto que exteriorice la crueldad latente y perturbe
profundamente al espectador tanto en el campo psicolgico como en el fsico.
El verdadero teatro es aquel que perturba el reposo de los sentidos e incita a una
rebelin.
NO MS OBRAS MAESTRAS.
La adoracin por el pasado debe perecer, al igual que la veneracin por las obras
maestras, ya que toda expresin llega a un punto de extenuacin y es necesaria su
disolucin para permitir el nacimiento de una nueva expresin. Segn Artaud, las
obras maestras del pasado son buenas para el pasado y no para la actualidad, permitir
la legitimacin de la obra maestra es posibilitar el anquilosamiento del lenguaje. El
teatro es el nico lugar del mundo donde un gesto no puede repetirse del mismo
modo, la accin dramtica tiene posibilidades infinitas para escapar a la reiteracin, a
diferencia de la poesa escrita, pues esta ltima se agota con rapidez.
El teatro debe quebrantar e hipnotizar la sensibilidad del espectador, sacarlo del
marasmo. En primera instancia se debe captar su atencin por medios groseros; elegir
los sonidos por su calidad vibratoria y de influencia en el organismo; la luz debe
influenciar y sugestionar, y por ltimo la accin debe alejarse de la cotidianidad e
intentar comunicar a partir de fuerzas puras, acciones nacidas exclusivamente en el
teatro.
EL TEATRO Y LA CRUELDAD.
Cuando se habla de crueldad no se hace referencia al despedazamiento de cuerpos o
al acto de descuartizar, ms bien nos referimos a la dificultad del teatro mismo y a su
capacidad para turbar al espectador. Aquellos que asisten al espectculo del teatro
deben dejar atrs su carcter de voyeur y estar dispuestos a transformar sus
preconceptos. El Teatro de la Crueldad escapa del drama psicolgico e individualista y
tiene como propsito afectar fsicamente a las masas, impactar la visin de mundo de
los espectadores y dejar en ellos una cicatriz permanente.