Está en la página 1de 1

Eterna Simone de Beauvoir...

Imposible que un slo hombre pudiera encargarse


completamente de ella. Como sucede con toda mujer extraordinaria... Por eso con Jean Paul
Sartre hicieron una pareja que conformaba su amor ineludible... pero admitiendo que cada uno
poda tener cuantos amores contingentes necesitaren y - eso si - sin esconder nada,
comentndole todo al otro. Pura lealtad que enaltece y no fidelidad que somete.