Llamamientos del Papa: termine persecución de

cristianos en el mundo, inaceptable crimen, y
oración por la Iglesia en China

(RV).- Los católicos en China, encomendados a María Auxiliadora y la oración en las Vísperas de
Pentecostés, ante el inaceptable crimen de los cristianos perseguidos y asesinados en tantas partes del mundo,
centraron los nuevos apremiantes llamamientos y el momento dedicado a la oración de la Audiencia General
del Papa Francisco.
En lo que respecta a China, recordó la proximidad de la fecha - propuesta por su amado predecesor Benedicto
XVI para una jornada de oración de los católicos de todo el mundo por la Iglesia en China, por su comunión
de fe en Jesús y por su fidelidad al Papa.
Recordamos que con su “Carta a los Obispos, a los presbíteros, a las personas consagradas y a los fieles laicos
de la Iglesia católica en la República Popular China”, fechada en la solemnidad de Pentecostés de 2007,
Benedicto XVI - Sucesor de Pedro y Pastor de la Iglesia universal – quiso manifestar su amor y su cercanía
a los católicos que están en China.
Escuchemos la exhortación del Papa Bergoglio:
«El 24 de mayo, los católicos en China le rezarán con devoción a la bienaventurada Virgen María Auxilio de
los Cristianos, venerada en el santuario de Sheshan en Shanghái. En la imagen que culmina el Santuario, María
sostiene en alto a su Hijo, presentándolo al mundo con los brazos abiertos, en gesto de amor y
misericordia. También nosotros le pediremos a María que ayude a los católicos en China a ser siempre
testimonios creíbles de este amor misericordioso en medio de su Pueblo y a vivir espiritualmente unidos a la
roca de Pedro, sobre la que está construida la Iglesia».
El Obispo de Roma reiteró asimismo, una vez más, su cercanía y oración por los cristianos perseguidos en
nuestro tiempo en tantas partes del mundo, haciendo hincapié en que la libertad religiosa es un derecho
humano inalienable y pidiendo que se ponga fin a este drama y crimen:
«En ocasión de las Vísperas de Pentecostés, la Conferencia Episcopal Italiana ha propuesto que en las Diócesis
se recuerde a tantos hermanos y hermanasexiliados o asesinados sólo por ser cristianos - ¡son mártires!. Deseo
que ese momento de oración acreciente la conciencia de que la libertad religiosa es un derecho humano
inalienable, aumente la sensibilización sobre el drama de los cristianos perseguidos en nuestro tiempo y que
se ponga fin a ese inaceptable crimen».
En la memoria litúrgica de San Bernardino de Siena, el Papa dirigió un saludo especial dedicado a los jóvenes,
a los enfermos y a los recién casados:

«Que su amor a la Eucaristía les indique a ustedes, queridos jóvenes, lacentralidad de Dios en sus vidas; aliente
a ustedes, queridos enfermos, a afrontar con serenidad los momentos de sufrimiento, y, a ustedes queridos
recién casados, los impulse a fundar su familia en el amor de Dios».
(CdM – RV)

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful