COMO CUIDAR LAS PIEZAS DE BISUTERIA

Cómo cuidar las piezas de bisutería, será el tema de este blog. Con la esperanza de
que os sea útil, trataré de desarrollar los puntos principales para el cuidado de las piezas
de bisutería.
Es agradable cuidar nuestras piezas de bisuteria y comprobar que esa joya, guardada
con esmero y delicadeza, nos vuelve a ser útil.
En esta temporada 2014 en la que el estilo de moda en joyas nos lleva a rescatar ese
camafeo que teníamos guardado desde hace unos años, resulta gratificante ver que está
en buen estado y que lo podremos lucir con nuestras mejores prendas de vestir.
Y eso sólo es posible si hemos tenido el cuidado de conservarlo en un sitio al abrigo de
agentes externos que lo hubieran dejado oxidado, sin color ni brillo.
Sólo nos puede llevar unos minutos de nuestro tiempo seguir estos 5 consejos que nos
darán buen resultado:

1- Consejo Nº 1. El error más común que cometemos las mujeres respecto al cuidado
de la bisutería es el de perfumarnos con el collar y los pendientes puestos. Los
componentes de colonias y cremas afectan el color y la superficie de las piedras.
Además pueden manchar, opacar y oxidar la pieza.

2- Consejo Nº 2. Hay que preservar las joyas de la luz y el aire, elementos que las
amarillean. Para ello lo mas conveniente es guardarlas por separado en pequeñas cajas o
bolsitas.Conseguimos así tambien evitar que se rocen unas con otras y se enreden. Las
perchas para colgar la bisutería son muy decorativas y nos permiten tenerlas a mano
cuando llevamos prisa, pero al estar expuestas los metales se oscurecen.

3- Consejo Nº 3.Respecto a su limpieza debe ser lo menos agresiva posible.Un paño
suave y seco bastará para quitarles el polvo y devolverles su brillo habitual. Sobretodo
no usar productos limpiadores de metal.

4- Consejo Nº 4. Frotar las piezas con un paño seco impregnado en bicarbonato puede
ser efectivo para limpiar camafeos, cadenas con baño de plata y otros accesorios
plateados.

5- Consejo Nº 5. Trata tu bisutería con cuidado. Los broches y clips se estropean si los
cierras o abres bruscamente.