P. 1
Cosmologia Maya y Cosmovision

Cosmologia Maya y Cosmovision

1.0

|Views: 5.255|Likes:
Publicado porCJ72003
mayas
mayas

More info:

Published by: CJ72003 on Feb 08, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/14/2014

pdf

text

original

Cosmologia Maya

La cultura, la ciencia, la religión y el arte maya están basados en su relación con el Sol. Creían que sólo a través del Sol se podían comunicar con Hunab-Kú, el Dios que esta en todas partes. Para los mayas, Hunab-Kú es un organismo gigantesco que nos contiene a todos en su interior. Afirman que su corazón y su mente están en el centro de nuestra galaxia y que sólo a través del Sol se podían comunicar y dirigirse espiritualmente a él. Por eso su interés fundamental en el Sol, en Kinich-Ahau. Los mayas construyeron sus maravillosas ciudades, sus sitios ceremoniales y sus pirámides al sur de México, en la Península de Yucatán, Honduras y Guatemala. Allí dejaron grabados en las piedras sus mensajes del tiempo, los recorridos del Sol, de la Luna, de Venus y el camino para que la humanidad se dirija hacia el crecimiento y la luz. Maya viene de "Mayab", que significa "sitio del planeta Tierra llamado Yucatán". Para los hindúes Maya significa ilusión, para ellos todo lo que cambia es ilusión, lo que permanece, lo eterno, es el espíritu. Maya también significa mente, magia, madre. Maya, Maia y María son una misma palabra; curiosamente la madre de Buda se llamaba Maia y la madre de Jesús, María. Nuestro mes de Mayo lleva ese nombre en honor a la diosa romana Maya, la diosa de la primavera, del florecimiento. En filosofía esotérica, la palabra Maya representa a una mente que se libera del cuerpo para moverse a grandes distancias con plena consciencia. ¿Tendrá este último significado algo que ver con la desaparición de casi todo el pueblo maya en el año 830 d. C.? Aunque hay muchas teorías sobre la desaparición misteriosa de esta gran civilización, algunos dicen que desaparecieron de manera voluntaria y consciente, abandonaron sus ciudades y sus casas en el momento de mayor desarrollo de su civilización. Aunque los ultimos estudios cientificos descubrieron que el pueblo maya desaparecio a causa de las pestes y guerras internas, lo que los llevo a huir dejando sus ciudades y la desaparecion tomo muchisimo mas tiempo de lo que se cree Los mayas descubrieron, gracias a sus estudios sobre el Sol, que el Sistema Solar entero se movía. Llegaron a la conclusión de que el Universo tiene ciclos, períodos de tiempo repetitivos que comienzan y terminan como el día y la noche. Se dan cuenta que nuestro Sistema Solar se desplaza en una elipse que lo aleja y acerca al centro de la galaxia. Es decir, que el Sol y todos los planetas se mueven en ciclos en relación con Hunab-Kú, la luz central de la galaxia. Encontraron que esa elipse, ese giro completo, ese ciclo que realiza el Sistema Solar, dura 25.625 años. A este ciclo lo podemos llamar DIA GALACTICO. Cuando el recorrido llega a la mitad, es decir, tras 12.800 años, estamos cerca del centro de la galaxia, de la luz, iluminados en el día de la galaxia. En la otra mitad del recorrido, los otros 12.800

años, nuestro Sistema Solar esta cada vez más lejos de la luz central, es decir, en la sombra, en la noche de la galaxia. Hay día y noche en la galaxia, sucede lo mismo que en nuestro planeta pero en una escala mucho mayor; cada día y cada noche duran 12.800 años. Descubrieron que cada gran ciclo contiene, a su vez, ciclos menores que tienen las mismas características que los ciclos mayores. El DIA GALACTICO de 25.625 años está dividido en 5 ciclos de 5.125 años cada uno. El primer ciclo es la MAÑANA GALACTICA, el segundo ciclo es el MEDIODIA GALACTICO, el tercero es la TARDE, luego viene el cuarto ciclo la TARDE-NOCHE o ANOCHECER y por fin, la conclusión, el quinto ciclo, la NOCHE GALACTICA que vuelve a dar paso a un nuevo amanecer, a otros 5 ciclos y así eternamente. La primera supuesta profecía nos dice que en 1999 el Sistema Solar empezó a salir del último de esos ciclos, que nos encontramos en el fin de la noche, saliendo de la oscuridad y a punto de entrar en el amanecer de la galaxia. Dice que al final y al comienzo de estos ciclos, o sea, cada 5.125 años, el Sol central de la galaxia emite un rayo de luz muy intenso. Mediante este brillo sincroniza a todos los planetas y soles. Es como el latir lumínico del corazón de la galaxia, palpita cada 5.125 años. Ese resplandor inmenso es el período de transición que marca el final de un ciclo y el comienzo de otro, dura 20 años. Ahora nosotros nos encontramos en el TIEMPO DEL NO-TIEMPO, es un momento evolutivo, una etapa corta pero intensa dentro de los grandes ciclos donde suceden cambios muy rápidos para impulsarnos hacia una nueva etapa de evolución como individuos o como humanidad. Los mayas nos hablan de un ritmo, de un orden que existe en el Universo. El hombre maya es bastante poderoso: domina y posee el número que le permite hacerse "dueño del tiempo". Su cuenta le permite saber que todos los planetas tienen ciclos y giros invariables. Estamos en el período del NO-TIEMPO y como individuos debemos tomar una decisión que nos afectará a todos. Si continuamos en este curso negativo de odio de los unos por los otros, de destrucción de la naturaleza, de miedo y egoísmo, iremos directo a la destrucción, al caos y desapareceremos como especie pensante del planeta. En cambio, si tomamos consciencia y nos damos cuenta que todos formamos parte de un organismo gigantesco, que debemos respetarnos los unos a los otros, que debemos sanar a la madre tierra y ocuparnos de su limpieza, iremos directo al crecimiento positivo. La naturaleza, nuestro Sol, la galaxia, están esperando nuestra decisión... De nosotros depende el sentido que adoptará el cambio de los tiempos, si será una etapa de dolor y destrucción o, por el contrario, nos encontrará unidos en una misma consciencia positiva dirigidos hacia el siguiente peldaño evolutivo.
Nosotros conocemos acerca de la coherencia e integridad de los antiguos Mayas mucho antes de comenzar a trabajar en este libro. Nuestros propios estudios y más de un siglo de investigación da testimonio de la total homogeneidad del arte Maya, escritura y simbolismo a través del completo

período Clásico. No obstante, nos sorprendió que cada elemento de la cosmología Maya, no importa donde empezáramos, nos dirigía hacia unos pocos temas centrales: la creación del cosmos; el ordenamiento del mundo de la gente y los dioses y antepasados al Otro Mundo; el triunfo de los humanos ancestrales sobre las fuerzas de la muerte, debilitamiento y muerte, a través de habilidad y hechicería; el milagro de la real resurrección a consecuencia del sacrificio; y el origen del maíz como la sustancia del cuerpo y alma Maya”, escribe David Freidel en el libro Maya Cosmos[1]*, el cual me propongo utilizar como marco de referencia para este capítulo. La civilización Olmeca fue antecesora de la Maya y por un período de varios siglos coexistieron paralelamente. Freidel comenta: “Nosotros hemos encontrado que en algunas situaciones, la estructura del credo ha descendido de los Olmecas, con raíces que tienen tres mil años de antigüedad y quizás mucho más antiguas”[2]

El culto de Kukulkán y de tenían el concepto de la existencia tríadas, por lo que no le fue difícil conquistadores cristianos: un solo Dios

Itzamná indican que los Mayas de un solo gran dios y de las absorber las creencias de los

Omnipotente y la Trinidad, ya que correspondían simbólicamente con sus creencias ancestrales. Esto debe haber tenido mucho sentido para los Mayas, porque ellos entendían y todavía entienden, la naturaleza cuádruple de la divinidad, lo cual representan en sus altares y ritos. Cuando el shamán efectúa sus rituales, el regenera el orden del cosmos y reúne los dos mundos separados, el mundo humano y el Otro Mundo, al crear un portal . Dentro de ese espacio sagrado, él atrae y ata juntos los cuatro lados de el mundo. Del centro, el trae y ata juntos los cuatro dioses: la lluvia nutritiva, los protectores, y los portadores de la carga en los contornos del mundo. Del centro él trae la fuente de vida de su gente. A través del ahora abierto portal al Otro Mundo (¿la luna, última fase de acuerdo a la creación del universo desde el Absoluto formulada por Gurdjieff?), él envía maíz y otras dulces y frescas cosas al otro lado, para que ellas puedan nutrir y honrar a ambos, los dioses menores y el Dios Omnipotente. Este sagrado, universal espacio que él crea, es el centro del cielo y el centro de la tierra. El lo llama, “el hoyo sagrado (los antiguos mayas tienen otras palabras para identificarlo, como el “Transformador Negro”, “Serpiente-Hueso-Blanco”, y el yo, “el corazón de”).[3] Seguimos recorriendo la información de Freidel y encontramos que Itzamná, la antigua forma de Dios Omnipotente, también es encontrado en el mundo Maya contemporáneo. La itz, la sagrada substancia del cielo, la cuál fluye a través del portal representado por la plataforma colgante del cielo en el altar del shamán (literalmente, “su sagrada substancia, el cielo”), es el itz de itzamná. Itzam (literalmente, “uno que hace itz”), es el término para denominar el shamán la persona que abre el portal para traer itz al mundo ¿Pero que es itz?. Para los Mayas son muchas cosas: la leche de un animal o un humano; la savia de un árbol, especialmente el copal, que la resina es usada como incienso; es el sudor de un cuerpo humano, lágrimas de un ojo humano, la derretida cera goteando hacia abajo por el lado de la vela, el óxido en el metal. Estas substancias son segregadas de varias clases de objetos. Algunos de ellos, como la leche, la resina del árbol, y la cera de la vela, son considerados substancias preciosas que sustentan a los Dioses.” [4] Todo lo anterior parece estar hablando del DNA, la sangre y las secreciones de las glándulas del cuerpo humano, producidas por la itz, la

sagrada sustancia del cielo (¿alguna relación con la contraparte de “U” (uracilo) en la cadena molecular del DNA? ). Quiero llamar la atención de la importancia que los mayas le dan a los espejos. Veamos que dice Freidel al respecto, cuando habla de las cruces. “ ‘Esas cruces Mayas’ tienen la misma básica forma o figura y fueron tan elaboradamente decoradas, como las que adornan los altares de las grandes iglesias Europeas. La talladura de esos antiguos árboles (de la creación) están delimitados con espejos reflectores (énfasis agregado por mí) y usan collares de jade y taparrabo como si fueran seres humanos.”[5] Aquí cabe recordar lo que dice Gurdjieff en la descripción de la teoría de la creación del universo, que las vibraciones que dimanan del Absoluto, no todas llegan a la tierra directamente y algunas son recibidas, precisamente las que originan vida, por reflejo de los otros planetas de nuestra galaxia. ¿Casualidad o causalidad?.

Cosmovisión
Las cosmovisiones son el conjunto de opiniones y creencias que conforman la imagen o concepto general del mundo que tiene una persona, época o cultura, a partir del cual interpreta su propia naturaleza y la de todo lo existente. Una cosmovisión define nociones comunes que se aplican a todos los campos de la vida, desde la política, la economía o la ciencia hasta la religión, la moral o la filosofía. El término "cosmovisión" es una adaptación del alemán Weltanschauung (Welt, "mundo", y anschauen, "observar"), una expresión introducida por el filósofo Wilhelm Dilthey en su obra Einleitung in die Geisteswissenschaften ("Introducción a las Ciencias Humanas (véase Humanidades)", 1914). Dilthey, un miembro de la escuela hermenéutica, sostenía que la experiencia vital estaba fundada —no sólo intelectual, sino también emocional y moralmente— en el conjunto de principios de la sociedad y de la cultura en la que se había formado. Las relaciones, sensaciones y emociones producidas por la experiencia peculiar del mundo en el seno de un ambiente determinado contribuirían a conformar una cosmovisión individual. Todos los productos culturales o artísticos serían a su vez expresiones de la cosmovisión que los crease; la tarea hermenéutica consistiría en recrear el mundo del autor en la mente del lector. El término fue rápidamente adoptado en las ciencias sociales y en la filosofía, donde se emplea tanto traducido como en la forma alemana original. Una cosmovisión no sería una teoría particular acerca del funcionamiento de alguna entidad particular, sino una serie de principios comunes que inspirarían teorías o modelos en todos los niveles: una idea de la estructura del mundo, que crea el marco o paradigma para las restantes ideas. De este modo, pertenece al ámbito de la filosofía tradicionalmente llamado metafísica (aunque doctrinas tradicionalmente antimetafísicas, como el positivismo o el marxismo puedan constituir una cosmovisión para sus adherentes). Sin embargo, una cosmovisión no es una elaboración filosófica explícita ni depende de una; puede ser más o menos rigurosa, acabada e intelectualmente coherente. Los sistemas filosóficos, religiones o sistemas políticos pueden constituir cosmovisiones, puesto que proveen un marco interpretativo a partir del cual sus adherentes y seguidores elaboran doctrinas intelectuales y éticas. Ejemplos son el judaísmo, el cristianismo, el islam, el socialismo, el marxismo, el cientificismo, el humanismo, el nacionalsocialismo, el nacionalismo o el capitalismo. Las cosmovisiones son complejas y resistentes al cambio; pueden, por lo tanto, integrar elementos divergentes y aún contradictorios. La afirmación intransigente y autoritaria de la propia cosmovisión es el fundamentalismo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->