Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD JUAREZ AUTONOMA DE TABASCO

DIVISION ACADEMICA DE CIENCIAS


AGROPECUARIAS

ANALISIS DE LA DIGESTIBILIDAD IN VITRO

5TO SEMESTRE

GRUPO B

RESPONSABLE DEL GRUPO

INTEGRANTES:

NOHEMI IZQUIERDO DENIS


JUAN OSBELDO PRIEGO VIDAL
INTRODUCCION

Digestibilidad el valor real de un alimento para un animal,


pueden realizarse también por medio de técnicas o
análisis químicos aunque a veces he de realizarse
después de tener en cuenta las perdidas inevitables que
tienen lugar durante la digestión, absorción y
metabolismo, los restos no digeridos de los alimentos no
excretados en las heces, representan una gran perdida
en relación con la utilización de alimentos especialmente
en rumiantes.

La digestibilidad de un alimento indica la cantidad de un


alimento completo o un nutriente en particular del
alimento, que no se excreta en las heces y que, por
consiguiente, se considera que es utilizable por el animal
tras la absorción en el tracto digestivo.

La obtención de la digestibilidad supone la determinación


de la cantidad de un alimento o nutriente en particular,
que no se degrada y absorbe durante su paso por el
aparato digestivo,

Se trata de una faceta muy importante de la utilización


de los nutrientes.
DESARROLLO

Se determina la digestibilidad mediante un experimento


que supone la determinación de la ingestión de un
alimento determinado o de una ración administrada a un
animal correspondiente al animal en estudio.

Existen procedimientos químicos y biológicos para


estimar la digestibilidad una de ellas es la:
Digestibilidad in vitro

Los procedimientos químicos de valoración de los


alimentos suelen substituirse por métodos enzimáticos de
laboratorio que simulan el proceso de la digestión. Los
métodos enzimáticos no son tan laboriosos como los
pruebas de digestibilidad.

La digestibilidad de los alimentos para rumiantes puede


determinarse con bastante exactitud por fermentación
ruminal in vitro.

En este procedimiento, es decir, la incubación de


muestras de alimentos en líquido del rumen en
condiciones anaerobias, simula lo que ocurre en el rumen
y los procesos secuenciales del tracto digestivo de los
rumiantes.

El medio suele ser una solución que simula la saliva de


los rumiantes.

El tiempo de incubación de la muestra es de 48 horas.


Los procesos finales incluyen la determinación de la
materia seca residual, la desaparición de celulosa,
producción de gases o producción de agv (ácidos grasos
volátiles)

El sistema de tilley-terry es el más difundido y supone


dos fases.

Una digestión durante 48 horas con microorganismos del


rumen, seguido de una digestión durante 48 horas con
pepsina y acido clorhídrico.

Un procedimiento valioso para la determinación de la


digestibilidad es la técnica de las bolsas que consisten en
situar muestras de forrajes en el interior del rumen a
travez de una fistula.

Las diferentes especies animales digieren los mismos


nutrientes con distinta eficiencia, las mayores diferencias
se dan entre animales rumiantes y no rumiantes.

Las variaciones son máximas en el caso de los forrajes,


no obstante el ganado porcino digiere la mayoría de los
alimentos concentrados al mismo nivel que los rumiantes
y en algunos casos mejor.

La digestibilidad de los alimentos esta estrechamente


relacionada con la composición química y los alimentos
que varían poco en su composición de una partida a otra,
representan pocas variaciones en su digestibilidad.

A medida que la cantidad de concentrado en la ración


total se eleva en los cerdos de crecimiento rápido, se
produce un pequeño efecto depresor de la digestibilidad
por el consumo de grandes cantidades de alimento.
Si la ingestión se reduce por debajo del nivel de
mantenimiento, los animales se hacen más eficientes en
la digestión de los alimentos y en el metabolismo de los
nutrientes.

CONCLUSIÓN
Los niveles de alimentación altos dan lugar a la reducción
de la digestibilidad.

El aumento en la cantidad consumida de una ración por


los animales determina un ritmo de paso más rápido por
el tracto digestivo, lo que proporciona menos tiempo para
la digestión y absorción.

Una forma de preparación de los alimentos como la


molienda de granos y semillas no suele mejorar la
digestibilidad de los animales que mastican intensamente
los alimentos, pero las semillas que escapan a la
masticación pueden excretarse sin digerir.

La técnica in vitro es un procedimiento muy efectivo y


poco laborioso ya que simula lo que ocurre en el rumen y
los procesos secuenciales del tracto digestivo de los
rumiantes que trata de dos fases con una digestión de
48hr por microorganismos del rumen seguido de la
digestión por 48hr, con pepsina y acido clorhídrico.
Bibliografía
Nutrición animal, aron a. bondi, 1988
digestibilidad de alimentos, pp. 299, ed. Acribia s.a.,
España.