Está en la página 1de 6
Cultura chiripa Cronología: 1500 a. C. - 100 Localización: Sur de los Andes centrales. En el actual Bolivia. La cultura chiripa, es una de las culturas más antiguas de la región andina, cuyos restos aparecen desde la península de Taraco por el sur, hasta Santiago de Huata por el norte, incluso en la Península de Copacabana, en las riberas del Lago Titicaca, Bolivia. Según los últimos estudios que se han realizado en la península de Taraco se le ha asignado a la cultura Chiripa tres fases:  Chiripa temprano: 1500 a. C. - 1000 a. C.  Chiripa medio: 1000 a. C. - 800 a. C.  Chiripa tardío: 800 a. C. - 100 a. C. El período principal de esta cultura se puede situar, según las muestras radio carbónicas entre los años 591116 a. C. y 31 d. C. Según esta cronología la cultura chiripa en su fase más importante es contemporánea a la época I de Tiwanaku. Construcciones En las ruinas de Chiripa se encuentra un montículo artificial (templete semisubterráneo) de 60 m. de largo por 55 m. de ancho. En el inferior de este montículo existe un templete semisubterraneo cuyas paredes recuerdan el tablescado de madera, pues se forman por grandes piedras verticales, colocadas a intervalos irregulares. Entre ellas hay piedras más pequeñas que a menera de sillares forman el muro. El piso es de arcilla apisonada. Otra parte de las ruinas, probablemente de una cronología posterior al templete, está formada por un aconjuento de casa cuya planta es de singular interés. Estas viviendas tienen paredes dobles y se puede llegar al espacio dejado entre los muros por medio de ventanas interiores. Según algunos arqueólogos estos espacios servían de alacenas. En el suelo de estas habitaciones hay enterramientos en forma de cajas de piedra. Cerámica La cerámica Chiripa es burda y presenta ejemplares sin pintura los pintados son de color rojo o amarillo sobre rojo. La decoración es geométrica especialmente con motivos escalonados. A veces se adornan con fisonomías humanas o zoomorfas frontales con el cuerpo de perfil. Religión En el año 1973 en el sitio de Titinani, se encontró un complejo religioso asociado a 30 monolitos trabajados desde los primeros periodos de Chiripa, El hombre andino creo un ser antropomorfo que se puede apreciar en la fase tiahuanacota, esta es una mujer sexuada que muestra apariencia de deidades femeninas lo cual denota que en Huancarani se denota un matriarcado, alguna otras piezas tenían representación de papas, maíz, animales (auquenidos) y peces, los cuales eran sacrificados lo que muestra un culto a la fertilidad y una marcada división de clases sociales. Economía La pesca, captura de aves y la totora, se constituyeron en verdaderos dones del Lago Sagrado. El afán de intercambio de productos tropicales y de la costa con los suyos, les permitió ampliar su universo, tomando contacto con otros pueblos, influyéndolos en su vida económica, artística y religiosa como ocurrió con Pucara en Perú y Tiahuanaco en Bolivia. Esta cultura se ubicó sobre un montículo artificial de 60 por 50 mts. Aproximadamente de seis metros de altura, sobre el cuál se encuentran varias viviendas de planta rectangular dispuestas en semicírculo en torno a un templete semisubterráneo. Como característica determinante hay que señalar que las viviendas tenían paredes dobles de adobe, con 50cm. De ancho utilizado como depósitos de alimentos, cumpliendo además una función atenuante a las bajas temperaturas, sirviéndoles como protección a los habitantes en temporadas heladas. La puerta de ingreso era corrediza, fabricadas de cuero de llama o de totora, sus techos eran de paja, el piso era de tierra apisonada bajo el cuál se realizaron algunos enterramientos Organización social La escultura de la cultura Chiripa, muestra piezas líticas decoradas con serpientes y batracios. Existe una lápida con un rostro humano central del que emergen dos piernas y cuatro rayos con punta de flecha. Serpientes y llamas, dispuestas dos a dos, decoran los costados alternando con los apéndices de la figura central. Posiblemente se trata de un elemento religioso aún no identificado. Otra cultura interesante es la cultura Chiripa. Sus asentamientos tienen una distribución lacustre. Se han ubicado 5 localidades bien identificadas: 2 en el lago menor, 2 en la orillas (una de ellas en la península de Taraco) y una no muy lejos de las riberas. Tiene una datación que abarca desde el año 1380 a.n.e. hasta el primer siglo después de Cristo. Son sedentarios dedicados al cultivo de papa y quinua, y se sabe que además elaboraban chuño. Se dedicaban a la pesca y para el efecto fabricaban balsas de totora. CULTURA URU DATOS GENERALES Población Total 2383 Ecoregión Andina Departamento La Paz y Oruro. Ingavi, Atahuallpa, Cercado, Poopo, Abaroa, Sebastián Pagador, Ladislao Cabrera, Provincia Sur Carangas, Saucari. Chipaya, El Choro, Poopo, Pazña, Challapata, Santuario de Quillacas, Santiago de Municipio Huari, Pampa Aullagas, Andamarca Toledo. Comunidad Llapallani, Vila Ñeque, Puñaka Tinta María. Familia Linguítica Uru Agricultura, Venta de su Fuerza de Trabajo, Cría de animales domésticos y Actividad Principal Artesanía. Productos Pejerrey, Karachi; quinua, papa. Vias de Acceso Terrestre: A las comunidades Chipaya se accede por el camino carretero Oruro-Pisiga, el mismo que une a las poblaciones de Toledo, Huachacalla y Escara. A la comunidad Hiruito se accede por la carretera La Paz -Desaguadero, desviándose a pocos kilómetros del tramo Desaguadero que une esta vía principal con el camino a Jesús de Machaca. SITUACION DEMOGRAFICA Evolución: El índice de crecimiento poblacional es positivo. Migración: Las migraciones generalmente son temporales, aproximadamente por 3 meses, las mismas que realizan en busca de trabajo y/o estudios superiores. Los Chipaya migran temporalmente a Chile en busca de Trabajo y para vender sus productos, esto lo efectúan en cualquier época del año. Las migraciones definitivas, las realizan en busca de tierras, las comunidades que han sido despojadas por los Aymara. HISTORIA ORGANIZACION SOCIAL La organización social de los Urus, se basa en la familia nuclear, siendo la familia la unidad básica de producción. Mantienen relaciones endogámicas de parentesco. El padre es la autoridad máxima. ASPECTOS CULTURALES Las Mujeres Uru Chipaya se peinan pequeñas trenzas a ambos lados de la cabeza. La organización urbana y la forma cónica de sus viviendas son aspectos culturales propios de los Uru Chipaya. Religión y Mitología: Los Urus adoraban dos deidades: la serpiente (quwak) y Wari; la serpiente relacionaba el mundo superior o cielo con el e abajo; Wari era el creador del mundo, éste habitaba en el Uracharku, territorio de fuego, por lo que se lo relacionó con la actividad volcánica, el mismo es considerado como principio masculino por encontrarse cerca de los yacimientos de oro que lo relacionaban con el sol y el fuego. El principio femenino era el Warsicharcu o señorío del agua que se encontraba reflejado por filones de plata el mismo que se relacionaba con la luna y el agua. Cuando fueron sometidos por los Aymara, los dioses Quwak y Wari fueron las únicas deidades que sobrevivieron al proceso de transculturización. Los Uru, realizan ritos en todas sus actividades como cazar, la agricultura, pescar, construcción de sus viviendas, los ritos para pescar son practicados dos veces al año el primero entre marzo y abril y el segundo en agosto. INFRAESTRUCTURA Las comunidades Uru, cuentan con postas sanitarias. ECONOMIA Y ACTVIDADES PRODUCTIVAS Los Uru Murato e Hiruito tienen como actividades principales la cría de animales como cerdos, ovejas y llamas, la Venta de su Fuerza de Trabajo, trabajan para los Aymara en la actividad agropecuaria, en la concentración de minerales en Poopó, concentración de piedra caliza y en la población de Uyuni en la Planta beneficiadora de sal y la artesanía. Tienen como actividades complementarias a la pesca, la agricultura, caza de aves acuáticas, extracción de sal y recolección. Los Chipaya actualmente tienen como actividad principal la agricultura de subsistencia cultivan especialmente quinua, quedando la pesca y la caza, como actividades complementarias, debido al poco espacio al que se han visto reducidos. Productos Comercializados: Pejerrey, Karachi; quinua, artesanía. Actividades de Subsistencia: Agricultura Organizaciones Productivas o de Comercialización: Los Uru Muratos e Hiruito, cuentan con la organización comercial "Anapqui", la misma que se encarga de comercializar la quinua que producen estos dos pueblos. Los Murato, cuentan con dos organizaciones productivas, una en la Comunidad de Llapallapani y la Otra en Tinta María, las mismas producen artesanías. Venden sus artesanías a través del Proyecto Artesanal Uru Murato en Llapallapani. IDIOMA Los Uru tenían como lengua el Uruquilla, el que cambió posteriormente por el Puquina, hasta el sometimiento Aymara, quechua y español, adoptando los mismos como propios. Actualmente algunos Uru Chipayas, Iruhito y Murato hablan sus lenguas maternas. Cultura incaica La civilización inca o quechua, fue la última de las grandes civilizaciones precolombinas que conservó su estado independiente (imperio incaico) durante la Conquista de América, hasta la conquista del Perú (15321533). Con la extensión del imperio, ésta fue absorbiendo nuevas expresiones culturales de los pueblos anexados y se ubicó en los actuales territorios del Perú, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia y Ecuador. Desde la ciudad sagrada del Cuzco, los quechuas consolidaron un Estado que logró sintetizar los conocimientos artísticos, científicos y tecnológicos de sus antecesores. Basados en un concepto de expansión del Estado, el Tawantinsuyo (Imperio inca) recogió aquellos conocimientos y los potenció. Actualmente, algunas costumbres y tradiciones de la desaparecida civilización inca prevalecen aún en Bolivia, Ecuador y el Perú. Organización política La organización política incaica fue una de las más avanzadas de la América precolombina. Tuvo una monarquía absoluta y teocrática. El imperio adoptó el nombre de Tahuantinsuyo, es decir, los cuatro suyos o regiones, concordantes con los cuatro puntos cardinales. La jerarquía imperial El Sapa Inca o simplemente, el Inca, era el máximo gobernante, uniéndose en su persona el poder político y el poder religioso, por lo que sus súbditos acataban con sumisión sus órdenes. Símbolo de su poder era la mascapaicha, una especie de borla de lana roja que ceñía en la cabeza. Ejercía las funciones de su gobierno desde el palacio particular que cada uno se hacía construir en el Cuzco. Allí concedía audiencia todo el día y administraba justicia. Pero también viajaba con frecuencia por todo el territorio de su imperio, llevado en andas sobre hombros de cargadores, para atender personalmente las necesidades de su pueblo. Organización social El Ayllu La base de la organización social del Tahuantinsuyo estuvo en el Ayllu, palabra de origen quechua y aymara que significa, entre otras cosas: comunidad, linaje, genealogía, casta, género, parentesco. Puede definirse al ayllu como el conjunto de descendientes de un antepasado común, real o supuesto que trabajan la tierra en forma colectiva y con un espíritu solidario. En el Imperio todo se hacía por ayllus: el trabajo comunal de las tierras (tanto las del pueblo mismo como las del Estado); las grandes obras públicas (caminos, puentes, templos); el servicio militar y otras actividades. El jefe del ayllu o curaca era el anciano más recto y sabio, asesorado por un grupo de ancianos. Sin embargo, cuando el peligro amenazaba, el mando militar lo ejercía un sinchi, guerrero aguerrido y prudente elegido entre los más fuertes del ayllu. Clases sociales El Inca Pachacútec y su hijo, el príncipe heredero Túpac Yupanqui (dibujo de Martín de Murúa). La sociedad en el Incanato estuvo organizada a base de clases sociales. Existían dos clases muy diferenciadas: la Nobleza y el Pueblo. En cada una de estas clases había diversos niveles.  Nobleza: La realeza o la corte imperial, conformada por el Inca (el monarca o rey), la Coya (esposa principal del Inca) y los príncipes legítimos o auquis.  o  Nobleza de Sangre, conformada por los descendientes de cada Inca, quienes integraban los ayllus reales o panacas. Ejercían las más altas funciones, como funcionarios imperiales, gobernadores, generales, sumos sacerdotes, etc. o Nobleza de Privilegio, cuyos miembros no pertenecían a la familia real, sino que eran nacidos del pueblo, pero que por sus grandes servicios prestados al Estado (en las guerras, en el culto religioso, en las obras públicas, etc.) habían alcanzado tal jerarquía. Tal era el caso de los jefes militares, los sacerdotes y las acllas o escogidas. Pueblo: o Hatunrunas, conformada por la gran masa del pueblo. Dedicábanse a las labores agrícolas, aunque también prestaban su trabajo en las obras o o públicas. Vivían agrupados formando parte de los ayllus. Eran los verdaderos forjadores del imperio. Mitimaes o Mitmaqkunas, eran aquellos pobladores que, habiendo demostrado fidelidad al Inca y asimilado la cultura quechua, eran enviados a colonizar los nuevos territorios conquistados. Había otro tipo de mitimaes, que, como castigo a su rebeldía, eran enviados a zonas distantes de su lugar de origen. Tal fue el caso de los aymaras del altiplano, que fueron trasladados a diversas regiones del Imperio, como a la actual provincia de Aymaraes, en Apurímac. Yanacunas o yanaconas, eran personas que no pertenecían a ayllu alguno y oficiaban de criados perpetuos al servicio del inca y de los grandes señores. Economía La economía inca estaba basada en la previsión y planificación de todas las etapas del proceso productivo. En el Tahuantinsuyo, nada estaba fuera del control permanente y directo del Estado, que, haciendo suyas las experiencias tecnológicas y culturales desarrolladas por las culturas preincas, organizó un aparato productivo, fundamentalmente agrícola, que dio solución a los problemas de alimentación, vestido, vivienda y seguridad social de una población cada vez más numerosa. Se estima que a la llegada de los españoles, esta ascendía de 6 a 10 millones de habitantes. Agricultura Los incas fueron un pueblo esencialmente agrícola; sin embargo, tuvo su asiento en un territorio falto de tierras cultivables. Para superar tal deficiencia aplicaron técnicas agrícolas, las principales de las cuales fueron las siguientes:    Andenes o terrazas, para evitar la erosión y aprovechar las laderas de los cerros. Waru waru, técnica heredada de las poblaciones del altiplano, en la que se araban surcos alrededor de los cultivos y se les llenaba de agua para crear un microclima más estable que el ambiente. Pozas secas que se llenaban en época de lluvias. Era muy empleado en la costa. Se les llamaba simplemente lagunas o cochas. También tuvieron sistemas de riego mediante acueductos o canales y utilizaron abonos (excrementos de camélidos, de cuyes, y el guano de islas). Se estima que los incas cultivaron cerca de setenta especies vegetales, entre ellas, papas (cerca de 200 variedades), camotes, maíz, ajíes, algodón, tomate, maní, coca y quinua. Ganadería La ganadería, a diferencia de la agricultura, fue menos favorecida. Esto se debió a la escasa fauna andina. Aún así, constituyó la única ganadería existente en la América precolombina, constituida por los dos camélidos sudamericanos, que domesticaron: la llama y la alpaca, de los que aprovechaban tanto su carne para alimento, como su fibra o lana para sus vestimentas. La llama también fue utilizada como medio de transporte de carga. Pesca Los habitantes de las costas del Pacífico y de las riberas del lago Titicaca se dedicaban a la pesca. De ella obtenían alimento, material para fabricar objetos como peines y agujas y abono para la tierra. Para pescar usaban anzuelos, redes, canastas y arpones. En la costa usaban desde remotos tiempos el famoso caballito de totora, que era un haz de juncos dispuestos en forma de cigarro, sobre el cual montaba el pescador, que para impulsarse usaba un pequeño remo. Comercio Entre los incas, y en general en todas las culturas andinas se empleó el comercio de trueque, que consiste en el cambio que hace un individuo de los productos que le sobran por otros que, a su vez, necesita. Así, por ejemplo, los habitantes de la costa intercambiaban sus productos (pescado seco, conchas, etc.) con el de los habitantes de la sierra (alimentos, lana, etc.). Escultura En escultura, los incas hicieron muchos trabajos bien elaborados. En su mayoría fueron hechos en piedra, pero también lo hicieron en metales como el oro y plata, así como en madera. Representaron figuras antropomorfas (humanas), zoomorfas (animales) y fitomorfas (vegetales), de diversos tamaños, desde miniaturas hasta representaciones en tamaño real. Cerámica Se pueden distinguir dos tipos de cerámicas, la utilitaria y la ceremonial. La cerámica utilitaria era la de uso doméstico, por lo general hecho de manera simple y tosca. La cerámica ceremonial, mucho más elaborada y decorada, era enterrada con los difuntos, llenos de alimentos o bebidas que servirían a los muertos en su camino hacia el otro mundo. Son estos ejemplares los que se conservan en los museos y por eso lucen en perfecto estado. Religión Los incas adoraban al dios sol al que llamaban Inti, así como a la luna y a los fenómenos naturales. La cosmovisión andina fue de carácter politeísta, animista y totémica. En los andes vivieron gran cantidad de creencias, cada cual con un componente étnico. Se creía en la existencia de tres mundos: superior (Hanan Pacha), medio (Kay Pacha) e inferior (Uku Pacha); y en un dios creador Viracocha. El culto quechua, era presidido por el Inca, considerado hijo del sol y asistido por los siguientes personajes:  El Sumo sacerdote inca, llamado Willaq-Uma o Huíllac-Uma (en quechua: “cabeza de los presagiadores o adivinos”), tenía entre sus funciones: presidir las ceremonias religiosas, velar por la ortodoxia del culto, aconsejar al Inca, etc.  Las acllas: fueron mujeres separadas de sus familias y dadas como tributo por las diversas regiones del Tahuantisuyo. Por lo general realizaban labores al servicio del Estado y la religión. Vivían en los Acllahuasis, edificios ubicados en diferentes regiones del Perú. Destacan los acllahuasis del Cuzco y de Pachacámac.

Intereses relacionados