Está en la página 1de 2

Diversidad cultural

La diversidad (del latín diversitas) es una
noción que hace referencia a la diferencia, la
variedad, la abundancia de cosas distintas o
la desemejanza.
La diversidad cultural refiere a la convivencia
e interacción entre distintas culturas. La
existencia de múltiples culturas está
considerada como un activo importante de la
humanidad ya que contribuye al
conocimiento. Cada persona, por otra parte,
tiene derecho a que su cultura sea respetada
tanto por otras personas como por las
autoridades.
En muchas ocasiones, la supervivencia de
una cultura se ve amenazada por el avance
de otra con vocación hegemónica. En estos
casos, el gobierno y las instituciones deben
proteger a la cultura que tiene menos poder
para garantizar su subsistencia y, de esta
manera, asegurar la diversidad cultural.
En ese mismo sentido, la diversidad sexual
es la existencia de distintas orientaciones e
identidades sexuales. Los grupos
minoritarios, entre los que se encuentran
homosexuales y bisexuales, se encargan de
defender este concepto para que sus
derechos no sean vulnerados y puedan
acceder a las mismas posibilidades que la
mayoría (heterosexuales).
Este tipo de diversidad se refleja, por
ejemplo, en la existencia de diversos grupos
étnicos en una determinada área.

La relación que se pueda dar entre dos o
más culturas puede ser, entre otras, de
interculturalidad o multiculturalidad.
La comprensión, reconocimiento de la
diversidad cultural por parte de los miembros
de una sociedad lleva a un enriquecimiento
cultural, respeto mutuo y mejor convivencia
social.
La cultura, en su rica diversidad, posee un
valor intrínseco tanto para el desarrollo como
para la cohesión social y la paz.
La diversidad cultural es una fuerza motriz
del desarrollo, no sólo en lo que respecta al
crecimiento económico, sino como medio de
tener una vida intelectual, afectiva, moral y
espiritual más enriquecedora. Esta diversidad
es un componente indispensable para reducir
la pobreza y alcanzar la meta del desarrollo
sostenible, gracias, entre otros, al dispositivo
normativo, hoy día ya completo, elaborado
en el ámbito cultural.
Simultáneamente, el reconocimiento de la
diversidad cultural – mediante una utilización
innovadora de los medios y de los TIC en
particular – lleva al diálogo entre
civilizaciones y culturas, al respeto y a la
comprensión mutua.

Diversidad cultural y diversidad lingüística: En muchos casos la diversidad cultural de una sociedad se puede manifestar a través del lenguaje por medio de distintos idiomas. Los fenómenos de migración de distintos grupos de población y el aprendizaje de idiomas contribuyen a esta expansión y diversificación. puede existir una gran diversidad lingüística o variedad de idiomas dentro una misma cultura o sociedad. Por otro lado. . La diversidad cultural y lingüística es una de las características de muchas de las sociedades actuales. mientras que la diversidad cultural se relaciona con las distintas culturas existentes. dialectos o acentos en una determinada zona. La diversidad natural se entiende como la variedad de ecosistemas y especies existentes en una determinada área. Diversidad cultural y diversidad natural: La diversidad cultural y la diversidad natural son dos conceptos diferentes que hacen referencia a distintos ámbitos.