Está en la página 1de 5
CARLOS MONTEMAYOR EL HELENISMO DE ALFONSO REYES N 1986, ANTONIO Gémez Robledo lament6 “nuestro humanismo ha sido siempre. tercera o de cuarta mano”, y que “pasarin muchos afios, cuando no siglos, antes de que tener entre nosotros un Mommsen, un Wila- mowitz o siguicra un Jaeger... mientras ‘no haya —continus diciendo—, y con renovacién incesante, ‘una élite poscedora de las lenguas clisicas y, por este ‘Unico medio, del conocimiento histérico y filos6fico de la antigiedad: tottus antiquitatis bistorica et philo- saps cmt, la definicién que de la filolo- daba Ontfried Muller’ En esta disertaci6n, que lam ‘casi una oracién fiinebre 0 “epitafio global de! huma- nnismo en nuestra patria”, se queja, con docta raz6n, del ocaso en que destallece ef estudio de as lenguas