Está en la página 1de 42

Multiplícate por cero

Del poema a la ilustración.

Esta actividad consiste en:

1.-Leer un poema.

2.-Comentarlo

3.- Crear una ilustración que


se corresponda con el poema.

4.- Grabar el texto en un


archivo de sonido.

5.- Preparar una exposición


audiovisual con sonido e
imágenes.
“Por culpa de una errata”

“Por culpa de una


errata”

Como estaba nerviosa,


el profesor le dijo:
sirénate, mujer.

Y ella le obedeció:
de cintura hacia abajo
se convirtió en un pez.
“Por culpa de una errata”

Otras versiones
“Por culpa de una errata”

Más versiones

Como estaba nerviosa,


el profesor le dijo:
sirénate, mujer.
Y ella le obedeció:
de cintura hacia abajo
se convirtió en un pez
“El sol ”

Es ese eterno fumador empedernido


que con la lumbre de este día que se apaga
enciende un nuevo día en otro sitio.
“El sol”

Es ese eterno fumador empedernido


que con la lumbre de este día que se
apaga
enciende un nuevo día en otro sitio.
La luna

Por las noches el cielo


parece el negativo
de una pista de hielo.
La luna con su traje
de bailarina ensaya
pasos de patinaje.

Alguna gente
no sabe que la luna es la pastilla
efervescente
que alivia angustias
y vuelve alegre y loba
a las personas mustias.
“La respuesta
del pétalo”

¿Me quiere? ¿No me quiere?


Le pregunté a la flor.

Un pétalo que sí,


Y, el siguiente que no.

El último de ellos
guarda la solución.

Sí dice sí, me quiere.


Pero ¿y si dice no?

Entonces está claro:


se equivoca la flor.
“La respuesta del pétalo”

¿Me quiere? ¿No me quiere?


Le pregunté a la flor.
Un pétalo que sí,
Y, el siguiente que no.

El último de ellos
guarda la solución.
Sí dice sí, me quiere.
Pero ¿y si dice no?
Entonces está claro:
Se equivoca la flor
“Adivinanza”

Un instrumento musical
que suena a percusión aunque es de cuerda.

Tan sólo sirve para esclavizar,


como un grillete apresa tu muñeca.

Una canción que se titula El Tiempo


es su eterna banda sonora.

La toca a veces rápido y otras la toca lento.


Si no sabes qué es, mira la hora.
“Mañana de invierno”

Un muñeco de nieve
está tomando el sol:
ya se arrepentirá.
“Mañana de invierno”

Un muñeco de nieve
está tomando el sol:
ya se arrepentirá.
“¿Qué quieres ser de mayor?”

¿Qué quieres ser de mayor?


me preguntaron ayer. A lo mejor cascanueces.
¿Astronauta? ¿Senador? Quizás constructor de fosos. ¿Qué quieres ser cuando crezcas?
¿Boticario? ¿Coronel? O domador de deseos Y yo, dedicando un guiño,
Futbolista, me apetece con látigo de colores contesté para armar gresca:
pero soy muy perezoso. y unos zapatos muy feos. de mayor quiero ser niño.
Olfateador de flores.
“PATRICIA”
Patricia es zurda
porque le falta un brazo.
Así cualquiera.

Patricia habla por los codos


(por un codo, perdón, sólo por uno),
el suyo
es un lenguaje
codificado.
Cuando le pica el brazo que le falta
Patricia rasca el aire y se rasca tanto
que no ha de ser extraño que a Patricia
le falte un brazo.
“PATRICIA”

Patricia es zurda
porque le falta un brazo.
Así cualquiera.

Patricia habla por los codos


(por un codo, perdón, sólo por uno), Cuando le pica el brazo que le falta
el suyo Patricia rasca el aire y se rasca tanto
es un lenguaje que no ha de ser extraño que a Patricia
codificado. le falte un brazo.
“COSAS QUE PASAN”
“COSAS QUE PASAN”

Los niños de Ruanda


no tienen casa.
¿Por qué? Pregunto al profe.
Cosas que pasan.

Los niños yugoslavos


no tienen agua,
¿Por qué? Pregunto al profe.
Cosas que pasan.

Los niños de ese barrio


que está aquí junto
viven entre basuras.
Ya no pregunto.
“PIDE UN DESEO”

Si una estrella fugaz


está cruzando el cielo
cierra los ojos pronto
y pídele un deseo

Cuenta luego hasta diez


y abre los ojos. Mira
si en el cielo aún está
esa estrella huidiza.

Si ya no está al alcance
de tu mirada, entonces
el deseo que has pedido
se cumplirá una noche.
“PIDE UN DESEO”

Si una estrella fugaz


está cruzando el cielo
cierra los ojos pronto
y pídele un deseo

Cuenta luego hasta diez


y abre los ojos. Mira
si en el cielo aún está
esa estrella huidiza.

Si ya no está al alcance
de tu mirada, entonces
el deseo que has pedido
se cumplirá una noche.
“El sueño de Una noche María
María” no podía
el sueño conciliar.
Para paliarse el tedio
-qué remedio-
se puso ovejas a contar.
Y enumeró tantas ovejas
que el sueño se le inflama como
un globo.
Las ovejas balaban tristes quejas
que alertaron a un lobo.
El lobo recorrió la senda
que conduce hasta el sueño de
María.
Entróse y a una oveja le decía:
Vente a servirme de merienda.
Pero antes de que logre hincarle
el diente
las ovejas prudentes
despertaron a la niña durmiente.
Y queda poco que decir.
Tan sólo que esta historia la
cuenta uno
-uno bastante tuno-
que no puede dormir.
EL GENIO DE LA LÁMPARA I

Tengo una lámpara mágica


con un genio vago dentro.
La froto tres veces suave
y el genio grita: ¡un momento!

Pero el momento se alarga


y el genio no sale. Insisto.
Una voz desde la lámpara
me grita: ¡Ya va, me visto!

Dejo la lámpara a un lado.


Mientras me espero, me pongo
a pensar en mis deseos:
quizá una excursión al Congo,

también aprobar el curso


y salir con Guadalupe.
El genio emerge por fin.
Me mira y susurra: escupe.

Es un genio de humo verde.


EL GENIO DE LA LÁMPARA II

Su cabeza es una bola de billar.


Entre los labios le faltan seis dientes.
—A ver, ¿qué vas a desear?

Se lo digo y él me dice que muy mal,


que ninguno de esos tres.
El Congo muy lejos, el curso fatal
y Guadalupe con un tal Andrés.

Entonces me ciño a lo clásico:


salud, amor y dinero.
Y el genio ¿sabéis que contesta?
Multiplícate por cero.
EL GENIO DE LA LÁMPARA III

Y el genio ¿sabéis que contesta?


Multiplícate por cero.
Caracola I

Dentro de esta caracola


ruge un mar contra una playa
en la que quizá alguien haya
hallado otra caracola
y ahora la acerca a su oído
para escuchar el rugido
de las paulatinas olas
que se rompen en la playa
en la que quizá alguien haya
hallado otra caracola
en cuyo interior estalla
un mar que muere en la playa
donde hay otra caracola
que alguien como yo se acerca
al oído y oye terca
Caracola II

cómo rompe la mar sola


sus olas en otra playa
en la que quizá alguien haya
hallado otra caracola.
Y así dentro de cada una
otra playa y otro abismo.
Y quizá nosotros mismos,
este mar con esta luna,
estemos dentro de alguna
caracola colosal
que alguien se acerca al oído
para escuchar el sonido
que hace nuestra soledad.
PROHIBICIONES I

Me tienen prohibidas
las palabrotas,
ver cine de terror,
poner coger con jota,
chillar si marca el Barça,
vestir con ropa rota,
saltarme los deberes
y sacar malas notas.

Me tienen prohibido
jugar en el jardín,
disfrazarme de chino,
de príncipe o fakir.
PROHIBICIONES II

A veces me decido
a encarar a mi viejo y reñir.
Ya no te acuerdas, digo,
de aquel cartel que colgabas ahí.
Uno que solamente aconsejaba
prohibido prohibir.

Y mi viejo me mira sin rencor,


y le dice a mi madre:
este niño se está haciendo mayor.
“MI NÚMERO DE TELÉFONO”

El 3 es el camino
más largo entre dos puntos.
Cuando el 10 es sin-cero
no vale más que el 1.
El 8 son dos 3
que están dándose un beso.
El 0, un 1 inflado,
se niega a perder peso.
El 2 está rezando
para que llueva ya.
El 7 lleva un diario bajo el brazo
en el que dice que no lloverá.
Amigos para siempre I

Donde dije te presto mis juguetes


debe decir devuélveme mi bici.

Donde dije detesto al profe de Ética


debe decir no eres más que un soplón.
Donde dije flipo por Laura Hernández
debe decir que seáis muy felices.

Donde dije amigos para siempre


debe decir qué más quisieras tú.

Amigos para siempre II


RAP DEL PINTOR MODERNO - I
RAP DEL PINTOR MODERNO - II

El más barato hecho


con un sifón,
costaba, no te miento,
más de un millón.
Luego nos han pedido
la redacción.
Yo, que si pinto un coche,
sale un camión
RAP DEL PINTOR MODERNO - III

He escrito solamente
una oración.
“Estos cuadros tan caros
los pinto yo”.
“HAIKU”

El agua del estanque


se sonríe
cuando le tiran piedras.
“EL MECHERO DE UNA DIOSA”

Le pedí fuego.
Y al instante un relámpago
incendió el cielo.
“EL MECHERO DE UNA DIOSA”

Le pedí fuego.
Y al instante un relámpago
incendió el cielo.
“LA CANTANTE DE ROCK”

Tus ojos negros son


los negativos de la luna llena,

tus manos blancas pan


bendito que muerdo en la cena,

pero tu música, mi amor,


tu música amasa a las fieras.
“LA CANTANTE DE ROCK”

Tus ojos negros son


los negativos de la luna llena,

tus manos blancas pan


bendito que muerdo en la cena,

pero tu música, mi amor,


tu música amasa a las fieras.
“EPITAFIO PARA
UN EJÉRCITO
DE CASCOS AZULES”

Vinieron de todas partes,


llegaron a ningún sitio.

Lucharon por la derrota,


que es el único camino
de adelantarse unos años
a lo que manda el destino.

Sus nombres, que alimentaron


la bulimia del olvido,
no le darán nombre nunca
a algún colegio de niños.
“EPITAFIO PARA UN EJÉRCITO
DE CASCOS AZULES
Vinieron de todas partes,
llegaron a ningún sitio.

Lucharon por la derrota,


que es el único camino
de adelantarse unos años
a lo que manda el destino.

Sus nombres, que alimentaron


la bulimia del olvido,
no le darán nombre nunca
a algún colegio de niños.
“UN PERRO MUY RARO”

No me preguntes la raza
de mi cachorrillo albino.
No entiendo apenas de perros
(aunque alguna vez almuerzo
en un restaurante chino).

Me lo encontré en la basura
una madrugada fría.
Se alimentaba de un cesto
en el que abundaban restos
de lechuga y de sandía.

Esos ojos diminutos


y ese pelo tan rizado,
¿a qué raza pertenecen?
No lo sé y mis dudas crecen.
Éste es un perro muy raro.

Hace dos meses que vive


conmigo, y ni una vez si ha ladrado, su ladrido
ha ladrado (o, mejor dicho, no hizo guau, sino beeé).
“UN PERRO MUY RARO”

No me preguntes la raza
de mi cachorrillo albino.
No entiendo apenas de perros
(aunque alguna vez almuerzo
en un restaurante chino).

Me lo encontré en la basura
una madrugada fría.
Se alimentaba de un cesto
en el que abundaban restos
de lechuga y de sandía.

Esos ojos diminutos


y ese pelo tan rizado,
¿a qué raza pertenecen?
No lo sé y mis dudas crecen.
Éste es un perro muy raro.

Hace dos meses que vive


conmigo, y ni una vez si ha ladrado, su ladrido
ha ladrado (o, mejor dicho, no hizo guau, sino beeé).

Intereses relacionados