Está en la página 1de 1

Templo de Hércules Víctor

Autor: AUTOR ANONIMO


Fecha: 50 a.C.
Características:
Dirección:
Lugar: Roma

A poca distancia del templo de la Fortuna Viril, y ya en el Foro Boario, se levantó


unos años después el edificio más antiguo de mármol que se conserva en Roma, de
mármol pentélico, importado de Atenas y, por tanto, costosísimo. Se trata de un
templo circular, que también contaba con antecedentes itálicos bien acreditados y no
menos antiguos que los thóloi griegos; pero ahora las formas, diseñadas quizá por
Hermodoro de Salamina, delataban la oriundez griega del arquitecto, como la
ejecución de las finezas de la labra apuntaba a la mano de obra itálica.
Su forma circular determinó el nombre que llevó mucho tiempo, Templo de Vesta,
hasta que una inscripción, que seguramente corresponde a la basa de su estatua de
culto, aportó información muy distinta: el templo estaba dedicado a Hércules Víctor
Olivarius, patrono del comercio de aceite. El donante, tal vez un rico olearius, se
llamaba Marcus Octavius Herrenus; y el escultor, Scopas minor, un griego del siglo
II.
El templo de Hércules Víctor hubo de ser restaurado por Tiberio y ha perdido el
entablamento original; pero es un precioso periptero corintio de veinte columnas de
mármol asentadas en un basamento de toba de Grotta Oscura, elocuente testigo de la
helenización de la Roma de los Escipiones.