Está en la página 1de 4

POR

:
IULIANA POPOV
MARTA RUIZ

TOLEDO 1552

Malas lenguas, que nunca faltaron ni faltarán, no
nos dejan vivir.

Sepa Vuestra Merced, ante todas
cosas, que a mí llaman Lázaro de
Tormes, hijo de Tomé González y de
SSSSSEEPA
Antona Pérez,
naturales de Salamanca.
Mi nacimiento fue dentro del río
Tormes, por la cual causa tomé el
sobrenombre.

SALAMANCA

Siendo yo niño de ocho años, acacharon a mi
padre ciertas sangrías mal hechas, por lo cual fue
preso. Ido en cierta armada contra los moros,
como leal criado, fallesció.

a

a

Yo oro ni plata no te lo
puedo dar, mas consejos
para vivir muchos te
mostraré.

a

Mi viuda madre, sin marido y sin abrigo, vino en
connoscimiento de un hombre moreno, de manera que
vino a darme un negrito muy bonito.

Hijo, ya sé que no te veré más.
Procura ser bueno, y Dios te
guíe. Criado te he y con buen
amo te he puesto: válete por ti.

En este tiempo, vino a posar al mesón un ciego.
¿Sabes en qué veo que
las comiste tres a tres? En
que comía yo dos a dos y
callabas.
Desde que Dios crió el mundo, ninguno formó
más astuto y sagaz. Mas, con todo su saber y
aviso, yo le hacía burlas endiabladas.

Un día, como llovía recio…

¡Sus! ¡Salta!

¿Queréis a mi echar
algo? ¿Yo no vengo
de traer el vino?

¿Como, y olistes la
longaniza y no el poste?

MAQUEDA

Escapé, y mis pecados me toparon con un clérigo. Toda la
laceria y avaricia del mundo estaba encerrada en éste.

¡Con todo mi
corazón y buena
voluntadl te ruego
Señor que lo lleves
de aqueste mundo!

En cofradías y mortuorios que rezamos, a
costa ajena comía y bebia que me hartaba.
Jamás fui enemigo de la naturaleza humana
sino entonces.

Llegose a mi puerta un calderero…

¡Tío, una llave de este
arca he perdido, y temo
mi señor me azote!

¡Ved si ésta sirve! Si
no tienes dineros para
me dar, me contento
con uno de esos
bodigos.

Si no tuviera a tan buen recado
este arca, yo dijera que me
habian tomado della panes.
¡Lázaro! ¡Mira! Este arcaz está tan
maltratado y es de madera tan
vieja, que no habrá ratón a quien
se defienda.

00

Mochacho,
¿buscas amo?
Sí, señor.
A fe que los ratones y
culebras que me destruían
ya los he cazado.
Lázaro, de hoy más eres
tuyo y no mío.

Pues vente tras mí, que
Dios te ha hecho merced
en topar comigo. Alguna
buena oración rezaste
hoy.

El fraile de Merced, gran enemigo del coro y de comer en el
convento, me dio los primeros zapatos que rompí en mi vida.

¿A quién no engañará aquella buena
disposición y razonable capa y sayo?
¿Quién pensará que se pasó todo el
día sin comer, apenas com la
limosna que sua criado Lázaro trujo?
¡Oh, Señor, cuantos de aquestos
debéis tener por el mundo que
padescen por la negra que llaman
honra!

¡BULAS! ¡BULAS!
¡OBTENGA LA DISPENSA
DE AYUNOS Y
ABSTINENCIAS, OBTENGA
EL PERDÓN POR SUS
PECADOS!

Abandonando mi quarto amo di con un buldero.

CUATRO AÑOS DESPUÉS…
¡Cuantas destas
deben hacer estos
burladores entre la
inocente gente!

He visto falsos milagros acontecer…

¡AGUA!
¡AGUA!
¡AGUA!

… y por fin he encontrado el primer
escalón y subi para venir a alcanzar
buena vida. Ahorré para me vestir
muy honradamente.

En el día de hoy, vivo y resido a servicio
de Dios y de Vuestra Merced.
Y esta es la historia
del proceso educativo
que me ha entrenado
el alma para el
deshonor…

Asenté por hombre de justicia com
un alguacil, mas muy poco viví con
él, por parescerme oficio peligroso.

Intereses relacionados