Está en la página 1de 2

VALVULOPATIAS

La función de las válvulas cardiacas consiste en permitir el


paso de la sangre de una a otra cavidad cardiaca en el
momento adecuado del ciclo cardiaco, con un rendimiento
óptimo y evitando el reflujo, circunstancias que pueden
verse alterada cuando los aparatos valvulares se alteran
como consecuencia de la enfermedad.

A la alteración de los aparatos valvulares del corazón como


consecuencia de la enfermedad los denominamos
valvulopatías pudiéndose determinar dos tipos de
anomalías fundamentales:

· Una Estenosis Valvular o dificultad para que la válvula


pueda abrirse.
· Una Insuficiencia Valvular o imposibilidad de que la
válvula al cerrase ocluya completamente el orificio valvular,
lo que determinara un reflujo anormal de la sangre.

Naturalmente, tanto las Estenosis como las Insuficiencias


valvulares pueden afectar a cualquier sistema valvular, es
decir, tanto a las válvulas aurículoventriculares como a las
válvulas sigmoideas aórticas y pulmonar; pueden lesionar
un sistema valvular aislado o varios e incluso en un mismo
aparato valvular pueden coexistir los dos tipos de
anomalías, es decir, coexistir la estenosis y la insuficiencia
valvular.

Los determinantes etiológicos más comunes son:


1. Fiebre Reumática: es un proceso infeccioso de origen
estreptocócico y mecanismo inmunológico que afecta al
endocardio valvular determinando su deformación.

2. Endocarditis bacteriana: es un proceso inflamatorio de


múltiples etiologías y que da lugar a la formación de
vegetaciones o verrugas en el endocardio valvular
mutilando el correspondiente aparato valvular. Estas
vegetaciones son agregados fibrinoplaquetarios, no
vascularizados, en cuya matriz existen colonias de
microorganismos.
3. Malformaciones congénitas: como por ejemplo ocurre en
la denominada válvula aórtica bicúspide.

4. Degeneración mixomatosis del aparato valvular que


determina prolapso de los velos valvulares e insuficiencia.