Está en la página 1de 24
1 jh OBJETOS, COSAS Y BIENES EN SENTIDO JURIDICO* Vice Race 1. ENTRODUCCION Nos proponemos con este estudio establecer los caracteres gencrales de la categoria “obje- to" (en sentido) jucidico, asi como ios de sus especificaciones concretas en funcién de las direct vas normativas (del Derecho costarricense). La perspectiva de andlisis puede clificarse de “real-objetiva”: el objeto asume jurigicidad ca ‘virtud de un clemento material y un elemento formal que conjuntamente determinan su mace 6 sercn el mundo dei Derecho. ET elemento material hace referencia a su estructura y funcidn pre. juridica; estructuralmente se comprende como realidad espacial; funcionalmente se comprende con ba: scpto de “utilidad” (que es un concepia corelativo al de “interés”, en cuanto “Uti! cs aquello capaz de dar satisfaccién a un interés”), El elemento formal hacé referet calificaciéa normativa que cl Ordenamiento otorga a ese presupuesto material. La catifica normativa del objeto depeadera de sus caracteristicas espectficas v de su inclusién en une d nada categoria, peso, fundamental ‘dicamente relevanses de se relat wh. ERALIDADES G8 “objeto” deriva de latin escolistico “objectum”, que sij mntiguo verbo “objicere", que signi 1s como Kérmino contrapussto & sujet. S Juridicamente, la expresioa ticae diversos sentidos: / Algunas veces se usa cn un sentido muy amiplio (filoséfico) como “aque algo” otros casos tiene uh sentido} feicotsrice « como por ejemplo, on el articulo primera de la Ley de Asociaciones.? ox '-otos casos se habla del “objeto” en sentido procesal, por ejemplo, en ct aricuih 724 ) del Codigo Civil. que esiablece que “para que una sentencia tenga autoridad de cosa juzgada es aC cesario: 1) La identidad de las partes, 2) la identidad del objeto y 3) fa identidad de la cause”: so cntionde por, “objcto del litigio el bien que se pide concretamontc.cn la demanda... 6s la cosa que 88 pide, ‘pero no en sentido corporal, sino en el de Ta utilidad o vemiaja que con ells se prctcn- fica “io que est co- (Bn sz sentido sis focado detante” sual 1. En este sentido CAPITANT, Hens. Vocabulario juriica, Ediciones Depuims, foenos Aires, 197, 0 391 2. 01 Velie in? erticas sobve este sentido de Ia expresién objeto, en MORA, Femande ida y Cooperatwa, Revista de Cheacias Juridieas, Hscucla de Teeecho, S16, nowienshee de 1979, pan BR y OF AISINA, Huge. Teatado tirico peécico de Derecho Pracesal Civil y Comereial Compas, Coupe ‘Argent de. Flaoies, 1-12, tone Hh pigs. SHR y S89, Ente cepsul fue publicado on la Revists Judicial N-15, Cone Suprema de Justicia, San José, COSTA RICA, on un snd md pee on ef Desecho va se ala deli dns dro reales y dle los derechos de er€dilor eh el primer casd{se ve como la materia sobre la Gual cl titu- erection as tts juan cas des dees dcx exe siém és usada pard{hiacer referencia al objeto en sentido estricto (como espacialidad y utilidad juri dicamente relevantes, con capacidad de pefmanencia y, por ello, capaz de unis tos dos momentos sucesivos de la norma}} pero también es usada en un sentido més impreciso, incluyende dentro - de la'expresi6n tanto prestacionest como derechos.5 ‘También en tema de teoria general det negocio juridico’se utiliza la expresin “objeto” y se dice que ste debe retinir ciertos requisitos para que el negocio sca valido y eficar. "EI Codigo Civil habla de “objoto o cosa cierta y posible” (aniculo 627), que pueda reducirse a un valor exi- jble que esté determinado npucda determinarse (articulo 630) y que sea fisicao Iegalmente posi- bie (articulo 631). De esta forma se configuran los presupuestos objetivos..."6 ‘Ain dentro de la materia négocial Ia expresién adquiere diversos significados: algunos dis- tinguen entre el objeto del contrato y el objeto de la obligacién; “se dice que el objeto det acto es el conjunto de derechos y obligaciones que crea; modifica o extingue”.? Sobre cl objeto de la obligacida, a su vez, hay varias concepciones: las Cosas, los servicios, un dar, hacer 0 Wo hacer, tin bien apetecible para el sujeto, las prestaciones prometidas, etc.8 Orros hablan de! objeto del negocio como "interés"? y otros lo definen como “el contenido del negocio" 19 La serie de confusiones que derivan de este uso indiscriminada de Ia expresién plantea la necesidad de una reconstruccién teGrico-generat: "Dentro del cuadrinomio fundamental de a feno- menologfa juridica se encuentran los fenémenos espaciales, que se configeran como cuerpo, CO- sa, objeto... que en tanto catidades permanentes mantienen su identidad a través del tiempo y se prestan para ligar hechos sucesivos... La funcién fundamental de punto de vinculacién s6lo puc~ de ser desempefiada por el sujeto, pero Idgicamentc, por su capacidad de permanencia indefinida ‘en el tiempo, el objeto viene a ser punto de conexiéa, ya no necesario, pero sf al menos posible cent el hecho juridico y el efecto juridico’ 1m. En un sen id fenomenolopieacn ln espacialidad y materiatidad no subjetiva de una 5 tuacién juridiea) Asi, en ur conirato Be compraventa es la cosa que et vendedor debe entregar 0 que el compraclar puede exigir; en el derecho geal es ia cosa sobre la cual ol titulapuede ejercitar us facultades (disposicién, transformacidn, ei.) En términos generaies ¢s usado como “el tér- anino objetivo de un derecho subjetivo™.? [AS, por ejemplo CAPTTANT, ep, ct, supra 1, p. 391 Asi, por ejemplo Von THUR, Andress, Parte General del Berecho Crit, Juricen 20. San José, 1977, p. 54 6. UMARA-PEREZ. Elementos del negocio juidico, Revise Judicial NE12, Afi UI, junio de 1979, pfs. 16, 1. JOSSERAND, Lis. Derecho Civil, tomo D. Vol. f Teoria General de tas Obligaciote#//ETEA. Bu: ‘ives, 1951, pip By carn tres cit pop. wc. SET Tg? idem i 9. ACAETTI, Foti. Teorla General del Negocio Juridico, Ed, Revise de Derecho Brilads Ms a Bdici, pe. 68, cp. oy. we cl lg. 1S ao 10. V. ALRALADEIO, Manuel, Compendio de Derecho Civil. Libeesia Bosch, Havcelons, 1970, péis 135, i peop. ult eit, pg, 75 : 1 FALZEA, cit pop. al, p. 16, 12, Ein este sentido es principabmente usado en los expitlos fy 1, del io 1, del "Lio, jf, del. Coigo Ci vil 132 bla de ellos como "Lebensguter” o "bienes de la vida’ la jurisprudencia romana, ios glosadores, los posigiosadores y la pandectistica, sin embargo, d: por lo general un sentido mds espocitico a la expresiGn y la suele presentar como correlato de *sujeto”. ca: alla expresi6a. “bien” tiene cierto distingue de los servicios) y "ser escaso” (con lo que se distingue de los "bienes lib gadda" para hacer referencia a la cuostién ya decidida con efectos preclusivo.% se habla de Ta temo, cualquiera que sea, ia cu: o-colectivo"-\Las cosas pucden ser objeto de sitsacione j te caricter_pasan a ser-bienes. En sintesis: cositalficacign juridica: bien, Obsérvese entonces ue los(bienes Yienen dos clementos: uno material, la entidad espacial, oro formal, ia calif virtud de la cual entre todas fas cosas que puedan llegar a ser b 15. Sobre Is effcacia preclusivs v. PALZEA, Angela, Voei dis EI término es usado sin embargo, aun en Derecho, en un sentido amplio; se califics de ten’) todo aquello que se valora positivamente. Se dice, por ejemplo, que tal objeto es un bien, PEAT también se dice que tal persona es.un bien, que tal relacién es un bien, etc. Jurfdicamente ta expresi6n ha sido también usada en este sentido axiol6gico amplio; por ejemplo, se ha hablado de tos “bienes de la persona”, para hacer referencia a los Hamados "dere- ‘chos de la personalidad” cexcesiva de la nocién de cepto amplio) que la individuacién deun bien deriva de la individuacién de una necesidad, y, con. siderando que las exigencias dc la vida, de la integridad fisica, de ta libertad, del honor, etc.,cons- tituyen auténticas necesidades especificas y esenciales, no tendremos otro remedio que concluir, que todas ellas merecen la consideracién de bienes. se ha dicho, sin embargo, por ejemplo que se trata de una dilatacisn en" (asf Camelutti). A ello puede observarse (en defensa de este con- Owns califican de bienes en, general a los intereses, también en sentido axiol6gico; se ha~ Bi sentido de ta expresin en a ciencia econémica ilumina en parte la significacién jurtdi- 5 caracteres como “sor itl", “ser materia" (con fo que se a Juridicamente, lo que inieresa-eS que una pane de la realidad, asume la configuraciin de unidad objetiva, por la cual, llegando a ser centro de intereses (en virtud de fa tutela de tates inte- reses) da lugar a un bien en sentido juridico. Obsérvese que la unidad no es tal desde un perfil ti- sico, sino, sobre todo, en funcién de Ins iatereses que st le ligan y de is corr lativa tutela juridi 1. LAS COSAS ‘Tambiéa la expresi6n “cosa” tiene multiples sentidos en Derecho; se habla d “wosa jw, eer \lica con relaci6n a “el conjunte de las cuestiones relativas 8 Ia gestigi y s En un sentido mas técnico {ge liamara cos una entidad natura... una parte del mundo ex piiede servir para la actuacidn de un interés humano, individ) i6n jut ‘Al elementa material debers asociarse la calificacién (emanada de fa norma) por s lo seran solo ias 's Obsérvese, que la co DIEZ DIAZ, Joaquin. zDerechor de Is personalidad o bienes de te persons? Ret 2 5. Madd, 1983, ps 20 y 14, SAMUELSON, Paul, Curso de eccnomls modems, Aguile, Madsid, 1958. pi. 14 fa generale del disito. Efficaciagiuriice Giuftré-ed, Milano! 1970, pige. 346 y 16. CAPITANT, op. cit, supra fpf. 170 : ATS oPUGLIATTY, Rei e casein senso giuridivo, Gi ed, Milano, 1962, p 6. setwalés 0 potenciates (potencales como en el caso de ts “es ¢ 18. Loe. ob cit 133 Ta tradicién juridica, incluyéndose en ella - __ sae el clemento material del bien, Pugliati sostiene al respecto: “la nocién de cosa es prejurt- dica y nentra, en cuanto constituye el elemento material del concepts juridico de bien, # través del interés que el Ordenamiento tiende a tutelar, atribuyendo al sujeto wn determinado derecho"! ‘Continiia éxplicando el autor citado: "La teorla'de la cosa se preocupa... de determinar "si y “euando" la cosa en sentido fisico puede devenir bien en sentido juridico, 0 sea objeto del dere- ‘cho yen cudles condiciones se desarrolla el proceso de calificacién por el cual la cosa, como enti- dad extrajuridica, se transforma en bien como entidad "juridica” 2 Lat terminologia de la ley, sin embargo, carece de precisin y las expresiones “bien” y “co- | sa" son usadas indistintamente con falta de rigor, de coherencia y de-clara conciencia del significa- | «do de tos dos téeminos.22 1 En su sentido més frecuenie cosa designa el término objetivo de las situaciones juridicas | | patsinioniates. En un sentido ampiio es cualquier entidad espacial relevante para cl Ordenamicn- | w. AV. © En sintesis EL objeto en sentido twérico general es un fendmeno espacial, qué gracias a su permanen- | cia en cl tiempo puede relacionar los dos momentos de la norma: el hecho condicionanic y el efecto condicionado. Las cosas son los clementos materiales de los bienes. El bien es la cosa en cuanto objeto | ‘de una particular disciplina juridica; el sSanino objetivo de una situaci6n juridica En algunos casos el objeto se presenta como “cosa” en el hecho y como “bien” en cl efec~ | to; por ejemplo, en Ia hipstesis de las "res nultius” cuando son objeto de apropiacidn 0 en ci ca~ | so de bienes comunes limitzdos cuantitativamente, VIP /ALGUNAS CLASIFICACIONES DE LAS COSAS! . L ificacidn es terminolégicamente coincidente con Ia clasificacién de Iss cosas en + corpéreas 0 corporales y cosas incorporates. "La distinciéa proviene de los romanos, formulada { por Gaio y recogida en el Corpus Turis. Son corporates aquelias cosas “quae tangi possunt” co- | ‘mo por ejemplo finca, plata, oro y otras innumerables; por el contrarie, incorporales sen aque: | lias “quae tangi “non possunt” y precisamente -se ha dicho- aquctlss "quae in iure consiswant’, ‘como por ejemplo, fa herencia, ef usufructo, la obligatio. kn general, son corporales agusllas co- us seninuaen wn percentibles ci sy ou 7 acio’ Tradicionalmente las primeras han sido caracterizadas por ser percepti- Taos ona lot seaboe mintas que la segunda sv die ao psden ot percbeas ci ¢ Ie lecto, Esta dstinei6n ha sid caticada pues hay cosas concebibes so inetetiain eis qe ‘son de fHamos decir que cosa corporal es solamente un grano de wigo o dé éafé ge cantidad de tigo 0 de café... que son entidades apreciables por ct Derecho" Lee. ult cit 20. Loe. ult i ee 21, Opi ul cit spre 17, p. 68. 22, BIONDI, Biondo. Los bienes, Hosch- Ld, Barcelona, 1961, p. 45. ee 23, Tin ese seo, op. ull ct, p47 y FUNAIOLLCARROZA, Princ Ding Bye: Valle: erin, Pie, 1964, p 108. Mis atinado parece hablar de cosas inmateriales con referencia a tas llamadas “obras del in- genio humano”; "toda creacién intelectual en cualquier campo (literario, artistico, cientifico, té- ‘nico) es considerada como bien. Tales creaciones son bienes inmatcriales, aun manifesténdose cn, cosas materiales, ya que la creacién como idea puede tener existencia independicntemiente del me- dio material que la wansmite,...% Estas cosas inmateriales son, precisamente, et objeto de tos derechos de autor. * -Anicitl cl Cédigo Civil al participar de ta misma naturaleza espiri- tual de la inteligencia creadora 0 inventora de la que son proyecciones, son bienes inmateriales que no deben confundirse con el "corpus mechanicum (libro, cuadro, disco) que eventualmente as recoge".® Es importante aclarar que ta propicdad intelectual no tiene por objeto la realidad ma- terial que sirve de soporte a la obra del ingenio, sino el producto inmaterial en cuanto al. Ora guccs bien co scotide juridico noeschdesecho ds jercitacsie.derecho, actaracién que mes 1 sino la ct rece hacerse es la de que lo. mparumos 1a critica hecha por Planiol a [a tesis tradicional, dice é: te senti- Esta distincién (la distincién, entre bienes corpdreos y derechos cansiderados -por algunos- como bienes corpéreost no wieategort rias que no tienen nin, ne. sonido, pues consisie.en poner.denunsladortas co¥as wacowrouanderechasucsdccir. das isin carécter comin. siegdo de naturalézaprofundamente diversa, U- nna claBWiEaCb No puede servir mas que para distinguir las partes de.un mismo todo. La cposi- cidn que se hace entre los derechos y las cosas no esuna clasificaciénessna comparacisn inco- herente”2 También Puj Imatti ha hecho criticas andlogas: "La geneidad de los dos términos se revela extranamente hibrida” 2 Segiin que tienen dueno et Bom cosas comunes, cosas sia dui distincién, por la evidente hetero: AS cosas comunes -del latin juridico res communes: Son “igs cosas que no pertenecen a nadie y cuyo uso es comin nasa todos" 3 como por ejcmplo el aire, cl agua del mar, cic. Estas cosas se caract sas comunes pueden Hogar ser abet d Jégica {Del mismo modo, pueden ser objeto de sitvacione nie; asf una daa Cant idt el todo se.presenia como pate: te se aenera una utlicad particutar (peesu centro de atraceisn de la tuletajuriica y ei mic sitwaciones ju jeridicas cuande izan porque pueden ser utilizadas independicntemente de su apropraciéa: Estas co- idicas en todo to selativo a c individuale an ti mina josto econgyico? quc.coastiee co de un bien juridic). Vatidos ejemplos de esie Procedimicnio son: el aire gascoso 0 liquide recogide en recipiemtes para usos doterminados" Es es este sentido que se fundamenta la afirmacign de que fa individuacién produce el bien jucidi co pues "per 24 25, BIONDI, op. cit, sues SANTORO PASSARELLI, Tranceso, Duetrinas genceates del Derecho Civil, Flitorial Revista de Dered Wado, Madd, 1964, p48, 49 PLANIOL, Maree, Tratailo clement de Dereetan Civil Lo Bienes POGLIATI, op. cit, supra 17,9. 2 CAPITANT, op. cit. supra 1 PUGIIATH, op. et. supra 27, p87 Op. ult ct aw nite dcterminar, cf campo de fa cual Una parte de esta realidad, distinguigndase respecto at iodo, asume. ‘ad odjetiva, por la cual, Hegando a ser centro de intereses humans {econéinicos, sc ‘ualquicr otra naturalera}, en virtud de la tute juridica de tales intereses, da lugar a un bien juci- ‘Hice"-30 sm, j Cajiea, Mésioo, 1955, p. 28, (iad objetiva material, ta autonomia en virtud de lacoafiguraciéa de uni- 50 135 oS Las cosas sin duefio se diferencian de las comunes, por la posibilidad de apropiaci6n; son cosas que no tienen ducio, pero que pueden (enerlo; son susceptibles de apropiacién privada, Dentro de ellas tenemos las "res nullius", como ejemplo, de las cuales estén los animales que pueden ser objeto de pesca, los productos det mar; también dentro de las cosas sin duefio encon- tramos las “res derelictae” que son cosas muebles voluntariamente abandonadas por su antigue duetio que pueden llegar a ser apropiadas por quien las encuentre; no deben ser confundidas con los objetos perdidos que contingan teniendo ductio y para Ips que existen reglas especiales.™ (01 CC). CCabe aclarar que las cosas comunes son cosas que no pertenencen a nadie 0 cuyo uso es ¢0- main a todos... se parecen a las de dominio piiblico; difieren de éstas en que aquellas escapan a la misma acciGn de la administracién. Las cosas piiblicas son cosas con duefto, por lo que no pue- den incluirse en esta categoria (y mucho inenos en ta de cosas sin ductio). 3, ‘Sginesniacomenciabl ladmecosasmen -el--comerciomy~ cosas Tueraea Las cosas‘en:et toitieftio son Ta ql plleten trmsmitis*mediante-destinacionesi regoaia- es'y “fuera del comercio™son las que noySe ha afirmado que “Esti... fuera del.comercio las co- ‘sas que no pueden ser objeto de disposicién juridica, como son, en general, los bienes comunes a todos y los bignes de dominio piblicotque estén sustraidos al wifico mientras no pierdan exa cualidad mediante desvinculaci6n del dominio pablico y su consiguiente conversién cn bienes pa- moniaies. Al lado de esta incomerciabilidad general se pucde aitmitir una incomerciabilidad es- pocial, absoluta o relativa, total o parcial, de bienes determinadlos 0 de categorias determinadas de «dienes cuando la prolibicion. legal o convencional, de disponer de elios determine legaimente ia invalidez del acto dispositivo contrario’a la prokibicién’ La incOmerciabilidad, pues, puede de- rivar do que la cosa no sea susceptible de apropiaci6n particular o de que esté protiibido su comer- 10.33 La implicaciGn personal dela incomerciabilidad de ta cosa es "fa nulidad de: los actés de dis- posicion de clas". Asi, por ejemplo, en los bienes pablices “la incomerciabilidad se concrews cen Ia fatis -por to menos notable limitacién de Ia apKitud para formar abjeto dc aztos, negocios © Folacignes de derecho patrimonial privado" 35 4. Segiin el: sujeto a quien” pertenezcan: cosas” que pertenecenia -particulares ¥ cosas pablicgs, La’ primeras sonaquellas que som susceptibles de apropiaciéa privada; en cambio "Ios bie- nes de domicio piiblico se rigen por normas juridicas diversas y tienen sus especiales caracteristi- cas, de las que conviene destacar que se halian fuera dei comercio de los hombres, son inatiena- les, inembargables, e imprescriptibles, deben pertenecer a una entidad estatal por estar destina- das a fines de utilidad general 0 al uso de todos": 0, en otros términos: "Cosas piiblicas o de do- minio pablico, de acuerdo con nuestro Ordenamicnto juridico, son aquellas que estén destinadas al uso pablico, como los caminos, los rios, plazas y también las que se halicn dedicadas a un servicio de utilidad general, regutadas en sus propios rasgos distintos de tas privadas, por el dere~ V. WEILL, Alex. Dot Civil, Intodction Générale, Dallon, Nancy, 1970, p. 182. 32, SANTORO PASSARELLS op. et, supa 25, p. 52. 33. WE Lop. cit supea 31, p. 183 y FUNAIOLI-CARROZZA, op. cit, supra 23, p. 115. 34. SALA PRIMERA CIVIL, NY IGT ds 9:05 tre, de 27 de abil de 1973. ae: 35. PUGLIATTT, op. et, supen 17. p 289 36, SALA DE. CASACION, N¥.28 de 16 ha. de 13 de mayo de 19TT. cho administrativo"2” Precisamente la extracomerciabilidid es uno de sus rasgos caracterisi- cos. Las cosas piblicas se caracterizan también por su imprescriptibilidad. "...pertenccen af Es- tado 0 a sus organismos, los que no pueden perderlas por prescripcién negativa, ya que su pose- ida, aunque no se manifieste por hecho reates, debe estimarse que se produce por imperior de las mismas leyes que regulan su destino... estén fuera del comercio de los hombres, por lo que no son susceptibfes de ser adquiridas por usucapign ni nadie puede prevaierse de la posesiGn irre- guilar que sobre las misinas taviere, sin haber sido, previamente separadas por ley del uso pabli- Co a que esaban destinadas”. ‘Sc ha sostenido, sin embargo que “el hecho de que la Tey permita ta usucapién respecto de parte de le zona maritima terrestre implica aufométicamente una desafectacién indicativa de que tales bienes han dejado de pertenecer al dominio pilbilice™ En todo caso, la regia es que cuando tun bicn demaniat ha adquirido este cardcter por disposicién expresa de una ley, esti fuera del co- mereio y no puede entrar en él miontras no se desafecte legsimente; por ello no cabe hablar de do- safectaci6n implicita, pues siel bien fue afectado especificamente por una ley, su degradacién ha ide hacerse en esa misma forma También con relacién a los bienes pablicos existe todo un régimen penal especial; exis- ten, por ejemplo, reglas especiales en materia de competencia: asi, se ha dicho, por ejemplgj."A pesar de ser ciorto que et robo atenta contra fa propiedad mediante una lesién a ta posesién, tam- ign o es que al crearse la jurisdicciGn especial de Hacienda para Conover de los delitos en que es- ‘da de por medio los bienes pablicos, su competencia alcanza a aquelios hurtos 6 robos en los cuales ef agente pasivo es un empleade o funcionario psblico que en raréa de su trabajo disfruta do fa terencia temporal de tos bienes que sirvven para el deseunperio dé sus labores".*? Existen tpificaciones expresas en materia penal con relacisn a los bienes pablicos. Asi se ejemplo: La apropiacién indebida de bienes pi por quien en raz60 de su funcise fos tiene bajo su administraci6n o custodia configura el delito de peculado y no cl de: retencién inde déracidn social de tas casas: fuugibles y no fungibles muvibics, Harada tamivién “cosas de género” (res in genero), “Son tas que por bu. Harse sin deiemiinalas nn su nfimem, peso omelida, gutden sor uiilizadas indiferentemente pa pero pact walizar un naga” tas dems son Hanada no fungibles* "Toda cosa, indivicual mente considerada, desde ct punto de. visia rigumsunente fisico, presenta caracteres y ete que la individuatizan y ta hacen distinguir de las dems prendiida en la mis tegoria, En la-naturaleza no exisicn entidades absolu billete de bance o una cieria cantidad de tig que esté c mente idénticas, mi hombres, ni cosas; un soa cosas fisi mente distintas de otro billete del RIOR CONTENCIOSO ADMIN ISTRATIVO, NY, INSI de $:50 bre de 5 de mayo de ALA DE CASACION, N*, 122 de 16:15 hs. de 16 de novieme de 1965; 39. “TRIBUNAL SUPERIOR CIVIL, DE ALAIELA, NY, 1622 de 8:22 ts. de U5 de diciembre de 1975 ica Administeativy, AQ. Ye Days, 4558 de 22 de abril de 1970, Transtoris I, Tribunal Superior Cont RP 1662 de'10:15 tus. de 11 de diciconbe de 1975 41, TRIBUNAL SUPERIOR CONTENCIOSO ADMINIS 1975, IRATIVO, NY. 1519 de 95 jus. de de agosto de 42. TRIBUNAL SUPERIOR PRIMERO PENAL, ¥¥. 906 de 15:20 tis. de 22 de atubve de 1973, 43, “TRIBUNAL SUPERIOR PRIMERO PENAL,” 34 de 10,50 fe, de 20 de junio de 199. 44. V.CAPITANT, op. cit, supa 1p. 170. mismo tipo y valor o de una igual cantidad de trigo de 1a misma calidad, de la misma manera que dos hombres aunque scan perfectamente semejantes y tengan la misma estructura, son muy distintos entre sf; un andlisis fisico-quimico aun superficial, revelaria notable diferencia, quizés no menos notable que la que pudicra encontrarse entre cebada y trigo, o bien entre un billete de Danco y utia hoja de papel de la misma calidad. Pero, desde el punto de vista prictico, en la valo- raciGn social, se trata de cosas absolutamente idénticas, porque no hay interés en tener un deter minado billete o una determinada cantidad de trigo de ta misma calidad. Precisamente, tales co- sas, Cuyas caracteristicas individuales, aun siendo objetivamente existentes y verificables, son sin embargo, omisibles, se Haman fungibles-en et sentido de sustituibles, subrogables, represen- tables: una cosa puede sustituir a otra precisamente porque se trata de cosas socialmente idénti- cas5 Se ha hecho notar que Ia pertenencia a un mismo géncro constituye el presupuesto necesa- iidad; en efecto, si se prescinde de ta clase, en ta cual puc- rio para que pueda hablarse de fungi den quedar comprendidos varios objetos singulares, en virtud de sus elem = se pueden confrontar entre si dos 0 més objetos, cada uno de los cuales es sf mismo, en virtud de los propios elementos dediferencia. La fungibilidad se resuelve genéricamente en ta equivalen- cia y, pues, presupone necesariamente ia clase 0 catogoria de objetos (genus)... El concepto de equivalencia presupone, precisamente, la inexistencia de diferencias cualitativas, de modo que las cosas pueden ser individualizadas con criterios meramente cuantitativos: ¢! peso, ef niimero, ia medida.*6 Se trata, pucs, de cosas que pueden ser reemplazadas 7 —p Esta clasificacién no debe confundirse con la de cosas consumibles y no consumibles (co- mo lo hace nuestro Codigo Civil -Articulo 257-, pues estos atributos tienen diverso significado; ‘frecuentemente, las mismas cosas que son consumibles por el primer uso son al mismo tiem- porfungibles entre si, como la moneda, los alimentos, ¢1 vino, el carbén, cl trigo, la leila, Por e= lo muchos autores confunden estas dos distinciones... Sin emibargo, sc pueden encontrar cosas fungibles que no se consumen por ef primer uso... A la inversa, hay cicrtos objetos de consumo donde al desaparccer su fungibilidad subsiste su consumibilidad. Las dos clasificaciones son real- mente distintas y el Codigo alernan ha tenido razén at scpararias".** Esia distineién tiene espe- cial importancia cn materia de cumplimiento de las obligaciones; asi, por ejempio. en nuestra ju risprudencia se fa presencia de un titulo que contenga fa obligactén deentregar es pecies que so cuentan, pesan o miden, sea cosas fungibles, el juez debe ordenar de previo a dar el deudor entrcguc a su acreedor I sin slo podrd tener .pecies debidas” 4% -Viene tambiéa importan de cosa no fungitie s ma de ineficacia ori ‘efectos debidos en el piszo al efecto ‘cuando el titulo precisa las cantidades y tas es- disizci6n en materin de contratos: el ptésiamo conoce como "comoxtato” y el de cosa fungible como "mutuo"® y en a -Anticulos 10S0y 1051 et Cédigo Civil, 6. Segin consumibles ta outitizacion: co: S consumibies y cosas no Cosas consuinibles son aquellas que no puicden ser usadat sin que se desisuyan (como los atimentos, fos combustibles, etc.) 0 enajcnen (que es un consumo para que las usa, como.en ORD. Sp. cpa 2.» #29 42 46, V, PUGLIATT, op cit, supra 17, p 212, 47, V. TRABUCCH, Alberto, Istituzioni di Dirita Civil, Cedam, Padove, 1971, p. 396 y WE ceupre 31, p. 185 y FUNAIOLL-CARROZZA, op. cit, supen 23, p. 116 48, PLANIOL, ep. cit, supra 26, p. 30 7 49, TRIBUNAL SUPERIOR CIVIL, 9°, 378 de 16:30 hee, de 20 de junio de 1973 50. FUNAIOLICARROZZA, op it pea 23, p. 116, V. Aico 1344 det Césigo Civil 138, ° caso del dinero). Son consumibles las cosas que... no puedea ser usadas més que vita wer, 08 ocas no contsurnibles las dems, incluidas las que se deterioraa con el tiempo poco @ poco. see Se. dicen jurfdicamente Consuribles aquelss cosas que, como deeian los romanos, usd “conauinweatur © sea, que uséndolas conforme a su destino se destruyen... Viceversa, no som con: = Gumibles, 0 Como decian Ios romanos “res quae wat non consumuatu”, aquellas que se pueden ‘isa por en tiempo indefinido sin que al uso corresponda ni destrucci6n, wi sensible apreciable aligraci6n de su esencia, por ejemplo, terrenos, casas, libros, metales, etc. La nocién de consu- tnibilidad se dbe entender en sentido no fisico, sino técnico juridico. La consueibitidad fistca fo coincide con la jurica, Consunci6n juridica no quiere decir destruccién de ta materia, ya que figicamente la materia jamés se destruye sino que se transforma siempre, sito transformacién de {a funcién econémico-social dela cosa: cuando quemo left, fisicamente la he transformado, pero ho he destraido materia alguna; juridicamente, por el contrario, he destruido aquetla entidad que primero era left y que ahora ya no Io ¢s. La noci6n juriica de consumibitidad tampoco coincide Pow ia fisica bajo oxo aspecto: jurfdicamiente es posible que una cosa se consuma aun pesmane- ‘endo fisicamente inalterada: la moneda, y(odavia més la metélica, para cl Derecho ¢5.058.con- Sumible, no obstante poder permanecer inalterada por largos aflos..5% Obsérvese que en las O° tas no consumibles hay susceptibilidad de un uso protongado, pues Este no las consume, aunque las-pueda deteriorar.53 EL criterio de distincién no se refiere a conceptos meramente fisicos, dado que con referen- cia a ellos se podria decir: 0 que (odas las cosas son consumibles en cuanto sujetas a deteriore, & {que todas son inconsumibles si se sostiene que la materia aunque sujcta a transformaciones no se destruye; se tomnan en cuenta, mas bien, exigencias de orden econsmicd social” Esta dlistineién es importante en materia de derechos de goce. donde se habla frscto para designar el usufructo sobre cosas consumibfes> -Articulo 349 dal Codigo, Civ "Et consumo cs, pues wna cualidad de hecho é& cieras cosas, que las hace impropias para ser ol jeto de un derecho de goce temporal, 2 cays expiraciGn se encontrasen intactas”.%* : cosas divisible y cosas indivisibles “La nocién de divisibilidad juri visibilidad no surge ni siqu 1 no corresponde a la fisica; aites bien, la nocida de indi st oni cf mundo fisico: cualquier cosa se’ puede materialimente des componer en minisculas partes: si hoy se Hega a de: ura cosa se si ‘omnponer dont cst claro que ning sstrac @ la posibilidad de descomposiciéa. Quridicamente, por el contrasio, ne tila: us cosas son divisiblos: son tales aquetlas que pueden fraccionarse de modo que las singulzres aries resultantes dela divisidn teagan 14 misma funcitin que-chiodo y por tani entre es 0a Fel todo haya diferencia de canticad, més que de calidad; por ciem nero, tel3, ierrénos, son cosas divisibtes, ya que las partes resuitantes de la divisidn son siempre génefo, te- Ja, teirotios, etc. in cambio, gon indivisibles agus cosas que no sou suscepbies de fracetone- ifiento de esta clase: los romanos hablaban de cosas "quae sine interitu dividi non possunt; asi, © Gina maquina, un libro, ue animal, fisicamente se pueden triturar en euamtas partes se auicr. © FB)las paltes iSultamtes de la divisiin no ienen ya fa inisma funci6n que el todo” 57 En este sen ‘Vi SANTORO PASSARELLL, op. cit. supra 25, p. $8 y 59. 52.” BIONDI, op cit, supra 22, p91, Tamb. CAPITANT, op. eit. supra 1, p. 170. 58, “tclidas tak que se deterioran joey a poe” SANTORO PASSARELLA, op. cit, supra 25.9. 5% 54. PUGLIATTL, op. cit, sapra 17. p. 20 $52 TRABUCCHT, op ci, supra 47.9 897 36, PLANTOL, op. ct. spe 26, » 2. $1. WONDS, op. ci, supra 22,94 9S. ° tido se ha manifestado nuestra jurispiidencia: “Fisicamente todas las cosas son divisibles, pero miréndo a su finalidad, a su utilizacién, juridicamente sélo son divisibles aquelias que partidas conservan su naturaleza y cualidades anteriores y cada una de las partes resulta ser de un valor a- proximado proporcional al que tenia antes el todo y sigue prestando utilidad; cuando esas circuns- tancias no se dan, la cosa aunque divisible fisicamente, no lo es juridicamente”.5 En sintesis, di- visibles son las que pueden ser fisicamente descompuestas en partes con funciones andilogas al todo y con valor proporcional las cosas indivisibles son aquellas que si se dividen no ticnen Ia misma funcionalidad que el conjunto ni tiencn valor proporcional; “la divisibilidad debe resultar de un doble criterio (de cardcter econdmico-social), basado sobre la consideracién de la funcién (objetiva) y del valor: en el sentido de que, en primer lugar, es necesario constatar que la divi- sin’ produzca solamente una multiplicaciGn cuantitativa, sin diferencia cualitativa y, en segundo lugar que, cada uaa de las partes tenga un valor (aproximadamente) proporcione! al valor del to- do, esto es, que la suma de fos valores de las partes no sca sensiblemente inferior ai valor dl to- do" Algunos hablan también de una indivisibilidad ideal, como en el caso de una bibliotece. Esta clasificacién tiene especial importancia en materia de condominio, donde puede peditse 1a divisién jurfdica dela cosa materialmente indivisible. También en materia de servidumbres, debe recordarse que estas no se adquieren ni se pierden por partes. En materia de obligaciones si se trata de una cosa indivisible s6lo hay cumplimicnto con la entrega del todo (no puede haber cumplifniento parcial con la entrega de partes). -Arts. 662 y 667 Cédigo Civil-. En cuanto a la divisién de un inmucble los co-propietarios no puccen alegar usucapion de lo poseido por ellos; asi fo ha eslablecido reiteradamente: nuestra jurisprudencia: "Silos act da uno sol -s yel demandado son duchos por partes iguales de una tercera parte ca- re un inmuedle, la division de ta propiedad se puede evar a cabo, pues no existe en este caso el impedimento que se da cuando ei objeto es por su naturale 2a indivisible; pero ao podria aceptarse la peticidn det accionedo, de que su parte en el lote se encuentra localizada desde hace muchos aos y por eso debe respetarse, t0: pronunciamiento no podria hacerse cn esta instancia, ya que tal di "El derecho dle copropiedad, en ei sentir de ta mayorte de la Sala, permite la divisién de un inmueble en cualquier tiempo, independientemente de la posesion que cada con- dueno ejerza sobre una determinada porcién de ese bien (CC, 270, 272)". "El demandado no puede oponer a ta divisién material del ininueble, la posesién que como conduefio ha ejercido de hecho por mas de dies afios, porque la posesibn solo es un medio para adquirr el dominio mediante usucapion” © “T"Sierido Tos condéminos propietarios de partes alicuotas.en et inmueble,.tos-actos- + osesorios ejercidos por cualesquicra de ellos en determinada porciény aunsobrela: finca indi su iotalidad, no son de cardcter irascendente ni idéneo paca.consoli~——+ dar él derecho de propiedad de un conduefio con exciusin de los otros, pes nd es te- sgalmente posible invocar ta prescripcién". : ‘SALA PRIMERA CIVIL, N°, 304 de 8:05 hes. de 12 de agosto de 197 59, V. SANTORO PASSARELLI, op. cit, supe 25, p. 57 @®. — PUGLIATTI, op. cit, supe 17, p. 212 y TRABUCCIT, op. cit, supen 47, p. 397, 61, SALA SEGUNDA CIVIL, NP. 16 de 15:35 bas. de 6 de mayo de 1977, 62, SALA SEGUNDA CIVIL, 127 de 1425 te, de 16 de abil de 1974, 63. SALA SEGUNDA CIVIL, N*.98 de 1430 hes. de 12 de marco de 1974 GA. SALA PRIMERA CIVIL, N®.339 de 16 hes. de 18 de octubre de 1974, 140 | i ' Esta divisién se puede pedir en cualquier tiempo, pues ningin propictacio esté obligado a permanecer en comunidad con su conduefio.© -Articulo 272 Céidigo Civit-. © "qualmente, $'5¢ trata de una.cosa indivisible, se puede pedir ta divisién de su valor. "A las cosas indivisibles se equiparan las que no, admitea e6moda divisin y en ambos casos, si los enaduerios-no convienen en que sé adjudique a alguno,de ellos reintegrando a los otros en.dine- 19, $0 venders la cosa y se repartirs el procio” 6 8. gSegiin _razoneseshistéricas. de. orden...secin-econdimice: .cosas..muebleswe=in- 5 : Desde un punto de vista meramente fisico ta dislincién entre estas dos caicyorias es fi mente apreciable y podria casi decirse que es intuitiva, Desde el punto de vista juridico el criterio subjetivo de la movilidad tiene miitiptes deficiencias. Né siempre son coincidentes el criteri. sico y el juridico, BASH algunassbiches “mUebles" que Iegaimente-son.considerados com: 9.4 iniisbles (sin embargo-algunias autres siguen poniendo comg fundamen de la clasificacién Ia” diversidad fisiea) Lagistinicion tivosis Griginsshistécicos en-amayorolevancia social "que havteniddo.cn fas diversas épocas ebfactOi tierra, raza por la cual se Ia predispuesto para &i un particular eéginnen con especiales manifestaciones en lo que se refiere a los aspoctos formales y sustanciales de ios actos de disposicién sobre és no que en cuanto a otros aspectos relatives a su titulari~ dad, por ejeinplo tos que tiesien qu ver con la idemtiicacién del bien: asi, ext cuanto a los inmuc- bles la identificacién puede fuacerst con fos datos del Registro y con su situacidn, naturaicza y, sobre todo, Linderos.“ Ya en ls Doce Tablas encoatramos, por ejemplo, wr-mayor tiempo de u- sucapi6n para los inaiebies respecto al existente para.os mucbles La distineidn Hogs hasta el Derecho francés dond2 se hacta ta diferencia entre las "hesitages’ (heredavkes) y fos “cateaux”, cestando las primeras sometias a especiales tutelas.%0 "En esta épuca se revela ei desprecio hia la riqueza mucble con el pruicipio “viis mobilium possesio” que de entre antbos grapos de cosas diferens ‘undas ingpiradas en fa ides de una més amplia provecersn de fa propiedad St Cérign se-detiensaendstaulistineasn. 3. causa. de. Gutta, propiedad-inmobitiasia ele erectorT Mt ANPANY pCO auusigniliondesjuridicoaepaliiconnuyedisiinlote£8,130- onstituyé.c}.furtamenta.delpaderpntiticusal-dominiu sobresinnitizbies vino a univer Ndcasasdannirabacomantiiees-fnente ae FSA, CH GUE umgis. su,lasio, 28 ta prop inosil in visa Ya dignidad y ta ieipor ign cn cf Derecl ieo enconiramos desticados 105 in Sou biliarias stuiajurisdicciéadel PAderonirivalplanguceeuohstisring, tancia social de la famitiz.79 Tam 63. TRIBUNAL SUPERIOR CONTENC? 1973 1090 ADMINISTRATIVO, KY S26 de 16:35 brs. de 6 so agosto de 65, SALA PRIMERA CIVIL, N®, 304 de 805 hes. det 12 de alte de 199 61. Asi lo hace SANTORO PA 1970, 60. SSARELLA, Fomuesa, Dastine general dei dint vile, weed. Napali, 8 SALA DE CASACION de 12:45 tus, de 2 de febrero de 1912: se 15:50 is. de 6 de marcy de 1938 y NT de 43D se 10 de agosto de T9G0, SALA PRIMERA CMH, BSR us 20 he de de nevi "B.TBIONDE. op. ct, sunea 22.0. 105 y RUGGIERO, Rober, hiacones us nebo Citi, Kews-t Ma rid, vol Tpag. 4 70." “BIONDI, gp. cit, sipea 22, p. 198 Th RUGGIERO, op. it, supeu 69. p. 497 7. RUG, Biagio. Snstitucionce de Derecho Civil, UTENA, Mésice, 194, ». 88 73, Ast COLIN Y CAPITANT, Curso elemental de Derecho Civil, stiuie ed. Reus, Madrid, 1961, vol IL tena Th p10, wi mucbles por su especial funcién social Actualmente “s6lo por inercia pueden seguirse considerando ‘res vites' los bienes muy "57 ladistinciGmha pordido.cn parte'Sif Sen loge hay riqde Muebledemayorimpor- laribiaceconémicaquélasmismadierraxPor ello, desde el punto de vista socio-econémico ia dis- tincién esté desprovista de su significacién tradicional... "surge la necesidad, que responde ala conciencia social det tiempo, de una clasificacién de los bienes segiin su impostancia”.75 ‘A pesar de estas observaciones ela iter FIMdioetieivadgetorstoseactnremhistsricas.de omden.saciascconémico’contimiateniendowigencia. AsizcXistenrequisitos former REVO SpA 1a.,un,actode disposiciGn den pequeno 100s ae TErEHS GUE parada.disposicidn,.ponejeniplapee ‘valiosos.titulasejoyassBstos ejemplos nos revelan la necesiciad de una revisién del criterio tra UGH ena nacanaetsoeqamncee i oduestro"@édtigorwonticne.mniliples-reples quesreRT TANI URES * Bremateria detoriiia”Syspublicidad,” delos-conveniosaraslativosso"constitutives Wedere. chosureales-sobresinmtuebtes existen forriatidadessespeciales.nara a. cficacia fremigia.tamecasnge- beninsoribirsorenE REGISTER ab licas{articulOs 26894592 60 4 ODay Gadel Sobre este tema se, ha dado, interesante, Alesarroll jurispmitenciales: ecto de dienes mucbles rige el principio general de que eUhLERD de ta paxes hace presumir el derecho mientras no se demuesire lo contrario, vale decir que cl he- cho de la posesidn implica una presuncién “iuris tantwn” del dominio sobre tos bie~ nes muebles y de ahi que la tradicién 0 efectiva entrega al adguirente de tos bienes snucbles tenga tantatrascendenciay sca tan necesaria paralacfectividady valor tegat {frente a terceros del convenio por ei que se trespasan, como la casa misma.” tratindose de bienes mucbles, et titulo hSbil a favor del poseedor to constituye el hecho de la posesién y la presuncién de propidad que de é! deriva cuando la cosa hha salido en forma voluntaria de quien reclama ser propietario, en tant ste no de- re que la cosa salié voluntariamente de su poder y pasé at del poseedor aictuat en virtud de un tinslo de otra naturaleza" “fue por ef hecho de la posesiOn que se presumié su derecho de propiedthd médguinas embargadas" 5! ‘Son multiples los fallos que reafirman el principio de que fa wadici6n es et amen #0 ste MESSINEO, Francesco, Manuale i disine civile © commercial, € 388, VS, BIONDI, op. it, supa 22 p. 102, Sobve tu craciente importarcia de lor biener ma PASSARELLL op. cit, supra 61, p61 y COLIN Y CAPITANT, op. cit, sopra 73, p13 sora 6. ¥. FALZ Angelo, Appareas, Voci di teods generale del dirita, Conosceraa € diva, Giuffréed, Milano, 1961, p. 4 72. PUGLIATN, Sutuatore, La pubiticit in generale, Gulla, Milano. 78. S.el tema SANTORO PASSAREI cop. cil, supra 67, p. 60, WLey TSI de 1993, Art 6. 79. ‘TRIBUNAL SUPERIOR CIVIL, N°. 686 de 15:30 hes. del 5 de oetbre de 1973. Fin ef mis sentido: 896 de 15 lea de 18 de dicznbee de 1973, 50, SALA DE CASACYON, 345 fs. dal 11 de mayo de 193, BP, 27 de 10320 ta. det 79 te maza de 1959 y NH de WGIS hr de'T de ilo de 1908 SALR PRIMERA CIVIEs NH ATI de "he de 8 oo reece 9% 81 SALA DE CASACION, NY 104 de 17 fe. de 10 de setembre de 1976 wa ~prreuanto-amuchlesdasradioismdesenpEnaantlogoypapelsaleq ueitienestasinsorip- idnccrmatcriadeinmucbiescdesagulquesraindovereviraxpaso evierssmuebles.s inportarquesta tradicibnsehaya.cfectuadarciertamente parayievalgaySUrtarfeoos lopolenerspesuindettcuns: = Nowsiempredautradivisnecoincidesofslacntmgamatcrialepucsnuestrjunepradencke tis ida.admiiondo 1s Categoria dela tradiciGa dicta siemprequectconvenioConstoen escrituca pile 2 plies “Tratindose de traspaso de bienes muebles importa que la tradicién se halla efectua- do,..esa efectiva tradicién se realiza normalmente cuando el vendedor pore al adgui- rente en posesién de la cosa haciéndole entregaformal.o también de la manera ficia esiatuida por la ley... Haystcadividnfictadebienesmucblesscuandorel poseetoraatls sidnspdestos mismosrensvictudedecunscesvenio pasesariacconaalscompradarecom? Spunarviendavdepssitooprésiamospero'enetoscasossperaquehayateadicidnvesine- cesar Gite el Conveniorconsterenvescritura,piiblicas? En conereio se ha establecido, por ejemplo: “No obstante que al practicarse ei embargo en la casa del codemindado, el equipo de sonido secuestrado se encontraba‘ahi esti comprobado quc la casa donde se verificd ef secuestro la alquita, pues ta paga la ter Las implicaciones del principio. som multiples: af, las encontramos ea materia de muti de remate,!® perm sobre todo en materia de tercerias excluyentes de dominio: en estas tiltimas, nuestra jurisprudencia ha realizado particulares elaboraciones con relaci6n a ta fecha cierta% pens ; haunantenicordue nese configura ke venta, aunque conste-en escritura pablicarsino-# peitir deta seggiciéas” cn ma de wi fiferencias ¢ el réginien de log muebios y et de los inmucbles se encuentran en indicactgn: “Frrmmeria de murbles.no procedestaxeivindicacidnconteavel poseeder. de buenas utes.al hecho deta posesidarde bucnafertartey unewefectactwastativo.de.p Yy siprime en bendficiodelposmediretderechode revindiriscidndel prop ovdstease, ha desiosetde votionertaneite” 82. TRIBUNAL SUPERIOR CIVIL DE ALATUELA, NY 1578 de 1520 hrs, oe TRIBUNAL, SUPERIOR CIVIL, N° 158 de $:15 hes. 663 de severe we 19%. 0 de octubne de 1974, Tara. TRIKUNAL SUPERIOR CIVIL, NY 86 de 15 hrs de 18 de diciembre fark, de 20 de seticrntne de 1978, 1973, Vambiésr NEO72 ds U4 4) orRILNAL SUPERIOR CIVIL, HF 872 de 16:15 bes. eT de octubre de 1975. 85. TRIDUNAL SUPERIOR CIVIL, Nt 947 de H4 hes, de 9 de diciemie de 1974 86. TRIBUNAL SUPERIOR CIVIL, N* 8D de 15 hes. dl 20 de woviembre de 1973, . 87. TRIBUNAL SUPERIOR CIVIL, N* 953 de 9 bess de 10 de diciemle de 1974, NY. 40 de 9:50 hes. de 11 de cncry de 19TR. NP. 388 de 95 Is. de 26 de muyo de 19T6, NP. 965 de 9:05 hrs. de 5 de noviembre Se IOTS, Ne SNT ae IO bd 2 de fui de 197% NEAR eK hs se de nay de 197 AS SALA PRIMERA CIVIL, NY 379 de #310 fs de 8 de osiembve de 197 tulodeeueriosnoabstantetraspasartaproplédaddelosmuchlesconiinuaenIapose- Seh lo que: _.sBlorweaveplara vel VireteacidneunrHO Ter UeSpOSBSIONMAE Propbetaria la sida,in- ‘olertarasenedls EOS Cees cosa aside tabasanonnsdida 2 “La facultad de reivindicar fos muebies, cuando se trata de'titulas valores, cusando estén en mands de terceros, no se ge por los principias contenidos en ct Céxligo Civil, sito en los abarcados en et Codigo de Comercio (V. Ley de Mercada de Valores N° 7201) pues estas son los que dat la seguridad que cl trfica juridico exige.” En materia de inmucbles, en cambio existen reglas especificas para la reivindicacténsco ‘mo las relativas a la precisa identificacién de ia cosa.% Por otra parte, también encontramos reglas especiales para fa usucapién en materia de in- mnuebles. La extincién del derecho de propiedad opera como consecuencia de.queotro haya obteni- do Ia propiedad mediante la prescripeién adquisitiva, modo de adquisicign en el que se exige ta. concurrencia de una serie de requisitos, pues faltando uno sola de ellos Ya ne opera... ¥ est0s f= quisitos son: cosa h4bil, cs decir que sea susceptible de propiedad privada; que esté en el comer- Gio de los hombres; justo Utulo tastativo de dominio; buena fe; posesion y tiempo; y en cuanto ‘estos dos tltimos, la posesién debe seren Calidad de propietario, continua, pacifica, pittica y por mas de diez aftos" #2 En concreio: "Se llenaron todos los requisitos que exige la Ley de Infor- maciones Posesorias, pues él era poseedor de buena fe con justo titulo, ya que fas derechos de posesién los adquirié por compra de quien habia ejercide en esa finca por mAs de cuarenila aos. yal momento de la titlaci6a tenia junto consu uansmitente mas de dix afos de posesién pébli- a, pacifica ininterrumpida, a tituio de dueio, en elcaso se oper6 la prescrinci6n positiva que te emiti6 usucapir esa tierra en su favor, por io que no exists justa causa que permita a la acter reivindicar dicha Finca" 99 También en materia de garanti cencontramos diferencia entre ia hipoteca y la prencia. La prenda e5 referible sSlo a tos muebles y ia ipotoce a fos iamucies Silo pueden ser materia u objeto del contrato de prenda, los bienes muchies, no ta constrwecién de un edificio que ex inrweble por naturatera”. En materia de venta de bienes de sujetos incapaces de actuar, el Codigo de Familia estable- co en su articulo 134 fa regla de que “para ello sera necesaria autorinacién judicial si se watare de bles o de muses con un valor superior a diex mif colones” % 89, SALA PRIMERA CIVIL, NETL de 10 hee de S de noiviombre de 1926 SA1.A DE CASACION 28. 104 fe 17 hes. de 10 de setenv: 191 90, Ast: SALA PRIMERA G1VIL, NF. 68 de 9 hs. de 10 de marmo de 1978 Gi. SALA DE CASACION, NY. 81 de 10:30 hes. de 3 de agosto de 1954, Tomo 1, segondo somestzs, phe. 258; sentencia de 9:40 hs. de 10 do octubee de 1945, Hl 3am. tno dnicn, p. OPT; 10 hes. de LA de oot bere de 1938, II som. tomo tinico, p- 1884; v. mb TRIMARCI, Pein, Initexion! di diriuo privato, Gull, Milano, 1973, p. 509. 92 SALA PRIMERA CIVIL, 335 de 9 hs. de 26 de acute de 1973, 7 93. SALA PRIMERA CIVIL, N®. 263 de 9:10 hrs. del 15 de julio 6 1977. V. on gelatin af tenia GUNDA CIVIL Nt 341 de 14 de cotbre de 1975, También de Ia SALA PRIMER, tne. de 9 de enero de 1976 ALA CIVIL N®, 79 de 10 94, TRIBUNAL SUPERIOR CIVIL DE ALAJUELA, N®. 388 de 16:18 hrs. del 31 de marzo de 1975, TRIBU: NAL SUPERIOR CIVIL N*, 1055 de 10:20 ha, del 28 de soviembre de 1975, 95. V. TRIBUNAL SUPERIOR CIVIL, N®, 1173 de 15 hex. de 23 de diciembre de 1976; N®, 228 de 13 bre. de 2 de mayo de 19T3: NP. 15H de 945 hes. de 23 de eanren de 19TT, i44 Existen también reglas especiales en materia de acciones posesorias; éstas se dan solamen- teria de inmucbles; por doctrina y regla legal la posesin de inmucbles, mediante tos in- crdicios, ests protegida coincida o no con la propiedad; "a este efecto la ley otorga ai possedor jones especiales, denominadas acciones posesorias, que sirven para mantener la posesiGn Jy momentinea cuando es perturbada, y, en su caso, para recobrarla cuando se ha sida des- Sjejavdo de ella”.% "Los inierdictes som unos juicios sumarisimos que tienen por objeto decidir in- “Gernamente sobre ef hecho de la posesién, sin perjuicio del derecho de los interesados...""? en Iigs “no se debe ventlar ninguna eusstisn sobre propiedad o posesién defintiva y por ende no ay motivo para que afecten estos derechos" 38 Igualmemte, existen reglas especiales de orden wibutario, como la Ley N*. 3026 de 11 de “SBlicmbre de 1962.9 “También cn materia de administracién de la tutcla encontramos que los’ ininucbles no se garantizan (pero el tutor no puede disponer de ellos sin autorizacién judicial) (articulo 188 det __ Codigo de Familia), en cambio fos mucbles si deben garantizarse por ser mis fic} objeto de dis- positon {articuto citado, inciso 2).109 En muteria de ausencia cncontramos que los inmucbles del ausente no podrén enajenarse ni | hipotecarse antes de la posesi6n detinitiva,! sino por causa de uiilidad manifiesta declarada ante el Juez (articulo 76 del Codigo, Civil) pee Las cosas muebles, por olra parte, pucdéi 2aqutrtise por CCUpAciOiy ST Se Wala de “res nu- “Ilius" 0 de "res dereiictac" (artiouto 485 del Cédigo Civil). También pueden ccuparse las cosas ~ perdidas siempre que pase un atic a parti del encuentro de las mismas y éste se publique por tes veces en el diario oficial (articulo S01 det Codigo Civil). 5 anteriores son sokamonte algunas de.as disposiciones concrotas donde. sé reflcja el di- " yerso tratamiento que nuestro Ordenamiento daa los bienes, septin scan muebles o iaznuchles, En las disposiciones generates excontramos una clasificacidn de los bien: ‘ples en los grupos: los que fo som por naturaleza y los que lo son por disposiciéa de Ley. Asien e! ar- Liculo 254 del Codigo Civil se afirma que pertenccen a la primera categoria: las tierra, los edilt ios y demés consiruccinnes que se tugan en ta tierra, las plantas mientras estén anidas a la ra y los frtos pendientes do fas mismas plantas. En cami, fa sojunda categoria comprende 0 .sio fo que esta adherido a ls tierra 0 unido a los edificios y constnucciones de wna manera fja y permanente, Tantbién se incluye en esta segunda categoria a fas sorvidemtes zeals sobre inmucble i6n oftece ai cas (efectos juridicos) y no de abjevos. C __ponilencia entre el dato Set yi ei doctrina se iabla cateorta: los inmuebles por destin yue son aquelias cosas ue siendo muebles por natratea, han sto ceablenronte desta a servicio dow fund es | ncoesaria una distinaciGn actual (y no sélo intencional) y dus ¥, Revista Judicial N-33, nota 208 y demas derechos ywantes ya que se wrata de situaciones 1a biparticidn se presenta una fala de cosres- 0 Procesal CH Ants; 24 y 25, HPSS Cas a: Proclieznos Civils, 307 y oxy 653 y x: MRIRUNAL. SUPERIOR CIVIL, tis. de TI de agonto de 1976 y 761 de 9 ns. de 3 de cielo de 1976 LET BUNAL SUPERIOR CIVIL, N*. 808 de 15 lis, de 22 de novieiniwe de 1973 28 TRIBUNAL SUPERIOR CIVIL, N°. 901 de 10 bas. de 17 de ectuine de 197; ‘de 9-de junig de 1975 Tra) NP, 405 de 10 99. SALA DE CASACION, N28 de U6 brs. do 24 de mare se 1976. HOO! VE COLIN Y CAPITANT, op. it, supen 73, p15, JOL,. TRABUCCHT, opie, spre 47, p76, y RARASS Milaio, 1985, pga.” 3" i Se habla también de “pertenencias” con relacidn a “cosas mucbles fisicamente independien | tes, cuyo destino permanente, en consonancia con las nociones generalcs de la vida, es el servir | alos fines econdmicos de una cosa principal..." Se ha aclarado, sia embargo, que puede haber | pertenencia tanto de muebles como de inmuebles."®9 También en las pertenencias, al igual que | en las universalidades, tenemos una pluralidad de bienes que és tomada en consideracién por su u- | -tiliddad’unitaria, Sin embargo, esta hipstesis es diversa respecto a ta uiiversalidad patrimonial | Las alilidades siguen siendo fas que son. Se trata de utiliaules conexas tinas al servicio de otras. | Porejemplo, habiamos de pertenencia cuando hay una wild de adorno, como cuando se ugreps | una estatua a un‘jardin. También hay utilidad propiamente de servicio, o funcional, como enc! \ ‘caso de un arado que se agrega'a una finca. Tenemos en estos: || na accesoria. Se produce wna accesiéa juridica por la q cosa principal afectan ta accesoria. ‘Cuando 1a aptitud de los objetas para moverse 0 ser movidos no sea suprimida (por uniese a inmucbles 0 por destinacién) nos encontramos frente a cosas muebles. Asi, por ejeinpio, son muebles las naves, los materiales vicjos de una construccién, los fritos separados. eic..1 Aque los mucbies que se mueven por si Solo animales) se denominan-"semiovicntes” Algunos bienes muebles come los autovehiculos tienen wn régimen especial de publicidad cn Io que se asemejan a los inmucbles y lo que revela en parte la disminuciGn de valor le ta dis- tincién tradicional.105 sjemplos una utilidad princip Tas rela yu. nes que tienen por abjeto la dad: cosas registrables y no registeables istrables" on ‘aten: s clasificar los bienes en registrables y no re ida a que fa diversidad de régime depende en buena parte Uc este aspect. 10. En particular sobre Las universalidades “Constatado que un conjunto de elementos que tiene una determinada destinacién, satisfaga un interés diverso 0 auténomamente relevante, respecto @ los iniereses individuales o ta suma de 10s intereses, que serén satisfechos por fos diversos elementos, consideradys atomisticamientc, S° hace necesaria la proteccidn juridica vet interés ligado al conjunto...". 107 Tradicionaimente se incluyen «entra de esta museos, Ia herencia, etc. Esta "univessits” da luge i6n:a los ejemplos citados del rehaiio y la hereneia cabe hacer notar que & & as” se ligan dos aspectos dc fa articulacia fundamental del concepto: al primero, crsitas corporslis”, af segundo fa “universitas incorporatis” 0 “iuris”. La he J, cuanso Se presenta como “Universitas mixta”, csta es, constitutd las ¢ incorporates y pone en crisis ta distincidn.* €l rebaiio o ato, kas cotecciones de sma especie de unilicacisn fancional ee Life Loss comport 102. Ven THUR, Pare General det Dore Gi Sunoco, VOTE, 103. PUGLATT, 6p. eit, supra 17, p. 244 ior, -¥. RUG RO, op. cit, sop, 9.90, 105, V. PU LIATTI, op. et, sopen 17. p17, 105. SALA de 1976y IMERA CIVIL, KY. 261 se 8 hs. de 1 de julio de 197 NY. OR de 82S hs. de 23.de mateo ‘91 de 8:15 hrs. ue 30 de savicne de TTT 17, PUGLIATH, op. cit, supe 17, p. 298 108 Asi PUGLIATTL, op. uk. cit, p. 289, * 146, Lo caractpristico de la "Universitas" es que ta unificaciéa de tos diversos clententos del conjunto, da vida a un nuevo objeto juridico, entendide como centro uaitario de atraccisn de una suliar disciplina juridica. Sobre el tema ha expresado nuestra jurisprudencia: "Un ingenio constituye en si una “uni- _yersitas rerum distatium” o sea que-aGn cuando fos Componentes simples puedan conservar, cada ‘uno de ellos su material independencia, hay un vincuio de unién que agrupa a les componentes simples formando en realidad un todo". EST BIBLIOGRAFIA _ALSINA, Hugo, Tratado tedrico-prictico de gentina de Editores, 1942. erecho Procesal Civil y Comercial, Compania Az- _. BARASSI, Lodovico, istituzioni di Diritto Civile, Giullié-c1.,, Mitano, 1955. BETTI, Emilio, Teoria General del Negocio Juridico, Ed, Revista de Derectio Privado, Madrid BIONDI, Biondo. Los bicnes, Bosch-ed,, Barcelona, 1961 RUGGI, Biagio, Instilucionas de Derecho Civit, UTEMA, Méstco, 1946, | CAPITANT, Hensi, Vocatidaria Juridico, Baiciones Depaiia, Bucnos Aires, 1973. COLIN ¥ CAPITANT, Curso elemental de Desock Civil, \nstituio Editorial Reus, Madrid 1961, Vol FUNAIOLI-CARROZZA, Princip di dirito pr (a italiano, Pellegrin’, P tomo M1, Vol. 1, Teoria general de las abligaciones, MORA, Femando, Sociedad, asociacién y cooperativa. Revista de Ciencias Juridicas. Escuela de Derecho, N’. 16, noviembre de 1970, San José . México, 1955, echo Civil, Las bienes, Ea. Cai ‘SHOEEIOR DE TRABAIO DE ALAJUELA. Nt 1104 de 40 es, de T de stiembve de 1973. PUGLIATTI, Salvatore, Lt pubblicité in generate. Giullré-ed., Milano, RUGGIERO, Roberto, Instituciones de Dereche Civil, Reus, Madrid, Vol. SANTORO PASSARELLI, Francesa, Doctrinas geherales de! Derecho Civil, Ealtorial Revista de Derecha Privado, Madrid, 1964 TRABUCCHL, Alberto, /stiucioni di divito civite, Codam, Padova, 1971 Tin ffré-ed., Mikno, 1973, TRIMARCHI, Pietro, Isuitusion’ di diritio privato, licial, Corte Suprema de Justicia, UMANA-PEREZ, Elementos det negocio juridico, Revista J: N®. 12, Aft UH, junio de 1979, Von THUR, Andreas, Parte General del Derecko Civil, Juricento, San José, 1977 WEILL, Alex, Droit Civil, Introduction Générale, Dallor, Nancy, 1970. § soppua soaisanu upisa o108 ig "1A "OZ IL SEACMD & rpneudey £ Aut d suaig saq ‘pa "es, WIVYSOrIald -sauiag ap apadse epe op ORION - CavooRY H SIO¥ 13NDIW YvISO Tap saseq sop se] uakn 1) $0) ap o4avap 12 an s savag 607 anqua anbod sauoizednigo sey ap oypaiap fe saua1q So] ap ‘oyparap rap ayuaurayqysuesut epnp uss esed as trayqesouy s0,21}U09 so} ap oypaiap ]9 aquaunersojou apuardsap as ouas And ap sau! -uSyjqo su ap oyseiap 2 =|et2uese ayuauoduro> 0130 aseq e] Ua ‘apuaiduroa anbrod outs ‘epure e| ap jeuounsyed oyaiep ‘ouroo up:oeBuojozd wun eruzej ap oupaxap ja ua suey) anbsod ayauivfos ou :oydure spi oyunfuos un exo; jeruoUryed coypatap 72 ‘sauaig so] ep ouDarap Ja ego|Zua anb 04319 $2 aig ig TeRrounned oypazap [ap oytautaya un anb sew sa ou s0UDIq So] ap oYaxap 1g :Upfatsadosdex}uod epunfiag “96g cosnge 2p 0 ugioeunuop ap owvowunsysuy ua aysaqAu0D as Psp opUEND ‘pepaidosd ef zejalns e eBay, anb us epipaut e| ua -p!>1pe21 exysanur ap wara ardwiats ayuansan e230 [e}D0s 108 v ope’. ey ‘peyeqt e exed wsuayap eun pepardord ef ua an anb Ue epipaut ef us jeioqyy ayuaurteuorarpely $9 "1619 uo !2e|s189) ensanu epo} ueufaidu anb sauorsezidsur ap epzaw eun opuaingig ‘oomuguoda siaureind sa ou spaueys jeruownyed oyparap fq ‘soar723]09 sesosa UI SO} ap EpsenBenjes | vied sez uv ole N09 9 10d ‘saD90 0 [EAPIAIL senueze? arqnosap eruourtzjed aypazap ja ‘sezan 1 ap uo) asod e| ug ‘saaruiguoae sopo} wos ou sau sns‘sewLOpY “seq peu -ajvw ajuaueassnoxa s@ ou jeiUoUT}ed oysarap [a ‘eugered eum ug ‘suuossad su ap upiourapesuod vj v opnuaua v waa] s21219 $0] i834 1g “seperadsas f seprajord 198 uagap seuosiad se} reno ja us ostuzodusoo un oWio9 ous orszauIED sp o}N2|IEUM p4aull @un owiod ofeqeny-uaig a1sa e1UO} OU jeruOWNIayed ovassap je :opeure;sord anb Aepy ‘ofeqen un ap 13 ap uaaeu anb sexserunsad sauo}reai st wuotutsjed ousarap 1g “(gueumy pep: rimog asap at SCAR MIGUEL ROJAS H ABOGADO - NOTARIO LIBRO SEGUNDO. LOS'BIENES i Auestros pritneras e ncién qu, tanto un: sean para todos nasotros un ‘Todos creemos saber lo que 0s. La afirmacién de nuestra perso! Posesividad s RIAL TWROLIAE SINaIg SO] TH “0A, TAID) OHDENIC] ANYOD AVI,