Está en la página 1de 3

Red de Jóvenes VMF Valparaíso Construyendo relaciones a partir de nuestra identidad

Construyendo
relaciones a partir por
Estudio preparado

de nuestra Denise Vásquez y Mauricio León


para la red de Jóvenes
identidad de VMF Valparaíso

12.05.2007

I. Introducción
Relacionarnos bien con la gente que nos rodea nos abre un mundo de posibilidades con
asociaciones profundas, ricas y significativas. En nuestras familias, relaciones de pareja,
amistades, relaciones laborales y lazos espirituales dentro de la iglesia encontramos un sentido
profundo de realización, ya que en nuestra naturaleza está el vivir en comunión con la gente. La
mayoría de nuestros sueños afectan a otros.

Pero en la relación con la gente que nos rodea también se experimentan el mayor dolor y la
mayor frustración; allí están los más grandes obstáculos del camino a la felicidad y el éxito. El
objetivo de este estudio es poder entregar herramientas para mejorar nuestras relaciones y de
este forma comprender la importancia de estás en la concreción de nuestros sueños.

II. Una identidad necesaria


El ingrediente más importante de toda relación no es lo que decimos o hacemos, sino lo que
somos. Las técnicas y aptitudes que realmente representan una diferencia en la interacción
humana son las que fluyen casi de manera natural de un carácter verdaderamente independiente.
De modo que toda relación empieza a construirse en nuestro interior, en nuestro círculo de
influencia, en nuestro propio carácter.

Cuando a una persona le cuesta relacionarse de buena manera con sus cercanos se debe a que
tiene temas pendientes consigo misma. No podemos pretender manejarnos bien en nuestras
relaciones si no tenemos un dominio sobre nosotros mismos.

Para esto debemos manejar ciertos principios que son previos al comienzo de una relación:

 Tener claridad acerca de los principios inalterables de Dios que rigen tu vida.

 Entender que mi éxito no está basado en la respuesta de la gente, sino en la aplicación


de los principios divinos en cada uno de mis actos.

 Ser proactivos, esto es, ser responsables de nosotros mismos y reconocer que todo lo
que somos es debido a nuestras decisiones pasadas.

Al aplicar los principios anteriores a nuestras vidas podremos ser libres de la gente. A partir de
esa libertad podremos comenzar a trabajar en mejorar nuestras interacción con los demás. Una
persona que no reconoce en su vida la nueva identidad entregada por Cristo siempre estará
esperando el reconocimiento de la gente, siendo constantemente decepcionada y herida, ya que
no ha entendido que solo se nos puede herir con nuestro consentimiento.

III La Cuenta Bancaria Emocional


Lucas 6:31

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.

1
Red de Jóvenes VMF Valparaíso Construyendo relaciones a partir de nuestra identidad

Todos sabemos lo que es una cuenta bancaria. En ella efectuamos depósitos que nos permitirán
luego hacer giros de acuerdo al dinero que hemos depositado. La cuenta bancaria emocional es
una metáfora de la confianza incorporada en la relación. Es la seguridad que tenemos respecto
del otro ser humano.

Si aumento mis depósitos en una cuenta bancaria emocional de la que hago a ti depositario,
mediante la cortesía, la bondad, la honestidad, y mantengo mi compromiso contigo, yo constituyo
una buena reserva. La confianza que tienes en mí crece, y yo puedo apelar a esa confianza
muchas veces, en el caso que la necesite. Incluso puedo equivocarme, y ese nivel de confianza,
esa reserva emocional, compensará la diferencia. Mientras mayor es la cuenta de confianza,
mejor es la comunicación.

Pero si tengo la costumbre de mostrarme descortés e irrespetuoso, de interrumpirlo, de


exteriorizar reacciones desmesuradas, de ignorarlo, de comportarme con arbitrariedad, de
traicionar su confianza, finalmente mi cuenta bancaria quedará al descubierto. En nivel de
confianza será muy bajo. En este caso debo tener mucho cuidado con todo lo que digo. Mido
cada palabra, me protejo. Muchas familias, matrimonios y amistades funcionan así.

Hay algunas formas que nos permiten realizar depósitos en nuestra cuenta bancaria emocional:

 Comprender al individuo
A partir de esta comprensión debemos tratar a nuestra gente. Podemos
estar intentando actuar bien con ellos realizando acciones que no son
importantes para ellos.

 Prestar atención a los detalles

 Mantener los compromisos

 Aclarar las expectativas


Creamos muchas situaciones negativas al dar por sentado que nuestras
expectativas son evidentes por sí mismas, y que los otros las
comprenden y comparten claramente.

 Demostrar integridad personal


Tratar a todo el mundo de acuerdo a siguiendo el mismo conjunto de
principios inalterables entregados por Dios. Ser leales con quienes
no están presentes para construir la confianza de los que sí están.

 Disculparse sinceramente cuando se comete un error con otro


No se perdonan fácilmente los errores del corazón, la mala intención, los
malos motivos, la justificación que por orgullo pretende encubrir el error.

IV Conclusiones

 Nuestra naturaleza como cristianos nos exige relacionarnos bien con la gente. No es una
opción, es un mandato.

 La mayoría de nuestros sueños tienen que ver con gente. Si no estamos preparado para
relacionarnos de la forma correcta podremos experimentar grandes dolores y
frustraciones.

 Una identidad independiente es fundamental para comenzar relaciones correctas. Mi éxito


debe estar basados en los principios inalterables de Dios y no en la respuesta de la gente
a mis acciones. Ser libre de la gente me califica para pasar al otro nivel.

2
Red de Jóvenes VMF Valparaíso Construyendo relaciones a partir de nuestra identidad

• Hay diferentes formas para comenzar a trabajar en una relación correcta. La cuenta
bancaria emocional es una metáfora que muestra como afectan cada una de las actitudes
que tenemos con la gente que nos rodea.