Está en la página 1de 1

Me gusta ese look, me dijo alguien cuando me vio sin velo en la cabeza.

No lo hago por la imagen, le respond tranquilamente, es ms bien una


cuestin de conviccin personal, no intento de convencer a nadie.
En realidad yo saba que, en el fondo, no le haca ninguna gracia verme as. Cosa que,
de entrada, me import nada.
El hecho de la velacin de la mujer ha sido, desde siempre, motivo de
controversia, de visiones y posiciones muy desacordes, llevadas hasta el conflicto. Es,
adems, una cuestin que se remonta a tiempos muy antiguos. Sin ir ms lejos, en la
mismsima comunidad cristiana de Corinto, parece ser que el asunto dio que hablar en
un tono cosa alcanz un tono muy alto amperios niveles tuvo sus ms y sus menos. Un
grupo de mujeres cristianas se neg a cubrirse la cabeza. Y Pablo tuvo que intervenir y
zanjar la cuestin: el velo no era un asunto tan principal con un No deja de ser
llamativo que las mujeres, hasta no hace mucho tiempo, para entrar en templo, deban
cubrirse la cabeza mientras que el varn, deba hacer justamente lo contrario,
descubrirse. Dos gestos tan diferentes venan significar lo mismo: honor y respeto.