10 ACTUALIDADutrera

abril 2015

Con los libros de texto
entre los fogones
Una actividad en el colegio Rodrigo Caro acerca
la gastronomía andaluza a los estudiantes
s. criado
En las aulas de cualquier colegio pueden adquirirse conocimientos sobre matemáticas,
lengua, ciencias naturales,
idiomas,... todo ello de la forma teórica tradicional, frente
a los pupitres. Pero, a veces,
estos mismos espacios abren
sus puertas a otro tipo de actividades que acercan a los estudiantes muchas cuestiones
que pueden resultar realmente
atractivas para ellos. Es el caso
de la propuesta que ha desarrollado un grupo de profesores
en el colegio público Rodrigo
Caro, al acercar la gastronomía
andaluza a los chavales.
Unos 40 niños, de entre 9 y 10
años de edad, pertenecientes a
los dos cursos de 4º de Educación Primaria, han podido conocer su comunidad autónoma,
desde muchos puntos de vista.
El medio ambiente (con la creación de maquetas en plastilina),
la política (con los órganos de
gobierno y su funcionamiento)
y los tres sectores económicos
y productivos son algunas de
las aristas que han permitido
aprender la realidad de Andalucía.
Pero ha habido otra actividad que ha despertado el interés de los chavales de manera
destacada, al reconvertir sus
aulas en unas improvisadas
cocinas. Bajo el título «Top
Chef Andaluz», han tenido la
oportunidad de viajar por la
región, conociendo productos
típicos de cada zona y algunos
de sus platos más destacados.

Por grupos, han abordado las
ocho provincias y han recibido el encargo de preparar los
correspondientes platos. Para
las partes más elaboradas o de
preparación previa han contado
con la ayuda de sus padres en
las casas, mientras que el resto
lo han cocinado estos jóvenes
utreranos delante de sus propios compañeros, algo que les
ha permitido también aprender
a hablar en público y mejorar
su expresión oral, al explicar
al resto de la clase lo ejecutado.

Aprendiendo a comer
Papas con chocos, picadillo de
tomate, pollo andaluz, piriñaca,
migas, tortilla de camarones,
carne de membrillo, fresas con
nata y chocolate, revuelto con
jamón, champiñones y queso,...
son algunos de los platos que los
chavales han tenido la oportunidad de elaborar. Y también de
probar. Porque si hay algo que
ha permitido esta actividad es
que los alumnos hayan probado las comidas cocinadas por
sus compañeros, algo que, en
muchos casos, ha sorprendido
a sus padres una vez que han
descubierto que sus hijos se han
acercado a productos de los que
siempre habían renegado.
Entre plato y plato, con el
olor saliendo por los pasillos e
inundando diversos rincones
del colegio, no ha sido raro ver
aparecer a otros profesores y
personal del centro educativo
interesándose por esta original
propuesta educativa.
Pero los chavales no sólo

han aprendido cuáles son los
platos más tradicionales en
cada provincia de Andalucía,
y no sólo han tenido la oportunidad de aprender a cocinar y
de romper el miedo a probar las
comidas elaboradas por ellos
mismos o por sus compañeros.
Gracias a esta iniciativa puesta
en marcha por los profesores
Carlos Pérez, Rodrigo Fernández y Rocío Pérez, los estudiantes del Rodrigo Caro también
han aprendido a ponerse frente
a la mesa, a utilizar los cubiertos y saber situarlos junto a los
platos, a lavar los productos que
se utilizan, a servir las raciones
a sus compañeros,...
Con sus gorros y delantales
dispuestos, como los grandes
profesionales de los fogones,
quién sabe si éstos son los primeros pinitos de unos pequeños
cocineros que puedan convertirse en grandes maestros de
la cocina.

Los chavales se han acercado a productos típicos de cada provincia y han elaborado los platos

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful