P. 1
Terapia Respiratoria.

Terapia Respiratoria.

|Views: 11.673|Likes:
Publicado pordifersanpo

More info:

Published by: difersanpo on Jan 29, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/11/2014

pdf

text

original

TERAPIA RESPIRATORIA.

1. MEDICAMENTOS:
Nombre Genérico Nombre Comercial Terbutalina Terburop Broncodilatador B2 selectivo de acción corta. MNB: 1 gota por cada 6 kg de peso (No más de 10 gotas) disuelto en 3-4cc de solución Salina. Cada 6 Horas. Salbutamol Salbutamol MK Broncodilatador B2 selectivo de acción corta. MNB: ½ a 1 gota por Kg peso de la solución al 0,5% disuelto en 3-4cc de solución Salina. Cada 6 Horas. Adrenalina Adrenalina Broncodilatador No selectivo Alfa y Beta. MNB: Adultos: 1 a 2 ampollas disuelto en 3 ml de solución Salina. Niños: ½ a 1 Ampolla disuelto en 34cc de solución. Bromuro de Atrovent Anticolinérgico. MNB: Adultos: EPOC y Asma. Enfermedades q cursen con Bronco espasmo. Croup Laringitis, Congestión Nasal, Paro cardiaco. Asma bronquial, Asma nocturna o Asma por ejercicio. Falla cardiaca, Aneurisma cardiaco, hipersensibilidad a sus componentes. Precaución en ptes con: Hipertiroidismo, Diabetes y Miocardiopatías. Falla cardiaca, Aneurisma cardiaco, hipersensibilidad a los simpaticomiméticos. Precaución en ptes con: Hipertiroidismo, Diabetes, Insuficiencia Coronaria y Miocardiopatías. Hipersensibilidad al Sequedad de Boca, Temblor, Palpitaciones, Taquicardia, cefalea, nauseas Emesis, etc. Temblor, Palpitaciones, cefalea, nauseas y vómito. Asma Bronquial, Bronquitis Crónica, Enfisema y demás enfermedades q cursen con Bronco espasmo. Falla cardiaca, Aneurisma cardiaco, hipersensibilidad a sus componentes. Precaución en ptes con: Hipertiroidismo, Diabetes y Miocardiopatías. Temblor, Palpitaciones, cefalea, nauseas y vómito. Función Dosis Indicaciones Contraindicaciones Efectos Adversos

Ipratropio

8 a 40 gotas. 6 a 14 Años: 8 a 20 gotas. Menores de 6 Años: 8 a 20 gotas. Disuelto en 3- 4cc de solución Salina.

medicamento, Glaucoma, Hipertrofia Prostática.

Reacciones alérgicas laríngeas, Broncoconstricción paradójica.

Acetylcisteína

Fluimucil

Mucolítico

Jarabe: 1 Cucharadita 3 veces al día.

Hipersecreción mucosa viscosa.

Hipersensibilidad a los componentes, Fenilcetonuria.

Nauseas, vómito, diarrea, Urticaria y Broncoespasmo.

2. PATOLOGÍAS DE LA VÍA AÉREA SUPERIOR:
Patología Traqueítis Definición Es una infección aguda de la tráquea, que es la vía respiratoria que une la laringe con los bronquios. Signos y Síntomas Tos seca, fiebre alta con mal estado general del niño y rechazo de la alimentación. Durante la inspiración y la espiración se puede oír un estridor o pitido con una mayor dificultad respiratoria que en la laringitis. Epiglotitis La resultante hinchazón de la epiglotis y los músculos aritenoideos resulta en una obstrucción de las vías aéreas superiores que pone en peligro la vida del paciente, por lo general, niños Estridor repentino precedido por fiebre, tiraje inspiratorio y una característica salivación y babeo. Es fundamentalmente clínico, aunque radiografías de cuello lateral pueden ayudar a visualizar la obstrucción de la tráquea. Los niños con epiglotitis son hospitalizados de inmediato, por lo general bajo los cuidados de una Unidad de Cuidados Intensivos donde recibirá asistencia ventilatoria, oxígeno húmedo, Diagnóstico Tratamiento Hay que poner tratamiento antibiótico endovenoso. Como la dificultad respiratoria es importante se debe intubar al niño para ayudarle a respirar mediante la ventilación mecánica.

terapia intravenosa, incluyendo antibióticos como la ceftriaxona, entre otros. Sinusitis Es la inflamación de los senos paranasales. Dolor sobre las mejillas, justo debajo de los ojos, Dolor de dientes, Dolor de cabeza, Dolor detrás y entre los ojos, Secreción mucosa verde o amarilla, Fiebre, Dificultad del paso de aire por la nariz, Pérdida del sentido del olfato, Mal aliento, Ronquera, Pérdida del sueño. El médico evalúa los síntomas y explora cuidadosamente al paciente. También es necesario realizar rayos X para ver el grado de inflamación, la presencia de líquidos dentro de estas cavidades o si hay algunas causas que bloqueen los pequeños espacios que conectan a estos huecos con la nariz. Rinitis Es un padecimiento inflamatorio de la mucosa (membrana interna) y las estructuras internas de la nariz, de carácter crónico, ya sea intermitente o recurrente, o de forma continua, que sucede en personas de cualquier edad, pero que tiene una fuerte tendencia genética (hereditaria). Inflamación de la laringe alrededor de las cuerdas vocales y de las vías aéreas superiores, conllevando a un estrechamiento de las vías respiratorias. Tos, Dolor de cabeza, Prurito en la nariz, boca, ojos, garganta, piel o en cualquier otra parte del cuerpo, Goteo nasal, Deterioro del sentido del olfato, Estornudos, que pueden ser frecuentes, Nariz obstruida (congestión nasal), Aumento del lagrimeo, Dolor de garganta, Sibilancias. Está dirigido fundamentalmente a atenuar la reacción alérgica en la mucosa nasal. Entre los medicamentos que pueden ser de gran utilidad encontramos los antihistamínicos, los descongestivos y los corticoides. Antibióticos prescritos por el médico, Descongestivos, Analgésicos (medicamentos para el dolor), Antihistamínicos (medicamentos para disminuir las reacciones a las alergias), Tomar muchos líquidos, Gotas nasales para lubricar la mucosa nasal

CROUP

Son principalmente respiratorios y se caracterizan por tos seca que asemeja el ladrido de una foca, estridor, dificultad para inspirar, fiebre baja,

Es casi exclusivamente clínico, siendo virtualmente patognomónico de la enfermedad el escuchar la tos perruna y el estridor inspiratorio. El examen físico

La toma de abundantes líquidos y el uso de humidificadores fríos pueden reducir la resequedad de los conductos respiratorios superiores. Se debe evitar el

taquicardia y taquipnea, ausencia de saliveo, dificultad para respirar, fatiga, irritabilidad, y cianosis y afonía.

puede variar.

uso de medicamentos para la tos, a menos que sea indicado por un facultativo especializado.

3. PATOLOGÍAS A NIVEL OCUPACIONAL:
 Asbestosis: Enfermedad pulmonar causada por la inhalación de fibras de asbesto.  Neumoconiosis: conjunto de enfermedades pulmonares producidas por la inhalación de polvo y la consecuente deposición de residuos sólidos inorgánicos o
partículas orgánicas en los bronquios, los ganglios linfáticos y/o el parénquima pulmonar, con o sin disfunción respiratoria asociada.

 Silicosis: Enfermedad fibrósica-cardiovascular de carácter irreversible y considerada enfermedad profesional.

4. NEUMONÍA: Definición:
La neumonía, pulmonía o neumonitis es una enfermedad infecciosa e inflamatoria que consiste en la infección de los espacios alveolares de los pulmones. La neumonía puede afectar a un lóbulo pulmonar completo (neumonía lobular), a un segmento de lóbulo, a los alvéolos próximos a los bronquios (bronconeumonía) o al tejido intersticial (neumonía intersticial). La neumonía hace que el tejido que forma los pulmones, se vea enrojecido, hinchado y se torne doloroso. Muchos pacientes con neumonía son tratados por los médicos de cabecera y no se ingresan en los hospitales; esto es lo que se denomina Neumonía adquirida en la

comunidad (NAC) o Extrahospitalaria. La Neumonía nosocomial (NN) es la que se adquiere durante la estancia hospitalaria después de las 48 horas del ingreso del
paciente por otra causa. La neumonía puede ser una enfermedad grave si no se detecta a tiempo y puede llegar a ser mortal, especialmente entre personas de edad avanzada y entre los inmunodeprimidos. En particular los pacientes de SIDA contraen frecuentemente la neumonía por Pneumocystis. Las personas con fibrosis quística tienen también un alto riesgo de padecer neumonía debido a que continuamente se acumula fluido en sus pulmones.

Fisiopatología:
Los síntomas de la neumonía son causados por la invasión del pulmón por microorganismos y por la respuesta inmune del huésped. Aunque multitud de microorganismos pueden causar neumonía, en la práctica sólo unos pocos son los responsables de la mayoría de los casos. La causa más común de neumonías son los

virus y las bacterias. Las neumonías debidas a hongos y parásitos son menos comunes. En las edades extremas (niños y ancianos) se puede producir un patrón especial de neumonía, llamada neumonía multifocal, la cual se caracteriza por una consolidación exudativa en diferentes áreas del parénquima pulmonar.

Causas:
La neumonía puede ser causada por varios agentes etiológicos: • • • Múltiples bacterias, como Neumococo (Streptococcus pneumoniae), Mycoplasmas y Chlamydias Distintos Virus Hongos, como Pneumocystis jiroveci

En recién nacidos las neumonías suelen ser causadas por: Streptococcus pneumoniae, Staphylococcus aureus y ocasionalmente bacilos gram negativos. En lactantes (niños de 1 mes a 2 años) y preescolares (niños de 2 años a 5 años): el principal patógeno bacteriano es el Streptococcus pneumoniae, además ocasionalmente es causada por la Chlamydia trachomatis y por el Mycoplasma pneumoniae. En niños mayores de 5 años: Streptococcus pneumoniae y Mycloplasma pneumoniae. En inmunocomprometidos: bacterias gram negativas, Pneumocystis jiroveci, citomegalovirus (CMV), hongos, y Micobacterium tuberculosis. En ocasiones se puede presentar neumonías por bacterias anaeróbicas, en el caso de personas que tienen factores de riesgo para aspirar contenido gástrico a los pulmones, existe un riesgo significativo de aparición de abscesos pulmonares. En las neumonías nosocomiales: Pseudomonas aeruginosa, hongos y Staphylococcus aureus. En personas adultas: Streptococcus pneumoniae y virus influenza. en los Casos de neumonía atípica: virus, Mycoplasma pneumoniae y Chlamydia pneumoniae. Diversos agentes infecciosos —virus, bacterias y hongos— causan neumonía, siendo los más comunes los siguientes: Streptococcus pneumoniae: la causa más común de neumonía bacteriana en niños; Haemophilus influenzae de tipo b (Hib): la segunda causa más común de neumonía bacteriana; El virus sincitial respiratorio es la causa más frecuente de neumomía vírica. Pneumocystis jiroveci es una causa importante de neumonía en niños menores de seis meses con VIH/SIDA, responsable de al menos uno de cada cuatro fallecimientos de lactantes seropositivos al VIH.

Signos y Síntomas:
Los siguientes síntomas pueden estar relacionados con la enfermedad: • • • • • • Generalmente, es precedida por una enfermedad como la gripe o el catarro común. La Fiebre prolongada por más de tres días, en particular si es elevada. La frecuencia respiratoria aumentada: recién nacidos hasta menos de 3 meses >60 por minuto, lactantes >50 por minuto, Preescolares y escolares >40 por minuto, adultos >20 por minuto. Se produce un hundimiento o retracción de las costillas con la respiración que se puede observar fácilmente con el pecho descubierto. Las fosas nasales se abren y se cierran como un aleteo rápido con la respiración. (principalmente se da en niños) Quejido en el pecho como asmático al respirar.

• •

• •

Las personas afectas de neumonía a menudo tienen tos que puede producir una expectoración de tipo muco-purulento (amarillenta), fiebre alta que puede estar acompañada de escalofríos. Limitación respiratoria también es frecuente así como dolor torácico de características pleuríticas (aumenta con la respiración profunda y con la tos). También pueden tener hemoptisis (expectoración de sangre por la boca durante episodios de tos) y disnea. Suele acompañarse de compromiso del estado general (Anorexia, Astenia y Adinamia). Al examen físico general es probable encontrar taquicardia, taquipnea y baja presión arterial, ya sea sistólica o diastólica. Al examen físico segmentario, el síndrome de condensación pulmonar es a menudo claro; a la palpación: disminución de la expansión y de la elasticidad torácica y aumento de las vibraciones vocales. A la percusión: matidez. A la auscultación: disminución del murmullo pulmonar, crepitaciones y/o soplo tubario. El paciente infantil tiene la piel fría, tose intensamente, parece decaído, apenas puede llorar y puede tener convulsiones, se pone morado cuando tose, no quiere comer (afagia), apenas reacciona a los estímulos. El cuadro es similar en el paciente adulto. En adultos sobre 65 años es probable una manifestación sintomática muchísimo más sutil que la encontrada en personas jóvenes.

Diagnóstico:
El diagnóstico de neumonía se fundamenta tanto en la clínica del paciente como en resultado de Rx. Generalmente se usan la Rx de tórax (postero-anterior y lateral), analítica sanguínea y cultivos microbiológicos de esputo y sangre. La Rx de tórax es el diagnóstico estándar en hospitales y clínicas con acceso a Rx. En personas afectadas de otras enfermedades (como SIDA o Enfisema) que desarrollan neumonía, la Rx de tórax puede ser difícil de interpretar. Un TAC u otros test son a menudo necesarios en estos pacientes para realizar un diagnóstico diferencial de neumonía.

Tratamiento:
La mayoría de los casos de neumonía puede ser tratada sin hospitalización. Normalmente, los antibióticos orales, reposo, líquidos, y cuidados en el hogar son suficientes para completar la resolución. Sin embargo, las personas con neumonía que están teniendo dificultad para respirar, las personas con otros problemas médicos, y las personas mayores pueden necesitar un tratamiento más avanzado. Si los síntomas empeoran, la neumonía no mejora con tratamiento en el hogar, o se producen complicaciones, la persona a menudo tiene que ser hospitalizada. Los antibióticos se utilizan para tratar la neumonía bacteriana. En contraste, los antibióticos no son útiles para la neumonía viral, aunque a veces se utilizan para tratar o prevenir las infecciones bacterianas que pueden ocurrir en los pulmones dañados por una neumonía viral. La elección de tratamiento antibiótico depende de la naturaleza de la neumonía, los microorganismos más comunes que causan neumonía en el área geográfica local, y el estado inmune subyacente y la salud del individuo. El tratamiento de la neumonía debe estar basada en el microorganismo causal y su sensibilidad a los antibióticos conocidos. Sin embargo, una causa específica para la neumonía se identifica a sólo el 50% de las personas, incluso después de una amplia evaluación. En el Reino Unido, amoxicilina y claritromicina o eritromicina son los antibióticos seleccionados para la mayoría de los pacientes con neumonía adquirida en la comunidad; pacientes alérgicos a penicilinas se dan la eritromicina en vez de amoxicilina. En América del Norte, donde la "atípica" formas de neumonía adquirida en la comunidad son cada vez más común, azitromicina, claritromicina, y las fluoroquinolonas han desplazado a amoxicilina como tratamiento de primera línea. La duración del tratamiento ha sido tradicionalmente de siete a diez días, pero cada vez hay más pruebas de que los cursos más cortos (tan corto como tres días) son suficientes.

Entre los antibióticos para la Neumonía adquirida en el hospital se pueden incluir la vancomicina, tercera y cuarta generación de cefalosporinas, carbapenemas, fluoroquinolonas y aminoglucósidos. Estos antibióticos se suelen administrar por vía intravenosa. Múltiples antibióticos pueden ser administrados en combinación, en un intento de tratar todos los posibles microorganismos causales. La elección de antibióticos varía de un hospital a otro, debido a las diferencias regionales en los microorganismos más probables, y debido a las diferencias en la capacidad de los microorganismos a resistir a diversos tratamientos antibióticos. Las personas que tienen dificultad para respirar debido a la neumonía puede requerir oxígeno extra. Individuos extremadamente enfermos pueden requerir de cuidados intensivos de tratamiento, a menudo incluyendo intubación y ventilación artificial. La neumonía viral causada por la influenza A pueden ser tratados con amantadina o rimantadina, mientras que la neumonía viral causada por la influenza A o B puede ser tratado con oseltamivir o zanamivir. Estos tratamientos son beneficiosos sólo si se inició un plazo de 48 horas de la aparición de los síntomas. Muchas cepas de influenza A H5N1, también conocida como influenza aviar o "gripe aviar", han mostrado resistencia a la amantadina y la rimantadina. No se conocen tratamientos eficaces para las neumonías viral causada por el coronavirus del SRAS, adenovirus, el hantavirus, o parainfluenza virus.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->